Issuu on Google+

EDUCACIÓN INTERACTIVA

El principal problema que tenemos que quitarnos de la cabeza es pensar que la educación se da del profesor al alumno, porque cuando se sigue un

proceso

de

aprendizaje

el

profesor también puede aprender de sus estudiantes. El maestro debe crear las posibilidades para que el alumno

construya

y

produzca

conocimiento. La educación principalmente es el método de aprendizaje por el cual el ser humano adquiere conocimiento y capacidad propia de pensar y ver más allá de lo que se puede brindar en el mundo cotidiano. Sin embargo, la educación que es adquirida desde algunas décadas atrás, está basada en un proceso rutinario el cual no permite mayor interacción entre un sujeto y otro. Por lo anteriormente mencionado, es que tomamos como valiosa la información brindada por el autor Marcos Silva en su libro “Educación interactiva”. Se puede tomar conocimiento de la educación que ha sido


adquirida desde la academia, y vemos como podemos jugar con las formas de educar si optamos por adoptar una forma interactiva de aprender… La gran herramienta a explotar actualmente es la tecnología, ya que esta nos brinda una forma diferente de adquirir conocimiento. Lo podemos comprobar en el momento en que se hace presente la modalidad interactiva de brindar y adquirir conocimiento al mismo tiempo, es decir, recibir e intercambiar conocimiento de tal forma que se evidencien ideas que no solo dejen la información clara, también que formen debate y haya una clara relación entre quien emite el mensaje y quien lo recibe. El

autor

nos

habla

sobre

la

herramienta tecnológica a la cual llamamos hipertexto

“Hipertexto”. es

herramientas

tal más

vez

El

de

las

valiosas

y

efectivas que tanto el aprendiz como el maestro pueden utilizar para evidenciar y afianzar aún más una relación entre emisor y receptor al momento de intercambiar información. Esto se debe a que el modelo hipertextual permite directamente la interacción constante entre emisor, información y receptor. El receptor tiene en este caso la posibilidad de opinar y escoger el


orden de la información, sin necesidad de alterar la información o perder parte valiosa de esta.

Decimos entonces que al emitir un mensaje por lo general, dentro de los márgenes educativos antiguos, es lineal, y toma el modelo pedagógico del “aula unidireccional” – o el modelo uno-todos, el cual tiene como resultado un receptor que toma el mensaje, más no lo asimila de forma activa. De esta forma, decimos que la persona que recibe la información no va a hacer nada con esta más que guardarla y, por ende, no tendrá participación activa para aportar nuevas ideas o generar nuevos cambios que permitan ver puntos de vista diferentes a los ya conocidos y transmitidos con anterioridad. Sin embargo, si tenemos en cuenta la modalidad interactiva de comunicación, vemos que en el hipertexto por ejemplo, el sujeto o receptor se puede adaptar positivamente a un modelo de aprendizaje activo en el cual el emisor no solamente va a adoptar dicho mensaje, sino que además, va a interactuar con la información y va a transmitirla de forma diferente ya que cuenta con la posibilidad de pasar de ser un simple


receptor, a ser el usuario que manipula la información y por ende, se hace partícipe y responsable de esta. Por las ideas anteriormente expuestas, podemos decir que es más conveniente empezar a explorar otras formas de aprendizaje diferentes a las ya conocidas por la humanidad y utilizadas, aún en la actualidad

y

con

gran

frecuencia,

teniendo en cuenta la era tecnológica en la que nos encontramos y que a medida que va trascurriendo el tiempo, la tecnología se apropia con más fuerza de un mundo globalizado que pone prácticamente a nuestros pies la facilidad de aprendizaje e interacción que permite llevar las ideas cada vez más lejos, y explorar el conocimiento a tal punto de tener el poder de cambiar la forma de transmitir el mensaje, sea cual sea.

Diana Patricia Montaño Sechague


Educación Interactiva