Issuu on Google+

González Galván Diana 12/Agosto/2012

Introducciones Dentro de este primer capítulo se plantea una pregunta esencial para nosotros como internacionalistas y es a qué teoría deberíamos apegarnos. Además surge, por lo menos personalmente, una preocupación que desde que inicié la carrera me ha hecho reflexionar mucho ¿tienen las relaciones internacionales realmente una metodología bien definida para dejar de ser llamada disciplina y pasar a ser considerada realmente una ciencia? Hoy con esta lectura y de nuevo al inicio del semestre vuelve de nuevo la preocupación, ya que en el texto se dice que “[...] ilustraciones históricas han sido usadas para apoyarse en lugar de demostrar conjeturas ingeniosas acerca de patrones generales de las relaciones internacionales [...]”1 y que “[...] en consecuencia la disciplina ha quedado significativamente atrás del estudio de la Economía que usa una metodología sofisticada elaborada de las ciencias naturales para probar teorías específicas[...]”2 Dos teóricos principales son los que se señalan en este primer capítulo, Morghentau y Carr: cada uno creó un marco general de análisis de la política internacional de eventos dispares para proporcionar herramientas para entender patrones generales que subyacen en episodios aparentemente únicos. Ambos relacionaban la acción política con la lucha por el poder, creían que la lucha por el poder podía ser controlada por la ley internacional y que se podía sustituir la idea de perseguir intereses propios por la de promover seguridad para todos. Me parece interesante la idea que tenían sobre considerar la lucha del poder en el sistema internacional, de lo contrario todo el sistema que no lo incluyera fallaría; actualmente creo que sigue existiendo la lucha por el poder y que el sistema internacional no ha sabido regularlo. Ya que el capítulo es una introducción, trata sobre cómo es que se crearon las Relaciones Internacionales. Después de la Segunda Guerra Mundial los teóricos pusieron su atención en esta disciplina pues era necesaria la atención y prevención de futuros problemas entre estados. El estudio de estos hechos aparentemente únicos era de suma importancia pues como se dijo en un inicio, esto es lo que llevaría a una metodología para las Relaciones Internacionales. Existen varios debates sobre el método que se debe seguir en esta disciplina, también muchas propuestas, así como opiniones contradictorias. Los proponentes del campo científico pretendían crear una nueva teoría para la política internacional; algunos para el bien o mejor explicación y mayores niveles de precisión de predicción, otros con la creencia de demostrar que la ciencia es la que puede transformar completamente las políticas internacionales. El 1 2

Scott Burchill, et al.., Theories of international relations, New York : St. Martin's, 1996, p. 1 Idem


debate que existió en 1960’s argumentaba principalmente que la política internacional no era susceptible del estudio científico; al igual que Noam Chomsky comparto la opinión de que es imposible que los sucesos históricos son condiciones variadas y que no suelen repetirse nunca de la misma forma, de tal modo que sería imposible que las relaciones internacionales sean estudiadas bajo la metodología de una ciencia exacta. También existe la opinión contradictoria de los posmodernistas quienes tienen como principal argumento que cualquier doctrina con principios ideales traiga consigo una nueva forma de dominación y a su vez de poder. Las relaciones internacionales cada día se vuelven un aspecto integral de nuestras vidas; resulta imposible aislar nuestras experiencias y transacciones de una dimensión internacional, con cada decisión que tomamos nos convertimos en un actor fundamental para las relaciones internacionales, ya que no solo somos personas sino que ayudamos a constituir regiones, naciones y estados. Al convertirnos en un factor esencial para las relaciones internacionales, resulta importante que conozcamos nuestros derechos, sin embargo un derecho conlleva una responsabilidad que también es importante conocer. Una de las principales características del mundo en el que vivimos es que está interconectado ya sea geográficamente, intelectualmente y socialmente; por tanto como parte de esta responsabilidad que tenemos es importante adentrarnos en los debates que ayudaran a entender el mundo en el que habitamos así como enfrentar a la comunidad internacional moderna. Después de la Primera Guerra Mundial, la orientación del estudio que se les daba a las relaciones internacionales cambio totalmente; “[...] surgió un compromiso académico para entender cómo el miedo a la guerra ahora era equiparable sólo al miedo de la derrota que había precedido a la Primera Guerra Mundial.”3 En la siguiente tabla se puede identificar que las relaciones internacionales enfrentan un reto importante a diferencia de las políticas nacionales:4  Nacionales Leyes generalmente acordadas y obedecidas Sanciones Monopolio de fuerza Sentido de comunidad

3

 Internacionales Sistemas jurídicos competitivos No de aplicación común No monopolio de fuerza (cada estado es juez y jurada en su propio caso) Comunidades diversas

Salmon C. Trevor, Issues in international relations, London: Routledge, 2000, p. 2. Op. Cit p. 3

4


Las relaciones internacionales pueden ser descritas como “[...] una serie de interacciones entre personas, grupos, firmas, asociaciones, partes, naciones o estados ó entre estos y organizaciones internacionales (no) gubernamentales. Estás interacciones generalmente tienen lugar entre entidades que existen en diferentes partes del mundo.”5 No somos una entidad aislada, formamos parte de un entramado complejo en el que nuestra participación y cada decisión que tomamos influye decisivamente en nuestra realidad. Sin embargo, los que estamos en esta disciplina tenemos que estar conscientes que las relaciones internacionales no son solamente las noticias que aparezcan en el aparatado ‘Mundo’ o ‘en lo internacional’, considero que esta lectura ha sido benéfica ya que de una manera breve expone los componentes del sistema internacional, además de dejar claro en la conclusión que “los estudiantes de relaciones internacionales necesitan ir más allá de los ‘presuntos factores’ o la ‘foto-oportunidad’ y en vez de eso usar herramientas teóricas de análisis.

BIBLIOGRAFÍA  Burchill Scott, et al.., Theories of international relations, New York : St. Martin's, 1996, pp. 280  Trevor C. Salmon, Issues in international relations, London: Routledge, 2000, pp. 319.

5

Idem


Introducción a las Relaciones Internacionales