Page 1

Año 75 Nº 4056 - 19 de Enero de 2014 2º Domingo ordinario - Ciclo A - Color verde

Luz de las naciones

conocido en las comunidades y presentado en los otros Evangelios. El interés del evangelista se centra en el testimonio del Bautista y en el ‘nuevo bautismo’ que se inaugura con Jesús. Para el evangelista Juan, el testimonio del Bautista sirve de prólogo para la manifestación de ‘Aquel’ que se convertiría en el “Cordero de Dios’. Título que se aplica a Jesús por su decisión, consciente y voluntaria, de asumir la historia humana sobrecargada de pecado con el fin de redimirla en la cruz. Al mismo tiempo, el ‘bautismo de fuego’ representa la condición de la comunidad cristiana que ya no está orientada por los rituales purificatorios sino por el mismo Espíritu de Dios.

El profeta Isaías nos habla de esperanza y elección. La esperanza estaba puesta en el nuevo Israel que debería retornar del exilio completamente renovado y dispuesto a servir al Señor. La elección era una invitación a realizar el proyecto de Dios con una vocación universal. Desafortunadamente las cosas no sucedieron como lo esperaba el profeta y, en poco tiempo, el pueblo que había retornado con tanto fervor y ánimo se fue desesperando y perdiendo las perspectivas ideales planteadas por los profetas. De todos modos, permaneció el ideal de convertirse, algún día, en luz de las naciones. El Evangelio de Juan reinterpreta el episodio del bautismo de Jesús. El ¿Qué significado tiene, para nosotros, énfasis del texto no está puesto sobre nuestra condición de bautizados en el el episodio en sí mismo ya que es bien nombre de Jesús?

«Él es el Hijo de Dios»


El Día del Señor. Enero 19 de 2014

RITOS INICIALES

1

Rito de entrada

COMENTADOR: Esta celebración, que vamos a iniciar, nos da la oportunidad de acercarnos una vez más a Cristo, a su Palabra, a su Cuerpo y Sangre y a nuestros hermanos con quienes nos congregamos a escuchar al Señor y a compartir el Pan de la fraternidad.

2

Oración inicial

CELEBRANTE: Dios todopoderoso y eterno, que gobiernas cielo y tierra, escucha paternalmente las súplicas de tu pueblo y concede en nuestro tiempo la paz a los hombres. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALAB R A

3

Primera lectura

MONICIÓN: El leccionario presenta aquí los versículos del oráculo –poema conocido como el “Tercer canto del Siervo”, que habla de la misión de un personaje misterioso. La tradición cristiana vio muy pronto en Él un esbozo de los rasgos del Señor Jesús. Del libro de Isaías 49,3.5-6

El Señor me dijo: «Tú eres mi siervo, Israel, por medio de ti revelaré mi gloria.» El Señor me juzgó digno de este honor, mi Dios se convirtió en mi fortaleza. El Señor, que me formó desde el seno para ser su siervo, para hacer que vuelva a Él el pueblo de Jacob, que Israel se reúna frente a Él, dice ahora: «No basta con que seas mi siervo, para restaurar las tribus de Jacob y hacer volver a los sobrevivientes de Israel. Te haré luz de las naciones, para llevar mi salvación hasta los confines de la tierra.» Palabra de Dios.

4

Salmo 39

TODOS: Aquí estamos, Señor, para hacer tu voluntad. -Yo esperaba con ansia al Señor; Él se inclinó y escuchó mi grito; me puso en la boca un cántico nuevo, un himno a nuestro Dios. /R. -Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, y, en cambio, me abriste el oído; no pides sacrificio expiatorio. /R. -Entonces yo digo: «Aquí estoy, -como está escrito en mi libro- para hacer tu voluntad.» Dios mío, lo quiero, y llevo tu ley en las entrañas. /R. -He proclamado tu salvación ante la gran asamblea; no he cerrado los labios: Señor, Tú lo sabes. /R.

5

Segunda lectura

MONICIÓN: Nunca es indiferente la manera como san Pablo empieza una carta. Al deseo de paz judío (shalom), él añade el de la gracia (charis). Tomada del uso griego, esta palabra evoca en el lenguaje cristiano el don por excelencia ofrecido en Jesucristo a todos sin excepción: la salvación. De la Primera Carta del apóstol San Pablo a los Corintios 1,1-3

Pablo, llamado a ser apóstol de Cristo Jesús por voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes saludan a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús y convocados en la santa Iglesia, en comunión con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor suyo y también nuestro. Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo les concedan su amor y su paz. Palabra de Dios.


2º domingo ordinario - Ciclo A - Color verde

6

Canto

TODOS: Aleluya, aleluya, aleluya. -La Palabra se hizo hombre y se estableció entre nosotros. A cuantos la reciben les concede la gracia de ser hijos de Dios. TODOS: Aleluya, aleluya, aleluya.

7

Evangelio

MONICIÓN: Juan Bautista proclama que “no conocía” verdaderamente a Jesús, su primo, hasta el día en que contempló “al Espíritu que bajaba del cielo como una paloma, y se posó sobre él”. Dice la verdad, porque, sin el testimonio del Espíritu, nadie puede reconocer en Jesús al Hijo de Dios. Según San Juan 1,29-34

Estando Juan bautizando al otro lado del Jordán, vio venir a Jesús y dijo: «Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. A Él me refería cuando dije: ‘Detrás de mí viene un hombre que está por encima de mí, porque existía antes que yo’. Yo no lo conocía, pero precisamente vine a bautizar con agua para que Él se manifieste a Israel.» Juan dio este testimonio: «Yo presencié cómo el Espíritu descendía del cielo como paloma y permanecía sobre Él. Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: ‘Aquel sobre quien veas descender el Espíritu y permanecer sobre Él, es el que ha de bautizar con Espíritu Santo’. Yo lo vi y declaro en calidad de testigo que Él es el Hijo de Dios.» Palabra del Señor.

8

Credo de los Apóstoles

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido

por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre Todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén

9

Oración Comunitaria

CELEBRANTE: Hermanas y hermanos: como hijos de Dios en el Hijo único del Padre, elevemos en este domingo nuestras plegarias, seguros de ser escuchados. Respondamos diciendo: TODOS: Dios bueno, danos tu amor y tu paz. COMENTADOR: Señor, que no quieres sacrificios ni ofrendas, aviva en tu Iglesia Católica y en tus ministros un amor sincero por el sacramento de la Penitencia. /R. -Señor, que has hecho de tu Hijo, luz de las naciones, haz que tu salvación llegue hasta los confines de la tierra en comunión con sus gobernantes. /R. -Señor, que nos revelas a Jesús como el cordero que quita el pecado del mundo, compadécete de quienes viven en el mundo siendo esclavos del pecado. /R. CELEBRANTE: Oh Padre, Tú aprecias la obediencia a tu voz más que a las ofrendas y sacrificios. Acoge las intenciones que hemos expresado en tu presencia y ayúdanos a buscar sin desfallecer una vida coherente según tu voluntad, por Cristo nuestro Señor.


LITURGIA DE LA EUCARISTÍA

10

11

Oración sobre las ofrendas

CELEBRANTE: Concédenos, Señor, participar con frecuencia en los misterios santos, pues, cada vez que celebramos este memorial en tu sacrificio, se realiza la obra de nuestra redención. Por Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la comunión

CELEBRANTE: Derrama, Señor, sobre nosotros tu Espíritu de caridad; para que alimentados con un solo Pan del cielo permanezcamos unidos en un solo amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

Palabra y Vida:

Después de las celebraciones Pascuales de Navidad continuamos a partir de este domingo con el tiempo ordinario. El Año litúrgico está formado por distintos tiempos litúrgicos. Estos son tiempos en los que la Iglesia nos invita a reflexionar y a vivir de acuerdo con alguno de los misterios de la vida de Cristo. Comienza por el Adviento, luego viene la Navidad, Epifanía, Primer tiempo ordinario, Cuaresma, Semana Santa, Pascua, Tiempo Pascual, Pentecostés, Segundo tiempo ordinario y termina con la fiesta de Cristo Rey. El Primer tiempo ordinario es el que va de la fiesta de la Epifanía hasta inicio de Cuaresma. En el Primer y Segundo tiempo ordinario del Año litúrgico, no se celebra ningún aspecto concreto del misterio de Cristo. En ambos tiempos se profundizan los distintos momentos históricos de la vida de Cristo para adentrarnos en la historia de la Salvación. En los tiempos ordinarios, la Iglesia sigue construyendo el Reino de Cristo movida por el Espíritu y alimentada por la Palabra: “El Espíritu hace de la Iglesia el cuerpo de Cristo, hoy ”

Santoral Lunes 20 Martes 21 Miércoles 22 Jueves 23 Viernes 24 Sábado 25

y

citas

Santos Fabián y Sebastián Santa Inés San Vicente San Ildefonso San Francisco de Sales Conversión de San Pablo

Misión Claretiana

bíblicas de 1S 15,16-23 1S 16,1-13 1S 17,32-33.37 1S 18,6-9;19 1S 24,3-21 Hch 22,3-16

la

Salmo Salmo Salmo Salmo Salmo Salmo

Seman a

49 88 143 55 56 116

Marcos Marcos Marcos Marcos Marcos Marcos

2,18-22 2,23-28 3,1-6 3,7-12 3,13-19 16,15-18


El Día del Señor 19 de Enero de 2014  

Misioneros Claretianos Provincia de Colombia oriental y Ecuador

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you