Page 12

EPICENTRO PÁG. 12

EL CENTRO

Enfermera de la UCM es nueva directora de Salud de Longaví La enfermera de la Universidad Católica del Maule (UCM), Claudia Besnier Parada, es la nueva directora comunal de Salud de la Municipalidad de Longaví, en la provincia de Linares. La profesional trabajó en los servicios de cirugía y otorrinolaringología del Hospital Regional de Talca y desde hace ocho años en el Centro de Salud Familiar “Amanda Benavente”. En la comuna de Longaví se ha desarrollado como coordinadora del Servicio de Atención Primaria de Urgencia (SAPU) y además ocupó el cargo de directora del centro de salud el año 2009.

Con un diplomado en salud familiar de la Universidad de Chile y una serie de cursos y capacitaciones, asumió durante esta semana el cargo de directora comunal de Salud, siendo nombrada por el alcalde PPD, Mario Briones Araice. Besnier, oriunda de Talca, señaló que sus objetivos de trabajo son claros y van de la mano con la gestión edilicia. “Vamos a acercar la salud a la población, contamos con destacados profesionales de todas las áreas y la idea es atender a toda la población, asegurando la atención de médico y la entrega de remedios”. La enfermera expresó que “la atención primaria va en constante evolución y

Soy una vecina del sector La Puntilla, entre Iloca y Duao, comuna de Licantén. Desde el lunes 7 de enero está funcionando al lado de la propiedad de mi familia, en las cabañas los palafitos de La Puntilla y en gran parte de la vía pública una actividad de la Municipalidad de Talca: traen a 200 mujeres (gratis) a la playa. Pero no consideraron que este sector tenía la característica permanente, ser tranquilo y apacible. Justamente esto es lo que encanta de esta playa a quienes vienen de turistas y que esta actividad se ha encargado de ahuyentar. Aquí no hay comercio ni almacenes, no hay restaurantes, sólo turistas y familias que buscan tranquilidad. Todo comienza con un ruido ensordecedor tipo 9.30 AM, cuando por parlantes de alta potencia se da la bienvenida a las 200 personas que llegan cada día, les sigue música, y show... Todo esto se escucha a más de 200 metros del lugar, los vecinos lo comentan. Dura hasta las 21.00 horas y en parte del día, cuando se van a la playa, sólo ahí es cuando el ruido se hace algo más soportable. Escribí a la Municipalidad de Talca y no he tenido respues-

OPINIÓN

Servicio País y los trabajos voluntarios Patricio Uribe Ibáñez (*)

debemos ser capaces de poner en curso planes preventivos, de alimentación saludable y de información a los usuarios”. Finalmente

convocó a los profesionales, técnicos y administrativos longavianos a seguir colaborando en los distintos programas de salud.

CARTAS al Director Ruido en Iloca

Sábado 12 de enero de 2013

ta, también a la de Licantén. Fui a conversar directamente con la persona encargada del evento y lo único que conseguí es que los cinco buses al llegar no hicieran sonar sus bocinas, pero el ruido sigue siendo el mismo. Durante el apagón del jueves tuve un incidente con alguien que intentó ingresar a mi propiedad irregularmente para aparentemente reparar un poste, tras lo cual hubo incluso lanzamiento de piedras a mi casa. Como se puede notar, esto ha pasado de ser una molestia a ser insoportable. Si Constitución es un balneario que necesita revitalizarse después del 27/F, entonces debieron realizar esta actividad allá, que además es parte de su provincia, donde no creen problemas al entorno. Haré todo lo que esté a mi alcance para denunciar esta actividad y el poco respeto que se tiene hacia la comunidad, invadiendo espacios públicos y contaminando la paz. Paulina Núñez A.

Seguridad en construcciones

En más de una oportunidad he pasado frente a obras de construcción y es lamentable que

tanto por parte de las empresas como de los trabajadores no se comprometan con su propia seguridad. En algunas partes entregan los elementos de protección personal sólo por cumplir con la Ley. He visto personalmente a personas trabajando en altura con altas probabilidades de caída, sin su arnés de seguridad. Carlos Jaque Poblete

Acceso a bancos

Durante la Teletón todos se preocupan de las personas minusválidas y de la tercera edad, que los edificios públicos tengan accesos para sillas de rueda y otros. Hay bancos que se han preocupado por tener acceso a la gente que tiene dificultades físicas, pero hay tres bancos que tienen las cajas en el segundo piso. ¿Cómo suben la personas con discapacidad o de la tercera edad? Alicia Chávez Romero Nota: Las cartas enviadas a esta sección no deben exceder los 1.500 caracteres, espacios incluidos, con la debida identificación del remitente. Diario el Centro no puede verificar la identidad y reproduce la indicada por el lector. La Dirección se reserva el derecho de seleccionar, extractar y titular las cartas, como también Diario El Centro se margina de todo debate que puedan producir. COMENTARIOS EN http://www.diarioelcentro.cl/

Por estos días vivimos el verano en pleno. Hemos tenido muy altas temperaturas y parece que esto sigue. Algunos -los que puedenestán de vacaciones en algún lugar de la región o bien fuera de ésta, disfrutando de las bondades de una buena playa, el campo o bien la cordillera. Sin embargo, hay otros, como un grupo de 20 estudiantes de la Universidad Católica del Maule (UCM) que se han dado a la tarea de desarrollar trabajos voluntarios de verano en la localidad de Putú, comuna de Constitución, entregando parte importante de su tiempo para ir en ayuda de familias y personas que se encuentran más lejos de las oportunidades que otros tienen. La historia comienza en junio de 2012 cuando un grupo de estudiantes de la escuela de sociología de esta universidad, a través de su centro de alumnos, nos manifiestan su interés por poder aportar con su trabajo en algún lugar de la región. Desde el programa Servicio País, de la Fundación Superación de la Pobreza, acogemos de inmediato la iniciativa y pensamos en lo positivo que puede ser la idea de retomar buenas prácticas que se han desarrollado por muchos años, en que jóvenes estudiantes concurren a una localidad para entregar su trabajo en forma voluntaria, buscando el bienestar y mejoramiento, en algún grado, de la calidad de vida de las familias de algún sector. En este marco, complementar el trabajo que hemos realizado desde Servicio País en Putú, a través de trabajos voluntarios era una gran oportunidad. Durante los tres últimos años los equipos de profesionales Servicio País han trabajado en esta localidad en tres ejes: vivienda y hábitat, educación y mejoramiento de la economía familiar. Como hitos de esta tarea podemos mencionar la construcción de viviendas definitivas post terremoto y maremoto; el acercamiento de oportunidades a localidades aledañas y aisladas como Los Mayos; la formación en temas medioambientales con niños y niñas; y el fortalecimiento de aprendizajes a través de tutorías socioeducativas en el Liceo de Putú. En esa línea de trabajo, me parece muy necesario destacar lo importante que es generar alianzas con instituciones que tienen una mirada sobre la intervención social y, por cierto, a través de estas mismas líneas hemos hecho el llamado a nuestras universidades regionales para que estimulen y faciliten a sus estudiantes en dicho proceso. Vaya entonces un reconocimiento a la labor que está desarrollando la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la UCM, que apoyó y permitió que la iniciativa llegara a buen término. En este caso, los estudiantes no sólo refuerzan su compromiso con la comunidad, sobre todo, contrastan el ejercicio académico combinándolo con el trabajo práctico en un territorio determinado. Cuando uno promueve acciones de voluntariado no se imagina lo movilizador que es para la comunidad la presencia de jóvenes, se produce gran alegría y se genera una necesidad de encuentro para sólo compartir experiencias. Asimismo, para el equipo de profesionales Servicio País de la comuna, es tremendamente significativo ser quienes conducen por primera vez a otro grupo de jóvenes que persiguen los mismos objetivos por lo que ellos han entregado un año de trabajo en dicha localidad. Finalizo recordando y haciendo referencia a una conversación con Rodrigo, mi compañero de labores, cuando partíamos el sábado recién pasado con los trabajos voluntarios, y en el momento en que compartíamos con los voluntarios aquellos recuerdos de la fecha imborrable cuando llegamos a Putú el 3 de marzo de 2010, luego de la inmensa catástrofe originada por el terremoto del 27/F. Rememorando vemos que hoy día el pueblo es otro. No digo que nosotros lo hayamos transformado, pero hemos sido un actor en vivienda y hábitat, educación y movilización comunitaria, y esperamos seguir trabajando con esa comunidad que nos ha recibido, comprendido y ha trabajado codo a codo, entendiendo claramente que ellos son actores indiscutidos de su propio desarrollo. Nos queda en el camino un gran desafío, porque el compromiso ya lo asumimos entre el municipio de Constitución, los alumnos, la universidad y la Fundación Superación de la Pobreza, de hacer del voluntariado una acción permanente, que sea replicada en junio, pero con una intervención más asertiva, acorde a los hallazgos realizados y que responda a las necesidades de la comunidad. Gracias a los estudiantes, profesionales Servicio País, municipio de Constitución y Universidad Católica del Maule por el trabajo realizado, nos encontramos en junio nuevamente en Putú. (*) Director Regional Fundación Superación de la Pobreza

diario 12-01-2013  

diario 12-enero-2013