Page 1

Año 75 Nº 4079 - 15 de Junio de 2014 La Santísima Trinidad - Ciclo A - Color blanco

Dios es amor La Biblia, nos revela en una palabra quien es Dios: Dios es amor (1 Jn 4,8). Amor personal (porque te ama a ti, como si sólo a ti amase), amor total (sin medida, porque la medida del amor es amar sin medida), amor sacrificado (oblativo, entregado y paciente), amor universal (inclusivo, no excluyente), amor preferencial (se inclina más hacia el débil). El Evangelio de hoy, tomado de San Juan, es uno de esos textos cumbres de la literatura bíblica que revelan

una luz especial: “Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo” (Jn 3,16). Estos serían como unos versos fundamentales para nuestra fiesta. De niños tuvimos una experiencia de Dios que fue madurando poco a poco hasta hacernos adultos... Se trata de un principio de la pedagogía divina. El misterio de Dios uno y trino es fruto de esta experiencia de revelación progresiva en la historia. Revelación cumbre, expresión de maduración: Dios no es un ser aislado, desentendido de las realidades temporales, solitario. Es un Dios comunitario, familiar, social, fraterno y paterno. La naturaleza misma de Dios es todo un proyecto de vida que revela la naturaleza misma del alma humana, creada a imagen y semejanza de Dios. De este modo podemos entender cómo la misma humanidad siente esa necesidad de alianza, aun en medio de la pluralidad. Vivimos en una casa común (la tierra), somos una familia, tenemos las mismas necesidades, los mismos problemas. Dios, en esta hora de la historia, habla a través de esos signos de un mundo en búsqueda.

«Dios envió a su Hijo para salvar al mundo »


El Día del Señor. Junio 15 de 2014

RITOS INICIALES

1

Rito de entrada

ciencia, rico en misericordia y fidelidad.» Moisés al instante se postró para adorarlo y dijo: «Ya que he obtenido tu favor, Señor, dígnate seguir caminando en medio de nosotros. Es verdad que somos un pueblo muy testarudo, pero perdona nuestra culpa y nuestro pecado, y acéptanos como tu heredad.»

COMENTADOR: Con el amor de una verdadera familia, nos reunimos hoy a ofrecer un reconocimiento y una alabanza a nuestro único Dios verdadero. Que esta Eucaristía sea la alabanza agradable al Padre, Palabra de Dios. quien no quiere sacrificios sino misericordia. Este es el momento de expresar auSalmo Dn 3 ténticamente nuestra fe en el misterio que celebramos: La Trinidad Santa. TODOS: A ti gloria y alabanza por los

4

2

Oración inicial

CELEBRANTE: Dios, Padre Santo, Tú has enviado al mundo tu Palabra de verdad y tu Espíritu de Santidad para manifestar a los hombres tu misterio admirable; concédenos, en la profesión de la verdadera fe, reconocer la gloria de la Trinidad eterna y adorar la Unidad de su omnipotente majestad. Por nuestro Señor Jesucristo.

LITURGIA DE LA PALAB R A

3

Primera lectura

MONICIÓN: Este breve relato dice mucho sobre Dios, y como ocurre siempre en la Biblia, con un lenguaje que no tiene nada de especulativo. Dios es: el Trascendente, el Incomprensible: parece que la raíz de “Yavé” significa “soplar”. Nadie puede saber quién es Él si no lo “proclama” Él mismo. Del libro del Éxodo 34,4b-6.8-9

Subió Moisés de madrugada al monte Sinaí, según le había ordenado el Señor, llevando en la mano las dos tablas de la Ley que había labrado. Y el Señor bajó en la nube y se colocó a su lado; y Moisés lo invocó por su nombre. Pasó, pues, el Señor ante Moisés proclamando: «¡El Señor, el Señor! Dios compasivo y clemente, de infinita pa-

siglos.

- Bendito eres, Señor, Dios de nuestros padres, bendito tu nombre, santo y glorioso. /R. - Bendito eres en el templo de tu santa gloria, bendito eres sobre el trono de tu reino. /R. - Bendito eres Tú, que, sentado sobre querubines, sondeas los abismos, bendito eres en la bóveda del cielo. /R.

5

Segunda lectura

MONICIÓN: En la Escritura no se hacen exposiciones especulativas sobre el misterio de la Santísima Trinidad, sino que se recogen expresiones de la fe en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, como la bendición de san Pablo al final de una de sus cartas a los corintios, que se utiliza al comienzo de la asamblea eucarística. De la Segunda Carta del apóstol San Pablo a los Corintios 13,11-13

Hermanos: Estén alegres, vuelvan al orden, tengan ánimo, vivan en armonía y paz, y el Dios del amor y de la paz estará con ustedes. Salúdense mutuamente con el beso fraternal. Los saludan todos los fieles. La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo estén con todos ustedes. Palabra de Dios.


La Santísima Trinidad - Ciclo A - Color blanco

6

Canto

7

Evangelio

día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre TodopoderoTODOS: Aleluya, aleluya, aleluya. so. Desde allí ha de venir a juzgar -Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu a vivos y muertos. Creo en el EspíSanto, al Dios que es, que ha sido, y que ritu Santo, la santa Iglesia católica, ha de venir. la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la TODOS: Aleluya, aleluya, aleluya. carne y la vida eterna. Amén MONICIÓN: El Hijo del hombre murió “elevado” en la cruz para que todos los que crean renazcan del Espíritu y tengan vida eterna: este es el misterio de la salvación revelado por Jesús a Nicodemo. Así pues, añade san Juan, todo el que reconozca el amor de Dios, que ha “entregado” a su Hijo único, Jesús, tendrá por Él vida eterna. Según San Juan 3,16-18

Estando en Jerusalén, dijo Jesús a Nicodemo: «Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en Él tenga vida eterna y nadie perezca. Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que se salve por medio de Él. El que cree en Él, no se condena, pero el que no cree, ya está condenado, por no confesar el nombre del Hijo único de Dios.» Palabra del Señor

8

Credo de los Apóstoles

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer

9

Oración Comunitaria

CELEBRANTE: Hermanas y hermanos: La Gracia del Espíritu Santo es la que nos hace orar y decir: «Padre». Orémosle por la mediación de su Hijo quien camina con nosotros en comunidad. Invoquémosle diciendo: TODOS: ¡Trinidad Santa, enséñanos comunión y amor! COMENTADOR: Dios Padre, Tú nos amas tanto, no te fijas en nuestras infidelidades; te pedimos que, iluminados por Ti, nos queramos como hemos sido queridos de Dios, respetándonos y perdonando las faltas mutuamente. /R. - Dios Hijo, que nos revelas al Padre y nos envías tu Espíritu, haznos dóciles a tu Palabra para hacernos instrumentos de comunicación de amor, esperanza y caridad. /R. -Espíritu de Dios, ilumina las mentes de los hombres y las mujeres; da apertura a los corazones e inspiración para la acción, para que con nuestro trabajo y con tu ayuda, cambiemos este mundo tan injusto y despojado, en uno más justo y humanizado. /R. CELEBRANTE: Escucha, Padre, las oraciones que te dirige tu pueblo a quien le has dado el don de la fe en la Trinidad. Por Jesucristo nuestro Señor.


LITURGIA DE LA EUCARISTÍA

10

11

Oración sobre las ofrendas

CELEBRANTE: Santifica, Señor, Dios nuestro, por la invocación de tu santo Nombre, la ofrenda de nuestro filial servicio y a nosotros transfórmanos en oblación perenne. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la comunión

CELEBRANTE: Al confesar nuestra fe en la Trinidad Santa, Señor Dios nuestro, concédenos encontrar la salud de cuerpo y alma en el sacramento que hemos recibido. Por Jesucristo nuestro Señor.

Palabra y Vida:

A veces es difícil comprender el misterio de la Trinidad. Pero en términos sencillos es así: Para que haya amor se necesitan tres: el amante, el amado y el amor. En el caso de la Trinidad, el amante es el Padre, el amado es el Hijo y el amor es el Espíritu Santo que va a fundir, como Espíritu, en uno solo, el amor entrañable del Padre y del Hijo. Los teólogos dicen que es una sola naturaleza que origina tres personas iguales. La Trinidad no es para ser pensada, sino para ser experimentada. Esto va con el hombre de hoy que en muchas ocasiones se declara ateo porque no ha visto a Dios pero que más bien puede ser catalogado como de idólatra, pues ciertamente no le da a Dios el lugar que le corresponde en su vida, pero si tiene sus propios dioses a los que le da un mejor culto que al verdadero Dios; por ejemplo su propio cuerpo que le exige: alimentación, techo, bebidas, cremas, ejercicio, perfumes, ropa, comodidades, viajes, belleza, bailes, diversiones; o pueden ser placeres que van desde un equipo de futbol por el que hay que sacrificarlo todo; o puede ser también el afán de poseer, de comprar, que ahora se satisface con las tarjetas de crédito que te dan desde 6, 12 ,24 y hasta 36 meses para pagar, aunque esto nos aleje de los que no tienen capacidad de poseer ni siquiera una tarjeta de éstas. Así haríamos eterna la lista de dioses del hombre de hoy, por lo que mejor nos dedicaremos al verdadero Dios que se nos ha manifestado porque nos quiere y nos ama, con un amor eterno y a todas luces transparente, en esta fiesta que es como una prolongación de la temporada pascual y que de alguna forma concluye esta festividad que se ha prolongado para los cristianos por estos cincuenta días.

Santoral Lunes 16 Martes 17 Miércoles 18 Jueves 19 Viernes 20 Sábado 21

y

citas

San Eliseo San Gregorio Barbarigo Santa Juliana San Romualdo San Juan Fischer San Luis Gonzaga

Misión Claretiana

bíblicas de 1R 21,1-16 1R 21,17-29 2R 2,1.6-14 Sir 48,1-15 2R 11,1-4.9-18.20 2Cro 24,17-25

la

Salmo Salmo Salmo Salmo Salmo Salmo

5 50 30 96 131 88

Seman a Mateo 5,38-42 Mateo 5,43-48 Mt 6,1-6.16-18 Mateo 6,7-15 Mateo 6,19-23 Mateo 6,24-34

El Día del Señor junio 15 de Junio de 2014  

Misioneros Claretianos provincia de Colombia oriental y Ecuador

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you