Page 6

86

arte & espectáculos

Lunes 8 de Noviembre de 2010

p En el V Festival de Cine de Roma.

[Foto: CORTESÍA]

Actrices mexicanas conquistan Roma Agencias

Desaparecen la “ch” y la “ll” Armando Tejeda / Agencias

[Foto: CORTESÍA]

Las intérpretes mexicanas Úrsula Pruneda, Ofelia Medina, Ana Ofelia Murguía y Miriam Balderas se impusieron este viernes en el V Festival de Cine de Roma al lograr “ex aequo” el Marco Aurelio del Jurado a Mejor Actriz por su papel en “Las buenas hierbas”, de María Novaro. La cineasta, directora de la única película latinoamericana a concurso en la sección oficial, recogió el premio en nombre de las actrices y les agradeció “su complicidad y su dedicación en los años que han sido necesarios para rodar la película”. “Las buenas hierbas”, el quinto largometraje de María Novaro, supone su regreso como directora diez años después de “Sin dejar huella”, y el premio logrado hoy por sus actrices se suma a los ocho que conquistó el filme en el Festival de Cine de Guadalajara. La cinta personifica la propuesta de un cine “Made in México” y lleva el sello de Novaro, que ella misma definió orgullosa como “evidentemente femenino y evidentemente mexicano”. “Siempre me alegra aportar un nuevo punto de vista de lo que es mi cultura, de México, y de quién soy yo, que soy mujer. He tenido muchas veces discusiones y es obvio que mis películas están hechas por una mujer, pero el punto es que reflejen una diversidad del mundo”, dijo Novaro en una rueda de prensa posterior a la ceremonia. Con sus ricas y conmovedoras interpretaciones, las actrices de “Las buenas hierbas” han logrado transmitir la personalidad de Novaro, que en esta película cuenta la historia de Lala, a quien da vida Ofelia Medina, una herbolaria que lucha contra el sufrimiento del alzheimer. Además, la película trata el tema de la eutanasia, “visto como un acto de amor”, según la cineasta, y precisamente ese asunto, aunque en clave de comedia, centra el argumento de la cinta triunfadora de la noche, la belga “Kill me please”, de Olias Barco, que ha obtenido el Marco Aurelio a la mejor película. Además, se han impuesto “The pool diaries”, una coproducción entre Alemania, Austria y Estonia y dirigida por Chris Braus,

Salvador Gutiérrez Ordóñez, coordinador de la nueva ortografía.

María Novaro, directora de la única película latinoamericana a concurso en la sección oficial, recogió el premio en nombre de las actrices.

galardonada con el Premio Especial y el Marco Aurelio del público, y la danesa “Heaven-In a better world”, de Susanne Bier, que recibió el Gran Premio del jurado. El premio al mejor actor fue para el aclamado intérprete de “Il Divo” y “Gomorra”, el italiano Toni Servillo, por “Una vita tranquilla”, de Claudio Cupellini, donde interpreta a un hombre que cambia de identidad para refugiarse en Alemania. Un palmarés que refleja la identidad de este festival, con una selección oficial con pocas estrellas pero muy mestiza, en la que figuraban cintas de Irán, Irlanda, Italia, Dinamarca, Bélgica, Estados Unidos o Australia. El Festival de Roma también reconoció a la única delegación española presente en el certa-

men, encabezada por Christian Molina, director de “I want to be a soldier”, que reflexiona sobre el vínculo entre videojuegos, televisión y violencia infantil y que obtuvo el Marco Aurelio “Alice Nella Cittá”, votado por niños de 8 a 13 años. “Había hecho una película para que los adultos vieran cómo los niños se relacionan con la violencia, no para que la vieran ellos. Cuando vi a mil niños en un cine estaba asustado, pero sabía que no iban a mentir y es un regalo porque veo que han entendido el mensaje”, afirmó el cineasta catalán. Entre los premiados de esta edición figura también la estadounidense Julianne Moore, que recibió el Marco Aurelio Acting Award, un galardón en reconocimiento a toda su carrera.

El alfabeto tradicional del español pasará de 29 a 27 letras, con la desaparición de la “ch” y la “ll”, además de que se considerarán faltas los acentos en los diptongos ortográficos, hasta ahora aceptados en palabras como “guión”, “truhán” o la forma verbal “guíe”. Ahora se deberán escribir sin tildes, al menos hasta que las 22 Academias de la Lengua española ratifiquen, el próximo 28 de noviembre en Guadalajara, las modificaciones que han acordado en la última semana, en la que se reunieron en San Millán de la Cogolla para acordar los cambios en la ortografía del español con aspiraciones a convertir estas normas en universales. Ahora, más que nunca, las Academias de la Lengua trabajan con un propósito común: la normalización de la lengua. Es decir, en acordar los criterios, vocablos, normas y leyes que deberán regir en el universo de hispanoparlantes, que abarca más de 400 millones de personas repartidas sobre todo en el continente americano –incluido Estados Unidos y Canadá– y en España. Después de la publicación y elaboración del Diccionario de americanismos y de la paulatina adaptación del Diccionario de la Real Academia Española para convertirlo en herramienta del español universal, ahora los académicos se concentran en fijar las reglas para la nueva ortografía. Las modificaciones, que deberán ser aprobadas en sesión plenaria en Guadalajara, incluye algunos de los cambios que ya se habían asumido, sin ser oficiales, en los propios diccionarios académicos, como la desaparición de las letras “ch” y “ll”, que en la edición más reciente del diccionario de la RAE ya no se consideraban letras autónomas.

Así, el alfabeto será de 27 letras. Además, cambia la denominación de ciertas letras, como la “be” para la “b”, la “uve” para la letra “v”, la “doble uve” para la “w”, la “ceta” para la “z” y la “ye” para la ”y”, en lugar de la ”i griega”. Los académicos también decidieron otras normas que serán de más difícil adaptación al uso cotidiano de la lengua, como la eliminación de las tildes en las palabras monosílabas que se consideran diptongos ortográficos. Ahora la forma correcta será “guion”, “truhan” y “guie”. Según el coordinador de la nueva ortografía, Salvador Gutiérrez Ordóñez, “hasta ahora se consideraban diptongos ortográficos y se permitió poner la tilde para favorecer la adaptación, pero los universitarios ya no acentúan y lo ven natural”.

Ratificación en México

Otro cambio de relevancia es la supresión de la letra “q” en los vocablos con fonema “k”, es decir que Irak no se podrá escribir como “Iraq” ni “Qatar” para referirse a Catar. También se considerará falta de ortografía escribir “quorum” en lugar de cuórum. Los académicos acordaron que se pueden utilizar palabras extranjeras, pero siempre que éstas “no hayan sido adaptadas a la ortografía española, continuarán apareciendo sin tilde y deberán escribirse en cursiva”, explicó Gutérrez Ordóñez. Los académicos también eliminarán la acentuación gráfica de la “o” cuando se escriba entre números, pues se trataba de la única palabra átona que permitía llevar tilde. El objetivo es ratificar estas modificaciones el próximo 28 de noviembre, en México, para que una vez aprobados los cambios, publicar el nuevo manual antes de Navidad.

Diario de Chiapas  
Diario de Chiapas  

Diario de Chiapas, la verdad impresa

Advertisement