Issuu on Google+

MANIFIESTO PÚBLICO Vilcabamba, 12 septiembre de 2011 Como es de conocimiento público, el “Comité Coordinador de Integración Multicultural” de Vilcabamba, que lo conforman las directivas barriales urbanas y rurales, autoridades locales, fuerzas vivas, jóvenes y nuevos residentes en Vilcabamba, de un tiempo a esta parte, ha mantenido permanentes reuniones de trabajo, precisamente para tratar asuntos inherentes a la problemática que viene atravesando nuestro Valle en los aspectos de saneamiento ambiental, sociocultural, turismo, salud, educación, gerontología, agricultura, tierras y muchos otros temas que amenazan la degradación sistemática de Vilcabamba. Como nativos y vilcabambenses de corazón, como personas de bien, serias y responsables, con espíritu noble y sincero; con sana valentía, de manera frontal e inclaudicable, hemos asumido este compromiso para defender a este paraíso, que dicho sea de paso, para personas con mente retrógrada y oscurantista, Vilcabamba “ha dejado de ser el edén por la invasión de extranjeros”. ¡Absurdo! Vilcabamba, por las extraordinarias bondades naturales, la inmunidad cardiovascular y longevidad, únicos en el mundo, a partir de los años: 1955-1969 y 1970 despertó el interés mundial particularmente para científicos de relevantes universidades del orbe, periodistas, camarógrafos, etc. Luego vinieron personas nacionales y del exterior con problemas cardiovasculares y con otras dolencias, mejorando notablemente su deteriorada salud. Con estos antecedentes, este paraje lojano ha logrado un vertiginoso desarrollo turístico nacional e internacional que muchos sectores de la patria lo desearían. Lo preocupante de todo, es que los sucesivos gobiernos: nacional y seccional poco o nada se han interesado en establecer normas que regulen un turismo ordenado, un turismo de salud, de paz y sana convivencia entre nativos, nacionales y visitantes. Los vilcabambenses de nacimiento y de corazón, monolíticamente y al unísono tenemos que salir al frente para elevar la voz de protesta y actuar con ponderación pero con firmeza y energía ante cualquier amenaza y agresión que venga en detrimento del mundialmente conocido Valle de Vilcabamba, dejando a un lado las actitudes mezquinas y malévolas de aquellos que escudados en el anonimato se envalentonan, pintarrajean paredes, circulan pasquines en un acto cobarde, en detrimento de la cultura y el buen nombre de los vilcabambenses. Por todo lo manifestado, dejamos sentado nuestro enérgico rechazo a estos actos cobardes que desde todo punto de vista van en detrimento del buen nombre del mundialmente afamado Valle de Vilcabamba, que desdicen de la cultura de todos quienes tenemos el orgullo de ser cobijados de esta bella tierra con la cual estamos plenamente comprometidos a defenderla y no permitir sea


mancillada por ruines, cobardes, seudo “defensores”, que encubiertos en el anonimato fungen defender los intereses de nuestro pueblo. Hoy más que nunca invitamos al pueblo de Vilcabamba, a unirse para defender sus nobles causas y justas aspiraciones. Sólo unidos, despojándonos de egoísmos, consolidemos la integración de los vilcabambenses y de los pueblos circunvecinos, sólo así, fomentaremos la solidaridad entre todos nuestros vecinos para una sana convivencia, desterrando definitivamente el sectarismo y la maledicencia.

POR UN VILCABAMBA DIGNO DE MEJOR SUERTE Y QUE ASPIRA A DÍAS MEJORES, NUESTRA LUCHA ES INCLAUDICABLE, FRONTAL Y VALIENTE. ¡VIVA LA UNIDAD! ¡RECHAZAMOS EL SECTARISMO! “LA BARBARIE ES LA FUERZA DE LOS COBARDES”.

Señor José Hualca COORDINADOR GENERAL, COMITÉ INTEGRACIÓN INTERCULTURAL VILCABAMBA


Manifiesto Publico