Issuu on Google+

50

CONSEJOS Y TRUCOS

mount“eaxipnerbt”iker PARA SER UN

El alejamiento del asfalto conviene hacerlo de forma progresiva

FOTO: SCOTT

01→ Un consejo antes de salir de casa. Informa sobre el recorrido aproximado que vas a hacer, sé realista sobre tu condición física y comprueba cuáles son las condiciones climatológicas. Recuerda que los cambios de tiempo en la montaña pueden ser rápidos y bruscos. 02→ Lleva siempre en todas tus salidas: agua o bebida 24

energética, alguna barrita, gel energético, frutos secos o pasas, por ejemplo. En tu mochila no debe faltar una multiherramienta lo más completa posible (tronchacadenas, llaves allen de 4, 5 y 6 mm, llave de Torx, destornillador, etc.); un inflador, siempre que sea posible para los dos tipos de válvula, una cámara, parches, desmontables, algo de dinero, documentación, un teléfono móvil

(con batería), y algo de ropa de abrigo, que puede ser un chubasquero o un paravientos, que ocupará poco espacio y el peso también será reducido.

03→ Revisa tu bici siempre antes de salir. La presión de las ruedas, el estado de los cambios y frenos, y no está de sobra un pequeño repaso a la tortillería. ¿Lo principal? Los tornillos de la potencia y manillar, los del

sillín y tija de sillín. También debes comprobar que los cierres rápidos de las ruedas están correctamente cerrados y si no montas a menudo, que el estado de los neumáticos sea bueno y no presente los laterales agrietados o muy resecos.

04→ Una vez en marcha, casi cualquier problema tiene solución, siempre que vayamos preparados convenientemen-

OXIGENO Mar zo 2009

50 trucos 8.indd Sec1:24

17/02/2009 12:00:31


Cojo la bici y esto está “chupao”… Pues no. Para salir a hacer una buena excursión de mountain bike es necesario que tengas unos conocimientos mínimos de mecánica y que puedas solventar los imprevistos con ingenio y agudeza. Aquí tienes 50 trucos para poder salir hasta del mismísimo infierno.

FOTO: SCOTT

TEXTO: JULIO VICIOSO. ILUSTRACIONES: IKI

agujas del reloj) y la zapata se separará de la llanta como por arte de magia.

ruedas hasta que al montar de nuevo sobre la bici notes que rueda fácilmente.

05→ Notas que la bici es inestable y que se retuerce debajo de ti provocándote inseguridad, y además te cuesta rodar. Probablemente se deba a que la presión en los neumáticos es insuficiente. Para inmediatamente y dale vida a tus bíceps inflando las

06→ Llegas a la primera bajada de tu excursión y notas que tu bici no frena como antes, aunque hagas mucha fuerza en las manetas de freno. Una de las razones más probables de la ausencia de mordiente será que las zapatas- en caso de freno “V-Brake” a la

llanta- o las pastillas- en caso de freno de disco-estén cristalizadas. Hubiera sido mejor hacerlo en casa, pero si llevas en tu mochila lija para poner los parches, puedes lijar la superficie de las zapatas o pastillas que estén cristalizadas (se dice así cuando tienen ese brillo inconfundible) hasta que la zapata/pastilla recupere su mordiente sobre el aro de la llanta o el disco. FOTO: SCOTT

te. A veces, las prisas por salir no nos permiten haber cumplido los requisitos mínimos previos, y empiezan las complicaciones sobre la marcha, como por ejemplo, que una de las zapatas de freno roza en la llanta. Fácil solución: en el propio freno encontrarás un minúsculo tornillo en su lateral, con cabeza de destornillador. Apriétalo una media vuelta (girando en el sentido de las

OX IGENO

50 trucos 8.indd Sec1:25

25

17/02/2009 12:01:12


→ ¡¡El cambio no deja de sonar!! Regla nº1: cuanto más tiempo montes con el cambio desajustado, más difícil será ajustarlo de nuevo. Regla nº2: pon el cambio trasero con la cadena engranada en el piñón más pequeño, ese será nuestro punto de partida. Regla nº3: no toques los tornillos del cambio si no sabes para qué sirven, así lo más probable es que empeores la situación. Si el problema es un pequeño desajuste, probablemente se deba sólo a la tensión del cable. Levanta la rueda trasera, da pedales y pulsa el mando para subir al segundo piñon. Si no sube suavemente, al cable le falta tensión. Gira un cuarto de vuelta en el sentido contrario al de las agujas del reloj el tensor situado en la salida del cable del mando, o en el cambio trasero. Si sigue sin subir, gira otro cuarto de vuelta.

07

08→ Si por el contrario no bajan, sube la cadena hasta el piñón más grande, y gira un cuarto de vuelta el tensor correspondiente, esta vez en el sentido de giro de las agujas del reloj.

12→ Sientes que la dirección tiene una pequeña holgura. Si el movimiento llega de la propia dirección y no del juego barras-botellas de la horquilla de suspensión, haz lo siguiente: afloja el o los tornillos de la potencia ligeramente, y

Otro ajuste posible se puede realizar con los tornillos situados en el cambio trasero con una H y una L. 09→

10→ La bici ya frena y cambia como si estuviera nueva, pero sin embargo un constante chirrido al pedalear le resta fuerza a tu pedaleo. Si eres previsor, y llevas un pequeño bote de lubricante, bastarán unas gotas en la cadena para que todo vaya más suave (aunque recuerda que estas operaciones deberías hacerlas antes de salir a hacer tu ruta). 11→ Si la cadena se sale por el plato grande hacia fuera, gira media vuelta el tornillo marcado con una H en el desviador delantero. Si lo que te ocurre es que el plato se “cae” del plato pequeño hacia el cuadro, gira media vuelta en el sentido de las agujas del reloj el tornillo L del desviador. 26

aprieta el tornillo colocado en la parte superior (el de la tapa) con cuidado. A continuación vuelve a apretar los tornillos de la dirección para que la dirección quede ajustada.

14→ ¿Y si se te hubieran olvidado los parches? Hay muchas soluciones, pero un consejo que nunca falla es que coloques en una de tus revisiones completas o al cambiar de cubiertas, un par de parches en la parte interna de la cubierta, entre ésta y la cámara. Serán como un pequeño tesoro en caso de emergencia. 15→ Ya te has bajado unas cuantas veces de tu bici, y en alguna de esas veces que te has quitado la mochila has perdido la boquilla de tu mochila de hidratación, así que ahora el agua se sale sin control. Lo primero que hay que hacer es soplar para que el líquido vaya en su totalidad

a la vejiga. Como solución de emergencia puedes coger una pequeña rama y con una navaja darle forma cónica hasta que encaje en el extremo del tubo. Cada vez que bebas tendrás que quitarlo y volverlo a poner, pero al menos no te empaparás de agua.

16

→ Todos los problemas no tienen por qué estar relacionados directamente con tu compañera de fatigas. Algunos animalitos pueden amargarte una excursión. Si te pica una avispa, haz un poco de barro con el agua de tu bidón o de la mochila de hidratación o cógelo al lado de un arroyo y aplícatelo sobre la picadura. 17→ Cruzar los arroyos o ríos tiene su punto de diversión, pero es invierno y te has hartado de que cada vez que pasas uno, a tus zapatillas les entre agua por las ranuras donde se anclan las calas de los pedales automáticos. Cuando vuelvas a casa haz uso de la silicona con destreza y tus zapatillas pasarán a ser impermeables, al menos en esa zona.

→ ¡¡Tenía que ser el pinchazo!! Sobre él se podría escribir un libro. Lo mejor es que aproveches para bromear y des todos los pasos correctamente… ¿Eres de los que se dejan las cosas en casa, como por ejemplo los desmontables? Apunta este Truco Oxígeno: saca los cierres rápidos de tus ruedas y úsalos como desmontables, utilizando las levas de cierre como tales. Funcionan sorprendentemente bien. Te recomendamos que cuando los saques de su eje, los uses poniendo sus correspondientes tuercas con los muelles en el interior para no perderlos… (si te has dejado los desmontables…seguro que perderás los muelles).

13

OXIGENO Mar zo 2009

50 trucos 8.indd Sec1:26

17/02/2009 12:01:14


→ Si estás en mitad de una ruta y tu tija de sillín no deja de moverse por mucho que aprietes el tornillo, hacia los lados o hacia abajo, tenemos la solución. Con un lata de aluminio o cualquier otro refresco nos puede solucionar el problema. Corta una pequeña tira de la lata hasta que conformes una fina lámina que sea casi todo el diámetro de la tija (no tanto como ella porque entonces al apretar chocarían los extremos), y colócala sobresaliendo por la parte superior del cuadro. Esas décimas harán que la tija se ajuste y puedas llegar a tu destino.

18

19→ Después de una bajada te das cuenta que tus antebrazos se resienten después de frenar durante un largo período de tiempo. Una buena manera de evitarlo es llevando las manetas de freno relativamente destensadas o cerca del manillar con el punto de contacto de las zapatas o pastillas, con lo que el esfuerzo de mantener el manillar y frenar al mismo tiempo será mucho más llevadero.

cuadro (portabidón, portabultos…) que aparentemente no tienen una gran función, nos pueden sacar de un buen apuro. Al ser todos más o menos de las mismas medidas, si pierdes un tornillo de las poleas del cambio trasero, por ejemplo, con casi total seguridad puedas reponerlo con uno de los tornillos del portabidón… ¡Problema resuelto!

En temperaturas extremas, tanto de calor como de frío, al terminar de beber con tu mochila de hidratación, sopla por el tubo para que el líquido vuelva a la vejiga y mantenga una temperatura adecuada.

22→ Una de las peores averías mecánicas que te puede ocurrir es que el núcleo trasero de la transmisión decida pasar a mejor vida cuando estás justo en mitad de la nada. Sería lo más parecido a quedarte con el coche en punto muerto en mitad de la carretera. ¡Pero tenemos la solución! Puedes buscar un alambre o una cuerda (mejor aún si llevas bridas en la mochila) y pasarlo entre los radios de la rueda traseras y el casete de piñones (que suele tener orificios). Con esta reparación de urgencia podrás volver a pedalear, pero eso sí, con piñón fijo, ya que los piñones y el resto de la rueda quedarán solidarios, y sin rueda libre.

21→ En algunas ocasiones, los tornillos repartidos por el

23→ Ahora que cada día somos más los que usamos GPS,

20→

una buena manera de protegerlo contra las inclemencias del tiempo es con el plástico transparente de cocina. Se ajusta perfectamente, permite utilizar los botones y por la parte inferior lo puedes ajustar con una goma elástica para que no se suelte.

24→ Siguiendo con los golpes… Muy mal se te tiene que dar, pero a más de uno se le ha partido el manillar en una ruta, con el trastorno que supone. Si no te ha pasado nada, antes que intentar montar con sólo medio manillar (que es dificilísimo), prueba a buscar una rama que encaje en la parte interior del mismo. Con mucho cuidado, podrás volver a casa montando en bici. 25→ No uses nunca ropa interior debajo del culote o el boggie que utilices para montar en bici. Lo único que conseguirás es tener más roces a la hora de pedalear y por tanto, más posibilidades de irritaciones. La badana está especialmente diseñada para hacer la función de apoyo sobre el sillín. 26→ Si tu cala del pedal automático se ha aflojado y eres incapaz de sacar la zapatilla del

pedal ya que ésta se gira sobre el mismo, tendrás que sacar el pie, y con un destornillador hacer palanca sobre las mandíbulas del pedal, hasta que el muelle ceda y deje sacar la zapatilla. Para evitarlo, revisa cada cierto tiempo el apriete de los tornillos de tus calas.

27

→ Y un buen sistema para evitar que la cabeza de los tornillos de las calas se mantengan en buen estado es rellenarlas con una gotita de silicona. Así, no se redondearán ni se llenarán de barro, con el consiguiente desgaste. 28→ Nunca, NUNCA, te pongas justo detrás de un caballo que esté suelto en el monte. Si hay ganado suelto en tu camino, sé muy respetuoso, y mantén siempre una distancia que te permita un margen de maniobra. 29→ Vale, sí, eres de los que lleva bidón y le dan la vuelta a la bici a la hora de arreglar un pinchazo. Pues entonces recuerda siempre quitar el bidón, si no quieres que el líquido elemento acabe en el suelo y tu gaznate seco.

→ Si se te rompe un radio de la rueda por el lado de la rosca, lo mejor es que lo enrolles al radio más cercano, hasta que vuelvas a casa y lo reemplaces por uno nuevo. Aunque se parta por la parte del codo y lo puedas quitar, te recomendamos que lo dejes en la rueda. En la mochila se puede convertir en un peligroso objeto punzante en caso de caída

30

OX IGENO

50 trucos 8.indd Sec1:27

27

17/02/2009 12:01:15


31→ Si como consecuencia de una caída, o al pegar un “culetazo”, la superficie del sillín se sale de sus raíles, olvídate de intentar meterlo de nuevo. Es una misión imposible. Si el camino de regreso no es largo, una solución pasa por sacar la cámara de repuesto y enrollarla sobre los raíles hasta conseguir una superficie sobre la que podamos apoyar mínimamente nuestras posaderas.

→ ¿Otro pinchazo? ¡Vaya!, una de las zapatas ha ido rozando en el flanco de la cubierta y esta se ha rajado. Busca como sea, ¡como sea!, un trozo de cartón que sea tan largo como la raja en la cubierta. Colócalo por la parte interior y evitarás que se salga la cámara. Nuestro consejo Oxígeno es que lleves siempre en tu mochila un pequeño rollo de cinta americana, que te sacará de apuros como este. No olvides que en el monte, por fortuna, no siempre es fácil encontrar un cartón… Para llevar a cabo este Truco también vale un billete de 5, 10, 20 euros, ¡comprobado!

34

32→ Los frenos de disco al→ Un mal golpe al cambio trasero, como consecuencia de una caída o con cualquier objeto en el monte. El caso es que el cambio trasero se ha desalineado por el impacto de un golpe, y los cambios vuelven a fallar. La razón más habitual es que la puntera donde se sujeta el cambio se haya doblado ligeramente. Para volver a llevarla a su lugar, se puede enderezar haciendo palanca con el cuerpo del cambio como se ve en la ilustración, siempre poco a poco para evitar que la propia puntera pudiera partirse al realizar la operación.

33

canzan temperaturas altísimas después de realizar una bajada prolongada, por lo que nuestro primer consejo es que no lo toques justo después de una bajada, ni te apoyes, porque lógicamente te quemarás. El segundo es más útil si cabe. Si después de una bajada tienes que pasar un arroyo o río, pásalo frenando suavemente y después de hacerlo mantén las manetas de freno ligeramente apretadas para que el contacto pastillas de freno-disco sea constante. Así podrás evitar posibles abombamientos del disco debido al cambio brusco de la temperatura.

35→ Las bicis también se roban, y muchas. Una manera de poder demostrar que la bici es tuya en caso de hurto y tener la suerte de recuperarla es meter en el tubo del sillín del cuadro un documento plastificado con tu nombre y apellidos, o en cualquier otro punto remoto del cuadro. También debes conservar la factura y el número de serie, normalmente bajo la caja de pedalier. 36→ Como ya hemos comentado las bridas son un gran aliado en el monte. Si en mitad del monte pierdes una de

28

las roldadas o poleas del cambio trasero, puedes solucionarlo con una navaja redondeando un desmontable (si es de los de plástico normales) y haciendo un pequeño agujero pasador. Esta solución te permitirá volver pedaleando con bastante normalidad.

37→ En el caso de que rompas la cadena, es muy útil llevar siempre en la mochila un eslabón de cierre rápido (los hay de varias marcas), que te permitirá reparar la avería muy rápidamente. En caso de que tengas que desechar algún eslabón para volver a empalmar la cadena, asegúrate siempre de no sacar el bulón en su totalidad, ya que será imposible volver a meterlo. A 1 mm del ras de la placa será suficiente para poder realizar la operación con garantías. 38→ Y si tienes que operar sobre la cadena en el monte para realizar un empalme, ayúdate de un compañero que sujete el cambio contra la vaina del cuadro para que la cadena no esté tensada, o sujétala a la vaina con la ayuda de una brida, una cinta de rastral antigua, o en último caso déjala fuera de los platos y en el más pequeño de los piñones.

39→ Y entonces… no sabes cómo, pero la rueda delantera se metió entre unas raíces y saliste por encima del manillar. Al levantarte y poner de nuevo la bici en orden, descubres la rueda delantera hecha “un ocho”. Saca la rueda de la horquilla y busca una pared o roca donde puedas apoyarla. Sujeta la rueda por las dos partes donde está abombada y empuja hasta enderezarla. No quedará perfecta, pero te permitirá volver rodando a casa. 40→ Si notas que tu casco huele demasiado a “humanidad”, olvídate de los que te dicen que lo metas en el lavavajillas, lavadora o animaladas similares, ya que sus compuestos se pueden ver afectados y perder capacidad de absorción. La mejor manera de limpiar el casco es con un paño húmedo, y lo que sí puedes meter a la lavadora son las esponjillas que se encargan de absorber el sudor.

41→ Aunque los crujidos siempre se achacan a las partes móviles (bielas, pedales, los discos de freno…), lo cierto es que una fisura en el cuadro puede ser la fuente de pequeños ruidos o crujidos. Nuestro consejo es que

OXIGENO Mar zo 2009

50 trucos 8.indd Sec1:28

17/02/2009 12:01:16


→ No podía ser de otra manera. No te quedan parches, estás cerca de casa, has gastado tu cámara de repuesto en reparar el sillín y vuelves a pinchar. Desesperado, eres incapaz de usar la lógica. Tranquilo, la naturaleza es sabia, y por eso ha puesto a nuestra disposición la hojarasca y la maleza. Con mucha paciencia puedes rellenar tu cubierta con hojas hasta que tome forma. Será lo suficiente para que puedas rodar con precaución, mejor que hacerlo sobre la propia llanta.

42

periódicamente, por ejemplo después de lavar la bici, dediques un rato a observar tu bici, especialmente en la zona de las soldaduras. Si ves pintura descascarillada o un rastro de óxido, puede ser que el cuadro haya llegado al fin de su vida útil.

43

→ No uses nunca gasolina o gasoil para limpiar la cadena. Hoy en día hay productos específicos que además de limpiar y lubricar, te ayudarán a que la cadena de tu bici esté durante más tiempo en buen estado. 44→ Si has comprado una suspensión total, pero nunca te han explicado bien cómo regular las suspensiones, debes tener unas nociones básicas. Una recomendación es que visites www.mountainbike.es, donde tienes todos los secretos de las regulaciones de una bici de montaña. Un dato importante es que el SAG (la parte de la carrera del amortiguador que comprimimos al subirnos sobre la bici en parado) sea

de alrededor de un 25-30%. Como hay muchas versiones y diseños, te recomendamos que sigas las instrucciones del fabricante en caso de duda.

más prominente y separado para evacuar el barro) y afloja los muelles de los pedales automáticos para que la acción de enganchar y desenganchar sea más suave.

articulaciones. Si al pedalear el muslo queda muy cerca de la posición horizontal, es señal de que el sillín esté probablemente demasiado bajo.

48→ En mountain bike nuestro consejo es el uso de guantes largos siempre, ya sea verano o invierno. Además de que las caídas son más frecuentes que en carretera (triste realidad), los roces con ramas o el mayor uso de las manetas de freno cambio protegerá nuestras manos de heridas y roces. 49→ Acabar sin volver a hablar del maldito pinchazo no sería justo. Todo lo que sirva para repararlos siempre es bienvenido. En caso de necesidad extrema y si el poro

Tan importante como la bici eres tú, ya que eres el “motor”. Lleva siempre comida y bebida cuando las salidas vayan a sobrepasar los 45 minutos/1 hora (agua siempre), y da pequeños sorbos de agua cada 15 minutos de ejercicio para evitar la deshidratación. 45→

46→ La bici necesita adaptarse a los terrenos, como nosotros mismos. Si vives en una zona con mucho barro, utiliza unos neumáticos diseñados para tal fin (con un taqueado

47→ Recuerda que si al pedalear extiendes del todo la rodilla, es un síntoma inequívoco de que llevas el sillín demasiado alto, lo que perjudicará a tu rendimiento, y a tus

abierto no es muy grande, como solución de emergencia se puede usar un chicle previamente masticado, aplicándolo después a la cámara.

→ Cambio trasero arrancado. Este es un truco que te puede salvar de una buena. Si una rama arranca de cuajo tu cambio trasero, hay algo mejor que empujar hasta casa. Desmonta el cambio trasero, coloca la cadena en el plato mediado y el piñón trasero que quede más alineado con este plato. A continuación, corta la cadena a la medida para que puedas volver a casa en un único desarrollo. Para pulir un poco más este truco y que no te salte tanto la cadena, puedes colocar una brida de plástico para que haga las funciones de tensor de cadena y salte menos.

50

OX IGENO

50 trucos 8.indd Sec1:29

29

17/02/2009 12:01:18


Mountain Bike / trucos