Issuu on Google+

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE AMBATO

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y DE LA EDUCACIÓN

Carrera de hotelería y turismo Autor: Diana Sulca


EL TURISMO SOSTENIBLE O TURISMO SUSTENTABLE Es una forma de turismo que sigue los principios de sostenibilidad. la actividad económica productora de bienes y servicios que, respetando los limites físicos del espacio en que se desarrolla y los psíquicos de los habitantes y demás actores, son destinados a quienes deciden desplazarse temporal y voluntariamente fuera del lugar de residencia habitual sin incorporarse al mercado de trabajo del lugar de destino, con motivo o no de recreación. El turismo sostenible es una industria comprometida a hacer un bajo impacto sobre el medio ambiente y cultura local, al tiempo que contribuye a generar ingresos y empleo para la población local.1 El turismo solidario se entiende como una forma de viajar que se basa en el respeto de los viajeros hacia las personas y lugares que se visitan mediante un acercamiento más profundo a la realidad del país y un intercambio cultural positivo entre ambas partes. Además de contribuir al desarrollo económico de la zona con el alojamiento en lugares gestionados por la comunidad, consumiendo productos de comercio justo y visitando y colaborando en proyectos solidarios que allí se lleven a cabo. En definitiva una manera de viajar que tenga un impacto positivo tanto en las comunidades que visitan como en el propio viajero. (La Organización Mundial del Turismo (OMT) es un organismo internacional creado en 1975 que tiene como propósito promover el turismo. Formalmente vinculada a las Naciones Unidas desde 1976 al transformarse en una agencia ejecutiva del PNUD. En 1977 se firmó un convenio que formalizó la colaboración con las Naciones Unidas, siendo un organismo especializado del sistema de las Naciones Unidas desde 2003. Tiene su sede en Madrid (España) y cuenta con 154 estados miembros) (al 23 de septiembre de 2008)

El turismo sostenible como estrategia de desarrollo Según la OMT, los principios que definen el turismo sostenible son:     

Los recursos naturales y culturales se conservan para su uso continuado en el futuro, al tiempo que reportan beneficios; El desarrollo turístico se planifica y gestiona de forma que no cause serios problemas ambientales o socioculturales; La calidad ambiental se mantiene y mejora; Se procura mantener un elevado nivel de satisfacción de los visitantes y el destino retiene su prestigio y potencial comercial; y Los beneficios del turismo se reparten ampliamente entre toda la sociedad.


Estas características hacen que el turismo sostenible sea una herramienta estratégica en el desarrollo económico local y nacional. Por un lado, el turismo supone una gran oportunidad en algunas zonas urbanas y rurales, en las que no existen otras alternativas de actividad económica. A su vez, como parte del sector servicios, ofrece más oportunidades para el surgimiento de empresas locales (hay que tener en cuenta que incluso en los países más desarrollados, este sector está compuesto principalmente por PYME). Y a pesar de ser un sector que requiere de fuertes inversiones en infraestructura y equipamientos, también utiliza mano de obra de forma intensiva por lo que ofrece numerosas oportunidades de trabajo y negocio, indistintamente para hombres, mujeres y jóvenes. Esta tendencia del turismo denominada turismo Sostenible, es también respaldada por la UNESCO, quién argumenta que "El desarrollo del turismo sostenible debe ser ecológicamente sostenible a largo plazo, económicamente viable, así como éticamente y socialmente equitativo"

Impacto económico El turismo ha sido presentado tradicionalmente como un eficiente motor del desarrollo económico, capaz de generar empleo, modernizar las infraestructuras, impulsar otras actividades productivas, revalorizar los recursos autóctonos o equilibrar balanzas de pagos nacionales. Antes de la década de 1970, asumidas estas premisas y con el turismo internacional de masas recién estrenado, pocos investigadores se habían parado a estudiar los costes económicos que suponía para las sociedades anfitrionas esta actividad. Pero en esa década empezaron a ser evidentes. Así, es cierto que el turismo genera empleo, pero en muchas ocasiones para la población local es un empleo de índole estacional y poco calificado, que suele competir directamente con la oferta de mano de obra de tipo migratorio. Además, suele tratarse de un empleo inestable: el turismo es un sector con grandes vaivenes, denominados coloquialmente como "temporadas baja y alta", además las zonas turísticas tienen que competir con nuevos destinos que surgen a causa del gran auge del desarrollo de los medios de transporte, el marketing y mejores ofertas económicas para el turista. También es verdad que se modernizan las infraestructuras, pero enfocadas a las prioridades turísticas y no siempre en concordancia con un desarrollo endógeno y equilibrado con las otras actividades productivas.


La revalorización de los recursos autóctonos se materializa muchas veces en procesos inflacionarios derivados de un aumento de la demanda de la tierra, el agua o los alimentos; el resultado es el encarecimiento del coste de la vida, la dificultad de acceder a una vivienda o la expulsión de campesinos por la falta de competitividad de las rentas agrarias. El turismo impulsa algunas actividades productivas, como la construcción, pero también pone en peligro otras tradicionales, como las agropecuarias.

Igualmente, es discutible la capacidad del turismo para generar ingresos en los países de destino, ya que son los países de origen los que más se benefician de esta actividad: las compañías de aviación y los grandes establecimientos hoteleros suelen pertenecer a multinacionales de los países de origen, además de que los operadores de estos países tienen capacidad de imponer precios a sus “socios” del destino. Ernest Cañada, miembro de Sodepau-ACASC, comenta que, a modo de ejemplo de estos procesos, nos podemos referir a primigenias zonas de atracción turística como las Antillas o Hawái en la década de 1960 y principios de la siguiente. El desarrollo turístico llevó a sustituir tierra agrícola por tierra urbanizable, y al campesino por el albañil o el trabajador del sector servicios. En pocos años, se redujo la soberanía alimentaria y fue necesaria la importación de los alimentos, más caros y a los que sólo se podía acceder en el mercado. En el caso de Hawái, dos de sus ocho islas mayores acabaron siendo propiedad privada, igual que más del 70% de las mil millas costeras hasta entonces propiedad del estado. Por último, las pequeñas industrias turísticas autóctonas fueron substituidas por otras foráneas con mayor capacidad de competencia. Finalmente, cabe señalar que, en determinadas zonas donde se ha hecho una apuesta por el turismo como principal medio de desarrollo, se ha observado que genera problemas semejantes a los de de economías basadas en la agricultura de monocultivo para la exportación, tales como la dependencia de los precios del mercado internacional, muy fluctuantes, o un alto nivel de riesgo derivado de la escasa diversificación. el turismo sostenible debe: 1) Hacer un uso óptimo de los recursos ambientales que son un elemento fundamental del desarrollo turístico, manteniendo los procesos ecológicos esenciales y ayudando a conservar el patrimonio natural, cultural y la biodiversidad. 2) Respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas, conservar su patrimonio cultural y vivo y sus valores tradicionales, y contribuir a la comprensión intercultural y la tolerancia.


3) Asegurar las operaciones económicas viables a largo plazo, proporcionando beneficios socioeconómicos a todos los interesados que estén bien distribuidos, entre empleo estable y de oportunidades de generación de ingresos y servicios sociales para las comunidades anfitrionas, y contribuir a la mitigación de la pobreza. El desarrollo sostenible del turismo exige la participación informada de todos los interesados, así como un fuerte liderazgo político para garantizar una amplia participación y consenso. El logro de un turismo sostenible es un proceso continuo y requiere un seguimiento constante de los impactos, la introducción de las medidas preventivas necesarias y / o medidas correctivas cuando sea necesario. El turismo sostenible también debe mantener un alto nivel de satisfacción de los turistas y garantizar una experiencia significativa para los turistas, elevar su conciencia sobre las cuestiones de sostenibilidad y promoción de prácticas de turismo sostenible entre ellos." Dicho

sencillamente,

el

turismo

sostenible

puede

definirse

como:

"El turismo que tiene plenamente en cuenta sus impactos económicos, sociales y ambientales actuales y futuras, satisfacer las necesidades de los visitantes, la industria, las comunidades y el medio ambiente de acogida". Objetivos clave o

o

o

o

o

o

Facilitar la integración de criterios de sostenibilidad y de calidad en las políticas turísticas nacionales, regionales y locales, planes y estrategias de desarrollo a través de la aplicación de herramientas de política, instrumentos y medidas. Aumentar la conciencia internacional sobre el Código Ético Mundial deTurismo y mejorar la aplicación efectiva de sus principios por los gobiernos y la industria del turismo. Apoyar el perfeccionamiento y la aplicación de metodologías, modelos y técnicas para la sostenibilidad y mejorar la calidad del turismo en determinados tipos de destinos y en los sitios de patrimonio natural y cultural. Orientación, la armonización internacional y el reconocimiento de las mejores prácticas, los requisitos básicos, normas, sistemas de gestión y las medidas que intervienen en la calidad de las actividades turísticas, servicios, productos y destinos que se ajusten a los objetivos del desarrollo sostenible y los requerimientos del consumidor. Apoyar la integración de los programas de reducción de la pobreza en las políticas de turismo a nivel mundial y nacional y una participación más amplia de las comunidades pobres de las operaciones turísticas, mediante la formulación y difusión de directrices de política turística, técnicas de gestión y las propuestas de medidas que contribuyan a reducir la pobreza en los países en desarrollo. Mejorar la responsabilidad y capacidad de los sectores público y privado para llevar a cabo sus actividades de manera que se garantice la sostenibilidad social y cultural del turismo, con un enfoque especial a los derechos e intereses de las comunidades locales, incluidos los de los grupos vulnerables de la población, especialmente los niños, las mujeres, los ancianos y las personas con discapacidad. Fomentar la participación positiva de los migrantes en el desarrollo del turismo.


o

Mejorar la comprensión de la relación entre el cambio climático y el turismo, y promover la formulación y aplicación de políticas de adaptación y mitigación y medidas.

La biodiversidad, los testimonios culturales e históricos, la riqueza étnica y cultural hacen de México un país altamente competitivo en el mercado del turismo mundial, lo que le permite ofertar múltiples productos al moderno mercado turístico. Considerado como la industria sin chimeneas, el turismo se ha convertido en uno de los factores fundamentales para impulsar el crecimiento del país, como una de las principales fuentes generadora de divisas. Hoy en día, los proyectos mas exitosos de desarrollo turístico se planean en un contexto de sustentabilidad, donde la necesidad de cuidar al máximo los recursos naturales, la belleza del paisaje, la calidad del agua y la biodiversidad, se convierten en la base sobre la cual se instrumentan los nuevos planes turísticos, ofreciendo además un desarrollo económico más justo para las comunidades locales, promoviendo su participación activa y permitiendo que los recursos generados por esta actividad mejoren la calidad de vida de millones de personas. De esta forma surge el turismo sustentable como un importante factor para la conservación ecológica, buscando la participación comunitaria y la participación activa del visitante, tratando de responder a los requerimientos de un creciente número de turistas nacionales e internacionales que buscan un contacto más cercano y activo con los ecosistemas y las culturas locales, al tiempo que se interesan en la preservación de ambos. Estos nuevos tipos de turismo de la naturaleza, sustentable, cultural, de aventura o ecoturismo, representan el sector turístico con mayor crecimiento en todo el mundo en los últimos años. De esta manera, es necesario que los proyectos turísticos se integren a esta dinámica; por medio de una adecuada y oportuna planeación; con el trabajo multidisciplinario y una acertada promoción, es posible general planes de desarrollo regionales, donde el turismo de cada región puede verse beneficiado con un aumento de visitantes y de estadía de los turistas en distintas localidades, por medio de circuitos, servicios y productos turísticos en su zona de influencia, además de promover la conservación y generar proyectos que permitan un desarrollo social y económico justo. Sin embargo, es necesario tener una visión de turismo con un enfoque integral que sirva de eje para el desarrollo sustentable de algún sitio en particular. Una adecuada planeación de turismo sustentable puede garantizar el desarrollo económico de cada región, aportando fuentes de empleo y mejor calidad de vida a los pobladores, una mejor repartición de la riqueza y beneficios a todos los niveles sociales, además de promover la conservación y el uso sustentable de los recursos naturales.


En este contexto, es necesario enfocar esfuerzos a promover y difundir la actividad turística impulsando la creación de nuevos atractivos y generando productos de turismo sustentable en cada región, que la conviertan en un destino altamente competitivo, dando una respuesta certera a la creciente demanda por hacer turismo de recreación en la naturaleza y conocimiento de las diversas culturas, así como la realización de actividades de aventura y al aire libre, dentro de un marco de desarrollo sustentable. Así, una apropiada planeación y organización del turismo sustentable, el diseño de circuitos turísticos y un adecuado material promocional, pueden cambiar la vocación turística de un sitio determinado y darle una visión de destino turístico de gran interés a nivel nacional e internacional, donde la sustentabilidad sea el eje de su desarrollo. La generación y desarrollo de exitosos proyectos de Turismo Sustentable han sido uno de los mayores campos de acción de Eco Red, empresa que ha demostrado que la “industria sin chimeneas” cuando integra el concepto de sustentabilidad, puede convertirse en el factor principal de desarrollo económico y social en diversas regiones de nuestro país, donde las oportunidades son escasas, pero la riqueza natural y cultural resultan atractivas potenciales para el desarrollo de turismo. El turismo sustentable en México en su sentido más puro, es una industria comprometida a hacer un bajo impacto sobre el medio ambiente y cultura local, al tiempo que contribuyen a generar ingresos y empleo para la población local. La Organización Mundial del Turismo (OMT), con base en la definición de desarrollo sustentable establecido por el Informe Brundtland, afirma que: El desarrollo del turismo sustentable en México y el mundo responde a las necesidades de los turistas y de las regiones anfitrionas presentes, a la vez que protege y mejora las oportunidades del futuro. Está enfocado hacia la gestión de todos los recursos de manera que satisfagan todas las necesidades económicas, sociales y estéticas, y a la vez que respeten la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas de soporte de la vida. Según la OMT, los principios que definen el turismo sustentable son:     

Los Recursos naturales y culturales se conservan para su uso continuado en el futuro, al tiempo que reportan beneficios; El desarrollo turístico se planifica y gestiona de forma que no cause serios problemas ambientales o socioculturales; La calidad ambiental se mantiene y mejora; Se procura mantener un elevado nivel de satisfacción de los visitantes y el destino retiene su prestigio y potencial comercial; y Los beneficios del turismo se reparten ampliamente entre toda la sociedad.

Estas características hacen al turismo sustentable en México una herramienta estrategia de desarrollo económico local. La administración de turismo sustentable en México es una prioridad, debido a que la afluencia de visitantes extranjeros como nacionales que visitan puntos clave es cada vez mayor, y se debe de contar


con una administración que tenga soluciones reales y efectivas para poder dar abasto con la cantidad de turistas que se movilizan año tras año a México, como es el caso de Cancún, una de las ciudades más visitadas y donde implementan un plan de buenas prácticas ambientales en el diseño y planeamiento de hoteles, para reducir el posible impacto negativo que pudiera generar sobre los arrecifes. Así los turistas podrán disfrutar de sus playas que son, quizás, uno de los atractivos más deseados en México. La preocupación del país por poder mantener en armonía el medio ambiente, y el creciente turismo que ingresa, ha hecho que se implementen mejores prácticas de turismo sustentable en México, tanto en los hoteles interesados como los pobladores que de una u otra forma su subsistencia depende del turismo, existen un gran número de hay muchas organizaciones que tienen interés en brindar una correcta practica de recursos, y por supuesto tratar de cambiar, ayudar en el comportamiento social, económico, cultural y en el medio ambiente también. Es importante señalar que las bases del turismo sustentable en México se encuentran en La Carta del turismo sostenible la cual fue redactada en el marco de la Conferencia Mundial de Turismo Sostenible que se celebró en Lanzarote, Islas Canarias (España), en Abril de 1995. En el marco de dicha carta y con el apoyo de diversos Ministerios del Medio ambiente a nivel internacional se establecen 10 recomendaciones para un turismo sustentable en México y el Mundo, dichas recomendaciones son; 1. Al planificar su viaje, elija aquellos proveedores que le ofrezcan garantías de calidad y de respeto a los derechos humanos y al medio ambiente. 2. Utilice los recursos naturales, como el agua y la energía, con moderación. Recuerde que son bienes escasos. 3. Trate de minimizar la generación de residuos. Son una fuente de contaminación. 4. Cuando tenga que deshacerse de un residuo, hágalo de la manera más limpia que le facilite su lugar de destino. 5. En un espacio natural procure que la única huella que deje atrás sea la de su calzado. 6. Si visita ecosistemas sensibles, como arrecifes de coral o selvas, infórmese de cómo hacerlo para causar el menor impacto posible y no degradarlos. 7. Al comprar regalos y recuerdos busque productos que sean expresión de la cultura local. Favorecerá la economía de los pueblos que le acogen y la diversidad cultural. 8. No adquiera flora y fauna protegida por el Convenio de Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), ni productos derivados de dichas especies. Es un delito y contribuye a su extinction. 9. En su destino disfrute conociendo la cultura, costumbres, gastronomía y tradiciones de las poblaciones locales. Trate de contribuir con su presencia al desarrollo de un turismo responsable y sostenible, construyendo con su viaje un planeta más saludable y solidario.


Siguiendo estas diez recomendaciones el turista contribuirá a conservar la riqueza biológica de la Tierra y a mejorar las oportunidades de desarrollo de muchas personas, apoyando así las prácticas de turismo sustentable en México. Así mismo es importante seguir el ejemplo de regiones desarrolladas como La Unión Europea que viene propugnando a través de distintas normas la protección del medio ambiente como parte integrante de sus actividades y políticas, a fin de conseguir un desarrollo equilibrado y sostenible desde el punto de vista económico, social y ambiental. La importancia de fomentar el turismo sustentable en México radica en evitar malas prácticas que genera el turismo convencional en detrimento del medio ambiente, continuación se presentan algunos de los impactos negativos producidos por el mismo; a) Turismo y vegetación: La vegetación es en ocasiones, uno de los atractivos que posee un determinado sitio turístico, ya sea por su magnitud, su belleza, su rareza, etc. Pero diversas actividades turísticas tienen influencia sobre la misma. b) Turismo y calidad del agua: Muchos estudios mencionan la contaminación del agua y su calidad como un problema en los sitios de playa, sobre todo para la jerarquización de las mismas. Los problemas están asociados al abastecimiento, a la calidad para el consumo y para la realización de actividades recreativas (natación, buceo, etc.). c) Turismo y calidad del aire. Excepto en ocasiones muy específicas no registran impactos significativos, la mayoría de ellos, se vinculan sobre todo al aumento en el nivel de ruidos de determinadas áreas puntuales, por la mayor circulación de vehículos particulares o por el aumento en el tráfico aéreo en lugares cercanos a los aeropuertos. d) Turismo y fauna: La caza, la contemplación y la fotografía de especies son actividades turísticas importantes que generan diferentes niveles de impacto. La medición de los efectos causados por las perturbaciones generadas a las mismas, como la extinción de especies no está documentada en términos generales: se centra básicamente en mamíferos y aves, dejando de lado otras especies. Entre otras razones es por esto que el turismo sustentable en México debe ser una prioridad tanto, para el gobierno, empresas y la población en general.


Universidad técnica de ambato diana sulca