Page 1

la buseta, buseta, identidad identidad capital capital la una mirada hacia la memoria


la buseta, identidad capital


la buseta, identidad capital una mirada hacia la memoria

Carlos Nicolas Diazg ranados


2009 Bogotá, Colombia. Diseño y fotografias: Carlos Diazgranados Primera edición: junio de 2009 Impreso y hecho en Colombia


A Dios. A Alex (D. E. P. y alegrĂ­a) A mis padres (4) y mi familia. A eliana y a mis amigos.


La buseta bogotana

E

l transporte urbano de servicio público en el país se encuentra en un momento de transición y cambio, a favor de los siempre contraproducentes progreso y bienestar. Algunas ciudades (Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Cartagena, Medellín y Pereira,), están implementando nuevas estrategias para el manejo de la movilidad, mientras la ciudad de Bogotá se encuentra en etapas finales (por no decir a medio camino) de su estructuración y adecuación a un sistema masivo (masas) de transporte público. Estas nuevas maneras de


de personalizar la decoración de los vehículos de transporte publico”2. Transmilenio busca transformar las vías, los vehículos, los entornos y lugares de transito. En suma es un cambio cultural, una transformación del contexto. Se impuso a la ciudad una identidad, unos colores corporativos y estandarizados, una marca que se cargo a las características principales de la ciudad ante los otros, se creo una nueva cara para la metrópoli colombiana, pero ¿a costa de qué? ¿Qué hemos dejado atrás? ¿Qué se nos va con el clásico transporte publico bogotano?, ¿acaso algo de nuestra propia identidad como ciudadanos nacidos o adoptados por Bogotá?. De Bogotá, tomo como muestra la buseta, para observar y mostrar dicha identidad y el2 Populardelujo. I Love Mi Bus. 2005. http://www.populardelujo.com/inspiracion/i_love_mi_bus. htm [Consulta: viernes 27 de marzo de 2009].

La buseta bogotana

moverse en la ciudad sustituyen medios, métodos y maneras cotidianas de transportarse y de vivir en el vehículo. Basado en esta idea de lo que se reemplaza, busco mostrar una mirada a elementos visuales tradicionales que generaron con los años una identidad de la ciudad en movimiento, una atmósfera de viaje que se transfigura hoy en otros modos de andar y comportarse en público. La imagen que se tenía de la ciudad venía de la acumulación de tendencias, del encuentro de estilos variados de diseño, ornamentación y decoración e influencias de todo tipo, desde lo religioso, pasando por lo deportivo a lo artístico entre otros, dotada de todos los colores, olores y sabores. “Sin embargo a este potente y singular marco estético parece haberle llegado la hora negra a manos de la regularización del transporte masivo, que iconizada por el sistema transmilenio anula la posibilidad


2 La ciudad, a partir de los imaginarios, atiende a la construcción de sus realidades sociales y a sus modos de vivirlas y proponerlas. Lo imaginario antecede al uso social; ésa es su verdad. Si se quiere ser más determinante podría decirse que los imaginarios son una realidad urbana construida desde los ciudadanos. El mundo se vive según las percepciones que se tengan de él, y cuando éstas participan en conglomerados amplios, complejos y de contacto, como las ciudades, adquieren mayor contundencia en su definición grupal. Bogotá Imaginada. Armando Silva. Taurus. Bogotá, 2003. Pág.: 24.

parte del paisaje urbano y de la identidad cultural de nuestra ciudad.” 3 Dicha grafica que se utiliza en la buseta y en el transporte publico tradicional no muere ni se chatarriza con ésta, sino muta y se transforma a lo largo y ancho de nuestra geografía capitalina, se renueva y se actualiza en taxis, camiones, motocicletas, talleres, tiendas, etc. Pero cada día se convierte en el rasgo de una ciudad superada, vestigio de una memoria cercana, del yo estuve y yo viví, de la remembranza del pasado de aquel milenio anterior sin banda ancha, GPS, 3gsm, AH1N1, floggers, bloggers, emos, J23: destino portal calle ochenta. Pero con servicio corriente, colectivo y ejecutivo. 3 El libro de los buses de Bogotá. Juan Carlos Pergolis/Jairo A. Valenzuela. Universidad Católica de Colombia. Bogotá, 2007. Pág.: 104.

La buseta bogotana

ementos expresivos y recurrentes en la grafica popular de la ciudad en sus imaginarios2. La buseta responde a la idea de preservación de un manejo de la decoración, una personalización y un nombramiento del espacio de trabajo, donde cada lugar es único cual hábitat de migración en movimiento, “ (la buseta) es la representación del transporte y el imaginario mas querido de los usuarios bogotanos y como los colectivos de Buenos Aires o los buses de dos pisos en Londres, la buseta es


La buseta es un espacio que habitamos y compartimos por unos momentos en nuestro que hacer cotidiano, un lugar de paso, un cruce de caminos y recorridos, un encuentro de ritmos y tiempos diferentes. Se convirtió para algunos en un elemento familiar, donde se refugió en imágenes algo de la idiosincrasia popular de la ciudad de Bogotá. Dichas imágenes vienen influenciadas desde las clásicas chivas hasta los autos de carreras, desde el divino niño hasta el monstruo de tasmania, desde la montura y las botas del jinete hasta el logo del Ford Mustang GT, desde el conejo de Playboy hasta el hoy no fió mañana si, de el Che al ¿Cómo conduzco? Más que un medio de transporte es una experiencia que hemos comenzado a dejar atrás, que estamos chatarrizando y que a lo mejor con ella enterremos más que un sistema desordenado, tal vez estemos borrando algo muy de nosotros y de nuestra cultura e identidad visual bogotana.


La buseta bogotana  

Libro sobre la imagen e identidad de la ciudad de Bogotá, colombia, desde la imagen del transporte publico.

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you