Page 6

6

INFORURAL

JUEVES 19 DE DICIEMBRE DE 2013

Perspectivas del mercado forrajero Las variables a considerar son múltiples en el inicio de esta campaña, donde no sólo la oferta y la demanda serán importantes sino que también otras variables jugarán un rol fundamental. La fuerte movilidad cambiaria de las últimas semanas y la capacidad de financiamiento del productor determinarán los posicionamientos que tomarán ante la necesidad de semillas. Por otro lado, las empresas semilleras, deberán tomar posiciones más complejas que otras campañas ante el enorme riesgo de perder capital de trabajo debido al fuerte movimiento del dólar de las últimas semanas. Ventas a plazo con un dólar futuro con fuertes subas, puede representar grandes inconvenientes para las empresas, sin las coberturas de tipo de cambio adecuadas. Las tasas bancarias también siguen el rumbo de fuertes subas, con lo cual el panorama financiero se complica en términos generales.

Oferta de semillas forrajeras En términos generales los remanentes de semilla forrajera de campaña 2013 serán más bajos que en otras campañas salvo algunas excepciones puntuales. Las importaciones presentan un panorama de gran complejidad con mucha mercadería aún en el exterior sin aprobaciones de ingreso al país. Cabe recordar que aproximadamente el 50% de las necesidades de semilla de nuestro mercado forrajero provienen de importaciones, siendo sumamente críticas para especies como alfalfa. En estas semanas se está definiendo la mercadería que podrá ingresar a tiempo para la campaña. Todas aquellas importaciones que no sean aprobadas en los próximos días, seguramente llegarán con defasaje respecto de la demanda. Por estos motivos es posible que algunos productos lleguen tarde o directamente no ingresen para la campaña 2014. Es importante recordar que muchos productos son imposibles de producir en el país por restricciones ambientales o por costos extremadamente altos no viables comercialmente. La restricción de las importaciones no son sólo de esta campaña, pero el proceso se ha endurecido mucho este último año, los carrys de semilla han bajado sensiblemente y si bien muchas empresas están en proceso de incrementar su producción local para no estar tan expuestas a la importación, el proceso es mucho más lento que lo que demanda el mercado. Esto conlleva a la posibilidad de que el mercado esté sub-abastecido en esta campaña con productos limitados o con faltantes completos en otros casos. La cosecha de gramíneas ya ha comenzado con rendimientos aceptables de festucas, raigrases y cebadillas, aunque con una gran heterogeneidad de rendimientos.

Las lluvias primaverales tardías y desparejas lograron corregir los lotes en algunos casos, mientras que en otros, el daño habría sido irreversible. Por otro lado, las últimas tormentas han generado en algunas áreas de producción grandes problemas con pérdidas importantes. Las leguminosas aún no han comenzado, pero se avizora una baja cosecha en trébol blanco, mientras que las alfalfas de producción local podrían tener un año normal dependiendo de las lluvias de fin de diciembre y enero.

Situación por especie Raigrás anual: esta especie presenta una gran componente de producción local, con una baja importación. A su vez, en los últimos años se ha transformado en la única forrajera con un crecimiento sostenido y estable para la exportación, donde algunas empresas han logrado posicionarse en el exterior con variedades y producciones locales. No obstante esto, debido a relaciones de tipo de cambio con el exterior, en esta campaña la Argentina ha reducido las expectativas de producción para este mercado internacional. Sumado a estas situaciones, la ganadería argentina ha apostado fuertemente a desarrollos forrajeros anuales, generando una gran tracción de demanda para estas especies anuales. Los lotes que se están cosechando presentan rendimientos aceptables aunque de una gran heterogeneidad, mostrando desde excelentes a muy bajos rendimientos según las zonas y momentos en los cuales han recibido las lluvias primaverales y cuán tardías pueden haber sido para cada cultivar. El carry global de esta especie en el país es absolutamente nulo, y el abastecimiento depende exclusivamente de la nueva cosecha. Toda esta composición determina que aún no esté definida la posición de oferta de este producto y su balance con la demanda. En términos generales es factible pensar que esta especie determine un abastecimiento normal que dependerá de los rindes globales por empresa y los compromisos de exportación que tengan asumidos desde inicios de 2013. Cebadilla criolla: el mercado se abastece exclusivamente de producción nacional y los compromisos de exportación son muy pequeños. Esta especie venía arrastrando un carry importante año a año, que las empresas han corregido con reducciones de superficie sembrada en los últimos 3 a 4 años. La cosecha anual está encaminada con heterogeneidades similares a la de los raigrases pero con más estabilidad, y se estima que será un pro-

ducto con provisión normal este año. Agropiro: la provisión de esta especie es de cosecha nacional exclusivamente, siendo a su vez la más tardía de todas las forrajeras templadas. Por este motivo, la posición de carry es fundamental para comenzar el nuevo año. En los últimos años el agropiro presentaba escasez en precampaña y la provisión era dependiente de la nueva cosecha que llegaba sobre la fecha de siembra de las pasturas. La demanda sostenida y la falta de semilla mantuvo los precios altos e instó a los productores a aumentar superficies, generado una cosecha récord en otoño 2013. La falta de mercados internacionales que tomen el exceso de oferta provocó una gran cantidad de semilla presente hoy en el mercado, lo cual deprimirá seguramente los precios. Esto es así para el caso de semilla ocasional identificada. Para el caso de agropiros con denominación varietal, la situación no es igual, ya que la planificación de las empresas forrajeras no generó este excedente de semilla y el mercado tendrá una provisión similar al año pasado, lo cual determinará que los precios se sostengan y la oferta tenga la limitante normal que determina una demanda no satisfecha. Por este motivo, el productor que no prevea sus necesidades de agropiros "de nombre" con anticipación, seguramente tendrá que conformarse con semilla identificada sin valor agregado. Los costos de producción de un agropiro varietal ya están definidos de antemano y nada tienen que ver con la semilla identificada ocasional, de manera que se espera un diferencial de precio mayor al habitual entre los cultivares privados y la cosecha ocasional. Festucas: la festuca presenta una componente de importación y de producción local en la oferta. El carry de esta especie es bastante menor al del año pasado, las producciones locales son exclusiva-

mente de cultivares protegidos y parecen normales, pero las importaciones serán seguramente muy bajas. Esto determinará seguramente un sub-abastecimiento especialmente de festucas de cultivares privados, que posiblemente provoquen algunas subas de precios en la medida que los stocks desciendan, aunque es posible que los precios de inicio de campaña no tengan diferencias apreciables respecto del año pasado. Mucha atención con festucas mediterráneas. Estas provienen en buena medida del exterior y los permisos de importación seguramente determinarán algunos faltantes casi con seguridad. Raigras perenne: el mercado de esta especie se ha reducido notablemente. Sin embargo, las empresas han corregido sus compras/ producciones en base a ello. La producción local es reducida y el abastecimiento depende en gran medida de la importación. Los precios internacionales han subido, y ante el incremento del costo, más la limitante de la importación y la baja producción local, es esperable que los precios muestren subas casi con seguridad. Pasto ovillo: esta especie depende exclusivamente de la importación. Es casi inviable producir semillas en el país a valores razonables. Los carrys, son prácticamente nulos, los permisos de importación restringidos y la semilla que entre al país tendrá un sobrecosto del 35% debido a una reglamentación que grava con este impuesto por estar incluida dentro de una posición arancelaria que afectó a ésta y a otras especies como las megatérmicas extramercosur. Estas cuestiones determinan una oferta baja y un precio seguramente hacia arriba de manera marcada. A pesar de que la demanda ha caído de manera importante sobre esta especie en los últimos años, se espera que la semilla disponible esté por debajo de la necesidad. Leguminosas Alfalfa: Esta presenta varios cir-

cuitos comerciales claramente definidos y que presentarán escenarios diferentes. 1- Alfalfas americanas (Premium): cultivares fundamentalmente americanos con un altísimo valor genético. Son principalmente importados de USA y Australia, existiendo pequeñas superficies de producción local. Este circuito presenta carrys diversos según las empresas. Algunas de ellas tienen muy pocos remanentes mientras que otras están muy provistas en función de cómo han sobrellevado las ventas 2013. La importación de nuevas partidas están fuertemente restringidas, y aún no han entrado en el país la cantidad de kg suficientes para pensar en un abastecimiento normal. Si en los próximos días no son aprobadas las importaciones pendientes, es muy posible (dependiendo del carry de cada empresa) que la oferta esté muy por debajo de la demanda. Esto determinará la posición de precios que pueda verse en el mercado. Es posible que la pre-campaña se presente con precios similares a algo inferiores que la anterior, pero en la medida que se definan las situaciones de importación, es esperable que los precios se muevan si las restricciones no se moderan y si disminuye la disponibilidad de algunos cultivares o se agoten antes del otoño. 2- Alfalfas de desarrollo genético nacional "buenas": tienen muy buena calidad genética y su valor está entre el 25-30% por debajo de las alfalfas premium americanas. La producción de semillas se realiza tanto en Argentina como en el exterior en proporciones diversas según la empresa en cuestión. La provisión y precios de estos cultivares dependerá de los carrys por empresa y el plan de aprovisionamiento que desarrolle cada una. 3- Alfalfas nacionales de inferior calidad genética: casi exclusivamente de provisión nacional y (Continúa en pág. 7)

InfoRural 19-12  

Suplemento Semanal de Diario Castellanos

InfoRural 19-12  

Suplemento Semanal de Diario Castellanos

Advertisement