Page 1


STAFF: Idea Original y Producci贸n General: Molina Estanislao | Murphy Eileen | Torlaschi Natasha. Edici贸n: Murphy Eileen. Arte de tapa y dise帽o: Torlaschi Natasha. Redacci贸n: Molina Estanislao | Murphy Eileen | Torlaschi Natasha.


“UNA AVENTURA TAN GRANDE COMO LA VIDA MISMA” – Big Fish

A

lgunos definen el viajar como “ir hacia lo desconocido”. Es un camino que muchas veces emprendemos, consciente o inconscientemente. En cada día de nuestra vida. Sin embargo, creemos que viajar es mucho más que eso. Se trata de conocer, de aprender, de valorar, de sentir. Involucra personas, lugares, olores, experiencias inolvidables. Es un regalo para todos los sentidos. Check in – Check out nace para acompañar a todo aquel que quiera arriesgarse. Para todos los que piensen o tengan el gran sueño de algún día agarrar una mochila y descubrir nuevos lugares y sensaciones inesperadas. Nos encontramos precisamente en ese lugar donde la aventura comienza. No tenemos apuro. La vida, para nosotros, es un viaje constante donde se descubre a cada paso que decidir y jugarse por lo que uno quiere es lo que nos mantiene realmente vivos y donde se confirma que arriesgarse permite que encontremos nuevas preguntas y respuestas. Para siempre seguir adelante. En nuestras páginas encontrará recomendaciones, relatos, fotos, formas de viaje variadas y personas reales que comparten su sueño. Lo invitamos a viajar a través de nuestras páginas y esperamos que encuentre aquí una compañía para seguir sus propios sueños. Nos reencontramos en la próxima edición, ansiosos por conocer nuevos destinos.

3


SUMARIO

Pág. 6:

VIAJE EN REGLA Tips necesarios para viajar a Nueva Zelanda y Estados Unidos y trabajar sin inconvenientes. Pág. 8:

FORMAS DE VIAJE Recorrer los destinos a dedo, en auto, en motorhome o en moto permiten experimentar sensaciones completamente diferentes. Pág. 11:

UN VIAJERO ES UN CRONISTA Viajar solos y recrear cada una de nuestras aventuras, sin omitir detalle, compartirla con los demas como si hubieran viajado con nosotros.

Pág. 12:

VIAJAR CON LOS SENTIDOS Compartimos la experiencia de observar la realidad a través de los sentidos.

4


SUMARIO

Pág. 13:

SUEÑO A VELA Cristian Bados cumplió su sueño. Lo compartimos en un perfil que no tiene desperdicio.

Pág. 16:

EXTRAÑAR - APTO PARA VIAJEROS Conversamos con Giselle Alfieri sobre su experiencia en Nueva Zelanda y la relación con los vínculos durante el viaje.

Pág. 19:

VIAJE A LA PSICOLOGÍA Entrevistamos a Fernando Tarnogol, Licenciado en Psicología, quien nos ayuda a comprender los cambios y la dificultad de adaptarse que se sufre al volver de los viajes.

Pág. 22:

ATRAPA TU SUEÑO Compartimos un momento muy especial con la familia Zapp en un encuentro de viajeros.

5


Atrapa tu Sueño VIAJE EN REGLA

"No busquen excusas, busquen razones se para vivir, y entre ellas Estados Unidos y Nueva Zelanda han convertido en encontrarán sus sueños. Dentro de cada uno de ustedes hay un Los destinos favoritos entre los jóvenes para viajar y soñador, no lo dejen de períodos lado, dénleprolongados. una oportunidad. no hicimos nada trabajar por EnNosotros esta nota, le Que otros no puedan hacer". Hermann Zapp presentamos la información necesaria para viajar sin inconvenientes. Natasha Torlaschi Por:Texto: Estanislao Molina

T

odos los años, miles de argentinos toman la decisión de irse a trabajar fuera del país por diferentes motivos: vivir una experiencia distinta, aprender otro idioma, juntar dinero para luego viajar, etcétera. Entre los destinos más elegidos se encuentran Nueva Zelanda y Estados Unidos. Estos países poseen programas de trabajo rentado para jóvenes entre dieciocho y treinta años de edad. Se pueden tramitar las visas en forma personal o a través de agencias de turismo, dependiendo del destino. El programa de trabajo rentado en Estados Unidos se conoce como Work and Travel (trabajar y viajar). Se trata, por lo general, de tareas relacionadas con el área de servicios, y se puede llevar a cabo tanto en un centro de esquí como en una playa de Hawai. El permiso tiene una vigencia de tres a cuatro meses y coincide con el receso vacacional universitario, de diciembre a marzo. Para poder obtener un lugar dentro de estos programas es necesario poseer la visa de EEUU y luego tramitar los permisos pertinentes con los sponsors o con la empresa empleadora. Estos trámites se pueden llevar a cabo en el consulado norteamericano; a través 6

de una agencia de viaje o de forma personal. Los empleos que se pueden conseguir una vez que se tiene el permiso son diferentes ya que dependen de la zona geográfica y, por ende, del clima del lugar. Así mismo, los trabajos ofrecidos en su mayoría son: Housekeeping, Ayudante de Cocina y Mantenimiento en general. El costo de este programa es aproximadamente de USD 3000 (tres mil dólares).

REQUISITOS: - Disponibilidad para trabajar entre 2 meses y medio y 4 meses. - Tener nivel intermedioavanzado de inglés. - Ser alumno regular de tiempo completo terciario o universitario. - Tener el pasaporte en regla.

Cuestiones a tener en cuenta: la visa tiene una vigencia de cuatro meses y la posibilidad de cambiar de trabajo en el destino, es muy remota. Para ampliar información se puede consultar la página web de la embajada de Estados Unidos: Www.spanish.argentina.usembassy.gov


Desde la década del noventa, los argentinos tienen la posibilidad de participar en el programa de intercambio cultural entre Argentina y Nueva Zelanda, denominado Work and Holiday (trabajo y vacaciones). Este tipo de visa de trabajo es para personas entre dieciocho y treinta y cinco años de edad. Cada año, durante el mes de septiembre se abre la inscripción y son mil cupos los que otorga el gobierno Kiwi para ciudadanos argentinos. La diferencia principal con EUA, es que teniendo la visa neozelandesa se puede aplicar a cualquier rubro y cambiar a lo largo de la estadía en el país. Además, tiene una vigencia de doce meses, mientras que para los participantes de Work and Travel es de cuatro meses. Nueva Zelanda es un país que se encuentra en Oceanía y su clima es muy similar al de Argentina, también tiene muy marcada la temporada de verano en sus playas y de invierno en las montañas. La oferta laboral en las tierras Maoríes es muy diversa. Si bien no es indispensable contar con un gran conocimiento de inglés para encontrar trabajo, el nivel del idioma dependerá del trabajo al cual el postulante aplique. Algunos de los rubros son: los campos, ayudante de cocina, data

entry, mozo, housekeeping, tambos, construcción, centro de esquí, bares, casas de alquiler de autos, fábricas, entre otras.

REQUIS ITOS:

- Tener e l con valid pasaporte de n a e después z de al menos 3 cionalidad Nueva Z de su salida pre meses vista de elanda. - Tener e ntre 18 y (depend iendo de 35 años l país) - No se p uede via ja r con hij - Contar os. c fondos s on pasaje de re greso o uficiente s para c - Tener u omprar u n no. (cuatro m mínimo de NZ $ i l neozelan doscientos dó 4.200 la para cub deses) disponib res le r encuentr ir gastos de vid s de fondo am a en Nue va Zelan ientras se - Cumpli da. r con las exigencia s de salu d

Es necesario un examen médico o una radiografía de tórax para su aplicación, debe seleccionar un médico y / o radiólogo de una lista aprobada de los médicos y radiólogos. Disponer de un seguro médico. No se puede trabajar para el mismo empleador por más de tres meses. Para ampliar la información se puede consultar el sitio web de la embajada de Nueva Zelanda www.immigration.govt.nz/

Es necesario dejar en claro que en estos destinos los viajantes deberán demostrar solvencia económica y, a su vez, deben estar fuera del país al cual se quiere viajar para poder conseguir el permiso. Por último, los trámites se pueden realizar de manera personal y no es necesario contar con un intermediario. Toda esta información se pude ampliar visitando los sitios de Internet de las embajadas. 7


“UN VIAJERO SIN CURIOSIDAD, ES UN PÁJARO SIN ALAS” Moslih Eddin Saadi

Viajar no es siempre la unión de dos destinos. No se trata de ir de un punto del mapa hacia otro ignorando y desconociendo todo lo que pasa en el camino. Por: Estanislao Molina

S

i bien es cierto que siempre ayuda a “abrir la cabeza”, dependerá de la forma en que uno viaje, en qué medida se dará esa famosa apertura. Presentamos aquí cuatro formas distintas de recorrer el mundo sintiendo todo lo que sucede alrededor. Sin dudas, viajar en moto es una aventura distinta a todas las que podemos imaginar. Para muchos, el viento en la cara no es un obstáculo si no que se trata del mayor sentimiento de libertad que una persona puede experimentar.

Alejandra Sánchez, en moto recorriendo los Alpes Suizos. Foto: Gentileza Alejandra Sánchez.

8

La sensación de recorrer las rutas en dos ruedas es incomparable y, a la vez, difícil de describir. En la moto se siente el giro de cada rueda y cada metro que se avanza. La posibilidad de tocar el camino cada vez que uno se lo propone es inexplicable. Además de admirar el paisaje en forma inconsciente y casi automática, se huele y se escucha todo lo que pasa alrededor. Atravesar una región tropical y conectar el ambiente con todos los sentidos, solo se puede lograr en moto. Para una persona que está buscando una aventura, una travesía y una desconexión total de la rutina, veinte días en moto son más que suficientes. Muchas veces disponemos de tiempo, dinero y ganas de viajar. Una buena forma de moverse cuando el tiempo no es un factor determinante es andar a dedo. Es una experiencia grandiosa. Saber que todo


lo que viene es novedoso y que siempre el destino está deparando una sorpresa. Por otro lado, cuando uno viaja de “prestado”, establece un vínculo especial con esos compañeros circunstanciales y muchas veces no solo se trata de compartir el vehículo, sino que se consigue hospedaje, comida y, lo que es mejor aún, se puede salir un poco de todo lo turístico para conocer los lugares con ojos de locales. Sin dudas, una de las mayores ventajas de andar a dedo es conocer gente nueva. Hay que saber que cuando uno es levantado en la ruta, se crea una relación entre las dos partes. Por lo general, uno busca compañía, mientras

Probando suerte en el norte de Argentina. Foto:Gentileza Natasha Torlaschi.

que el otro quiere ser alcanzado hasta el próximo pueblo o destino final. De estos viajes se tienen los mejores recuerdos y algunas personas aún están en contacto con quienes se han cruzado. Viajar a dedo abre muchas puertas, oportunidades y relaciones. Si bien hay que ser cuidadoso, hay que dejarse llevar, escuchar, disfrutar y saber tomar los consejos que brindan la ruta y la gente. Utilizar el pulgar para trasladarse es una muy buena manera de tener una radiografía completa del lugar y de su gente. Es bueno estar en movimiento y buscar un sitio donde uno se sienta cómodo. Cuando se tiene la suerte de realizar esa búsqueda con amigos, no hay manera de que algo pueda salir mal. Una forma para moverse en grupos de hasta nueve personas, de un modo económico y con un disfrute asegurado, es viajar en motorhome. En este tipo de vehículo, todo es distinto. Uno puede invitar a alguien a su casa en cualquier parte del planeta en que se encuentre. Además, en los campings se forman comunidades de gente de todas partes que genera una comunión y un intercambio muy enriquecedor. Lo bueno de andar en una casilla rodante, es que se puede elegir con qué vista se va a dormir y con cuál se va a despertar. Por ejemplo, se puede estacionar frente a un lago, para que al otro día nos despierte el reflejo del sol que se zambulle sobre el agua para rebotar con más fuerza y penetrar por cualquier 9


ventana. O también están los que prefieren de canción de cuna el oleaje, y que a la mañana siguiente los barcos anuncien su llegada disfrazados por un instante de gallos, indicando que es la hora del desayuno. Si bien no es la forma más habitual de aventuras, el motorhome conjuga capacidad, improvisación, planificación, nomadismo, sedentarismo. Todo tipo de excursiones son posibles en estas casas andantes. Por último, la forma más típica de viajar es en auto. Muchos creen que es una

Arriba: Pablo y Ana viajaron desde Argentina a Mexico. | Foto: Gentileza David Valenti. Abajo: Lucas y 7 amigos recorriendo Costa Rica en Motorhome. | Foto :Gentileza Natasha Torlaschi.

10

pérdida de tiempo, cansador y aburrido. Pero, por suerte, están también los que creen que el auto puede ser el mejor medio de transporte si se sabe utilizar. La única desventaja concreta es que no se puede navegar. Fuera de eso, todo es disfrute. Libertad de frenar, de no hacerlo, de llegar a lugares remotos y desconocidos y no tener que pensar si llueve, si hay mucho sol, frío, si se está solo o acompañado. Como se dice en la ruta: “qué mejor que la ruta, buena música, ventanilla baja y el viento en la cara para sentirse más vivo que nunca”. Sin lugar a dudas, es una de las grandes formas de hacer kilómetros, conocer e incursionar en lugares desconocidos. Obliga a preguntarse, ¿cómo llego? A responder: “te conviene”, “seguíme”. El auto es el medio perfecto para llegar y, una vez en el destino, para moverse ahí mismo. Estas diferentes formas de encarar vacaciones, retiro o simplemente ocio no se anulan entre sí. Todas tienen sus propias ventajas y particularidades. Está claro que las personas que eligen andar a dedo no tienen el mismo perfil que las que prefieren las motos. Así mismo, lo importante es llegar, conocer, disfrutar y volver sano y a salvo. Si las ganas existen, los viajes hay que hacerlos. De cualquier forma, siempre quedará algo por conocer y habrá una forma distinta para experimentar. Al fin y al cabo, es como dijo San Agustín: “El mundo es un libro, y quienes no viajan, siempre leen la primera página”.


UN VIAJERO ES UN CRONISTA Lo importante es viajar. Todo viaje es una búsqueda y una fascinación para el universo de lo sentidos. Por: Estanislao Molina

M

uchas veces, no es tan importante el destino (por lo general elegimos a donde viajar), como la forma en que se viaja. Y acá esta el kit de la cuestión. Existe una infinidad de maneras de hacer un viaje, no las voy a enumerar, ya que lo importante es que en todas se mantenga la misma constante: espíritu de cronista. Es fundamental en el oficio del cronista, el buen uso de todos sus sentidos. Ya que luego va a plasmar una historia en el papel para que sus lectores la recreen cual si hubiesen estado participando de la misma.

En el caso de los viajeros tiene que ser lo mismo. Cada paso tiene que darse de manera tal que nos deje algo. Hay que ser consciente que todos los kilómetros que recorremos, no solamente quedan en la retina, también en las manos, en los oídos, en el olfato y en el corazón. Esta es la mejor forma de hacerlo. No importa qué oficio tengamos.Si después vamos a escribir o no. Lo fantástico es realmente sentirlo, solo así se puede conocer. A la vuelta, seguramente contemos historias, anécdotas y al ver las fotos, recreemos gran parte del viaje. Como reza un famoso proverbio:” Aquel viaje que no ha dejado huella en tu corazón jamás fue un viaje”. La única forma de conocer el mundo que nos rodea es recorriéndolo. Con los sentidos y con el alma.

Foto :Gentileza Flow Viajes

11


VIAJAR CON LOS SENTIDOS Sacar una foto, no se trata de estar en el momento justo, en el lugar oportuno y hacer “click”. Una foto es un instante, que cuenta una historia y transmite sentimientos. Check In - Check out hizo la experiencia de observar más allá de lo que vemos.

Por: Natasha Torlaschi

E

s un caluroso día soleado ideal para disfrutar al aire libre. Short, buzo arremangado, soquetes y zapatillas deportivas es la vestimenta que elige nuestro personaje, para participar de un evento social, practicar hockey y pasear al perro; decide unir estas tres actividades en un mismo programa, optimizando tiempo y recursos. La mujer, a quien llamaremos Susana, aprovecha el día primaveral para tomar algo de color, broncear sus piernas blancas y acompañar a su mascota. Se la percibe relajada, tranquila, pensativa y siempre atenta a las necesidades de su animal. El evento reunió mucha gente, sin embargo ella prefiere la soledad. A un lado de la fila, evita los controles médicos. Su mascota, a quien llamaremos Rocco, pese a tener un collar y correa, hurga entre la gente. Cada uno sumergido en sus curiosidades, parecen estar disfrutando de una agradable mañana.

Foto :Gentileza Natasha Torlaschi.

12


Sueño a Vela Creció en el lago y se aventuró en el océano. Perfil de un joven viajante. Por: Natasha Torlaschi

En la popa del barco, el Morro en el Lago Nahuel Huapi. | Foto: Gentileza Cristian Bados.

O

riundo de Bariloche, Cristian Bados, a los 24 años abandonó los bosques, el lago, los refugios, la familia y sus dos grandes amigos; Lucía y Matías. Dejó atrás la ciudad que lo vio crecer para seguir su sueño de tripulante en un velero y navegar por el Océano Pacífico. Con una Licenciatura en Turismo y Hotelería, un certificado de Timonel en mano y una mochila a cuestas, emprendió su primer viaje con el Work and Holiday a Nueva Zelanda,, continuó por el sudeste Asiático y

finalizó donde añoraba: navegando las aguas del Pacífico. Un sueño que le llevó 18 meses y fue interrumpido por problemas familiares que lo obligaron a volver a la Patagonia. Para revancha, hace 90 días emprendió su segunda travesía por Latinoamérica, marcada por la falta de estructura, sin tiempos pautados ni destino final. Hoy disfruta de las tierras peruanas, los encantos de Cusco, la magia de Machu Pichu; sosteniendo la idea de que lo mejor está por venir. Lo 13


l p a ra e s a m e l prob once ne un lución, ent ? e i t e s “Si te so ocuparse o exis que n ara qué pre entonces ón, ¿P ?” soluci e n e uparse i t c o e r Y si qué p ¿para

Treking en la Selva - Chiang Mai - Tailandia. Foto: Gentileza Cristian Bados.

más difícil de cada viaje le resultan las primeras semanas, cuando aparecen los recuerdos, la nostalgia y la incertidumbre, pero pronto empieza a sorprenderse y los miedos quedan atrás. Cristian, Titán para los amigos, se define como una persona muy optimista y alegre. “Trato de mantener mi cabeza sin preocupaciones, y durante los viajes creo que es muy importante, porque eso mismo es lo que te va a sacar de las malas situaciones que llevarían a preocuparse” y agrega “si se tiene un problema para el que no existe solución, entonces ¿para qué preocuparse? Y si tiene solución, 14

entonces ¿para qué preocuparse?”. Lucía lo define como sociable, compañero y amigo, y agrega “es además pensativo, reflexivo y súper dispuesto”. Ellos se conocieron hace trece años, en el colegio secundario Don Bosco, y desde entonces no recuerda haber tenido alguna pelea con él. Matías es el tercer pilar de este grupo: “Titán es muy determinante con las cosas que quiere. Es muy seguro de sí mismo y eso le da confianza para lograr todo lo que se plantea”. Para Cristian un viaje significa la libertad en su estado más puro. Uno es quien decide a dónde ir, cuándo y cuánto tiempo permanecer “si me gusta este lugar, me quedo. Y si no me gusta, sigo para otro lado”. Considera que no existen equivocaciones porque siempre hay nuevas alternativas y descubrimientos. “Es una experiencia cultural para alimentar el alma, impensada la cantidad de información que vas almacenando en tu cabeza. En todo momento estás formando parte de un libro, en donde a veces sos parte de la historia de un lugar y otras el protagonista del cuento. Creo que viajar es la mejor escuela de la vida”. Matías agrega “desde que lo conozco, su sueño fue el viaje que hizo a Nueva Zelanda y, ahora que lo cumplió, redobla la apuesta para seguir viajando por nuevos destinos”. Titán siempre disfrutó de leer, escribir, tomar fotografías, la naturaleza; de lo simple de la vida. Las Venas Abiertas de América Latina es una obra del escritor uruguayo Eduardo Galeano


que narra con muchos detalles desconocidos la conquista española en territorio americano. Este libro fue la inspiración para darle nombre a su blog(www.titanbados.blogspot.com.ar) al que para esta segunda etapa decidió llamar Comiéndome el mundo. “Nada mejor que estar leyendo este libro a medida que avanzo hacia el norte del continente, para interiorizarme sobre las culturas de los pueblos originarios que aún permanecen de pie y en constante lucha contra la discriminación y los sometimientos de los gringos”. Este blog es el espacio donde vuelca sus aventuras, anécdotas, sentimientos y cuestionamientos. En un primer momento, lo hacía con un cuaderno de viajero pero pronto aprovechó este recurso tecnológico para viajar junto a todas aquellas personas que fue dejando a lo largo del camino. Además cuando conoce nuevos personajes, se enorgullece de contar sobre sus raíces: Bariloche, los lagos, las montañas, su familia y sus amigos. En sus relatos no puede faltar nombrar a su lugar favorito, Piedras Blancas en la Isla Victoria, Parque Nacional Nahuel Huapi, su burbuja en el mundo, el cual no puede dejar de visitar cada vez que regresa a la ciudad rionegrina. Aventurero y sensible, remarca que a quien más extraña durante el viaje es a su sobrina y ahijada Lola con quien espera, en un futuro, compartir alguna aventura. “Recuerdo que estaba por hacer la excursión tradicional para ver

el Faro del Fin del Mundo cuando recibí la llamada de mi hermano avisándome que había nacido Lola. ¡Morí de alegría!”. A los tres años Titán, junto a su padre y al velero El Morro, aprendió a navegar en las frías aguas del lago Nahuel Huapi y sueña con trasladarle esos conocimientos a la pequeña Lola.

Cristian junto a su sobrina Lola. Foto: Gentileza Cristian Bados.

Sociable, buen compañero y aventurero solitario “viajar solo te da la posibilidad de conocerte al 100%, tus virtudes y tus defectos y te hace reflexionar que el éxito o el fracaso de tu viaje, depende 100% de vos”. Siempre te cruzás con personajes, algunos resultan amigos, cómplices o meros conocidos; pero en todos los casos cualquiera es libre de seguir su camino cuando lo considere necesario”. “Siempre arranqué mis viajes solo con mi mochila, pero también dejo espacio para el que me quiera acompañar”. 15


EXTRAÑAR: APTO PARA VIAJEROS Viajar es el sueño de muchos: conocer lugares, culturas, idiomas, gente. Giselle Alfieri nos cuenta su experiencia y el lado afectivo de la aventura de dejar la rutina y su lugar de origen. Por: Eileen Murphy

P

or una u otra razón, muchos argentinos nacimos -y me incluyo- con ansias de conocer el mundo. De viajar, de subirnos a cualquier medio de transporte y recorrer rutas, conocer culturas, intercambiar experiencias con gente de diferentes países o provincias. De probar las comidas típicas y bailar al ritmo de la música de cada destino. Somos muchos los que estamos en una continua búsqueda de nuestro lugar en el mundo. O los que consideramos al mundo entero como nuestro lugar. ¿Qué pasa con los vínculos a la hora de agarrar una mochila y emprender un viaje? ¿Qué es lo fundamental a la hora de partir? Giselle Alfieri nació en Villa del Parque, Buenos Aires. Desde chica supo que su sueño era viajar y conocer distintas culturas. En el 2009, a sus 26 años, se le presentó la oportunidad que tanto buscó. Gracias al programa de Work and Holiday que ofrece Nueva Zelanda a los argentinos, pudo armar su mochila y partir a un lugar desconocido. De vuelta en Buenos Aires, me recibió en su actual departamento en el barrio de Palermo en donde, entre otras cosas, elige su próximo rumbo. 16

Los primeros pasos en la nueva experiencia. Foto: Gentileza Giselle Alfieri.

Se la ve curiosa, positiva, simple y ansiosa por el motivo de mi visita. Hablar de los viajes cuando uno está de vuelta en su ciudad, trae recuerdos y renueva la sed de volar. Mates de por medio, Giselle comienza su relato: “Fui a Nueva Zelanda con mi visa, con la idea de trabajar por un año para después recorrer. Aterricé en Aukland, la ciudad más importante, con mi hermana y recorrimos un poco la Isla Norte, antes de partir para Wellington, en donde nos esperaba un grupo de amigos”. La llegada de Giselle y Noe -su hermana- al nuevo


Salida con amigas de diferentes países - Nueva Zelanda e Inglaterra. | Foto:Gentileza Giselle Alfieri.

continente, fue con algo de suerte. Si bien estaban dejando gran parte de sus afectos en tierras lejanas, viajar con alguien de la familia y saber que un grupo de argentinos esperaban al llegar, facilitaron su primera experiencia. “Vivían todos en el mismo edificio; compartiendo departamentos: gente de Buenos Aires, Córdoba y Chile. Nos esperaban con un lugar reservado, lo que hizo más fácil la inserción en el lugar y el conocer gente local. Además, teníamos la oportunidad de compartir experiencias en nuestro idioma, tema que siempre es importante en un lugar en donde se habla diferente; Es una contención más cercana”.

A pesar de esta facilidad, cabe destacar que la “buena onda” de los kiwis llama la atención de los turistas argentinos. “Quienes atienden en los negocios o en los bares son serviciales y sonrientes. Al llegar a Nueva Zelanda uno se siente muy bien por la bienvenida de los locales”. El tema de los vínculos es fundamental. El estar lejos despierta los sentimientos más escondidos: se extraña, se está triste y feliz con mucha más frecuencia; los estados de ánimo varían. “Al ser tantos argentinos que compartíamos departamento, decidimos dividirnos como si fuéramos una familia. Cada día cambiaba el cocinero y quien lavaba los platos. De esa forma teníamos una especie de `rutina` 17


familiar que hacía menos fuerte el sentimiento de extrañar”. “Intentábamos hacer comidas típicas de nuestro país. como empanadas o pastel de papas”. De esta forma, con una “nueva familia” de amigos se suplía en parte esa sensación que tanto desconcierta. “Se generaron ámbitos de mucha confianza, donde entre todos nos mantuvimos y nos contuvimos. Eso no quita que se extrañe mucho, pero ayuda a que sea llevadero”. Como siempre, hay vínculos efímeros y pasajeros. Nueva Zelanda se convirtió en un destino frecuentado por lo que los locales están acostumbrados a los turistas. Conviven con ellos y los tratan casi como semejantes. De entrada están dispuestos a generar una relación básica, de convivencia. “Pasa en todos los viajes. Enamorarse de una persona de otro país, pasar un mes enamorada y que después no se lo vea más. Hacerse amigos a los que

La nueva familia de Giselle y Noelia - Su hermana. Foto: Gentileza Giselle Alfieri.

18

de una les contás la vida muy resumida pero muy fuerte porque hay algo esencial que se comparte: la lejanía de los afectos y la nueva experiencia. Entonces se genera un lazo afectivo de amistad. No solo se comparte el viaje, sino también el sueño de la vida”. Giselle logró cumplir su sueño. Después de trabajar un año, recorrió parte de Asia y eligió Bali, la capital de Indonesia, como el sitio ideal para relajarse antes de volver a Buenos Aires. Insiste con que el mundo es hospitalario. Que lo fundamental a la hora de viajar es la resiliencia, la respuesta a los cambios, el poder de adaptación, la seguridad, y la convicción de lo que uno quiere hacer. Es dejar atrás los miedos y seguir el impulso de conocer lugares nuevos; seguir los sueños. Es fundamental el estar dispuesto y con ansias de conocer a toda costa. Es indispensable aceptar que se extraña para poder sobrellevar el sentimiento y que, al volver, el encuentro sea todavía más profundo. Giselle se aseguró de que el intercambio que existe en los viajes es mutuo de quien es visitado y de quien visita, e infinito. Varía según las culturas, los países y las personas, pero siempre está. Solo es cuestión de estar dispuesto y abierto a encontrarlo… o simplemente cuestión de dejarnos encontrar.


UN VIAJE A LA PSICOLOGÍA Fernando Tarnogol es Licenciado en Psicología egresado de la Universidad de Buenos Aires. Se reunió con Check in Check out para ayudarnos a comprender los miedos de las personas y la Extraña sensación que se experimenta al regresar de un viaje prolongado. Por: Eileen Murphy

C

ualquier pregunta que concierna al ser humano, puede ser vista y abordada desde diferentes ópticas. No hay una sola causalidad, sino múltiples. De la misma manera, todo es producto de muchas otras cosas y aislar variables es un riesgo de caer en reduccionismos. Por otro lado, podemos enfocar fenómenos “humanos” desde lo biológico o desde lo sociocultural. Razón por la cual coexisten diferentes “psicologías” que a veces se llevan bien y otras tanto, no. Este es un tema de debate histórico y actual. Para abordar la temática, presentamos la palabra del Licenciado en Psicología Fernando Tarnogol. Los individuos experimentamos siempre dudas y miedos a lo desconocido, a aquello de lo que no tenemos seguridad. ¿Por qué considera que esto ocurre? ¿Qué papel juega el contexto, la sociedad en estos momentos?

El miedo es una respuesta natural a lo desconocido. Desde lo neurobiológico, al activarse la amígdala, se dispara una respuesta que se llama de fight-or-flight (lucha o huida). Por eso algunos animales cuando se asustan atacan, y otras veces huyen. En los humanos,

Fernando Tarnogol minutos antes de la entrevista. | Foto: Gentileza Eileen Murphy.

esta respuesta está en gran medida regulada por nuestras funciones mentales superiores, centralizadas en el neocortex y nuestra cognición en general. Esto significa que nuestra experiencia -en gran medida y hasta cierto punto en función de cuán desbordante sea el estímulo- va a determinar si somos aquel tipo de personas que enfrenta, duda o huye a lo desconocido. Un manera más romántica de ver las cosas es la mirada del Psicoanálisis, donde la seguridad (autoestima) viene dada en función de todas nuestras experiencias y nuestra consciencia (nuestro Yo), que está en constante enfrentamiento con el instinto (el Ello) y los mandatos ycostumbres, comportamientos aceptables y comportamientos 19


repudiables. Cada uno de nosotros interpreta o elige/ignora estas normas y actúa en consecuencia. En este sentido, el comportamiento es una función de nuestra personalidad y nuestro entorno (histórico y actual). La forma en que la sociedad afecta nuestras decisiones y miedos es única en cada uno de nosotros. ¿El miedo a la responsabilidad podría considerarse un factor a la hora de emprender un viaje por tiempo indeterminado y sin más que unas pocas pertenencias? Sí y no. Puede ser un factor. Puede ser “el factor”. Puede ser de hecho, la falta total de miedo frente a emprender un viaje por tiempo indeterminado. Puede ser un deseo de aventura. El argentino se considera un ser social, familiero, con lazos afectivos bien fuertes. ¿Cómo considera que afecta esta característica a la hora de viajar y encontrarnos en otros países, con una cultura y costumbres diferentes?

Más que familia o amigos, en este caso creo que la categorización no es lo importante. El estar afuera toca los afectos independientemente de su título nobiliario o grado de relación. Creo que una de las cosas más importantes a tener en cuenta cuando uno decide irse a otra cultura, es el estar dispuesto a dejar de lado por un tiempo o incluso perder relaciones. La vida nómade que muchos obligaciones del Superyo. La sociedad demarca y define reglas, eligen hoy en día es un ejercicio 20

constante de aprender a vivir con pérdidas constantes y separaciones. ¿El individuo tiene por naturaleza el “don” de la insatisfacción? ¿Por qué? El deseo y la insatisfacción están desde el momento en que nacemos. No sé si llamarlo don, o castigo, o solución. Porque como diría Lacan, el ser humano es un Sujeto deseante. Sujeto como persona y sujeto en cuanto a que está atrapado por ese deseo. Ese deseo -en mentes no psicóticas-, es inalcanzable y en cierta forma es el motor de nuestra psiquis.

¿Cree que la competencia por querer/tener más es con la sociedad o con uno mismo?

Con ambos y más aún también. Con uno mismo por la insatisfacción de la que me preguntabas recién. Con la sociedad es más complejo. Por un lado, las instituciones sociales fomentan esta competencia. En otros casos crean necesidades (sociedad de consumo). Nuestro actual sistema económico favorece al que más tiene, por lo que tener más significa vivir mejor. Y hay otro factor más, el evolutivo, que está tan grabado en nuestro ADN que lo hemos trasladado a nuestras formaciones culturales; por lo que el axioma de la supervivencia del más apto es válido también en este caso.


Cuando estamos solos o en un nuevo entorno social, nos animamos a cosas nuevas. ¿Por qué?¿Se podría decir que tenemos otra personalidad?

Tampoco sirve hacer una maratón de 25 días conociendo 23 países de Europa. Se necesita tiempo para hacerse de la cultura.

En realidad nuestra personalidad se adapta al entorno en el que nos movemos. No tenemos otra personalidad sino que, en cierta forma, somos de maneras diferentes en función de quiénes sean nuestros interlocutores.

Solo conociendo lo que es diferente se toma perspectiva de lo conocido. Es tornar 3D lo 2D. Se agrega una nueva dimensión a nuestro universo. Después de todo, nuestra realidad es tan grande como aquello que conocemos.

Si nos guiamos por Rousseau, nuestro instinto gregario nos lleva a agruparnos con otras personas. Todos tenemos un rol internalizado que tarde o temprano tendemos a asumir en los grupos donde nos insertamos a medida que nos sentimos más cómodos (a veces el grupo es el que asigna el rol). En nuestro afán por agradar, nuestro Yo se torna más maleable por lo que, sumado a que nuestro nuevo entorno no conoce nuestro pasado, podemos actuar independientemente de las restricciones a nuestra personalidad que nuestros grupos de pertenencia -Y nosotros mismos- nos hayamos impuesto.

Las vueltas de los viajes largos suelen ser acompañados con dilemas, dudas, miedos y ansiedades. Desde la psicología, ¿qué se recomienda a quienes se encuentran en esa situación?

¿Considera que alejarnos de la rutina y conocer otras culturas nos permite tener una valoración diferente de nuestro país/sociedad?

Sí, absolutamente. Pero no sirve irse a un All Inclussive por una semana. Hay que salir y respirar la cultura y hablar con su gente; no un solo segmento de la fuerza de trabajo: empleados hoteleros de “X” país caribeño.

Las respuestas de cada uno frente a una situación de choque cultural inverso varían en forma e intensidad. Por lo general, se aconseja tener paciencia ya que el período de readaptación lleva tiempo. Es también aconsejable tener en mente de que por más que seamos conscientes de que la vida continuó en nuestra ausencia, nuestras mentes aún retienen la foto del día de nuestra despedida en el aeropuerto. Realidad psíquica y Realidad externa suelen colisionar frecuentemente en estos casos. Muchas empresas ofrecen servicios de coaching y asistencia a expatriados. De ser necesario, uno puede comenzar una terapia (breve o no); o simplemente darse tiempo para reconectarse con sus afectos o darse cuenta de que ciertos afectos ya no pesan como antes. 21


Atrapa tu Sueño ATRAPA TU SUEÑO

"No busquen excusas, busquen razones para vivir, y entre ellas encontrarán sus sueños. Dentro de razones cada unopara de ustedes un soñador, "No busquen excusas, busquen vivir, yhay entre ellas no lo dejen de sus lado,sueños. dénle una oportunidad. no hicimos encontrarán Dentro de cadaNosotros uno de ustedes haynada un Que otros no hacer". Hermann Zapp soñador, nopuedan lo dejen de lado, dénle una oportunidad. Nosotros no hicimos nada que otros no puedan hacer". Hermann Zapp Texto: Natasha Torlaschi Por: Natasha Torlaschi

H

ermann y Candela Zapp estuvieron 10 años de novios, se casaron y el 25 de enero del año 2000 comenzaron una travesía en un Graham - Paige de 1928, que no alcanza los 60 kilómetros por hora, al que llamaron “Macondo Cambalache”. Hoy, 12 años después, la familia la completan: Pampa (10), Tehue (7), Paloma (5) y Wallaby (3).

sido alargado cuarenta centímetros para tener un pequeño mueble de cocina, un baño químico y le adaptaron un techo rígido donde duermen y juegan los chicos. Además cuentan con un viejo baúl en la parte de atrás para guardar ropa. También se pueden bañar (cuentan con dos bidones de agua, uno negro para calentarla al sol) y para cocinar recurren al motor.

Llevan recorridos aproximadamente 250.000 kilómetros en más de 20 países, entre los que se encuentran Corea, Japón, Filipinas, Malasia, Singapur, China, Nepal, India, África, USA, Alaska, México, entre otros. Cada Km. es posible a partir de la venta del libro “Atrapa tu sueño – Spark your dream” que escribió Hermann sobre su propia experiencia, de las pinturas realizadas por Candela y enmarcadas por Hermann, de la balsa de troncos que construyeron para navegar por el Amazonas y la ayuda recibida de la gente en todos los lugares. El vehículo que los acompañó todo el camino tiene frenos hidráulicos, siete bancadas y caballos de fuerza. Si bien es solo un auto, hace las veces de casa. A partir del segundo viaje y con la familia ampliada, el coche ha 22

Arriba: Hermann, Candela y Pampa Zapp junto a dos soñadores, Laura y Dario. Abajo:(izq. A der.) Candela, Natasha, Hermann Nelson, cuatro soñadores. Foto:Gentileza Nelson Toledo.


Hace 12 años tomaron una decisión que les cambió la forma de ver la vida, dejando atrás lo material, los trabajos y la cotidianeidad, dieron el primer paso en su sueño de viajar desde Argentina hasta Alaska. “Lo que estamos haciendo es una locura. La vida es una sola vez, todos en algún momento dejamos de existir. Se responsable, porque tenés que realizarte y para realizarte no hay nada mejor que un sueño. Sacrifícate por vos y por los demás. Si te vas a sacrificar haciendo horas extras ¡hacelo por tu familia!; con tus amores. Me preguntan ¿Cuándo se te rompe el auto donde voy a conseguir un respuesto? Yo te puedo asegurar que el único repuesto que no vas a conseguir en tu vida, es tu vida”, nos aconseja Hermann. Ni el dinero ni los chicos resultó un problema para que cumplieran cada meta que se plantearon. “Estudio con mi mamá y cuando vengo de visita a la Argentina me manda a una escuela” nos cuenta Pampa, el mayor de los hijos. “El sistema de educación a distancia, nos permite algo muy estructurado. Está bueno que

conozcan las dos cosas y puedan ingresar a los chicos directamente cuando llegamos, te dan el certificado del nivel y trimestre que están cursando y hasta el analítico” agrega Hermann “a veces van al colegio del estado y otras a colegio privado, nos gusta porque no están acostumbrados a algo muy estructurado. Está bueno que conozcan las dos cosas y que puedan elegir”, confiesa Candela. Si bien les propusieron en dos oportunidades hacer una película sobre su historia, la familia Zapp, no quiere interrupciones. “No queremos arruinar el viaje, queremos seguir y cuando terminemos veremos. Estaría bueno porque hay mucha gente que no le gusta leer y quizás se entusiasma de ir por su sueño a partir de la película”. Ante la pregunta cotidiana de qué planean hacer en un futuro, responden sobre el proyecto del próximo recorrido, ir por el este de África, pasar por Turquía y llegar a Europa. Y Hermann agrega “ nos gustaría hacer un club de soñadores cuyo lema sea ¡Contame tu sueño porque tengo más de un millón de amigos que les encantaría ser parte!”. Nombre: Pampa Zapp Nació: Carolina del Norte Fecha de Nacimiento: 4 de Junio Idioma: Inglés nativo - Español fluído Un lugar: Australia. Una comida: Hormigas "Tienen sabor a limón. Aunque debo comer un imperio entero para llenarme." Una frase: Viajar es normal y quedarse en un lugar es raro.

Pampa Zapp y Natasha Torlaschi. | Foto: Gentileza Nelson Toledo. 23


Check In - Check Out  

Revista de Viajes

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you