Page 1

La ciudad sin los niños Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 - 2012)

Diego Vivas Huaccho Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Pontificia Universidad Católica del Perú. EEGGLL. Investigación Académica. Profesor: Jorge Lossio / Jefe de práctica: Marcos Aquino

Diciembre 2016


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

¿Para quién estamos haciendo ciudad?

Foto: Jairo Rosales.

2


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 - 2012) (*) Diego Vivas Huaccho (**)

RESUMEN | La presente investigación surge de la necesidad de expresar la relevancia de lo cotidiano, los espacios lúdicos en la ciudad, y cuestionar la visión actual de consumo de los mismos, así como la construcción deformada e inconsciente que comienza a degradar, a partir de la década de 1970, al homo ludens limeño. El estudio de la urbe ludens o ciudad lúdica, contenido dentro de un enfoque que intenta develar como la construcción de la misma está orientada dentro de un marco de comportamiento degradante del homo ludens, se propone a través del estudio de casos emblemáticos de modelos urbanos limeños entre los años 1970 y 2012, analizándolos desde el enfoque desarrollado por Francesco Tonucci en su obra La Ciudad de los niños, a través de las variables de transitabilidad, identidad y autonomía además de la reflexión en torno a la importancia de la participación y apropiación en la relación proyecto-propietario en las distintas etapas de los casos . Es en ese sentido que la investigación busca hacer tangible esas intenciones inconscientes, ese cambio de ‘reglas de juego mentales’ que tienen como desenlace actual la privatización de los espacios de juego que pierden esta condición al dejar de ser espacios públicos y pasan, de ser espacios de creación, a espacios de consumo. Palabras clave: Espacio público – espacios lúdicos – modelos de ciudad – Lima – homo ludens urbe ludens – Tonucci – ciudad de los niños – participación

ABSTRACT | The present investigation aims to express the relevance of the ‘day to day’ spaces, the ludic spaces in the city, in order to question the current consumistic visión of them and to unveil the deformed and unconscious construction that starts to degrade, since 1970, Lima’s homo ludens. The study of the urbe ludens or the city of play, delimited in a focus that tries to

3


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

reveal how the design of it is also oriented in a degradating behavior of Lima’s homo ludens, is proposed throughout the analysis of Lima’s most important urban models between the 1970 and 2012, analysing them from an approach developed by Francesco Tonucci in his book Children’s City using the variables of movility, identity and autonomy; and also making a critical analysis and reflection around the importance of participation and appropiation in the relationship between proyect-user in the various proyect phases. The investigation aims to make tangible that unconscious intentions, that change of ‘mental game rules’ that have like current ending the privatization of the ludic spaces, losing their public condition and turning them, from been spaces of creation, to be spaces of consumption. Keywords: Public space – ludic spaces – urban models – Lima – homo ludens - urbe ludens – Tonucci – Children’s city – participation ( * )PUCP, Investigación Académica, 0687 B 2016 - 2 ( ** ) Facultad de Arquitectura y Urbanismo, diego.vivas@pucp.pe, https://issuu.com/diego.vivas

4


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

Índice:

Introducción 1. Estado de la cuestión. 2. Marco teórico. 2.1 Ciudad y espacio público Espacio público Espacio lúdico 2.2 Ciudad y homo ludens Homo ludens Urbe ludens 2.3 Ciudad y modelo de ciudad Modelo de ciudad Estructura urbana Ciudad de los niños 3. Contexto social, histórico y político de Lima entre 1970 y 2012 4. Degradación del homo ludens limeño y modelos de ciudad entre el año 1970 y el 2012 4.1. Homo ludens de barrio. Conjunto habitacional Los Próceres (1971) 4.2 Homo ludens de ciudad. Conjunto habitacional Limatambo (1980) 4.3 Homo ludens de acción. Urbanización popular Proyecto Especial Huaycán (1984) 4.4 Homo ludens del miedo. Conjunto Residencial Económico Martinete (2002) 4.5 Homo ludens de consumo o la desaparición del homo ludens. Condominio La Jolla (2012) 5. Conclusiones. 6. Bibliografía.

5


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

Introducción. ¿Es posible jugar en la ciudad? Partamos de la posibilidad de que lo es. Jugamos a pesar de todo, en veredas tan estrechas que al final se convierten en pistas, en una ciudad en donde los carros pasan a grandes velocidades, donde los ‘espacios públicos’ con ‘juegos’ son inevitablemente de consumo (centros comerciales, restaurantes, etc.) o nos intentan imponer donde debemos jugar para que estemos ‘fuera de peligro’ en vez de generar con nosotros un contrato social, unas reglas de juego, donde para crear primero debemos pagar, donde ver a alguien jugar en la calle –refiriéndome a cualquier tipo generacional y realmente en la calle- y más aún de noche es algo que difícilmente imaginaríamos siquiera probable, donde ver caminar a un niño hacia su colegio se hace cada vez más extraño y si lo vemos sabemos que no le será fácil llegar. Lima es una ciudad hostil en donde el juego no ha sido nunca parte del planeamiento de la ciudad, donde los espacios lúdicos, donde la valoración o al menos deferencia hacia los niños ha sido nula, capital del Perú la cual no duda en vender parques para, en su lugar instalar centros comerciales con más réditos económicos, como es el caso del Parque Manhattan en Comas. Asimismo, el referente importante de Aldo Van Eyck, su pensamiento y su obra, así como el del conjunto del Team X, motivan de manera especial la investigación así como apoyar de alguna forma la energía que muestran colectivos ciudadanos como CITIO, Ocupa tu Calle, entre otros y su voluntad de tener una mejor ciudad que la que tuvieron en su infancia en Lima. El vacío –vasto y aunque por momentos desalentador- de investigación y de proyectos en torno al problema de espacios lúdicos y del enfoque participativo es un problema de orden estructural que busca abordarse en este trabajo, así como alzar una voz de protesta franca contra aquellos que están ignorando la voz y el futuro de los niños en nuestra ciudad. Los casos de depresión y trastornos de ansiedad en niños, según ‘The Atlantic’, se han multiplicado entre 5 y 8 veces en los últimos 50 años en EEUU, factores que están relacionados al crecimiento de la ciudad, a la falta de conciencia por espacios en los cuales ellos puedan simplemente ser y estar. En ese sentido, según el Ministerio de Salud en La importancia del juego en el desarrollo del niño (2012), el juego actúa como un estimulador de la superación personal, fortalece la autoconfianza, además de propiciar la construcción y entendimiento de las normas de comportamiento social. En este marco, se puede entender al juego como una forma esencial de experimentar, aprender y crear, no solo en los niños, 6


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

sino en las personas en general. Lamentablemente la actual estructura urbana limeña, los modelos de vida familiar intensos promovidos por las inmobiliarias privadas y la carencia de espacios públicos en nuestra ciudad afectan al ser humano y de manera muy particular a los niños, limitando de manera muy importante sus posibilidades de desarrollo y orientándolos hacia caminos en los cuáles puede presentarse patologías mentales como la depresión. En ese sentido la hipótesis de la presente investigación es que el homo ludens limeño y lo que llamaremos urbe ludens o ciudad lúdica y sus espacios lúdicos, de creación se han degradado en el tiempo. Esta investigación busca generar el debate y confrontar el modelo de ciudad que estamos construyendo, así como el vacío de investigación en torno a los espacios lúdicos y a la carencia de estudios y planes con un enfoque de ciudad lúdica que existe en nuestra sociedad peruana, al ser el juego un componente inherentemente humano y que nos otorga calidad de vida en las ciudades. Esta investigación se tiene como marco histórico los años entre 1970 y el 2012. Tiene como objetivo demostrar, a través del estudio de los modelos de ciudad que proponían los casos de estudio y un análisis de variables siguiendo los estudios de La Ciudad de los Niños de Francesco Tonucci, una degradación del homo ludens limeño en cuanto 1) conciencia en el diseño de la importancia de los espacios lúdicos, 2) existencia de lineamientos necesarios para articular una urbe ludens o ciudad lúdica (transitabilidad, identidad y autonomía), 3) el componente participativo y de apropiación proyecto-comunidad (propietarios) en el diseño y vivencia del proyecto.

Transversalmente se analizarán los factores coyunturales

económicos, políticos y sociales del país que hicieron posibles esos proyectos y los definieron. La investigación se divide en 5 subcapítulos, cada uno de los cuales desarrollará el análisis específico de cada caso de estudio. El primero analizará el Conjunto Habitacional Los Próceres de José Bentín, proyectado en el régimen político militar de Velazco Alvarado, como un proyecto con una marcada escala de barrio. El segundo indagará en torno al Conjunto Limatambo de R. Ledgard, O. Borasino, H. Romero, D. La Rosa y M. Ferreyra, proyectado durante el segundo gobierno democrático de Belaunde que presenta un mejor tejido entre proyecto y ciudad. El tercer capítulo analizará al Proyecto Urbano de Huaycán diseñado por Eduardo Figari también durante el gobierno democrático de Belaunde pero en un contexto completamente distinto, un estado desbordado económica, social y

7


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

políticamente, en el cual el proyecto surge con un alto grado de participación entre este y la comunidad. El cuarto subcapítulo analizará el Conjunto Residencial Económico Martinete proyectado por Augusto Ortiz de Zevallos durante el gobierno de Alejandro Toledo, en el cual se plasma el poder privado y el temor como secuela del terrorismo. El subcapítulo final desarrollará el modelo de ciudad del balneario de Asia, en específico del condominio La Jolla y el proceso actual de balnearización como ejemplo final de un cambio en el hombre público limeño, del hombre que juega al hombre que consume. 1. Estado de la cuestión. Desarrollar una investigación sobre la degradación del homo ludens limeño implica hablar transversalmente del espacio público, los modelos de ciudad y el homo ludens propiamente. Es por ello que se estudian una serie de autores que puedan llegar a articularse en conjunto y propiciar un discurso coherente y cuestionador al modelo actual de ciudad que sigue Lima. Margarita Boladeras Cucurella (2001), en ‘’La opinión pública en Habermas’’, hace un análisis de las teorías de J. Habermas, así como la influencia de H. Arendt, dentro del marco de la conformación del concepto de espacio público y opinión pública, dentro de un análisis desde la filosofía y el Estado de Derecho. El ensayo se compone de 5 secciones. La primera analiza el significado de opinión y espacio público. La segunda explica la posición que tenía H. Arendt sobre opinión y espacio público. La tercera explica la posición de Habermas frente a opinión y espacio público. La cuarta desarrolla la crítica de Habermas a Arendt. La quinta analiza y desarrolla la idea de opinión pública según el libro de Habermas ‘Facticidad y validez’. Para la presente investigación será estudiada la primera sección para poder plantear el concepto de espacio público que se desarrollará en la investigación, así como entender las características que lo definen. El ensayo carece, sin embargo de un análisis relacional entre ciudad y espacio público, es en su mayoría un análisis del espacio público en sí mismo. A pesar de ello, será fundamental para articular el concepto dentro de la investigación. Héctor Berroeta Torres y Tomeu Vidal Moranta (2012), en el ensayo ‘’La noción de espacio público y la configuración de la ciudad: fundamentos para los relatos de pérdida, civilidad y disputa’’ desarrollan la relación entre espacio público y configuración de ciudad. El ensayo 8


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

se divide en 3 secciones. La primera introduce la relación entre espacio público (dimensión pública) con la construcción de la ciudad y la ciudadanía. La segunda desarrolla los tipos de espacio público que se han dado a lo largo de tres etapas: la antigua, la moderna y la contemporánea. La última sección analiza la vinculación de la noción de espacio público con la dimensión cívica, así como la dimensión política, dentro de los conceptos arendtianos y habermasianos. Se analizarán las 3 secciones, pues permiten entender el vínculo de la concepción filosófica y política del espacio público con la del entorno construido. El ensayo no desarrolla una explicación de casos específicos ni en una realidad próxima. Sin embargo, define el concepto de espacio público dentro del espectro del espacio (construido). Pablo Vega Centeno (2006), en ‘’Espacio público: Movilidad y revaloración de la ciudad’’, a través de análisis conceptuales y de casos específicos como el de Lima y Chosica, plantea como hipótesis el proponer que el futuro sostenible de las ciudades contemporáneas se encuentra en sus espacios públicos. Se encuentra dividido en 3 partes principales. La primera busca precisar las raíces del concepto de espacio público con el cual se sustentará el ensayo, partiendo de un análisis de las principales características que lo definen. En la segunda parte se relacionará este concepto de espacio público con los cambios originados por la evolución de la movilidad. Finalmente en la tercera parte se buscará confrontar el concepto de espacio público con las necesidades contemporáneas de encuentro, así como la oferta que significa hoy el espacio público para la población. En este ensayo, a través del análisis y reinterpretación del primer capítulo, se podrá construir una definición del concepto de espacio público que se manejará durante la investigación. Si bien el autor no profundiza en la relación entre espacio público y espacios de juego, será igualmente de suma importancia para el desarrollo de la investigación. Johan Huizinga (1938), en el libro ‘’Homo Ludens’’ desarrolla la teoría del desarrollo de la cultura humana basado en el comportamiento lúdico del ser humano. El libro se compone de 11 capítulos. El primero analiza el juego como fenómeno cultural, intentando desarrollar definiciones del mismo. El segundo lo analiza desde el campo del lenguaje. El tercero desde su capacidad de creación de cultura. El cuarto desde el ámbito del derecho. El quinto desde el enfoque de la guerra. El sexto desde el enfoque del conocimiento intelectual. El séptimo, el octavo y el noveno desde el enfoque artístico poético. El décimo intenta desarrollar una

9


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

serie de épocas que puedan definir el desarrollo del homo ludens. Y el último, la percepción del elemento lúdico en la cultura de aquel entonces. Mediante el análisis del primer capítulo se podrá lograr desarrollar y sustentar la importancia del juego como fenómeno cultural, asimismo que nos permite vincular relacionar el concepto de espacio – ideas con el del juego. El libro, a pesar del vanguardismo para su época, no desarrolla un análisis exhaustivo del vínculo entre ciudad y juego. A pesar de ello el libro da una pauta muy clara en cuanto al análisis de la acción del juego en sí misma. Ravelo Vásquez y Segundo Wenceslao (1965), en su tesis ‘’ Spielman: el hombre y el juego’’ hacen un análisis y repaso por las teorías más importantes sobre el juego buscando desarrollar una nueva definición del mismo. La tesis se divide en 3 capítulos. El primero desarrolla el concepto de juego según varios autores, concluyendo con su reinterpretación. El segundo enumera y analiza las diversas metodologías que se han desarrollado para entender el juego. El tercero busca definir los puntos de influencia del juego en el espectro humano. Se utilizará el primer capítulo para poder consolidar el concepto de juego que se utilizara en la investigación, así como para completar el vacío temático de Huizinga, buscando un sesgo contextual más cercano. Se utilizará también el tercer capítulo al permite entender al juego como agente de desarrollo social, así como transformador de ideas, relacionándolo con la posibilidad de potenciar procesos de degradación, así como reinterpretación de modos de vida. La tesis no cuenta con un análisis particularmente detallado sobre el juego y la ciudad, sin embargo contiene conceptos fundamentales para poder relacionarlos. Elio Martuccelli (2000), en ‘’Arquitectura para una ciudad fragmentada’’ compone y articula un discurso entre lo objetivo y lo perceptual del desarrollo de la arquitectura y la ciudad de Lima durante el siglo XX. El libro se subdivide en 5 capítulos. El primero busca analizar el desarrollo del hecho arquitectónico, en el sentido del avance y construcción de las corrientes de pensamiento y de acción que lo definen. El segundo capítulo analiza las intenciones arquitectónicas y proyectos desde el año 1920 al 1945. El tercer capítulo analiza las intenciones arquitectónicas y proyectos desde el año 1945 al 1970. El cuarto capítulo analiza las intenciones arquitectónicas y proyectos desde el año 1970 al 1990. El quinto capítulo intenta desarrollar un análisis de la década de los años noventa. Mediante el análisis del primer capítulo se podrá entender de manera más clara las concepciones 10


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

fundacionales del desarrollo de la ciudad de Lima. El cuarto y el quinto capítulo, asimismo, permitirán el entendimiento de la complejidad e implicancia de la coyuntura política, social y económica en el ‘construir ciudad’, así como de analizar las intenciones de los proyectos desarrollados y su vinculación con la idea del espacio público y el espacio público de juego. A pesar de la extensión temporal de la investigación, no es un análisis exhaustivo de cada uno de los temas, por lo cual será utilizado más como una guía para poder comenzar a identificar acciones puntuales donde enfocar la investigación, así como armar un desarrollo coherente de las mismas al momento de definir las etapas de la degradación de los espacios públicos de Lima. Francesco Tonucci (1997), en el libro ‘’La ciudad y los niños’’ propone un amplio análisis de las dinámicas urbanas, así como del espacio público desde la perspectiva específica de los niños. Teniendo como objetivo principal sustentar a través de un desarrollo teórico y experiencias prácticas una nueva filosofía de gobierno que tenga como referencia y parámetro las necesidades de la infancia. El libro se divide en tres partes principales, todas siguiendo un enfoque sensible a las necesidades y opiniones de los niños. La primera parte busca analizar el problema actual de las ciudades. En la segunda parte se abordan y desarrollan las propuestas, características y lineamientos que definirían a una ‘ciudad para los niños’. En la última parte se concluye con las experiencias ya realizadas según este nuevo tipo de enfoque de ciudad. A través del análisis del segundo capítulo se podrán definir los conceptos y características que definen los espacios públicos de juego y poder así llegar a relacionarlos con conceptos previos de espacio público bajo un enfoque esencialmente ligado a lo lúdico, permitiendo la creación de un nuevo concepto de espacio público de juego acorde con el desarrollo de esta investigación. A pesar de la profundidad del análisis, el autor no toca por evidentes razones la realidad limeña en específico y como se podría aplicar el concepto de ‘ciudad de los niños’ en nuestro desarrollo. La investigación al contemplar este vacío temático se dirige hacia un objetivo que se percibe y demuestra como fundamental dentro del desarrollo urbano y de investigación en la ciudad de Lima y en general en las ciudades en el país: la preocupación por los espacios lúdicos conscientes dentro de esta, la verdadera intención de un desarrollo que tome en cuenta a los niños y sus necesidades, para llegar al problema estructural que podría definirse como una excesiva y no fiscalizada sociedad de consumo. El vacío existente del

11


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

estudio de la ciudad a través de este enfoque es lo que incita a la realización de esta investigación que aborde los casos del Conjunto Habitacional Los Próceres, Conjunto Habitacional Limatambo, Proyecto Especial Huaycán, Conjunto Residencial Económico Martinete y Condominio La Jolla, al ser muestras emblemáticas de modelos de ciudad en sus contextos específicos, y se pueda entender la progresiva degradación que ha sufrido el homo ludens limeño al serle negada, paulatinamente, la oportunidad de contar con el marco público para crear e interactuar, los espacios lúdicos, frente a una incesante privatización e imposición carente de participación y diálogo en una construcción de la ciudad que los ignora. 2. Marco teórico.

Figura 1. Esquema marco teórico. Concepto y diseño: Diego Vivas

Ciudad y espacio público El lugar, según Arendt, es sólo un lugar del «espíritu», es un pensar y «para existir no se necesita de ningún lugar». El ser para Arendt solo puede ser disposición: ‘no está sino que trabaja’. (2002) En ese sentido, aplicado según su dimensión homo ludens, bien podría decirse también que el hombre no está, sino que juega. El sujeto es en ese sentido, para Arendt, apertura y expectativa ante lo que está por ocurrir (2002). Si entendemos este concepto desde los términos urbanos, como por ejemplo el de espacio público (como representación clara de un ‘lugar’)

12


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

‘entendiendo lo urbano ya no como lo estable-construido sino como lo humano-fluctuante— que, al no poder ser planificado, sólo es posible vigilando los espacios por los que transcurre la utilidad urbana, contemplando todo lo imprevisto, los acontecimientos, las escapatorias, las posibilidades de emancipación, las «relaciones mínimas» que pueden alcanzar un alto nivel de intensidad, la ‘lugarización’ latente, posibilidad o potencia de lugar o de ciudad’ (Trachana 2012:443),

el espacio público es entonces un ‘lugar’ de lo imprevisto, que puede ser complementando en el espectro físico con la definición de Remy y Voille en Ville, Ordre et Violence (1981), ellos lo definen como ‘’todo espacio accesible, sin importar el momento o el tipo de persona, sin discriminación alguna de actividades, las cuales no necesariamente son determinadas explícitamente, a condición que ellas sigan un reglamento de uso establecido por la autoridad pública’’. Esta definición ayuda a además a entender el concepto de espacio público en relación con una determinada estructura social. ). Como señala Harley (1990) el espacio público no es lo construido sino el lugar en donde se puede expresar y socializar libremente, de lo contrario no es un espacio público . Los espacios públicos, en ese sentido, se pueden clasificar, según Clemente (2007) en tres grupos principales, que serán suficientes para el fin de esta investigación. Son 1) la plaza, 2) la calle y 3) el parque. La plaza es la aglomeración de viviendas alrededor de un espacio libre, que también puede ser entendida como el ensanchamiento de una calle (2007:19) Es entonces un vacío entre los construido. La calle, por otro lado, es un lugar de tránsito o ‘movimiento peatonal’ que también se forma entre lo construido pero con un fin sobretodo de movilidad. (2007:20) El parque se puede entender como el espacio ‘abierto arbolado destinado al libre acceso de la población en general, para disfrutar del paseo, acceso y recreación.’ (2007:21) En sí, comparten la característica de ser lugares de encuentros, donde se realizan intercambios y expresiones (Borja, 2000). Si bien los espacios públicos tienen una clasificación intuitiva sugerida y entendida principalmente por su forma urbana, lo que podría llamarse el ‘filtro’ para distinguir cuales son espacios de juego, a pesar de estos también adquieren ciertas formas, es su percepción como lugar de encuentro y expresión y asimismo las condiciones que posee para el juego. Esta percepción como menciona Trachana, ‘brinda al co-jugador –el usuario del espacio diseñado (o no) de juego- un sentimiento vital de apreciación del mundo’ (2012:424) y contempla esta definición la posibilidad de que un espacio público con un significado

13


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

convencional, como una calle por la cual pasen pocos automóviles, pueda ser percibida como un espacio idóneo, bajo ciertas condiciones, para el juego, lo que lleve al simple vacío a una condición superior: un espacio de creación. Como menciona el espacio es más que un lugar físico, es un lugar de actividad Blomley (2001). El espacio público es un lugar colectivo donde todos deben sentirse iguales. (Borja, 2012) El espacio público puede y debería aspirar a ser un espacio lúdico. Para este fin, es útil el concepto de espacio lúdico que se inscribe dentro de la diversidad de vocaciones o caracteres que puede tomar un espacio público. El espacio lúdico está determinado, según Zambrano, Ruales y Acebedo en Del espacio público al espacio lúdico (2007)

por 3 ideas clave: Juego, educación y cultura. El espacio lúdico entonces es

entendido como no un espacio de solo ocio, sino sobre todo de estimulación, construcción y creación inconsciente y constante, en donde la interacción es un factor primordial y donde los símbolos y significados que adquiere el lugar se vuelven importantes: espacios de expresión. (Trachana, 2012:425) Es de esta forma se podrá plantear un entendimiento más integral de lo que podría significar el espacio lúdico, para poder saber cuándo es que encontramos alguno al realizar el análisis y cuan presentes o ausentes están en la construcción de los espacios de la época, pudiendo evidenciar una degradación del homo ludens. Para este fin, utilizaremos la clasificación de Trachana. Ella los clasifica en los siguientes: Juego y educación física, aquellos inspirados en el culto clásico al cuerpo; juego y ritual, aquellos que tienen un fin trascendente, superior al ganar, como los juegos de la cultura maya; espacios medievales, juegos principalmente desarrollados en plazas; laberintos, que se basan en el mito del minotauro y que principalmente utilizan el obstáculo, confusión, misterio y sorpresa; juegos cortesanos y de ficción, espacios escenográficos, con juegos en áreas verdes y juegos de agua; juegos populares como espectáculo, espacios institucionalizados para determinados deportes; espacios de las mujeres, que permitieron en determinado momento histórico incluirlas dentro de los espacios de hombres (como los juegos de croquet); parques de atracciones para la cultura de masas, que concentran grandes espectáculos para una sociedad de consumo; espacios libres, plenamente desarrollados por el urbanismo modernista, espacios puros y continuos, fuera de escala y sin programa, que buscaban una condición lúdica pero la experiencia no los sustentó; y espacios situacionistas, que se 14


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

refieren a espacios movibles, intercambiables, flexibles e indefinidos, donde el homo ludens – hombre que juega- cobra especial importancia, se vuelve en sí mismo un productor y no un consumidor. (2002:428) Estas clasificaciones son históricas, en ese sentido se busca intentar generar símiles contemporáneos que permitan leer con mayor amplitud los tipos de espacios lúdicos. Ciudad y homo ludens Homo ludens es un concepto desarrollado por J. Huizinga en el libro del mismo nombre Homo Ludens (1938). En este libro homo ludens se define como la existencia y descripción del rol lúdico como faceta humana fundacional, construcción incluso anterior o previa a lo que llamamos cultura y que, como se explica en Spielman: el hombre y el juego (1968), podría entenderse en su valor más importante: ser un territorio de definición, de construcción y reconstrucción continua de ideas. Asimismo, urbe ludens es un concepto desarrollado por Angelique Trachana en el libro Urbe Ludens (2011). Urbe ludens se define como la relación entre el sujeto lúdico y el espacio de la ciudad contemporánea en el marco de los paradigmas de ‘participación activa’ e ‘iniciativa ciudadana’. Una ciudad del juego, con espacios de juego. Ambos conceptos trenzan una relación común al desarrollar el concepto de juego. Asimismo se complementan para el presente caso con el fin de sustentar los conceptos lúdicos dentro de un espacio, en este caso su articulación con la ciudad y buscan principalmente sustentar al hombre como constructor de ciudad, como creador en el espacio y no solo consumidor. Ciudad y modelo de ciudad Según Rafael García Catalá en Crecimiento urbano y el modelo de ciudad, ‘en la definición del modelo de ciudad preguntas como ¿Queremos crecer?, ¿Vamos a crecer?, ¿De qué manera?, ¿Qué desequilibrios habrá que corregir?, ¿cuál será el soporte económico y de actividad de este crecimiento?, ¿dónde?, ¿de qué manera?, ¿con que densidad de usos?, etc. son básicas junto con caracterización de usos que distingue una ciudad o sistema de otro.’ (2009:55) Es en ese sentido interesante presentar una definición a través de las preguntas que la construirían pues un modelo de ciudad responde a las necesidades o

15


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

voluntades específicas de las estructuras políticas, económicas y sociales, es en sí un plan. Sin embargo existen modelos de ciudad que también responden a criterios inconscientes o espontáneos en el sentido de colectividad. Algunos modelos para poder ejemplificar esto son el modelo de ciudad compacta, en donde se busca la densificación, mixtura de usos y funciones, así como el espacio público al ser la trama carente de vacíos o también el modelo de ciudad difusa, donde existe un crecimiento mayormente horizontal en donde se privilegia el espacio privado al ser menor las posibilidades de contacto, así como las grandes vías que conectan la ciudad. (De Cassia, 2011) Para Castells en La urbanización dependiente en América Latina (1973) una estructura urbana es por definición la proyección física de un sistema social, político o económico. En ese sentido se puede interpretar como el producto de las interacciones tangibles e intangibles surgidas dentro de un determinado espacio. Asimismo, como menciona Terán (1968) es una superposición de sistemas de actividad humana complejos en un determinado espacio o lugar. Es en este sentido que puede surgir el modelo de ciudad ‘de los niños’ desarrollado por Francesco Tonucci, en su libro La ciudad de los niños. Tonucci desarrolla como eje principal el concepto del ‘niño como parámetro’ indicando que no busca perseguir una ciudad que se guie solo para los niños, sino que vea a través de ellos la mejor manera de desenvolverse, al ser los más vulnerables dentro de la misma. Para ello elabora una serie de principios con las cuales poder entender el grado de bienestar que se vive en las ciudades: 1) Autonomía, referido a la organización del municipio o barrio 2) Identidad, propiciada por una serie de infraestructura y espacio público para la socialización y 3) Transitabilidad, referida a la posibilidad de libre tránsito peatonal y a la infraestructura que lo permite, así como la autonomía de los niños dentro del espacio público (1997:91). Además de sostener la presencia de niños como un indicar ambiental positivo en la ciudad (1997:73). Asimismo, enmarca su propuesta dentro de una metodología participativa, en la cual se asegura la voz de todo ciudadano, pudiendo plasmar los intereses, necesidades y prioridades de la comunidad (1997:40). Cabe recalcar que Tonucci pone el análisis y el debate en torno a los niños al ser los más frágiles dentro de una ciudad y ser los suelen tener más limitaciones, pero con esto busca tomarlo como un parámetro e indicador del bienestar dentro de la ciudad, concepción y desarrollo de la población en general. 16


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

La Ciudad de los niños, en conclusión, es la crítica y a la vez utopía que se analizara en cada uno de los siguientes casos, aplicando las variables de análisis que podrían también ser interpretados como medidores de la capacidad o potencial de marco que tienen estos lugares para convertirse en espacios lúdicos, así como analizar sus intenciones para poder entender si es que en su concepción está ausente o presente el pensamiento en las personas más vulnerables –sean niños, discapacitados o adultos mayores- lo cual según Tonucci garantiza el éxito de una ciudad para todos y a nuestra escala: una urbe ludens que estimula, expresa y crea y un homo ludens al que le es posible existir, producir y no solo consumir. 3. Contexto social, histórico y político de Lima entre 1970 y 2015 La historia de Lima es una historia de constantes luchas de intereses. Las coyunturas políticas, económicas y sociales son las cuales generan el marco real en torno al cual se puede (o no se puede) mover la construcción, la arquitectura, la ciudad. La degradación del homo ludens limeño es un proceso complejo que será analizado en 4 etapas: de 1970 a 1979, de 1980 a 1989, de 1990 al 1999 y del 2000 al 2010. La historia peruana venía de una serie de movimientos militares que habían propiciado golpes de estado así como golpes en la médula de la organización y desarrollo del país. La primera etapa, de 1970 a 1979, con el gobierno de Velasco Alvarado de 1968 al 1975 había generado un cambio en las condiciones de inversión de las empresas, una reforma agraria y la nacionalización de la banca. Asimismo, el gobierno de Morales Bermudez de 1975 a 1980, mucho menos populista fue, sin embargo, en el cual se hizo tangible ‘la estructura jerárquica y autoritaria de la sociedad peruana’ (Martuccelli, 2010: 198) Lo que más marcaría esta etapa son las migraciones del campo a la ciudad. La ciudad, al iniciar la década, contaba con 3 millones de habitantes, al finalizar, la cantidad aumentó a casi 5 millones. En ese sentido, la demanda por la vivienda aumentaba y el estado fue en toda medida desbordado. Sin embargo, subsistía aún un afán modernizador con tintes populistas, es así como la construcción del conjunto Los Próceres, a cargo del Arq. José Bentín entre los años de 1971 a 1974 marca un hito dentro de los modelos urbanos desarrollados en el Perú y adquiere un carácter de lucha frente a lo privado a lo largo de los años debido al trabajo de sus espacios públicos, pero sobre todo a la conciencia y presencia de espacios

17


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

lúdicos dentro del diseño como narra el mismo autor del proyecto, José Bentín, en su libro Crónicas en la ruta de la arquitectura (2014). La segunda etapa, de 1980 a 1989 coincide con un retorno de la democracia en el Perú. La elección de Fernando Belaunde y una vuelta a un modelo neoliberal generan cambios en el espectro de la construcción en el Perú. Asimismo se pone en marcha el Plan Nacional de Vivienda, ‘orientado a mejorar la habitabilidad de los barrios marginales, facilitar los préstamos del Banco de Materiales, la habilitación de lotes urbanos de los asentamientos urbanos y poner al alcance de la población viviendas de propiedad única a través del Sistema de Hipoteca Social.’ (USIL, 2012) El problema de la vivienda masiva, del cual Belaunde estaba muy consciente, propicia la construcción de una serie de nuevos conjuntos habitacionales, dentro de los cuales se encuentra quizás como caso más emblemático, Limatambo. Las nociones de espacio público cobran una importancia preponderante en la concepción del conjunto, sin embargo, el desarrollo y proceso de diseño, como lo narra Reynaldo Ledgard en La Ciudad Moderna piensa de forma casi nula en espacios de juego, confundiéndolos con simples espacios públicos abiertos, carentes de estimulación. Sin embargo, el conjunto si cuenta con un diseño urbano, con algunas deficiencias que se profundizarán más adelante, que propicia condiciones favorables para el bienestar infantil. Huaycán es otra experiencia importante que se inicia en esta etapa, en el año de 1984. El estado en este caso no ofrece un producto construido, sino una oferta de organización urbana. En ese sentido, desaparece el pensamiento lúdico dentro de la concepción de Huaycán, y se supedita a una necesidad de preveer el crecimiento poblacional. En la segunda mitad de esta etapa es elegido Alan García Perez como presidente del Perú. Si bien se llegan a concluir los conjuntos habitacionales, la coyuntura económica comienza a tender negativamente. Los malos manejos políticos adoptados por García propiciaron un contexto de inflación que llego a máximos de 7000%, dejando un estado incapaz de hacerse cargo de iniciativas que pudieran solucionar el problema de la vivienda, así como vulnerable ante el acecho del terrorismo a manos de Sendero Luminoso y el MRTA. La tercera etapa, de 1990 a 1999, se podría interpretar como una gran década perdida. La llegada al poder del fujimorismo, a través de su líder Alberto Fujimori supone en un principio cambios positivos al país, como un enrumbamiento a una estabilidad económica de corte neoliberal y una lucha más frontal con el terrorismo. Sin embargo, es lo que se 18


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

convierte en la dictadura lo que comienza a transvertir los inestables valores con los que contaba el estado peruano. La descontrolada informalidad producto del desborde popular y del estado frente a este, la corrupción y violación paulatina de los derechos humanos, así como una figura del Presidente terminada de ensuciar por la aparición de su asesor como principal figura para representar la corrupción del estado dejan a las iniciativas arquitectónicas y urbanas en un total limbo. La inversión privada toma entonces el lugar de la demanda y responde, ante la debilidad y corruptibilidad del estado, con la construcción de modelos urbanos que no se preocupan por el diseño del espacio público ni por la calidad de vida de sus habitantes dejando de lado por completo la visión de los niños a favor del consumo. Como menciona Ludeña citando a Ploger (2006) sobre los cambios del estado en la década de Fujimori: ‘’Programa de estabilización, la liberalización total del mercado, privatización de empresas estatales, la reforma del Estado, la reforma tributaria, la reforma del sistema financiero, la reforma del mercado de trabajo, así como la reforma del sistema de pensiones. El resultado inmediato: En Lima 100,000 puestos de trabajo perdidos en la industria, 30,000 desempleados despedidos del aparato estatal, una economía informal en expansión que bordea casi el 61% del mercado de trabajo, así como el incremento de la pobreza del 27% de 1985 al 40% del 2000, el galopante empobrecimiento de la ya casi extinguida clase media tradicional y un extendida sensación de inseguridad en diversos órdenes de la vida social y económica. ’’ (Ludeña, 2010: 22)

La cuarta etapa, del 2000 al 2010. Durante el periodo de Toledo, del año 2001 al 2006, se desarrolla el Plan Nacional de Vivienda (2002-2006), este documento legal sirve principalmente para poder obtener los fondos necesarios para programas y proyectos piloto, asimismo el estado, en 2002 declara ‘de interés nacional la ejecución de actividades destinadas a promover el acceso de toda la población a la vivienda’ (Cabello: 2007:111) y en ese sentido retomando después de casi una década la iniciativa de la construcción. Sin embargo, es una etapa con visión neoliberal y la ausencia del estado a niveles cada vez mayores aumenta el problema de la privatización de los espacios públicos. Como señala Ludeña en Lima. Reestructuración económica y transformaciones urbanas. Periodo 1990 – 2005, la reactivación económica propicio el arribo de gran cantidad de inversiones, sin embargo el imaginario de las clases dominantes no tenía previsto mantenerse en Lima sino más bien tendía a un aislamiento al litoral o rural (2010: 56). Este fue el contexto urbano durante el gobierno de Toledo y el de Alan García. Durante el gobierno de García, desde el 2006 hasta el 2011 se hace patenten el interés por la inversión extranjera en el país, y se siguen las

19


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

directrices económicas neoliberales del gobierno de Toledo, logrando superar la recesión mundial adecuadamente pero a un alto costo social: la atomización de la sociedad y la pérdida de poder de decisión del estado. Dentro de este contexto – Dictadura Fujimori, gobierno de Toledo y segundo gobierno de García, en donde podría mencionarse también al gobierno de Ollanta Humala (2011 -2016) debido a que sigue el mismo patrón de expansión inmobiliaria hacia el litoral sur- surge el fenómeno de balnearización, en donde el Sur de Lima va siendo ocupado por las clases dominantes que ‘huyen’ de la proximidad de las clases bajas o medias. Esto genera niveles de privatización difíciles de encontrar anteriormente, con una visión cercada del espacio público, solo para uso de aquellos que puedan pagar por él, como ocurre en los balnearios del Sur. Como dice Ludeña: ‘’una corrupción del paisaje y paisaje corrupto en gran escala. ’’ (2010: 57) Una inversión de valores, una privatización de lo público, en donde el espacio lúdico no puede existir o crearse, solo comprarse.

20


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

Figura 2. Marco histórico. Línea de tiempo. Concepto y diseño: Diego Vivas

Las estructuras urbanas limeñas a lo largo de cada una de las etapas son justamente la proyección de la organización, los aciertos y desaciertos del estado. Y eso tiene una influencia patente en la visión y diseño de los espacios públicos lúdicos. Partiendo desde una visión en la década de los setentas pública y lúdica, luego por una visión solamente pública, para luego llegar a una tercera etapa bastante carente de propuestas y pensamiento en la esfera pública controlada por los intereses privados para, finalmente, aterrizar en una etapa donde la propuesta económica y la voluntad política han transvertido completamente los valores de lo público sometiéndonos en la privatización de aquello que al ser privatizado e impuesto deja de existir: el juego. 4. Capítulo de análisis. La degradación del homo ludens limeño (1970 -2012) El capítulo de análisis se dividirá en casos de estudio que abarquen cada uno de las épocas de gobiernos. Es en ese sentido una búsqueda de vincular el contexto político, social y económico con los modelos de ciudad que disponen cada una de las urbanizaciones, así como intentar hacer tangible el problema estructural a través de la visión de una ‘ciudad para los niños’, tomando el juego y su degradación como una variable que ilustra una

21


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

posible causa del gran problema de la privatización que ha llegado a ir deformando estos espacios de juego. Los Próceres, Limatambo, Huaycán, Martinete y La Jolla ilustrarán el desarrollo cada vez más introspectivo y desligado de la ciudad que convierte lo que en algún momento fueron los espacios públicos lúdicos en espacios privados de consumo.

Clasificación urbana

Caso

Bibliografía

Tipo

de

usuario

Tabla 1. Análisis. Concepto y diseño: Diego Vivas

4.1 Homo ludens de barrio. El Conjunto Habitacional Los Próceres (1971). La urbanización Los Próceres inicia su desarrollo en el año de 1971. El arquitecto encargado del proyecto es el Arq. José Bentín y tiene junto con él, como arquitectos principales, a Alfredo Montagne y Victor Hupiu. Este proyecto pretendía edificar 12,000 viviendas, en su mayoría unifamiliares (10% multifamiliares) y se había iniciado durante el gobierno militar de Velazco Alvarado, condición que define al conjunto en búsqueda de una imagen populista. En Los Próceres, se procuró mejorar la escala urbana e introducir las viviendas multifamiliares dentro del conjunto. (Bentín, 2014:114) Como menciona el mismo Bentín en Crónicas en la ruta de la arquitectura (2014), el conjunto se planifico en su diversidad, a la par que identidad, contempló la existencia de 22


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

una serie de hitos urbanos definidos en 3 estrategias: las torres de Los Próceres y la identificación por tipos de árboles y la identificación por colores de la materialidad de los edificios, estas estrategias no llegan a desarrollarse pero, sin embargo, hablan de un desarrollo urbano pensado en cuanto la identificación de la persona dentro del conjunto, estrategia que promueve la apropiación, fácil circulación e identidad de la misma. Asimismo sigue como criterios de diseño según la memoria descriptiva del mismo proyecto 1) segregación vehículo-peatón, 2) diferenciación de espacios urbanos –entendiéndose por estos a) zona de viviendas y b) zona central cívico-comercial. (2014:114-115) Existen también espacios diseñados para juegos infantiles, lo que expresa una conciencia en los niños. Es, sin embargo, lo más resaltante el acercamiento consciente en su concepción a la generación de espacios lúdicos y una trama lúdica. Los conceptos que sigue su diseño en cuanto a transitabilidad, plasmados en una franca segregación vehículo-peatón, así como la diferenciación de espacios urbanos y distancias caminables a los centros educativos y a las vías principales de conexión promueven una vida interior plenamente peatonal, convirtiéndolo en un lugar donde la apropiación es posible y donde la circulación de los niños es no una preocupación, sino una tranquilidad. La identidad del barrio es posible debido a una lectura del mismo gracias a las formas urbanas y gestos formales que se repiten en todo el conjunto, además de ser posible gracias a espacios de reunión de carácter diverso (comercial, religioso, recreativo) que logran tener la diversidad y potencia necesarias. Es sin embargo, la falta de hitos urbanos (como si ocurre en Limatambo) lo que dificulta un poco el sentido de ubicación dentro del mismo y podría generar confusiones para alguien inexperimentado en su recorrido. La presencia de espacios tipo plaza (a diversas escalas) suponen sorpresas urbanas que generan ‘lugares’ que podrían ser propicios para el juego, asimismo la alameda central con presencia de ciertos elementos y gestos que le confieren un aspecto laberíntico –concepto en el que se inscribe el proyecto en general- hacen sentir su recorrido como un juego en sí mismo, hay una presencia importante de espacios tipo ‘parque’ arbolados. Los setos que han crecido a los lados laterales de la alameda dificultan sin embargo una mayor calidad lúdica del espacio pues lo cercan y ‘privatizan’ de cierta manera. Sobre la participación proyecto-comunidad esta no está presente en el aspecto previo al proyecto, sin embargo es notoria la apropiación de los

23


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

lotes unifamiliares por parte de cada propietario a través de la personalización y modificación de la arquitectura.

Figura 3. Vista a la alameda principal, presencia de juegos de niños. 1973 Fuente: http://www.josebentinarquitectos.com/proyectos_2.php?id_ga=og==&id_sub=oJKu

Figura 4. Vista a las plazas secundarias, presencia de juegos de niños. 1973 Fuente: http://www.josebentinarquitectos.com/proyectos_2.php?id_ga=og==&id_sub=oJKu

En conclusión, podríamos afirmar que la conciencia de creación del marco adecuado para la generación de los espacios lúdicos y la preocupación por el espacio público dentro del proceso, desarrollo y ejecución del proyecto Los Próceres, es bastante notoria a la vez que especial dentro de la historia limeña y peruana debido al carácter de barrio que posee. Este proyecto habla de una riqueza urbana basada en la diversidad, la identidad, transitabilidad y autonomía sin desligarse de su contacto con la ciudad al mantenerse abierta al público permitiendo disfrutar de sus espacios públicos, esto permite que sus espacios lúdicos existentes puedan adquirir el calificativo de urbe ludens constituyéndose como un referente de preocupación por el juego, así como un lugar predilecto para el desarrollo del homo ludens, un lugar en donde es posible crear y expresarse en el espacio a cualquier edad. Sin embargo, es de notar que el conjunto falla al no contemplar el acceso universal para 24


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

personas con discapacidades –silla de ruedas, etc.-, en ese sentido no logra terminar de ser un modelo completamente inclusivo debido a su gran cantidad de escaleras y desniveles no conectados a través de rampas. Es materia de reflexión también la condición de isla que puede llegar a tener Los Próceres que, si bien no cierra sus ingresos, no hace ‘ingresar’ la ciudad como si lo hace Limatambo a través de las vías vehiculares que lo atraviesan en sus espacios públicos más importantes. En Los Próceres, por el contrario, las vías vehiculares atraviesan espacios de carácter residencial o de comercio menor, así como bloques de estacionamiento, es por ello que se lo clasifica como homo ludens de barrio debido a que, a pesar de lograr un ambiente lúdico interior, su alcance exterior tiene como limitación su propio perímetro al no tejerse óptimamente con la ciudad.

4.2 Homo ludens de ciudad. Conjunto Habitacional Limatambo (1980). Limatambo es un conjunto de viviendas ubicado en San Borja, en las esquinas de las avenidas Angamos y Aviación. Fue construido en la década de 1980, en el segundo gobierno del Arq. Belaúnde y proyectado por Ledgard, Borasino, Romero, La Rosa y Ferreyra. Antes en este lugar, había una antigua hacienda colonial, lo cual indica y reafirma el crecimiento de la ciudad. Está conformado por más de 3000 viviendas, posee áreas verdes, estacionamientos, colegios y en sus alrededores un centro comercial y el coliseo Eduardo Dibós. Limatambo se articula en torno a dos ejes, girados 45 grados uno respecto al otro que contienen las vías peatonales y vehiculares. Estas vías no son segregadas pero la acera peatonal mantiene secciones cómodas para el tránsito peatonal con algunos espacios de dilatación con mobiliario público. El conjunto cuenta con parques pero en mucha menor cantidad de los que cuenta Los Próceres, esto debido quizás a buscar un menor costo de mantenimiento del conjunto. Posee hitos importantes representados en las torres al centro del conjunto y los ingresos monumentales hacia el conjunto y, en general, se maneja una tipología similar en todos los edificios a excepción de los perimetrales. (Ledgard, 2015) ‘En los proyectos de conjuntos habitacionales realizados por el Estado se percibe una discontinuidad, entre los significativos valores urbanísticos de los Barrios Obreros, de las década de los 20 y 30, a los se suman los significativos ejemplos de las Unidades Vecinales de la posguerra, que se perdieron en muchos de los ejemplos de la década de los 70 y 80 por ejemplo San Felipe, Santa Rosa-, que se ven recuperados en parte con las Torres de

25


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

Limatambo o en conjunto como el Julio C. Tello. En ambos la idea de recuperar los espacios públicos, al ser demarcadas los espacios interiores-exteriores por los edificios a escala humana, y convertirlos en plazas, en zonas de vida vecinal.’ (Tokeshi, 2003) Limatambo es entonces producto de una búsqueda de comunidad a escala barrial, además de continuar con la convicción belaundista de la vivienda masiva promovida por el estado, con un énfasis en las ideas de espacio público. Limatambo; como menciona Juan Gutiérrez (1981), en Limatambo. Una ciudad dentro de una ciudad; busca ordenar su espacio urbano a través del entendimiento del valor de las calles, plazas y barrios, asimismo busca manejar un planteamiento tradicional, donde el espacio urbano moldee al edificio; con uno moderno, donde se aprovechen los avances tecnológicos: ventilación e iluminación óptimas. Sin embargo, Limatambo tiene un desarrollo más alejado de lo que se podría reconocer como espacios lúdicos o de creación que Los Próceres. La transitabilidad no está tan asegurada, si bien existe una segregación peatonal vehicular, no es tan clara como la que existe en Los Próceres, esto según Ledgard en La Ciudad Moderna (2015) debido a la voluntad de aumentar la sensación de seguridad a través de la activación de los carros y vías que atraviesen el conjunto que, como se mencionó en el capítulo de Los Próceres permiten el ‘ingreso’ de la ciudad y un mejor tejido con la misma. De igual manera es una intención que recorta la continuidad de los recorridos peatonales dificultando la transitabilidad fundamentalmente al no mantener la calle al nivel peatonal dentro del conjunto, insinuando una jerarquía del automóvil. Asimismo Limatambo no cuenta con plazas de escalas correctas para su apropiación ni que se insinúen como elementos sorpresivos dentro de su recorrido sino que son previsibles al estar dispuestos en ejes axiales en una calle-corredor. La abrumadora presencia de los estacionamientos es también un detalle importante pues llenan los pocos espacios vacíos – ej. Plaza Marquina- que tentan una escala correcta para la expresión o existencia de plazas y para la costura con la ciudad. En cuanto a la identidad del barrio, existe una presencia de hitos importantes dentro del conjunto, lo cual facilita la lectura del mismo, en contraste con la repetición de los edificios. Además la intervención tiene un lenguaje formal similar y una condición que roza la monumentalidad, permitiendo así generar símbolos claros de vinculación con el lugar y sorpresas urbanas que son legibles –cambios de escala, de forma, etc. Sobre la participación ciudadana dentro del desarrollo del proyecto esta puede interpretarse como nula al no estar señalada en ninguna memoria descriptiva o documento 26


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

oficial. Posteriormente tampoco ocurren muestras de distinción de identidad (decoración, pintado de fachada, etc.) a nivel particular (capacidad de apropiación del propietario de su vivienda), a excepción, lamentablemente, de algunos enrejamientos de espacios –como retiros en primeros pisos- esto se vuelve más complicado al ser viviendas multifamiliares tipo departamento (flat o dúplex) en altura que poseen una organización vecinal por bloque de edificio.

Figura 5. Vista aérea Limatambo. Fuente: Google Earth (2015)

En conclusión, Limatambo es un modelo valioso dentro del desarrollo de las urbanizaciones residenciales en Lima, pero que a pesar de poseer una preocupación por los espacios públicos y la escala del conjunto, no logra consolidar una transitabilidad óptima como la lograda en Los Próceres, sin embargo, mantiene una relación con la ciudad al permitir el ingreso vehicular y peatonal. Limatambo logra en su ejecución características de producción de identidad al consolidar a las torres y sus ingresos como hechos urbanos monumentales, sin embargo, no logra promover la exteriorización de una apropiación del propietario en su vivienda. Limatambo es de igual manera un ejemplo de arquitectura y urbanismo que aún mantiene presente la importancia de los espacios de encuentro a escala barrial y también tiene presente la importancia de espacios de juego pero que denota una pérdida clara del elemento de transitabilidad (segregación vehicular-peatonal). A pesar de la intención de hacer ‘ingresar’ la ciudad y la intención de generar normas de comportamiento social a través de esta estrategia, en el aspecto concreto no se logra establecer una clara jerarquía del peatón frente al automóvil lo cual debilita esta propuesta.. La participación es, sin embargo, uno de los factores que más son dejados de lado al no permitir la expresión del

27


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

propietario, esto es determinante para la existencia de un marco adecuado para el desarrollo óptimo de un espacio lúdico. Es en este sentido como se clasifica al usuario de Limatambo como homo ludens de ciudad pues está inscrito dentro de una propuesta con gestos claramente urbanos y que buscan tejer una relación y carácter claro de ciudad, manteniendo la conciencia de los espacios públicos y su relación con el exterior, a pesar del costo de transitabilidad que esto implica.

4.3 Homo ludens de acción. Urbanización popular Programa Especial Huaycán – PEH (1984). La crisis económica y las condiciones de la vivienda empeoraron notablemente en la década de los ochenta. El estado estaba siendo desbordado por las migraciones del campo a la ciudad y las políticas de vivienda belaundistas se tornaron impertinentes ante esta desconcertante realidad. Como resultado, la Municipalidad de Lima creó el Proyecto Especial de Huaycán (PEH) ‘un proyecto de diseño participativo en la quebrada de Huaycán que daría una respuesta a los reclamos de miles de personas que exigían las tierras para construir sus hogares.’ (Kahatt, 2014) Huaycán es un modelo alternativo de ordenamiento de ciudad. La comunidad autogestionaria de Huaycán le es entregado el terreno dentro del periodo edil de Barrantes, impulsor inicial del desarrollo de la iniciativa. Se busca articular los lotes en torno a sus esquinas para poder generar en las confluencias de estos vacíos espacios públicos de encuentro y definir las lotizaciones a través de asambleas participativas. (Ledgard, 2015). La municipalidad estaba encargada del diseño urbano, diseño vial, la zonificación, el diseño de instalaciones sanitarias (Choque, 2014:16) Asimismo se contemplaba dentro del programa la conformación de espacios para escuelas, losas deportivas, juegos recreativos para niños, vías de acceso y reservorios para cisternas (2014:17). El sistema de diseño y apropiación de una UCV (Unidad Comunal de Vivienda), sistema básico de ordenamiento del PEH, se puede definir en 3 momentos: 1) el ocupamiento perimetral del terreno por los vecinos y el trazado de las dos calles trasnversales que confluían en el corazón de la UCV, 2) la lotización y diseño participativo asesorado por el equipo técnico del PEH 3) la ocupación de los lotes. Esto generaba que no existieran dos 28


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

UCV’s iguales, y asimismo permitía que no se consolidarán ‘islas’ dentro del tejido urbano o agrupación de UCV’s rodeadas de una pista para vehículos, sino que por el contrario se tejieran redes permeables y con espacios públicos (Figari, 1987: 30-33)

1

2

3

Figura 6. Proceso de conformación de una UCV. Fuente: Huaycan 1987. https://www.youtube.com/watch?v=ETokoS3WoHE

Huaycán es un ejemplo de una época de desborde popular y del estado, así como de un modelo de ciudad en laderas que deja, ante la urgencia, un acercamiento hacia los espacios lúdicos. El estado entrega una oferta de ordenamiento urbano para controlar de alguna forma el crecimiento, pero hace patente una carencia de equipamiento urbano de calidad, sin embargo, cabe resaltar el importante componente de participación de la población dentro del diseño del plan urbano. En cuanto transitabilidad, las UCV no contemplan una segregación vehicular-peatonal, pero si un pensamiento del espacio público, con vacíos urbanos intencionados –y definidos por los mismos vecinos- que configuran plazas de distintas escalas que podrían funcionar como marcos para espacios lúdicos, pero que, al estar descuidados y expuestos al auto -50% de las calles no están asfaltadas (Estrada, 2003:50)- repelen la expresividad del usuario; sin embargo, si se pone en consideración la presencia de equipamientos públicos según radios de alcance, lo cual implica una reflexión en cuanto distancias caminables. Se podría resaltar la presencia de losas deportivas alrededor de muchas de las zonas de Huaycán, estas adquieren el significado lúdico de competición y recreación, sin embargo relegan en muchos casos de su uso a los menores de edad y de las mujeres, por lo cual se construyen como un espacio limitado de expresión. Sobre la identidad, es compleja de definir, existen hitos urbanos y avenidas articuladoras, pero se carece de un lenguaje formal vinculante, así como de instituciones fuertes. Lo interesante del modelo Huaycán es la importancia que tiene en este el componente de participación y autonomía en su conformación, en ese sentido, se asegura recoger las

29


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

opiniones de los presentes en la asamblea y desarrollar un potencial de creación de un modelo de ciudad en conjunto e incentiva la apropiación y exteriorización hacia el barrio de la particularidad de cada familia, sin embargo, la metodología planteada no llega a recoger las opiniones de los niños. En conclusión, Huaycán se define como una propuesta urbana participativa que si contempla espacios de juego desde el inicio de su conformación. Sin embargo, si bien es desde su esencia una construcción colectiva -lo cual propicia un nivel de identificación importante-, no se ve apoyada por una real posibilidad de apropiación de la calle al no estar definidos el espacio del peatón y del vehículo, insinuándose la posibilidad de que la prioridad es para el vehículo. La transitabilidad universal como se mencionó no está asegurada, sin embargo, sí se considera un jerarquización de vías y radios de alcance, lo cual puede insinuar una mejora en el tiempo de la calidad de la calle que permita alcanzar grados óptimos. La inexistencia de hitos urbanos y espacios públicos de calidad y democráticos merman su capacidad de identificación así como de libre expresión, problema físico que es sopesado por la capacidad de participación y apropiación que tienen sus vecinos. El usuario de Huaycán se consolida como un homo ludens de acción, pues es un creador consciente del diseño y desenvolvimiento del barrio y ser parte de una colectividad con alto grado de organización. 4.4 Homo ludens del miedo. Conjunto Residencial Económico Martinete (2002) La época neoliberal durante el gobierno de Fujimori en 1990 detuvo cualquier intervención del estado en la construcción y/o habilitación de vivienda popular. El sector privado toma el control y responsabilidad frente a este tipo de viviendas generando una brecha social y de demanda de vivienda no subsanada, además del problema más grave: la escasa fiscalización del sector privado y un desmedido poder en desmedro de la calidad arquitectónica y urbana de las viviendas en favor de menores costos de producción. En una entrevista hecha por Sucedió en el Perú (2013), dice J. Baracco: “A partir de 1992, con el ingreso de una visión neoliberal se deja de lado esta búsqueda de autenticidad. Con la globalización vienen ya patrones nuevos, materiales, estándares y entramos en el circuito actual” (Entrevista J. Baracco, 2013)

30


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

Es sin embargo, en la época de gobierno de Toledo, que se promulga el Decreto Supremo Nº 030-2002 mediante el cual ‘se promueve tecnología urbana innovadora optimizando el diseño interior de las viviendas y maximizando las áreas públicas recreativas comunes para estructurar la comunidad y el barrio.’ El estado entrego un numero de 226 casas pertenecientes al programa piloto techo propio. Parte del ‘Plan Nacional de Vivienda para Todos’. Esto en el marco de la edificación de 800 mil viviendas que permitieran paliar las necesidades existentes del país. Este dictamen aclara el panorama y objetivos de cualquiera de los proyectos que se comenzaron a dar en esa época, incluyendo Martinete, que aparece al mismo tiempo como una voluntad política por invertir en los sectores más desfavorecidos y el estado en cooperación con el sector privado volver a construir. Martinete es según Cabello Ortega (2007), en su tesis ‘El Conjunto Residencial Económico Martinete y la tradición de la urbanización popular’, un intento por recobrar la apuesta por la vivienda social a bajo costo, con la posibilidad de ser costeada por las familias de menores recursos. En ese sentido es también una voluntad de recuperar la confianza del sector privado y trabajar con ellos en conjunto. Es por esa razón que Martinete se consolida sobretodo como un modelo de experimentación material en vivienda unifamiliar vertical. En el aspecto urbano del proyecto la principal premisa es priorizar el espacio público frente al espacio íntimo privado (patios). El proyecto se basa en la vida barrial y tiene como intención promover la integración social. En ese sentido cuenta con vías peatonales segregadas y un sistema de ‘callejones’ y espacios públicos, remarcados por una ubicación a pie de vereda. El primer piso de las viviendas se plantea como una planta libre a posibilidad de ser organizada libremente por los propietarios, la casa se articula además en torno a un patio que permite las visuales largas en profundidad del terreno. Existen áreas libres propias que tienen un cierto carácter de quintas, además de funcionar como una extensión del espacio social de la casa. En el segundo nivel se ubican las áreas privadas como dormitorios y baño. Y se organizan eficientemente por la iluminación y ventilación. En el proyecto, se ha considerado cuatro distintas soluciones estructurales: muros de albañilería armada con bloques de concreto y losas aligeradas con viguetas prefabricadas pretensadas (sistema Firth); muros de albañilería armada con bloques de arcilla y losas aligeradas con viguetas prefabricadas reticuladas (sistema Italcerámica); muros y losas que 31


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

conforman una estructura celular de concreto armado con mallas electrosoldadas (sistema UNICON); muros de albañilería armada con bloques sílico-calcáreos, con placas de concreto armado y losas aligeradas con viguetas prefabricadas reticuladas (sistema La Casa). (2007:166)

Figura 7. Planta Martinete. Fuente. Chong (2008). Recuperado de https://issuu.com/residente/docs/martinete_uni

Martinete es, reiterándolo, un experimento del estado en el que se priorizó una diversidad de sistemas constructivos y materiales. Cuenta con una autonomía ciudadana y conexión con el tejido urbano bajas, determinados por un factor principal: su enrejamiento perimetral –que no existía en un principio por la cercanía del barrio La Huerta Perdida. Este enrejamiento no permite leer a CRE Martinete como una intervención que se lea en conexión con la ciudad, cuya transitabilidad e identidad se definen en su exclusión y no como en Los Próceres, Limatambo o Huaycán en donde, a pesar de las adversidades se diseña una estrategia que evite este tipo de guetización. Si bien desde la perspectiva de la diversidad Martinete se convierte en un amplio espectro de materiales y sistemas constructivos, esta autosegregación, fomantada por la percepción de inseguridad, conduce inevitablemente hacia una visión degenerativa de lo que se considera como ‘espacio público’ y en donde cualquier intento de espacio lúdico que se pudiera dar al interior nunca podría existir.

32


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

En conclusión, Martinete se convierte en un eslabón preciso para señalar el salto de lo público a lo privado, de lo diverso a lo repetitivo. Sus soluciones urbanas repetitivas y carentes de emoción y sus errores al momento de tejer ciudad, responden a un estado dañado por el neoliberalismo, la corrupción, la informalidad y la sensación de inseguridad. El diseño y planeamiento de este conjunto residencial son solo una muestra de un estado que ha sido tomado por asalto por las empresas constructoras privadas, marco en el cual no puede existir ningún tipo de ciudad y mucho menos espacios reales de juego. El usuario de Martinete es definido entonces como un homo ludens del miedo, cuya autosegregacion y desvinculación voluntaria con el exterior debido a la sensación de inseguridad determinan la inexistencia de espacios públicos y lúdicos y limitan su creación, así como plantean un privatización del espacio. 4.5 Homo ludens de consumo o la desaparición del homo ludens. Condominio La Jolla (2012) Lugares de una exclusividad y control difíciles de lograr (o ‘legalizar’) en la ciudad, las urbanizaciones de los nuevos balnearios limeños suponen un modelo de ciudad guetizada, (Ludeña, 2010) con espacios ‘lúdicos’ de ‘catálogo’ que llevan a límite el problema de desconexión con la ciudad -ya registrado en Martinete con una autosegregación postdiseño- con una autosegregación totalmente consiente de sí misma. La balnearización – entendida como la privatización de los balnearios – como fenómeno ha llegado a extenderse actualmente hasta la zona de Paracas en Ica, esta expansión del mercado inmobiliario solo beneficia a los propios empresarios accionistas de las inversiones. Como mencionan Díaz y Seoane (2008), en el artículo La globalización de los mercados inmobiliarios: su impacto sobre la Costa Blanca, la principal fuente de ingreso para el urbanismo neoliberal es justamente el mercado inmobiliario. En ese sentido es una consecuencia lógica de mercado que sus intereses estén por sobre los colectivos al estar dentro del marco de la competitividad (Borja, 2000) La playa de Asia, en donde se encuentra el condominio privado La Jolla, es un terreno estrecho de arena de un kilómetro de ancho ubicado en las estribaciones de la cordillera de los Andes, se extiende desde malpaso en el km. 100 hasta Punta Bujama en el km. 96 en la Panamericana Sur. (Dam, 2004) Dos factores fueron los principales para que se comenzara a dar su urbanización: 1) El retorno a la democracia y 2) el escape ante el miedo que

33


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

suponía la ciudad debido al terrorismo. Ello explica en gran medida su diseño urbano, en el cual se llega necesariamente en automóvil, existen reglas estrictas y una vigilancia y presencia mínima de espacios realmente públicos a excepción de la playa –a veces privatizada- y los centros comerciales, espacios no públicos sino de consumo, en ese sentido, no existen tampoco espacios lúdicos. Las urbanizaciones específicamente en el distrito de Asia pueden adoptar diversas tramas urbanas: trama de ciudad, cuando no se considera el territorio y es más una extensión del damero de la ciudad; trama libre, cuando las viviendas están dispuestas libremente en un terreno usualmente siguiendo patrones que tienden a la playa; trama de playa, cuando hay frentes que miran hacia la playa, generalmente está dispuesta como una ciudad lineal; y la trama de club que es aquella que tiene la mayor libertad y contemplación del peatón, está cercada y posee un solo ingreso- como es el caso de La Jolla.- (Soldevilla, 2010). En ese sentido, la mayoría de tramas de los balnearios se leen como una expansión de la ciudad que suele contemplar salvo escasos ejemplos una prioridad al peatón, pero casi nunca una presencia de espacios públicos. La Jolla, condominio diseñado por la firma Arquitectónica y ubicada dentro del distrito de Asia a 8 km del Boulevard de Asia. Para ingresar cuenta con un acceso vehicular independiente de carácter privado por la Panamericana Antigua. Cuenta actualmente con 50 casas y un edificio de 8 pisos, sin embargo su proyección es de un total de 180 viviendas y 6 edificios de 8 pisos ubicados en la posterior del conjunto. (Nakamurakare, 2016:27) Presenta una diversidad de programas para uso exclusivo de los residentes y sus invitados: restaurante, gimnasio-spa, Kids club, juego para niños, laguna artificial –cuya extensión es de casi todo el frente que tiene el condominio hacia el mar-, playa artificial de arena blanca, cancha de tenis, malecón con ciclo vía y un minimarket. (2016:28)

34


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

Figura 8. Vista aérea La Jolla. Fuente: Karina Nakamurakare(2016). (Google Earth, 2015)

La Jolla al ser un condominio privado no presenta problemas graves de transitabilidad, sin embargo esto implica que no se articulan las calles con la ciudad, en ese sentido la calle ya no es un bien público sino se torna de carácter privado implicando su imposibilidad de ser un posible marco del juego real. Hay un detalle importante de resaltar que es la presencia de la laguna artificial. Esta, aparte de acaparar todos los usos posibles de la playa en él, se presenta como un obstáculo para llegar a la playa -20 min de recorrido (Nakamurakare, 2016:49)- pudiéndose definir como un elemento que insinúa una barrera y un status, otro factor que incluso perjudica a los propietarios al momento de disfrutar la playa y denota la condición privada de este conjunto.

Número de usuarios Figura 3. Uso comparativo por persona. Playa y servicios del condominio. Concepto y diseño: Karina Nakamurakare

35


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

En cuanto al componente de identidad la nula participación previa del propietario en el diseño urbano o arquitectónico de su espacio exponen una carencia y ausencia de participación, además teniendo en cuenta su desconexión con los problemas de la ciudad al ser un condominio aislado y cercado, el cual se autorregula al margen de lo externo, impidiendo percibir una apropiación o sentido de identidad y donde el diseño de sus espacios, por ejemplo el de los niños, se torna impositivo e incluso replica el problema condominio-ciudad a través del KidsClub, un lugar dentro del condominio donde almuerzan, juegan, etc., los niños, una sectorización e imposición sobre su lugar dentro del condominio. Finalmente, en cuanto autónomo, cumple con la capacidad de gestionarse, sin embargo su autoexclusión frente a la ciudad plasmada a través de los muros y cercos que lo rodean implica una carencia de gestión que permita articular experiencias y competencias con otro tipo de niveles de organización. En conclusión, como mencionan Gana y Arrigada (2013), se rechaza incluso el uso de la playa ante la búsqueda de exclusividad de las inmobiliarias y también de los propietarios, frente a programas con actividades similares que se obtienen dentro del condominio . El proceso de balnearización narra el desenlace sumamente preocupante de la influencia del modelo de consumo en nuestra ciudad. Siendo el balneario de Asia, y en específico el condominio La Jolla, a la par que una replicación de los problemas de la ciudad, una reafirmación de la voluntad segregante y autosegregante de los ciudadanos, una muestra de la poca preocupación del espacio público y una muestra máxima del ejemplo de un ‘espacio lúdico limeño’ de consumo: transitable para un grupo selecto, posible mediante el pago de dinero, carente de creación y apropiación pues todo está dispuesto, basado en el consumo y que sectoriza dentro del mismo los espacios donde ‘se debe jugar’. El usuario de La Jolla es un homo ludens de consumo, que paga por espacios de uso exclusivo, carente de conexión con la ciudad y de posibilidad de ser público. El espacio lúdico por definición no puede ser un bien de consumo ni tampoco privado o impuesto, pues solo puede existir en cuanto creación espontánea y abierta. El homo ludens, en este contexto, deja de existir.

36


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

Figura 4. Nivel de participación. Concepto y diseño: Diego Vivas

Figura 5. Niveles de identidad, autonomía y transitabilidad. Concepto y diseño: Diego Vivas

37


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

5. Capítulo de conclusiones. Las estructuras urbanas limeñas, es decir la proyección y superposición de los ámbitos políticos, económicos y sociales, son un fiel reflejo del problema que se busca demostrar en la presente investigación: un abandono casi total del pensamiento en los niños y sus espacios al momento de construir y planificar la ciudad. Esto, como no puede ser de otra forma, tiene una repercusión directa en la visión y diseño de los espacios públicos lúdicos, y en ese sentido en el desarrollo de los ciudadanos mermando su rol como ente que necesita jugar. El estado de la cuestión intenta indagar en una amplia gama de autores cuyo trabajo esté relacionado desde diversas especialidades al ámbito del juego. El marco teórico en coordinación con el estado de la cuestión desarrolla una sucesión conceptual que permita ir entiendo el concepto en torno al cual girará la investigación: La ciudad de los niños. Para este fin fue de importancia central interpretar y articular los conceptos de espacio público, espacio lúdico, homo ludens, urbe ludens, modelos de ciudad y estructura urbana dentro del contexto específico limeño. Delimitando estos conceptos fue posible lograr el objetivo central de la investigación: demostrar la degradación del homo ludens limeño, esto a través del estudio e interpretación de los cinco casos de estudio: Conjunto Habitacional Los Próceres, Conjunto Habitacional Limatambo, Proyecto Especial Huaycán, Conjunto Residencial Económico Martinete y Condominio La Jolla, pudiendo concretar un análisis comparativo y por etapas de la degradación del homo ludens limeño, basado en el análisis de tres variables: autonomía, transitabilidad e identidad, aunado a un análisis de la existencia y repercusión de procesos participativos. El marco histórico obtiene una importancia esencial al ser el que permite relacionar el análisis de los hechos con su coyuntura específica, logrando comprender la relación entre los gobiernos nacionales con las políticas de vivienda y construcción en los modelos limeños de ciudad analizados. La influencia de las voluntades políticas así como de la normativa y Constitución jugaron papeles determinantes en la construcción de la ciudad, llevándonos a un fenómeno de naturalización de la privatización del espacio público. El caso de Los Próceres -homo ludens de barrio- presenta una riqueza urbana basada en la identidad, transitabilidad y autonomía. Logra articular una comunidad, a través de su 38


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

planteamiento urbano, así como evitar la monotonía y confusión espacial a través de la diversidad formal de las viviendas. Asimismo desarrolla una clara preocupación por la infancia al estar presentes juegos para niños contiguos a los espacios públicos y existir una segregación vehículo peatón lo cual muestra una clara preocupación por el aspecto lúdico, es una urbe ludens en si misma al desarrollarse con una estructura laberíntica y llena de estímulos que incitan a la creación y apropiación. Podría decirse, sin embargo, que no logra ampliar este buen estado al tejido que lo rodea de una manera óptima, como si lo logra Limatambo a través de la presencia de calles que lo atraviesan en sus espacios públicos centrales. Por otro lado, en el caso Limatambo -homo ludens de ciudad- existe una preocupación por el espacio público, sin embargo, no se logra consolidar una transitabilidad óptima como la lograda en Los Próceres. Asimismo la cantidad de estímulos recibida no es de la diversidad presente en Los Próceres. Los espacios de juegos para niños no existen ni tampoco se insinúan, es por ende un punto medio en el cual no se puede estar seguro que exista una preocupación consciente por la presencia de espacios lúdicos. Es, a pesar de ello, aún un proyecto que denota más de una preocupación pública que de una privada. Posteriormente, el caso Huaycán –homo ludens de acción- se define como una propuesta urbana de emergencia, donde es notorio el estado crítico del Perú frente a los problemas sociales. Es evidente la escasa preocupación por los niños e incluso por el espacio público que a pesar de contar con ciertas plazas y espacios dilatados que se insinúan no logran una adecuada transitabilidad. Es sin embargo, un ejemplo de participación e identidad, pues ante contextos de crisis la comunidad se organizó para desarrollar y gestionar sus viviendas, pero el asesoramiento del estado no fue el suficiente para el desarrollo de la infancia. Es patente, sin embargo, el potencial que se percibe en la metodología participativa al momento de conformar ciudad. El caso Martinete –homo ludens del miedo- es por otro lado el ejemplo de un proyecto que demuestra la pérdida del poder del estado. Claramente dañado por el lastre de la corrupción post-dictadura fujimorista, en donde la empresa privada ha tomado las riendas de los proyectos y el estado no está a la altura para defender los derechos ciudadanos. Martinete a pesar de ser un proyecto de vivienda popular del estado, termina por cerrar su perímetro, autosegregándose de la ciudad, ejemplificando la degradación del espacio público de la 39


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

sociedad limeña y la guetización por voluntad de los propios propietarios que degenerará en la mayoría de modelos urbanos que adoptarán las empresas privadas al construir sus residenciales o condominios cercados. La balnearización es el culmen de una sucesión de momentos oscuros para el desarrollo de los espacios públicos lúdicos, para los niños y para la ciudad. El alejamiento y temor hacia la ciudad se plasman en sus maneras más dramáticas en Asia, en donde los criterios de transitabilidad, identidad y autonomía son casi imposibles de analizar al ser en su mayoría espacios privados, los niños que se desarrollan dentro de estos claustros, no juegan dentro de la realidad y demuestran el nivel de degradación de la sociedad de consumo, incapaces y/o prohibidos de interactuar y ser estimulados por la sociedad real. El caso del condominio La Jolla –homo ludens de consumo-, con su gran laguna artificial o ‘muro líquido’, que separa a propios y extraños de la playa, y su ingreso privado y espacios públicos exclusivos expresa el máximo grado de degradación de un espacio público: la playa, lugar lúdico por excelencia, de creación y estimulación. La playa es un lugar el cual casi no utilizan los propietarios (al preferir la laguna artificial) pero es por el cual eligen pagar para vivir. En suma, los casos expresan claramente de una degradación del homo ludens limeño, una degradación que, como explica la figura N°6, no es lineal, sino que se da por partes pero que en suma termina resquebrajando al homo ludens limeño y afectando el factor principal que define al juego: su carácter público. Los tres primeros casos, con sus aciertos y desaciertos, no olvidaban la importancia del construir ciudad. Vale la pena resaltar Huaycán por sobre estos debido a ser aquel que demuestra el potencial de la participación ciudadana al momento de construir ciudad, participación que siendo bien encauzada y apoyada por las autoridades respectivas podría tener impactos importantes. Los dos últimos casos, sin embargo, se inscriben dentro de una sociedad del consumo, en la cual ya no se crea, sino se compra, donde ya no se juega, sino se paga para jugar. El espacio público lúdico y el homo ludens son un recuerdo de cuando uno podía salir a jugar solo a la calle sin temor. Dentro de este aparente contexto de degradación y degeneración del espacio público limeño, sin embargo, comienzan a surgir iniciativas en los últimos años que proponen una visión de ciudad lúdica en Lima, una ciudad de la creación y estimulación y no del consumo: una urbe ludens. Proyectos cuyos conceptos adoptan con convicción las tres variables de Tonucci: identidad, transitabilidad y autonomía, y se enfocan a través de 40


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

metodologías participativas y criterios cada vez más dialogantes y transdisciplinares. Este es el caso del proyecto Fitekantropus – homo ludens en el barrio de La Balanza a cargo de CITIO, las micro intervenciones de Ocupa Tu Calle a través de la construcción de espacios públicos lúdicos en Lima o los proyectos de mejoramiento y activación del espacio público la Municipalidad de San Isidro durante la gestión del alcalde Manuel Velarde, por mencionar algunos. En sí, hay una creciente conformación de colectivos ciudadanos y profesionales que están comenzando a adoptar visiones lúdicas, participativas y humanas y las están plasmando en proyectos, lo cual avizora un mejor futuro de la ciudad, que solo puede ser posible si sus ciudadanos se identifican, participan, se definen, transitan y se apropian de ella. La ciudad no puede ser una víctima del interés privado y convertirse en un bien de consumo, la ciudad es el espació máximo de construcción pública y como tal merece ser visto como el mejor espacio de juego en el que podamos estar, ser y crear y no imponer, consumir o segregar. ¿Qué respondería un niño si le preguntáramos para quién se está haciendo ciudad?

41


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

6. Bibliografía. Bentín, J. (2014). Crónicas en la ruta de la arquitectura. Lima: José Bentín Canseco. Berroeta Torres, H., & Vidal Moranta, T. (2012). La noción de espacio público y la configuración de la ciudad: fundamentos para los relatos de pérdida, civilidad y disputa. Polis, Centro de Investigación Sociedad y Politicas Públicas (CISPO). Borja, Jordi. Muxi, Zaida. (2000). El espacio público, ciudad y ciudadanía. Barcelona: Gustavo Gili. Cabello, L. (2007). Urbanismo Estatal y Vivienda Popular en Lima Metropolitana.El Conjunto Residencial Económico Martinete y la tradición de la urbanización popular. Lima: FAUA – UNI. Canseco, J. B. (2014). Crónicas en la ruta de la arquitectura. Lima: José Bentín Canseco. Castells, M. (1973), La urbanización dependiente en América Latina. Barcelona: Gustavo Gili Choque, J. (2015). Huaycán historia y desarrollo urbanístico: fundación y actualidad. Lima: FAUA – UNI Cortes, E. (2011). La capullana. Una utopía inconclusa. Lima: Yunga. Cucurella, M. B. (2006). La opinión pública en Habermas. Anàlisi, 51-70. Dam, P. (2004). La ocupación del desierto de la playa de Asia. Santiago de Chile: ARQ. Debord, G. (1957). La sociedad del espectáculo. Santiago de Chile: Naufragio. Estrada Mena, María Rosa (2003). Lecciones de la evolución del proyecto especial Huaycán. Lima: FAUA – UNI Figari, E. (1987). Huaycan nuevo enfoque para la vivienda popular. Lima: FAUA – UNI Gana y Arrigada (2012). Impactos del desarrollo inmobiliario en localidades costeras del Área Metropolitana de Valparaíso. Revista de Arquitectura y Urbanismo UC. Recuperado el 29 de noviembre del 2016, de http://www.revistaurbanismo.uchile.cl/index.php/RU/article/view/26934 Gutiérrez, J. (1982). Limatambo : una ciudad dentro de la ciudad. Santa Rosa ciudad jardín. Huizinga, J. (1938). Homo Ludens. Kahatt, S. (2014). Informal Encuentros urbanos para los próximos 100 años. ARKINKA. 32-54 42


Diego Vivas | La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima (1970 – 2012)

Ledgard, R. (2015). La ciudad moderna. Lima: Fondo Editorial PUCP Ludeña, W. (2004). Lima. Historia y urbanismo en cifras. 1824-1970. Lima: UNI. Ludeña, W. (2010). Lima. Reestructuración económica y transformaciones urbanas. Periodo 1990 – 2005. Lima: CIAC:PUCP. Lynch, K. (1984). La imagen de la ciudad. Barcelona: Gustavo Gili. Martuccelli, E. (2000). Arquitectura para una ciudad fragmentada. Lima: URP. Ministerio de Salud (diciembre de 2012). La importancia del juego en el desarrollo del niño. Recuperado el 29 de noviembre del 2016, de http://www.insm.gob.pe/oficinas/comunicaciones/notasdeprensa/2012/012.html Nakamurakare, K. (2016). La influencia del diseño de los equipamientos de uso común de los condominios privados en el uso de las playas del balneario de asia. Lima: PUCP Ploger, J. (2006). La formación de enclaves residenciales en Lima en el contexto de la inseguridad. Lima: ur{b}es Remy, & Voille. (1981). Ville, ordre et violence. Segundo, W., Ravelo, V. (1965). Spielman: el hombre y el juego. Lima: PUCP. Sennett, R. (2014). The Open City. Recuperado el 28 de noviembre del 2016, de https://www.richardsennett.com/site/senn/UploadedResources/The%20Open%20City.pdf Senett, R. (2009). El artesano. Barcelona: Anagrama Soldevilla, J. (2010) Tipología de Vivienda de Playa de Lima Sur: 1990-2006. Lima: PUCP. Trachana. A. (2014). Urbe ludens. Madrid: TREA. Tokeshi, J. (2009). Densificación habitacional. Lima: Construyendo interculturalidad. Tonucci, F. (1996). La ciudad de los niños. Barcelona: Grao. Vega Centeno, P. (2003). Movilidad (espacial) y vida cotidiana en contextos de metropolización. Reflexiones para comprender el fenómeno urbano contemporáneo. Debates en sociología. Vega Centeno, P. (2006). El espacio público: La movilidad y la revaloración de la ciudad. Lima: Fondo Editorial PUCP. Vega Centeno, P. (2006). Lima: Espacio público y ciudad sostenible. Lima: Fondo editorial. PUCP.

43


Facultad de Arquitectura y Urbanismo PUCP | EEGGLL | Investigación Académica | Diciembre 2016

Vincent Ligtelijn, F. S. (2008). Aldo van Eyck. Writings. SUN. Zambrano, Ruales, Acebedo (2007). Del espacio público al espacio lúdico. Revista de Arquitectura El Cable. Recuperado el 25 de noviembre del 2016, de http://www.bdigital.unal.edu.co/13679/1/1247-6223-1-PB.pdf

44

Profile for Diego Vivas - diego.vivas@pucp.pe

La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima de 1970-2012  

(2016) Diego Vivas. Facultad de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica del Perú. La ciudad sin los niños. Degradacion del homo...

La ciudad sin los niños. Degradación del homo ludens en los modelos de ciudad en Lima de 1970-2012  

(2016) Diego Vivas. Facultad de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica del Perú. La ciudad sin los niños. Degradacion del homo...

Advertisement