Page 4

Pág. 4

Dicen que la empresa apunta al cierre definitivo, lo que se traduciría en la pérdida de 320 fuentes de trabajo. El Toba cesó su actividad en Puerto Tirol pero continúa faenando en frigoríficos más pequeños. os delegados de los 320 trabajadores del Frigorífico Toba, de Puerto Tirol, que suspendió sus actividades en noviembre, insisten en su reclamo de reapertura, alegando que no existen razones para mantenerlo cerrado. “Mientras el Toba se cierra por falta de ganado para faena, el Gobernador acaba de inaugurar el frigorífico Nelson en Lapachito, que fue presentado como una muestra cabal de la gran actividad del sector”, ejemplificaron. Para los obreros, las excusas expuestas por la empresa no tienen ningún sentido, ya que este frigorífico fue uno de los pocos que alcanzó a cumplir con la totalidad de la exportación de la denominada Cuota Hilton a Europa, algo que sería imposible de cumplir en caso de una merma de la producción como la que alegan.

L

LOCALES - Resistencia, viernes 3 de febrero de 2012

Esperan una respuesta del Gobernador y no descartan medidas de fuerza

Frigorífico Toba: piden su reapertura o convertirlo en cooperativa de trabajadores Según los trabajadores, los empresarios que explotan el frigorífico prefieren llevar los animales a faenar en frigoríficos pequeños, tercerizando la mano de obra, mientras dejan de pagar los sueldos de los trabajadores de su propia planta. Al respecto, recordaron que la empresa violó las condiciones impuestas para la Cuota Hilton, como el desposte y envasado al vacío en la propia planta, realizando esas tareas en un frigorífico de Santa Fe, con la evidente intención de utilizar menos mano de obra chaqueña. Analizando la situación, dicen estar convencidos de que la estrategia del grupo empresario Vicentín, que gerencia el frigorífico Toba, es presionar al Gobierno amenazando con el cierre definitivo el establecimiento si no cumplieran su cometido de obtener un cupo de exportación mayor o nuevos subsidios para compensar los precios rebajados exigidos por las últimas medidas

adoptadas por la Nación en materia de carnes. En este sentido, advirtieron que instalarán su protesta en las puertas de la planta para evitar el desmantelamiento que dicen que ya ha comenzado a observarse.

Sindicalistas representantes de la empresa Desde noviembre, todos los trabajadores del Toba están percibiendo apenas un porcentaje de su sueldo: algo más de mil pesos, que corresponde a la “garantía horaria” proveniente de fondos nacionales. En caso de no lograr la reapertura inmediata de la planta, pretenden que el Gobierno provincial aporte lo que resta para completar el sueldo de cada uno de ellos. Paralelamente, denuncian la total ausencia del Sindicato de la Carne en el reclamo y el plan de lucha, y aseguran que, lejos de procurar una solución para los obreros ante el Gobierno y los empresarios, los principales diri-

gentes están abocados a gestionar un incremento de la Cuota Hilton y mayores subsidios para las empresas.

Defender las fuentes de trabajo En este contexto, convocaron a todo el pueblo a evitar el cierre del frigorífico, y proponen que “si el Grupo Vicentín quiere cerrar el Toba, que se vayan los gerentes que nunca hicieron nada y que ni siquiera saben en

qué consiste el trabajo“, y que todo pase a manos de los trabajadores que ya se han constituido en cooperativa para que todo vuelva a la actividad, evitando la pérdida de fuentes de trabajo. La semana pasada los delegados de los 320 trabajadores del frigorífico mantuvieron un encuentro con el gobernador Jorge Capitanich, quien les prometió ofrecerles una respuesta hoy o mañana. “Estamos esperando su convocatoria, queremos saber si

tiene verdadero interés en resolver el tema a favor de los trabajadores y sus familias, preservando las fuentes de trabajo, o si terminará consintiendo a los empresarios”, dijeron. Finalmente, remarcaron que las acciones a seguir serán definidas en asamblea de trabajadores y dependerán del tenor de la respuesta del Gobernador, y no descartaron cortes de ruta y nuevas tomas en la planta del frigorífico en Puerto Tirol.

Trabajadores del Tribunal de Cuentas retomarán los reclamos Según informó el secretario general de la Asociación del Personal de Organismos de Control de Chaco (Apoch), Walter Misoni, la próxima semana los trabajadores del organismo estatal se reunirán en asamblea para definir de qué modo retomarán los reclamos salariales y laborales que iniciaran en el 2011. En el transcurso del año pasado, los empleados del Tribunal de Cuentas llevaron adelante sendas medidas de fuerza, con y sin asistencia a los lugares de trabajo, a fin de exigir una recategorización del personal dentro del organismo

y reclamar la aplicación de la ley de enganche de acuerdo a la última recomposición salarial otorgada a los trabajadores del Poder Judicial en el año 2011. “Tras el regreso de las vacaciones, la próxima semana nos reuniremos los empleados en asamblea para definir como retomaremos el plan de lucha para conseguir la reivindicación integral que merecemos”, manifestó el representante gremial. Asimismo, Walter Misoni comentó que muchos empleados del Tribunal de Cuentas se retiraron de sus funciones y en consecuencia es mayor el trabajo para un perso-

nal mermado. “De 300 trabajadores sólo quedamos 250 aproximadamente que debemos afrontar una recarga laboral y esto claramente conspira contra la calidad de la prestación de servicio que tenemos que brindar, tendremos que solucionar ese problema”, añadió el titular que nuclea al personal del Tribunal de Cuentas de la provincia. De este modo, en este año 2012 los objetivos gremiales a conseguir serán una recomposición salarial acorde al nivel inflacionario, como mínimo en el orden del 30 por ciento, y a su vez un mejoramiento del escalafón del organismo, ya que el año pasado sólo obtuvieron silencio, pese a que presentaron en Casa de Gobierno estos puntos a través de un petitorio.

Carlos Cubilla, Aurelio Díaz y Germán Báez, junto a los delegados de los trabajadores del Toba Raúl Acevedo y Jorge Esquivel, que reclaman la reapertura de la planta.

Centro de Jubilados considera que debe elevarse aún más la jubilación mínima Esta semana la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció en Casa de Gobierno el lanzamiento de fondos de garantías a las provincias para pymes y también el incremento del 17,6 por ciento de las jubilaciones mínimas. Según precisó la jefa de Estado en su último discurso oficial, a partir del 1 marzo habrá 17,62 por ciento de aumento pa-

ra los jubilados y pensionados, por lo que el haber mínimo pasará de 1434 a 1687 pesos, en tanto que el haber medio será de 2215 y 2598 en los casos que no estén en moratoria. Respecto a este anuncio, el presidente del Centro de Jubilados del Chaco, Ovidio Maestri, manifestó que “siempre será positivo y bienvenido cualquier aumento para el sector pasivo, pero consideramos que debe elevarse aún más la jubilación mínima teniendo en cuenta el encarecimiento del costo de vida”. En tal sentido, dijo que considera justo que todos los niveles de jubilaciones reciban un aumento, pero que sería muy beneficioso que

ese porcentaje se incremente unos puntos más en el caso del haber mínimo, remarcado que su institución está de acuerdo en que debe respetarse la pirámide de haberes”. Asimismo, recordó que muchas instituciones que representan a los jubilados y pensionados están solicitando al Gobierno que el porcentaje de bonificación que se abona a los trabajadores activos les alcance este año a los pasivos. “Sería muy importante para nosotros acceder a este beneficio y esperemos que este año recibamos un mayor apoyo por parte de los sindicatos que nuclean al sector activo”, concluyó.

PrimeraLinea 03-02-12 3320.pdf  
PrimeraLinea 03-02-12 3320.pdf  

PrimeraLinea 03-02-12 3320.pdf

Advertisement