Page 1

EN PORTADA

Vivir mejor con diabetes La última Encuesta Nacional de Salud, cifró en un 6,05 por ciento a los españoles mayores de 16 años que son diabéticos, pudiendo ser el doble por las personas que desconocen que la tienen y por los malos hábitos de alimentación y falta de ejercicio de nuestra sociedad.

L

a Federación Española de Diabetes confirma que la diabetes mellitus es, en España, la tercera causa de muerte entre las mujeres y la séptima entre los hombres. Sin embargo, una diabetes tipo 2, la que más prevalece, si se diagnostica pronto puede requerir un tratamiento simple como es seguir una alimentación apropiada o adecuada a la situación, una automedición de la glucosa en casa, practicar de forma regular actividad física y no necesitar tratamiento con insulina.

¿En qué consiste? La diabetes mellitus es un trastorno metabólico que se caracteriza por un exceso de los niveles de glucosa en sangre (hiperglucemia), como resultado de un defecto, ya sea por ineficiencia o insuficiencia de insulina. Siendo valores normales de glucosa en sangre y, en ayunas, entre 71 y 99 mg/dl, según los últimos datos publicados. Cualquier nivel mayor a éstos indican hiperglucemia, así lo explica Rosa Elena Yáñez, dietista-nutricionista, educadora en diabetes y que tiene diabetes mellitus tipo 1 desde los 14 años, “si nuestro nivel de glucosa en sangre es más alto de 100 mg/dl significará que ya existe una “alteración de la glucosa, es decir, una prediabetes; a partir de

14 DiETAsana

! e l b i s o p s ¡e

126 mg/dl podría existir una diabetes que debería confirmarse con una prueba de sobrecarga oral de glucosa”. Según las palabras de Yáñez, “la diabetes es una condición crónica (que no se cura), ya que no existe un sustituto de la insulina y el cuerpo la necesita para vivir, pero es controlable. Aunque si este control no se logra, puede provocar infarto de miocardio, arteriosclerosis precoz, daños en la retina y en los riñones, entre otras complicaciones”.

Clasificación Actualmente, los tipos de diabetes se distinguen en cuatro: l Tipo 1. Es la que se presenta con más frecuencia en la gente joven (antes de los quince años), aunque puede presentarse a cualquier edad. Se trata de un proceso autoinmune que destruye las células del páncreas encargadas de producir la insulina, por lo que se produce una insuficiente cantidad de insulina. Como consecuencia, el paciente pasa a depender de la administración externa de insulina. l Tipo 2. Es el tipo más frecuente y supone entre el 80 y el 90 por ciento de los casos de diabetes. Se produce por una doble causa, una disminución en el nivel de producción de insulina y una resistencia a la acción de la insulina.

DiETAsana 15


EN PORTADA

Si dudas, hazte la prueba “El problema de la diabetes mellitus es que, aunque es una enfermedad que se puede prevenir, suele ser una enfermedad asintomática durante años que sólo se manifiesta cuando ya está muy instaurada. De ahí la importancia de la prevención”, ha afirmado José Antonio Vázquez, presidente de la Federación Española de Diabetes. De modo general, si se tiene uno o más de los considerados factores de riesgo se deberá hacer la prueba sanguínea de la glucosa, con la que se define la presencia o la ausencia de la enfermedad y el tipo. Si no se posee ninguno de los síntomas, la primera prueba para la diabetes mellitus deberá hacerse a los 40-45 años de edad y, en caso de un resultado negativo, deberá repetirse cada tres años.

l Sensación de hambre. l Pérdida de peso inexplicable.

Factores de riesgo Cuantas más condiciones de estas se presenten, más riesgo existe de padecer diabetes: l Obesidad: cuando el índice de masa corporal (IMC) es igual o mayor a 30. l Familiares de primer grado (papás, hermanos, tíos) con diabetes mellitus. l Pertenecer a un grupo étnico de alto riesgo (hispano, africano-americano, asiático, nativo americano). l Haber tenido un diagnóstico previo de diabetes gestacional. l Haber tenido un hijo que al nacer pesaba más de cuatro kilos. l Padecer hipertensión arterial: que esta sea igual o mayor a 140/90 mmHg. l Tener “intolerancia a la glucosa” o “tolerancia alterada a la glucosa”, esto quiere decir que el nivel de glucemia en ayunas es mayor de 100 mg/dl. l Tener triglicéridos plasmáticos en una concentración igual o mayor a 150 mg/dl. l Tener niveles plasmáticos de HDL colesterol igual o menor a 35 mg/dl.

Tratamiento

En este caso, una determinada dosis de insulina no conseguiría bajar el nivel de glucemia con la misma intensidad con la que lo haría normalmente, por lo que la insulina perdería parte de su eficacia. Algunos factores que están relacionados con esta resistencia serían la obesidad y el sedentarismo, siendo las primeras cosas que deberían cambiar para tratar este síntoma. l Gestacional: se presenta en algunos casos específicos durante el embarazo. La mayoría de las veces desaparece después del parto. l Otros tipos, debidos a enfermedades o alteraciones genéticas.

16 DiETAsana

Diagnóstico de diabetes Estos son algunos síntomas clásicos que se utilizan para diagnosticar la diabetes mellitus y que pueden indicar que tenemos hiperglucemia: l Aumento de la sed excesiva. l Fatiga. l Orinar en abundancia.

La diabetes es una condición individual, pero la meta primordial es la misma, conseguir un control educado de la hiperglucemia.

Según la dietista-nutricionista, Elena Fernández, el tratamiento del paciente diabético debe entenderse como un conjunto de cinco factores interrelacionados: educación diabetológica, terapia nutricional, ejercicio físico, tratamiento farmacológico y autocontrol de la glucemia con medidores especializados. Sin una correcta planificación de todos ellos, difícilmente se

La persona con diabetes participa importantemente en su tratamiento, debido a que la diabetes exige autocuidado las 24 horas del día, cada día, siendo la persona con diabetes responsable del 95 por ciento de su tratamiento y de su éxito.

conseguirá el objetivo primordial que sería el control educado de la hiperglucemia. La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, quiere incidir en que es necesario hacerse revisiones médicas regularmente, ya que “no sólo se trata de vigilar su glucosa en sangre, sino también de mantener unas cifras adecuadas de presión arterial y colesterol, deshabituar a los fumadores, potenciar el ejercicio físico, fomentar una dieta adecuada y estar alerta ante la aparición de posibles complicaciones, ya que de no hacerse así las posibilidades de un infarto de miocardio o cerebral son más del doble que en la población no diabética”. En la diabetes mellitus tipo 1, sobre todo, hay que integrar la insulina y la alimentación basándose en la medición de glucosa en sangre para obtener los objetivos deseados de control de la glucosa y que estos sean lo más cercano a lo normal. En la diabetes mellitus tipo 2, los elementos terapéuticos que se recomiendan para lograr los mismos objetivos de control de hiperglucemia son: la alimentación adecuada, la actividad física y, en algunas ocasiones, la toma de algunos fármacos.

Alimentación apropiada El objetivo es lograr un equilibrio junto con los fármacos, la actividad física y la medición de glucosa en casa para el autocontrol de la glucemia. Los alimentos ricos en carbohidratos o hidratos de carbono son los que tienen mayor impacto en la glucemia. Un exceso de carbohidratos en la alimentación y una falta de suficiente insulina (en cantidad o calidad) son las dos causas principales de la hiperglucemia. Esto se debe a que los carbohidratos favorecen la hiperglucemia no sólo por contener azúcares o por convertirse en glucosa sino también por su rápida elevación de la glucosa sanguínea, es por eso que es tan importante la identificación de éstos en los alimentos, porque así el control de la glucosa es más fácil y constante.

la suben más rápidamente a comparación de los que tienen más fibra, proteína y/o grasa (como las verduras, legumbres, lácteos, etcétera) que la suben de una forma menos pronunciada. La automedición de glucosa en sangre permite precisar y prever el efecto de los alimentos así como verificar el funcionamiento de los medicamentos”, termina aconsejando Yáñez. Deberás establecer tus metas personales de glucemia junto con tu médico,

mesa sube la glucosa, sino que la fructosa de la fruta, la lactosa de la leche y el almidón también son cadena de glucosas”.

dietista y/o educador en diabetes. Algunos alimentos que contienen mayor cantidad de carbohidratos y/o azúcares son: zanahoria cocida, miel, azúcar, cereales, arroz, patatas, pan blanco, muesli, uva, plátano, maíz, pasta, etcétera. Yáñez, comenta que es importante explicar que “no sólo el azúcar de

tores que hacen que la insulina no funcione correctamente. También encontramos las insulinas lentas o basales y las ultrarápidas o pulsátiles (se utilizan para las coJ midas).

Tratamiento farmacológico Dentro de esta categoría se encuentran los hipoglucemiantes orales que tienen distintas funciones, ya sea provocando una mayor o mejor producción de insulina endógena (que aún se produce por el organismo) o disminuyendo fac-

Un gramo de carbohidrato eleva la glucosa en sangre aproximadamente 5 mg/dL. Siempre que se vayan a reducir componentes de la dieta, habrá que acudir al médico, dietista y/o educador en diabetes, ya que estos cambios también afectarán a algunos ajustes en el tratamiento con antidiabéticos orales o con la insulina.

Índice glucémico Se define como el impacto de los diferentes alimentos que contienen hidratos de carbono sobre la respuesta glucémica del cuerpo. Yáñez, agrega que “es verdad que existe diferencia y variabilidad en la forma en que los alimentos suben la glucosa, pero los que contienen más cantidad de carbohidratos, como las harinas, frutas, etcétera,

Adriana Hernández

Ejercicio físico

En la diabetes tipo 1 y 2 son muchos los efectos favorables que puede tener sobre la enfermedad, por ello, realizar actividad física a diario es un elemento básico a incluir en el tratamiento. Lo ideal sería hacer entre 30 y 60 minutos, tres o cuatro veces a la semana, algún tipo de ejercicio aeróbico como caminar, correr, nadar o montar en bicicleta. Esto te ayudará a mejorar tanto la utilización de glucosa por el organismo, como la función de la insulina aún producida por el organismo o la que se aplica de forma externa.

DiETAsana 17

Vivir mejor con diabetes es posible  

Vivir mejor con diabetes es posible

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you