Page 1

#39 NOVIEMBRE 2021 / AÑO 5

La vida es bella

descubriendote.mx

1


Noviembre 2021

Una publicación digital donde nuestro principal interés es aportar conocimiento y recursos para el empoderamiento del individuo. DIRECTORA EDITORIAL Alejandra Espinosa DISEÑO REDTREE. Soluciones en Creatividad y SST. DIRECTOR GENERAL Dr. Manuel Hernández CONTÁCTANOS 55.3977.0357 www.descubriendote.mx TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. ALL RIGHTS RESERVED. Copyright 2021. 2


SALUD EMOCIONAL

El difícil arte de hacerse cargo A

lguna vez has escuchado frases tales como “te proyectaste”, “yo soy muy franco y digo las cosas como van” o “yo soy así”. Cada una conlleva un trasfondo que vale la pena analizar. La primera, hace alusión al hecho de que estamos colocando en otros algo que hay en nosotros mismos, y es que, desde el punto de vista psicológico, la proyección es un mecanismo de defensa emocional que implica que cuando aparecen sentimientos, rasgos o características de nuestra personalidad que rechazamos, que nos son incómodos los reprimimos porque no los toleramos y entonces, se vuelve más sencillo identificarlos en los demás y es ahí cuando podemos llegar a ser muy críticos e incluso exigentes en el sentido de que la persona a quien le estamos observando dicha conducta, la “corrija”. La segunda frase está íntimamente relacionada con la comunicación asertiva, y en especial con uno de los derechos asertivos. Este derecho dice así: “tengo derecho a decir la verdad, pero

soy responsable del cómo la digo”. En ese sentido muchas veces las personas navegan con bandera de franqueza y pierden cuidado en el qué dicen o cómo lo dicen sin caer en cuenta que su forma de expresar lo que piensan se vuelve hostil en algún sentido. La tercera expresión la escuchamos muchísimo en los vínculos amorosos, cuando alguno de los integrantes de la pareja se llega a incomodar cuando se le espejea alguna conducta, actitud o comportamiento que incómoda o que está causando conflicto en la relación. En respuesta a ello, responden “yo soy así” como una forma de defenderse frente a lo que perciben como un “ataque”, en otros casos, lo hacen como buscando justificar la NO intención de hacer algo al respecto. Ya sea que las hayas escuchado o incluso, que te des cuenta que echas mano de este tipo de frases, te invito a reflexionar sobre este tipo de barreras emocionales que lo único que nos están alertando en el caso de que seas 3


tu quien las uses, es que una parte de ti se está sintiendo vulnerable o tienes miedo de reconocer algún tipo de carencia o dificultad y por ello necesitas imponerte, avalar o justificar tu comportamiento porque quizá no sabes cómo mejorar esa característica de tu personalidad. Recuerda que una de las herramientas más poderosas en toda interacción humana es, la COMUNICACIÓN y a través de ella podemos encontrar muchas estrategias para expresar lo que sentimos y exigir lo que en justa medida nos corresponde.

COMUNICACIÓN

Ser responsables de lo que hacemos y decimos implica tomar conciencia de nuestras áreas de oportunidad o de aquellos puntos que nos vuelven vulnerables, y al mismo tiempo, implica aprender a escuchar y atender las necesidades del otro y lo que necesita para construir un vínculo sano.

4

En resumen, la responsabilidad emocional involucra ser conscientes de que un vínculo implica atención y cuidado por el otro, hablar de manera asertiva, saber establecer límites hacia mí y hacia los otros y ser claros en nuestras intenciones.

MTRO. MANUEL HERNÁNDEZ GARCÍA Psicoanalista manuel@descubriendote.mx


PSICOTERAPIA

“LA VIDA ES BELLA”

A

descubriendo a los otros desde un mundo lo largo de nuestra existencia, y que sentimos ya nuestro, y descubrimos la en interacción con otros seres humanos, curiosidad por las cosas, y el deseo de que es frecuente escuchar narraciones de nos respondan la pregunta ¿por qué? anécdotas que se han vivido a través de Llega la adolescencia plena de las distintas etapas de nuestra vida. cambios de todo tipo, físicos, mentales, Desde que somos pequeños, es sociales y es en ella donde descubrimos la presencia de nuestra madre quien a los amigos, donde buscamos definir nos va descifrando día a día el mundo nuestros gustos, descubrimos también al que llegamos. También nos ayuda a nuestra sexualidad y también la palabra empezar a entender desde un lenguaje intimidad. emotivo las distintas sensaciones que Es ya en la adultez, es cuando parece se van presentando en nuestro cuerpo, que tratamos de juntar todas nuestras intentando entender, el hambre, el frío, el sueño, para luego en compañía de nuestro experiencias vividas y todo nuestro padre, comprender que existe más gente, conocimiento para así poder definir lo que que conforma nuestra familia, nuestra conocemos como un proyecto de vida. Entonces, elegimos profesión, trabajo, sociedad y nuestro universo. pareja, la posibilidad de procrear, de seguir Nuestra infancia prosigue y con ella vamos pensando y avanzando. 5


¿VIDA DURA?

Pero qué ocurre cuando en cualquier etapa de nuestra vida, se manifiestan cosas desagradables, viviendo pérdidas que nos pueden llevar a intentar escondernos de la propia vida, o simplemente entendemos que tal o cual experiencia nos ha marcado de una u otra forma y nos ha hecho cambiar el rumbo antes propuesto, y al escuchar la alegría de otros, con su narrativa que lleva a sentir cuan lejos estamos de vivir algo similar ¿Será entonces el momento de renunciar a querer desear algo nuevo, mejor, diferente, a vivir? En nuestra cultura se habla mucho que los profesionales de la salud sólo atienden a la gente que manifiesta la locura, y que precisamente la lucha por sobrevivir es la que marca la presencia del más fuerte sin importar los estragos y cicatrices que uno adquiere en el camino. ¿Será que la vida tiene que ser tan dura como para que nos invite a evitarla? ¿Será también que el único camino que nos queda es ser víctima de la propia vida y lo que ella quiera hacernos vivir? La realidad, es que la vida nos presentará siempre momentos de alegría, de tristeza, de definición, de renuncia y que la mayoría de 6

las veces nuestra propia existencia tendrá las herramientas necesarias para hacer frente a dichas experiencias. Pero qué pasa cuando tenemos que vivir un abandono en nuestra infancia, o un maltrato por parte de las personas quienes nos deberían de cuidar, incluso sentir dolor hasta incluso tomar decisiones que nos han llevado a consecuencias irreversibles. Será entonces que en una cultura en prevención… ¿podríamos pensar que hay disciplinas como la psicología que nos ayudaría a entender lo sucedido? La respuesta es sí, es clara la posibilidad de poder sanar para así poder decir libremente “Si, la vida es bella”.

DRA. LILY DANIEL WAIZEL Psicoanalista ldanielw@hotmail.com


INVITADA ESPECIAL

PRUEBAS PROYECTIVAS “T

esta acción, nos topamos con la fortuna de reconocer la gran riqueza humana. Cada dibujo, cada respuesta dada, cada historia narrada es completamente original, no existen dos iguales.

oda actividad de un individuo lleva en sí, el sello de su individualidad (supuesto de isomorfismo), estando esta expresividad matizada por las normas convencionales del grupo social al que pertenece”. Las pruebas proyectivas son — Frank (1939. instrumentos empleados en la evaluación La “hipótesis proyectiva” señalada de la personalidad con intención de por Frank, nos lleva a pensar que todo reconocer rasgos globales o específicos cuanto hacemos es un reflejo de quién de la misma, a partir de un estímulo somos, la forma en que nos vestimos, ambiguo (una imagen, una frase, una el lugar donde vivimos, el celular que hoja en blanco), instrucciones sencillas y tenemos, las palabras que empleamos, actividades comunes como dibujar, jugar, las relaciones que establecemos, todo contar un cuento o completar una frase, absolutamente todo está permeado de que logran abatir las barreras del Sujeto, para ayudarlo a “mostrarse” tal cómo es. Y nuestra personalidad. a diferencia de instrumentos en los que se Por ello, las pruebas proyectivas implica un ejercicio de razonamiento más tienen importancia relevante en la elaborado y en los que evidentemente evaluación de la personalidad pues se hay respuestas “correctas o incorrectas”; convierten en una ventana que nos permite la mayoría de las veces, las personas los asomarnos al interior tanto consciente perciben cómo más sencillos, menos como inconsciente de la persona; y en intimidantes y en ocasiones, sobre todo, 7


en la evaluación con niños, ni siquiera se perciben como evaluación. Ahora, hablar de pruebas proyectivas, también nos lleva al cuestionamiento sobre su validez, pues, si bien, los “Manuales de Interpretación” nos acercan a cierta estandarización, la realidad es que, tal como lo mencionamos, la ejecución de cada sujeto es única e irrepetible.

BRENDA OROZCO MARTÍNEZ Psicóloga brendaorozco@edhp.com.mx

8

BSERVAR

O

Esto no demerita en sentido alguno la utilización de las pruebas proyectivas; al contrario, debe llevarnos a la comprensión de que más allá de las generalidades o del simple cotejo de indicadores, una verdadera interpretación de la proyección nos exige OBSERVAR al sujeto que se coloca frente a nosotros, confiando. ¿Cómo observar una prueba proyectiva para hacer de la interpretación algo profesional? con una mirada amplia que abarca no sólo una prueba sino todo el proceso de evaluación y la relación terapéutica con el sujeto; una mirada honestamente curiosa y profunda que lo reconoce como individuo: con su propia y única historia, estilo de vida particular, emociones, ideas, relaciones específicas y su etapa de desarrollo; es decir, una observación que lo “mira” desde la ventana como el Ser que es.

P


COACHING

Poner límites Estamos acostumbrados a enseñarle a nuestros niños a que respeten las reglas y las normas de convivencia, sin embargo, muchas veces no los dotamos de habilidades y herramientas para defenderse y poner límites. Mi hija de 5 años llegó de la escuela, y al contarme su día, me explicó que una niña la agredió de la nada, ella se quedó tan sorprendida que no supo qué hacer. Así que me preguntó, ¿mamá que se hace en esos casos? ¡Qué buena pregunta! primero me trabé de coraje, ya que es normal que las madres reaccionemos con enojo e impotencia ante las problemáticas

de nuestros hijos, después respiré profundo y dije: hay que poner límites. ¿Qué es poner límites, cómo se hace? me volvió a cuestionar, ¡Otra buena pregunta! El poner límites es nuestra capacidad de expresar lo que queremos o necesitamos y lo que no queremos o no deseamos. Es tener esa seguridad de que como seres humanos merecemos respeto, y no tener miedo a decírselo a los demás. Lo primero que debemos de hacer con nuestros pequeños es expresarles que 9


no está mal poner límites y decir NO, que eso no los convierte en niños malos. Lo segundo es dotar de herramientas prácticas para defenderse de niños malintencionados, enfatizando que la violencia y agresión física nunca es la mejor respuesta. ¿Cómo poner límites o enseñar a defenderse a nuestros hijos? Hazle saber que es posible restar importancia a las ofensas de los otros, es decir, ignorar los insultos. Ya que éstos provienen de una proyección del agresor. Lo que dice y hace, es reflejo de sí mismo y de lo que él o ella vive. Enséñale respuestas que apoyen la minimización del insulto, ya que, si no cae en la provocación o no reacciona con miedo, estará mostrando su fortaleza y evitará que se enganchen con él o ella, es decir, podrá límites. Por ejemplo, ante el comentario agresivo “Hola perdedora, ¿si sabes que eres una perdedora?”, la respuesta pudo haber sido: Hola que tengas un lindo día y retirarte de la escena. Enseñemos a no responder con violencia o con miedo. Cuando la situación se encuentre fuera de control y exista algún abuso físico, enséñale a buscar apoyo, ya que en ninguna circunstancia se debe permitir la agresión física. Enseñemos a nuestros hijos que buscar ayuda no es sinónimo de debilidad. “Si no hay héroes que te salven, te tienes que convertir en héroe” (Denpa Kyoshi). Enseñémosles a nuestros niños a encontrar su fortaleza interior, dotémoslos de herramientas para que se conviertan en sus propios héroes y heroínas.

MIRIAM FLORES DÍAZ Coach y consultor miriam@descubriéndote.mx 10


PSICOANÁLISIS

RESPONSABILIDAD PSÍQUICA L

a responsabilidad psíquica en una idea muy interesante: Responsabilidad: es una cualidad de la persona responsable o circunstancia de ser el culpable de una cosa. Psíquica: de la mente o relacionado con ella. Las definiciones anteriores son de diccionario. Suena fácil decir que tenemos que hacernos responsables de lo que pensamos, es mucho más complejo porque a los seres humanos no nos gusta sentir dolor, miedo, incertidumbre, y también angustia que es un sentimiento que no se quita rápido, está ahí, primero es un estado de supervivencia; Si algún animal peligroso atacaba, el ser humano sentía amenaza y corría, pero la realidad es que ahora no tenemos animales peligrosos en la ciudad. Tenemos otras situaciones que nos angustian y cargamos un gran peso, la sociedad es compleja, nos demanda: el carro, la casa, los hijos, la economía

estable. Son temas que siempre golpean nuestra “estabilidad social y emocional”, a eso debemos de sumarle que tenemos una vida interna, como en la película de intensamente, que muestra un mundo de emociones que están comandando ese enorme tablero interior. Ser responsables de lo que sentimos, para algunas personas es complicado debido a que implica tiempo de introspección y poder lidiar con el enojo, un ejemplo: tener ganas de matar a otro por algo que nos hizo y saber que no podemos, ya que si lo hacemos traerá consecuencias. Enfrentarse con la falta de control es algo difícil de experimentar, muchas personas están viviendo situaciones difíciles, están sin trabajo, tienen deudas, familiares enfermos y esas situaciones nos mueven a sentir que no se tiene salida, a veces la salida no es lo que queremos, pero es necesario enfrentar esa dificultad que es sumamente dolorosa, pero necesaria.

Para mí no ha sido fácil, me ha 11


llevado muchísimos años de análisis hacerme responsable de lo que siento y de cómo actuó, implica aceptar que hacemos cosas inconscientemente que afectan las condiciones de vida, otro ejemplo: escoger una pareja es un acto inconsciente y donde nos ponemos en una posición vulnerable, en algunas ocasiones repetimos los patrones familiares sin darnos cuenta pensando que no será algo que puede afectarme. Si trabajamos en nosotros mismos y vamos a terapia, considero relevante que comprendamos dónde estamos, cuáles son las emociones que se repiten constantemente, cómo podemos aprender a estar en contacto con ellas para sanarlas Siempre necesitamos la mirada de otro, para que nos guíe a salir de nuestro circulo de rumiación, que nos ayude desde un ángulo más sano, sobre todo alguien que no esté inmerso en la situación, que sea imparcial, para dar una mirada objetiva y nos haga reflexionar sobre la situación. Asumamos nuestra responsabilidad, podamos entablar un dialogo productivo con los otros y con uno mismo. No es que esto cambie la vida en su totalidad, pero si puede cambiar la visión que nosotros tenemos, podemos desarrollar nuestra seguridad, amor y comprensión para lidiar la vida, en una idea más poética de esperanza, para transitar por las situaciones difíciles.

MTRA. GABRIELA ALEJANDRA CASTRO GUTIÉRREZ Psicoanalista con consultorio privado y docente psicgabicastro@hotmail.com

12 12


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.