Page 1

Desva{rĂ­os} N a r r a c i o n e s cortas/tipogrĂĄficas


Alejandra Algorta Santiago Villalba An贸nimo. Amigo Edici贸n: Andrea Velasco Blel mayo de 2013


Hip贸tesis/Silencio/Final

Temor/Tiempo

Ni帽os/Clich茅

Alejandra Algorta

Santiago Villalba

An贸nimo


Ante la cal de una pared que nada

nos veda imaginar como infinita

un hombre se ha sentado y premedita

trazar con rigurosa pincelada

en la blanca pared el mundo entero:

puertas, balanzas, tártaros, jacintos, ángeles, bibliotecas, laberintos,

anclas, Uxmal, el infinito, el cero.

Puebla de formas la pared. La suerte,

que de curiosos dones no es avara,

le permite dar fin a su porfía.

En el preciso instante de la muerte

descubre que esa vasta algarabía

de líneas es la imagen de su cara. La suma, Jorge Luis Borges

A los autores, gracias por regalarme un poco de su pincelada en la blanca pared del mundo.


Accidente, que sobreviene a algunos enfermos, de perder la razón y delirar este libro

De s va río (des - variar)

Monstruosidad, cosa que sale del orden común de la naturaleza Dicho o hecho fuera de concierto

Diferenciación, variariación, o desviación Desigualdad, inconstancia y capricho

Apartarse del orden regular


Yo prometo que este cuerpo no vino en vano, que la coincidencia que me bendijo esté tranquila porque no tendrá qué lamentar


Hip 贸tesis A ii

I Nos enamoramos


“Decidimos” que nos enamoramos.

Nos enamoramos y no sabemos de qué nos estamos enamorando. Nos enamoramos de un cuarto al contemplar su rincón o su ventana.

Nos enamoramos al rozar nuestra nariz

intersección y de ese fondo,

contra el punto de encuentro de esas dos

ahí nos sentimos seguros.

paredes , nos enamoramos de esa


Amamos. Creemos que amamos. Decimos que queremos amar cuando queremos ver el cuarto. Cuando queremos revolcarnos sin pudor sobre su piso, dormir al sol de la ventana, vivir.

Amamos. Creemos que a m a m o s. D eci m o s q u e q u eremo s amar cu a n d o q u erem o s ver el cuarto. Cuando queremos revolcarnos sin pudor sobre su piso, dormir al sol de la ventana, vivir.

A

m

a

m

o

Planear, es seguir contemplando a ese rinc贸n, palpando su potencialidad. No

s

.

es amar al rinc贸n, planear

amar no es amar.


No sabemos

p o r

y eso es todo lo que sabes de este metro cuadrado.

q u é

m o s.

nos destruimos.

Dos rectas que forman un ángulo

y eso es todo lo que sabes de este metro cuadrado. Dos rectas que forman un ángulo

Luego nos des v i v i m o s. Nos des t r u i


a m a r l o Su calidez, su textura, su color. Pero crees

ser

su

c 贸

su contingencia.

,

n c a v o

Pero no se puede amar a un rinc贸n. Amar a un rinc贸n es amar algo infinito. Amar una intersecci贸n es amar un momento. Y los momentos no existen, no se puede amar a un momento. ***


niñ∞s

Carta desde el espacio


stuvimos muc

E ne

an

do

est e

amos, om que invent รกs

b

o pl a

ho tiem p

iaje

v

.E n pr or

co mo

tant as

u era ipio inc

n

a chiste, un

ton ta m

etรกfora de am

, ien

malg

astamos.


carros volado res ,

e qu

nos hizo se ntir p

a ap o, ur ut lf isando e

n

e los

ió un aviso qu en rec u n ca e spe rá

ba m o s

el

mu n

d

sto después d e

Y

o s uc e den las cosas

a vez más e

d lo

: "pasajes al espacio, a precio de huevo"

c ad

ju o,

o

m

un d

c e, nt ía, de repe


Y o

cre

í que

es t a b a

os

por eso f ui a c omp rar l

ente; atam edi in m

ne le

acio. sp

al fin

íba

mo

u n li b ro e

ndo,

bir

so

ña

s a poder escri


m ena

os, cuando sólo quedaba c om orad

en

ar

e niños

e

ap

oc

de Mercurio,

n al fi

o cuand

n

o

s luz

ía ten

m

creo que na yo die s, p u e de es

na da q

os

c

E

ya

sa ño

z en

u idad n sueñ od

po

pe de ra r

je a l

via

l tra

un

yec

ir, ri b c s ae

ido,

hec h

o

mo s

no esco c

do había

llegamos a un cuer cuando m o

v tal o,

acio, cuan

d ste el e

sp le

o rel

e s t áb am s os

olos y

sto lo q oe ue va tod

que es a

of ue lo

to n

ué decirn

os.

ent e es,

hay

que hab

ez a

en

vivido .

que e s per áb a

P ero bu

erlo

lm espacio lo que rea


que n lica

ap od er

z escuchar una vo

s de

s mo

C a la últim

cía

es

m

o

mi

ve z, y on

ra d an e

i ec

err an las puer

omo t

e ed

yq

u

si escuc ho.

isiq uie r

úp

an

tas , ¡y s e me ja n t

rlo, e hace de pone r

par

existirá

ca ún ea

cas tran

tales detrás, y me

ca un

rtas! esta es p ue


no fue

amor. Fue s ólo

s esco nocid o, io d

de u n

es p a c

nave de r e g reso ni .S in

e e desperé en m

dio

i bus

r

ia ab

,y

o

un sueño, y yo m o menos amo much r. A

T

istió, o ca ex n u n fue, nca da u n esta mierda

**

n ón imo .*


Temor ooo oo

Infinito tiempo mĂ­o


Advierto principio.

la m

a cen

tro. C ur va c e

r ra

da

,p

e

nte r

e n tr o d e la c u

me

r va

c ta

,a

ue

l se

rf e

lq

que estas palabras mรกs que a un fin pretenden llegar de un

d fi jo

ed onda, e n la

do

sl

n

to

pu

nto

q ue

os

pu

nto

s e st รก n e q u

i d is ta nt

es

de

u


TodavĂ­a me hace tragar saliva el recuerdo de que yo, prescindiendo del resto del mundo, aĂşn no veo sin n

i

e

b

l

a

T

y abierto el firmamento.

e

m

o

sobre todas las cosas no ser el corazĂłn que late por este cuerpo.


aquel que

y peca por ingenuo.

En mí, desde aquí,

no veo nada que no sea superado por los otros, yo, me veo doblegado al final,

do que no puede hablar, aquel tan oculto que ni

Por ahora dependo de mí, y como cualquier huérfano no visto los pantalones de mi papá.

no sea esta mano la que escriba el nombre soñad

Me espanta saber que dios puede jugar sucio conmigo, que es mi culpa y es el castigo que

o de mí mismo, sino que firme esta alma en un rostro desconocido. Que sea yo el condena


Los cuerpos que se acercan a mí con aroma de piel y textura sutil, serán siempre más grandes, por ende, su alma y su corazón le pertenecen más al mundo que a mí. Los cuerpos que se acercan a mí con aroma de piel y textura sutil, serán siempre más grandes, por ende, su alma y su corazón le pertenecen más al mundo que a mí. Los cuerpos que se acercan a mí con aroma de piel y textura sutil, serán siempre más grandes, por ende, su alma y su corazón le pertenecen más al mundo que a mí. Los cuerpos que se acercan a mí con aroma de piel y textura sutil, serán siempre más grandes, por ende, su alma y su corazón le pertenecen más al mundo que a mí. Los cuerpos que se acercan a mí con aroma de piel y textura sutil, serán siempre más grandes, por ende, su alma y su corazón le pertenecen más al mundo que a mí.


y

o


Si vivo es cobardía, pues este impulso filantrópico se arrima con el valor de la

letra

Si de jug ar no se trata el tiempo, entonces, la vista se echó ya sobre el desier to. La cabeza pesada escucha el chillido del suelo caliente. La tentación es la única opción, si no, salirse elevado, viajando con todos los ojos que vieron los astros, el cielo, y siempre el cielo por donde e n t r a m o s

y salimos.

no con la del puño.

El cielo siempre donde vivimos. Sólo junto a las nubes, y la distancia diminuta entre las estrellas cunado se cuentan desde un valle en la tierra; están las montañas, senos gigantes y madres perennes cuyo susurro húmedo a la hora de roció canta las voces de todas amantes.


Pido, a pesar de esta envenenada situaci贸n, una sola

{cosa} Que s贸lo me baste con ver.


Que si de mí las palabras, la vida y la fantasía no quieren surgir, que entonces el mundo se pinte blanco, y yo, sin la astucia del hijo que pudo zarpar,

d ib ujaré s o

br

mejor qu

***

p u e d a.

e él lo

e


i e

La distancia

io


Que tristeza, como yo estoy sentada

acá

él está

y

allá

comiendo.

Esto no puede ser más que triste.

Que él se haya cansado de reprobar mi conexión con esta pantalla, y coma, lentamente, mientras c rr sp a a ea C rr sp todo el día, toda la noche, a veces no lo soporto. a a ea Yo comeré después, sola, más tarde, cuando él no esté.

L

e

n

t

a

m

e

tal vez c rr sp a a ee

n

t

e

,

Tal vez encuentre en las sobras de su plato la conversación que de tanto tener, ya no

tenemos.


O tal vez ĂŠl le de las sobras al perro, que desde ayer no come nada

Con

ĂŠl tampoco hablamos. ***


ClichĂŠ

La luna poeta


...Ahí fue que Javier comenzó a correr por una noche de luna llena...

- Espera, las noches de luna llena son un

lugar común

, el mayor

cliché

de los poetas -

¿y qué? Había luna llena, y habría luna llena aunque no fuera el cliché de quiénfuera.

- La luna no esta llena, ¡Nisiquiera había luna! Pero ¿por qué querría inventar la luna llena? - Para mí que nisiquiera era de noche... ¿por qué corría Javier?-


Por una noche de luna llena

- pero, ¿por qué? -

ENCIMA

Porque se le venía la costumbre ***


Ti em po El dĂŠspota


Me hundo pensando en el tiempo (infinito tiempo mío), el mismo que ha dejado al ojo del viejo, nos lleva hasta e lecho en el que se duerme por siempre,

memoria

fortuna de todas madre

repitiendo

el último aliento se da repitiendo el primero. repitiendo

déspota s

Yo sé que te vas a c Yo sé que te e s

a p

tiempo, que no te dejas ni hablar. por más que esta mano te tenga cogido.


e n v e j

e c i

d

o

Yo sé que al visitar tu recuerdo no eres tú quien ha Yo sé que al visitar tu recuerdo no eres tú quien ha e n v e j

e c i

***

d

o


Final insorpresivo


Que nos carcoma la formalidad a ti a mĂ­ que nos disuelva Que te consuma la sobriedad, que te sostenga ***


ÂżPor quĂŠ no alegras un bombardeo imparable de inasibles deseos?


}

}

Des(varíos)  

Libro, narraciones coras y tipográficas.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you