Page 1

Ciudad INTEGRADA

PROPUESTAS DEL FRENTE SOCIAL

1


Opinión

Una década ganada

para la Universidad Por Florencia Saintout Decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social - UNLP Hay un consenso casi absoluto en la comunidad científica y universitaria de estar ante una década ganada no sólo para los académicos sino para la Argentina. Este es un momento de vitalidad de la ciencia en el país (y digo esto sin distinguir entre las que se llaman duras y blandas en el sentido común, que en realidad es una clasificación estigmatizadora que trata de jerarquizar las diferencias entre las ciencias naturales y exactas, y las ciencias de la cultura, escondiendo la relación entre historia y naturaleza). Este momento de vitalidad se opone a otro, el del largo tiempo neoliberal, que en términos de conocimiento científico tal vez haya tenido un hito fundador en la llamada Noche de los Bastones Largos, hace 47 años, cuando el gobierno de Onganía produjo la primer gran expulsión de intelectuales y científicos de la patria. Expulsión que de maneras más sangrientas, y también más veladas, continuó en las décadas siguientes hasta lograr la casi desaparición de la ciencia. Las dictaduras prepararon el terreno para que el gran crimen neoliberal contra la ciencia fuera posible: a la expulsión de los científicos (llamada eufemísticamente fuga de cerebros) se le sumó el achicamiento de los presupuestos para producir conocimiento y para democratizarlo. Mientras todo el sistema educativo se despedazaba, polarizando y fragmentándose al mismo tiempo, a los científicos se los mandaba a lavar los platos. La ciencia se hacía herramienta de mercado. Las universidades se cerraban a los hijos de los trabajadores pero se abrían al capital más salvaje. En esta larguísima década perdida para la mayoría se perdía algo más que lo estructural: se perdía un sentido. Un proyecto. Finalmente una pasión. Y digo pasión porque la ciencia en occidente surge de la mano de una creencia convencida, de una misión: la de oponerse a un poder. A una doxa, para construir una verdad que permita el alumbramiento de un mundo mejor, que algunos llamarían progreso y otros desarrollo (por supuesto con sus grandes hazañas como también con sus monstruos y esclavos a combatir). Y a la vez la ciencia surge apostando a la construcción de un otro poder, el de transformar: decir que no, imaginar lo imposible. También por eso el estatuto de la ciencia moderna apareció ligado a la humanidad. Muestra de ello es su declaración como derecho universal en 1948. La ciencia en la larga década neoliberal se transformó en un fantasma de sí misma, más preocupada por la carrera experta individual y la epistemología del formulario que por su capacidad de fundar otra humanidad. En todo caso, solo quedaron gestos desarticulados de una resistencia a tientas, que se movió como pudo en un territorio desierto de esperanzas. La década que comenzó en 2003 se abrió entonces como un momento de reconstrucción vital en dos sentidos. Por un lado, en muy pocos años (diez son pocos cuando se habla de educación y de ciencia) se tomaron decisiones que permitieron movimientos estructurales profundos: la sextuplicación del presupuesto educativo; la creación de nueve universidades públicas con el aumento de la matrícula de estudiantes; la creación del Ministerio de Ciencia,

2

Incremento

salarial 843% Para no docentes y docentes universitarios Tecnología e Innovación Productiva; el crecimiento presupuestario, de personal y de becarios en Conicet, como en el INTA, el INTI, la CONEA y el Servicio Meteorológico Nacional. El programa Raíces que ha permitido la repatriación (del verbo volver a la patria) de más de mil científicos y la creación del primer programa de investigación en ciencias sociales con alcance nacional, el PISAC. Pero, por otro lado, también se reconstruyó un nuevo sentido para la ciencia y el conocimiento, esta vez colectivo. De ello da cuenta la constatación de que un millón de argentina/os decidieron para las vacaciones de sus hijos visitar gratuitamente Tecnópolis, esa gran feria de ciencia de la que no se tiene registro en la historia. La pregunta de para qué, para quiénes, con quiénes producir conocimiento fue y es revolucionaria en un campo que había sido arrasado. Es así que la respuesta a esos interrogantes que liga el saber al desarrollo nacional con inclusión se transformó en la base no sólo de la expansión del sistema sino fundamentalmente en plataforma de calidad. Hoy estamos ante un crecimiento cuantitativo de la producción de saber en el marco de una transformación cualitativa del mismo. El conocimiento tiene valor social. La idea de calidad educativa y científica también se

transforma. Se desplaza de una mirada tecnocéntrica y meritocrática hacia una donde calidad significa: - Desarrollo nacional: por ejemplo, que YPF se asocie a las universidades y a CONICET para aportar al potenciamiento de energía. - Inclusión: que el plan FinES permita que aquellas mujeres que “pararon la olla” en los noventa pero que no terminaron la escuela lo hagan; que la AUH habilite a que los padres compren botas de lluvia para que los pibes lleguen al aula secos. - Memoria y Justicia: calidad educativa significa que los niños y los adolescentes puedan ir a la escuela mientras los represores están presos. - Finalmente, calidad educativa significa la felicidad del pueblo. Con toda la complejidad y la profundidad que esta simple idea implica, y que tal vez por simple sea desdeñada por una cultura ilustrada y elitista que no se escandalizó con la industria de los papers pero que ahora se escandaliza con la ciencia para todos, es decir, para la igualdad. Y no hay igualdad verdaderamente democrática sin posibilidad de elegir. Luego de tantos años de devastación, los saberes se reconstruyen en una Argentina que ha elegido la ciencia al servicio de su pueblo como una política de Estado.

LA EDUCACIÓN QUE SOÑAMOS Si bien las escuelas no dependen del Municipio; sin embargo, la ciudad, los barrios y su gente tienen mucho que decidir e incidir en el sentido de la educación que queremos, de acuerdo con la sociedad que soñamos. Una de las líneas para alcanzar ese objetivo será la multiplicación y el fortalecimiento de los espacios de democratización educativa, con carácter público y popular. Con verdaderos Foros de Educación Social, el propósito es enfocar los grandes problemas de la convivencia escolar, de las relaciones entre la escuela y la comunidad, de los conflictos, de la construcción de una cultura de la diferencia y la no discriminación. Al mismo tiempo, se avanzará en la participación social, la observación de las prácticas educativas (formales o no) en la ciudad, del trabajo cooperativo, de la centralidad de los niños y niñas en la vida de la ciudad.

Por eso, impulsamos, además, la creación de un Instituto Municipal de Educación Popular, que tendrá dos características: Articulador de experiencias de educación popular, comunicación popular, economía social, ambiente, salud comunitaria, género, identidades sexuales, etcétera; que trabaje de manera intersectorial y transversal, vinculado con diversas formas de organización de la comunidad. Sobre todo es un centro de formación continua, poniendo centralidad en acciones de formación de trabajadores y agentes sociales que desarrollan sus prácticas en el ámbito municipal, pero también en la creación de instancias de educación formal a través de la creación de Tecnicaturas de nivel Superior orientadas a la organización y educación popular.

Lo que se busca ocultar El verdadero voto útil: Saintout fue una de las candidatas a concejal más elegidas en las PASO Aunque desde el diario El Día quieran disimular la caída de la gestión Bruera, y desde los medios hegemónicos se hable de un gran triunfo de Sergio Massa, casi 40 mil platenses apostaron por la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social EL VOTO A CONCEJAL: ASÍ TE LO MOSTRARON 1- FRENTE RENOVADOR 90.347 VOTOS - 24,22%

2- FRENTE PROGRESISTA CIVICO Y SOCIAL 64.653 VOTOS - 17,33%

3- FRENTE PARA LA VICTORIA LISTA 2

Mientras el diario El Día protege a capa y espada la gestión municipal y no habla de la peor elección del bruerismo desde 2003, y el Grupo Clarín presenta a Sergio Massa y a su Frente Renovador como los ganadores de 2013, los números finales de las PASO en La Plata dicen otra cosa: paridad y final abierto de cara al 27 de octubre, ya que los cuatro primeros candidatos quedaron separados por una diferencia de sólo 6%. Según el conteo definitivo, Gabriel Bruera consiguió 62.781 votos, un 16,84%; Aníbal Fortuna (Unidos por la Libertad y El Trabajo), 54.389 votos, un 14,58%; José Arteaga (Frente Renovador), 53.959 votos, un 14,41%; y Florencia Saintout (Frente Social) 37.746, un 10,12%. Esta lectura de los resultados es la menos difundida porque dista mucho de la versión que se intenta difundir masivamente: que el Frente Renovador ganó la elección, que no hubo voto castigo por la magra respuesta de la Comuna después de la inundación del 2 de abril y que la lista colectora del kirchnerismo que lidera Saintout quedó muy relegada en el quinto lugar. Nunca se aclara que el massismo tenía dos candidatos con perfiles muy distintos entre sí y que el Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) quedó segundo pero al sumar tres listas formadas de apuro que casi se odian mutuamente.

RESULTADOS POR CANDIDATO

GABRIEL BRUERA

1

62.931 VOTOS - 16,87%

ANÍBAL FORTUNA

2

54.389 VOTOS - 14,58%

62.931 VOTOS - 16,87%

4- UNIDOS PARA LA LIBERTAD Y EL TRABAJO 54.389 VOTOS - 14,58%

5- FRENTE SOCIAL 37.746 VOTOS - 10,12%

El cuarto puesto de Saintout toma más relevancia si se tiene en cuenta que luchó contra un dispositivo municipal que ya lleva seis años en el poder, contra las arcas millonarias y la permanente presencia y anuencia mediática de los candidatos de Massa y De Narváez, y los tres equipos electorales del Frente Progresista. También se intenta no hablar mucho del importante triunfo total del Frente Para la Victoria en la categoría de diputados provincial (con casi 97 mil votos) por sobre los dos candidatos de Massa (juntos se quedaron en 96 mil). ¿Será porque en esa nómina, que encabeza Valeria Amendolara, hay dirigentes que desconocen a Pablo Bruera como referente kirchnerista y desde el primer momento apoyaron a Saintout?, como Gustavo “Tio” Di Marzio, Federico De Marziani, Lucía Costa, Guillermo Guerín o Inti Pérez Aznar. Otro dato que quedó solapado es que en la capital bonaerense, Martín Insaurralde cayó ante Massa por menos de dos puntos porcentuales, una diferencia muy inferior a la que sacó el intendente de Tigre en ciudades con similares características. ¿O será que estos números demuestran que La Plata no es conservadora y antiperonista, y que el kirchnerismo tiene chances concretas de recuperar el poder y de generar una verdadera transformación?

JOSÉ ARTEAGA 53.959 VOTOS - 14,41%

3

FLORENCIA SAINTOUT

4

37.746 VOTOS - 10,12%

*Escrutinio definitivo de la Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires 3


Los beneficios de una cooperativa No es un sueño, es impostergable: servicios públicos bajo control vecinal Reclamos de vecinos, aumentos de tarifas, falta de inversiones y números poco claros son los argumentos más fuertes para entender que el sistema privado puede ser reemplazado Frente al descontento generalizado de los platenses con las empresas prestadoras de servicios públicos, aparece, no sólo como un sueño posible sino como una decisión impostergable, la necesidad de plantear un proyecto de control vecinal y cooperativo. De esta manera, se podrían direccionar los excedentes de recursos de las áreas con mayor capacidad de recaudación a las que presentan un menor desarrollo; de la telefonía al agua, por ejemplo. Por eso, desde el Frente Social y el Colectivo Nacional y Popular, integrado por los canillitas de La Plata y

atención personalizada

4

Propuesta de género del Frente Social

Hacia una ciudad segura e igualitaria para las mujeres La tasa anual de femicidios, registrada por organismos no gubernamentales y por asociaciones civiles, ha crecido ostensiblemente en los últimos años, convirtiéndose en un fenómeno social que pocas veces consigue un tratamiento mediático e institucional complejo e integral.

el gremio de Judiciales, entre otros sectores, se debate una propuesta para superar la prestación actual de las compañías concesionarias. Así, se pretende terminar con los constantes reclamos y las denuncias de los usuarios, la falta de inversiones y nueva infraestructura, los naumentos desproporcionados y la ausencia de respuestas concretas por parte de las firmas adjudicatarias. Además, de esta manera, el municipio dejará de actuar como único ente de recaudación.

reclamos de usarios

control social y transparencia

aumentos de tarifas

inversiones y recursos

negocios privados

beneficios y prestaciones

platenses sin servicios

LAS MÁS CUESTIONADAS

SÍ SE PUEDE

CONTROL SOCIAL

Desde el Juzgado de Faltas Nº 2 de Defensa del Consumidor de La Plata han denunciado en reiteradas ocasiones las deficiencias en la prestación de servicio de ABSA, Camuzzi y Edelap. Sobre la prestadora de energía eléctrica pesan, además, medidas cautelares para que brinde el servicio en zonas rurales.

En la Provincia, hay 125 cooperativas de agua potable, 117 de telefonía, 215 de energía eléctrica y otras tantas que abarcan servicios de gas, internet, televisión, cloacas, bancos de sangre, etcétera. Por ejemplo, donde actúan algunas cooperativas de telefonías, las llamadas locales son gratis.

Por zonas se eligen delegados que en congresos o plenarios van a representar al resto del barrio. Y de estos congresos surgen los consejos administrativos que son los encargados, junto con los técnicos y los colaboradores, de proponer y de autorizar presupuestos, inversiones y hacer públicos los balances.

Ante todo, es necesario dejar de acotar la problemática de la violencia de género a su dimensión física, a lo usualmente relacionado con la “violencia doméstica”, y avanzar con acciones inmediatas dirigidas a crear contextos urbanos más seguros para las mujeres y las niñas. Con ese objetivo, en el marco de la campaña electoral de la candidata a concejal Florencia Saintout, como expresión de convergencia entre múltiples organizaciones de mujeres y de derechos humanos, tomó forma un plan de trabajo para asegurar en La Plata condiciones de igualdad de género.

Cómo avanzar 1. Seguridad: mejoramiento de los espacios de circulación, luminarias y recorridos de vigilancia. 2. Atención a las víctimas: promover la autonomía, simbólica y material. 3. Línea gratuita: para denunciar violencia institucional contra mujeres, trans, gays y lesbianas. 4. Igualdad laboral: acuerdos con empresas para evitar la discriminación por género a la hora de seleccionar y de tratar al personal. 5. Eliminar la informalidad: combatir la precariedad laboral, en especial del empleo en casas particulares.

6. Consejerías integrales: para atender especificidades femeninas vinculadas con la sexualidad en todas las etapas de la vida. 7. Reducción de mortalidad: por maternidad y por abortos inseguros; con asesorías para la interrupción legal del embarazo y la reducción de daño. 8. Consultorios amigables: para la provisión de hormonas para personas trans y para el tratamiento de VIH y de enfermedades de transmisión sexual. 9. Cambio del lenguaje: evitar terminología sexista, que aliente prácticas misóginas, en los medios y en la producción periodística. 10. Educación: estimular la finalización de estudios primarios, secundarios y de formación profesional, y la inclusión de mujeres adultas mayores en actividades.

Software Libre para todos y todas Una democratización tecnológica también es necesaria Florencia Saintout propone que la administración pública municipal evite pagar, con recursos de los vecinos, costosas licencias de programas La propuesta de Florencia Saintout para implementar el sistema de Software Libre, en distintos ámbitos administrativos de la ciudad, es realmente un gran avance en la democratización tecnológica, ya que se trata de un tipo de software que respeta la libertad de los usuarios y de la comunidad, mediante la posibilidad de copiar, distribuir, estudiar, modificar y mejorarlo. De este modo, los usuarios tienen la posibilidad de controlar el programa sin tener que pedir ni pagar permisos para su utilización.

En búsqueda de esta libertad en materia informática, la propuesta de Saintout se aplicaría, por un lado, en la Municipalidad, realizando un proceso de migración de la administración pública a este sistema. Los objetivos fundamentales son: cuidar el dinero de la administración pública dejando de pagar con recursos de todos, por ejemplo, distintas licencias; fomentar la familiarización con nuevos ecosistemas informáticos y generar una emancipación digital a nivel municipal. De esta manera, la información no estará en manos de empresas multinacionales y se ganará seguridad informática, clave para lograr la soberanía tecnológica. Saintout también propone generar instancias de centralización y de tratamiento de la “basura

informática” para procesarla y para confeccionar islas digitales, utilizando plataformas diseñadas en Software Libre. Así, se hará un reciclado y reutilización de basura altamente contaminante. Por otro lado, y teniendo en cuenta la promoción de la cultura local, se apuesta a la democratización de los medios de producción y a la edición para músicos de la región, mediante la creación de estudios públicos de grabación con dicha tecnología, para que puedan acceder los músicos independientes y divulgar así la “cultura libre”, como estándar y como política pública a nivel municipal. Esta propuesta contribuirá, además, a generar una fuerte vinculación con la Universidad Nacional de La Plata y con varios desarrolladores locales, abriéndoles un nuevo espacio para el trabajo en conjunto. 5


Informe

De la ciudad pensada a la ciudad sin controles

Inundación y boom inmobiliario:

un modelo que está agotado Sin aporte de especialistas y sin incluir las necesidades de los habitantes, el Código de Ordenamiento Urbano de la gestión bruerista sólo se preocupó por habilitar la proliferación de edificios de gran altura. Pero poco hizo para aumentar el escurrimiento de agua frente a las lluvias fuertes Sobre tres arroyos –Magdalena, Pérez y El Gato–, entre diagonales y plazas cada seis cuadras, se levanta una ciudad que supo ser premio mundial de urbanismo por la inteligencia y la higiene en su casco urbano. Sin embargo, el hombre y su afán sin límites por la construcción se encargaron de ponerla casi en jaque mate. La inundación de La Plata es una ecuación compleja pero las variables se combinan para explicar que el desastre podría haberse evitado con políticas concretas: planes, racionalización e inversión. Sin embargo, la discusión sigue siendo profunda y todavía late.

por sí solos: 67 muertos, 200.000 hogares anegados (50.000 más que las cifras de la inolvidable inundación de Santa Fe, en 2003). La vida que se escapó en un par de horas. El arrancar de vuelta. ¿Qué significa arrancar de vuelta? Y habría que preguntarle a la actual gestión municipal si hizo algo para arrancar de nuevo con una ciudad que de seguir creciendo sin plan territorial y urbano, ni inversiones en redes subterráneas, podría ahogarse en el propio fango de sus arroyos. O peor: en el propio fango de sus ambiciones.

Y cinco años más tarde la tragedia

La reforma del COU y jaque al ambiente platense

En 2007, el departamento de Hidráulica advirtió problemas de desagües en la cuenca del arroyo El Gato. También ese mismo año, se alertó del desborde de los piletones que se formaban sobre la avenida 32, y que expulsaban el agua. En 2008, la primera trompada del clima: 240 milímetros en 24 horas y 90.000 personas evacuadas, con casos de 1,80 metros de agua en las zonas de City Bell, Villa Elisa, Gonnet, Arturo Seguí y El Peligro. Y el aviso determinante de los Ingenieros especialistas de la Universidad Nacional de La Plata: “si no hay obras en 20 años, la ciudad puede quedar bajo el agua”. Esa noche, la del 2 de abril de 2013, fue como volver a vivir Malvinas pero a miles de kilómetros. Esa lluvia que dejó sensación bélica en la atmósfera que todavía dura: 400 milímetros acumulados en 4 horas. Hervor y posguerra. La pobreza que se hizo más pobre, más raquítica, más a la intemperie. La clase media que perdió amigos, vecinos, familiares. Quienes perdieron la casa entera y se fueron. Los refugiados. Los que ayudaron, los bomberos de los amigos y de la gente común. Ese despertar de ayuda genuino. Esa noche hubo agua hasta los dos metros, llantos insoportables, gritos de ayuda, gente que moría encerrada en un auto, en una habitación, en la calle intentando salvarse o salvar a alguien. Y los datos duros que hablan

Una ciudad que reformó el Código de Ordenamiento Urbano (COU) en 2010 y dejó librado al alzar las consecuencias ambientales y de densidad poblacional. La Plata –sede universitaria nacional– suma un promedio de 25.000 estudiantes del interior por año que vienen a vivir, a instalarse en la infraestructura de una ciudad con capacidad para albergar a 700. 000 personas. Una ciudad matemáticamente perfecta en su construcción y diagrmación de Pedro Benoit y Dardo Rocha por 1880 que ganó el reconocimiento internacional como “modelo de ciudad higienista”, pero una ciudad que en vez de ampliarse para las periferias optó por construir para arriba, sin lógicas, sin inversiones ni estructuras invisibles que aguanten. El dato dice que entre 2003 y 2008 se construyeron más de 800 mil metros cuadrados mientras que un millón de metros se edificaron en los últimos dos años anteriores a la inundación. En mayo de 2010 el gobierno de Pablo Bruera aprobó la ordenanza 10703/2010 –reforzada por el decreto 466/2011 del Gobernador Daniel Scioli– que abre el juego a la inversión edilicia por parte de las constructoras en zonas –antes no permitidas– del caso urbano. Liberación de alturas para la construcción de edificios –se posibilitó 14 pisos por unidad–,

6

sumándole el premio de crear más departamentos por piso a la constructoras que realicen cocheras subterráneas, utilicen tecnologías que favorezcan el medio ambiente o creen espacios verdes en el interior de las unidades. ¿Y las teconologías que favorecen el medio ambiente dónde están cuando las consecuencias de la inundación arrojan cifras inexorables? 120.000 usuarios fueron afectados por cortes en el suministro de energía eléctrica, más de 70.000 viviendas inundadas y pérdidas económicas estimadas en 3.400 millones de pesos. La reforma del Código viola el articulo 340 de la ordenanza 8733 –creada en 1996– que disponía la obligación de consultar y/o convocar al COUT (Consejo de Ordenamiento Urbano Territorial) comprendido por los colegios de arquitectos, ingenieros y agrimensores de la provincia de Buenos Aires. “Decidieron hacer un instituto que era un instituto integrado por representantes de sectores inmobiliarios, sectores empresariales y otros sectores que no tenían nada que ver con los de ese organismo; trabajaron en paralelo y le dieron a ese instituto la posibilidad de armar la nueva norma y a quienes estábamos participando en el COUT –de acuerdo a la normativa vigente– no nos dieron absolutamente nada”, señaló la arquitecta María Julia Rocca.

Estamos en el aire La construcción masiva provoca la impermeabilización del suelo, que pierde capacidad y rápidez de escurrimiento y las aguas buscan el cauce natural hacia los arroyos. Es decir que –a menor absorción- el agua busca por su nivel y su conducto un arroyo. Muchísimos terrenos baldíos ya no lo son; entonces, el agua que antes caía y era absorbida por la tierra, ahora cae en techos de chapa, de hormigón o de tejas y baja directamente por las cañerías desplazándose hacia la calle. El aviso de los ingenieros especialistas es tajante: “No se puede construir en la cuenca inundable”.

El arroyo El Gato necesita sus metros laterales para poder desbordar cuando las precipitaciones obligan. Según los ingenieros, una obra hidráulica se piensa según la cantidad de agua que haya que evacuar. Allí se utilizan parámetros como: la recurrencia, cantidad de años que tarde en producirse un determinado evento, y en función de eso se diseña la obra. Pero bajo ningún punto de vista se puede concebir que se hagan calles si en paralelo no está la obra hidráulica que permita que ese pavimento funcione como tiene que ser. El crecimiento del cinturón hortícola platense –convertido en el principal del país– no dispone una planificación de escurrimiento hidráulico: la existencia de unas 1.500 a 2.000 hectareas de invernaderos hacia el oeste de la ciudad, equivalentes a 1.500 a 2.000 manzanas impermeabilizadas, hicieron que la lluvia –que históricamente infiltraba en el suelo– cayera sobre el polietileno de los invernaderos y luego se escurrieran hacia el este, o sea hacia la ciudad de La Plata. Por ahora, son muchas las promesas y pocas las medidas concretas. A siete meses de la tragedia, sólo se implementó un alerta de mensajes en días de tormenta y la famosa mochila de Bruera con tips para sobrevivir a una inundación como “si es necesario evacuar la vivienda, nunca se lo debe hacer nadando”. Pero de respuestas rápidas y concretas, nada.

Una agenda que no puede esperar Sanear el arroyo El Gato y ampliarlo en 6.700 metros para una recurrencia de lluvia superior a los 25 años. Anexar interruptores al río para que no se genere la catarata de inundación con la transferencia de una zona a otra. Planes de previsión y de conciencia hídrica. Protocolos para casos de alertas (organización comunal ideal, como existe en Cuba). Trazamiento de mapas de zonas inundables para tener una estimación y evacuar rápidamente. Equiparar los sistemas de alertas con la realidad climática. Coordinación con el Servicio Meteorológico Nacional: radares e imágenes satelitales que den los primeros avisos con un día o dos de anticipación hasta la confirmación del pronóstico. Disponer de pluviógrafos en la periferia que vayan captando la precipitación para ganar un anticipo de una hora. Una arteria exclusiva para bomberos y ambulancias, sin la circulación de vehículos particulares.

Más viviendas que nadie puede comprar

Aumenta la construcción pero no baja el déficit habitacional Primero habría que decir que triunfa un modelo neoliberal que fortalece el poderío de las grandes empresas inmobiliarias: la connivencia del Estado municipal con las principales firmas de la construcción que generaron un mercado oligopólico desde 2007 a ésta parte: Moragues, Credil, Alberto Dacal y Building. La fortaleza de las grandes empresas que tragaron a las pequeñas firmas, rompiendo con la lógica de la competencia perfecta, subió el precio de los alquileres y concentró el capital en pocas manos. La Plata se vio favorecida con esta apuesta financiera que devino en creación de la llamada burbuja. “Invertí en ladrillos, nene, es lo más seguro”. Y más seguro aún en una economía inflacionaria, donde la cuenta de los que tienen para invertir se vuelve redonda: mientras la plata es líquida en la mano –o debajo del colchón– y pierde su solvencia, se buscan reservas de valor en inmuebles, cuya tasa de interés anual aumenta exponencialmente. Después del desplome que significó el uno a uno, el precio en metro cuadrado en dólares en La Plata aumentó a razón del 15% anual. Desde entonces trepó otro 20%. Para comprar una vivienda hoy es preciso tener dos veces y media la cantidad de dólares que había que desembolsar antes. Entonces, ¿cómo pueden haber subido tanto los departamentos si quienes lo necesitan no pueden comprarlos? Fácil. Los compran quienes no los necesitan. La burbuja inmobiliaria se nutrió de dos fuentes: la repatriación de dólares fugados del país o escondidos bajo el colchón y las ganancias extraordinarias que tuvieron los empresarios, sobre todo los del campo. Y La Plata –ciudad federal por excelencia académica– se vio favorecida por la inyección del agro, fundamentalmente del éxodo de la soja (en los períodos 2007, 2008, 2009) que metió el dinero en lo que se denomina inversión en pozo: construcciones que aún no están materializadas pero que se venden anticipadamente. La atracción de las inmobiliarias-constructoras para el capital inversor de los que tienen dinero cautivo para ingresarlo en una bicicleta segura y efectiva.

EL VOTO A CONCEJAL: Contexto inmobiliario CÓMO TE LO MOSTRARON Desde 2003, la actividad inmobiliaria goza de un avance sostenido al ritmo del fuerte crecimiento

económico. Las bajas tasas de interés para depósitos en pesos no han sido atractivas para los inversores, entonces, esos capitales se volcaron a los ladrillos y generaron el boom de la construcción. El aspecto virtuoso de ese ciclo ha sido el de la generación de empleo y la dinamización de actividades vinculadas a la construcción. Pero la otra cara de esa bonanza es que, pese a la construcción de miles de unidades, se ha agudizado el déficit habitacional en la ciudad. Propietarios de terrenos en barrios donde han vivido dos o tres generaciones de su familia son seducidos con impensadas ofertas de decenas de miles de dólares. La suba de los valores que se pagan por esos terrenos, acompañados por un aumento en los costos de la construcción, derivó en un alza significativa en el precio de las viviendas. Esos valores son convalidados por inversores porque las tasas de interés, en el mercado local como en el internacional, son muy poco atractivas. El mercado inmobiliario se convirtió entonces en un espacio de inversión de capitales con una elevada cuota de especulación. Así se va realimentando el ciclo con precios en dólares del metro cuadrado que superan por mucho a los vigentes durante la convertibilidad. Asimismo, por el alza de los precios de los inmuebles, aumentó considerablemente también el valor de los alquileres y los requisitos exigidos para calificar como locatario, lo que también excluyó del mercado a los sectores medios y bajos. Las preguntas son: ¿cuáles son los costos? ¿Quiénes se favorecen y quiénes se perjudican?

Las claves del problema - Las inundaciones previas fueron alarmas que nadie escuchó - El nuevo COU habilitó edificios más altos pero nada hizo para aumentar la salida del agua por lluvias fuertes - El nuevo COU no tuvo aportes de especialistas neutrales - El crecimiento del sector hortícola redujo la superficie de escurrimiento - Menos terrenos baldíos y menos casas con parques - Aumentó la construcción pero no baja el déficit habitacional - Compran casas quienes no las necesitan - El dinero de la soja en el mercado inmobiliario encarece propiedades y alquileres - Hay muchas promesas y pocas medidas concretas - El arroyo El Gato necesita escurrir más agua 7


Aportes de la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO)

Una cuestión de peso: medidas para proteger la mesa de los platenses Es imprescindible reconocer al sector productivo de La Plata como el principal cordón hortícola y florícola del país y generar políticas en relación con esa importancia económica Bien difundido está que el carácter administrativo y universitario de la ciudad de La Plata, por ser sede del Gobierno Provincial y acunar dos pujantes universidades (la Nacional y la Tecnológica), tiene un alto impacto sobre el desarrollo de actividades del sector terciario como, por ejemplo, el comercio y el mercado inmobiliario. También se conoce a la región –con Berisso y Ensenada– por su avanzado sector secundario con eje en el complejo de YPF (Petroken, COPETRO, Petroquímica Gral. Mosconi, etc.) y demás industrias relacionadas con los minerales primarios y la navegación (Astilleros Río Santiago). Sin embargo, lo que se encuentra invisibilizado para gran parte de la población es que existe un importante sector primario. Se puede calcular que 4.000 familias, es decir unas 20.000 personas, están relacionadas directamente con la producción hortícola; las cuales originarían unos mil millones de pesos al año, en valores

netos. Por ejemplo, una cifra que es comparable al presupuesto de la Universidad Nacional de La Plata. Además, el Cinturón Hortícola Platense constituye el área productiva más importante del Cinturón Verde Bonaerense con el 46,15 % de la superficie productiva total y el 25,15 % de la superficie hortícola total de la Provincia de Buenos Aires. Por eso su importancia estratégica: facilita el abastecimiento de verduras y hortalizas frescas al área metropolitana, unos 13 millones de habitantes. Por lo tanto, debido a su trascendencia económica y social, es un sector que no puede quedar marginal de la planificación de políticas públicas. En nuestro municipio, el no reconocimiento de este actor, genera que quede librado a las fuerzas del mercado y a los intereses y las presiones del sector inmobiliario, situación que atenta contra su normal su desempeño, pone en peligro la calidad y dificulta una baja en los precios finales.

RADIOGRAFÍA DEL PRODUCTOR HORTÍCOLA - 7 de cada 10 responden a la agricultura familiar y son responsables del 50% de la producción - Trabajan de 1 a 4 hectáreas con el invernáculo como método preponderante - Carecen de asistencia técnica (sólo el 17% cuenta con asesoramiento particular) - Carecen de maquinaria propia (el 44 % no tiene tractor) - No tienen acceso al crédito (el 88% no cuentan con financiamiento) - El nivel de escolaridad de los adultos es bajo (sólo dos terceras partes completaron estudios primarios) - Reciben bajos precios de venta y trabajan innumerables horas

RADIOGRAFÍA DEL SECTOR - Los caminos de acceso muestran deficiencias (en su mayoría son de tierra, de tosca o mejorados con cascotes) - La mayoría de las familias son arrendatarias y pagan alquileres muy elevados (entre $1.500 y $3.000 por ha) - Hay un alto grado de informalidad de trabajo, de comercialización y de transporte - No recibe las políticas públicas implementadas por el Gobierno Nacional en forma articulada desde el Municipio

8

JERQUIZAR, REDISEÑAR Y ACOMPAÑAR Desde CANPO (ver aparte) señalan como necesario “realizar acciones tendientes a valorizar la producción, generar un mayor valor agregado y mejorar la comercialización, desarrollando e involucrando en este camino a los diferentes grupos y organizaciones que trabajan en nuestro territorio”. En ese marco, la propuesta es “juntar a quienes producen con quienes consumen. Generar y fortalecer procesos que construyan soberanía alimentaria, y disputen el mercado de alimentos en cada rincón de nuestro territorio”. Por lo tanto, es necesario: - Jerarquizar la actividad rural en la región, como un sector central de la economía local que genera puestos directos e indirectos de trabajo. - Incluir a todas las fuerzas productivas de la región (productores de distinto tamaño, procesadores, consumidores, entre otros). - Priorizar a la Agricultura Familiar (ver aparte), como sujeto activo en el diseño y en la implementación de las políticas. - Ordenar la territorialidad rural-urbana, para que no sea la especulación inmobiliaria la que defina la distribución y la ocupación territorial. - Rediseñar una estructura municipal que responda a las necesidades del sector rural. En ese marco, construir un ámbito interinstitucional con la participación de dependencias nacionales, provinciales y locales; y del sector privado. - Promover y acompañar procesos de producción más amigables con el ambiente, generando alimentos diferenciados por su calidad e inocuidad; mediante la capacitación. - Incorporar valor agregado en origen, mejorando los ingresos de los productores y la accesibilidad de los consumidores. - Generar y fortalecer desde el estado municipal estrategias de comercialización y logística que acorten los mecanismos de intermediación (ferias, Verduras Para Todos, ventas comunitarias, mercados populares, etcétera). - Fortalecer, mejorar y ampliar la red de caminos y la infraestructura general de la zona rural. - Transformar el Mercado Regional de La Plata en una herramienta de desarrollo similar al proceso que se da en el Mercado Central. - Constituir un Fondo Rotatorio de Fomento Rural que permita obtener financiamiento con tasas accesibles. - Orientar a la diversidad de niveles educativos en trayectos formativos (Universidades, Institutos, Escuelas) en función de la Soberanía Alimentaria.

EL OTRO SECTOR PRIMARIO La producción primaria ganadera en el distrito tiene también valor significativo. Hay alrededor de 300 establecimientos dedicados a la ganadería bovina (carne y tambo), porcina, ovina, caprina, equina, avícola y a la actividad apícola. La existencia de ganado supera las 60.000 cabezas y las granjas avícolas se dedican a pollos para consumo y ponedoras. Entre ambas actividades reúnen más de un millón y medio de animales. La manufactura ganadera está representada por 5 industrias lácteas; 4 mataderos frigoríficos (dos con tránsito federal y faenas promedio de 1.000 bovinos/ día, y dos con tránsito provincial para faena de bovinos, aves y conejos); y alrededor de 15 establecimientos elaboradores de chacinados.

LA AGRICULTURA FAMILIAR Es un tipo de producción donde la Unidad Doméstica y la Unidad Productiva están físicamente integradas. La agricultura es la principal ocupación y fuente de ingresos del núcleo familiar, que aporta la fracción predominante de fuerza del trabajo utilizada en la explotación de la tierra. La producción se dirige al autoconsumo y al mercado de manera conjunta.

GRUPO CANPO Los integrantes de la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO) provienen de diversas actividades (productores, profesionales, funcionarios, estudiantes, trabajadores) ligadas al sector agropecuario argentino. Identificados con los objetivos de “este Gobierno Nacional y Popular”, advierten la necesidad de “involucrarse con esa visión, proponiendo y apuntalando políticas y acciones que favorezcan al sector agropecuario”. “Nuestro compromiso militante es con la construcción de un modelo de Estado que efectivamente desempeñe un papel articulador entre los intereses de los sectores productivos, con capacidad de incluir al conjunto de los productores y en condiciones de establecer que la prioridad para el sector está asociada al bienestar del conjunto del Pueblo Argentino”, explica CANPO en sus documentos fundacionales.

9


La propuesta de la Juventud Sindical Regional

Un plan estratégico para crear nuevas fuentes de trabajo en La Plata

Según la Juventud, que cuenta con el apoyo de entidades empresarias de los servicios y de la industria, “el movimiento obrero de esta región puso blanco sobre negro la necesidad de revertir 50 años de atraso en materia de desarrollo sostenible y sustentable”. “Desde los primeros años de la década del 50 del siglo pasado, que no se realiza ninguna obra pública de carácter estratégico que permita potenciar el perfil industrial de este rincón de la provincia de Buenos Aires, y por ende incrementar la cantidad y la calidad del empleo”, señalaron desde la Juventud Sindical Regional.

Acciones para el desarrollo de la ciudad 1. REVITALIZACIÓN DEL ASTILLERO RÍO SANTIAGO 2. REACTIVACIÓN DE TALLERES Y RAMALES FERROVIARIOS 3. PUESTA EN VALOR DE LA INFRAESTRUCTURA EN TELECOMUNICACIONES 4. ACTUALIZACIÓN DEL SISTEMA DE DESAGÜES PLUVIALES 5. RECONSTRUCCIÓN DE LA PERIFERIA DE LA PLATA 6. ACCESO A LA VIVIENDA DIGNA 7. DEROGACIÓN DEL CÓDIGO DE ORDENAMIENTO URBANO (COU) 8. CREACIÓN DEL POLO CIENTÍFICO Y TECNOLÓGICO REGIONAL 9. ERRADICACIÓN DEL TRABAJO EN NEGRO 10. APLICACIÓN PLENA DE LA LEY DE MEDIOS 10

Cámaras de seguridad en La Plata,

¿para prevenir o castigar? Las unidades de monitoreo constituyen una de las principales banderas de la actual gestión municipal. Un negocio que busca excluir a los jóvenes que fueron víctimas de políticas neoliberales, y que va a contraposición de lo que pregonaba Juan Domingo Perón décadas atrás

La candidata a primera concejal por el Frente Social, Florencia Saintout, y representantes gremiales coincidieron en la necesidad de avanzar con un plan estratégico que garantice el desarrollo de la capital provincial y sus distritos vecinos

La candidata a primera concejal por el Frente Social y decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, Florencia Saintout, recibió a los referentes de la Juventud Sindical Regional, con quienes conversó sobre la necesidad de llevar adelante medidas concretas en la ciudad de La Plata para generar nuevas fuentes laborales. Con ese objetivo, los dirigentes gremiales propusieron la idea de avanzar en forma rápida y consistente hacia la concreción de un plan estratégico que garantice puestos de trabajo dignos y bien remunerados para todos los trabajadores de nuestra región La Plata, Berisso y Ensenada.

Análisis

“Las pocas iniciativas concretadas desde esa época son una sucesión de parches, concebidos desde una mirada ministerializada que no responde a un plan integral de desarrollo y actualización productiva de nuestra región”, cuestionan. Por último, los representantes sindicales coincidieron con Saintout en la posibilidad de “profundizar el perfil industrialista” del Gran La Plata, modelo que “debe estar basado en las ventajas comparativas que tiene la región desde el punto de vista de sus recursos naturales”, como el cinturón frutihortícola, uno de los más importantes del país.

UNA CIUDAD MÁS CONECTADA “Debemos romper con el severo aislamiento que sufre nuestra región. La carencia de infraestructura en ramales ferroviarios, rutas, puertos y telecomunicaciones, es el resultado de años de abandono. Debemos propender a la reactivación de la totalidad de los ramales ferroviarios, principalmente, los tramos de La Plata-Brandsen, La Plata-Gutiérrez y La Plata, Magdalena, Atalaya, Pipinas y Lezama. Se trata de recuperar la conectividad pero también los barrios y pueblos que se habían formado alrededor de la red ferroviaria, siendo ésta su motor de desarrollo económico, social y cultural.” Juventud Sindical Regional

El despacho privado del intendente platense, Pablo Bruera, contiene, entre otros elementos, una pantalla de un tamaño que mete miedo. En ella hay subdivisiones con las cientos de cámaras que existen en la ciudad de La Plata. Son más de 400, ubicadas en puntos estratégicos. “La Plata es la primera ciudad de la Provincia en llevar a cabo un sistema integral de seguridad como el nuestro, a partir de las cámaras, los corredores seguros y los agentes que circulan a diario por las calles”, expresó el actual mandatario hace unas semanas. Articulaciones que también las usó en campaña el Intendente de Tigre Sergio Massa. Por otra parte, habla de una articulación con la justicia para sumar pruebas audiovisuales. Una postura que busca controlar antes que incluir y comprender las complejidades históricas. A su vez, son varias las denuncias de organizaciones sociales que ven como patotas brueristas las agreden cuando están realizando pintadas o pegando afiches en las paredes de la ciudad, como reflejo de persecución comandado por las cámaras. Para comprender los datos económicos, la Municipalidad de La Plata destinó en 2012 más del doble para combatir delitos que para ejecutar tareas de desarrollo social.

¿Prevención o inclusión? El panóptico que el filósofo francés Michael Foucault describió hace décadas se adapta a la época. El ojo central se ubica en las esferas del poder (municipio, oficinas públicas, espacios privados), y las prácticas de

“Hay que terminar con la idea de que las cámaras solucionan la inseguridad” “La Municipalidad de La Plata destina más del doble para combatir delitos que para desarrollo social”

miles de personas están en un Truman Show. También se podría hablar de una vigilancia de una mano invisible, manejada por los sistemas de información tecnológicos. La meta es romper el sentido común que concibe a las cámaras como solución a la inseguridad. Ni siquiera se habla del negocio de las empresas y poco se menciona el derecho a la intimidad de los vecinos. Por eso, es válido pensar si las cámaras de seguridad constituyen una política de exclusión, que apunta a proteger a la propiedad privada y a castigar al que no cuenta con los derechos esenciales, en parte gracias a décadas de neoliberalismo frenadas a partir de 2003. En tal sentido se pueden ver como puente y herramienta para que las fuerzas de seguridad vean a los pibes como responsables de los males sociales. Vale destacar lo que decía hace 40 años Juan Domingo Perón: “Lo que yo quiero es que no haya chicos delincuentes. No quiero que haya institutos para cerrar a los delincuentes infantiles. Por eso mejoramos las condiciones de vida de la población. Queremos que el chico esté bien comido, que tenga diversiones, que tenga lo que debe tener un muchacho”. En conclusión, se pueden observar dos grandes posiciones que parten desde el Estado y que invitan a pensar. Por un lado, las políticas que vigilan con las cámaras. Por otro, las que incluyen, como las acciones solidarias realizadas en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social a partir del 2 de abril o la presencia barrial constante de la militancia juvenil, que pasa desde ejecutar exitosamente la política educativa del FINES –plan de terminalidad de estudios secundarios– hasta hacer valer los derechos a las mujeres con el programa “Yo Mamá”.

CUANDO LAS CÁMARAS SE BORRARON

CÁMARAS Y PRIVACIDAD: CON LOS CHICOS, NO

Mientras se debate su utilidad para prevenir el delito y todavía se esperan resultados contundentes que justifiquen el gasto del dinero público, cuando podrían haber sido de mucha utilidad, el sistema falló. Fue durante el trágico temporal del 2 abril. La ciudadanía, que esperaba una respuesta a tanta incertidumbre, quedó decepcionada. “No quedaron registros de las cámaras de vigilancia de la Municipalidad durante la inundación y días posteriores. Dicen que se cortó la luz”, escribió el juez en lo contencioso administrativo Luis Arias, quien investiga cuál fue la cifra real de víctimas fatales.

Corría el año 2011 y la “violencia escolar” se había instalado, como sucede cada tanto, en la agenda de los medios. Para aprovechar la conyuntura, la Municipalidad de La Plata decidió instalar cámaras de seguridad en el interior y en la puerta del colegio Nº 22, ubicado en la equina de 23 y 76. La vigilancia a distancia duró poco: el intendente Pablo Bruera decidió dar marcha atrás por un repudio generalizado de los docentes y, al mismo tiempo, la Justicia local obligaba a la Comuna “a que, de manera inmediata, se abstenga de permitir la existencia y/o proveer la instalación de todo dispositivo de registro-video”.

11


Una ciudad integrada

A LA PATRIA GRANDE

12

13


Opinión

Industria nacional, inclusión, derechos y soberanía

Peronismo y kirchnerismo: un nuevo momento del Proyecto Nacional y Popular

Por Carlos Ciappina Vicedecano de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social - UNLP

Son tantas las vinculaciones, tradiciones y relaciones entre peronismo y kirchnerismo que es difícil no pensar que son una y la misma cosa. Se parecen pero también son hijos de su propio tiempo histórico. Uno, el peronismo, precede al otro, pero sería un error creer que el más nuevo es una simple repetición. Las sociedades en que se constituyeron son, a la vez iguales y diferentes. La actual es más compleja, más heterogénea, menos sujeta al poder corporativo militar pero más vulnerable al poder hegemónico mediático.

*** Soberanía

política, independencia económica y justicia social rezaba el tríptico del peronismo en sus años iniciales. Esos fueron los principios del Proyecto Nacional-Popular que encarnaron Juan Perón y Evita. Para alcanzar esos objetivos hubo que batallar para desmontar y transformar la vieja Argentina oligárquica, que se sostenía en el voto fraudulento y masculino, en la reducción de la participación política, en una sociedad patriarcal y elitista. El peronismo se propuso cambiar eso y habilitó una democracia con el voto de femenino; instaló la práctica de la igualdad; legalizó a los hijos extramatrimoniales; a la vieja noción de beneficencia contrapuso el “derecho a la salud, a la educación, a la vivienda y al trabajo”. ¿El kirchnerismo hace lo mismo? Estos años vieron la ampliación y extensión enormes de derechos: a la elección de género, al matrimonio igualitario, al aborto no punible, a recibir una asignación universal por hijo/a desde el embarazo, a la identidad, a la verdad, la memoria y la justicia. De la mano de Néstor y Cristina, Argentina recuperó su mejor tradición de reconocimiento y ejercicio efectivo de derechos.

*** El peronismo

involucró al Estado en la intervención y la conducción de la Economía. Eran épocas de crisis económica y de Guerra Mundial. El viejo estado liberal fue reorientado de raíz, ampliado y extendido. ¿Para qué? Se nacionalizaron los FFCC, las empresas de transporte urbano, la comercialización de granos, las compañías eléctricas, se crearon empresas estatales como

14

Gas del Estado, las Líneas Marítimas del Estado, se nacionalizó el Banco Central, entre otras acciones. El kirchnerismo accedió al poder con un estado arrasado: desde la dictadura militar y hasta principios del siglo XXI, el modelo neoliberal desarticuló las capacidades del Estado para brindar Salud, Educación, servicios públicos, proveer energía, regular la economía real y la economía financiera. El kirchnerismo se propuso, y lo logró, recuperar el rol interventor, conductor y regulador del Estado en un contexto de profunda crisis internacional. Se reestatizaron empresas claves para el desarrollo nacional como YPF, Aerolíneas, Astilleros, Correo Argentino y las AFJP. Además, se intervino fuerte en otras empresas monopólicas: los Ferrocarriles, el Mercado Central, los medios, Papel Prensa, el mercado de cambios -para terminar con la especulación en moneda extranjera y la fuga de divisas-. El Estado actual es moderno, ágil y dejó de ser el instrumento de unos pocos.

***

A fines del primer peronismo (1946-1955) la Argentina era un país sin deuda externa, que no había ingresado al Fondo Monetario Internacional, que se autoabastecía de capitales transfiriendo parte de la renta agrícola-ganadera hacia el sector industrial y los recursos del Estado para Salud y Educación. Desde 2003 en adelante, aún con el lastre de una crisis inédita en la Argentina, el país en default, los bancos quebrados y los efectos sociales de una crisis económica casi terminal, el kirchnerismo logró orientar la economía para que crezca ininterrumpidamente como nunca antes en toda la historia nacional. A la vez , el país se desendeudó cancelando deudas con organismos internacionales, ganando independencia y autonomía económica. Se estableció una retención importante a las exportaciones de granos que permitió reutilizar la superrrenta agraria para financiar la reducción de la deuda externa y el funcionamiento de un Estado inclusivo.

***

El peronismo buscó llevar adelante una política exterior independiente del imperialismo británico y estadounidense y también de la Unión Soviética. Una política exterior de buena voluntad con todos los países más allá de sus opciones ideológicas; y de integración con los países de América Latina. El peronismo apoyó a Jacobo Arbenz en Guatemala en su lucha contra la United Fruit; la lucha del

pueblo Chino contra la ocupación británica; desde la ONU, al pueblo israelí para constituir su estado; al movimiento revolucionario de Bolivia en 1952; y denunció en todos los foros internacionales a las potencias colonialistas. En la última década, Argentina recuperó y expandió su política histórica de denuncia al colonialismo y el imperialismo: se dejó de lado la política de “desmalvinización” reclamando por los derechos soberanos en forma pacífica; se cambiaron las “relaciones carnales” con Estados Unidos, por una política seria de vinculación de estado a estado. Se profundizó enormemente la política de integración latinoamericana: la Cumbre de Mar del Plata de 2005 y el fin del ALCA; la ampliación del Mercosur con Venezuela; la consolidación de UNASUR y la presión para que Cuba vuelva a los organismos regionales como la OEA.

***

En el campo de los adversarios políticos y sociales las similitudes se profundizan: la Sociedad Rural, las corporaciones monopólicas, los medios de comunicación masivos, la intelectualidad conservadora, los formadores de precios. De a uno o de a varios, se han propuesto enfrentar al gobierno de Néstor Kirchner primero y de Cristina después: bloqueo de rutas, corridas bancarias, subas indiscriminadas de productos básicos, convocatorias a las cacerolas y campañas de prensa destituyentes. Casi como un claco del período 1946-55, en estos últimos diez años el perfil de los opositores se repite.

***

Entonces, ¿es el kirchnerismo o el peronismo? ¿Podemos distinguirlos? En diez años, Nestor y Cristina reconstruyeron un nuevo momento del Proyecto Nacional y Popular, inclusivo, con crecimiento de la economía y del empleo, con incremento del consumo, con expansión industrial, con mejoras sustanciales en indicadores sociales y de salud, con inserción autónoma en la economía internacional, con desarrollo tecnológico y con verdad, memoria y justicia. Imaginemos a las mujeres que votaron por primera vez en 1951, a los obreros que se sindicalizaron entre 1945y 1955, a los primeros estudiantes universitarios que no debían pagar arancel en 1949, a los trabajadores que por primera vez vacacionaron en la Costa Atlántica. Sabemos con quiénes estarían hoy: con Néstor y con Cristina.

Diario ciudad integrada