Page 2

54

Sábado 18 de mayo de 2013 diario Respuesta

Policía / Benito Juárez

AVANCES. José Abel López, de origen salvadoreño, es vecino de la misma zona en que cometió sus desmanes.

Encierra policía a "malacopa" por apedrear casas Ricardo Torres

DIARIO RESPUESTA

Bajo el señalamiento de daños a una ventana y a un vehículo, un sujeto de origen salvadoreño fue puesto a disposición del Ministerio Público la madrugada de ayer, luego que la Policía Municipal lo detuvo en la Región 247 tras solicitar el auxilio los agraviados. La detención del presunto José Abel López, se realizó alrededor de las 4:45 horas, cuando los policías municipales acudieron al reporte que les transfirió la línea de emergencia 066, donde señalaban que una persona bajo condiciones etílicas había causado daños en algunos domicilios de la manzana 12, del fraccionamiento Villas Otoch, en la Región 247. Los guardianes del orden público se entrevistaron con un par de personas del sexo masculino a quienes se les omiten sus nombres por razones de seguridad, de acuerdo a la información de la misma corporación policiaca. Los agraviados mencionaron que el sujeto ahora identificado como José Abel López de 28 años de edad, y según ayudante de meseros, quien por cierto es su vecino, empezó a tirar piedras para todos lados, donde una de ellas le pegó a una ventana de cristal de un domicilio, y otras a los cristales de un vehículo tipo Chevy color azul. Aunque eso no lo mencionaron las personas, presuntamente el sujeto tenía problemas con ellos, por lo que a través de sus condiciones etílicas, le dio valor para atacarlos con piedras. José Abel se encuentra a disposición del Ministerio Público bajo el delito de daños, y su situación jurídica se resolverá dentro de las 48 horas. Sin embargo debido a que el delito no es grave tiene derecho recobrar su libertad bajo el pago de una caución.

Enmudecen 4 clonadores ante juez

» Los detenidos

por falsificar tarjetas se reservaron su derecho a declarar durante el proceso de ayer Ricardo Torres DIARIO RESPUESTA

E

n su primer día internados en la cárcel de Cancún, los tres delincuentes extranjeros y un mexicano quienes formaban una banda de clonadores en Cancún desde hace dos meses, salieron a las rejillas del Juzgado Primero Penal

para declarar sobre el delito que se les imputa; sin embargo se reservaron el derecho. Como se informó en la edición pasada, los delincuentes de “guante blanco” dijeron llamarse Fabián Alberto Rodríguez Álvarez alias “El Chumi”, de 34 años de edad, originario de Caracas, Venezuela; Carlos Alberto Estrada González de 27 años, originario del Distrito Federal; Jorge Andrés Parra Román de 24 años, originario de Tulua, Colombia; y Paula Andrea Ocampo Román de 31 años, originaria de Cali, Colombia. Los cuatro desfilaron ayer después de las 14:00 horas, en las rejillas del Juzgado para que ratificaran la declaración

Los nombres > Fabián Alberto Rodríguez Álvarez > Carlos Alberto Estrada González > Jorge Andrés Parra Román > Paula Andrea Ocampo Román que emitieron en su momento ante el agente del Ministerio Público, en relación al aparato electrónico que se les encontró al momento que la Policía Judicial los detuvo en la puerta de un cajero automático de la sucursal bancaria Bancomer, ubicado en la avenida López Portillo a la altura de la manzana 45, Supermanzana 58. En su confesión, señala-

ron que se dedicaban a la clonación de tarjetas de crédito desde hace dos meses en éste polo turístico, y como parte de sus ilícitos instalaban en algunos cajeros aparatos de lectores de cintas magnéticas para sustraer los números confidenciales de los cuentahabientes. En base a estos hechos el juez Primero Penal les solicitó ampliar su declaración, sin embargo primeo negaron la acusación, y luego se reservaron el derecho de hacerlo. El fiscal tiene seis días para resolverles su situación jurídica, aunque para la Procuraduría de Justicia en el Estado existen elementos para dictarles el auto de formal prisión.

indagatorias. En su confesión la banda señaló que se dedican a la clonación de tarjetas de crédito desde hace dos meses en éste polo turístico.

Era taxista de día y robacobre de noche Ricardo Torres

DIARIO RESPUESTA

Dos sujetos en complicidad con un taxista, fueron a parar a los separos de la Policía Judicial la mañana de ayer, luego que los agarraron en la Región 103 con un rollo de cable de energía eléctrica, el cual supuestamente habían descolgado de una línea de alta tensión. Los presuntos se identificaron como Samuel Olvera Rodríguez, de 36 años de edad, chofer de la unidad número 2465; Edgar Hernández Salazar, de 19 años, ayudante de albañil; y Samuel Aguilar Ramírez, de 26 años, también del mismo oficio que el anterior. La Policía Municipal informó

que cerca de las 11:00 horas recibieron el reporte del radio operador de la corporación, que dos personas del sexo masculino estaban descolgando cables de energía eléctrica sobre la avenida 149 a la altura de la Región 103. Una de las unidades se movilizó enseguida, por lo que al llegar a la dirección que mencionaban y tras obtener el número de vehículo perteneciente al sindicato de taxistas Andrés Quintana Roo donde viajaban los sospechosos, lograron ubicarlos. Los sujetos antes mencionados fueron identificados por vecinos del lugar, al menos dos de ellos, como las personas que se subieron a dos postes del alumbrado público, y descolgaron una

línea de cableado, después huyeran a bordo de la unidad número 2465. Ante el señalamiento de los testigos, los elementos de la policía precedieron a detenerlos y trasladarlos a las instalaciones de la corporación donde el personal del área jurídica determinó que los pusieran a disposición del Ministerio Público Federal, bajo el delito de robo, asimismo, se remitió como pertenencias del taxista, su vehículo del servicio de alquiler. Dentro de los archivos de la Policía, apareció que el sujeto Samuel Aguilar Ramírez ha sido detenido y puesto a disposición de la autoridad ministerial, en tres ocasiones por robo de cobre.

PROCESO. Los presuntos fueron identificados como Samuel Olvera Rodríguez, (taxista), Edgar Hernández Salazar y Samuel Aguilar Ramírez.

policia