Page 1

Created by Diego565 on June 10, 2010

writer.bighugelabs.com

Cap´ıtulo VIII 565 Se hallaban en la base de la c´ upula, donde estaban dos guardas apostados con la espalda pegada a la pared. Entre ellos hab´ıa una puerta que parec´ıa ser de cristal. Encima hab´ıa un letrero que rezaba “Lumen”. -Ryl -dijo uno de ellos con respeto al verlos. Taeko lo mir´ o extra˜ nado, pero ´el no dijo nada sobre el comentario del hombre y pas´ o a traves de la puerta. El joven le sigui´ o, intrigado. -¿Eres... importante? -pregunt´o el chico curioso. -Aqu´ı todos lo somos -respondi´o. No hab´ıa contestado a su pregunta, pero decidi´o no insistir.

Dentro de la c´ upula hab´ıa una gran torre, que serv´ıa como base de la misma. Estaba en el centro de la semiesfera gigante. A su alrededor hab´ıa varias casas y, sobre todo, mucha gente con t´ unicas entrenando. La mayor´ıa ten´ıan la capucha bajada y la cara al descubierto. “Aqu´ı se sienten seguros” pens´o. Muchos de ellos estaban corriendo, otros luchando entre ellos con armas de filo de muchos tipos. -¿Tendr´e tambi´en un arma? -pregunt´o, pensando en como ser´ıa. -Eres demasiado impaciente -coment´o. El chico baj´ o la mirada y se fij´o en su anillo, el cual ten´ıa una pareja. Era un simple anillo, sin piedras incrustadas ni adornos, pero ten´ıa un gran valor para ´el. En la parte de fuera pon´ıa su propio nombre, en el interior estaba escrito el nombre de la chica que bes´o antes de llegar all´ı. La pareja de ese anillo se la regal´o Taeko en su u ´ltimo cumplea˜ nos, ense˜ n´andole el suyo. -As´ı estaremos siempre juntos -le hab´ıa dicho. -S´ı... gracias -dijo, sonroj´andose.

1


Created by Diego565 on June 10, 2010

writer.bighugelabs.com

Ahora ´el estaba muy lejos de Judith y la echaba de menos. Se acord´o de nuevo del beso y de su r´apida ida, y crey´o que su coraz´on se hac´ıa pedazos. “Al menos s´e que est´a a salvo” dijo buscando un lado positivo. -¿Cu´anta gente lucha? -pregunt´o, intentando apartar los pensamientos negativos a otro lado. -Pues... somos m´as de quinientos, no me suelo fijar al salir de la torre... -respondi´o. -¿Al salir de la torre? -pregunt´o, confuso. -All´ı pone el n´ umero de soldados... mira, ya se ve: eres el... quinientos sesenta y cinco, creo. En la entrada de la torre blanca hab´ıa un gran letrero en el que pon´ıa Lumen. Justo debajo se hallaba un marcador con tres n´ umeros: cinco seis cinco. Los tres n´ umeros brillaban con tal fuerza que Taeko se pregunt´o c´omo no lo hab´ıa visto antes. -¿S´ olo quinientos sesenta y cinco? -pregunt´o, pensando en los ej´ercitos de millones de personas que hab´ıa en la actualidad. -Nosotros valemos por muchos millones de personas... nunca subestimes a un Soldado de la Luz.

Taeko lo mir´ o, pensando en si era una broma o lo dec´ıa en serio. ¿C´omo iba a vencer una persona con espada a cualquier escopeta o bomba? Llegaron al pie de la torre y el marcador cambi´o: 5 6 5 -Parece que ya eres uno de los nuestros -le sonri´o Ryl. “¿Qu´e le voy a hacer?” pens´ o, sin decir nada en voz alta.

Entraron en la torre y, como si de el hotel m´as lujoso se tratase, hab´ıa un recibidor de cristal brillante y un recepcionista vestido con un traje blanco. -¡Hombre, Ryl! -exclam´ o el hombre jovialmente. Entonces se fij´o en Taeko- as´ı que... ¿´este es el chico? -S´ı, me cost´ o algo traerlo. -Um... n´ umero 565, piso quincuag´esimo sexto, puerta cinco -dijo distra´ıdo. 2


Created by Diego565 on June 10, 2010

writer.bighugelabs.com

-Gracias -le dijo sonriendo-, nos vemos luego. -Bueno, a ver si termino hoy pronto.

Caminaron por un pasillo, yendo hacia el coraz´on de la torre, hasta que llegaron a una gran sala circular sin techo. En el centro de la sala hab´ıa un agujero circular de un par de metros de profundidad. Ryl se coloc´o enfrente de la hendidura y esper´o pacientemente. Un disco de luz baj´ o a gran velocidad hasta el agujero del suelo. -Sube -le orden´ o Ryl. El joven hizo lo que le ped´ıa y ´el se agach´o, poniendo la palma en el disco brillante. Levant´ ose el disco del suelo a gran rapidez, haciendo que Taeko se balanbceara sobre la plataforma. Cuando por fin se detuvo, Ryl salt´o hacia un pasillo. -Vamos, r´apido -le apremi´ o. El chico salt´ o hacia donde ´el estaba y el disco baj´o hasta un piso muy inferior. Se dirigi´ o a una puerta, con Taeko a su lado, en la que un letrerito ten´ıa escrito “No 575, habitada por ” -Ah´ı pondr´a Taeko ¿no? -No -respondi´ o Ryl-, pondr´a tu apodo. -¿Cu´al? -pregunt´ o. -El que elijas.

Ryl abri´ o la puerta y entr´ o. Era una habitaci´on en la que hab´ıa un gran armario, una cama ancha y una puerta que parec´ıa dar a un ba˜ no. El hombre se dirigi´o al armario y sac´ o una t´ unica y unos pantalones blancos, aparte de unas zapatillas a juego. -P´ ontelo -dijo saliendo de la habitaci´on. El joven vio que la puerta ten´ıa un pestillo y lo ech´o, para garantizar su intimi3


Created by Diego565 on June 10, 2010

writer.bighugelabs.com

dad. Empez´ o a probarse sus nuevas vestiduras, sinti´endose extra˜ namente c´omodo con ellas. Se dirigi´ o a un espejo y vio como su cabello apenas se distingu´ıa de la capucha de la t´ unica.

Sali´ o al pasillo, donde Ryl le esperaba. -¿Te queda bien? -dijo, aunque no muy interesado. -S´ı. -Pues nos vamos. Anduvo otra vez hasta el pasillo y el ascensor apareci´o en seguida.

Subieron casi tantos pisos como antes, hasta llegar a un pasillo con una u ´nica puerta. -Entra. Taeko entr´ o y se encontr´ o con una sala de baldosas blancas y suelo pulido, llena de armarios en todas las paredes. Ryl entr´o y los fue abriendo uno por uno, descubriendo armas de todo tipo: espadas, katantas, varas, mazas, martillos, hachas, arcos, nunchakus, shurikens, kunais... -Vete eligiendo -dijo Ryl mientras, con un resplandor, una guada˜ na blanca apareci´o en su mano. Empez´ o a andar hacia ´el, con la guada˜ na en la mano. -Matar o morir, t´ u elijes -dijo Ryl sonriendo.

4


Capítulo VIII : 565  

Capítulo 8 de Luz Sombría

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you