Page 1

Año 75 Nº 4067 - 6 de Abril de 2014 Quinto domingo de Cuaresma - Ciclo A - Color morado

de Juan sobre la resurrección de Lázaro, último de los siete “signos” con los cuales esquematiza Juan su Evangelio. Paradójicamente con este séptimo signo de Jesús relacionado con el tema de la vida, queda firmada la sentencia de muerte para Jesús. El que otorga la vida tendrá que ocultarse de los enemigos de la vida.

Jesús: Vida y Resurrección Dios, Padre y Madre de la vida, desde el principio se empeño en lograr que el ser humano creado a su imagen y semejanza, alcanzara plenitud de vida para que su paso por este mundo fuera desde ya un reflejo de su vocación a la vida plena. Con el tema del único señorío de Dios sobre la vida, la liturgia de hoy nos presenta el pasaje

Jesús no elimina de la realidad humana las experiencias del dolor y de la muerte física; de hecho, lo más lógico y natural es que Lázaro tenía que morir, también a él querían matarlo los jefes religiosos. Lo que hace Jesús es darle un sentido nuevo al dolor y a la muerte; transmitir el mensaje de que el ser humano no está condenado a un destino fatal, que su vocación desde el momento mismo de su creación es la vida plena que ese ser humano tiene que ir construyendo y en lo cual todos, desde el mismo Dios, están empeñados.

«Yo soy la resurrección y la vida»


El Día del Señor. Abril 6 de 2014

RITOS INICIALES

1

ñor, escucha mi voz; estén tus oídos atentos a la voz de mi súplica. /R.

Rito de entrada

-Si llevas cuenta de los delitos, Señor, ¿quién podrá resistir? Pero de ti proCOMENTADOR: Nuestra Eucaristía debe ser cede el perdón y así infundes respeto. el momento para alabar al Señor por el don /R.

de la vida. Queremos comprometernos con Él a defenderla a toda causa y así cele- -Mi alma espera en el Señor, espera en brar con gozo los signos de la resurrección su Palabra; mi alma aguarda al Señor, en la pascua venidera. más que el centinela la aurora. /R.

2

Oración inicial

-Aguarde Israel al Señor, porque del Señor viene la misericordia, la redenCELEBRANTE: Señor Dios nuestro, te ción copiosa: y Él redimirá a Israel de pedimos nos concedas vivir en el mis- todos sus delitos. /R. mo amor que llevó a tu Hijo a entreSegunda lectura garse a la muerte, por la salvación del mundo. Por nuestro Señor Jesucristo...

5

MONICIÓN: El don del Espíritu cambia radicalmente la condición de los creyentes, Estos no escapan a la muerte corporal, pero, por la justificación obtenida, no permanecerán Primera lectura prisioneros de la muerte. Para ellos será, con MONICIÓN: A través de la voz de su profeta, Cristo y como para Él, Pascua de resurrecel Señor Dios dirige palabras de esperanza a ción, entrada en la vida. los deportados sin esperanza. Se han olvidado de quién soy yo, de mi fidelidad y de mi poder. De la Carta del apóstol San Pablo a los Romanos 8,8-11 ¿Están muertos? Yo haré que mi pueblo vuelva a la vida, lo devolveré a la tierra de sus padres. Hermanos: Los que viven esclaviza-

LITURGIA DE LA PALAB R A

3

dos al instinto no pueden agradar a Dios. Pero, ustedes ya no están esclavizados al instinto sino bajo la acción del Espíritu, puesto que el Espíritu de Dios habita en ustedes. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, es que todavía no es cristiano. Pero si Cristo está en ustedes, aunque físicamente estén sometidos a la muerte por causa del pecado, gracias al perdón recibido tienen la vida del Espíritu. Y si en ustedes habita el Espíritu de Dios que resucitó a Jesús de entre los muertos, el mismo Salmo 129 que resucitó a Cristo, dará la vida TODOS: Mi alma espera del Señor la incluso a su cuerpo mortal por su Espíritu que habita en ustedes. redención.

De la profecía de Ezequiel 37,12-14

Dice el Señor: «Pueblo mío, yo voy a abrir sus tumbas y a sacarlos de ellas y voy a llevarlos otra vez a la tierra de Israel. Y cuando abra sus tumbas y los saque de ellas, ustedes, pueblo mío, reconocerán que yo soy el Señor. Pondré mi espíritu de vida en ustedes para que vuelvan a vivir, y los estableceré en su tierra. Entonces reconocerán que yo, el Señor, lo prometí y lo cumplo.Yo, el Señor, lo garantizo.» Palabra de Dios.

4

-Desde lo hondo a ti grito, Señor; Se-

Palabra de Dios.


Quinto domingo de Cuaresma - Ciclo A - Color morado

6

Canto

- «Yo soy la resurrección y la vida -dice el Señor-: el que cree en mi no morirá para siempre.»

7

Evangelio

MONICIÓN: El Evangelio de la resurrección de Lázaro invita a unirse a toda esa serie de personas que intervienen en el relato, a seguir a las dos hermanas en sus idas y venidas, y luego, junto a la tumba, donde yace el muerto desde hace cuatro días. Los equívocos y malentendidos que salpican los diálogos nos mueven a interrogarnos sobre el modo como cada uno entendemos personalmente las palabras y los gestos de Jesús. Según San Juan 11,3-7.17.20-27.34-45

En cierta ocasión, las hermanas de Lázaro mandaron a decir a Jesús: «Señor, mira que tu amigo está enfermo.» Pero Jesús, al oír esto, dijo: «Esta enfermedad no terminará en la muerte; será para gloria de Dios, para que por ella sea glorificado el Hijo de Dios.» Jesús era amigo de Marta, de su hermana y de Lázaro. Sin embargo, después de oír que Lázaro estaba enfermo, se quedó dos días más donde estaba. Entonces sí les dijo a los discípulos: «Volvamos a Judea.» Cuando Jesús llegó a Betania, se encontró con que Lázaro estaba sepultado desde hacía cuatro días. Al enterarse de que Jesús llegaba, Marta salió a su encuentro, mientras María permanecía en la casa. Marta le dijo a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Pero yo sé que aun ahora Dios te concederá todo lo que le pidas.» Jesús le dijo: «Tu hermano resucitará.» Marta le respondió: Se que resucitará en la resurrección del último día.» Jesús le dijo: «Yo soy la resurrección y la

vida. El que cree en mí, aunque muera vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?» Ella le respondió: «Sí, Señor, yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo.» Jesús preguntó dónde lo habían puesto. Le respondieron: «Ven, Señor, y lo verás.» y Jesús lloró. Los judíos dijeron: «¡Miren cómo lo quería!» Pero algunos decían: «y el que devolvió la vista a un ciego de nacimiento, ¿no podía impedir que Lázaro muriera?» Jesús se estremeció, y al llegar al sepulcro, que era una cueva con una piedra encima, dijo: «Quiten la piedra.» Marta, la hermana del difunto, le respondió: «Señor, ya huele mal, pues lleva cuatro días.» Jesús le dijo: «¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?» Entonces quitaron la piedra, y Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo: «Padre, te doy gracias por haberme escuchado. Yo sé que siempre me escuchas, pero lo he dicho por esta gente que me rodea, para que crean que Tú me enviaste.» Después de decir esto, gritó con voz fuerte: «¡Lázaro, ven fuera!» Salió el muerto con los pies y las manos atados con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: «Desátenlo para que pueda caminar,» Al ver lo que hizo Jesús, muchos de los judíos que habían ido a casa de María creyeron en Él. Palabra del Señor.

8

Oración Comunitaria

CELEBRANTE: Hermanas y hermanos: el Espíritu del Padre que resucitó a su Hijo amado de entre los muertos habita en nosotros. Llenos de vida, digámosle con toda confianza nuestra oración ... TODOS: Señor de la vida, Escúchanos. -Oremos por todos aquellos que han perdido la esperanza de vivir y por quienes están muertos a causa de la maldad.


Que el mensaje de esta cuaresma les traiga vida y resurrección. /R. -Señor, enséñanos a amar de verdad y sin discriminación a nuestros hermanos e impúlsanos a trabajar por la defensa de la vida. /R. -Dios de la vida, fortalécenos para rechazar las estructuras de muerte y construir la justicia y la paz. /R. -Oremos por esta asamblea y por

quienes en el mundo defienden la vida, para que fortalecidos por tu Espíritu los mantengas firmes en la consecución de un mundo mejor /R. CELEBRANTE: Acoge, Padre del cielo, nuestra oración e infunde tu misericordia en nuestros corazones, para que, custodiando los dones de la vida caminemos en tu presencia. Por Jesucristo nuestro Señor.

LITURGIA DE LA EUCARISTÍA

9

10 Oración después de la comunión

Oración sobre las ofrendas

CELEBRANTE: Escúchanos, Dios todopoderoso, y a tus hijos a quienes concediste la fe cristiana, concédeles ser purificados por la eficacia de este sacrificio. Por Jesucristo nuestro Señor.

CELEBRANTE: Dios Todopoderoso, te pedimos ser contados siempre entre los miembros de Cristo, con cuyo Cuerpo y Sangre hemos comulgado. Por Jesucristo nuestro Señor.

Palabra y Vida:

Hay que entender la preocupación divina por liberar al pueblo de la esclavitud de Egipto, de la opresión, de la injusticia. Hay que entender el proyecto de vida de Jesús, como un servicio al ser humano condenado por unas estructuras injustas, a vivir una vida carente de calidad, una vida deshumanizada no sólo por la exclusión del disfrute y goce de los bienes creados, sino por la distorsión de la verdadera imagen de Dios gracias a una religión que ocultaba el verdadero rostro paternal y misericordioso de Dios.

¿No estaremos reproduciendo hoy estas mismas características?

Santoral Lunes 7 Martes 8 Miércoles 9 Jueves 10 Viernes 11 Sábado 12

y

citas

San Juan de la Salle San Pompilio San Lorenzo de Irlanda Mártires S. Juan de Dios San Estanislao Santa Gema Galgani

Misión Claretiana

bíblicas de Dn 13,1-9.15-17. Nm 21,4-9 Dn 3,14-20.91-92.95 Gn 17,3-9 Jr 20,10-13 Ez 37,21-28

la

Salmo Salmo Salmo Salmo Salmo Salmo

22 101 Dn3 104 17 Jr31

Seman a Juan Juan Juan Juan Juan Juan

8,12-20 8,21-30 8,31-42 8,51-59 10,31-42 11,45-57

El Día del Señor 6 de Abril de 2014  

Misioneros Claretianos provincia de Colombia oriental y Ecuador

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you