Issuu on Google+

PEREIRA, JUNIO DE 2014


PUBLICACIÓN COMERCIAL / CUIDEMOS NUESTRO PLANETA PAG PEREIRA, JUNIO DE 2014

2

¿Qué efectos provoca la contaminación de los ríos o lagos?

Debido a su escasa entrada y salida de agua, los lagos sufren graves problemas de contaminación.

Los ríos, por su capacidad de arrastre y el movimiento de las aguas, son capaces de soportar mayor cantidad de contaminantes. Sin embargo, la presencia de tantos residuos domésticos, fertilizantes, pesticidas y desechos industriales altera la flora y fauna acuática. En las aguas no contaminadas existe cierto equilibrio entre los animales y los vegetales, que se rompe por la presencia de materiales extraños.

Así, algunas especies desaparecen mientras que otras se reproducen en exceso. Además, las aguas adquieren una apariencia y olores desagradables. Los ríos constituyen la principal fuente de abastecimiento de agua potable de las poblaciones humanas. Su contaminación limita la disponibilidad de este recurso imprescindible para la vida.

Cuidado y preservación de los ríos La vida, la salud y el bienestar humano depende de la disposición de agua limpia y fresca. ¿Por qué entonces se ha abusado tanto de las fuentes de agua dulce que son tan indispensables para sobrevivir? Los ríos y arroyos que suministran agua fresca han sido usados como vertederos de desechos, desviados de sus cursos naturales y desaguados para uso exclusivo de unos pocos. En las últimas dos décadas se han adquirido nuevos conocimientos acerca de los efectos perjudiciales de estos actos y una resolución más firme para usar los recursos hídricos de manera que puedan satisfacer las necesidades de todos los consumidores y conservar, al mismo tiempo, los ecosistemas que los rodean. La contaminación de los ríos es una problemática más antigua que la contaminación ambiental, pero que con el aumento de la población a las orillas de las fuentes hídricas, el volumen de desperdicios orgánicos y no orgánicos, entre otros; se incrementó de manera tal que las aguas del mismo se ven afectadas de tal forma que su composición deja de ser natural, afectando tanto a la fauna y flora que se alimen-

ta de la misma como a los humanos que la beben. Los ejemplos en el mundo de ríos que han sufrido daños irreparables son muchos y la provocación de los mismos por lo general se debe a la priorización de instalación de industrias y fábricas que generan puestos de trabajo, pero que muy pocas veces cuidan sus desperdicios del ciclo productivo. Otro de los factores que influye negativamente en la supervivencia de los ríos, principalmente en los países de alta producción agrícola, es la utilización indiscriminada y sin protocolos establecidos de insecticidas y herbicidas, los cuales muchas veces son esparcidos por fumigaciones por medio de aviones, cayendo parte de los mismos en los ríos. La contaminación con la red cloacal sin que tenga un tratamiento previo a la llegada al río, es muy común en los países en desarrollo, lo

que provoca un aumento desmedido en la cantidad de coliformes que llevan a la aparición de enfermedades. ¿Qué es la contaminación del agua? Incorporación al agua de materias extrañas, como microorganismos, productos químicos, residuos industriales y de otros tipos, o aguas residuales. Estas materias deterioran la calidad del agua y la hacen inútil para los usos pretendidos. ¿Por qué se contamina el agua? El agua se contamina por culpa de la actividad humana, ya que el hombre se multiplica y necesita cada vez más comida, más agua, vestimenta, transporte, remedios, entretenimientos. La carga sobre la biosfera, va aumentando y se produce emisión de gases tóxicos; contaminación por pesticidas, metales, desechos cloacales; accidentes, como los derrames de petróleo; descarga de desechos químicos y material radiactivo; descenso de los mapas de agua dulce y zonas más profundas. Todos estos ataques contra las fuentes hídricas producen una disminución del recurso y son muy pocos los seres humanos que han tomado conciencia en ese aspecto.

GERENTE FINANCIERO: Javier Ignacio Ramírez Múnera GERENTE COMERCIAL: Luis Carlos Ramírez Múnera DIRECTORA COMERCIAL: Blanca Cielo Moreno Obando Ejecutivos: Carolina Noreña / Ana Milena García / Fernando Valderrama Periodista: Mónica Osorio Ramírez CReativos: Paula López Delgado / Oscar Rendón Diseño Editorial: Viviana María Hurtado Arias / Mauricio Jaramillo Trujillo COORDINADOR de produccion: Carlos Alberto Arenas Giraldo Impresión: R.R. Editores Pereira / El Diario del Otún www.eldiario.com.co


PUBLICACIÓN COMERCIAL / CUIDEMOS NUESTRO PLANETA PAG PEREIRA, JUNIO DE 2014

4


PAG PUBLICACIÓN COMERCIAL / CUIDEMOS NUESTRO PLANETA

5

PEREIRA, JUNIO DE 2014

Participe en el día del medio ambiente El Día Mundial del Medio Ambiente (DMMA) es una de las herramientas principales de las Naciones Unidas para impulsar la sensibilización y acción por el medio ambiente en todo el mundo. A lo largo de los años, esta celebración ha crecido hasta convertirse en una plataforma global en la que participan personas de más de 100 países. Además, es el día en el que usted puede actuar por el medio ambiente, de tal forma, que la suma de todas las acciones individuales generen un gran impacto positivo en el planeta. El Día Mundial del Medio Ambiente, gira en torno a los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo en apoyo al nombramiento de las Naciones Unidas de 2014 como Año Internacional de los SIDS (siglas en inglés), relacionando este tema con el cambio climático. En concreto, el eslogan elegido para reflejar este tema ha sido “Alza tu voz, no el nivel del mar”. El objetivo es centrar la atención pública en esos territorios con motivo de la Conferencia Internacional de los SIDS que tendrá lugar en septiembre y explicar la importancia de estos; así como la necesidad urgente de proteger a las islas de los crecientes riesgos y desafíos a los que hacen

frente como consecuencia del cambio climático. Cada Acción Cuenta El Día Mundial del Medio Ambiente es el momento para darse cuenta de que el cuidado de la tierra es responsabilidad de todos y de convertirse en agentes de cambio.

El año pasado, esta fecha fue citada en un total de 200.000 entradas de blogs y en más de 26.000 artículos de prensa publicados únicamente entre el 1 y el 10 de junio de 2013. Los videos para el Día Mundial del Medio Ambiente fueron vistos por cerca de 120 millones de personas en las pantallas digitales de Times Square en Nueva York, Piccadilly en Londres y en Live Windows (Tiendas Benetton) en Milán, Londres, Munich, Barcelona y Almaty. De los 200 millones usuarios activos de twitter, este día se convirtió en “trending topic” de al menos 15 países durante el 5 de junio provocando a su vez una cifra estimada de 47,6 millones de impresiones en facebook. Registre su actividad ¿Cómo celebrará el Día Mundial del Medio Ambiente 2014? Este año la idea es dar a conocer los desafíos comunes a los que se enfrenta el mundo y la necesidad de estar unidos para lograr un objetivo común: una vida sostenible y próspera para todos los habitantes del planeta. Lo principal es ser solidario con los demás, sobre todo, con los ciudadanos de las pequeñas islas. Puede organizar campañas de limpieza, iniciativas para reducir los desechos alimenticios, ir caminando al trabajo, reciclar, etc. No olvide que cada acción cuenta.


PUBLICACIÓN COMERCIAL / CUIDEMOS NUESTRO PLANETA PAG PEREIRA, JUNIO DE 2014

La tala de árboles un problema que crece La tala de árboles tiene diferentes consecuencias sobre el entorno natural, pero también sobre la vida de los seres humanos al disponer de menos zonas verdes, que son auténticos pulmones naturales.

Cada año, aproximadamente se pierden unos 130.000 kilómetros cuadrados de superficie de bosques, acción que tiene consecuencias directas y negativas sobre el entorno natural. Uno de los principales efectos negativos de la tala de árboles es la dificultad para controlar el clima de la zona y de la composición química del suelo, sobre todo, en las hectáreas que están destinadas a las explotaciones ganaderas o agrícolas y lindan con esa área deforestada. Y es que los bosques contribuyen a mantener el equilibrio ecológico, así como la biodiversidad, aparte de limitar la erosión en las cuencas hidrográficas. También tienen un importante papel en las variaciones del tiempo, en el clima y en el abastecimiento de productos como madera, alimentos, fertilizantes orgánicos o forrajes, que son de utilidad, sobre todo, en las comunidades rurales. Pero principalmente, hay que tener en cuenta la importante función que tienen para la evaporación y transpiración de grandes volúmenes de agua a través de sus hojas y que permite que se produzca la lluvia sobre los continentes, lo que redunda a su vez en el crecimiento de los árboles y de sus raíces y que los seres humanos puedan disponer de recursos hídricos. Es importante que todos los seres humanos estemos conscientes de lo que la tala de árboles puede provocar tanto como derrumbes, inundaciones, sequías, vientos huracanados y un sinfín de desastres. Es el 70 % de los desastres naturales los que se le atribuyen a la deforestación de bosques y áreas

verdes; el resto que es el 30 % se le atribuye a la contaminación de vehículos, empresas y otros. En el mundo las consecuencias viene en cadena, el índice de deforestación va ascendiendo y provocando un gravísimo desequilibrio en el ecosistema. La construcción de carreteras, los incendios forestales, la sobreexplotación de árboles para extraer la madera son los principales factores para la pérdida de reserva forestal. Antes las lluvias no provocaban tantos desastres como ahora, pero las razones son de peso la constante deforestación ha provocado que los ríos

6

Una actitud verde

¿Pero, qué podemos hacer nosotros para cuidar los bosques? Además de los comportamientos cívicos mínimos de no ensuciarlos con basuras ni fumar o hacer barbacoas ni hogueras cuando los visitamos, podemos actuar de un modo más activo impulsando su desarrollo.

Participar en reforestaciones, especialmente en zonas que han quedado arrasadas por el fuego, es una de las cosas que ayudará a salvar zonas desertificadas. Pero no solo eso, porque también podemos hacer mucho por los bosques siendo consumidores responsables.

Utilizar papel reciclado, imprimir por las dos caras del folio, no ser consumistas, no comprar animales tropicales ni ilegales y estar siempre informados de qué productos atentan contra los ecosistemas verdes del planeta para buscar alternativas sostenibles (ropa, detergentes, cosméticos, muebles, embalajes y envases, etc.) y así pasar a la acción.

Y, sobre todo, tengamos una actitud respetuosa, ecológica y enseñemos a la gente que nos rodea a cuidar la naturaleza en general. No olvidemos que los bosques son un hábitat complejo, de gran riqueza biológica, por lo que su cuidado siempre ha de hacerse de forma global, yendo más allá de su parte vegetal.

aumenten su agresividad. Ademas la absorción del dióxido de carbono en el aire es muy importante y una de las principales funciones para evitar el daño de la capa de ozono y las enfermedades. Por lo tanto si no se absorbe el dióxido de carbono, el daño a la capa de ozono se vuelve cada vez más grave y esto lleva al calentamiento global y a la escasez de agua. Las comunidades y la población en general juegan el papel más importante, porque de ellos partiría la concientización, y las instituciones centrarían el trabajo en la investigación, forestación y reforestación.


PAG PUBLICACIÓN COMERCIAL / CUIDEMOS NUESTRO PLANETA

7

PEREIRA, JUNIO DE 2014

Cómo evitar el calentamiento global La humanidad tiene la capacidad de destruir el planeta, pero también la posibilidad de ayudar a protegerlo y sostenerlo. El calentamiento global es un problema demasiado grande para que una sola persona lo resuelva, pero usted puede hacer su aporte con elecciones respetuosas por el medio ambiente e inspirar a otros para tomar acción colectiva. Escoja bien los alimentos. Cuando consuma carne, asegúrese de que sea carne local, que no haya tenido que viajar grandes distancias hasta llegar a su mesa. Trate de que, tanto los vegetales que consuma como la carne, provengan de explotaciones pequeñas y cercanas en lugar de grandes granjas industriales, las cuales suelen emplear métodos dañinos para el medio ambiente. Reutilice y recicle más. Use botes de basura diferentes para separar cristal, plástico, papel, cartón y otros productos reciclables. Anime a sus vecinos, supervisores, colegas y clientes a hacer lo mismo (15-25 % de las personas no recicla). Use bolsas de la compra reutilizables en lugar de bolsas de plástico o papel. Haga compost con los residuos orgánicos en lugar de tirarlos a la basura.

Manténgase informado

Use recipientes reutilizables. Use una botella para el agua que pueda rellenar en lugar de comprar una nueva cada día. Así reducirá sus residuos y ahorrará dinero también. Compre productos con poco envoltorio. Menos empaquetado significa menos basura; si no se empleara envoltorios para los productos se podría ahorrar unos 600 kilos de dióxido de carbono y 1000 dólares anuales en promedio. Si observa que el empaquetado de un producto es excesivo, escriba a la compañía para presentarle su disconformidad y anímelos a empaquetar responsablemente. Reduzca el uso de papel. Decida si vale la pena imprimirlo antes de dar click a “imprimir”. Deje un mensaje al final de sus e-mails recordando al lector que lo piense dos veces antes de imprimirlo. Use el papel impreso que ya no sirva para hacer la lista de la compra, notas, mensajes telefónicos, tomar apuntes en clase, etc. ¡Recicle su papel solo cuando ya lo haya usado bien! Cuando imprima algo, asegúrese de usar papel 100 % reciclado. Ahorrará 2,5 kilos de dióxido de carbono por paquete. Compre productos hechos en su localidad. De esa forma se reduce el consumo de energía del transporte de mercancías. Los productos de consumo que se compran representan más de la mitad de la huella de carbono de una familia. Si todos sus vecinos se animan a comprar productos locales, los dueños de las tiendas se verán alentados a ofrecer más productos locales. Compre a los productores, como en mercados callejeros o tiendas pequeñas, en lugar de hacer sus compras en grandes supermercados o

El calentamiento global influye negativamente en millones de vidas diariamente debido a los patrones destructivos de clima y la pérdida de hábitats. Estar bien educado al respecto es el primer paso importante para tomar acción. A nivel personal, serás más apto para cambiar tu estilo de vida si conoces los hechos; a nivel político, estarás más preparado para informar a otros e inspirar cambios si te empapas del tema. Consiga que otros se interesen en la causa. Una forma muy buena de ayudar al planeta es conseguir que más personas se impliquen. Demuestre los beneficios de las actividades y en pro del medio ambiente y de su conservación.

cadenas comerciales. Use fluorescentes compactos o luces LED. Sustituya tres bombillas normales con mucho uso por tres bombillas ahorradoras y economizará 150 kilos de dióxido de carbono y 60 dólares al año. Una bombilla ahorradora puede evitar que se desperdicie un tercio de tonelada de gases de efecto invernadero y el costo de seis bombillas de incandescencia durante su vida útil. Recuerde que las lámparas ahorradoras y fluorescentes contienen pequeñas cantidades de mercurio muy tóxico. Por lo tanto, es imprescindible desecharlas apropiadamente para evitar contaminación adicional en los vertederos. También puede empezar a buscar bombillas LED, que se están poniendo de moda y son todavía más eficientes y duraderas ¡y no contienen mercurio! Sustituya todas sus luces con bombillas más eficientes, regale algunas a tus amigos y familiares y done un juego de ellas a una agencia local de caridad para sus oficinas. Reemplace los electrodomésticos viejos Los aparatos eléctricos poco eficientes (como refrigerador, lavaplatos y aires acondicionados) desperdician mucha energía. Ahorre cientos de libras de dióxido de carbono y mucho dinero reemplazándolos por nuevos (y recicle apropiadamente los viejos). Muchos países cuentan con escalas de eficiencia energética para etiquetar los aparatos eléctricos. Estas etiquetas le permitirán conocer el consumo del aparato antes de adquirirlo. Compruebe en internet la eficiencia de un aparato en concreto antes de ir de compras para ahorrar tiempo y comprobar los sellos de su refrigerador o congelador y reemplazarlo si tiene signos de desgaste. Al momento de la compra vuelva a valorar si realmente necesita todos sus aparatos eléctricos, como aparatos de aire acondicionado o ventiladores. Pruebe abrir más a menudo las ventanas (y de paso saca el aire viciado) y refrésquese naturalmente. Otros aparatos que puede desechar son los mal llamados “ahorradores de tiempo” de tu cocina.



Cuidemosnuestroplaneta mayo 2014