Issuu on Google+

Año 75 Nº 4071 - 20 de Abril de 2014 Domingo de Pascua - Ciclo A - Color blanco

Pascua de resurrección La resurrección de Cristo es la promesa cumplida de resurrección para cada hombre. Lo importante no es que Cristo resucitara en aquel entonces, sino que esté resucitado, que viva, que Cristo sea ahora la resurrección que cada uno de nosotros seamos capaces de experimentar y de ser testigo. Los Hechos de los Apóstoles hace énfasis en la labor de la comunidad cristiana como testigo de la resurrección de Jesús. El Evangelio de Juan nos habla del conjunto de dificultades

que nublan el entendimiento humano y obstaculizan las experiencias de la fe. Las discípulas y discípulos no deben ir a buscar al Maestro al sepulcro. El lugar de Jesús de Nazaret ya no está entre los muertos, sino en la presencia de Dios desde donde anima a la comunidad a continuar su misión. El evangelio concluye con la frase: “hasta entonces no habían comprendido la Escritura”, para mostrarnos cómo la comunidad de creyentes debió recorrer un largo camino antes de comprender el significado de la resurrección de Jesús. Mientras ellos y ellas aún lloraban de dolor por la ausencia del Maestro, Él ya estaba animando la vida de la comunidad en la eucaristía, en la vida fraterna y en la solidaridad con los pobres. El texto nos invita a hacer un camino de fe que nos haga comprender el significado de la resurrección de Jesús para nuestras vidas. No basta con correr de un lado para otro buscando al Señor sin comprender lo que su resurrección significa. Es necesario aprender a descubrir en los signos de su muerte el germen de la vida.

«Él había de resucitar de entre los muertos»


El Día del Señor. Abril 20 de 2014

RITOS INICIALES

1

Rito de entrada

COMENTADOR: La Eucaristía actualiza la Pascua de Cristo. Por eso, celebrarla es hacerse protagonista de la pascua. Es dar testimonio de que Cristo vive, Resucitado. Es testimoniar no sólo el acontecimiento físico de su Resurrección, sino la eficacia salvadora de la misma. Todo eso vamos a hacer realidad, en esta Eucaristía que ahora iniciamos.

2

Oración inicial

ban bajo el dominio del diablo, porque Dios estaba con Él. «Y nosotros somos testigos de todo lo que hizo en el país de los judíos y en Jerusalén. Ellos lo mataron, colgándolo de un madero. Pero Dios lo resucitó al tercer día y le concedió poder manifestarse, no a todo el pueblo, sino a testigos escogidos previamente por Dios: a nosotros que comimos y bebimos con Él después que resucitó de entre los muertos. «Él fue quien nos envió a predicar al pueblo y atestiguar que Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos. Todos los profetas dan testimonio de Él, declarando que todo el que cree en Él e invoca su nombre, recibe el perdón de los pecados.» Palabra de Dios.

CELEBRANTE: Oh Dios, que en este día nos abriste las puertas del cielo, por medio de tu Hijo, vencedor de la muerte; concede a cuantos celebramos la solemnidad de la Resurrección del Señor, que, renovados por el Espíritu SanS a l m o 11 7 to, resucitemos en la luz de la verdadera vida. Por Jesucristo nuestro Señor. TODOS: Este es el día en que actuó el sea nuestra alegría y nuestro LITURGIA DE LA PALAB R A Señor: gozo.

4

3

Primera lectura

-Den gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia. MONICIÓN: Las obras de Jesús son hechos com- Diga la casa de Israel: eterna en su probados. Pero para ver en ellas signos revela- misericordia. /R. dores de su verdadera identidad, es necesaria una luz de lo alto transmitida por la Escritura, la predicación de un apóstol, el testimonio de un creyente. No es nadie de carne y hueso quien las revela, sino el Padre que está en el cielo.

-La diestra del Señor es poderosa, la diestra del Señor es excelsa. No he de morir, viviré para contar las hazañas del Señor. /R.

-La piedra que desecharon los arquiEn la casa del centurión Cornelio, tomó tectos, es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un Pedro la palabra y dijo: milagro patente. /R. «Ustedes ya conocen el acontecimiento, que trascendió a todo el territorio judío Segunda lectura y que había tenido su comienzo en Galilea, después del bautismo que predicó MONICIÓN: Muertos y resucitados con Cristo: Juan: me refiero a cómo ungió Dios a esta es la condición de los creyentes tras el bauJesús de Nazaret, llenándolo del Espíritu tismo. Este cambio radical, aunque invisible, debe Santo y de poder. Así pasó Él haciendo dar una orientación y una dinámica nuevas a su el bien y curando a todos los que esta- vida en todos los campos, no sólo en el moral. De los Hechos de los Apóstoles 10,34a.37 -43

5


Domingo de Pascua - Ciclo A - Color blanco

De la Carta del apóstol San Pablo a los Colosenses 3,1-4

7

Canto

Hermanos: Ya que han resucitado TODOS: Aleluya, aleluya, aleluya. con Cristo, busquen los bienes de allá arriba, donde está Cristo senta- -Cristo, el Cordero Pascual, ya está sado a la derecha de Dios. crificado: celebremos la Pascua con el Tengan su mente puesta en los bie- pan que nos da Dios. nes del cielo, no en los de la tierra.

Porque ustedes han muerto, pero Dios les tiene reservada una vida en unión con Cristo. Cuando Cristo, que es su vida, aparezca glorioso, con Él aparecerán también ustedes revestidos de gloria. Palabra de Dios.

6

Secuencia

Presenten los cristianos/ ofrendas de alabanza a gloria de la Víctima/ propicia de la Pascua. Cordero sin pecado/ que a las ovejas salva, a Dios y a los culpables unió con nueva alianza./ Lucharon vida y muerte/ en singular batalla,/ y muerto el que es la vida,/ triunfante se levanta/. - ¿Qué has visto de camino, María, en la mañana?/ - A mi Señor glorioso,/ la tumba abandonada, los ángeles testigos,/ sudarios y mortaja/. ¡Resucitó de veras/ mi amor y mi esperanza!/ Vengan a Galilea,/ allí el Señor aguarda; allí verán los suyos la gloria de la Pascua/. Primicia de los muertos,/ sabemos por tu gracia que estás resucitado;/ la muerte en ti no manda/. Rey vencedor, apiádate/ de la miseria humana/ y da a tus fieles parte/ en tu victoria santa.

TODOS: Aleluya, aleluya, aleluya.

8

Evangelio

MONICIÓN: “Vio y creyó” ¿Se trata de una perspicacia superior del corazón? Sin duda, pero más aún de una mejor y más rápida inteligencia de las Escrituras. Porque es siempre a la luz de estas como se revela el sentido de los signos, rotundos o sutiles, y como la mirada puede abrirse a las cosas de la fe. Según San Juan 20,1-9

El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro muy temprano, cuando todavía estaba oscuro, y vio que la piedra la habían retirado del sepulcro. Entonces se fue corriendo a donde Simón Pedro y a donde el otro discípulo, al que Jesús tanto amaba, y les dijo: «¡Se llevaron del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde lo pusieron!» Pedro y el otro discípulo salieron y se fueron al sepulcro. Los dos iban corriendo juntos; pero el otro discípulo corrió más que Pedro y llegó primero. Se asomó y vio que los lienzos estaban en el suelo, pero no entró. Detrás de él llegó Simón Pedro y entró al sepulcro y vio los lienzos en el suelo, y también el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no junto con los lienzos en el suelo, sino enrollado y colocado en un lugar aparte. Entonces entró también el otro discípulo, que había llegado primero


al sepulcro, y al ver aquello, creyó. Pues ellos todavía no entendían lo que dice la Escritura: que Él debía resucitar de entre los muertos. Palabra del Señor.

9

Oración Comunitaria

CELEBRANTE: En este día grande entre los grandes para nuestra fe cristiana, seguimos presentando al Padre nuestra oración. Unámonos a una sola voz y digamos: TODOS: ¡Dios de la vida, escúchanos!.

manifestaciones /R. - Para que todos los cristianos, aprendamos a construir la paz, por encima de cualquier egoísmo e interés particular /R. - Para que la Iglesia renueve su compromiso con todos los marginados y excluídos especialmente con los niños y los ancianos /R. - Para que todos nosotros, vivamos la resurrección con alegría y nos movamos a transmitir la Buena Noticia del acontecimiento cristiano, con responsabilidad personal y comunitaria /R.

CELEBRANTE: Acoge, Señor, nuestra COMENTADOR: Para que la Iglesia de oración y ten siempre presente las netodo el mundo sea portadora y defen- cesidades de nuestra vida. Por Cristo sora de la vida en todas sus formas y nuestro Señor.

LITURGIA DE LA EUCARISTÍA

10

11 Oración después de la comunión

Oración sobre las ofrendas

CELEBRANTE: En la alegría de la Pascua, te inmolamos, Señor, este sacrificio, del que tan maravillosamente ha renacido y se alimenta tu Iglesia. Por Jesucristo nuestro Señor.

Santoral Lunes 21 Martes 22 Miércoles 23 Jueves 24 Viernes 25 Sábado 26

y

citas

San Alselmo Santa María Egipciaca San Jorge San Fidel San Marcos San Tarcisio

Misión Claretiana

CELEBRANTE: Protege, Señor, a tu Iglesia con amor incansable: para que renovada por los misterios pascuales alcance la gloria de la resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo.

bíblicas de Hch 2,14.22-33 Hch 2,36-41 Hch 3,1-10 Hch 3,11-26 Hch 4,1-12 Hch 4,13-21

la

Salmo Salmo Salmo Salmo Salmo Salmo

15 32 104 8 117 117

Seman a Mateo 28,8-15 Juan 20,11-18 Lucas 24,13-35 Lucas 24,35-48 Juan 21,1-14 Marcos 16,9-15


El Día del Señor 20 de Abril de 2014