Page 1


Voy a hacer como si no lo conocieras y te daré una presentación de libro…

No ignoras que conoce los secretos del tiempo. Que habla con las criaturas de abajo y que su ojo ve a la muerte cuando ronda cerca, a medio metro a tu izquierda. Por eso no necesita nada más que un trozo de espada atado a una cadena para ser el guerrero más grande de todos los tiempos.

He aquí la historia de aquel que tumba reyes y destruye civilizaciones:

Funeral…


Un joven y valiente guerrero y una princesa tan bella que solo podía existir en algún cantar de gesta. Era una rica heredera y sacerdotisa de la Casa de la Araña, la casa más prestigiosa de la república.

Por sus diferencias, su relación estaba prescrita por el orden social establecido y la religión. Pero su amor era más fuerte que todo…

Todo esto ocurrió en Rem, la capital. Él era caballero de bronce del Quiróptero, sin tierra ni fortuna, pero ella…

Para ganarse el derecho de cortejar a su amada, el valeroso caballero estaba dispuesto a vencer serpientes y dragones. Gracias a su gallardía y al fervor del público, el guerrero superó todas las pruebas. llegó la oportunidad de obtener fama durante un torneo donde tuvo el honor de portar las armas de su amada.

En el pentatlón obtuvo una mejor puntuación que Hécate, la triple campeona del Escorpión.

Tumbó a todos sus adversarios, incluido a Brutus del Ciempiés, en un combate dantesco.

Para terminar, durante la justa final, venció a Atalía “La Centaura”, de la Casa del Cuervo.

Por si fuera poco, el destino ofreció al guerrero una ocasión más para superarse.

8


El reino del León de Namor, en guerra con Rem desde el principio de los tiempos, acababa de sufrir una importante derrota. Gracias a eso, el general Scipio del Kraken, llamado “Scipio el Viejo”, pudo capturar a batallones enteros de caballeros namoritas.

Namor se negó a pagar el rescate y los prisioneros iban a ser sacrificados en el gran torneo de Rem…

… Su destino era ser devorado por los cerberos para deleite del público amante de sensaciones fuertes.

Pero nuestro joven héroe del Quiróptero tenía un corazón noble: le propuso al arconte un duelo judicial en lugar de una carnicería.

Teniendo en cuenta la popularidad del caballero, la asamblea accedió a su capricho, con una condición…

… El combate judicial sería retransmitido por los cíclopes de Rem y de Namor para mayor equidad. Así los pueblos podrían apoyar a sus campeones y hacer el combate todavía más impresionante.


Durante horas, los campeones intercambiaron golpes de una potencia inaudita.

La emisión tuvo un efecto hipermetabólico en los dos hombres. Dopados por los millones de gritos de ánimo, sus fuerzas se amplificaron. Cuando los propios espectadores se cansaron, los dos guerreros ya habían derramado una gran cantidad de sudor y sangre. Sin embargo, motivados por lo que se jugaba en el combate, prosiguieron.

… Hasta el momento en que uno de los dos ya no pudo levantarse.

Durante el combate había nacido cierta estima entre los dos adversarios. El joven guerrero pidió que se liberase a los prisioneros namoritas en nombre del honor y la bravura del caballero del León.

El caballero del Quiróptero había vencido por poco. Reunió la escasa energía que le quedaba para un último golpe de efecto.

Agotados, emplearon sus últimas fuerzas…

El arconte, apoyado por todo el senado, accedió a la petición con la siguiente condición…

… El caballero del León había perdido el combate y debía, por tanto, morir…

… ¡Ejecutado a manos del joven guerrero!

10


En una temporada, el guerrero había vencido en tres frentes: en el amor, en las olimpiadas y en la política.

Todos los objetivos apuntaban a la pareja perfecta del momento, la que lo conseguía todo.

Evidentemente, nada de esto habría sido posible sin la ayuda entre bambalinas de una buena consejera: Psámate de la Mantis.

Ante cientos de cíclopes, sedientos de emociones fuertes, el joven guerrero decapitó al caballero de Namor, lo que lo transformó de inmediato en la figura mediática del momento.

Ella fue quien diseñó la historia shakespeariana de los dos amantes separados. Su objetivo era traer sangre nueva a una familia prestigiosa pero envejecida, y para ello había escogido a un don nadie lleno de vigor.

Ella fue quien inscribió al guerrero en el torneo. Ella fue quien pagó la armadura y la montura indispensables para participar en las pruebas.

Y también fue ella quien organizó el combate entre héroes, aprovechando sus contactos en las altas esferas para acercarse al arconte y sugerirle que debía ser clemente con los rehenes de Namor.

Todo el mundo pensaba que el guerrero y la princesa vivirían felices para siempre y tendrían muchos hijos.

Psámate había escrito un verdadero cuento de hadas.

Desgraciadamente, incluso las historias más bonitas tienen un final…

11


Todo tiene un precio.


Nueve meses más tarde…

No será hoy el día que la araña dé a luz un hijo imperfecto.

No es eso, Atalía. Me preocupo por ella: lleva mucho tiempo con contracciones.

Deja de dar vueltas, vas a volverme loca.

¡Aguanta, querida, lo lograrás!

¡Adelante, empuje con todas sus fuerzas!

13

¡Un poco más, ya casi está! ¡Lo veo, ya llega!


¡Vamos, Luciana! ¡Concéntrate en él!

¡Empuje fuerte una vez más y saldrá!

¿Cómo quieres que sea?

Sí, perfecto hasta el último detalle…

¡Fuerte!... Muy fuerte. ¡Será perfecto!

Ya está. ¡Aquí lo tiene!

Cirujano, te lo entrego.

mmm...

Muestra vigor, es un buen signo.

Excelente.

No hay nada más que hacer. Puede coger al pequeñín en brazos.

14

Firmo los papeles y me voy, tengo una urgencia.

Funeral 1. Fortunate Sons (Freaks' Squeele)  

Érase una vez un mundo donde los temibles guerreros se enamoraban de bellas doncellas. Formaban parejas perfectas destinados a tener una her...

Funeral 1. Fortunate Sons (Freaks' Squeele)  

Érase una vez un mundo donde los temibles guerreros se enamoraban de bellas doncellas. Formaban parejas perfectas destinados a tener una her...