Issuu on Google+

San Ramón: jóvenes demandan priorizar Educación, Empleo y Seguridad Ciudadana

RENIJUR: Queremos ser parte del progreso en nuestras comunidades

La Política Municipal de Juventud” fue aprobada por el Consejo Municipal en Octubre de 2012. San Ramón es uno de los pocos municipios a nivel nacional que cuenta con este instrumento de gestión municipal para la participación ciudadana. San Ramón, Matagalpa, Noviembre de 2013. Fundación para el Desarrollo de la Juventud, Desafíos. La Red Nicaragüense de Juventudes Rurales de San Ramón, (RENIJUR) presentó un documento con propuestas de acciones prioritarias en los ámbitos de Educación, Empleo, Seguridad Ciudadana, Salud, Medio ambiente y Participación para el 2014, basadas en la Política y el Plan Municipal de Juventudes, y posteriormente lo entregaran al alcalde, Lic. Marvin Aráuz, durante una sesión extraordinaria del Concejo Municipal, el pasado miércoles 13 de noviembre, en el municipio de San Ramón, Matagalpa. Los jóvenes de RENIJUR respondieron a preguntas de los Concejales. El Alcalde junto a la Comisión de Juventud conformada por el equipo de trabajo municipal firmaron el documento. El Alcalde se refirió a los avances del gobierno local en la implementación de políticas que favorezcan a la población del municipio y animó a los y las jóvenes a seguir trabajando por sus comunidades. Aleyda Pérez, técnica de la Fundación Desafíos, explicó que RENIJUR presentó la priorización de acciones, para optimizar los recursos del presupuesto municipal, “Se cuenta con pocos recursos y debemos saber invertir nuestros recursos”, enfatizó.

Abriéndose hacia el espacio público La actividad con el Concejo Municipal, fue el colofón del proyecto “Jóvenes empoderados, incidiendo en el desarrollo del municipio de San Ramón”, auspiciado por el Fondo Común e implementado por la Fundación para el Desarrollo de la Juventud, Desafíos, que finalizó este mes de noviembre. En el marco del proyecto, los jóvenes de la Red Nicaragüense de Jóvenes presentando las Juventudes Rurales, RENIJUR, realizaron acciones de incidencia, para prioridades que las y los jóvenes se apropien de la “Política y el Plan Municipal de Juventudes” y los utilicen como instrumentos de gestión para la participación ciudadana, para canalizar sus demandas ante el gobierno local; participaron también en cuatro cabildos de rendición de cuentas y la presentación del anteproyecto de presupuesto del año 2014, del gobierno municipal.


Un proyecto para fortalecer voces rurales El proyecto les permitió, fortalecer su capacidad de gestión y obtener oportunidades de crecimiento personal y colectivo, y sobre todo, seguridad para comunicar sus necesidades conectadas a los derechos y políticas públicas. En la búsqueda de mejorar la calidad de vida en sus comunidades, los jóvenes identificaron problemáticas de interés colectivo y presentaron propuestas para solucionarlas. En el proceso abrieron espacios de participación, en sus comunidades y en el gobierno local, también obtuvieron apoyo de otras instituciones públicas; así como el reconocimiento de sus pares y han inspirado a otras organizaciones juveniles interesadas en su experiencia.

Jóvenes de RENIJUR con el Alcalde de San Ramón, Sr. Marvin Aráuz.

Para lograrlo, ha sido fundamental el fortalecimiento de sus capacidades en materia de liderazgo e incidencia, con acompañamiento técnico de la Fundación para el Desarrollo de la Juventud, Desafíos y el aspicio del Fondo Común. El proyecto benefició a jóvenes de nueve comunidades entre ellas el Horno # 2, San Juan, la Reina, Santa Lucía, el Roblar, Ramón García, El Jícaro, San Pablo y el Naranjo.

¿Qué cambió en la vida de estos jóvenes?

En su experiencia, los jóvenes manifiestan que acceder a los espacios públicos y tener el coraje de defender sus planteamientos significó un reto. Sentimientos como el temor, la inseguridad, el desconocimiento de las leyes y en algunos casos, el bajo nivel académico, son factores que les limitan exigir sus derechos y por tanto, razones que impiden que sean tomados en cuenta como actores de cambio en sus comunidades.

“Antes, los jóvenes estábamos bastante apartados, no nos daban espacios, teníamos temor y ahora nos están dando espacios, podemos dirigirnos en los espacios públicos”, afirma Nelson Herrera Blandón, un joven agricultor y líder de la comunidad del Naranjo. Herrera medita en el impacto personal del proyecto y recuerda que antes “hacían las gestiones por hacerlas”; pero ahora, debaten en las comunidades, conversan con otros líderes e identifican las prioridades, que presentan en forma de proyectos ante el gobierno local.


Karen Anielka González López, de 15 años, de la comunidad de San Juan, señala que en el proyecto está aprendiendo sobre las políticas y a establecer las prioridades de las comunidades. Este crecimiento ayuda a los y las jóvenes a expresar mayores aspiraciones personales y aunque persisten limitaciones con respecto a una educación técnica vinculada al desarrollo local, al acceso a servicios básicos, al empleo y la recreación, son capaces de expresar con seguridad sus necesidades y plantearlas ante las instancias locales. Los jóvenes de RENIJUR son optimistas y en el futuro esperan “más progreso y mayor crecimiento para sus comunidades” manifestó Herrera.

“El contenido de este documento es responsabilidad exclusiva de su autor-a o autores-as. Esta publicación fue realizada con el apoyo financiero del Fondo Común de Apoyo a la Sociedad Civil para la Gobernabilidad Democrática en Nicaragua, y su contenido no necesariamente refleja la opinión de las agencias donantes al Fondo.”


VI Reportaje San Ramón