Issuu on Google+

Boedo - Ciudad Autónoma de Buenos Aires Año XIII - Nº 136 - Noviembre de 2013 Distribución gratuita (ISSN 1851-7846) - Declarado “de interés cultural” por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

El cura Lorenzo

Lorena diputada

En otras páginas

A 131 años del nacimiento de Lorenzo Massa

Ver, leer y escuchar. Crítica literaria. Pág 2. Ciudadano (Poema). Jesús Madrid. Pág. 2. Una nueva máquina de Soñar. Mónica López Ocón. Pág. 3.

“Nuestro propósito es promover los derechos económicos, políticos, sociales y culturales de la comunidad. Desde que fundamos este espacio en 1991, trabajamos en el desarrollo de diferentes actividades orientadas a la inclusión social y cultural”, decía Lorena Pokoik García hablando con amor de su espacio, la Asociación Mutual Homero Manzi, entidad integrante de la Red de Cultura Boedo. Hoy Lorena deja la presidencia de la Mutual para ocupar la banca a la que accedió en las recientes elecciones como diputada de la Ciudad de Buenos Aires a través de la lista del Frente para la Victoria. Felicitaciones a Lorena. Desde Boedo le desea que pueda trasladar a esa instancia superior toda las aspiraciones sobre la cultura popular y la igualdad de oportunidades que impulsa desde hace años.•

Eloísa Cartonera. Por Mariana Kruk. Pág. 4.

Por

Mario Bellocchio

desdeboedo@yahoo.com.ar

L

a capilla y sus alrededores eran el límite de la parte poblada de la ciudad, como si dijéramos la pampa”, decía el cura Lorenzo hablando del Oratorio de San Antonio, de México al 4000, allá por 1907, cuando acababa de ser designado encargado de la pequeña capilla por las autoridades salesianas del Colegio Pío IX donde se desempeñaba como maestro y asistente de teología. Y no le faltaba razón sobre las carencias del entorno: de ahí en más, regionalmente, ese

Una “giornata particolare” La plaza, el Encuentro barrial de las artes y la invasión ministerial con fines PROselitistas

A

llá por 1977 al genial Ettore Scola se le ocurrió describir el encuentro de un ama de casa y un periodista homosexual –Sofía Loren, Marcello Mastroianni– en la soledad del barrio (1937) cuando todos marchan a presenciar el encuentro de Mussolini y Hitler en su visita a Roma. Sin coincidencia temática en absoluto, nuestra “giornata particolare” también abreva

en la alteración que la prepotencia del poder impone a la vivencia popular. Por tercer año consecutivo el Ecomuseo* barrial organizó su “Encuentro de las Artes”, una entrañable reunión vecinal de artistas que ya puede mostrar el fruto de su exitoso esfuerzo anterior por medio de los pintores, escultores, músicos, fotógrafos y realizadores y ejecutores de artes va-

Monumento a Manuel Belgrano. Por Miguel Almagro-Boedo en gestación –aún ba- renzo Bartolomé Massa provenía de Ruffo. Pág. 4. jo imprecisos límites– era un disperso un hogar humilde. Había nacido en la conjunto de viviendas humildes sedientas de contención social, ocupadas en labores lugareñas y modestas. Los tambos, las mimbrerías y los hornos de ladrillo tomaban la mano de obra barata de los pobladores, mayoritariamente anarquistas y socialistas, tradicionalmente reacios a dejarse seducir por las mieles de la Iglesia. Pero Lorenzo Massa tenía otros planes que iban más allá de la pedestre evangelización clerical. La resignación cristiana no figuraba en sus actitudes y lenguaje. Lo suyo era repartir las herramientas de labranza para que la cosecha sepultara a la miseria. Hijo de inmigrantes italianos, Lo-

Provincia de Buenos Aires, en Morón, un 11 de noviembre de 1882. Sus devotos padres Lorenzo Massa y Margarita Scanavino, nativos de Torino (Italia) seguramente inculcaron fuertemente su fe a Lorenzo y sus dos hermanas Ángela y Blanca, a punto tal que los tres dedicaron sus vidas al sacerdocio. Lorenzo pronuncia sus primeros votos cuando aún es un adolescente de 16 años. Con el comienzo de siglo, a los 18, asume su primer trabajo en la Escuela Agrícola Don Bosco de Uribelarrea. En 1903 rinde los exámenes de Filosofía y los de Teología en 1906. Un año más tarde es ordenado sacer-

Medios, información y democracia. Por Silvia Valerga. Pág. 9. Guía de actividades culturales barriales. Pág. 10. Filipiscopio: “Aumento”. Por Mario Filipini. Pág. 11. Una “visita guiada” sobre la tinta de Marcos Silber. Por Edgardo Lois. Pág. 12.

(Finaliza en pág. 4)

rias en calificadas mini muestras. Este EDITORIAL año se logró, inclusive, una feliz coincidencia con la iniciativa comunal para que los creadores barriales pudieran darle uso artístico a los chapones del muro medianero, tal como había La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual es constitucional. El fasido planeado en el proyecto de la pla- llo mayoritario de la Corte Suprema de Justicia –luego de más de cuatro za. Y se llegó al acuerdo de que la jor- años de litigio– fue refrendado por seis de los siete jueces con la disidennada culminara con la colocación de cia parcial de dos de ellos –Carlos Maqueda y Carmen Argibay–. Mientras los trabajos terminados y su inaugura- tanto Ricardo Lorenzetti, Eugenio Zaffaroni, Elena Highton de Nolasco y ción oficial. Enrique Petracchi, comprometieron sus firmas sin restricciones. Se necesita haber participado en una tarea de esta naturaleza para imaginar el esfuerzo de producción que significa la organización de este encuentro. A la previsible tarea de reunión de participantes se agrega la planificación horaria, la instalación y la ejecución. Y algo invisible pero más trabajoso que todo lo anterior: la cuesta arriba burocrática con las dependencias de Gobierno para el otorgamiento de permisos de uso y seguros correspondientes. Conseguido todo ello, y como si se tratara de compartimientos lgunas definiciones del fallo (Los ponga en riesgo su sustentabilidad ecoestancos de otro Gobierno de otra encomillados en itálica son trans- nómica”. Ciudad aparece, a último momento, a cripciones directas del pronunciamien- Al señalar que el plazo de adecuadiez días de la reunión, la Dirección to de la Corte Suprema): ción –un año– está cumplido, la deGeneral de Promoción Cultural –de- “No se encuentra afectado el dere- sinversión resulta “plenamente aplicapendiente del Ministerio de Cultura cho a la libertad de expresión del Gru- ble” al Grupo Clarín. de la Ciudad– difundiendo la realiza- po Clarín”. “El modo de proteger las licencias es ción, para la misma fecha –superpo- “No ha sido acreditado que el régi- la indemnización pecuniaria”. (Finaliza en pág. 2) (Finaliza en pág. 2) men de licencias que establece la ley

Constitucional

A

Tiempos de teatro naciente

Bicisendas polémicas

El tango en los cafés

El 30 de noviembre de 1783 un modesto galpón en que los Jesuitas depositaban los frutos y productos de sus misiones se transformó en la primera sala teatral de Buenos Aires y duró hasta que un sospechoso incendio –1792– destruyó por completo “la casa del error y de los placeres mundanos”. Para homenajear a “La Ranchería” cada 30 de noviembre se celebra en la Argentina el “Día Nacional del Teatro”. Suplemento especial, págs. 5 a 8.

Rubén Derlis y Horacio Cafferata aportan nuevos elementos a la discusión (En pág. 9).

Diego Ruiz callejea los cafés de otro tiempo en La Boca y Barracas (En pág. 3).


2

Nº 136 - Noviembre de 2013

Ver, leer, escuchar... Periódico mensual independiente de distribución gratuita Director propietario: Mario Horacio Bellocchio Secretaría de redacción: Rubén Derlis Edgardo Lois Directora sociocultural: Lic. María Virginia Ameztoy Colaboran en este número:

Crítica literaria, teatral y discográfica de producciones que no cuentan con el gran circuito de difusión

LA NOCHE Oscar Agosti

Editorial POL, Buenos Aires, 2013.

Germán Cáceres Horacio Cafferata Rubén Derlis Mario Filipini Mariana Kruk Jesús Madrid Mónica López Ocón Miguel Ruffo Silvia Valerga

En un porteñísimo bar de San Telmo llegó a mis manos “La noche” de Oscar Agosti. El primer poema que descubrí en este libro es uno donde el poeta se pregunta, “En qué bar de Buenos Aires/ nunca, nunca/ se escribió un poema?” Allí estoy yo, en un bar donde seguramente la cantidad de poemas que se han escrito sobre esas mesas es incalculable, pero no llegué por mis propios medios a este interrogante, es Agosti quien Colaboradores permanentes: Pablo Bellocchio lo plantea y lo deja sobrevolando en el amEdgardo Lois biente. La noche es el momento más preciDiego Ruiz so para las confesiones y Agosti sabe muy bien esto. Este poeta de cuerpo entero, deDiagramación y restauración fotográfica: ja hasta los huesos en cada uno de sus verMario Bellocchio sos, se prepara para el viaje de la poesía, no se achica ante la inmensidad del papel en Gracias por su aporte a: blanco, asume que va a exiliarse allí, y de esJosé D. Ciliberto Salvador Dabrescia ta manera abre su poemario, tiene todas las herramientas para sentarse a escribir, Publicación inscripta: RPI (DNDA) Nº 5112217 pero no desconoce que aún falta lo más imHecho el depósito que marca la Ley 11.723 portante, “Todavía falta el poema”. Sin emPublicación inscripta en el RUP bargo, al finalizar la lectura de “La noche” Registro Unico de Proveedores del GCABA uno tiene la certeza de que Oscar Agosti subajo el Nº 20043063074-Int. 7225. Publicación inscripta en el Reg. de Medios po utilizar de una manera muy cuidadosa y Vecinales de Comunicación Social de la exacta esas herramientas que nos da úniCiudad Autónoma de Bs. As.(Ley N° 2587) camente la vida a la hora de escribir poesía, ISSN 1851-7846 obteniendo como resultado un poemario Este periódico forma parte de la fresco y honesto, de esos que a uno le sacuRed de Cultura de Boedo, la Red de Medios Barriales y DyPRA (Diarios y den de punta a punta el corazón. (M.K) Periódicos Regionales Argentinos)

E-mail: desdeboedo@gmail.com Tel. Cel.: (15) 5981-8369 Redacción: Somellera 833 (1437) CABA Página Web www.periodicodesdeboedo.com.ar Blog archivo del periódico www.desdeboedo.blogspot.com DESDE BOEDO aparece mensualmente desde noviembre de 2001

EDITORIAL (viene de tapa)

TEHUELCHES* de Oenlao

La Duendes, Comodoro Rivadavia, 2013.

(*)Historietas de aventuras y mitología Como ya es habitual en su obra, Oenlao compone varios guiones para distintos dibuLos conceptos vertidos en los trabajos firmados son de exclusiva responsabilidad de jantes, con una zigzagueante línea argumental que los enhebra como si se tratara sus autores, y no necesariamente compartidos por la Dirección del periódico. de una novela gráfica. Es una experiencia única, porque los diferentes estilos de los artistas permiten leer las historietas como epiLa publicación de los trabajos de colaboradores espontáneos queda a criterio sodios autoconclusivos e independientes, y de la Secretaría de redacción, y no se otorgan al conjunto una fruición incanjeable. mantiene correspondencia Oenlao es responsable de todos los textos, acerca de ellos. salvo el de Devorados que pertenece a Ernesto Parrilla. El investigador Ariel Avilez La reproducción total o parcial del material resume con idoneidad en la contratapa el esde esta publicación sólo está sujeta a la concreta mención de la fuente, salvo aquel píritu del libro: “Con pasión, el guionista y que indique expresamente que requiere sus excelentes dibujantes se sumergen en la otra(s) condición(es). rica historia y mitología de este pueblo patagónico y traen para nosotros las mejores perPeriódico impreso en la las que pudieron encontrar”. En el mismo Agencia Periodística Cid sentido es orientador y lúcido el prólogo de Avenida de Mayo 666 / CABA Alejandro Aguado sobre el origen y la cultuTirada de esta edición: 5000 ejemplares ra de los tehuelches. Son excelentes las ilustraciones de la tapa (Kiro y Peñalba) y contratapa (Daniel Mendoza).

Ciudadano Un mal paso, y te deja de importar la diferencia entre lo crudo y lo cocido. Jesús Madrid

Se puede decir que Oenlao apela a la imagen para narrar y los dibujantes aportan el grafismo adecuado, en el cual se encuentran viñetas de página entera, cuadros mudos, elipsis, estilizaciones, escenas de acción, monstruos impensables y laboriosos trabajos a pluma: en suma, todas las variedades del lenguaje historietístico. Más que aventuras estas historietas se proponen difundir la mitología tehuelche. Quien desee internarse en el inagotable y magnífico universo tehuelche, aquí tiene la oportunidad de hacerlo y, a la vez, de disfrutar de buenas historietas. (G.C.)

LAGRIMAS NEGRAS Casartelli, Dallorso y otras Ediciones Artepoética, Bs. As., 2013. Lágrimas Negras, nació como decantación del trabajo que realizaron cinco mujeres en el taller de escritura “El Agitador Poético” coordinado por Marcela Villavela. En este poemario se puede apreciar cinco voces poéticas muy distintas entre sí, hiladas por el amor hacia la poesía. Mariana Casartelli, Paula Putero, Agustina Dallorso, Mariana Benítez y Yanina Escalante se derraman en las páginas de este libro que se divide, valga la redundancia, en cinco capítulos, uno por cada autora. El detalle curioso es que cada uno de ellos tiene un poema titulado Lágrimas Negras, resulta más que interesante ver cómo este título dispara diferentes sensaciones a cada una de las autoras, todos los sentimientos que pueden llegar a surgir desde una lágrima, envueltos en palabras, vueltos poesía (M.K).

Constitucional “No se encuentra afectado el derecho a la libertad de expresión del Grupo Clarín”. “Las restricciones de orden estrictamente patrimonial (que establece la norma) no son desproporcionadas frente al peso institucional que poseen los objetivos de la ley”. (La ley) “regula el mercado de medios de comunicación sin efectuar distinción alguna respecto a los sujetos alcanzados por sus disposiciones”. “No surge de la pericia que las restricciones tengan entidad suficiente como para comprometer o poner en riesgo la sustentabilidad económica u operativa de las empresas que componen el Grupo Clarín, aun cuando pueda conllevar una disminución de sus beneficios o rentabilidad”. Sobre la inviabilidad económica que la normativa le impondría al grupo Clarín, la Corte afirma que se trata de “una afirmación dogmática que no ha sido debidamente fundada”. Y reflexiona al respecto: “¿cómo es posible (entonces) que otros grupos licenciatarios resulten económicamente sustentables?” “Los medios de comunicación tienen un rol relevante en la formación del discurso público, motivo por el cual el interés del Estado en la regulación resulta incuestionable”, argumenta la Corte al respecto que la “sanción de normas que a priori organicen y distribuyan de manera equitativa el acceso de los ciudadanos a los medios masivos de comunicación”. Acerca de los límites en cantidad

de licencias (Art. 45) la Corte señala que las restricciones “aparecen como apropiadas o aptas para permitir la participación de un mayor número de voces” En cuanto al fallo sobre el plazo de un año –vencido– para la adecuación afirma que “el artículo 161 de la ley resulta plenamente aplicable a la actora” (Grupo Clarín). Finalmente la Corte señala que no es su función establecer “si la ley 26.522 se adecúa o no a los avances tecnológicos, si es una ley obsoleta, si se trata o no de una ley incompleta o inconveniente, o en otras palabras, si se trata de la mejor ley posible”. Como corolario, y ya dirigiéndose al Ejecutivo en forma paternalista, seguramente para contrapesar los platillos de este insufriblemente largo contencioso, afirma que la ley “perdería sentido sin la existencia de políticas públicas transparentes en materia de publicidad oficial” y haciendo clara referencia a los subsidios o a la pauta publicitaria oficial: “la función de garante de la libertad de expresión que le corresponde al Estado (se desvituaría si) los medios de comunicación se convierten en meros instrumentos de apoyo a una corriente política determinada o en una vía para eliminar el disenso y el debate plural de ideas”. Igualmente repudia que los medios públicos sean “espacios al servicio de los intereses gubernamentales” y señala la necesidad de que la Afsca sea “un órgano técnico e independiente”.•

MONOTRIBUTRISTAS - GANANCIAS EMPRESAS - INGRESOS BRUTOS MINIMA PRESUNTA - IVA

ESTO ES AL SUR Mariano Antonelli

Eduardo Tiesso

Editorial La Duendes, Comodoro Rivadavia, 2013 “Esto es el Sur” proclama el coronel Murra, que está al mando del Frente el Progreso, después de pregonar que “Estas tierras tendrán un dueño (…) donde gauchos, indios y demás grupos delincuenciales hayan sido exterminados”. Hacia el final de la historieta, con el accionar de los tres héroes (León, El Odiao y Ahonicán) se ratifica que el Sur es de los nativos y de los grupos aborígenes. La acción transcurre en Viedma y en Carmen de Patagones. Antonelli exhibe su peculiar estilo rústico -y a la vez naif-, portador de cierto hieratismo, con multitud de rayas que se entrecruzan y de nubes macizas, como si estuvieran constituidas por materiales sólidos. En su grafismo moderno anida un soplo académico, al parecer influido por las materias de Pintura que debió cursar en su paso por el IUNA. Diálogos convincentes acompañan su indiscutible talento de narrador. Su planificación inquieta se propone que cada página exponga una composición distinta. Abunda en cuadritos mudos -siempre al servicio de la historia-, y en planos generales de paisajes. Son espectaculares las escenas de batallas con viñetas que ocupan dos páginas. Mariano Antonelli vuelve a confirmar –superándola– la idoneidad que había demostrado en sus dos libros anteriores: A través de los Andes (2010) y Mitológicas (2012), este último con textos de Santiago Farías. Es muy recomendable prestar atención a la futura trayectoria de este sobresaliente historietista. (G.C.)

CONTADOR PÚBLICO UBA

Tel.: 4932-1073 / 4916-6083 (Viene de tapa)

Una “giornata...”

giorno (mediodía), no sin antes ¿sorprenderse? con la verdadera intencionalidad de la invasión: un grupo de chicas repartiendo boletas del PRO junto a un coqueto llaverito “BA, en todo estás vos. Soy de Boedo”. El espectáculo atrapamoscas con fines proselitistas, mientras tanto, se desarrollaba con escasos acólitos que sólo se incrementaron con las mieles frescas del atardecer de un día inusualmente caluroso y la llegada de los chapones y sus autores para su colocación e inauguración. El Jefe Comunal se vio en figurillas para dar cabida a la “imprevista” visita del Ministro de Cultura, Hernán Lombardi, quien, para colmo de ironías señaló la necesidad de “trabajar juntos, que juntos se puede”, cuando en la práctica desdeñó toda posibilidad de acordar manejándose sólo con el autoritario dedo de su cargo y “su” particular concepción de la cultura como espectáculo con despliegue técnico incluido como condición sine qua non. Etore Scola se lo perdió. A sus Brutti, sporchi e cattivi, Il ballo y la Giornata particolare, bien pudo haber agregado Piazza elettorale.•

niendo horarios, en total desconocimiento de los permisos otorgados por otra dependencia del Gobierno del que forma parte– “Sabado 19, 16 hs.: Teatro en la Plaza ."Los Hombres de la Independencia", Musical histórico de Marisé Monteiro, Dirección General de Nacho Medina, con Carolina Papaleo y elenco”. Las modestas instalaciones de la radio abierta vecinal ahogadas por la parafernalia oficial: elenco, historia Billiken, sonido de gran nivel…, y la actitud prepotente del patrón de la estancia que le pulsea la bailanta a la peonada. No es necesario aclarar que sólo a la centralidad macrista se le ocurre que Boedo es un establecimiento rural propio. Ni siquiera a las autoridades comunales que habían acordado la complementariedad de sus actividades con las del Ecomuseo inaugurando una inédita convivencia. Las muestras, desplazadas a la lateralidad del muro y la verja del edificio para evitar interferencias, pudieron llevar a cabo su cometido sin pretensiones de brillantez, dadas las circunstancias. Aunque por razones de cumplimiento (*) Ecomuseo Participativo Barrial de la del inusualmente riguroso “horario de Asociación Civil Cultural Ambiental Vecinos uso” debieron partir tempranamente por la Plaza de Boedo (I. G. J. Nº en una giornata que daba más para po- 1.811.107/09) meriggio (atardecer) que para mezzo-


3

Nº 136 - Noviembre de 2013

Callejeando historia

Más cafés de La Boca

do con los años pero que Enrique Cadícamo rescató en un poema: “En el año doce, tocó en El León/ Un café faPor moso que había en Montes de Oca/ Diego Ruiz Casi esquina Australia. Y su bandomandinga.ruiz@gmail.com neón/ a muchos incrédulos les tapó la boca.” (1). Pero otros nombres perdustaba el cronista, en su último calle- raron, ¡y qué nombres! En El León acjeo, recordando una noche de tuaron entre la primera y segunda dé1909 en el Café Royal, de Necochea y cada del siglo XX los hermanos Greco, Suárez. Allí actuaba con gran éxito un Augusto Berto, Leopoldo Thompson, trío integrado por Francisco Canaro, Domingo Santa Cruz, Juan Maglio “PaSaúl Castriota y Vicente Loduca que, al cho”, Roberto Firpo, Francisco Canafinalizar una entrada, se dirigió a la me- ro, el propio Arolas y el bandoneonista sa de un joven de atuendo cajetilla José María Bianchi, conocido por “el que portaba una jaula de bandoneón. Yepi”. Éste último también solía preTras varias copas y amena charla, el pi- sentarse en La Fratinola, otro café frebe fue invitado a mostrar sus habilida- cuentado por un ambiente poco recodes y se despachó con un tanguito me- mendable ubicado en la esquina de dio amilongado que pronto sería sen- Patricios y Martín García, a pocos mesación en Buenos Aires: Una noche de tros del domicilio de Ángel Villoldo. garufa. Como el lector ya habrá adivi- Jorge Bossio y otros historiadores de los nado, aunque no sea habitué de esta cafés porteños evocan las formidables columna, el bandoneonista de marras trifulcas protagonizadas por los parro- asegurar, es posible que la remem- manos, salvo que eran de padre espaera Eduardo Arolas que con sólo dieci- quianos, vecinos de los tres barrios bra- branza del poeta nos remita a un cuar- ñol y madre dinamarquesa –lo que exsiete años comenzaba su ascensión al vos que allí confluían: La Boca, Barra- teto que, precisamente en esos años, plicaría el nombre del pianista– y que cas y San Telmo. Olimpo tanguero. formaban Ponzio y Tito Roccatagliata Peregrino falleció muy joven, en Arolas era más o menos del barrio, Ya que andamos por la avenida en violines, Manuel Pizarro en bando- 1921, suponemos que de tuberculoya que había nacido en un hogar pro- Patricios, el cronista no puede dejar de neón y Nelson Paulos en el piano. Lo sis, tras una larga internación. Éste inteletario de Vieytes 1048, y lo había re- mencionar un café sin nombre que se cierto es que casi no ha quedado nin- gró en algún momento un cuarteto dicorrido ejerciendo su oficio de letrista alzaba en el cruce con Olavarría. Se- gún dato biográfico de estos tres her- rigido por el bandoneonista Augusto y dibujante que años después le val- gún Juan Silbido (2), allá por el Centedría para ilustrar numerosas partituras nario actuaba un trío que dirigía Juan como la de Tinta verde, de su amigo de Dios Filiberto, a cuyo padre hemos Agustín Bardi. Pero, hablando de par- mencionado por su vinculación con el tituras, en esa primera época era un “bailetín de Tancredi” y otros perin“orejero” como tantos otros músicos gundines boquenses. De ser correcta la de su generación y Una noche de garu- versión, en ese momento Filiberto re- Por fa debió ser transcripta por el propio cién había comenzado sus estudios mu- Mónica López Ocón Canaro y Carlos “Hernani” Macchi; sicales, con 24 o 25 años, en el conser- monicalopezocon@gmail.com Arolas, que primeramente había toca- vatorio Pezzini-Statessi que luego comdo la guitarra junto al bandoneonista pletaría, gracias a una beca, en el de uego de la privatización criminal Ricardo “Muchila” González, recién Alberto Williams. Su infancia había sique hemos sufrido los argentien 1911 concurrió al conservatorio do difícil en un medio difícil, y a los nuedel maestro José Bombich, director de ve años tuvo que dejar la escuela por su nos, reconforta saber que aún nos la banda de la Penitenciaría Nacional, mala conducta y salir a trabajar; fue queda algo propio. En efecto, si hea estudiar teoría, solfeo y armonía du- aprendiz de varios oficios, estibador y... mos de creerle a la Academia Arrante tres años. Aquella primera com- lustrabotas en la vereda de ese café de gentina de Letras, existe un “habla posición habría nacido, según Fran- Patricios y Olavarría. Anar-quista y com- de los argentinos” que es inmune a cisco García Jiménez y otros autores, padrito con fama de pesado en el ba- los embates del inglés y sobre la que en un café homónimo que se alzaba rrio, mostró sin embargo desde muy jo- ni siquiera el mismísimo Aznar (para en Montes de Oca 1681, aunque pa- ven su afición a la música, rascando la decirlo en términos lingüísticos, una lengua española de la Real Acasado un siglo sea imposible saber si el guitarra e integrando un orfeón llama- mala traducción de Bush al español) demia Española’: voces y usos del español argentino diferentes del espaestablecimiento dio su nombre al tan- do Los del Futuro. La Boca, por su com- podría dictar un embargo. go o, cuando éste se popularizó, ocu- posición étnica abrumadoramente ita- Preventivamente, no obstante, la ñol peninsular”. En términos concreliana, era un barrio filarmónico en el Academia ha tenido la precaución tos esto significa que es capaz de conrrió a la inversa. A escasos cien metros del café men- que florecían los coros, orfeones, aso- de salvaguardar nuestra habla nacio- signar familias enteras de palabras cionado, en el 1786 y casi esquina ciaciones líricas, etc., cada verdulero se nal en un diccionario de reciente que no tienen abolengo y que, como Iriarte, existía por los mismos años el le- sentía un Caruso y cada vendedor ca- aparición: el “Diccionario del habla tantos argentinos, están en la calle: “chanta, chantapufi, chantún” y exgendario TVO, en cuyo palco actuaba llejero de fainá un Tamagno, pero las se- de los argentinos”. Agustín Bardi con el bandoneonista renatas de Los del Futuro eran famosas Suele decirse con frecuencia que presiones que parecen hechas a meGraciano de Leone (el de El pillete y y de gran repercusión –según los viejos para un escritor su lengua es su pa- dida para describir la actitud de los Tierra negra) y el violinista Ernesto “el pi- memoriosos– no por sus méritos musi- tria. La connotación nacional de este políticos respecto de la inundación be” Ponzio, local al que también con- cales, sino por las bajas que sufrían los diccionario demuestra que no son só- de Santa Fe como “hacerse el chanlo los escritores los que habitan en la cho rengo”. curría Arolas y donde es posible que gallineros a su paso. haya forjado su relación con Ponzio, El cronista debe volver ahora sobre lengua aprendida en la infancia, sino Este diccionario, como todos, es con el que en 1911 formaría un trío sus pasos hacia La Boca, por Ola- que a todos, como decía Italo Calvi- muchas cosas a la vez: una especie completado por el guitarrista Leopoldo varría, porque se ha dejado en el tinte- no, “la lengua nos lleva en ella como de campo de refugiados donde las palabras marginadas de la oficialidad Thompson que tendría gran éxito en ro otro café que hizo época. Por esta un útero materno”. Montevideo. Mientras tanto Arolas des- calle, que entonces era la “Florida” ba- No se trata, como bien se aclara en lingüística se preservan de la muerte puntó el vicio en La Buseca, un café en rrial, existían dos cines en los números el prólogo, de un diccionario de “ar- y, también, un segundo grito de indela calle Montes de Oca de Avellaneda, 631 y 635, el Marconi y el Olavarría, y gentinismos” (algo así como un dic- pendencia respecto de la corona esacompañado por Eduardo Monelos a metros del primero abría sus puertas cionario de palabras que sufren una pañola. Existe todavía algún trasnoen violín y Emilio “el gallego” Fernán- un establecimiento que también lle- artrosis deformante que las aleja de chado que otro que cree que Fervaba el nombre del ilustre científico ita- los cánones anatómicos del español nando VII no ha muerto y que sostiedez en guitarra. Siempre en Barracas y allá por el liano. Allí tocaban, según el recuerdo de España), sino de un diccionario ne que “los argentinos hablamos Centenario, debemos agregar el re- ya citado de Cadícamo, Ernesto que “registra usos léxicos diferencia- mal” porque no lo hacemos como cuerdo del café El León, donde tam- Ponzio y los hermanos Pau-los: Ro- dos de los de la Península, en voca- en España o que dice “suponte” en bién actuó Arolas y dejó como sucesor que, Peregrino (ambos violinistas) y blos y en acepciones. Es decir, un dic- vez de “suponete” en la certeza de a un fuellero llamado El Quija, cuyo Niels Jorge, cuyo nombre fue argenti- cionario contrastivo, cuyo elemento que la conjugación española le asenombre del Registro Civil se ha perdi- nizado Nelson (pianista). Sin poderlo diferencial sería el ‘Diccionario de la gurará un lugar de privilegio si no en

y algunos de Barracas

E

Berto junto a Horacio Gomila en violín y Domingo Fortunato al piano y nos dejó dos tangos, El distinguido ciudadano, rescatado por Carlos Di Sarli en 1946, e Inspiración, llevado por primera vez al disco por Roberto Firpo en 1922 y popularizado en 1931 por Agustín Magaldi en una versión con letra de Luis Rubinstein. Existieron, es verdad, muchísimos más cafés por Barracas y La Boca, pero el cronista avisó oportunamente –por lo cual no es traidor– que sólo se iba a referir a aquellos en los que se hubiera tocado tango o estuviesen relacionados con la historia del género, por lo cual ya es hora de dirigirse a otros barrios del sur porteño, como Parque Patricios. Pero ese... será otro callejeo. (1) (Poemas del bajo fondo. Viento que lleva y trae. Buenos Aires, Peña Lillo, 1964). (2) (Evocación del tango. Buenos Aires, Fondo Nacional de las Artes, 1964) Fotos: partitura de “Tierra negra”, Ernesto Ponzio (violín), Juan de Dios Filiberto, Dúo Ponzio-Bazán, partitura de “Inspiración” y cuarteto ArolasRoccatagliata-Fernández-Astudillo.•

Una nueva máquina de soñar

L

el Cielo, por los menos en la mesa de Mirtha Legrand. En este sentido, el “Diccionario del habla de los argentinos”, como todos, constituye una reivindicación política. No es casual que los diccionarios, al igual que las gramáticas, nacieran en el proceso de formación de los estados nacionales. Ahí están Don Sebastián de Covarrubias y Orozco y el señor Nebrija para confirmarlo. Finalmente, como todos, también este diccionario es un objeto que nos libera de la “angustia de infinitud” (Roland Barthes dixit) al ofrecernos un número finito de voces que nos produce la ilusión –falsa, como todas las ilusiones– de que el inabarcable mare mágnum de la lengua puede guardarse en una caja. Y es, además, “una máquina de soñar; al engendrarse, por así decirlo, a sí mismo, de palabras en palabras” (nuevamente R.B.). Puestos a soñar, entonces, sería bueno soñar para el término “argentino” acepciones más felices que las que hoy llevamos casi todos en el diccionario de la memoria nacional, acepciones que no consignen solamente lo que nos han quitado, sino también lo que nunca podrán quitarnos. Por ejemplo: “argentino: dícese de la persona que lo ha perdido casi todo, pero que aún mantiene el privilegio de que al pronunciar ciertas palabras le quede en la boca el lejano y entrañable sabor de la leche materna”.• Mónica López Ocón (Junio de 2003)

CHIANTI


4

Nº 136 - Noviembre de 2013

10 AÑOS PARIENDO MUCHO MÁS QUE LIBROS

Eloísa Cartonera

Por

Mariana Kruk

hastalaultimauva@gmail.com

L

legué la tarde de un miércoles a Aristóbulo del Valle triple 6, tal cual me dijo Alejandro Miranda que anotara, cuando telefónicamente me pasó la dirección para realizar esta nota. No sé si se trató de una cuestión de cábala o superstición, lo que sí sé es que será imposible olvidar esa dirección y no precisamente por la particular numeración rodeada de cuentos. Esa esquina es, me animo a pronosti(Viene de tapa)

El cura Lorenzo dote, en Buenos Aires, a sus 25 años de edad. Sus superiores lo destinan al Colegio de Almagro en 1907 y lo designan “encargado del Oratorio San Antonio de Padua” de la calle México. Las historias de San Lorenzo y el cura comienzan a unirse aquel día en que Lorenzo ve a un conjunto de atorrantes que se hacen llamar los “Forzosos de Almagro” enfervorizarse detrás de una pelota, a metros del oratorio, en la calle tajeada al medio por las vías del 27. Ahí percibe por donde podía comenzar su misión y la trascendencia de su labor social. Es historia conocida la seducción al piberío humilde con la posibilidad de cambiar los toscos arcos callejeros de travesaño impreciso y los desniveles de yuyos, veredones y zanjas por el patio eclesiástico, los arcos “de verdad” y la pelota de tiento. “Nos tuvimos que tragar la hostia”, mascullaba al comienzo el “Carbuña” Monti. Pero evidentemente, pronto llegaron a la conclusión de que el “sacrificio” bien lo valía. Y que el cura resultó un “pingazo”. Y si no cómo se entiende la unanimidad con que el 8 de abril de 1908 quisieron ponerle San Lorenzo a su team para poder ingresar, oficialmente bautizados, a la Asociación de Foot-ball. “Doy mi conformidad, si ella fuera necesaria –coronaba el cura la reunión de aquel 8 de abril–, para que el nuevo nombre de este club sea desde hoy 'San Lorenzo de Almagro' y les voy a decir el porqué. Ustedes quieren ciertamente ingresar lo más pronto que sea posible a la Asociación Argentina de Football. Para ello necesitan ustedes disciplina, constancia y valor. Y en este nombre 'San Lorenzo' tienen el símbolo de las vir-

car para todos aquellos que la visiten, inolvidable. En ese rincón de La Boca, dándole la cara a la doce, funciona hace ya varios años, Eloísa Cartonera. Estaciono la bici adentro. Alejandro me convida con una galletita de miel casi al mismo momento en que me saluda. Unas personas están como yo, de visita en el local, son holandeses. Al rato me entero de que se conocieron con quienes ahora son sus anfitriones (y los míos) la noche anterior, en un bailable de Constitución. “La Osa”, quien trabaja ahí hace ya 7 años amamanta a Fede, su bebé de apenas un mes, mientras tanto planea tudes y condiciones para caracterizarlos y acompañarlos en todos sus actos. El nombre de 'San Lorenzo' nos recuerda a un mártir de la Iglesia Católica y nos recuerda también la primera batalla librada por el General José de San Martín. Imitando el valor y la constancia de San Lorenzo mártir, podrá este nuevo club conseguir y afianzar su posición que lo destaque entre sus similares, hasta llegar a la meta, o sea figurar en el círculo privilegiado de la Asociación Argentina de Football, y teniendo presente el primer triunfo de San Martín, fruto de la disciplina, se levantará sin dudas sobre una base inconmovible, pues es la disciplina el nervio de toda institución [...]”. Lanzados desde el nido los pichones, sin perder de vista su vuelo, San Lorenzo pasa a ser su pasión y el destino de su constante apoyo, pero no retacea esfuerzo a la formación de nuevos jóvenes. Para el Centenario prepara durante meses una dotación gimnástica de seis mil niños pertenecientes a la Obra de Don Bosco que cinco años más tarde se transformarían, concretando otro de sus sueños, en los Exploradores de Don Bosco. En 1916 se traslada a Tucumán y funda el Colegio de Artes y Oficios General Belgrano. Aún se recuerda en la provincia su multitudinaria labor educativa y de ecónomo; eran épocas de hambrunas para las que el cura llegó a comprar tres vacas que aseguraran la leche básica para “sus muchachos”. Hasta 1929 siguió con su trabajo docente en aquel establecimiento para luego continuarlo en Córdoba, Salta, Chile y Carmen de Patagones. El cura, infatigable educador de aquellas épocas duras, no desaprovecha su escaso descanso y ejercita sus dotes de historiador y analista social. Allá por 1943 presenta su fecunda

El monumento a

con su pareja la cena de la noche. Washington Cucurto, ese tipo que me hizo maravillar novela tras novela, está ahí, pintando libros con su nena. La pared está llena de repisas con libros listos para ser vendidos; hay también fotos colgadas donde se puede ver a diferentes artistas que han pasado por el reducto. Arriba de las mesas armadas con caballetes hay otra pila de libros a medio terminar. Suena cumbia paraguaya. Alejandro, quien ya lleva cinco años trabajando en el proyecto, me pregunta si quiero sacar fotos o grabar la charla, le digo que no llevo nada de eso, y me reprocho para mis adentros. No puedo hacer mucho más que tratar de disimular mi asombro y ponerme a pintar con ellos. El clima que se respira ahí adentro es algo magnánimo, pienso que de eso habla realmente la nota que jamás podré reproducir en palabras. Diez años atrás, allá por un 2003 que trataba de asomar la cabeza tras la crisis y era cascoteado por todos lados, Por Cucurto tenía un sueño: aceitar la cues- Miguel Ruffo tión editorial, la circulación de las miguelruffo@hotmail.com obras, que no fuera tan engorroso ni costoso editar un libro. Nació entonces Eloísa Cartonera. El nombre viene a

Manuel Belgrano

(A pág. 11)

obra “Vida del padre José Vespignani”, un notable salesiano cuya actuación pública permite conocer pormenores de personalidades de la época como Roca, Uriburu e Yrigoyen. Toda esa fatigosa tarea no le impide nunca en esos años su permanente vínculo con los amados colores que el mismo eligió del manto y la túnica de la virgen. Celebra los campeonatos amateurs, la inauguración del Gasómetro, el ingreso al profesionalismo y el campeonato del 33. Y vibra con aquel fabuloso equipo del 46 y la gira europea del 47. Un 31 de octubre de 1949, a once días de cumplir los 67, Lorenzo no despierta de su sueño nocturno. Su trayecto empalma directo con la “Santa” pasión que derrochó entre los miles de jóvenes y niños que guió con su sabiduría. Un año antes, cuando su amado Ciclón cumplía 40 años, nos dejó su último mensaje: “Nada hay en la vida que no llegue a repetirse, a no ser que nosotros mismos nos neguemos a repetir. La felicidad, la fe, la convicción, son detalles sustanciales para que lo que anhelamos se cumpla. Dios protege al ser humano, le da fuerzas para seguir en la lucha que debe ser limpia y sana a cara descubierta y a puro corazón.”• Bibliografía: Archivo del Colegio San Francisco de Sales de Buenos Aires. “Semblanzas del Padre Lorenzo Massa”, Néstor Zubeldía. sdb. Boletín Salesiano. Abril. 2012. “Centenario del Centro de Ex alumnos de Rosario.1908-2008”. Compilador: Luis Ángel Maggi.2008. Adolfo Res (www.volveavenidalaplata.com.ar) Padre Lorenzo Massa. 1882-1949. Educador. Fundador de Colegios, de los Exploradores y del Club San Lorenzo de Almagro. Prof. Lic. Luis Ángel Maggi.

con el recuerdo y la memoria. Y en este caso se trata del recuerdo de uno de los principales protagonistas de la Revolución de Mayo quien precede en mucho a ese acontecimiento como uno de los más lúcidos intelectuales de la generación de la Revolución. Fue un precursor de la educación a través de la Escuela de Dibujo, la Escuela de Náutica y la educación femenina, como condición indispensable para el progreso. El desarrollo social y todas las actividades pedagógicas de Belgrano permiten vincularlo con Domingo Faustino Sarmiento y precisamente, frente al monumento, se encuentra el Museo Histórico Sarmiento, como ámbito específico de la memoria que se interrelaciona a su vez con el monumento, por la relación del mismo con el recuerdo. Así monumento, museo, iglesia y calle nos vinculan con la historia y, para ser más precisos, con el acontecimiento que la historiografía liberal decimonónica consideró como la génesis de n noviembre del año pasado pu- la nacionalidad argentina. Si adhiriéblicábamos en Desde Boedo nues- ramos a la historiografía revisionista y tro artículo Buenos Aires como siste- no viésemos en Mayo un acontecima semiótico, donde proponíamos miento de ruptura con España, sino analizar a la ciudad como un conjun- de fidelidad a Fernando VII y herto de lenguajes. Hoy nos gustaría vol- mandad con la España revolucionaver a estas ideas a propósito del monu- ria, y pensásemos en una revolución mento a Manuel Belgrano que se en- hispano-ame-ricana revalorizando el cuentra en la plaza y el barrio homó- pasado español, allí está el Museo de nimos. Este monumento fue inaugu- Arte Espa-ñol “Enrique Larreta”, para rado en 1961 y es obra del escultor ar- relacionar a Belgrano con otro “temgentino Héctor Rocha. Barrio, plaza y plo de las musas”. monumento llevan el mismo nom- Lo que queremos con estas reflebre: Manuel Belgrano. Junto a la pla- xiones en torno a la semiótica de una za nos encontramos con la calle zona de un barrio de Buenos Aires, Juramento que nos remite a un acon- es revalorizar el sentido de los nomtecimiento protagonizado por el crea- bres (y por consiguiente de las palador de la bandera nacional, nos refe- bras) en lo que hace a la construcrimos al juramento de obediencia a la ción de los significados presentes en Asamblea General del Año XIII a ori- un ámbito específico. Es que el lenllas del río Pasaje (o Juramento) en la guaje urbano se nos presenta como provincia de Salta. Así, monumento y la sucesión de signos, como si estos calle se asocian lingüísticamente. El fuesen las sucesivas olas del mar, que nombre Juramento a su vez nos remi- desembocasen en una playa y cada te al acto de jurar, al significado de ju- una dejase sus huellas sobre la misrar en un sentido general. Pues bien, ma. Belgrano, que comenzó siendo jurar es afirmar o negar algo poniendo un pueblo de la provincia de Buenos por testigo a Dios. Ante el mundo de Aires y que hoy es un barrio de la calo divino y frente a la plaza con su mo- pital, tuvo en su génesis edificios tan numento se encuentra la iglesia emblemáticos como el de la Iglesia Inmaculada Concepción de María (la de la Inmaculada Concepción, el de redonda de Belgrano) que nos ancla su sala legislativa donde actualmente en el plano de la divinidad. A su vez funciona el Museo Histórico Sarlos colores de la Inmaculada miento, el de su calle Juramento, el Concepción son celeste y blanco, los del monumento a Manuel Belgrano colores del cielo y la bandera creada y el del Museo de Arte Español “Enripor Manuel Belgrano en 1812 que los que Larreta”. Cada uno de estos teslleva, no sólo porque eran los de la or- timonios urbanos son como una ola den de Carlos III quien había sido el de mar, dejan su huella en la zona y monarca que elevó a Buenos Aires a trazan un conjunto de significados. la condición de capital del nuevo En suma, una semiótica urbana. Virreinato del Río de la Plata, sino tam- Pensamos que el monumento a bién por la devoción religiosa de Manuel Belgrano es el elemento sigBelgrano. Y así retornamos al monu- no central que nos permite articular mento-eje articulador de un conjunto un lenguaje para el centro del barrio de signos o lenguaje. Como siempre de Belgrano. • decimos los monumentos se vinculan

E


5

Nº 136 - Noviembre de 2013

El historiador Luis Ordaz1 y un profundo repaso de la historia teatral argentina “Nuestro teatro comenzó con la Nación; los Podestá lo afianzaron”

Por Carlos Pacheco2

A 230 AÑOS DE LA INAUGURACIÓN DEL TEATRO DE LA RANCHERÍA

Tiempos de teatro naciente El 30 de noviembre de 1783 el virrey Juan José de Vértiz y Salcedo inauguraba el Teatro de la Ranchería, la primera “casa de comedias” que registra la historia de nuestro territorio, aún virreinato: faltaba recorrer 33 años para nuestra Independencia. Al teatro “no solo lo conceptúan muchos políticos como una de las mejores escuelas para las costumbres, para el idioma y para la urbanidad general, sino que es conveniente en esta ciudad que carece de diversiones públicas”, decía Vértiz al abrir sus puertas en la esquina de las calles San Carlos y San José (hoy Perú y Alsina). Así el modesto galpón en que los Jesuitas depositaban los frutos y productos de sus misiones se transformó en la primera sala de Buenos Aires y duró hasta que un sospechoso incendio –1792– destruyó por completo “la casa del error y de los placeres mundanos” según los decires de la jerarquía eclesiástica de aquellos tiempos. Sin embargo, la fecha inaugural de “la Ranchería” quedaría para siempre marcada como simbólica partida, a tal punto que se estableció el 30 de noviembre como “Día Nacional del Teatro”.

–¿Hay un momento determinado en el que puede decirse aquí comienza el teatro nacional? –Se decía que el teatro nacional había nacido con Juan Moreira, en la versión de los hermanos Podestá. Pero indudablemente no es posible que nazca de un día para el otro. Hay que diferenciar. Ellos son los que afianzaron el teatro nacional. Pero el teatro se funda con la Nación. Ya en las primeras décadas emancipadoras hay autores, críticos y público. Por aquella época piezas como EI detal de la batalla de Maipú. El hipócrita político y Tupac Amarú son muestras de un estilo particular y característico de la época. En estas tres obras ya tenemos un sainete, una comedia y una tragedia. María Esther Podestá una vez dijo que yo era un enemigo de los Podestá porque no los ubicaba entre los iniciadores de nuestro teatro. Y esto no es cierto. Ellos son fundamentales dentro de nuestra historia, pero no los primeros. A mediados del siglo pasado, después –También en esta década aparece –Mientras el sainete gracioso es de la Reorganización Nacional, apa- el sainete ¿Cómo llega a nuestros esce- una simple mascarada, en el drarece una fuerte actividad teatral. El narios? mático nos vamos enterando de una país tenía en esos momentos muchas –Es una vertiente del género chico situación problemática: la miseria, un salas teatrales que estaban copadas español que llega a nuestros escena- posible desalojo del conventillo, etc. por elencos extranjeros. Después de rios en la última década del siglo pasa- El grotesco implica sacar la máscara, la batalla de Caseros entran a la do. Aquí se hace inmensamente po- encontrar el conflicto. Los ejemplos Argentina importantes capitales del pular. Recordemos, por ejemplo, La más característicos los encontramos exterior. Se levantan teatros como el verbena de la de la paloma. En Bue- en Stéfano o Mateo de Armando DisOdeón, el Ópera y en ellos actúan nos Aires autores como Nemesio cépolo. Los personajes del sainete Sara Bernard y Eleonora Duce, entre Trejo. Enrique García Velloso y Eze- van sufriendo cambios, los vamos cootros. No había compañías naciona- quiel Soria escriben sus primeras nociendo más en profundidad y no les. Hasta que aparece el Circo y los obras tomando como modelo al gé- ya en el patio del conventillo sino Podestá representan en él Juan nero chico. Lo que para Madrid era dentro de las habitaciones. DiscéMoreira. A partir de ahí la experiencia un chulapón, por ejemplo, para no- polo sin duda es el autor más imporresulta una de las fundamentales de sotros era un compadrito. Claro que tante de grotescos. En algunos aspecnuestro teatro. Porque logran que la los ámbitos cambian. Aquí surgen los tos sus obras tienen ciertas similitudes clase alta vaya a verlos haciendo un es- conventillos, nuestros arrabales y una con las ideas que desarrollará Luigi pectáculo que rescataba nuestras raí- mezcla de razas que hace que apa- PirandelIo en su teatro. Los conflictos ces más profundas. Muchos años des- rezcan más personajes y con distintas de los inmigrantes que más aparecen pués, María Esther (Podestá) me com- cualidades. Españoles, italianos, fran- son la frustración y la miseria. prendió y cuando falleció me dejó ceses, ingleses, turcos y sirio libaneses una foto dedicada. van apareciendo luego en el sainete –¿Hasta qué año, más o menos, se que podríamos decir que posee dos desarrolla el sainete? –¿Cómo se produce el traspaso de es- líneas: el gracioso, como Entre bue- –Hasta mediados de los años 20, tos artistas de circo a una sala teatral? yes no hay cornadas de Ezequiel So- por aquellos años no había radio ni Los circos siempre fueron de distin- ria, y el dramático que impone Flo- televisión, el sainete era la única ditas familias, los Crespi, los Anselmi. rencio Sánchez con Canillita y El desa- versión. Su éxito tenía que ver con Ellos hicieron un trabajo muy fuerte. lojo. Es una línea que también va a que mostraba lo que estaba pasando Muchos espectadores del interior co- desarrollar Carlos Mauricio Pacheco en la calle. Hoy resulta muy difícil panocieron el teatro a través de ellos. y que va a terminar con un grotesco, ra un joven entender estas piezas. Pero la crítica nacional no los reco- Los disfrazados. Antes, la gente tenía en el oído la fornocía. Es así que a fines de siglo tuma de hablar de un turco porque el vieron que separarse. Pepe y Geró- –¿Cómo se diferencia un grotesco cambalachero lo era, o el motorman nimo Podestá, por ejemplo, se van de un sainete? era italiano. El sainete cumplió un cicada uno a un teatro y generan las primeras compañías nacionales. Ellos se habían convertido en actores interpretando las piezas más significativas del drama gauchesco. A partir de este momento comienza la verdadera afirmación de nuestra escena y de ahí pasamos a lo que podríamos denominar la década de oro del teatro argentino, un período que va de 1902 a 1910. –¿Qué dramaturgos acompañan este proceso? –Florencio Sánchez, Gregorio de Laferrere y Roberto J. Payró son para mí los más importantes de esta época. Sánchez es el primer gran dramaturgo. Logra hacer la gran tragedia del campo del Río de la Plata. Es un ser dramático por excelencia. Laferrere es un gran comediógrafo que se adelanta a Luigi Pirandello. Y con Payró se afirma un teatro cargado de ideología. Recordemos que es él quien funda el Partido Socialista.

clo perfectamente y mostró el momento de la inmigración. Después se comercializó y ahí se produjo su decadencia y su desaparición. Los autores comenzaron a escribir a pedido de los capocómicos, reiteraron una fórmula que daba resultado y finalmente se acabó.

SUP L DESEMENTO D E NO E B SPECIA VIEM OE L BRE DO 201 3

–Volvamos a los años 30. La escena nacional se afianzó definitivamente. Existen ya compañías nacionales con un capocómico a la cabeza. ¿Qué pasa con los actores, con su formación? –Todos se habían formado con los Podestá, salvo Angelina Pagano que trabajó junto a Eleonora Duce porque esta última se la llevó. La Paganeta, como le decían, era de conservatorio. Tanto Muiño como Alippi se habían hecho con Gerónimo Podestá. Era muy difícil entrar a estas compañías porque eran bastante cerradas. Muiño cada vez que pasaba por el actual Liceo recordaba que hasta había dormido en un banco esperando que lo dejaran trabajar. Y hasta lo hizo gratis en un primer momento. –La decadencia del sainete promueve el ascenso del grotesco. Además de Armando Discépolo, ¿qué otros autores se afirman en esta época? –Samuel Eichelbaum y Defilipis Novoa. El primero es un hombre intimista, fanático de la introspección y Defilipis demuestra una gran inquietud por lo vanguardista. Tiene un grotesco magnífico, He visto a Dios, al que él denomina "misterio moderno". Pero Armando Discépolo es el autor del grotesco criollo. Sus obras son de avanzada dentro de nuestro teatro. Lamentablemente deja de escribir en el 34. Él dijo que ya no tenía más nada que escribir. Desde entonces se impuso como director.

–Siguiendo en los años 30 debemos hablar del Teatro Independiente. ¿Por –Muchos autores contemporáneos qué surge? manifiestan que el grotesco continuó –El negocio comercial lleva a la deestando en la dramaturgia argentina. cadencia de nuestro teatro. El Teatro ¿Por qué no sucedió lo mismo con el Independiente aparece como reacsainete? ción a la mediocridad de ese medio –Fundamentalmente porque los aucomercial. Leónidas Barletta crea el tores no pudieron superar aquella Teatro del Pueblo y promueve la aparealidad de país. Prefirieron escribir rición de nuevos autores dramáticos. sobre la leyenda y no sobre lo que esEscritores que hasta entonces nunca taban viviendo. Como decía antes, rehabían producido para la escena copitieron fórmulas. El tango, por ejemmo Roberto Arlt, González Tuñón, plo, nació con el sainete, superó la González Lanuza, Ezequiel Martínez década del 20 y por eso se mantiene Estrada. Lo que se propuso Barletta hasta hoy. El grotesco en cambio tiefue limpiar la suciedad que dejaba el ne raíces mucho más profundas: desteatro comercial. Y se fue creando un de el vamos aparece como una evopúblico adicto al Teatro IndepenIución del sainete y luego los dradiente. Al Teatro del Pueblo se agrematurgos más modernos lo van hagó después La Máscara, el Juan B. ciendo evolucionar. Por eso autores Alberdi. Hasta el 43 llevaron adelande la década del 60 como Roberto te una importante labor que hasta inCossa y Griselda Gambaro se recocluía la formación. Por esos años vinocen en Discépolo. mos lo mejor de los autores extranjeLa misma Gambaro dice: "Lo siento ros. Se quebró con los capocómicos. como de mi familia". El grotesco hasta Nadie sabía quién interpretaba una llega a mezclarse con el absurdo, con obra aunque sí quién era el director. el teatro de vanguardia. Leónidas Barletta, Ricardo Passano y Enrique Agilda se preocuparon realmente por una nueva creación. –¿ Cómo veían los críticos estas novedades? –Había muy buenos críticos entonces, con buena formación. Gente como Pablo Palant, José Marial, Jaime Plazas, Román Gómez Macía. Yo mismo empiezo por esos años. Siempre digo que cada generación tiene sus críticos. Por eso cuando se pasa de una a otra a los anteriores les cuesta ver el fenómeno. Hace falta un tiempo para entenderse. –En los 40 Carlos Gorostiza renueva la dramaturgia argentina… –Antes hay que hablar de Roberto Pepe Podestá caracterizado como Juan Moreira. El Teatro de la Ranchería, óleo de Léonie Matthis. Y vista de la sala del Teatro San Martín c. 1890. Puede observarse la particular disposición de asientos y la escena circular al modo circense (Archivo Witcomb).


6

Nº 136 - Noviembre de 2013

Benito Panunzi fotografió –c. 1867– al primer Teatro Colón (obra de Carlos E. Pellegrini, 1858), en lo que es hoy la Plaza de Mayo desde la Recova hacia el noroeste, en el lugar donde actualmente se encuentra emplazada la casa central del Banco Nación. Foto siguiente: primer Teatro de la Opera –1872– y fotografía de Samuel Boothe del Teatro Nacional c. 1890.

Cuando el circo se hizo teatro

Arlt. Es un gigante. Llega al teatro con una de las menos productivas a nivel 300 millones casi sin saberlo, por pe- autoral. El golpe de Estado produce dido de Barletta. A partir de ese mo- un gran vacío. mento se entrega por entero a la esce- –Nos están debiendo dos ge- Un matrimonio, un almacén en la esquina de Chacabuco y Cochabamba. Promediaba el siglo diecinueve y se inina y no escribe más novelas. Un ser neraciones autorales, la del 70 y la del ciaba una historia fundacional hecha de carpas, circos, payasos, acróbatas, cómicos, actores. La dinastía de los desamparado que rompió una serie 80. Esto por culpa de un medio que Podestá comenzó representando el triunfo de la carpa frente a la "jaula de oro" del entonces teatro tradicional. de estructuras que permitieron que no les permitió a los dramaturgos ex- El Moreira que José Podestá estrenó el 10 de abril de 1886 en la ciudad de Chivilcoy clavó un mojón en la vida de apareciera algo nuevo... Ahora pode- presarse. la escena nacional. Tal como sucedió después con la puesta de la obra Calandria, de avanzada para la época. mos entrar en Gorostiza. Estrena en Alberto Adelach y Ricardo Monti 3 Apenas arribados, formaron su forma en un ser comprensivo que el 49 El puente y abre una década, la son quizá quienes más caracterizan a Por Javier Groshaus / Alba Muñiz compañía propia y debutaron en el acepta la estancia. del 50, caracterizada por una fuerte los 70. Monti es el autor más intelectemática política y social. Le siguen tual que tenemos. Ya con El Sr. Mag- Jerónimo, José, Pablo, Juan, Blanca, Jardín Florida. En Rosario de Coya El salto de la pista de arena a los esOsvaldo Dragún, Agustín Cuzzani, nus e hijos demuestra un interés parti- José Francisco, Aurelia, Zulema, EIsa, –corría 1881– Pepe dio vida al paya- cenarios hizo que convergieran en el Andrés Lizarraga. cular por hacer un tránsito hacia la Sara, Hebe, Totón, Marino. Toda la es- so Pepino el 88, que alcanzó el éxito repertorio de los Podestá las piezas imagen que después irá profundi- tirpe, en mayor o menor medida, enri- con sus canciones de actualidad y sus de ambiente tanto urbano como ru–Por esos años la revista estaba en zando en Historia tendenciosa de la queció la actividad teatral argentina. chistes. Los Podestá representaban "el ral, que otorgaron al teatro rioplatensu máximo esplendor... clase media argentina...,Visita y Mara- De aquellos genoveses –Pedro y Te- triunfo de los gallineros contra la jaula se una vigencia plena: teatro con con–La revista comienza a desarro- thon, una pieza sobresaliente. Su evo- resa– llegados al país en 1840, para de oro de ruiseñores y canarios". Un tinuidad de producción, con elencos llarse en los años 20 y estaba bastan- lución es muy curiosa y riquísima. Se María Esther, primera vedette del año más tarde se inauguró el Poli- estables y público asiduo, con autote influida por la revista francesa. da en este tiempo también un teatro Maipo, actriz de cine, radio y televisión, teama Humberto I, construido por res y críticos teatrales no esporádicos. Aquí se caracterizaba por sus sket- de fuerte cuestionamiento político y el apellido Podestá es una referencia Pablo Rafetto en el solar donde ac- En 1901, al separarse Jerónimo Potualmente está el Departamento destá, se constituyeron dos comches de sentido político. Gracias a es- social. El avión negro es una pieza fun- ineludible y un orgullo argentino. te género pudieron trascender gran- damental que escriben Roberto Cos- La familia fundacional del teatro na- Central de Policía. A ese lugar fueron pañías de actores criollos que dedes actores como Pepe Arias, Adolfo sa, Carlos Somigliana, Germán Ro- cional debió su origen a los genove- a buscar a Pepe para que representa- sembocaron en la llamada "época de Stray y Marcos Kaplán. La revista, zenmacher y Ricardo Talesnik. Wal-ter ses Pedro Podestá y Teresa Torterolo, se la versión pantomímica de Juan oro del teatro nacional". además, fue el escenario más impor- Operto aparece también... Ellos, de al- quienes llegaron al Río de la Plata ha- Moreira. Podestá le puso a la acción tante que tuvieron algunos músicos guna manera van anticipando lo que cia 1840. Una vez casados, adminis- mímica los diálogos correspondientes La separación traron un almacén en el hoy llamado para estrenarla el 10 de abril de 1886 para estrenar nuevos tangos. después sucederá en nuestro país. barrio de San Telmo, en la esquina en la ciudad de Chivilcoy. El quiebre familiar se produjo porDespués hacen su aparición algu–En los 60 se da un nuevo período nos autores más audaces que hicie- de Cbacabuco y Cochabamba. Allí El suceso provocado por el perso- que Pepe planteaba la continuidad teatral en la Argentina. ¿Cuáles eran ron un teatro de crítica social pero nacieron sus hijos Luis y Jerónimo. En naje de Pepe hizo cobrar populari- de un repertorio de raíz y esencia las cualidades que caracterizaron la muy enmascarado. La gente no lo en- noviembre de 1851, emigraron a dad a los dramas gauchescos, que si- gauchescas y contó con el apoyo de Montevideo huyendo de la Mazor- guen el esquema argumental del crio- sus hermanos Antonio, Juan y Pablo. dramaturgia de esta época? tendía, quedaba afuera. ca; corrían tiempos difíciles por aquí llo perseguido por la autoridad pre- Jerónimo y sus hijos decían que ése –En esta época el teatro sobresale muchísimo. La inquietud política y so- –¿Se puede decir que con Teatro –el gobierno de Juan Manuel de potente y el gringo avieso y que, al era el momento de evolucionar haRosas daba sus últimos manotazos– y quedar indefenso, se ve obligado a cia el teatro ciudadano o –por lo mecial, las fuertes críticas aparecen en los Abierto comienza un nuevo teatro? textos. Hemos conocido el neorrealis- –No aparece exactamente un nue- se escuchaba el rumor de una posi- hacer justicia por mano propia con nos– más rural que campesino, y se su puñal. En 1889 el conjunto pre- establecieron en el Teatro Comedia mo italiano, La muerte de un viajante vo teatro. Teatro Abierto fue un hito. ble “matanza de gringos”. de Arthur Miller. Aparecen las pri- Me animaría a decir que empiezan a El exilio uruguayo agrandó la fami- sentó la obra en Montevideo, donde donde representaron M'hijo el dotor, meras obras realistas argentinas: cambiar algunas cosas. No por nada lia. Al nuevo habitat charrúa llegó el realizó cuarenta y dos funciones con- de Florencio Sánchez. Soledad para cuatro de Ricardo quienes promueven Teatro Abierto resto de sus nueve hijos: Pedro, José secutivas. Su regreso a Buenos Aires Después se sucedieron Para eso paHalac, Nuestro fin de semana de vienen del teatro independiente, (Pepe), Juan, Graciana, Antonio, ocurrió un año después y actuaron go, de Pedro Pico; Agua y fuego, de Roberto Cossa, los trabajos de Carlos Cossa, Dragún, Gorostiza, Somiglia- Amadea y Cecilio Pablo, el benjamín. ininterrumpidamente durante se- Velloso; repusieron Canillita y estreSomigliana. Paralelamente asoma la na. Secundados por directores, acto- Jerónimo, Pepe, Juan y Antonio se senta funciones. naron Gallo ciego de Cione. Jerónivanguardia con Griselda Gambaro y res y técnicos crean un movimiento transformaron en clowns y acróbatas El binomio Podestá-Scotti se había mo aparecía en alguno que otro perEduardo Pavlovsky. Desde el punto importantísimo para la época y apa- y trabajaron en Uruguay contratados instalado en el Pabellón Argentino de sonaje y dirigía la mayoría de las puesde vista formal las obras que produ- recen obras sumamente interesantes por distintas compañías circenses. La Plata. La sociedad estaba com- tas en escena. Durante esos años, los cen son muy distintas, pero por esen- como Gris de ausencia. El acompaña- Con sólo cinco años, Pablo se incor- puesta por Alejandro Scotti –esposo elencos del género chico español decia son realistas. Los últimos sobre to- miento, Decir sí, El nuevo mundo. El poró al grupo. Debido al éxito de sus de Graciana Podestá– y los herma- salojaban de las salas a los conjuntos do muestran la realidad desde otra mi- Pasaje Rauch y el Teatro Del Picadero presentaciones, adquirieron una car- nos Jerónimo, Juan y Pepe. A princi- nacionales. rada. También en este período apare- eran una fiesta. Por eso lo quemaron. pa y salieron de gira por el campo. pios de 1890 pusieron sobre las ta- Jerónimo comenzó las gestiones pace el nuevo ser grotesco en La fiaca de En el 83 se intenta repetirlo pero ya Fracasaron. Después de unas cuantas blas el Martín ra poder levantar un teatro dedicado Ricardo Talesnik o La valija de Julio no es lo mismo. Siguió, pero fue deca- idas y venidas, se establecieron en la Fierro y también llegó Calandria, de a representar obras argentinas. El obArgentina en 1880 y comenzaron sus Martiniano Leguizamón, obra que se jetivo se cumplió: en abril de 1906, Mauricio. Ésta es una década muy im- yendo. El país ya era otro. representaciones. convirtió en avanzada para la época en Corrientes 960, estuvo listo el portante sobre todo por la variedad. del teatro nacional, pues se alejaba Teatro Nacional. La mayoría de los autores de esta épo- –Los noventa no están demasiado un parate importante. Sucede que del tema predominante: el gaucho Por su parte, Pepe continuó su caca aún hoy siguen escribiendo (1994). definidos aún. ¿Cómo los ve? –Los autores están comenzando cuesta trasladar al escenario una nue- pendenciero. A partir de ese mo- rrera en el Teatro Apolo donde debu–La década del 70 aparece como nuevamente a producir. Veníamos de va realidad tan cambiante, confusa.• mento el hombre de campo se trans- tó con El payador, de Emilio Onrubia,

Juan Podestá; Juan, Pablito y José; maqueta de la carpa de los Podestá y José, junto a su caballo, personificando a Juan Moreira.


7

Nº 136 - Noviembre de 2013

José Podestá (Pepe) de elegante traje y caracterizado como Pepino el 88 (1886); Pablo Podestá en una representación y el Conjunto escénico del teatro Pacha Camac (1942, calle Loria 1536), diez años después de su fundación (1932) en los altos del Café Biarritz de Boedo 868.

en las veladas de lotería familiar, cuanJerónimo. Debutó a los doce años en de comedias, actor, administrador de día basta Rosario del Coya. Caín, de García Velloso, en reempla- temporadas teatrales y padre de la últi- En ese punto fue donde por falta de do salía el 88, se cantaba: zo de la primera actriz de la compa- ma Podestá famosa, María Esther, un payaso tuve que hacerlo yo, y don- – ¡El gran Pepino, señores! ñía, su hermana María. A los 23 años quien fue cancionista, actriz y vedette. de, combinando un traje adecuado, ¡Quién había de pensar que con el correr del tiempo sería mi otro yo, y –había nacido en 1889– se incor- La nieta de Jerónimo corría con surgió el de Pepino el 88. poró al elenco de su tío Pablo y am- ventaja sobre los hijos de Pepe (Aure- ¿Qué por qué fue 88 y no otro nú- compañero de tantos triunfos!”• bos triunfaron en la interpretación de lia, Zulema, EIsa, Sara, Ricardo y Ar- mero? Pues, por la casualidad que así los personajes de obras como El zon- gentino) y Juan (Hebe, Totón, Marino lo ha querido; y, voy al caso: Teniendo da y El viaje de Don Eulalio. Tiempo y Aparicio), quienes estaban en el necesidad de un traje bolsudo de padespués, retomó esas obras y metió Apolo y debían repartirse los pocos yaso, lo hice confeccionar por mi maen su piel personajes masculinos que papeles de niños que había. De ellos, dre con género de sábanas. Llevaba antes había asumido Pablo. al crecer, sólo Aurelia se destacó en al- volados amplios y alechugados, con En la década del 20, Blanca –quien gunas obras y Marino prometía co- cintas negras en el cuello y en los bolsegún Jacinto Benavente fue "el más mo galán, pero prefirió el baile y se sillos, y al final de las piernas y en la espalda un letrero que decía: El Gran Del perfeccionamiento de los esfuerte temperamento dramático del fue a dar clases de tango a París. teatro rioplatense"– formó su propio María Esther se casó con Segundo Pepino. pectáculos pantomímicos surgió una conjunto y abrió la puerta a autores in- Pomar a los 16 años y pasó a integrar Con el tiempo hube de notar que el tendencia que culminó con el teatro ternacionales como Darío Niccode-mi el conjunto Vittone-Pomar, que obtu- traje era deslucido, poco llamativo; te- gauchesco con la puesta de Juan Moy Bernard Shaw; sin embargo, su últi- vo grandes éxitos, principalmente en nía demasiado género blanco, y en lu- reira, basada en la novela de Eduarmo gran éxito lo consiguió con una pie- la revista y el sainete, hasta disolverse gar de traje a veces parecía que me en- do Gutiérrez. José Juan Podestá, el za nacional, La vida que he de hacer, de en 1924. En 1931 fue la primera ve- volvía en una sábana, simplemente. mayor de los hermanos, fue el protaLuis Rodríguez Acasuso, en 1940. dette del Maipo. Además del teatro, Se me ocurrió entonces llenarlo de gonista de esa corriente y el justo inPablo, dilapidador en todo Blanca sembró su arte por varias sa- su carrera se desarrolló en el cine, la parches negros. Para tal efecto tomé térprete del legendario personaje. Pablo era el más pequeño de los las importantes de la época: el Smart radio y la televisión. Al morir, el 13 de un levitón viejo de mi padre, lo deshi- En su libro Medio siglo de farándula, Podestá, pero su calidad artística su- (a su muerte, ocurrida en 1967, este setiembre de 1983, el apellido Po- ce y doblando un pedazo en cuatro José Juan Pepe Podestá relata cómo peraba a la de sus hermanos. Hacia teatro pasó a llamarse Blanca Podestá destá bajó el telón en las crónicas tea- saqué del centro, de un tijeretazo, un la novela de Gutiérrez fue convertida parche redondo; de un solo golpe ha- en pantomima luego de haber sido principios de siglo se destacó en per- por decisión empresarial), Liceo, trales argentinas...• bía hecho cuatro lunares negros, y al publicada en forma de folletín en sonajes cómicos. En 1902 exigió a gri- Corrientes, Nacional y Cervantes. Y lledesdoblar el pedazo de género corta- 1884 en el diario La Patria Argentina. tos el papel de Manuel en La piedra vó a cabo giras por el interior del país, do apareció un número 88 dejado En ese tiempo, el teatro Politeama aldel escándalo, de Martín Coronado, Chile, Uruguay, Paraguay y teatros de por el corte de los lunares. quien descubrió su capacidad de in- Europa. bergaba a una gran compañía de cirSe me ocurrió entonces aplicar co cuyos números más exitosos eran terpretación en obras dramáticas. Lo En cuanto a sus hermanos, a María aquel trozo numérico a la parte pos- el conjunto de acróbatas de los que en otros intérpretes podía echar se la identificaba como "la rubia cantoterior de mi traje, y así lo hice. a perder la actuación (el grito, la emi- ra". Acompañada de guitarra entonaHermanos Carlo y el payaso Frank sión torrencial, el bramido, los des- ba –con voz pastosa y grave– estilos, vi- José Podestá cuenta cómo, por Esa noche, ante la sorpresa de los Brown. Después de más de cien rebordes emocionales y el frenesí), en dalitas y otras canciones camperas. absoluta casualidad, nació el per- mismos de nuestra compañía, mis fun- presentaciones se estaba buscando dillos informaban al público que el pa- una novedad para renovar el especPablo ahondaba en la raíz del dolor. También se desempeñó como actriz, sonaje Pepino el 88. yaso era El gran Pepino 88. El nombre táculo. El representante de la empreAl igual que en las tablas, su vida se sobre todo en papeles dramáticos. se popularizó inmediatamente. manejaba por los extremos. Dilapidó María formaba pareja en escena con sa del Politeama, Alfredo Cattáneo, le todo el dinero que pasó por sus ma- su hermano Arturo, frecuente intér- “Después de haber cumplido nues- ¿Se querrá saber por qué me llama- propuso a Eduardo Gutiérrez que nos, sin lugar para el remordimiento, prete de galanes, aunque se defendía tro compromiso con el buen amigo ba Pepino y no Pepe? adaptase Juan Moreira en pantomiy fue un apasionado por las mujeres en otro tipo de papeles, como en el sai- RafIetto, nos volvimos a Buenos Aires Es breve la explicación: cuando em- ma. En su libro, Podestá relata: y el juego. También apoyó todo re- nete Bohemia criolla, donde cantaba y de allí a Montevideo, ávidos de pa- pecé a trabajar de clown con mis her- “Gutiérrez, después de meditarlo clamo que le pareció justo; su parti- Cayó al baile Sinforoso patas blancas, sar uno días alegres en el carnaval de manos Jerónimo, Juan Antonio, Pablo un momento, contestó: No; no puey Alejandro Scotti, que después fue de ser. Para representar Moreira se necipación fue decisiva para que los ocurrencia que se puso de moda para 1881. dramaturgos conquistaran el pago nombrar a los inoportunos. Arturo ad- Terminadas esas vacaciones planea- nuestro socio y cuñado, hablábamos cesitaría un hombre que fuera criollo, miraba mucho a su tío Pablo y era mos una nueva odisea y para ello fle- en italiano champurriado; esa cir- que supiera montar bien a caballo, del derecho de autor. Sus mejores interpretaciones de compañero de sus salidas nocturnas. tamos el Pedro Varela, una balandra cunstancia italianizó mi nombre que accionara, cantara, bailara y tocaBarranca abajo, donde se destacó es- Por su parte, Ana dejó pronto las ta- grande en la que viajamos alegre- Pepe. ra la guitarra y, sobre todo, que supecialmente; Los muertos, Montaña blas Y José Francisco fue músico, autor mente toda una noche y parte de un Tan popular se hizo Pepino 88 que piera manejar bien el facón, en fin, un de las brujas, El cacique Pichuleo, gaucho, y en esta compañía de extranjeros no hay ninguno que posea Facundo, Liniers, Alma gaucha y Entre estas cualidades tan necesarias para el hierro, revelaron su potencia esrepresentar al héroe. cénica. Hacia 1914, la desocupación Cattáneo, competente hombre de y la pobreza alejaron al público de teatro, no tardó en contestarle: los teatros y Pablo fue abandonado –Yo sé dónde está ese hombre; trapor los autores nacionales. En 1919 baja en el circo Humberto I; es el pase enfermó y sufrió un ataque de loyaso Pepino el 88, José Juan Podestá. cura, mientras reponía Barranca abaAsí, Juan Moreira se representó cojo, en Rosario. mo un gran espectáculo criollo, parte Fue internado en una clínica espeen el escenario y parte en el picadero cializada en enfermedades nerviosas, del circo. El éxito alcanzado hizo que donde pasó cuatro años hasta su el rubro Podestá-Scotti incorporase la muerte –el 26 de abril de 1923– atraobra al repertorio circense que llevapado por la sífilis, una parálisis generon de gira por la provincia de Bueral progresiva y un delirio que lo hizo nos Aires. En la ciudad de Arrecifes, creer presidente que dictaba leyes paun hotelero francés se quejó porque ra eliminar la pobreza del mundo. no llegaba a entender los gestos y Setenta años después, ninguna sala ademanes del gaucho, a pesar de esllevaba su nombre. tar muy interesado en el tema. Así fue como Pepe Podestá comenzó a Los hijos de los volatineros trabajar en un texto oral. El Juan Moreira hablado fue estrenado el 10 A pesar de contar con una numede abril de 1886 en Chivilcoy, una ferosa descendencia, sólo una pudo descollar y sobresalir: se trata de Una representación de Juan Moreira a cargo de la familia Podestá y los hermanos cha que quedó escrita en la historia del teatro nacional. • posando para la toma. El árbol genealógico familiar iniciado por Pedro y Teresa. Blanca Podestá, la hija menor de a la que le siguieron Cuyanos, de Antonio Fontanella, y Ensalada criolla, de Enrique De María. En 1903, Pepe realizó un concurso de obras argentinas en tres actos. Tres años más tarde, Pablo decidió formar su propio conjunto y debutó el 6 de diciembre del mismo año en el Teatro Argentino con la compañía lírico-dramática de Pablo Podestá, representando el drama histórico Facundo, de David Peña. Con él se alejaron también otros actores. En cuanto a Juan, su amor por el campo lo distanció poco a poco de las tablas mientras Antonio, que se destacaba como músico, creó sainetes, zarzuelitas y bocetos y compitió en su adelantamiento lírico con los de García Lallane, Rolón, Payá, Cheli, Cibrián y otros.

Aquel payaso era el mejor Juan Moreira

...yentonces entoncesnació nació Y Pepino el Pepino el88 88

.


8

Nº 136 - Noviembre de 2013

El teatro “Del Picadero” la madrugada y la mañana siguiente al siniestro intencional del 6 de agosto de 1981; pasaje Rauch (hoy Santos Discépolo) 1857. Curiosa disposición de la sala del Politeama Argentino (c.1890).

Háganlo otra vez por irrespetuosos Cuenta María Esther Podestá, en su libro de memorias Desde ya y sin interrupciones que a principios de siglo estaba de moda en Buenos Aires un juguete que consistía en una especie de globito de goma que se llenaba de aire y adquiría la forma de un soldado bersagliero. Al soltarle la boquilla, el soldado se desinflaba con un silbido que se parecía bastante al llanto de un niño. Para ese entonces, en la compañía de Pepe Podestá se representaba una obra en la que el primer actor debía morir en escena. Al simular la muerte, el intérprete dejó escapar un sonido silboso, lo que provocó la reacción espontánea de una actriz que dijo a media voz: “Se desinfló el bersagliero”. Sus compañeros no pudieron contener la risa y siguieron recitando sus partes entre pequeñas carcajadas que no pasaron inadvertidas por el público. Fue entonces cuando desde el fondo del teatro se oyó la voz de don Pepe, quien comenzó a avanzar por el centro de la platea con la galera en la mano y diciendo: “Respetable público; estos señores artistas están faltando el respeto que le deben al auditorio. Ruego a ustedes que perdonen y yo les haré corregir lo hecho”. Y la escena se repitió en medio del más perfecto acatamiento a la letra y a la situación. Jerónimo se enteró del hecho y fue a visitar a su hermano Pepe para decirle: “He sabido de tu actitud de anoche y vengo a felicitarte. Es así, respetando y haciendo respetar como haremos teatro en serio”. •

Hubo que repetir a pedido del público En su libro de memorias, María Esther Podestá detalla un hecho poco común, que sucedió durante el estreno de La piedra del escándalo, drama en verso de Martín Coronado. “La emoción que sacudió al público –relata– al surgir por boca de Pablo

Podestá las palabras que dan fin a la pieza ( 'No hay más que morir matando...' ) y al verlo saltar por la ventana para ir a morir en lucha con los que venían a robarle su amor, hizo que la concurrencia se levantara electrizada y que la rotunda ovación no declinara. Los intérpretes no atinaban a retirarse del escenario, no sabían qué hacer. Entonces –continúa María Esther– de las plateas arrancó el pedido de ¡Otra! ¡Otra! Fue inútil que don Pepe Podestá explicara que un acto teatral no podía repetirse como si fuera un monólogo o una canción. El tercer y último acto de la obra tuvo que recomenzar.” • NOTAS: (1) Luis Ordaz se inició en la actividad teatral en 1932 como dramaturgo. Conquista rea fue su primera producción a la que le siguieron Maternidad, Ensueño, Jugando a la guerra, Sobre los escombros y Fracaso. Durante 17 años dejó de producir obras teatrales para dedicarse a la crítica y a la investigación. Volvió luego al drama combinando sus distintas actividades. Fundó la revista Talia y el Semanario teatral del aire junto con Emilio Stevanovich. Dirigió la Enciclopedia de Teatro del Centro Editor de América Latina. Escribió para radio y televisión y desarrolló una profunda labor dentro de la investigación que le valió recibir distintos premios nacionales y latinoamericanos. En la presente nota Luis Ordaz repasa la historia teatral argentina. (2) Carlos Pacheco. Actualmente periodista y crítico de teatro del diario La Nación y director del área publicaciones del Instituto Nacional de Teatro, se desempeñaba, en 1994, como colaborador periodístico de la revista “La Maga”. (3) Javier Groshaus y Alba Muñiz pertenecían, en 1994, al grupo de colaboradores periodísticos de la revista “La Maga” El material escrito publicado en el presente suplemento –excepto el redactado por Pablo Bellocchio– pertenece integramente a una publicación titulada “La Maga Colección”, “Homenaje al teatro”, 22/4/1994).

Teatro Opera, remodelación del primitivo –Corrientes 860– (c. 1900), foyer y sala del mismo; perduró hasta 1932 en que fue demolido para construir el actual cineteatro inaugurado en 1936.(Archivo Witcomb)

DE LOS AGRESTES COMIENZOS A LA PROFUNDIDAD DEL “OFF” CONTEMPORANEO

El teatro hoy y siempre Por

Pablo Bellocchio

pablobemail@gmail.com

Mirando un poco para atrás y pensando qué dio inicio a esta ola de nuevos dramaturgos que surgen hoy de la cartelera off porteña, me detengo en aquel ciclo conocido como “Teatro Abierto”, capitaneado por autores de la talla de Aída Bortnik, Carlos Gorostiza, Ricardo Halac, Griselda Gambaro y tantos otros. Aquellas obras cómo Papá querido, Decir sí, Gris de Ausencia o El acompañamiento, engendradas en plena dictadura, fueron el puntapié inicial para romper con muchos años en que se insistía sobre los mismos autores, se refrescaban clásicos y se recaía sobre las mismas temáticas. Más adelante y bajo una atmósfera neoliberal que empujaba a romper con la anestésica Disneylandia que nos adormecía, surgió un movimiento de nuevos autores teatrales que cuestionaron algunas viejas recetas e impusieron formas inéditas, sacando al diálogo teatral de su estructura rígida y literaria para acercarlo a algo más próximo, más humano. Aparecieron también distintas estéticas teatrales, algunas un tanto cuestionables, por su tendencia a romper estructuras en la manera de contar un conflicto, sin proponer una construcción diferente. “Toda ruptura debe traer aparejada una nueva propuesta” –le escuché decir alguna vez al maestro Kartún–. Pero todo cambio, esté uno de acuerdo o no, surge desde una necesidad y en esa búsqueda algo original comenzó a engendrarse. Fue entonces cuando en medio de la desesperanza que rondaba el 2001, Claudio Tolcachir y todo su equipo formado en Andamio 90, estrenó su obra “La omisión de la familia Coleman”, aquí, en Boedo, en una salita que quedaba al fondo de un pasillo y que hoy es sólo un en-

granaje de la enorme maquinaria de “Timbre 4”. Desde “Timbre” y con la premisa constante de “animarse a hacer” surgió una inmensa cantidad de dramaturgos, una fabulosa multiplicación de miradas. Algo se gestó también –quizá por accidente, quizá no tanto– en Boedo 640. Reflexionando sobre este fenómeno “timbrecuatrense” llego siempre a la misma conclusión: los mejores ejemplos se dan desde el trabajo y no desde el púlpito. A mi entender ésa fue la semilla que gestaron “Tolca” y su equipo: su ejemplo de laburantes desde un lugar horizontal. Llano. Alcanzable. Esa enorme palabra, “Dramaturgo” comenzó a transformarse masivamente en un laburo que no era únicamente para algunos elegidos. Hoy por hoy, con tantos aventureros lanzados a la epopeya de escribir teatro, resurge entonces más que nunca una vieja pregunta, un viejo debate: ¿Qué rol social cubre el teatro?¿Para qué escribimos una obra? ¿Está el teatro ligado a la simple caminata de entretener o debe montarse al trote de hacer reflexionar a su público? Algunos dramaturgos, no casualmente surgidos en aquellos noventa for export, sostienen que el teatro debe ser inservible. Hablan de aquel ciclo de “Teatro abierto” como el último coletazo de un teatro con un fin social. Cómo si con la vuelta a la democracia en el país o con la caída del muro y la victoria del capitalismo hubiese desaparecido el conflicto en la humanidad. ¿Para qué habríamos de crear algo que deba ser inútil? ¿Qué otro lugar le cabe al teatro sino el de generar preguntas en el espectador? Esto no debe transformar al teatro en un hecho panfletario ni partidario, claro. Pero desde sus comienzos el teatro fue un hecho político. Político, sí. Sin miedo a la palabra. Política uno hace hasta cuando se cepilla los dientes. La política no es otra cosa

más que el ordenamiento de la actividad del hombre en sociedad. Su convivencia colectiva. Sus conflictos morales. ¿De qué otra cosa debería ocuparse el teatro si no es del hombre y sus asuntos? Si reflexionamos aun más caeremos en la cuenta de que es imposible que el teatro hable de otra cosa. El teatro es un hecho artístico y un hecho artístico es por definición un hecho político. ¿No será entonces que hacer teatro “sólo para entretener” también es una manera encubierta y sutil de hacer política? ¿No será que anestesiar es también una manera de accionar en el espectador? ¿No deberían, entonces, los anestesistas del teatro reconocer su ideología, asumirla y dar esa discusión de manera más frontal? ¿O acaso compran lo que ellos mismos venden y deciden que es mejor no pensar en ciertas cosas? Desde que me sumergí en los confusos mares del teatro, en esta quimera dulce y cotidiana, cada maestro que tuve me insistió siempre con una pregunta salvadora. Una pregunta que ante el naufragio, siempre sirvió de salvavidas cuando el vacío inmenso de ponerle el cuerpo al escenario me dejaba a la deriva: ¿Para qué? ¿Para qué entra mi personaje a escena? ¿Qué quiere? ¿Cómo acciona? No casualmente, al escribir, las preguntas salvadoras son las mismas: ¿Para qué escribo esta obra de teatro? ¿Qué quiero generar? ¿Cómo acciono para lograrlo? Estas simples preguntas hoy andan dando vueltas entre los cientos de teatros e infinitas propuestas de la cartelera porteña. Las respuestas son enormes y variadas. Pero en esa conversación andamos. Hoy y siempre, afortunadamente, el teatro sigue conversando. • (Pablo Bellocchio es dramaturgo y director teatral. Actualmente dirige sus obras “Esto es tan solo la mitad” y “De todo aquello que me contaste” en cartel desde hace seis meses.)


9

Nº 136 - Noviembre de 2013

Medios,

Por esta bicisenda

donde ningún bello ruiseñor… daños o posibles errores. Ya lo dije, y lo repito pues sostengo que habría sido esencial. Al parecer juzgaron que no era necesario; así que sin más, meta pico y dale pala y después veremos cómo queda. Los resultados están en la puerta de su casa; juzgue usted. Ni falta que hacía tanto murito de cemento, peligroso por donde se lo mire para peatones, transporte vehicular, automóviles, motos y ciclistas. Con haber marcado con pintura fluorescente y tiras plásticas de color y altrato, interrupciones por contenedoPor ta resistencia –de ambas cosas hay–, res de basura, pesados camiones atraRubén Derlis los límites del carril exclusivo sobre el cando de culata para cargar o desrubenderlis@gmail.com asfalto de las calles que estropearon cargar mercaderías, garajes particulasin necesidad, más la señalética vial res, y de lo demás que seguramente correspondiente, ya habrían tenido la a implementación de las bicisen- me estoy olvidando. dichosa bicisenda, exactamente igual das es un despropósito que viene Porque a este malhadado inventor a la de los países de ese primer munentorpeciendo nuestra ciudad desde de caminitos exclusivos para dos ruedo gélido con el que tanto se llenan la hace ya bastante tiempo, y cuya cons- das a pedal, algo más se le chisporroboca nuestros ignaros gestoreadores. trucción prosigue, intermitente, al pa- teó y entró en corto: admirador de lo ¿O hacía falta más? Con seguridad recer sin haberse realizado estudio se- foráneo, seguramente confundió que no. (Ahora, si por otras causas, rio en tiempo y forma, antes de deli- Buenos Aires con Oslo, Copenhague, llámense negociados o algo similar hanear sobre el asfalto la primera de es- Estocolmo y otras exquisiteces nórdibía que construir lo inservible para tas extrañas vías para desplazamiento cas, sin pensar por un segundo que la destruir lo que sirve, ya es otra cosa). de velocípedos. cultura vial de esos países está a años Esta bicisenda porteña me recuerDe ningún modo estamos en con- luz respecto del nuestro (que alguien da a la Panamericana de los años 60, tra de las bicisendas, pero sí de este intente en esta ciudad enfilar soldadique de pronto se interrumpía y nadie engendro, mini-obra faraónica en es- tos obedientes en una misma senda sabía dónde continuaba: en realidad cala reducida que suma problemas a para un desplazamiento ordenado y no continuaba…, ¡continuaría denuna circulación que se agravó con después me cuenta), de la misma matro de algunos años! Por ahora llegael tiempo, que se pretendió solucio- nera que nosotros lo estamos de la verba hasta allí. nar con premura, y en realidad sumó dadera democracia, de donde se exCon esta discontinua trinchera para incomodidades fáciles de ver. plicaría, por lo inconsulto, este daño enanitos de jardín ocurre lo mismo: Vaya uno a adivinar a qué gestor gratuito a la ciudad de los porteños. de pronto queda trunca y si te he visdel Gobierno de la Ciudad (y bien di- No sé si quedó claro. to no me acuerdo. Algún día contigo gestor, porque estos cusifai ni go- El maridaje de las bicisendas y los cinuará. ¿Continuará? Entonces el cibiernan ni hacen gestión: gestorean), clistas hasta el momento no me pareclista, que le daba al pedal muy oronle hizo ruido en su cerebro esta ma- ce del todo compatible; lo noto desado, pierde de pronto bajo sus ruedas gra idea, cierta mañana cuando al le- justado, como si no ligaran, cuando en la cinta mágica por donde avanzaba vantarse acaso se haya golpeado la realidad tendrían que llevarse como el confiado y es lanzado sin más trámite cabeza –de otra manera no se expli- hambre con las ganas de comer, siema la inhóspita avenida. Fin de la proca–, y debido a este golpe, no diga- pre y cuando se tenga qué. Puede ser tección y agarrate Catalina. ¿Alguien mos que logró alumbrarla: apenas si presunción mía, pero es lo que me lasabe dónde empieza la próxima bicipudo abortarla. Aunque la verdad te. Al menos por lo que llevo visto. senda, y si la hay? Nadie responde. sea dicha, la idea de marras no daba Por eso antes de levantar parecitas De haberse hecho de la forma más para otra cosa. Y salió lo que salió: un de concreto sólo aptas para demorar simple, económica y sencilla –la líesperpento de mampostería que no aún más la ya de por sí lenta circulanea continua, fluorescente o plástica, es de nadie y padecemos todos – an- ción vehicular, al costado de calles de marcada en la calle–, el andar ciclista che usuarios de las bicisendas–, debi- histórico angostas y atiborradas de tránno se habría visto interrumpido, sería do a sus malformaciones congénitas sito, mejor habría sido un concienzuy adquiridas: roturas propias del mal- do estudio de factibilidad para evaluar (A pág. 12)

L

OBJECIONES DE FUENTES INSOSPECHABLES

Diagramación y objetivos La caótica disposición de las ciclovías, entrecortadas y aleatorias, sin embargo, parece responder a un plan intercomunicador de los grandes parques, lo cual les asigna un respetable sentido lúdico. Todo bien si no fuera porque desde la PROpaganda se bate el parche del reemplazo del transporte vehicular para la asistencia laboral, asignando a la bicicleta la sustitución del vehículo como si todo el mundo, con cualquier indumentaria, bajo cualquier condición climática, a cualquier hora, a cualquier edad y en cualquier estado físico o deterioro de salud, pudiera treparse a una bici. Bajo el saludable y cautivador propósito de bajar la polución y la concentración vehicular se ofrece como única alternativa de traslado la circulación a pie (peatonalización) o la bicicleta, segregando a lómetro le costó a los habitantes de la una amplísima franja poblacional. Ciudad $ 550.000.- (de hace casi 4 años) con el cordón separador que da Para quiénes se construyen seguridad al ciclista” (2), sin considerar las bicisendas los costos de semaforización especial Se colocaron los acordonamientos de las ciclovías, teniendo en cuenta su con el objeto de proteger al más débil doble sentido de circulación. Y se to- (relación automovilista-ciclista) con el ma esta cifra, dado su origen, para evi- estrecho criterio de que la población tar especulaciones de análisis intere- de la Ciudad está integrada en su totasado, ya que esos números estarían lidad por vehículos y ciclistas. ¿Dónde ampliamente desbordados en una rea- ubicamos entonces otras áreas protegibles en función etaria o de disminulidad de inaccesible comprobación.

Bicisendas II Por

Horacio Cafferata

hcafferata@yahoo.com.ar

Q

ue la bicicleta resulta ser “una alternativa de traslado saludable, a la vez que permite ganar tiempo, gastar menos en transporte, mermar la polución ambiental y tratar de disminuir la densidad del tránsito vehicular” (1), es una verdad irrefutable. De ahí a tomar esa premisa y transformarla en un gigantesco negocio vacío de contenido, sólo resta la intervención del Gobierno de la Ciudad. Porque cuando usted quiera explicarse alguna actitud macrista que le resulte carente de razonabilidad, búsquela por el lado del negocio y tenga por seguro que no le erra con el enfoque. En cuanto a los números En un revelador informe que el subsecretario de Transporte porteño, ingeniero Guillermo Dietrich, hizo el 12 de marzo de 2010 en la Legislatura ante la Comisión de Transporte, acerca de las bicisendas, señalaba que “el ki-

información y democracia

Un problema para la estabilidad regional

Por

Silvia Valerga

silvale51@hotmail.com

E

n el marco de un debate organizado por el Foro de Comunica-ción de América Latina (FOCAL) se alzaron las voces de periodistas, académicos y diplomáticos que coincidieron en denunciar a las corporaciones empresarias que dominan la agenda informativa en el mundo y destacaron el papel de los medios comunitarios en la defensa de los intereses populares y del sistema democrático. La periodista Telma Luzzani señaló a las agencias France Presse, Reuters y Associated Press, como las responsables de “convencer a los pueblos de que las guerras tienen fines benéficos y por eso los soldados van a dar la vida por causas que creen justas”. “Con su bombardeo mediático nos impusieron como modelo único el modo de vida norteamericano y también nos vendieron el supuesto peligro chino e islámico”. Luzzani recordó a The New York Times cuando escribió sobre supuestos “hábitos etílicos de Lula”, quien reaccionó ante la ofensa a la investidura presidencial de Brasil anulando la visa del corresponsal. “Entonces –dijo– acusaron al presidente de atentar contra la libertad de expresión”. “En Cuba –dijo el Embajador Jorge Lamadrid Mascaró– somos un espacio de monitoreo de las operaciones mediáticas que nos permiten ver hasta dónde llegan la calumnia y la mentira”. El diplomático denunció al “teción de sus capacidades como niños, adultos mayores y discapacitados? “La República Argentina es el país más envejecido de Sudamérica y, a su vez, la Ciudad de Buenos Aires es el distrito más envejecido. En el país el 13,44 % corresponde a la población mayor de 60 años, y en la Ciudad de Buenos Aires asciende al 21.95%” –dice un informe del Inadi (3) Mientras se trabaja para disminuir las dificultades de desplazamiento de los más desprotegidos por medio de rampas y obligatoriedades en el transporte urbano, se introduce con indolencia la zancadilla de la bicisenda doble mano, un verdadero dislate tanto para el automovilista como para el peatón que las cruza privilegiando la mirada hacia la mano de la calle. Porque debería tenerse en cuenta que la protección otorgada al ciclista lo incita a transitar a velocidades inéditas que ponen en riesgo su pellejo contra un auto y, más aún, el de un peatón cuando resulta embestido por una bicicleta. “La Ong Aprevi (1) desde hace 14 años ha venido defendiendo con énfasis, la construcción y el uso de las bicisendas”. Resulta por lo tanto insospechable de objeciones sin fundamento. A pesar de ello manifiestan: “Sin embargo, estas reconocidas virtudes, (las de las bicisendas) han dado paso a

rrorismo de Estado norteamericano que tiene el descaro de anunciar en internet sobre los 205 millones de dólares que destinan para la subversión a Cuba”. La Embajadora de Ecuador, Gloria Piedad Vidal, recordó cuando el diario El Universal escribió que “el Presidente Correa podía ser un asesino serial” y también se refirió a los periodistas que fueron invitados para observar el daño ambiental provocado por la empresa Chevron, pero que no asistieron, porque “los medios responden a los intereses empresariales”. “Los medios gobernaron Venezuela hasta que llegó Chávez y, a pesar de que nunca metió preso a ningún periodista, se escribieron calumnias tremendas sobre su persona, su familia y el gobierno, porque Chávez les permitió difundir información, pero no los dejó gobernar”, enfatizó el Embajador Carlos Eduardo Martínez Mendoza. El filósofo mexicano, especialista en medios de comunicación, Fer-nando Buen Abad, propuso convocar a los gobiernos de UNASUR, así como lo hicieron para protestar contra las bases norteamericanas en Colombia, y a un Foro Social de la Comunicación, para acordar la producción tecnológica de la comunicación porque –explicó– “no es posible que dependamos de la importación de un simple micrófono”. Más adelante dijo que “habrá que construir una agenda emancipadora que pueda enfrentar a los grupos mafiosos que pretenden gobernar a través de los medios”. (A pág. 11)

que la mayoría de los usuarios de las calles adviertan innumerables problemas con ellas”. Una de las observaciones que formulan es: “La errónea construcción de bicisendas de mano y contramano dentro de calles de una sola dirección de tránsito. En efecto, todas las personas consultadas y los técnicos de Aprevi, coinciden en que este tipo de construcciones debieron ser realizadas para el tránsito a pedal en el mismo sentido de circulación que posee la calle en la cual se encuentra inserta la bicisenda”. Y de ahí en más se explayan en fundamentadas consideraciones al respecto, al igual que sobre el uso de casco y descontrol de ropaje y calzado de los ciclistas (véase su página Web). Y como el GCABA no da puntada sin nudo implementó un nuevo cazabobos: la multa por exceso de velocidad en las calles con bicisenda. ¿Y quiénes son los potenciales infractores?: los que circulen excediendo la máxima de ¡¡¡30 Km por hora!!!• (1) http://www.ong-aprevi.com.ar/ (2) http://www.uba.ar/comunicacion/detalle _nota.php?id=9270 (3) http://inadi.gob.ar/promocion-ydesarrollo/proyectos/proyecto-de-adultosmayores/


10

Nº 136 - Noviembre de 2013

Mesa de publicaciones

Espacio de teatro BOEDO XXI

“Desde Boedo” y “Baires Popular” Sábados de 11 a 13.30 en la esquina de Boedo y San Ignacio Periódico Desde Boedo, Ediciones BP, Papeles de Boedo y otras publicaciones y ediciones barriales. Venta de material fotográfico (Boedo antiguo) restaurado por Mario Bellocchio.

Boedo 853. Reservas: 4 957-1400 boedoxxi@gmail.com - Sala climatizada

La agrupación intenta revivir con nuevas propuestas la mística del Grupo Boedo, sus novelistas y poetas; la de los pintores, escultores y grabadores que constituyeron los “Artistas del Pueblo”; la del teatro, la Peña Pacha Camac y la Universidad Popular, movimientos que dieron forma a la primera experiencia colectiva de arte social en nuestro país. www.bairespop.blogspot.com / bairesp@gmail.com

Muestras de arte

en “Los Notables” Bares Margot, Hnos. Cao, El Federal y La Poesía. En el Café Margot, pinturas de Gustavo Ferrari (Inaugura el lunes 18 a las 18.45 en Boedo y San Ignacio). Muestra fotográfica “Lo cotidiano (se vuelve trágico)” de Vatto Fuhrmann en el Café “Hnos Cao”, (Indepen-dencia y Matheu). Y en Café “El Federal” pinturas de Martha Da Costa.

VIERNES 21.30 HS “LAS ESPOSAS” Dirección: Susana Fernández SABADO 21 HS “LOS MEJORES (La hora de la verdad)” Libro y dirección: Rubén de La Torre SABADOS 23 HS “HOMBRES AL SOL” Libro y dirección: Carlos Cazila

El Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori te invita a sus visitas guiadas. Entrada general $10. Miércoles gratis. Visitas guiadas al Teatro Colón

Teatro Colón

Hasta el 31 de Diciembre de 2013 El Teatro Colón de la ciudad de Buenos Aires es considerado uno de los mejores teatros del Museo Monte de Piedad mundo y reconocido por su acústica y por el (Boedo 870, 2º piso por escalera) Tel.: 4 931-8204/ 4 931-1605; Fax: 4 932- valor artístico de su construcción. 4680,E-mail: museo@bancociudad.com.ar Exposiciones Permanentes Museo de Arte Popul. J. Hernández HORARIOS DE VISITA AL MUSEO: Lunes, miércoles y viernes de 10 a 17. Martes y Hasta el 31 de Diciembre de 2013 Se exhiben piezas pertenecientes al patrimonio jueves 10 a 20. VISITAS GRUPALES: cultural del Museo en tres de las salas: salón de concertarlas telefónicamente. los Maestros Artesanos, salón de los Plateros y Años de abrir y cerrar salón del arte textil ... Museo de la Ciudad (sede) Exposición Permanente Hasta el 31 de Diciembre de 2013 Museo de Arte Español E. Larreta Muestra de puertas de la ciudad. De lunes a viernes de 10.30 a 17.30h. Sábados, domingos y Hasta el 31 de Diciembre de 2013 feriados de 10 a 20 h. El Museo de Arte Español Enrique Larreta te invita a conocer su patrimonio, que cuenta con Visitas guiadas al Museo Luis Perlotti tallas policromadas y retablos, bargueños, Museo de Esculturas Luis Perlotti tapices, alfombras, braseros Hasta el 31 de Diciembre de 2013 Exposiciones Permanentes El Museo de Esculturas Luis Perlotti te propone una variedad de visitas guiadas durante todo el Museo de la Ciudad (sede) año ¡Hay para todos los gustos! Vení a a Hasta el 31 de Diciembre de 2013 descubrir el patrimonio... Te invitamos a visitar las exposiciones permanentes del Museo de la Ciudad. Vení a Jardín de Esculturas del Museo Sívori conocer su colección de muñecas, su sala de Museo de Artes Plásticas E. Sívori artefactos musicales y múltiples espacios. Hasta el 31 de Diciembre de 2013 El museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori te Museo Hist. de Bs. As. C. Saavedra invita a conocer su Jardín de Esculturas. El Hasta el 31 de Diciembre de 2013 mismo cuenta con quince esculturas que El Museo Histórico de Buenos Aires Cornelio fueron seleccionadas especialmente Saavedra te invita a recorrer su patrimonio. Vení a conocer los sucesos que marcaron Visitas guiadas al Museo Sívori Museo de Artes Plásticas E.Sívori nuestra historia. Sábados, domingos y ... Comedor de los años '50 Hasta el 31 de Diciembre de 2013

Museo de la Ciudad (sede)

Biblioteca pública “Lubrano Zas”

Hasta el 31 de Diciembre de 2013 El Museo de la Ciudad de Buenos Aires te invita a conocer su comedor de los años `50. Defensa 219, 2º piso. Visitas guiadas

(Junta de Estudios Históricos del Barrio de Boedo) Lunes y jueves de 17 a 19

TALLERES DE TEATRO 2013 Niños, adolescentes y adultos Abierta la inscripción: Informes y reservas: 4 957-1400

Museo de Esculturas L. Perlotti

Hasta el 31 de Diciembre de 2013 El Museo de Esculturas Luis Perlotti te propone una variedad de visitas guiadas durante todo el año ¡Hay para todos los gustos! Venía a descubrir el patrimonio y la hi...

PAN Y ARTE - Resto-bar cultural Boedo 878/80. Reservas: 4 957-6702 panyarte878@hotmail.com

Museo de la Ciudad (sede)

Hasta el 31 de Diciembre de 2013 El Museo de la Ciudad de Buenos Aires te invita a conocer su comedor de los años `50. Defensa 219, 2º piso.

Museo de la Ciudad (sede)

Hasta el 31 de Diciembre de 2013

¡4 ULTIMAS FUNCIONES! “Esto es tan solo la mitad...” y “De todo aquello que me contaste” DRAMATURGIA Y DIRECCION

Pablo Bellocchio Sábados 9, 16, 23 y 30 de noviembre a las 23 y a las 24 ESPACIO POLONIA Fitz Roy 1477

ESTUDIO GALLIGO & ASOC. Abogados

Consejo Consultivo Comunal N° 5 CONVOCATORIA A

ASAMBLEA ORDINARIA Miércoles 13 de noviembre de 2013 de 18 a 21.00 hs. Escuela Nº 8 (Almafuerte), D.E. 6º Maza 1935 Orden del Día: 1°) Apertura y Constitución de la Asamblea. Designación de 2 moderadores/as, 2 secretarios/as de actas y 2 firmantes del Acta. 2°) Acta de la Asamblea de Octubre 2013. Se pone a consideración del pleno para su tratamiento (aprobación u observación). 3°) Informes de Secretarías y Comisiones del CCC5. Se solicita enviar los informes con antelación para su difusión. 4°) Relación JC – CCC5: Tratamiento de propuestas para elaborar un plan de acción frente al incumplimiento y la falta de respuestas de parte de la Junta Comunal a los requerimientos y reclamos presentados por el Consejo Consultivo Comunal.

Jubilaciones – Pensiones Sucesiones Divorcios – Alimentos Laboral Amparos contra obras sociales

No sólo es un programa de radio. Es la buena excusa para compartir un café con artistas SABADOS de 18 a 20 AM 770 – RADIO COOPERATIVA

Lavalle 1675, 7° of “1” - C.A.B.A. (011) 4371 6425 egalligo@gmail.com

El último sábado de cada mes, salimos al aire desde nuestros “Notables”: Café Margot, La Poesía, El Federal y el Bar de Cao

LOS NOTABLES

Idea y conducción: LEONARDO BUSQUET Confluencia musical OVIDIO OTTAVIANO

RASTROS Y RESTOS Román Maltz - Diego Cirulli pinturas y dibujos del martes 10 de septiembre al 10 de noviembre Curaduría: Lucas Marín

PAN Y ARTE TEATRO...

Boedo 878/80. Reservas: 4 957-6922 Info: www.panyarte.com.ar

Medea y Teseo Viernes 20:30 Hs Dirección: Fabiana Rey, Germinal Marín. En Voz alta Sábados 2 y 16, 20:30 Hs Varieté de cortos teatrales dirección: Julián Howard Un diván de Dos Plazas Sábados 16, 23 y 30, 22.30 Hs Autoría: Mirta Katz Dirección: Leandro Rosati Que pasa en la plaza Sábados 18:00 Hs Espectáculo infantil y para toda la familia. Guión y dirección: Pablo Nojes La Caja Cerrada Domingos 17:00 Hs. Espectáculo infantil y para toda la familia . Dirección: Pablo Nojes. Guardavidas Domingos 19:00 horas De Román Podolsky. Dirección: Lorena Villalba.

Almacén Cultural EL DESGUACE

México 3694 (esq. Colombres)Tel. 3 966 8740 eldesguaceteatro@gmail.com “La Matrioska” Una obra dentro de otra - Viernes a las 21 Libro y dirección: Sebastián Bahamonde “Babilonia” de Armando Discépolo Sábado 9 a las 19 hs. Dirección: Roxana Bernaule, Micaela Picarelli

La Comisión de Asociados Sucursal 041 lo invita Temporada 2013

Banco Credicoop SABADOS 19 y 26 a las 21 EL ABANICO DE LADY WINDERMERE de Oscar Wilde - (VERSION LIBRE) Dir.: NORMA DELFINO

SABADOS 16, 23 y 30 a las 21 ¿MI MARIDO ES O SE HACE? DE O. TABERNISE Y E. MORALES DIRIGIDO POR GUSTAVO LOPEZ

Responsable de Programación y Recepción : Raquel Martin Responsable Area Artística Institucional: Hernán Lorenzo

www.fmboedo.com.ar


11

Nº 136 - Noviembre de 2013 de Eloísa, que nació como producto de la crisis y para darle empleo a los cartoneros, es lo que más resuena en Eloísa Cartonera los pasillos del mundillo editorial. cuento de una mujer que en su mo- Pero esto no es totalmente cierto. Si mento supo enamorar al artista plástico bien es real que nació en un momenJavier Barilaro. Con el tiempo, Eloísa se to de crisis y que los cartoneros proconvirtió en una Cooperativa de traba- veen el material con el que realizan jo que tiene por único fin hacer libros, las tapas de sus libros, el verdadero lograr que sea más accesible la publi- motor de Eloísa, lo que pujó desde un cación de los mismos, que los autores principio en este proyecto, es el amor puedan ser leídos y que las personas por la literatura y el trabajo. puedan leer, levantar la bandera de lo Desde Pendejo de Gabriela Bejerque verdaderamente importa a fin de man, el primer libro que editaron, cuentas en un libro: su contenido. hasta hoy, pasaron diez años, dema“Cucu”, como oí que lo llamaban to- siadas cajas de vino vacías que se condo el tiempo dentro del local y a quien virtieron en las tapas de más de 200 tícon todo el descaro del mundo tam- tulos, la conformación de una bién terminé llamando así, me contó Cooperativa de Trabajo, cientos de que él miraba por esos entonces cómo manos que se fueron arrimando y cola ciudad se llenaba de pilas y pilas de laboraron desde dónde pudieron cartón por las noches y pensó que bien con esta noble tarea de traer libros al podría reutilizarse para hacer las tapas mundo. de los libros, que le comentó la idea a El año pasado Eloísa Cartonera recialgunos amigos y lo sacaron carpien- bió el Premio Príncipe Claus (de do, opinaban que nadie compraría li- Cultura y Desarrollo), gracias al que bros hechos con tapas de cartón y mu- podrán cumplir un gran sueño: comcho menos pintados a mano, simple- prar una casa y dejar de alquilar. mente porque serían “feos”. Hoy por hoy existen más de 50 ediPues bien, los libros de cartón no sólo toriales cartoneras en el mundo, incluterminaron siendo recibidos con un éxi- so en países donde no existen los carto total y absoluto desde el principio, si- toneros. Eloísa es nada más y nada meno que además son muy bellos. Como nos que la idea “madre” de todas están pintados a mano, no existen dos ellas. ejemplares iguales en el mundo, y esto En lo personal, como autora y parte los hace únicos. Las obras que publi- de un proyecto editorial, considero a can son siempre de autores latinoame- Eloísa Cartonera como un ejemplo a ricanos. Desde escritores que les gus- seguir y también, un orgullo nacional. tan mucho hasta a aquellos que no conocen tanto. Lo importante es que los Cuando la tarde empezaba a caer libros salgan, que se difundan. Los auto- me retiré con mi bicicleta, pensando res ceden sus derechos, ellos compran que Eloísa Cartonera me dio una nueel cartón a los cartoneros y muchas ve- va y hermosa excusa para volver a La ces, son estos mismos quienes termi- Boca, ahí nomás, a pasos de la nan pintando las tapas. Bombonera, donde los libros tampoSe han dicho muchas cosas acerca co tiemblan, laten. •

(Viene de pág. 4)

(Viene de pág. 9)

Filipiscopio

Medios... Participaron del debate dos rectores de universidades nacionales, Ana Jaramillo, de Lanús y Mario Lozano, de Quilmes, quienes destacaron los 200 mil nuevos alumnos que asisten a las nueve casas de altos estudios creadas por el Gobierno Nacional y que representan, en su mayoría, la primera generación de universitarios en sus familias. “Pero no salimos en los diarios porque las noticias del conurbano bonaerense solo están referidas a temas de inseguridad. Cuando queremos informar algo tenemos que pagar y antes preferimos con ese dinero apoyar a la orquesta de niños de la villa”, exaltó Jaramillo. El periodista y publicista Martín García destacó lo que se hizo en materia de medios desde el Estado en estos diez años. Citó a los canales Encuentro y Paka Paka, el satélite y la fibra óptica que permite llegar a todo el territorio nacional. “Las radios FM de baja potencia, contempladas en la Ley de Servicios Audiovisuales, son –apreció García– un avance cualitativo para garantizar la democracia porque un golpe de estado podría tomar los medios públicos”. El diputado Nacional, Carlos Raimundi, señaló como una consecuencia de que los medios estén en poder de los grupos económicos hegemónicos, la arbitrariedad de mostrar que “hay crisis por la caída de una entidad financiera, pero no porque mueren en el mundo mil millones de personas por hambre”. El encuentro organizado por FOCAL fue presentado por el periodista Hugo Muleiro, el 22 de octubre, en el Salón Delia Parodi de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. •

“Aumento”

Por

Mario Filipini

correo@mariofilipini.com.ar


12 Por

Edgardo Lois

elois_ar@yahoo.com.ar

L

Nº 136 - Noviembre de 2013

Una “Visita guiada” sobre la tinta de Marcos Silber

a noticia fue alegría inmediata. El pálidamente abstractas o pobremenpoeta Marcos Silber había publi- te pintorescas, que tanto opacan la cado un nuevo libro. Y la noticia ve- poética argentina de nuestros días. nía con yapa: Marcos, desde su refu- Ivonne Bordelois sentencia que el gio en Belgrano, me aseguraba que, poeta escribe, compone: con una en breve, un ejemplar de Visita guia- mano de piedad, y otra de furia. da llegaría hasta la puerta de mi casa, Visita guiada abre recorrido con en Gualeguay, Entre Ríos. La emo- Noticia, un texto que pertenece a ción ante la ceremonia de llegada de Suma poética (1999). El poeta cuenun sobre con caripela de carta (nada ta: que su padre era analfabeto, cuende servicios), y además conteniendo ta que detecta un faltante entre los un libro, un libro de poeta, un libro ejemplares de un libro publicado. Es de un amigo poeta, la había recobra- la madre, bajo juramento de silencio, do hacía unos días, cuando recibí la que revela que era el padre quien Cielo de Coghlan de Rubén Derlis. llevaba los libros para repartirlos en el Estaba expectante, de alguna manera mercado: Con el tiempo, una de mis la llegada del libro me colocaba en más caras aspiraciones apunta a que ditos que decían: “ahora o nunca”. una posición de distinción; me sentía cada una de las palabras escritas por Marcos Silber avisa “a mi edad”, y feliz y a la vez nervioso. Cada día mira- mí acuda al espacio desierto de cada si hay años, hay una historia de escriba la línea de luz que se filtra bajo la una de las palabras no escritas por él. tura: Visita guiada fue publicado por puerta. El avistamiento sucedió de Ese, tal vez, se constituya en el lugar el sello “Desde la Gente, Instituto mañana. más intenso del encuentro, el del de- Movilizador de Fondos CooperaCuando observé que el poemario seo satisfecho, el del consuelo y la re- tivos” (2013). Antes publicó diecioera una selección, confieso que mi paración; al fin, el de la victoria de la cho libros, entre ellos: Suma poética, ansia lectora se sintió afectada. El palabra de los dos sobre los hielos del Primera persona, Boca a boca. Cuaquehacer poético de Marcos Silber silencio. El tema del padre vuelve a derno del Resucitado, Thrillers (Histodice presente con altura en todos sus ganar protagonismo en el poema rias en “16”), Bajo continuo, Cabeza, títulos. Pero como lector, de mal acos- 1911 de Bajo continuo (2008), hay tronco y extremidades. Fue invitado a tumbrado, quería un libro nuevo.- que ser muy “hijo” para haberlo es- festivales de poesía de Medellín y Consideraciones aparte comencé la crito, y hay que ser muy valiente para Bogotá (Colombia), Cajamarca (Perú) lectura atenta, y entonces Visita guia- leerlo sin que la emoción nos hurte y Caracas (Venezuela). La editorial da terminó siendo un recorrido sobre un lagrimón: Lo veo. / Desde la borda Monte Ávila de Venezuela publicó un plato conocido, pero condimen- del poema lo veo. / Catorce años tie- en 2010 Convocados, una selección tado a conciencia con nuevos sabo- ne el que va a ser mi padre. / Viene en de su poesía. Es faja de honor de res del cocinero. Admito que una el ARLANZA. No me ve. / No tiene ros- SADE 1968. Primer premio en Mérivez abierta la puerta de este nuevo tro la tierra que lo espera. / Avanza la da (España) con el libro Preposiciones universo, tuve aquello que quería. nave que muerde aguas de extraños y buenos modales. Finalista con Visita guiada es una selección de idiomas. / No lee ni escribe el que va Thrillers en Casa de las Américas. 1º y textos que abarca el trabajo del poe- a ser mi padre. / Helado trae el dibujo 2º premio Certamen Nacional de ta entre 1968 y 2012. La selección, de la letra. / Oigo el naufragio de sus Poesía de la A. P. D. H. 1º premio Carealizada por el autor, como es de es- vapores adentro / y su silencio me da sa de la Amistad argentino-cubana. perar, es una recorrida por la obra pu- de garrotazos por la cabeza. / Gran- 1º premio publicación editorial La blicada, pero además incluye una no- dotas tinieblas le bailan alrededor. / Luna Que. Premio 1999 y 2000 Certoria cantidad de poemas inéditos. Duele el frío sobre la cubierta. / El mu- tamen Prosa Breve de Contextos (RaUna cantidad que muy bien podría chachito no me ve pero me dicta: / dio Cultura). 1º premio Municipal haber dado forma a un libro nuevo. “congoja”, apunte la palabra “congo- (poesía) 1998/1999. Miembro de la No recuerdo en este momento otro ja”, hijo, / y apunte “susto”, y no deje Sociedad de los Poetas Vivos. Miemtítulo con esta disposición. de apuntar “soledad”. / Una palabra bro Honorable de la SADE. Si el poeDespués de leer el prólogo acerta- de lana vuela hacia su cuello, / otra de ta pudiera en este momento anular dísimo de Ivonne Bordelois, pensé abrigo desciende sobre los hombros. / el listado anterior, lo haría, no es muy que no hay mucho más que pintar No lee ni escribe el que va a ser mi pa- amigo de presentaciones demasiado del poeta, porque la dama sabe de la dre. / Respira un verde aire de con- extensas. lectura minuciosa, y sabe de prestar suelo / cuando me sueña escribiendo Hay un elemento que me llamó la la atención necesaria cuando un / en su sueño de más felicidad. / Y de- atención en el libro. Entre los títulos hombre como Marcos Silber, habla. tiene el que será su forzado carro de de donde provienen los poemas, falBordelois dice de Visita…: Es difícil labor / para dictarme: / apunte, hijo: / ta uno muy especial, o para ser más encontrar el punto de apoyo para la palabra “trabajo” y “techo” y “ca- preciso, aparece enmascarado bajo contemplarlo en su totalidad, echa ma” apunte / y también “sopa de po- la pertenencia al libro editado por mano para ejemplificar dicha afirma- llo” / con sus flotantes monedas de Monte Ávila: Convocados. En la seción de la imagen sonora de Cuadros oro. / Lo veo. No me ve. / Le oigo, “to- lección para la editorial venezolana de una exposición de Mussorgsky. me mi mano, hijo; / guíela, / escriba- está el poema Disección, y con esta procedencia se traslada a Visita... Su Define a Silber como: Hombre exas- mos…”. perado y que no ha perdido sin em- Consulté al poeta sobre el paisaje pertenencia original es Cabeza, tronbargo la esperanza; agrega: Se pasea de Visita guiada: Desde el vamos yo co y extremidades (2010). Este título con singular soberanía por los ritmos me opuse a la tradicional “antología”. es una de las mayores alturas en la más opuestos; continúa: Es capaz de La misma palabra me resulta esque- poesía de Silber, es un trago, a bodepasar de la poesía a la prosa con la sol- mática, y de previsible formato. Debí ga y sin escalas, del tequila más arotura de quien se sabe habitado por un atender dos aspectos tiránicos. Uno, mático y encendido que se pueda halenguaje único y unitario, sin falsos limitarme a la extensión. Y fue una bru- llar: un concentrado de las potencias pliegues ni costuras; confiesa: Escribe ta cantidad la que quedó afuera. Y de su poesía que pega cerca, muy cerdesde una soledad y una originalidad dos, la pulsión existencial, que quiere ca, de la vida, y especialmente de la fieramente defendidas, con una voz decir a mi edad, que nada quede sin muerte. También consulté al poeta reconocible a la distancia en el panta- publicar. Por eso aparece esa “junta- por esta presencia, digamos que neno de las voces exangües, uniformes, da” de textos ya publicados, más iné- blinosa, tanto del poema Disección

bras. Me enseñó a conmoverme. Me mostró el rostro de la vida y aun de la muerte. Me enriqueció. Luego sería la propensión por el asombro, la vocación por el ensueño, el deslumbramiento por la belleza. La madre del poeta guarda un lugar en el poema Sepia de Testigos de tormenta (1997): Juega la muchachita; aún no es la madre de mí; / como relámpagos de fiesta sus trenzas, y dos ciruelos / de incendio en las mejillas; juega y se ve pequeña / que juega con los copos que juegan con ella. / En la calle de las nieves. / En Kiev. / No se muda no avanza no aparece en la siguiente foto / para evitar entrar en el tiempo y volverse después / madre de mí, y al fin dolerme dolerme como agujas / de fuego en cada ojo cuando cese de ser la madre de mí / y desampare, y quede yo así, dejado, pequeño, solo, / abandonado y solo. / En la calle de las nieves. En Kiev. La palabra de Marcos Silber siempre amanece a la memoria.•

como el título a que pertenece: Cabeza... Su respuesta fue que Cabeza, tronco y extremidades es uno de sus últimos poemarios y que lo valora especialmente. Pero que su temática lo llevó a desplazarlo un poco. Marcos Silber siempre escribe sobre la vida, y lo hace junto a su amiga inseparable, la muerte. Puede que en este libro en cuestión, el escenario, una sala de autopsias, condicione un tanto la apreciación válida para otros libros: (…) Cabeza Tronco Extremidades. / El más sabio ordena: procedamos. / Confeccionado será punto por punto / el inventario, apuntado todo / lo que asistió a la fiesta de la vida. / Hurga acerito / del altillo al subsuelo su filo desciende / irrumpe en la gladiadora cuerpería, / la juventud le visita al que ahora yace; / y que comió y bebió / y entró y salió de los días; / el que amó, fue (Viene de pág. 9) amado / y soñó, / sobre todo soñó. En el poema Tumbadora, inédito (2012), Silber juega una gambeta Por esta bicisenda con todas las palabras: Me sorprenderá solo, o no, / pero con certeza sin previo aviso. / Ya ronda, trabaja en las más fluido y hasta placentero, pues inmediaciones, / ya se cargó a varios se desplazaría por calles paralelas a vecinos / no se deja ver pero comen- las avenidas y evitando los peligros zaron sus avisos / sus golpes de pico de transitar por ellas; a lo sumo se las cada vez más cercanos; / ya sacudió habría cruzado para retomar la biciel árbol de la amistad / y arrancó va- senda una vez superadas. Me cuesta rios de los más queridos. / ¿Contra creer que resulte tan difícil emplear qué alzarse? ¿Contra quién? / No ca- la lógica. be más que levantar palabras como ¿Y qué decir del despropósito de rocas / para una muralla de todos mo- haberles dado doble mano cuando dos estéril. / Pero alzada, mágica, gran- las calles sólo tienen una, salvo contadiosa, como acantilada / para cerrarle das excepciones, en cuyo caso no el paso a la tumbadora; / o la obligue existen bicisendas? No es nada raro al menos a un gran rodeo, / que la re- frente a esta torpeza –llamarlo error trase un tiempo, un día, / un sueño, es cosa de poca monta–, ver a gente un minuto más, / un poema siquiera. mayor, y no tanto, llevada por delanSiempre me intrigó el cuadro de te por algún pedaleador abstraído, ya Velázquez: Las Meninas. Hasta escri- que por costumbre, el peatón sólo bí sobre una conspiración que creí mira al cruzar en dirección de la maadivinar en el mismo. Luego, intriga- no de la calle, pues así también lo hado, comencé a leer todo lo que en- ce donde no existen bicisendas. ¡Y contraba relacionado con la obra. Leí zás! Allí el accidente. el teatro del autor español Antonio Pero tendremos que convivir con Buero Vallejo, el estudio sobre las mi- estos absurdos bodoques de concreradas que hizo Foucault; anduve de to, más apropiados para romper orubúsqueda entre los papeles y las pingas de blindados en una ciudad ocuturas de Picasso a propósito del cuapada que para demarcar vías de accedro que sugería diálogos y miradas poco claras en torno a la infanta so rápido para bicicletas, durante un Margarita y la paleta del pintor. Me tiempo todavía: mientras sigan gestofaltaba algo por leer, y lo encontré en reando estos cosos –dicho en buen Visita guiada. De Poesía a la vista porteño– por lo que les resta al frente (2010) proviene el tríptico Las del Gobierno de la Ciudad. Después Meninas, que plantea una maravillo- se verá de hacer algo más coherente y acorde a nuestra amada Buenos sa ocurrencia. Marcos Silber siempre recuerda a Aires, y desde ya menos oneroso, su madre, fue la que le abrió la puer- cuando asuman nuevas autoridades ta para salir a jugar con las palabras. que interpreten a la ciudad como luElla le leía en el refugio: En la cocina gar de todos y no como predio exclugrande de la casona, mi madre me sir- sivo de negocios para pocos. Mas covió los platos más suculentos de la die- mo todavía estos son los munícipes ta literaria. Muchas veces sin alcanzar responsables de la construcción de mi comprensión, pero donándome las bicisendas, la doble mano en las un cúmulo de sensaciones auditi- mismas debe ser corregida sin más vas/sonoras de gran intensidad emoti- trámite –ya hemos visto por qué–, va. Ritmo, color, vuelo. Composición por los actuales gestoreadores.• arquitectónica del cuerpo de las pala-


136 nov 2013 cid