Issuu on Google+

BENEMÉRITA ESCUELA NORMAL “MANUEL ÁVILA CAMACHO”

LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PREESCOLAR Primer semestre

Desarrollo Físico & Salud

Ensayo con relación a la nutrición

Alumna: Diana Laura Chairez Alemán

18 de Noviembre de 2013


Y Tú, ¿Cuánto pesas? A lo largo de nuestra vida se nos ha ido inculcando hábitos alimenticios, algunos buenos, otros malos pero todos con la finalidad de satisfacer una necesidad que es comer, pero debemos analizar realmente la cantidad y las condiciones en las que comemos para no desarrollar un trastorno mental, uno de ellos es la obesidad y creo que es una lástima que México ocupe el primer lugar en obesidad, da impotencia saber que no podemos tener un primer lugar en algo positivo como en los deportes o en calidad de vida; todo esto se desarrolla por el consumo desmedido de comida chatarra y la falta de activación física de las personas. En el presente ensayo intento demostrar ¿Cuáles son las causas que originan que un individuo sufra de obesidad? Primero que nada es importante mencionar que el término obesidad significa exceso de tejido adiposo, que se manifiesta con un peso inadecuado y es un trastorno de la nutrición, ésta acumulación anormal o excesiva de grasa puede ser perjudicial para la salud y se asocia a un aumento del riesgo de sufrir diversas enfermedades (enfermedades cardiovasculares, digestivas, respiratorias, diabetes, cáncer, etc). Como lo dice Salvador Ponce Serrano “La obesidad es una enfermedad crónica que se reconoce como una epidemia mundial,” esto quiere decir que dicha enfermedad se desarrolla tanto en los países desarrollados y en los no desarrollados desde los niños hasta los adultos pero es importante diferenciarla con el sobrepeso ya que éste es exceso de peso puede ser de masa muscular, huesos y/o el agua del cuerpo. Ésta gran enfermedad se desenvuelve por diferentes causas fomentadas por la cultura del consumo, una de ellas es por genética

es decir que las familias van

transmitiendo dicha enfermedad de generación en generación donde se refleja como son físicamente las personas ascendientes de cada individuo donde generalmente se desarrolla una complexión robusta, no quiere decir que la persona se alimenta mal, sino que sus antecedentes son de personas con cuerpos muy gordos; otra causa es por la inactividad física cuando las personas dejan de hacer ejercicio o permanecen gran parte del día sentados sin hacer un esfuerzo físico además de la falta de consumo de


agua, es importante mencionar que la actividad física debe de realizarse constantemente a lo largo de la vida porque si se hace durante pequeños períodos, únicamente se obtendrá el llamado “rebote” que es contraproducente porque resulta un peso mayor al que se tenía. La obesidad, también se origina por un desequilibro nutricional dónde predominan los azúcares y las grasas que son ingeridas en cantidades excesivas, dejando a un lado alimentos que son parte del plato del bien comer. Otro factor importante es la obesidad endocrinológica desarrollada por los síndromes que pueda tener una persona, provocando descontroles físicos y psicológicos como el síndrome de Cushing, las alteraciones en el hipotálamo. Por otra parte el uso continuo de medicamentos como los antidepresivos, los antidiabéticos orales, anticonceptivos, insulina, hormonas etc. Además otro problema que se enfrenta es la obesidad infantil en la que como nos dice Álvarez “los padres son culpables de que sus hijos no coman lo adecuado, ya que les permiten comer mucha comida chatarra” y no les inculcan el hábito de las frutas y verduras, lo anterior por las costumbres que se tienen en los diferentes contextos de las personas, dónde no se analiza que el metabolismo de las personas es diferente y mientras a unas personas no engordan, otras empiezan con problemas de sobrepeso. Actualmente algunas personas incluso los niños encuentran amor en la comida, esto quiere decir que encuentran refugio en la comida sobre los problemas cotidianos o la falta de cariño por lo que tienden a comer todo el tiempo para encontrar alivio al sufrimiento. En resumen, con lo anterior doy respuesta a la pregunta inicial; y aunque podemos encontrar un alto número de causas de la obesidad, para mí lo importante es aportar varias soluciones que puedan, en gran medida, evitar que la obesidad siga aumentando en México y en el mundo, elegí este tema porque tiene suma importancia porque no es un problema que afecte a determinadas cuidades o determinadas personas sino es una epidemia global, tema analizado en la mayoría de los países del mundo.


Algunas soluciones podrían ser: en primer lugar que la población en general conozca el plato del bien comer y la manera de emplearlo dentro y fuera de casa, dar a conocer a la sociedad que debemos alimentarnos no sólo con dicho plato, sino también con una jarra del bien beber, lo anterior complementado con una serie de ejercicios permanentes y/o constantes que permitan a las personas tener una mejor alimentación y una mejor calidad de vida, el aprender a nutrirnos haciéndolo por una/o misma/o por amor a nuestro cuerpo creando una mejor autoestima, alimentarnos adecuadamente y no sólo comer por comer. También es indispensable conocer las consecuencias que puede traer el no alimentarse bien, porque repercute en nuestro organismo con diferentes trastornos y enfermedades

como

la

anorexia,

la

bulimia,

la

desnutrición,

enfermedades

cardiovasculares etc. Enseñarle a nuestros alumnos, como futuros docentes que la buena alimentación es indispensable en nuestras vidas para crecer sanos y fuertes, además de implementar el uso de hábitos de comida, de salud, de higiene, que contribuyan de forma positiva en el desarrollo integral de nuestros alumnos, así como alejarnos de los estereotipos que nos vende la televisión, puesto que primero debemos sentirnos bien con nosotros mismos y despúes con los demás para vernos bien, sobre todo pensar primero yo, después yo y, por último YO.

BIBLIOGRAFÌA


ÁLVAREZ, Gonzáles Antonio, SAP Novoa Santos, Guias Clìnicas, 2006. BASTARRACHEA, Ricardo, Obesidad, México, Mc Graw-Hill Interamericana, 2001. SÁNCHEZ, Lòpez A., Actividad física y prevención de la obesidad infantil, México, Castilla, 2009. American Association of Clinical Endocrinologist, Obesity task Force, position statement on the prevention diagnostic and treatement of Obesity, Endocr Pract, 1998. http://www.saludalia.com/enfermedades/ http://www.revistauniversidad.uson.mx/revistas/22-22articulo%202.pdf http://www.centroantiobesidad.com/La_Obesidad/Causas_de_la_Obesidad.html


Ensayo de viky