Issuu on Google+

BENEMERITA ESCUELA NORMAL MANUEL ÁVILA CAMACHO. LIC. EN EdUCACION pREESCOLAR pRIMER SEMESTRE

EL SUJETO Y SU FORMACION pROFESIONAL COMO dOCENTE. LA IMAgEN dE UN EdUCAdOR ANTE LA SOCIEdAd.

dIANA LAURA CHAIREZ ALEMÁN MARTHA gUAdALUpE LLAMAS MARTÍNEZ JULIA JANETH REYES TOSTAdO ESTEFANÍA MORENO dEL RIO gLORIA ISABEL MARTÍNEZ gIOVANNA SINEAd SÁNCHEZ INdA

dOCENTE ANELI gALVAN CABRAL. 17 dE ENERO dEL 2014


Introducción En la actualidad se está viviendo una fuerte controversia respecto al tema de la educación puesto que el siglo XXI viene acompañado con la adquisición de competencias las cuales para lograr adquirirlas se cuestiona mucho el rol que desempeña el docente así como su trabajo en el aula, primero que nada sabemos que la profesión de la docencia tiene la tarea fundamental de cubrir el desarrollo integral de un individuo. Por ello nos dimos a la tarea de realizar una investigación en la que se aborde el tema de la imagen que tiene el docente ante la sociedad, elaboramos algunas entrevistas a profesores, padres de familia y a la sociedad con la finalidad de conocer distintos puntos de vista sobre el tema, tanto desde adentro y afuera de las escuelas. Consideramos que las siguientes preguntas eran las adecuadas para tratar sobre el tema, así que decidimos ordenarlas de la consiguiente manera: 1.- ¿Que representa para usted un maestro? ¿Por qué? 2.- ¿Que es lo que espera la sociedad de un maestro? 3.- ¿Sabe lo que conlleva el trabajo docente? 4.- ¿Usted cree que la profesión docente sigue siendo como un apostolado? 5.- ¿A quién cree más eficaz para la profesión docente, a un maestro o a una maestra? 6.- (Como padre de familia) ¿qué imagen tiene del educador en general? 7.- ¿A qué cree que se deba esto? 8.- ¿Cuáles son las causas de la desvalorización docente?


9.- ¿Cuál es su opinión frente a todos los movimientos que han surgido a raíz de la nueva reforma? 10.- ¿Cuál sería para usted el maestro ideal? 11.- ¿Hablando de la desvalorización docente que solución tiene para mejorar la perspectiva?

Conclusión En base al marco teórico revisado durante el seminario el Sujeto y su Formación Profesional como docente, tomando como punto de referencia las ponencias de diversos autores, tales como: E. Mercado (2008), Emilio Tenti (1999), Ferry (1990), Edgar Morin (2001) entre otros, hicimos un análisis contrastando lo que nos explicaban los autores anteriores con lo que sucede en la realidad. Un claro ejemplo es donde Mercado nos señala que el trabajo de la educadora es visto por la sociedad como el de una niñera, haciendo creer que no se le asigna la importancia correspondiente a su profesión; además de que se piensa que cualquier persona sin estudios puede tomar la tarea de enseñar y algunas maestras daban razón a ésta argumentación porque lamentablemente algunos padres de familia llegan a percibirlo así. Con todo lo anterior llegamos a la conclusión de que no existe la verdad absoluta en cuanto a los paradigmas que según se dicen sobre la profesión docente, para poder hacer esto es necesario contextualizar ya que las condiciones en las que se desenvuelven los alumnos varía de lugar a lugar, es cierto que se ha perdido la buena imagen pero no podemos generalizar porque no todas las personas conciben de la misma manera el trabajo docente, entonces nos encontramos en una balanza de lo que se cree del ser docente y lo que en realidad es.


Por otro lado, es importante mencionar que la falta de progreso de la educación en México, no es sólo culpa del maestro, sino que las autoridades educativas junto con los medios de comunicación distorsionan el aprendizaje de los educandos, ya que la tv y las nuevas tecnologías fungen como un distractor. Sin embargo, algunas veces el alumno suele preferir la comodidad y no el esfuerzo y la dedicación. Sin darse cuenta de que su profesor sòlo lo auxiliará como mediador de su conocimiento. Terminar con el problema es muy difícil, pero nosotras como futuros docentes tenemos en nuestras manos lograr un cambio significativo, empezando con crear un ambiente de confianza entre alumnos, padres y docentes para así formar un equipo interesado y comprometido en la educación. Cuando la sociedad empiece a ver por el bien común, la perspectiva acerca del docente volverá a ser valorada, es tarea de éstos actualizarse, tener un compromiso, una vocación ya sea natural o artificial, que cuente con sentido ético y moral el cual que le permita superarse y ser mejor cada día.


Guiondocumental