Issuu on Google+

La fotografĂ­a como concepto


La fotografĂ­a como concepto


La fotografía como concepto

La fotografía como concepto Cristian Berrío & Dahulín Hernández


La fotografĂ­a como concepto


Índice El concepto

La fotografía

pág.14

Dirección de arte

La fotografía como concepto

pág.26

Imagen visual

pág.6

Semiótica

pág.10

La estética

pág.22

Performance

pág.40

Tips

pág.44

Aplicaciones

pág.48

pág.34


La fotografía como concepto

L

a imagen (del latín imago) que denomina la efigie, la estatua comúnmente funeraria, pero también el sueño y la apariencia; es una metodología visual para representar algo que está ausente, permitiéndonos apreciarla en el presente, gráficos o fotografías que bien pueden ser reales o no. Se habla de imagen visual ya que la palabra “imagen” tiene un contexto más amplio en donde se pueden encontrar también imágenes de tipo: •Mental: Son imágenes que están en el interior de la persona (pensamiento, recuerdo, etc). •Auditiva: describen algo que se puede escuchar •Olfativa: describen algo que se puede oler •Táctil: Son imágenes que se pueden percibir por medio del tacto, como las texturas. •Gustativo: describen algo que se puede saborear. Todas las imágenes que percibimos a diario, llegan a nuestro cerebro a través del sentido de la vista, cuyo principal componente son los ojos, pero, aunque parezca inverosímil, es necesaria la intervención de los demás sentidos en la percepción de una imagen, ya que las experiencias vividas hacen de todo este proceso una interpretación más clara.


La fotografía como concepto

Si bien puede representar algo ausente, se puede utilizar este método para comunicar una información y transmitir un sentimiento o emoción al espectador. Para identificar mejor estos términos, analice el siguiente paralelo.

Comunicar:

Transmitir:

Es dar una idea clara para anunciar un mensaje simple y concreto a quien lo observa, es algo inmediato que transcurre en el tiempo cuya característica es no perdurar en él, ya que es una información de momento.

Se debe comunicar en primera instancia para poder transmitir lo que se quiere plasmar en el receptor. El objetivo es que tome un punto de vista, haga una interpretación y despierte una emoción sobre la información establecida utilizando su memoria cultural.


La fotografía como concepto

Las imagines visuales son interpretadas de diferente forma dependiendo de quien la observe, puesto que todos somos diferentes, tenemos culturas diferentes y no pensamos por igual; las culturas, religiones, costumbres, sociedades, entorno ambiental, ubicación geográfica y experiencias vividas, afectan la interpretación de una imagen. Es por ello que si se quiere lograr una interpretación adecuada, se deben tener en cuenta estos aspectos antes de crear dicha imagen.

El objetivo de la imagen, es complacer al espectador, brindarle una cantidad de sensaciones y emociones en específico.

Pintura por: Oleg Shuplyak


La fotografía como concepto

Es más fácil recordar una imagen que recordar una frase, por ello, ésta se convierte en algo fundamental cuando se pretende que perdure algo a largo plazo en la memoria de quien la percibe. La imagen es sin duda un generador de emociones, te puede hacer reír, llorar, pensar, analizar, criticar, discutir, enfadar, etc. Por ello se considera algo útil para transmitir y comunicar. Este tema es tan importante y complementario para el arte, que constituye su propia esencia. Si hablamos de un arte visual como la pintura, no hay duda de que se hace para ser visto. El análisis de esta visión por lo general se realiza sobre un plano, donde se representan las formas de un mundo material o imaginario. Este es un permanente desafío que aborda resueltamente el artista de todos los tiempos. En el campo del pintor, se producen los más tensos líos, ya que su actividad se extiende no sólo a la percepción de las formas del entorno, sino que ha de representarlas mediante códigos convincentes sobre el plano. Se mueve en el continuo dilema del conocimiento racional de los objetos y la captación visual de los mismos; entre representar las cosas “como son” o como “se ven”, entre la presentación de estímulos y sensaciones, y los resultados obtenidos por la percepción.


semiótica

La fotografía como concepto

T

rata los sistemas de comunicación dentro de las sociedades humanas, como los: símbolos, signos, iconos, etc. Saussure, fue el primer hombre que habló de la semiología, quien la define como: “una ciencia que estudia la vida de los signos en el seno de la vida social”; Añade: ella nos enseñará en que con los signos iguales son las leyes que lo gobiernan. Semiología fue utilizada en uno de sus conceptos más antiguos en la medicina, era el término colocado para designar el estudio e interpretación de los síntomas de las enfermedades. La fotografía es un medio de comunicación que divulga y expresa ideas en un proceso que implica la realización de una emisión pero también de una interpretación. Como una expresión visual, su medio de comunicación no es verbal, sino óptica. La fotografía tiene aspecto visual, pero también significa algo. Comprender, entender e interpretar mejor los signos, resulta fundamental para analizar mejor una fotografía. Entender la ciencia general de los signos (la semiótica), ofrece claves cruciales para esclarecer el sentido de una fotografía. “El significante es la parte material y percibida del signo, y el significado que corresponde a su vez no a las cosas, sino a un concepto”. Ferdinand de Saussure.


La fotografía como concepto

En el lenguaje, según Saussure, la frase descansa sobre paradigma (palabras, formas gramaticales) y se establecen en relaciones sintagmáticas, es decir, una palabra después de otra, la construcción, el estilo literario. El valor del signo se establece por sus asociaciones paradigmáticas y sintagmáticas. En fotografía, los paradigmas serán todos los elementos morfológicos de la imagen (línea, punto, ritmo, escala, textura, color, forma, figura, luces, etc.) y el sintagma será la forma de organizarlos (discurso, narrativa, composición, diseño visual, dirección de arte, género, subgénero, etc.). La comunicación involucra una interacción social realizada con símbolos y sistemas de lengua basados en códigos que son sistemas de relación cultural. Aunque Barthes dice que la imagen fotográfica es un mensaje sin código, debido a que muestra un objeto reproducido sin intervención humana (sino por medios y procesos mecánicos, químicos o electrónicos). Las decisiones e intervenciones humanas son concluyentes y constituyen el sintagma que organiza el paradigma fotográfico.

A pesar de su complejidad, paradójicamente la semiótica puede ayudarnos a desentrañar el enmarañado universo de la imagen fotográfica. Óscar Colorado


La fotografía como concepto

“La semiótica no es solamente una llave, es una auténtica navaja suiza para poder abrir el cofre de tesoros que hay en toda fotografía”. Óscar Colorado Nates.

La denotación y connotación de la semiótica en la fotografía

Denotación: Se relaciona con el cierre y la singularidad, lo opuesto a la pluralidad de conceptos que ofrece la connotación. En una fotografía, según la denotación, hay textura o no, pero lo que significa esa textura puede interpretarse de muchas maneras.

Connotación: Implica una soltura para atiborrar a la fotografía de múltiples interpretaciones y significados culturales que incluso podrían cuestionar la identidad y coherencia de la obra. Los sistemas semióticos entonces, pueden considerarse como posibilidades cerradas o abiertas.


La fotografía como concepto

Ilustración por: Antoine de Saint-Exupéry

Un medio tan polisémico como lo es la fotografía, puede ser entendido, interpretado y decodificado de una mejor manera si se comprende los diferentes contextos que ofrece el estudio de los signos. Aunque la semiótica inició en el campo del lenguaje verbal, Pierce acepta la existencia de un sistema de signos en otros campos como el visual. La semiótica permite hacer una lectura y estudio que extrae la polisemia (los variables sentidos) de la fotografía en diferentes posiciones. Una fotografía puede ser muy atractiva visualmente, pero no contener un signo o un símbolo; a la vez, una fotografía podría no ser muy agraciada en lo estético pero contener signos o ser un poderoso símbolo que hable sobre algo y se convierta en una comunicación.


La Fotografía

La fotografía como concepto

Historia de la fotografía

L

a palabra fotografía, se desvía de las palabras griegas “luz” y “grabado”, y fue utilizada por primera vez por John Herschel, quien en 1839, masificó el proceso fotográfico.

Leonardo Da Vinci fue quien principió a dar los asientos a la fotografía, inventó una máquina capaz de duplicar la realidad, la cámara oscura, en los finales del siglo XV y principios del XVI. En el “Renacimiento” también se formó otra aproximación a la fotografía, se inventó un espejo para enderezar la imagen y ubicarla sobre un llano horizontal; la cámara lúcida. Ésta permite ver al modelo y calcarlo a volumen natural para que se pueda duplicar. “Toda invención está condicionada, en parte por una serie de experiencias y conocimientos anteriores y en parte por las necesidades de la sociedad. Añadamos la parte de genialidad personal y, a menudo, de acierto fortuito”. Así fue como, en 1824, Nicéphore Niépce inventó la fotografía.


La fotografía como concepto

La fotografía fue creada porque ya se estaba viendo una necesidad de plasmar registros y momentos en la humanidad y en el mundo. Niépce anduvo años buscando empresarios que aportaran capitales. A los comerciantes no les interesaba, y las personas que sí, no querían arriesgar su dinero en algo que todavía no era muy definido. Niépce murió en 1833 en plena desdicha y desconocido. Quien se quedó con el mérito fue Daguerre, un pintor y hombre de negocios. Daguerre lo que concibió, fue perfeccionar a través del cuadro, el procedimiento de Niépce. Él hizo un contrato con el hijo de Niépce (Isidore), que había recibido de su padre la posesión del invento. Nicéphore Niépce nació en 1769 en Francia en una familia noble. Niépce debido a su situación social y familiar, hacía numerosos experimentos e investigaciones. En esa época la ciencia estaba muy de moda en la burguesía, la química particularmente. Con la revolución de 1789, Niépce se retiró a las tierras de la familia, así como la mayoría de la clase noble; Niépce empezó a dedicarse cada vez más a sus investigaciones y de ahí empezó la fotografía, lo que hizo fue perfeccionar y agregarle más pasos a la litografía. El primer resultado decisivo lo hubo en 1824.


La fotografía como concepto

Niépce comenzó a experimentar en este campo en 1793, cuando apenas contaba con 28 años, pero a pesar de que en ocasiones conseguía capturar imágenes, éstas se oscurecían rápidamente. Hasta 1825, cuando consiguió hacer la que es considerada como la primera fotografía de la historia. La realizó sobre un grabado del siglo XVII en el que aparece un hombre tirando de un caballo.

Fotografía por: Nicéphore Niépce

En sus inicios, la fotografía fue usada principalmente por la burocracia, que acostumbraba tener retratos para mostrar status y ascensión social. Después de más de un siglo, en 1990 nace la fotografía digital con la incipiente cámara de este tipo, producida por Kodak. A partir de ahí, emprendió la era digital de la fotografía.


La fotografía como concepto

Clases de fotografías Fotografía de moda

La fotografía de moda abarca un conjunto de sujetos respectivos a la vestimenta, accesorios, joyas, etc. En este caso, el fotógrafo trabaja con varios actores de este medio bien sea de una marca o de una revista especializada; y también con estilistas. En esta clase de fotografía, el fotógrafo debe manifestar creatividad para preparar la escena y dominio para manejar las técnicas de retrato y de iluminación.

Fotografía por: Cristian Berrío

Fotografía por: Dahulín H.

Fotografía por: Cristian Berrío


La fotografía como concepto

Fotografía de producto Para dar a conocer un producto es necesaria una buena fotografía individual de él, en donde se destaquen sus características físicas y proyecte la imagen que se desea. Se busca que la persona con sólo verlo se sienta atraída por él y tenga la necesidad de poseerlo.

Fotografía por: Dahulín Hernández

Fotografía por: Cristian Berrío


La fotografía como concepto

Fotografía conceptualizada Este tipo de fotografías es comúnmente usado en las campañas creativas publicitarias, en donde se es necesario pensar en un concepto sobre algo y plasmarlo en la imagen de modo que trasmita una sensación o emoción al espectador y con ello hacer publicidad efectiva.

Concepto: Los imperios se construyen sobre las vidas de personas inocentes.

Fotografía por: Jhoan Giraldo


La fotografía como concepto

Fotografía registro La fotografía registro se usa sólo para plasmar en imagen: personas, cosas o paisajes; sin objetivo alguno de comunicación, como las fotos de documento.

Fotografía por: Dahulín Hernández

Fotografía por: Cristian Berrío

Fotografía por: Cristian Berrío


La fotografía como concepto

Fotografía Artística Ésta es la combinación de arte y fotografía, en donde se fusionan para crear imágenes muy conceptualizadas, es similar a la fotografía conceptualizada, pero sin fines publicitarios.

Fotografías por: Arango Vieira


La estética

La fotografía como concepto

S

e denomina estética a la rama filosófica orientada a la percepción de lo bello en general y en el arte en particular. El término proviene de las palabras griegas: “aisthesis” (sensación) e “ica” (relativo a). A través del tiempo, los puntos de vista tomados para evaluar la belleza de las cosas, han sufrido notorias variaciones hasta el punto de relativizarse en extremo. Por ello, muchos de aquellos que se afanan en el oficio del arte, siempre han tenido que luchar con el problema de producir una obra que sea de buen gusto, razón por la cual es difícil de satisfacer desde una postura relativista en extremo. Estética es un término con varias significaciones. En el lenguaje vulgar manifiesta en general lo pulcro, y en la filosofía tiene otras definiciones: por una parte es la rama cuyo objetivo es el estudio de la esencia y la percepción de la belleza, por otro lado puede referirse al rango que comprende la teoría del arte, incluso puede significar el estudio de la percepción en general, sea por medio de los sentidos o comprendida de manera más abierta.


La fotografĂ­a como concepto

Concepto: Casanova.

FotografĂ­a por: Jhoan Giraldo


La fotografía como concepto

Pero ¿qué tiene que ver la estética con el concepto de la fotografía? Les pondré un ejemplo: en la fotografía conceptualizada de moda, debido a que impacta con gran jerarquía el vestuario de los modelos, se debe tener una investigación previa de dicha prenda, de su época, su textura, sus colores, la ubicación geográfica en la que se utilizaba o utiliza comúnmente, por qué se usa o usaba, para qué situaciones o eventos; con esto, se puede lograr el concepto de moda que se busca, sin estas investigaciones no se puede desarrollar la estética adecuada para el vestuario y sin la estética será difícil que se entienda el concepto de dicha vestimenta. No sólo aplica para la fotografía de moda, en general, la estética de la fotografía no es simplemente obturar imágenes bellas, sin congestión del fondo, con buena técnica, con colores adecuados o con buena dirección de arte; la estética va mucho más allá, en donde existe la obligación de tener un “por qué” la foto luce así. La explicación de ésta, dará a entender el concepto que se manejó y dará la justificación necesaria para demostrar que está bien desarrollado tanto desde la fase investigativa como la esteticidad y su contexto. “La estética misma es y debe ser siempre componente del mismo concepto” Paula Restrepo. También es importante tener en cuenta que el éxito de una fotografía consta de dos partes fundamentales que son: el concepto y la estética, esta vez mirando la estética desde la parte “bella” pues no se puede hablar de excelentes fotografías si sólo lucen bien o si sólo manejan un concepto bien desarrollado. Los dos elementes deben estar incluidos en la imagen, uno para apreciar (estético) y otro para pensar (conceptual). Lograr una buena estética en la fotografía dependerá de los elementos que la componen, del estado físico de éstos, del ritmo, de la dirección de arte, de las luces y técnicas, de la colocación de elementos y modelos, de las expresiones, de los colores y texturas, de la calidad técnica de la cámara y muchos factores más; los cuales deben ir ligados al concepto que se esté desarrollando.


La fotografía como concepto

Fotografía por: Anónimo


El concepto

La fotografía como concepto

E

l término concepto proviene del latín (conceptus), se refiere a la idea que da forma y entiende dicha construcción mental para reflejar aspectos de la realidad. Se trata de un pensamiento que es expresado a través de las palabras: “No tengo claro el concepto de competencia ciudadana”, “Mi concepto de la vida es muy diferente al tuyo”. Se refiere a una idea que concibe o forma entendimiento. Es decir, una abstracción que es retenida en la mente de las personas para explicar o resumir experiencias, razonamiento o imaginación. En nuestra mente almacenamos una enorme cantidad de información. El concepto se origina desde esa información y le da sentido. Es importante resaltar que la idea de concepto, siempre aparece vinculada al contexto. La conceptualización se elabora con la interacción entre los sentidos, el lenguaje y la cultura. Conocer algo mediante la experiencia y convertir ese conocimiento en un concepto es posible por las referencias que se realizan sobre una cosa o una situación que es única e irrepetible.


La fotografía como concepto

Concepto: Y al darse cuenta de que su reino sólo llegaba hasta los barrotes de la celda, este rey de su propia locura, de sus propios sueños, decidió derretirse y morir lentamente.

Fotografía por: Jhoan Giraldo


La fotografía como concepto

Lo individual, en cambio, se reconoce con un nombre propio, no con un concepto. El Pop es un concepto (una idea que supone nociones de estilo, ritmo, lírica, etc.), en cambio Michael Jackson o Beyoncé son artistas de pop (que contribuyeron a la construcción de ese concepto). Esto lleva a que en muchas ocasiones nos encontremos con el hecho de que muchas personas tiendan a confundir dos términos: concepto y definición. No obstante, no son sinónimos. La clave para poder identificar las diferencias entre ambos, es que la definición es la descripción que se realiza de forma global y precisa de una idea, una expresión o una rama del saber. Mientras que el concepto podemos determinarlo como la opinión que una persona tiene sobre un aspecto en específico. Es decir, el concepto es mucho menos preciso y más particular. Es importante subrayar también que antiguamente el término concepto se utilizaba como sinónimo de un significado con el que ahora nada tiene que ver. En concreto, tiempo antes concepto era empleado también para hacer alusión a un feto.

la calidad estética, más la relativa a la idea y los contenidos del proyecto, son lo que vienen a denominarse como el concepto en una fotografía.


La fotografía como concepto

Pero ¿qué sucede cuando una fotografía no tiene “la excelencia visual y la conceptual” al mismo tiempo, como debe ser? Es decir: cuando el concepto es bien elaborado pero las fotos no son de total agrado o viceversa: cuando hay suma poesía u originalidad en las imágenes pero éstas no cuentan nada, sin sentido alguno. ¿Qué puede hacer el fotógrafo ante esta descompensación? En este caso, sugerimos que profundice en el discurso que justificará la imagen, por ello recomendamos que, al igual que cuando se aprende un nuevo lenguaje, el fotógrafo en formación, vaya haciéndose con un vocabulario conceptual básico. Porque la fotografía, aun siendo un lenguaje visual, precisa hoy más que nunca, de la palabra esclarecedora para no enfrentarse con la incomprensión. Por tanto, si la citada descompensación es tu problema, y no tienes ni idea de cómo conectar con tu público, lo que tienes que hacer es dotar a tu trabajo de un texto argumentativo que conceptualice adecuadamente tu fotografía, que le dé cuerpo, que le brinde el sentido del que carece. Se trata de bombardearlo con un léxico pasmoso, racional y coherente, que le haga sentir que tu idea y tus fotos son perfectamente planificadas y elaboradas, aunque éstas por sí solas no comuniquen ni cuenten nada. Si las fotografías callan, ¡habla tú por ellas! Es sumamente importante tener en cuenta estos dos factores al momento de trabajar con fotografías para lograr un trabajo óptimo, pues siendo un elemento visual se debe objetivar a comunicar y transmitir aquello que se plantea; La estética de la imagen y el concepto, deben ir siempre de la mano, si una de ellas falta, la fotografía probablemente no funcionará.


La fotografía como concepto

Concepto: El espacio urbano-arquitectónico queda como testimonio de los continuos aconteceres de los cuerpos.

Fotografía por: Paula Restrepo


La fotografía como concepto

Concepto: TLC

Fotografía por: Jhoan Giraldo

Concepto: hay que proteger el muñeco

Fotografía por: Jose Ruiz


La fotografía como concepto

Concepto: Educación donde no se encienden chispas, sino en la cual se acumula carbón para el funcionamiento de una fábrica de personas cuyo papel es producir, producir y producir, demasiadas veces sin importar el nivel de la escuela ni la calidad de la educación.

Fotografía por: Nelly Oliva


La fotografĂ­a como concepto

Concepto: Tiempo de amar.

FotografĂ­a por: Jhoan Giraldo


Dirección de arte

La fotografía como concepto

E

s la actividad responsable de la imagen y sus códigos visuales, parte de su estética y ambientación como tal, pensados sobre la base de comunicar un mensaje específico. En publicidad, este mensaje está fusionado con la persuasión. Este tema es más frecuente en la preproducción de películas, pero lo segmentaremos a la parte que nos interesa: su uso en la fotografía. A ojos del espectador en promedio, la dirección de arte en general es pasada por alto, siempre se fijan en los personajes u objetos, siendo éstos para ellos: la cabeza de un orden jerárquico. A pesar de esto, logran tener una conexión con la fotografía, quizás no sepan por qué, o quizás sí, el punto es que a través del tiempo, ellos recordarán sólo esa “cabeza de la jerarquía”. Esa conexión entre el espectador y la fotografía es lo que busca el tema, pues la ambientación de ésta, es la que hará que el público tarde un poco más en observar la imagen.

Se sabe cuándo la fotografía está bien hecha, cuando la observan por más tiempo


La fotografía como concepto

Concepto: Cuando despertó el dinosaurio todavía estaba allí.

Fotografía por: Cristian Berrío


La fotografía como concepto

Fotografía por: Hugo Nuñez


La fotografía como concepto

Cabe resaltar que el tema de la dirección de arte no es propiamente responsabilidad del fotógrafo, para ello está el director de arte escenográfica, pero es importante que un fotógrafo conozca el tema para que pueda desarrollar sus propios conceptos y plasmarlos sin compartir méritos, así tendrá un mayor prestigio la autoría de la foto. La utilería es la más comúnmente utilizada en la dirección de arte. Son todos los elementos que entornan una decoración y que no hacen parte de la arquitectura, interactúen o no con los protagonistas u objetos de la fotografía. La utilería usada por los actores se llama “Utilería de los Personajes”. Aquella utilería que tiene una alta importancia llamativa se le dice: “Utilería de Acción”. El conjunto de la utilería colocado en el decorado o en la locación se le denomina “Ambientación”, por ejemplo: si nos hallamos ambientando un consultorio médico, es evidente que habrá elementos que quizás no interactúen con los personajes u objetos, pero deben estar ahí para crear la sensación de un consultorio: mesa, diplomas, camilla, computador, báscula, un par de sillas, entre otros. Por el contrario habrá también utilería del personaje, quizás: una bata, un fonendoscopio, un lapicero, etc.

Modificación de espacios y objetos En el caso de las fotografías conceptualizadas, se es necesario en algunas ocasiones modificar objetos para cambiar su contexto al momento de servir como pieza gráfica para comunicar un mensaje, al igual que el espacio en donde se obtura la foto. Este oficio hace parte de la dirección de arte.


La fotografía como concepto

Según el concepto a desarrollar, se puede utilizar el recurso de cambiar aspectos físicos de un objeto o un espacio. Por ejemplo, si queremos hablar sobre “la poca libre expresión en las instituciones educativas”, podríamos utilizar como objeto un lápiz, para que ese lápiz hable sobre “poca libre expresión”: podríamos modificarlo añadiéndole espinas, con ello ya estamos diciendo que no se puede tomar el lápiz y por ende no se podrá expresar libremente como lo suelen hacer los escritores, aunque en este caso ese punto de vista sólo es tomado como referencia de “libre expresión”, quiere decir: que no va dirigido directamente a los escritores, sino, un público más amplio; para incluir en la fotografía que el asunto ocurre en las instituciones, podríamos utilizar un fondo relacionado a las escuelas como un tablero o ubicar el lápiz “espinoso” en un pupitre. Infinidades de ideas y puntos de vista pueden completar la historia, todo depende de la creatividad y los contextos que se tengan en cuenta. Muchas veces tenemos algo en mente para plasmar en la fotografía, un lugar en específico o espacio por ejemplo, y no lo hallamos, es ahí donde surge la necesidad de cambiar el aspecto del lugar en donde se tomará la foto para poder complementar y enriquecer el concepto, al igual que el lápiz, se pueden añadir objetos, modificar los existentes, pintar, organizar, lavar, pulir; lo que sea necesario para lograr que ese espacio cumpla con los requisitos preestablecidos y con ello complementar ese concepto, bien sea el espacio un fondo o haga parte taxativa de la jerarquía en la composición de la foto. “(…)Para lograr desarrollar un concepto como tal a través de la imagen, se hace completamente indispensable la manipulación externa de espacio ambiental; cuando hablamos del concepto en la fotografía u otros medios audiovisuales quiere decir que quien lo creado, ha pensado a priori su forma, contenido y sentido final y es en pos de esto que se manipula y se intervienen estos factores espacio-temporales, generando así un sentido congruente. Sí bien que no deja de ser imprescindible la manipulación de estos elementos, de igual forma, no deja de ser válido


La fotografía como concepto

el tipo de imágenes que surgen desde el mismo azar, tal y como se nos aparece ante nuestra mirada; pero ésta ya no sería en primer plano, una imagen trabajada desde lo conceptual, sería una imagen desde el azar mismo que siendo manipulada a posteriori dialoga con el concepto sobre el cual se trabaja”. Paula Restrepo Es así como la modificación de objetos y espacios hace parte de los métodos para establecer un concepto en la fotografía, en donde no se busca encontrar algo relativo al tema como objetivo principal, sino que implica “crearlos” y lo de menos, tomar la fotografía (bien tomada) de lo que se hizo.

Fotografía por: Gabriela C. Chirife


Performance

La fotografía como concepto

E

s el arte en el que el trabajo lo constituyen las acciones de un individuo o un grupo, en un lugar determinado y un tiempo específico. Puede ocurrir en cualquier lugar, iniciarse en cualquier momento y puede tener cualquier duración. Este arte lo puede constituir cualquier situación que involucre tres elementos básicos: tiempo, espacio y el cuerpo del performer. El término es un anglicismo que se ha formado a partir del verbo “to perform”, que puede traducirse como “actuar o interpretar”, es comúnmente visto en las obras de teatro y películas, ya que se basa en las interacciones de los personajes como objeto principal de transmisión. Este arte es muy utilizado en las fotografías conceptualizadas en donde se hace uso de modelos (personas) para complementar la transmisión del mensaje por medio de gestos, es decir, se trabaja con personas que hagan parte de la composición de la foto cuyo propósito sea transmitir o complementar el concepto según la acción éstas estén realizando, la gesticulación, las expresiones y los utensilios con los que se esté interactuando.


La fotografía como concepto

Fotografía por: Dahulín Hernández


La fotografía como concepto

Con este método se puede llegar al concepto de una forma más artística, por ejemplo, si queremos hablar de la tristeza y la nostalgia, podríamos utilizar una persona que pose ante la cámara haciendo cierto tipo de actividades, como: fumar cigarrillo, sujetar una soga o mirar un viejo álbum de fotos; expresiones como: llorar, gritar, mirar el cielo, mirar el suelo o ensanchar las fosas nasales; utilizar utensilios como: un cuchillo, un café, un pañuelo, un souvenir, un ataúd o drogas. Lograr que el modelo trasmita ese concepto que se desea plasmar dependerá de si “se mete en la película” o no, por ello hace parte del arte, pues se necesita interpretar de modo real algo que en la actualidad no acontece o involucra al actor directamente y todo esto se logra con los repertorios y acaeceres de antiguas experiencias en las memorias de cada personaje. Para lograr un buen trabajo con el performance se hace imprescindible contar con actores o modelos que estén capacitados para interpretar los conceptos con alto realismo. La formación es un punto clave, y aunque hay casos de actores que no han pasado por una escuela, es deseable que se estudie para enriquecerse de métodos y técnicas y dotarse de herramientas útiles para el arte de la representación.

Los actores, artistas y cineastas pueden experimentar las vidas de otras personas, historias o experiencias que uno no puede llegar a tener personalmente. Robert De Niro


La fotografía como concepto

Fotografía por: Dahulín Hernández


La fotografía como concepto

E

stos tips ayudarán a fortalecer la creatividad y la abundancia de ideas para desarrollar un concepto bien establecido en las fotografías.

Tips

1.

Empaparse del tema

Si el concepto ya está definido, primero se debe abundar en el tema a tratar, leer artículos, investigar, ver películas, documentales, vídeos, y todo lo posible relacionado con el tema, para así tener más puntos de partida y extraer todos los contextos posibles de dicha investigación.

2.

Conocer los significados

Es fundamental saber el significado exacto de cada palabra del concepto, puesto que una palabra mal interpretada podría derivar el mensaje de la fotografía y por ende no funcionar. También es importante tener en cuenta que las palabras según la ubicación geográfica, la cultura y costumbres, van a tener diferente significada, por ello se deben estudiar a fondo. Esta investigación es literal y superficial, pero es la que dará las bases para ahondar en los contextos de las palabras.


La fotografía como concepto

3.

Lluvia de ideas

Luego de conocer bien el tema y las palabras, lo más apropiado es generar una lluvia de ideas en estado desinhibido y tomar nota de cada una de ellas para luego pensar, analizar y optar por la mejor opción a desarrollar.

4.

Desechar la primer idea

En la lluvia de ideas, por lo general, la primera que se viene a la mente va a sonar bien, y creerás que es genial, puede que lo sea, pero lo recomendado es desecharla, ya que inconscientemente la primera idea suele ser algo que ya has visto y no recuerdas.

5.

Crearse retos

Para mejorar la conceptualización, no hay nada mejor que practicar, practicar y practicar. Puedes crear retos personales, por ejemplo, tomar una foto a diario en la que expreses cómo te sientes, esto ayudará a comprender poco a poco el concepto.

6.

Mirar referentes

Es bueno mirar fotos de fotógrafos reconocidos que manejen el concepto, detallarlas, intentar comprender el porqué de esa foto y los puntos de vista que tuvo el fotógrafo para obturar dichas imágenes. Esto ayudará a tener más ideas a largo plazo.


La fotografía como concepto

7.

Encontrar elementos visuales

Buscar cuáles elementos visuales están directa o indirectamente relacionados con el concepto, por ejemplo: si el concepto es “seguridad”, podríamos relacionarlo con: llaves, candado, cámaras, armas, linternas, caja fuerte, huella digital, navajas, cuchillos, pasador, etc.

8.

Ejercicios de evocación

Hacer frecuentemente estos ejercicios, estimulará la creatividad y le dará a tu mente más fluidez al momento de generar ideas; se trata de tomar un objeto cualquiera e identificar qué cosas puede evocar ese objeto, por ejemplo: un pocillo con café, ¿qué puede evocar ese pocillo?, fácil: estrés, procrastinación, desayuno, abuelos, trasnocho, soledad, tristeza, nostalgia, visita, frío, entre otros.

9.

Evitar la literalidad

Este es uno de los temas más importantes en cuanto a la conceptualización de la fotografía, pues una representación visual que se torne literal al concepto tendrá poco impacto. Se debe ser innovador en cuanto al tema y no plasmar visualmente al pie de la letra el tema a tratar, es decir, si el concepto es “la violencia contra la mujer”, lo mejor sería no optar por mostrar una mujer con heridas, hematomas o moretones; si el tema es “comida chatarra” lo mejor sería no fotografiar comida chatarra, y así sucesivamente.


La fotografĂ­a como concepto


Aplicaciones

La fotografía como concepto

A

continuación podrá observar una serie de fotografías con la correcta e incorrecta aplicación del concepto. Sera útil para tener una base de cómo podrá ser mejor su aplicación.

Concepto: Pasión

Menos es más: Si de pasión se trata, no hay nada más común que mostrar labios rojos, bocas sensuales, cerezas, chocolate y color rojo; si queremos hablar de pasión de una manera más conceptualizada sin que sea tan obvio, podríamos utilizar sólo una sábana arrugara en donde se evoque una actividad sexual caducada. Es más sencillo, pero hace que los espectadores piensen un poco más en el porqué de esa sábana.


La fotografía como concepto

Concepto: ¿Agua? No gracias.

Menos literalidad: Si hablamos de agua, sería mejor no mostrarla, y en vez de ello, plasmar en la fotografía algo que la pueda evocar de una u otra manera, como un gato, ellos odian el agua y en la fotografía se encuentra ubicado bajo una sombrilla que hace alusión a el no querer mojarse. Entonces se está hablando de agua mientras está ausente en la fotografía.


La fotografía como concepto

Concepto: Camino al cielo

Lograr abstracción: si el concepto es “camino al cielo”, podríamos ver de qué forma decirlo sin la necesidad de mostrar un camino; la silueta de pies en el cielo, no sólo indican que es camino porque se camina con ellos, la forma en que están ubicados dibuja un camino apuntando al cielo.


La fotografía como concepto

Concepto: Me quiere

Usar repertorio de memoria: Cuando hablamos de “me quiere”, lo primero que se viene a la mente es un afecto entre personas, sería bueno no mostrar este afecto y en vez de ello utilizar algo que sabemos que se ha usado a través de los tiempos para evocarlo, como quitar pétalos de una flor para determinar si alguien te quiere o no.


R e s e ñ a s

La fotografía como concepto

Nelly Mercedes Oliva Álvarez 31 años Maestra en artes plásticas Enfoque fotográfico: fotografía artística Medellín - Colombia

Paula Restrepo 30 años Magíster en artes plásticas y visuales Enfoque fotográfico: Fotografía conceptual Medellín - Colombia


La fotografía como concepto

Jhoan Giraldo 25 años Fotógrafo profesional Enfoque fotográfico: fotografía conceptual Medellín - Colombia

Jose Luis Ruiz Peláez 21 años Estudiante de artes plásticas Enfoque fotográfico: fotografía artística Medellín - Colombia


La fotografĂ­a como concepto


La fotografía como concepto - The photography as concept