Page 1

Año 3 - Nº 19 - Valor ejemplar: $ 400.- (IVA inc.)

Edición especial

UN LUGAR

La temporada 2001 de la Dimayor será recordada por siempre en Valdivia. El básquetbol de nuestra ciudad se coronaba como el mejor del país, en una campaña que le invitamos a rememorar a través de las páginas de esta edición especial y cuyos recuerdos sirven de preámbulo para acometer el nuevo desafío de Deportivo Valdivia: el bicampeonato.

EN LA HISTORIA


Porque somos los campeones del básquetbol chileno, ahora vamos por un nuevo título. El saludo para los que, con sus triunfos, hicieron vibrar a toda la ciudad en la Dimayor 2001: Deportivo Valdivia. Alcalde y Consejo Municipal

Fonos 220310 - 220311 • HOLZAPFEL 665 • VALDIVIA

Horario de atención de 9:00 a 21:30 hrs. (martes a domingo) Niños = $ 1.000.Adultos = $ 2.500.Estudiantes = $ 1.000.(Sólo piscina)

Jacuzzi = $ 4.000.Sauna = $ 4.000.Hidromasaje c/piscina = $ 4.000.(Duración 1 hora)

• • • • • • • •

Climatizada Temperada Instalaciones de primer nivel Gran estacionamiento privado La mejor atención con sauna y jacuzzi Cafetería • Celebración de cumpleaños Seguridad en el agua Atención adulto mayor


Son pasadas las once de la noche del sábado 19 de enero. En Puerto Montt, una caravana de buses y vehículos particulares comienza el retorno a la ciudad de los ríos, con un equipaje muy especial: la copa de campeones de la Dimayor, la principal competencia basquetera de nuestro país. Algo más de 200 kilómetros son necesarios de recorrer para llegar a destino. Atrás van quedando las ciudades y los recuerdos de una temporada iniciada hace cuatro meses. La información que llega de Valdivia es el carnaval en las calles. La gente no duerme, quieren celebrar junto a sus ídolos. En el cruce de Paillaco se detienen los buses y autos para esperar a los jugadores e iniciar con ellos la entrada triunfal. Son las cuatro de la mañana, las luces de Valdivia ya se divisan. Al parecer nadie duerme, la ciudad celebra. Los recuerdos de pretéritos triunfos valdivianos emergen de la memoria: Betti, Bórquez, Classing, Santana, Henríquez, Wermeister, Goñi, González, Pape, Barriga, Lagos, Triviños, Mella, Yáñez, Bermúdez, Díaz, Márquez, Zarges, Brevis, Salvadores, Oliva, Méndez, Rosa, Ziegele; por nombrar algunos de quienes ya forman parte de la historia, nuestra historia de triunfos. En la calle la gente sale de sus casas, se acercan a saludar a los buses que serpentean rumbo al centro de la ciudad. Quieren estar con sus ídolos. La plaza de la República nos recibe. Centenares de hinchas se acercan a compartir con los jugadores la alegría del triunfo. Y aparece la copa, ahora se puede tocar. Ya somos parte de la historia, una historia que se escribió en un rectángulo de juego y que a través de estas páginas es compartida por sus protagonistas. Este es el testimonio de Valdivia Campeón de la Dimayor 2001; la historia así lo dirá.

DEPORTEMAS Nº 19 - Edición Especial Director: Pablo E. Altamirano Valencia. Redacción: Alvaro Frías Del Pino, Ruben Soto Gómez. Fotografías: Miguel Bustos Aguila, Edmundo Moncada, Juan C. Henríquez. Preprensa digital e impresión: EXSION Comunicaciones. Revista “Deportemas” es una publicación que circula en la provincia de Valdivia, editada por EXSION Comunicaciones. Fono/Fax (63) 228360, Valdivia • E-mail: deportemas@yahoo.com.mx


Marcos Guzmán y Valdivia campeón:

LA COPA SE MIRA Y SE TOCA FELIZ Y SATISFECHO POR EL TÍTULO RECIÉN OBTENIDO SE ENCUENTRA EL ESTRATEGA DE

DEPORTIVO VALDIVIA, MARCOS GUZMÁN, QUE A LOS CINCUENTA Y CINCO AÑOS DE EDAD PUDO VER REALIZADO UN SUEÑO QUE SE VENÍA ARRASTRANDO DESDE HACE TRECE AÑOS.

C

uando Marco Guzmán arribó a Valdivia en la década de los setenta a la Universidad Austral de Chile, jamás se le cruzó por la mente que su estadía se iba a prolongar por tanto tiempo. Como él mismo recuerda venía por tan sólo un par de meses, para después volver a su ciudad de origen, Santiago. Sin embargo, el tiempo diría otra cosa. Y fue de esta manera como paulatinamente se integró al deporte valdiviano a través de dicha institución, como profesor de Educación Física y entrenador del

equipo de básquetbol de la UACh. Pero el futuro le tenía deparado un desafió más grande: Dimayor, la liga basquetbolística más importante del país. Fue de esta forma como Guzmán se hizo cargo de Deportivo Valdivia en 1989, año en que los del Calle Calle arribaron a su primera final, cayendo en dos partidos ante Deportes Ancud. Largos años pasaron desde aquella fecha para volver a ver a los albirrojos nuevamente en una instancia decisiva, y esta vez la consigna era una sola, ganar o ganar. De esta forma y a sus 55 años

de edad, Marcos Guzmán pudo sacarse una espina que llevaba clavada hace mucho tiempo y por primera vez gritar a los cuatro vientos que la copa se mira, se toca y se queda en Valdivia. –¿Cómo calificaría la campaña 2001 de Valdivia? “Yo diría que excepcional, desde que iniciamos los play off jugamos catorce partidos, de los cuales perdimos cuatro y ganamos diez. En el play off final, de los cuatro partidos que ganamos a Llanquihue, ganamos dos en nuestra casa y dos afuera, o sea, en nuestra casa no fuimos inven-

cibles, pero sí logramos buenos resultados afuera. También si miramos más atrás, en Osorno ganamos de visita dos partidos y en Concepción uno, entonces, a partir del inicio de los play off la campaña fue excepcional.” –¿A qué se debe este cambió de juego tan drástico en Valdivia, después de terminar sexto en la fase regular? “Nosotros mantuvimos nuestra línea de trabajo, intensificando la cantidad y calidad de ello. Además fue muy importante la capacidad que tuvo el equipo de sobreponerse a momentos difíciles y de creer que lo que se estaba haciendo era válido.” “De hecho era muy fácil haberse echado a morir cuando terminamos en el sexto lugar y el primer rival era Universidad de Concepción, pero nosotros estábamos convencidos de que algo podíamos hacer y me acuerdo que esa semana trabajamos en pos de ganar los partidos. Esa fue nuestra convicción, nuestro objetivo y lo logramos. A partir de ese momento el equipo empieza a creer que puede ser capaz; es más, el segundo partido en Concepción, en alguna medida los jugadores lo miraron como que ya no era tan importante, porque se había ganado el primero, siendo que se podrían haber ganado los dos.” –¿En qué medida los afectó el problema del segundo extranjero, que parecía no llegar? “Creo que el ir y venir de jugadores afectó, porque llegaban muy cerca del fin de semana. Es más, Bailey y Jovanovich llegaron el mismo sábado y no alcanzaron a entrenar. Con Bruno pude conversar en el departamento una media hora y en la noche ya estaba jugando. Bailey llegó a Santiago, viajó toda la noche desde Estados Unidos, apenas pudimos conversar en el hotel y a jugar. Bishop fue el único que alcanzó a entrenar.” “Naturalmente que eso afectaba al equipo, porque si éste trabaja toda la semana ciertas cosas y aparece alguien en condición de “desconocido”, que no tiene idea de que se trata el asunto, se com-


plican las cosas. Finalmente tú terminas haciendo nada”. “Quizás Tony Bishop individualmente puede ser criticado como basquetbolista, pero él fue conociendo el esquema del equipo y empezó a trabajar sobre esa base, y desde ese punto de vista el equipo comenzó a mejorar. Tiempo atrás le dije a un dirigente que Valdivia había comenzado a mejorar cuando nosotros jugamos el último partido con la UDE de Temuco, en Carahue”. –Tomando en cuenta todos los planteles en que usted ha estado presente, ¿cuál cree que es la diferencia entre éste y los demás? “En este plantel hay diferencias importantes. Primero, hay jugadores jóvenes que para Valdivia podrían perfectamente estar cuatro o cinco años, como Vera, Gómez, Prutzmann, Méndez. Después, hay jugadores de una edad intermedia, como Zepeda, que deberían perdurar en el tiempo, y jugadores con experiencia, como Víctor Zamora y Sandor Bravo. A eso le sumamos los dos extranjeros que son jugadores de mucho trabajo de equipo, muy disciplinados y que han dado un ejemplo, que es lo que necesitamos en el básquetbol chileno.” “Creo que de una vez por todas no debemos permitir que los extranjeros vengan sólo a jugar, tenemos que decir las cosas claras. Por ejemplo, Reginald Poole es un excelente jugador en la cancha, pero él entrena como el último de los jugadores, es disciplinado y eso es un buen ejemplo.” “Este plantel tiene muchas cualidades, como la capacidad de sobreponerse a los problemas. Pasamos por momentos muy complicados, como en la final, teniendo cinco jugadores afuera se fueron haciendo los cambios que la lógica indicaba y todo salió bien. Normalmente los equipos se mueven con seis o a lo más ocho jugadores; nosotros hicimos jugar a diez y cada uno de ellos fue un aporte para ganar el campeonato”. –Este problema de los extranjeros que usted manifiesta, ¿es por lo de Víctor Alexander?

“Por supuesto. Yo dije muchas veces que no quería a Víctor Alexander más en el equipo, por su desidia para trabajar. Pocas veces iba a entrenar y cuando iba se sentaba, entonces yo considero que es una burla para todos los que estamos trabajando en esto.” “El jugador extranjero debe ser un ejemplo de trabajo, desde el primer día que entrena, debe ser el último en irse. Tiene que ser un ejemplo para los jugadores chilenos, sino no vale la pena tenerlos, porque aparte que ganan mucho más, generalmente terminan haciendo menos y jugando solos, cuando éste es un deporte en conjunto y equipo, donde es muy importante la calidad humana, entrega y dedicación. De tal manera que, mientras yo esté a cargo, voy a exigir algunas características de los jugadores foráneos que más o menos las tengo claras.” –Con respecto a la final del ‘89, ¿qué diferencias le vienen a la memoria con la recién jugada? “Yo estaba haciendo algunas comparaciones y, sin ser óptimo,

me acuerdo de detalles tan simples, como que para el partido en Ancud nosotros viajamos el mismo día por problemas económicos. Más aún, me acuerdo que salimos tarde de aquí, llegamos pasado la hora de almuerzo a Ancud. Si tú lo miras ahora es una locura, más aún por la distancia que tenemos de aquí a Ancud.” “Lo otro es que el equipo en ese momento, por diferentes circunstancias, no se preparó como era lo adecuado, a diferencia de lo que hicimos ahora, creo que enfrentamos con mucho menos profesionalismo aquella final que lo que hicimos ahora. Esto también se debe a que hubo un apoyo directivo y económico que te permite hacer las cosas”. –¿Le molestó que los canales de Santiago se remitieran solamente a mostrar las imágenes de violencia en el sexto partido y no hablar del juego en sí? “Naturalmente, yo antes de la final también lo dije. La mayoría de los diarios se dedicó a informar sobre los incidentes del sexto partido, pero no se dedicaron a analizarlo desde el punto de vista

técnico, que los dos habíamos llegado a un sexto partido, que Valdivia hizo un partido excepcional especialmente en defensa”. –¿Qué le pareció la actuación de los árbitros, especialmente por parte de Olave? “Mira, yo me alegró por un lado que el partido final lo haya visto toda la directiva de Dimayor, pero quiero graficar con palabras de otras personas y de gente de la tribuna oficial, que no podían entender como alguien podía echar a perder tanto un espectáculo, como lo había hecho ese día el señor Olave. Creo que el señor Olave lamentablemente se equivocó, pienso que andaba más preocupado del público y de todas las cosas anexas. Yo no justifico que le hayan lanzado una moneda, pero eso fue producto de todo su desacierto y, más aún, su actitud era burlesca y es algo que no puede ser”. “Me alegro, como te digo, porque estaban los dirigentes de Dimayor, pero no estoy seguro de que éstos hayan entendido este tema, porque el señor Olave tuvo durante toda la temporada muy


malas actuaciones, como nos puede pasar a cualquiera, por lo tanto lo lógico es que la final hubiese sido arbitrada por otra pareja. Paradojálmente apareció él y ahí están las consecuencias”. “También me alegro por los jugadores, porque con ese arbitraje era para que pasara cualquier cosa, y a pesar de eso actuaron con una tranquilidad y responsabilidad que es digna de destacar. Yo generalmente no critico a los árbitros, se equivocan como nos equivocamos todos, pero esto creo que fue una equivocación mayúscula”. –¿Burlesca en que sentido? “Porque él normalmente presiona a los jugadores, los amenaza. Yo me acerqué varias veces a decirle que él no podía estar amenazando a los jugadores. Si va a cobrar un técnico que lo cobre, pero no tiene porque estar amenazando o burlándose del jugador. No creo que él sea un mal árbitro, pero pienso que su actitud es mala. Él tiene que revisar el por qué de sus actuaciones y me imagino que podría cambiar”. REGGIE, TOP ONE –De todos los extranjeros que ha tenido, ¿en que puesto ubicaría a Reginald Poole? “Las comparaciones son difíciles, son tantos años en esto que me cuesta hacer una comparación, pero tendría que ser muy objetivo y actuar en presente. Yo diría que Reginald Poole, en este minuto, ha sido el mejor extranjero que hemos tenido. Primero, porque aparte de lo que hace en la cancha, como persona es extremadamente responsable, trabajador, 100% profesional, disciplinado y jugador de equipo. O sea, si tú lo empiezas a analizar, naturalmente las veces que jugó en un nivel inferior fue producto porque los adversarios algo hacen o porque él es humano y en algo falló, pero yo lo pondría en el número uno en este minuto”. –¿Cómo se vive esta presión de los siete partidos y de qué manera se afronta junto a la familia?

“¡Uh! mira, fue una locura, la verdad es que yo me acuerdo que conversaba con mi familia el día domingo después de la final y no me di cuenta cómo pasó Pascua o el Año Nuevo, lo disfruté pero sólo el momento. Le dije a mi señora que no me había dado cuenta que estábamos a 20 de enero. La verdad es que fue una vorágine, ganando allá, perdiendo acá, etc. Fueron siete partidos de mucha intensidad y la semanas previas también fueron muy complejas, pero yo diría que lo tomé con bastante tranquilidad dentro de lo que se podía, porque no era fácil.

jugar, yo tendría que estar cambiando en todo momento. Pero son jugadores que por diferentes motivos han tenido pocos minutos. Ahora, esta temporada había dos extranjeros, por lo tanto los cupos chilenos son tres, de los cuales tienes que tener uno o dos fijos, así que el tema no es fácil. Pero para mí no son revelaciones, yo los conozco y son excelentes jugadores y creo en ellos”. “El problema que pasa es que juegan poco porque las circunstancias muchas veces no se dan. Yo tengo que partir de la base que los jugadores tienen que estar en

• El técnico del campeón se define como azul de corazón, claro está que no de Provincial Llanquihue, sino que de la “U” de Chile. • Entre los deportes que nunca practicaría se encuentra el boxeo, además del fútbol y beibifútbol, que no le trae muy buenos recuerdos. • No cree en cábalas, sólo la fe en que el trabajo puede mejorar las cosas y hacerlas crecer.

Fue, sin duda, un periodo muy estresante, pero finalmente salimos adelante”. –¿Cree que hubo ciertas revelaciones en el plantel, como Ramiro Vera o Johnny Gómez? “Son jugadores que tienen mucho talento, que les falta jugar más. Claro, muchos preguntarán por qué no los hago jugar, pero no es sólo llegar y hacerlos jugar, porque si se trata de darles minutos a los jugadores porque hay que

la cancha cuando el problema lo amerita, no porque hay que jugar, y que hay que darles a todos una cantidad de tiempo necesaria. Naturalmente que los jugadores muchas veces se sienten desencantados y yo los entiendo y se los digo”. “De todas formas, me alegro, por ejemplo, que Claus pudo jugar, él ha hecho un año extraordinario desde el punto de vista de trabajo de equipo, pero le pude

dar pocas posibilidades, quizás me equivoqué, pero bueno. También me alegro por Vera, por Johnny, que algunas veces dudan de ellos; pero repito, son excelentes jugadores y hay que tener paciencia.” A MEJORAR LO NUESTRO –Se habla mucho de profesionalizar el básquetbol nacional, pero ¿qué opinión le merece cuando se juega en un gimnasio de 1.500 a 2.000 personas? “Cuando yo hablo de profesionalizar esto me refiero a darle seriedad, organización y hacer las cosas como se deben hacer. Yo siempre dije que el gimnasio de Puerto Montt me parecía inadecuado para jugar. En segundo lugar, pienso que a los dirigentes del básquetbol chilenos les faltó visión, porque un espectáculo como éste debió haber sido visto por mayor cantidad de personas. Estoy absolutamente seguro que si el partido se juega en un gimnasio para 10.000 personas lo llenan. Por otra parte, creo que si los dirigentes nuestros se hubieran movido y hubieran hecho contacto con la televisión nacional abierta a todo el país lo hubieran logrado”. “También cuando habló de profesionalizar el baloncesto, yo, sin condenar, encuentro inaudito e insólito que un jugador que está en este momento suspendido por una situación de doping aparezca inscrito en una planilla oficial de juego como asistente técnico, es como doblarle la mano al reglamento. Yo no tengo nada contra Daniel Viafora, pero si en ese momento había una medida precautoria de suspensión no puede aparecer oficialmente”. “Creo que éstas son las cosas que no nos permiten elevar nuestro nivel de participación. Lo único que nos faltó fue haber ido a jugar por alguna isla en Chiloé de manera que nos vieran pocos”. –¿Le molestó todas las cosas extradeportivas que sucedieron en las finales?


“Mira, yo lamento mucho las cosas extradeportivas, creo que hubo muchas cosas de esa índole. Por ejemplo, cuando viajamos a Puerto Montt a jugar el partido final nosotros pedimos autorización para entrenar en el gimnasio, nos dijeron que el viernes el recinto estaba ocupado y no era así. Es más, nos bajamos del bus y nos pusimos a lanzar y llegamos a un acuerdo con el encargado del gimnasio, al parecer había petición expresa de que no lo usáramos”. –¿Por la dirigencia de Llanquihue? “Pienso que sí, además el día sábado de la final llegó un señor al hotel y habló personalmente conmigo, en el fondo llegó a tratar de persuadirme de que no usáramos el gimnasio. Me argumentó que estaba ocupado por carabineros y que fuéramos a otro gimnasio, yo me puse firme y le dije que teníamos autorización, que reglamentariamente teníamos que utilizarlo, después me trató de llevar a otro recinto, le dije que no, me insistió que cambiáramos la hora de la práctica..., bueno, para abreviar la historia le señalé que como sea íbamos. Al final llegamos al gimnasio y por supuesto no habían carabineros y pudimos entrenar en forma normal, ese tipo de cosas creo que hay que erradicarlas”. “Lo otro es el problema de las entradas, yo no puedo entender esas cosas, la misma decisión de jugar en Puerto Montt. Siempre nos manipularon mucho, yo conozco a Patricio Narváez, el presidente de Llanquihue, lo encuentro una excelente persona, tengo una muy buena relación con él y creo que la gente que lo apoya le jugó una mala pasada, se fanatizó y lo hizo actuar de forma negativa”. UN VALDIVIANO MÁS –¿Usted se siente más valdiviano o santiaguino? “No. O sea, yo soy más valdiviano, pero en algunas oportunidades me han hecho sentir como que no soy de acá. Me

–Marcos, ¿alguna anécdota que recuerde con el plantel? “Sí, una última. Dentro de todo el esquema de trabajo que hacemos previo a los partidos hay una charla técnica y supe que Tony (Bishop) me imita delante de sus compañeros cuando hago la charla. Yo no lo he visto, pero me han contado lo que hace, y por lo que me han contado parece que hace lo mismos gestos y garabatos o las expresiones que digo. Yo lo encontré simpático, incluso le pedí el domingo que lo hiciera, pero no lo hizo –risas–, no se atrevió.” “Yo creo que una de las virtudes de este equipo es el grupo humano. Siempre lo he dicho, si no tienes un buen grupo humano, no puedes lograr cosas. En este caso, nuestro grupo es extremadamente bueno.”

acuerdo que una vez que no estuve en el equipo, alguien dijo que ahora sí habrá un entrenador auténticamente valdiviano, como que yo era medio disfrazado”. “Mis hijos nacieron acá, también tengo un nieto que es de Valdivia, yo me siento valdiviano. Además, con la ciudad hemos logrado una cantidad de éxitos deportivos en los últimos veintiocho años que han sido sistemáticos, por lo tanto yo me siento valdiviano y no volvería a Santiago. Me imagino que aquí terminaré mi vida laboral y personal.” –¿Qué rol ha jugado la familia en su trabajo? “La familia es lo máximo. Te lo grafico con un ejemplo: después de ganar la final el sábado no viajé con el equipo, me quedé con mi familia en Puerto Montt, para mí la familia es muy importante. Siempre me han apoyado, claro que muchas veces no van al Coliseo por la gran cantidad de cosas que le gritan a uno como técnico, y prefieren no ponerse a discutir con la gente.”

DOCTORES: ALESSANDRO FORADORI C. JAIME GONZALEZ G. PEDRO VALDIVIA C. ALEJANDRO CARO D. CLAUDIO TAMPIER A. PABLO ECHENIQUE D. JORGE GROB R. RODRIGO HAYDAR B. ABELARDO TRONCOSO C.

Convenios y bienestares Atención continuada Urgencias Radiología osea AV. FRANCIA 1655 • VALDIVIA

229503 - 215268


A

unque él se muestra como un jugador defensivo más que ofensivo, el capitán del quinteto valdiviano reconoce estar dispuesto a hacer lo que fuera necesario en una cancha. No es porque no tenga gol, lo que ocurrió durante la última campaña, según el mismo Méndez, es que hay otros jugadores que aprovechan mejor que él esas oportunidades en el equipo. Pero a pesar de ello, Nelson reconoce estar encantado con la labor defensiva. Le gusta navegar por internet, especialmente temas deportivos. Escuchar música, el cantante inglés Sting es uno de sus favoritos, aunque se confiesa abierto a cualquier estilo, como por ejemplo el hip hop o rap que reconoce como influencia de los jugadores extranjeros. Define como su mejor compañero dentro del equipo a Paulo Henríquez, aunque se lleva muy bien con todos. Buen amigo, sincero, responsable y buen profesional. Practica básquetbol desde muy pequeño: “Por mi papá juego básquetbol desde que tengo uso de razón. Es más, ¿tú ves a esos niños que están siempre en la banca con buzo? Bueno, en su momento yo fui uno de ellos.” –¿Cómo viviste este campeonato y la emoción de ser campeones? “Fue muy emocionante para mí y para toda la gente, además de ser algo histórico para la ciudad e importante para cada jugador. Lo difícil que fue el principio del campeonato, con todos los problemas que hubo, hacen que sienta con mayor alegría y gusto

Nelson Méndez:

SIEMPRE CUIDANDO EL BALÓN ÉL FUE QUIEN SE QUEDÓ CON LA PELOTA CON QUE SE JUGÓ LA FINAL DEL CAMPEONATO

DIMAYOR 2001-2002, EMULANDO UNA VIEJA TRADICIÓN QUE INCLUSO PRACTICA HASTA EL LEGENDARIO

MICHAEL JORDAN EN LA NBA.

el triunfo que conseguimos.” –¿Cuál es la característica más representativa de este plantel? “Somos un equipo muy unido y con mucha amistad, no hay envidias, somos todos súper sanos; adentro y fuera de la cancha. Yo creo que la base de todo esto está en el trabajo de equipo, me refiero a que no hay individualidades ni “cabrones”, como se dice (SIC), fue todo realizado con mucha unidad.” –¿Es éste el grupo más unido en el que has jugado? “Sí, me han tocado hartos equipos y jugadores extranjeros y creo que en un plantel como éste nunca había participado, sobre todo por la relación con los norteamericanos (Tony Bishop y Reginald Poole) que son muy buenas personas dentro y fuera de la cancha, además de su alegría y buen trabajo de equipo.” –¿Esto no había ocurrido en años anteriores con otros extranjeros como Alexander? “Bueno, con él nos enojábamos todos porque mientras entrenábamos y nos sacábamos la “cresta”, él nos veía sentado desde las tribunas. Pero esa situación esta temporada cambió, porque los norteamericanos entrenaban igual que nosotros, se motivaban y nos alentaron durante todo el campeonato.” –¿En qué minuto supieron que ya serían campeones? “A cada minuto nuestra ansiedad crecía junto a nuestro apetito de triunfo. Empezamos ganándole a la Universidad de Concepción y de ahí nos dimos cuenta de que teníamos posibilidades de llegar más alto y cada vez veíamos que estábamos jugando y haciendo mejores cosas. Luego jugamos con Osorno, les ganamos los dos partidos allá y entonces ahí se nos


dieron todas las oportunidades para cada jugador.” –Tú tuviste un duelo personal con Pedro Kairath durante la final, ¿qué se hablaban, qué se decían? “Bueno, lo molestaba diciéndole cosas para desconcentrarlo, pero todo eso queda dentro de la cancha. Él y yo somos buenos amigos y no porque le hallamos ganado o nos diéramos unos gol-

pes nos vamos a enojar. Él cometió si el error de hacer gestos al público y molestar a la hinchada y eso le valió la situación que todos conocemos.” –¿Cómo es esto de estudiar y entrenar? “Super difícil, porque yo tengo clases todo el día y además luego de eso me tengo que ir a entrenar, así que esto me obliga a estudiar mis materias en la noche, menos mal tengo compañeros que me ayudan. Pero en todo caso,

somos hartos los jugadores que estudiamos y para todos es sacrificado.” –Vimos a tu padre (ex jugador del mismo equipo) muy preocupado y motivado por tu desempeño. ¿Cómo fue el apoyo que él te dio? “Él siempre me motivaba y me decía que jugara bien, además de darme algunos consejos técnicos de vez en cuando. Yo sabía que él había jugado también una final y, aunque no había podido ganar, yo estaba dispuesto a hacer lo mejor posible para darle una alegría personal a él con el triunfo.” –¿Qué se siente ser el capitán del equipo? “Muy lindo, igual me da energía y confianza para pelear cada situación en la cancha, alegar y defender a mis compañeros.” –Algunos otros jugadores decían que cuando supieron que Olave los arbitraría en el último partido se asustaron un poco. “Él es un árbitro que busca notoriedad por sobre los jugadores, nosotros sabíamos que no nos iba a favorecer y menos mal que no perdimos la calma.” –¿Qué fue lo que más te costó? “Marcar a Martínez, a veces tuvimos que hacerlo de a dos jugadores y sobreponerse a la desventaja que eso te deja es difícil. Luego lo empezó a marcar Víctor Zamora y ahí como que pudimos superar mejor la situación, en todo caso es estimulante marcar a un jugador así.” –¿Qué te pareció el apoyo del público? “Claro, ahora último porque antes no nos apoyaron... (mira hacia el suelo y suspira) Es súper exitista la gente, pero es comprensible porque hace tiempo que no se les daba una alegría. Pero en

los partidos con Osorno se sintió la presencia de la gente, el gimnasio parecía de Valdivia y eso te da más confianza en la cancha. Además, Osorno siempre me pareció el equipo más difícil del campeonato.” –¿En qué medida mejora el ánimo del plantel cuando llega Tony Bishop a jugar? “Fue muy importante para nosotros, ya que él es un jugador de equipo, además de una buena persona. Nos ensamblamos muy bien con él y llegamos a jugar a un nivel excelente.” –¿Cómo son los entrenamientos de Marcos Guzmán? “De harta parte física, aunque él siempre nos motiva diciéndonos que lo que hemos conseguido ahora no nos lo ha regalado nadie, que ha sido nuestro trabajo y que sigamos sacrificándonos.”

MINI CENTRO EL BAZAR MAS SURTIDO A su servicio desde 1978 • Regalos • Juguetes • Fotografía • Novedades • Insumos para computación • Tintas impresoras • Compact disc • Diskettes “Todo en pilas”

Saludamos a nuestros Campeones Dimayor 2001 Picarte 389 • Arauco 397 • Fono/Fax: 219449 • Valdivia E-mail: minicentro@telsur.cl • www.minicentro.cl


Víctor Zamora:

LA ALEGRÍA DEL PRIMER TÍTULO MUCHO TIEMPO TUVO

QUE ESPERAR

VÍCTOR ZAMORA PARA

PODER CONSOLIDARSE COMO CAMPEÓN DE LA

DIMAYOR. AUNQUE POR

VARIAS TEMPORADAS

ESTUVO ENTRE LOS MEJORES JUGADORES DE LA LIGA NACIONAL MIENTRAS DEFENDÍA A

ESPAÑOL

TALCA, FUE EN VALDIVIA DONDE

DE

PUDO VER SU SUEÑO CONVERTIRSE EN REALIDAD.

L

legó a Valdivia la temporada 2000 proveniente de Español de Talca, club que defendió por varias temporadas. De inmediato surgió un fuerte vínculo de la hinchada hacia su persona, que hoy lo considera un valdiviano más, aspecto que a Zamora lo gratifica enormemente. Y es que este hombre, que en la vida cotidiana es funcionario del BancoEstado, siempre se ha entregado a un 100% a la hora de defender la casaquilla albirroja, y eso la gente no lo olvida. Fue así como a los 33 años de edad pudo ver su sueño de salir campeón

hecho realidad, la guinda que faltaba para decorar la torta como él mismo señala. De carácter fuerte dentro de la cancha, el pívot oriundo de Vallenar comenta que nunca dudó en las capacidades del equipo y, a pesar de haber tenido una oferta por integrar a Liceo Mixto de Los Andes el año 2000, prefirió Valdivia porque sabía que podía aspirar a grandes cosas. –¿Cómo te sentiste en el último partido? “Bueno, el último partido para mí fue realmente muy emocionante, la verdad es que había mucha presión, además del fax

recibí varios llamados al trabajo por parte de hinchas de Puerto Montt. Junto con ello, habían muchas expectativas aquí en Valdivia, que querían que el equipo saliera campeón; entonces la verdad es que lo viví con mucho nerviosismo hasta el mismo día que llegamos a disputar el encuentro a Puerto Montt”. –¿Temías que te pudiera pasar algo en lo personal? “No, la verdad que no, nunca temí por eso”. –Y a la hora de jugar la final, ¿cómo viviste el encuentro, teniendo en cuenta todos los fouls que hubo en tu contra?

“Yo sabía que iba a ser un partido difícil, sabía que el arbitraje siempre en cierto modo se carga un poco para el que hace de local, pero yo confiaba en las virtudes que tenía el equipo, sabía que teníamos mucho más equipo que ellos. Si hacíamos las cosas bien y concentrados, teníamos que quedarnos con el partido.” –¿Pero pensaste que el arbitraje iba a llegar a ese extremo? “Mira, la verdad es que no pensé que iba a ser tanto. Realmente el arbitraje fue malo, muy malo. Creo que se equivocaron mucho en contra nuestra. “Yo puedo aceptar que un árbitro se equivoque porque es humano, pero la verdad es que no sé, tal vez producto del nerviosismo y la presión que ejerce el público sobre ellos se produjeron tantos errores.” –¿Cómo te sentiste marcando a Martínez? “Bien, es un jugador que, aparte de ser fuerte, es técnico y en las otras oportunidades que me tocó marcar a jugadores norteamericanos, ellos eran más fuertes que técnicos, entonces se me hacía mucho más fácil. Pero un jugador que mete de afuera, que mete de adentro, es difícil marcarlo, sobre todo cuando por cualquier cosa te cobran foul. Lo importante era que él no tomara rebotes y creo que ese trabajo lo hice bien en algunos partidos”. –¿Qué se decían mutuamente? “No, la verdad es que no muchas cosas. Cuando él me hacía un punto me molestaba, pero yo le contestaba de inmediato con otro, entonces no había ningún tipo de problemas. De repente algunas miradas desafiantes, como diciendo acá estoy yo o ¡toma! te respondo con esto, cosas así”. –¿Pensaste que se te podía dar la posibilidad de ganar un título en Valdivia? “Sí, la verdad que sí, incluso tengo testigos, lo dije desde un principio, a mí este equipo me da mucha confianza, por algo la temporada 2000 me vine a Valdivia, sino me hubiera ido a otro equi-


po. Incluso aquel año salimos terceros y nos farreamos un partido en Concepción que íbamos ganado y podíamos haber llegado a la final; creo que el año pasado debiamos haber sido finalistas.” “A lo mejor la poca experiencia de algunos compañeros nos afectó un poco, y el último partido después de haber ido ganando fácilmente se nos complicó y no pudimos revertir el resultado. Pero yo siempre dije que este año nosotros teníamos que estar en la final, aunque me anduve desanimando un poco debido a nuestro mal comienzo, pero esto tenía que seguir adelante, teníamos un buen equipo y solamente faltaba que nos creyéramos el cuento para sacar esto adelante”. –Incluso tuviste un bajón a mitad de temporada donde fuiste relegado a la banca, situación que se revirtió posteriormente... “Bueno, sí, son disposiciones del entrenador, pero de todas maneras yo me sentía bien entrando desde la banca, porque igual anotaba lo que tenía que anotar y el equipo rendía igual”. “En los últimos partidos yo pedí entrar desde un principio porque solicité marcar a Jack Martínez, ya que Poole es un jugador de muchas condiciones pero físicamente es liviano, no tiene tanto peso. La idea era que yo marcara a Martínez y Reginald pudiera ayudarme”. –En un medio nacional salió una entrevista en que señalabas que estuviste a punto de retirarte después del Sudamericano. ¿Es verdad eso? “No, eso es mentira. Lo que pasa es que yo me sentí mal porque pensé que el equipo de nosotros podía lograr un poco más, no te estoy hablando de ganarle a Brasil o Argentina, porque a lo mejor era imposible, pero sí que le hubiéramos ganado al equipo paraguayo”. “Pero retirarme, no. Primero tenía que salir campeón Dimayor y después retirarme”. –¿Sigues en Valdivia la próxima temporada? “Mira, eso depende. A mí me gustaría quedarme acá, pero eso

va a depender de la parte laboral que me puedan ofrecer en Valdivia, tengo que evaluar bien eso. Por el momento no tengo ofertas de otros equipos. Pero te repito, a mí me gustaría seguir en Valdivia”. “No es por ser sobrado ni nada, pero cuando jugué por Español de Talca, club donde estuve varias temporadas, la gente se encariñó mucho conmigo. Ellos vieron que yo me entregaba en la cancha y sentía la camiseta de Español, y creo que ese cariño ha sido retribuido aquí en Valdivia. Es bonito que en la calle te saluden, te den las gracias por haber obtenido un campeonato. Creo que la hinchada se ha identificado harto con mi persona”. –¿Cuál es el problema físico que te aqueja? “Son los tendones de Aquiles, tengo ya una tendinitis que es crónica y eso me afecta bastante, no

tiste al respecto? “Bueno, yo no sé porqué fue así, a lo mejor por la garra que le coloco a esto, o porque a lo mejor fui un jugador importante dentro de la cancha cuando jugamos contra ellos porque era uno de los que más anotaba, y porque me gusta celebrar los goles, me gusta sentirme bien con lo que estoy haciendo”. –¿Qué pensabas cuando te llegó el fax y te llamaban por teléfono? “La verdad es que me daba risa no más, inclusive el jefe de Lanco, el agente don Ricardo, me mostró el fax y se reía. A todo esto, en Lanco se portaron muy bien conmigo, de manera excelente, no tuve ningún drama ni problema y espero no tenerlos acá en Valdivia” –¿También te hicieron sentir su cariño las personas de Lanco?

me deja rendir como yo quisiera rendir. Espero que todo quede solucionado con la operación.”

“Mira, había bastante gente que de Lanco venía a ver los partidos y me saludaban, yo no sabía quienes eran, entonces hay mucha gente que está ligada al básquetbol”. –¿Te fue a saludar al final del séptimo encuentro el hincha que te molestó constantemente en las siete finales?

EL BLANCO PERFECTO –Durante las finales fuiste el blanco preferido de los hinchas de Llanquihue. ¿Cómo te sen-

“Sí, bueno, esa persona es cuñado de un periodista valdiviano, él se acercó y me dijo que estaba arrepentido de lo que había hecho y quería pedirme disculpa”. “Yo le dije que bueno, que al final del partido iba a hablar con él e íbamos a arreglar las cosas, y la verdad es que él me dijo que lo perdonara y yo no soy Dios, así que lo perdono. Así como yo le pido a Dios que me perdone a mí, tengo que perdonar también a los que me hagan algo”. –¿Te reconfortó esta situación? “Sí, si yo en el fondo no sé si he tenido mala suerte, pero siempre cuando pasa algo he salido en la televisión alterado o haciendo cualquier tipo de cosas”. “Sabes, lo que a mí me molesta un poco del periodismo es que muestren algunas cosas negativas. Por ejemplo, la televisión nunca se preocupó del básquetbol o de la Dimayor, pero faltó que pasara algo y salimos en todos los canales de televisión, entonces eso es malo”. “Creo que a lo mejor ni deberían permitir que entrara una cámara de televisión al gimnasio, porque nunca nos han dado cobertura, y cada vez que nos dan cobertura es para sacar algo malo no más”. –¿El haber salido campeón era la alegría que te faltaba en Dimayor? “Yo creo que era la guinda que faltaba para decorar la torta, porque después de tanto tiempo haciendo buenas campañas, saliendo goleador, no podía obtener el título, era algo que me faltaba. Gracias a Dios este año lo logré y era una cosa que siempre le pedía a Dios: poder disfrutar el sabor de salir campeón”. –¿Pensaste en un recibimiento tan masivo? “No, la verdad es que para todos los jugadores fue bonito, ya desde Paillaco nos estaban esperando autos, entonces fue emocionante, muy bonito.” “Algunas veces he salido a dar una vueltas y no faltan los que te invitan a servirte cosas, a comer algo; entonces, que la gente


te entregue el cariño para mí es muy importante.” –Como jugador experimentado, ¿qué opinión te merece la actuación de los más jóvenes? “Yo lo considero muy bueno, siempre he tenido mucha confianza en ellos. Recuerdo que cuando Paulo Henríquez se iba a venir a Valdivia, había otro chico de Osorno probándose y no sé si mi opinión influyó, pero yo hablé con los dirigentes para decirles que prefería a Paulo, sabía que era un jugador con temperamento.” “En el básquetbol se necesitan jugadores con temperamento, el otro tipo de jugador no nos sirve, porque lo pasan a llevar. Paulo Henríquez es un jugador con temperamento, es joven, ha cometido quizás algunos errores como lo he cometido yo o cualquiera, pero cuando él llegó acá tenía muy pocos minutos dentro de la cancha, pero fue constante y al final dio los resultados”. “El mismo caso de Johnny Gómez, yo me alegró por él, jugó el último partido y lo hizo excelente. Creo que él que tiene que jugar más este año es Claus Prutzmann, porque tiene muchas

condiciones y, a medida que vaya jugando, va a ir aportando más”. UN HOMBRE DE FE –¿Alguna anécdota con el plantel? “No, la verdad es que es un grupo muy tranquilo. A lo más cuando fuimos a jugar uno de los partidos a Llanquihue, aprovechamos de recorrer un poco Frutillar y ahí nos tiramos todos al agua, quedamos todos mojados e incluso lanzamos a un muchacho que nos iba acompañando”. –¿Cómo lo haces para mantener tu vida familiar, combinado básquetbol y trabajo? “Bueno gracias a Dios en mi familia a todos les gusta el “Yo creo que el temperamen- identidad, y si Dios me quiere básquetbol, yo creo que por ahí parte. El papá de mi señora fue to, porque ante la injusticia reac- cambiar y hacerme más sumiso o árbitro Dimayor, entonces siem- ciono y reacciono violento. Si veo más tranquilo Él lo irá a hacer. pre estuvo metida en los gimna- que un árbitro se equivoca o me Pero si le sirvo así..., a veces tamcobra algo se lo digo, nada más. bién hay que alzar la voz, Dios sios viendo básquetbol, eso es Pero me molesta cuando la cosa necesita de todos los caracteres”. muy importante”. es con mala intención”. “Yo puedo tener mal carácter, “Si a ella no le gustara el –¿Algún tipo de música en pero no porque me quiera enojar básquetbol, yo creo que hubiera con cualquier persona, me enojo tenido más problemas, mi señora especial? “La verdad es que a mí me cuando hay injusticia”. ha sido una ayuda muy importan–¿Saldrías a predicar a la te en mi vida, sin ella creo que no gusta la música romántica y me podría haber logrado todo lo que gustan mucho las alabanzas, yo calle? soy evangélico y me gustan mu“He salido, pero en Santiago. he conseguido”. –¿Cómo te definirías como cho las canciones que están liga- Ahora he estado un poquito aledas con adorar a Dios”. jado de la Iglesia, no participanpersona? “Antes me bajoneaba mucho do en un 100% porque no me da “Me considero una persona –en alusión al temperamento–, el tiempo, apenas tengo tiempo honesta, una persona honesta que para ver a mis hijos. El no miente, o sea, aunque poco tiempo que voy a la yo me vea perjudicado, • Aparte del básquetbol, Víctor Zamora Iglesia es para darle grasiempre voy a decir la vergoza jugando tenis, deporte que cias a Dios porque tengo dad, no voy a andar con practicó a menudo cuando defendía los colores de Español de Talca. una hermosa familia, tenrodeos. • Le gustaría que sus dos hijos –Víctor go salud y mis padres vi“A mí me gusta ir de Guillermo, de diez años, y Patricio vos.” frente, no me gusta ir por Guillermo, de un año– siguieran en el –¿Qué es lo más imporla espalda, y si me tienen básquetbol a futuro, aunque acota que tante en tu vida? que decir algo que me va Valdivia necesita una escuela de “¡Ohh, que dificil! Yo a doler prefiero que me lo primer nivel. creo que es mi esposa y digan de frente”. • Desde niño siempre quiso jugar básquetbol, aunque algunas veces mis hijos. Es difícil la pre–¿Crees que eso ha también le tocaba ponerse bajo los gunta porque yo tengo mi influido en algunos de tres postes en función de arquero. amor bien repartido, están tus problemas que has mis padres, mi hermano. tenido? “Sí, por ejemplo en Español porque cuando tú hablas con al- Pero yo creo que lo más imporde Talca salí justamente por eso, guien te dice cómo este compa- tante es mi esposa, que me soporta por decir la verdad, por hablar dre va a ser evangélico, pero aho- mi mal carácter y mis enojos, a ra no me siento mal, porque por veces le han llegado hasta codasiempre de frente. Tampoco me gusta que me pasen a llevar, pero el hecho de creer en Dios y pro- zos durmiendo, porque de repencuando me equivoco soy capaz de fesar una religión no dejo de ser te cuando uno sueña pega codapersona”. zos –risas–, y mis hijos que han pedir disculpa”. “ Yo tengo mi carácter, mi sido mi felicidad.” –¿Y tu mayor defecto?


C

uando Francisco “Pancho” Zepeda arribó a la ciudad de los ríos su expectativa era una sola, salir campeón con Valdivia, tal cual lo había hecho antes con Provincial Osorno. En su primer año con los albirrojos estuvo a un paso de repetir su sueño, pero en semifinales de la temporada 2000 la Universidad de Concepción dijo otra cosa. Sin embargo, la revancha no se hizo esperar, y dos años después este ariqueño de 28 años pudo volver a levantar la copa y probarse su segundo anillo de campeón del torneo Dimayor, un lujo del pocos pueden jactarse. Y como él mismo no duda en señalar, este nuevo campeonato tiene un sabor especial, algo que lo hace más importante que su primer título con los Toros. Hoy por hoy, Zepeda está mentalizado en lograr un nuevo título con Deportivo Valdivia. Los hinchas albirrojos, mientras tanto, recordarán por mucho tiempo el derroche de energía y garra que dejó en la cancha en la lucha por el cetro de Dimayor, lo que más de una vez le costó un costalazo por tratar de recuperar o salvar un balón. Es que “el Pancho” es de aquellos que no le gusta perder, aspecto que la afición local se lo hizo sentir más de una vez coreando su nombre a coliseo lleno. –¿Con qué título te quedas? “Los dos son importantes. El de Osorno fue el primero y lleva una connotación especial, pero yo creo que éste lleva otro ribetes. El título conseguido ahora es para enmarcarlo, guardarlo en la memoria, creo que lejos el campeonato en Valdivia tiene más emotividad y más mérito. Me quedo con este título”. –¿Cómo te sentiste en la cancha el último encuentro? “Bien, con muchas ganas de jugar y entregarlo todo por una institución y una hinchada que nos apoyó en el campeonato”. “Nunca pensé que la recepción del público iba a ser así, nos esperaron hasta las 4:30 de la mañana; después recibirnos en el Coliseo y todo lo que ha signifi-

Francisco Zepeda:

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS

EN SU SEGUNDA TEMPORADA EN LA CIUDAD, EL CONDUCTOR VALDIVIANO VOLVIÓ A ENCUMBRARSE EN LO MÁS ALTO

DIMAYOR, AL OBTENER SU PRIMER TÍTULO CON LOS DEL CALLE CALLE Y SU SEGUNDO EN LO PERSONAL.

DE LA

cado esto. Jamás me imaginé algo tan eufórico.” –¿Cómo lograron mantener la calma en la final ante tantos cobros dudosos? “No sacábamos nada enojándonos porque nos podían cobrar un técnico, estuvimos siempre amenazados que nos iba a cobrar técnico, entonces no nos quedó otra que reírnos de la situación que estaba pasando y con eso pudimos sobrellevar toda la injusticia que se estaba cometiendo.” –¿Cuál crees que fue el partido clave de las finales? “El primero. Siempre el primer partido marca la pauta y yo creo que si hubiésemos perdido ese partido, difícil hubiese sido ganar el campeonato. Se nos hubiera hecho más complicado, la presión habría sido diferente acá en Valdivia, quizás tampoco nos

hubiésemos dado el lujo de perder el primero partido de local, entonces creo que el primer partido fue vital, además del último.” –¿Qué te pareció jugar la final de Dimayor en un gimnasio para ochocientas personas? “La verdad es que uno como jugador puede opinar pero estas cosas las tienen que ver los dirigentes, el directorio de Dimayor. Si ellos aprobaron dicho recinto para la competencia, uno no puede hacer nada, más que acatar y jugar. Yo lejos hubiese preferido jugar en Osorno, por diferentes aspectos, como seguridad de la cancha, además por el público mismo. En un evento como éste no pueden haber ochocientas o mil personas en un gimnasio, hay que tratar de masificar el básquetbol, lo ideal era jugar en Osorno”. –¿Cómo afrontaron el he-

cho de que Llanquihue tuviera a un jugador como Martínez, que muchas veces había que doble marcarlo? “Sí, ahí había que arriesgar mucho en el caso mío y de Paulo Henríquez, que en ocasiones tuvimos que regalar mucho perímetro para poder sobre marcar a Martínez y bajarle un poco su producción, de hecho nos dio resultado en dos partidos claves, que fue el primero y el último, donde Martínez no sobrepasó los veinticinco puntos. El resto de los partidos no podías preocuparte mucho de él, porque habían otros jugadores, como Pérez o Vantroy. Martínez siempre fue una preocupación, pero para ganar teníamos que esforzarnos más nosotros.” –¿Se sentían más confiados por el hecho de poseer más banca que Llanquihue? “Claro, yo creo que los campeonatos no se ganan con cinco o seis jugadores, si tú quieres vencer en los play off tienes que poseer mínimo ocho jugadores que jueguen constantemente. Nuestra banca respondió a gran nivel, como Ramiro, Claus Prutzmann, Johnny Gómez; que eran los que


menos minutos habían tenido en las finales y lo hicieron de película en el último partido”. –¿Qué te parecieron los hechos extradeportivos, como el problema de las entradas? “Creo que Valdivia tuvo un doble mérito, siempre actuó de la mejor manera. Le dio a la gente de Llanquihue las trescientos cincuenta entradas que pedían, si querían más las podían comprar en las boleterías, como fue en el

sexto partido que había cerca de mil personas de Llanquihue. En contrapartida, creo que ellos nunca actuaron de buena manera.” CON LA FRENTE EN ALTO –¿Imaginaste ser campeón cuando llegaste el 2000 a Valdivia? “Cuando llegué yo quería aportar, incluso en una oportuni-

dad dije que quería ser campeón con Valdivia, ser parte de la historia de esta ciudad y que te recordaran como buena persona, más que por lo basquetbolístico. Siento que algo de mi sueño se cumplió, vamos a ser un poquito parte de la historia de la ciudad.” –¿Qué pensaron cuando remataron sextos en la fase regular? “Cuando terminamos sextos no era tan caótica la situación,

porque ya habíamos tenido dos partidos buenos con Llanquihue y Osorno de visita. Entonces nos dimos cuenta que estábamos para jugar a gran nivel, que teníamos que convencernos nosotros mismos que podíamos, y nos dimos cuenta que los rivales nos respetaban. Creo que ésa fue la clave, y además dar más de lo que uno podía dar, o de lo que habíamos dado en la fase regular”. –¿Cuál pensaste que iba a ser el rival más complicado en los play off? “Creo que la Universidad de Concepción era nuestro escollo más difícil, por ser el primero de la serie y un equipo bien balanceado con varios jugadores seleccionados. Además, era aspirante a ganar la Dimayor.” –¿Qué diferencias ves entre el plantel valdiviano que salió campeón en comparación con el de Osorno que tú integraste? “La calidad humana, el grupo es muy bueno y yo creo que pasa por eso. El grupo ha sido bastante homogéneo, nos lleva-


mos muy bien y son todos jóve- maba un paraguas. Pero una de des extremas.” nes. Además, no todos vivimos las cosas que más me costó acosdel básquetbol, sino que tenemos tumbrarme fue al frío, al clima DEL CICLISMO actividades anexas que nos llevan que te calaba los huesos, además AL BASQUETBOL a preocuparnos de otras cosas; eso me costó muchos resfríos.” evita muchos roces y cosas así.” –¿Te sientes más sureño que –¿Qué te dice la gente cuan–¿Te gustó haberle ganado nortino? do viene a Saesa y te ve trabaa Osorno por un global de tres “Uno siempre lleva la ciudad jando? a cero? donde nació en la sangre, a pesar “Algunos te saludan, otros no “No sólo me gustó, me encan- de que hace cinco años que no se atreven y me miran no más, tó. Osorno siempre ha pero en el fondo uno igual sido un rival fuerte de se siente contento, te das • Además del ciclismo, al Señor de Valdivia y en los últimos cuenta que en cierto modo los Anillos le gusta también el nado y años le había pasado lejos vas obteniendo el reconoel fútbol, donde se desempeña de 10. por encima. Fue una bocimiento de la gente y eso Su equipo favorito es Colo Colo. nita revancha deportiva, te llena de energía para se• No duda al momento de enviar porque en lo personal tenguir trabajando más duro, un saludo a la empresa donde trabaja, go muy buenos amigos en ya que lo que estás hapor todo el apoyo y las facilidades que le ha dado en los momentos difíciles. Osorno.” ciendo no está mal, vas • El pastel de choclo y las papas a –Tú eres un jugador por buen camino.” la huancayna son sus comidas de experiencia, ¿tratas –¿Qué tipo de músifavoritas. Claro que esta última lleva de aconsejar en la canca te gusta? unos secretos que, como el mismo cha a tus compañeros? “Todo lo que es la múPancho señala, no se pueden contar. “Yo parto de la base sica latina, el rock latino. • La hospitalidad de la gente es una de que uno nunca termiLa música lenta también, de las cualidades que más destaca de los habitantes de la Décima Región na de aprender, también como Luis Miguel”. y en especial de Valdivia. trato de aprender de la ju–¿Algún tipo de li• El benji y el paracaidismo están entre ventud y a veces les doy bros en especial? las actividades que nunca realizaría, algún consejo, más que “Me gusta leer bastan“aunque me paguen jamás me tiraría nada orientarlos y converte, pero leo más que nada en paracaídas”, comenta el Pancho. sar con ellos en pos de un sobre deportes y turismo, mejor básquetbol.” me encanta viajar”. voy a Arica. Pero ahora siento que –¿Te gusta practicar otros LA VOZ DEL PUEBLO mi futuro está en el sur, el deportes? básquetbol se vive acá, entonces “Sí, el ciclismo es un deporte –En el primer partido con- si uno quiere seguir desarrollán- que me apasiona, de hecho yo me tra Concepción la gente vitorea- dose tiene que quedarse en esta formé en el deporte como ciclisba tu nombre en el Coliseo. zona. El norte está muy alejado ta, competí en dos nacionales, y ¿Cómo te sentiste al respecto? de la mano de Dios como se dice, en el norte hablar del apellido “¡Ah! una alegría tremenda. estamos muy lejos de la capital. Zepeda es relacionarlo con el ciEse día llegué atrasado porque Si bien es cierto, acá en Valdivia clismo. Hasta los dieciséis años tenía un compromiso con la em- se quejan que todo está centrali- era ciclista, de ahí me inclipresa, estaba participando en las zado en Santiago, imagínate allá né por el básquetbol, báolimpíadas laborales. Terminé de en Arica que estamos a tres mil sicamente por un jugar a las 19:30 horas en Osorno, kilómetros de distancia.” profesor de Educallegué al coliseo a las 20:45, fui “Acá estamos en una región ción Física que tedirecto al camarín, me puse mi que se está desarrollando cada vez níamos en el coleequipo y lo único que quería era más, para mi gusto la Décima gio. El era entrejugar. De ahí pasaban los minu- Región es una de las zonas más nador, entonces tos y no me ponían, y en el últi- lindas del país y de Sudamérica”. en las clases nos mo cuarto, cuando entré, jugué –En el norte hay buenos juinculcaba mucon muchas ganas para demostrar gadores, ¿por qué crees que la cho el básen la cancha todo ese cariño que Dimayor no ha logrado exten- quetbol. De me estaba entregando la gente.” derse hacia esas zonas? ahí vio que –¿Te costó ambientarte al “No se ha podido extender tenía confrío del sur? por un problema geográfico, son diciones “Bueno, de hecho la primera muy largas las distancias y para y, como vez que llegué era pleno invierno poder trasladarte necesitas mucha mis paen Temuco, me bajé del avión, me plata. Mientras no exista apoyo y pás hapasan un paraguas y yo decía qué no se sectorice la competencia, va b í a n es esto; era primera vez que to- a ser difícil integrar a las ciuda- juga-

do básquetbol, al final me convencieron.” “Yo creo que mi mamá fue la que más insistió en que cambiara de deporte, y también lo vi después como una oportunidad de entrar a la universidad por un cupo deportivo; pero jamás pensé que iba a llegar hasta estas instancias.” –Te toca correr mucho durante un día normal. “Claro, llevo cinco años igual. Mi actividad comienza a las 7:00 horas A.M., a las 8:00 ya estoy trabajando, salgo a las 17:30, de 18:00 a 20:00 horas estoy entrenando, entonces mi vida diaria no para hasta las 22:00 horas. Llevo un training de vida muy exigente, entonces tienes que tratar de ser bien ordenado con tus comidas y horarios. Tratar de no trasnochar”. –¿Cómo te definirías como persona? “Alguien a quien le gusta ayudar a los demás y que no le gusta ver sufrir a los niños.”


A SU LLEGADA A VALDIVIA, DIJO QUE VENÍA A SER CAMPEÓN Y A DAR ESPECTÁCULO A TODA LA AFICIÓN DEL CALLE CALLE. CUATRO MESES MÁS TARDE, POOLE CUMPLIÓ SU PALABRA, ERIGIÉNDOSE COMO UNO DE LOS MEJORES JUGADORES DE LA LIGA Y PIEZA CLAVE DEL CDV.

Reginald Poole:

–¿Cuál es tu opinión acerca de la siete finales? “Estoy muy contento, feliz de haber ganado. Esto es de lo que estuvimos hablando toda la temporada, estuvimos trabajando por esto en cada entrenamiento y finalmente está aquí.” –¿Cómo te sentiste jugando en contra de Jack Martínez? “Él es un jugador muy dramático, pero también es un muy buen basquetbolista y muy físico, él hacía casi todo por su equipo. Tiene muchas maneras de moverse, lo puedes detener a la izquierda, entonces se va a la derecha y si lo tapas nuevamente algo va a inventar, me recuerda a mí en cierta forma.” “Cada noche, en cada juego toda la presión recaía en sus hombros, porque los otros tipos de su escuadra no eran capaces de jugar a su mismo nivel. Cuando jugámos en contra teníamos respeto mutuo, creo que los dos queríamos ganar y jugar duro dentro de la cancha”. –¿Qué te pareció el nivel de los arbitrajes en el último encuentro? “Creo que los árbitros son los

LA DEUDA ESTÁ PAGADA A

rribó a Valdivia la temporada 2001. Sin embargo los hinchas albirrojos ya habían tenido la posibilidad de verlo en acción hace dos años, cuando defendía los colores de la Universidad de Concepción, cuadro con el que llegó por primera vez a las finales de la Dimayor. Pero la suerte no estaba del lado Poole y su ex equipo, ya que un rotundo 4 – 0 en contra frente a Provincial Osorno echó por la borda su meta de salir campeón. De tal forma la deuda del basquetbolista oriundo de Lousiana comenzaba a gestarse. Su ambición era ser campeón y con Valdivia tenía una nueva posibilidad de encumbrarse a la gloria. Hoy por hoy, y a los 25 años

de edad, Reggie puede decir con satisfacción que el compromiso que arrastraba desde el 2000 ha quedado sellado, pero ahora con los colores rojo y blanco del CDV. El moreno ala pívot fue un jugador fundamental en el andamiaje del cuadro de Guzmán y volvió a ratificar todo lo bueno que había hecho antes defendiendo a los del campanil, desde donde traslado sus espectaculares volcadas y alley oop hasta el Coliseo Municipal. Es que este jugador, que lleva el número 23 en su espalda, nuevamente se convirtió en una de las figuras más destacadas de la liga, lo que se vio corroborado con el JMV (jugador más valioso), otorgado por Dimayor en el último juego disputado en Puerto

Montt. –¿Está saldada la deuda que tenías pendiente desde Concepción? “Personalmente creo que este campeonato estaba predestinado a suceder. Tuve mucho éxito en los inicios de mi carrera cuando jugaba por Concepción, llegamos hasta las finales, pero Osorno nos barrió por 4-0 y eso fue muy decepcionante porque tengo bastante experiencia en esto”. “Pero este año en Valdivia teníamos un equipo diferente, un entrenador diferente y otro sistema de juego. Así que tomé la experiencia de lo que pasó en la temporada 2000 con Concepción para trasladarla este año a las finales con el Deportivo Valdivia y trabajar por el campeonato”

mejores, creo que esos tipos trabajaron duro, sabían lo que hacían. Son los mejores de la liga y en toda Sudamérica –risas–. Creo que realmente son muy pero muy buenos”. –¿Cuál crees que fue tu mejor juego en las finales? “Mis mejores juegos de las finales fueron el primero en Llanquihue y el último en Puerto Montt, y todos los del medio fueron hermosos”. LA PIEZA QUE FALTABA –¿Qué pensabas cuando el equipo finalizó en sexto lugar la temporada regular? “Creo que teníamos un buen equipo, sólo nos faltaba la pieza


del puzzle que era Tony Bishop, trabajo. Habían muchas cosas y chas cábalas, por ejemplo hago él es un muy buen jugador. Cuan- mucha presión en ese entonces”. ciertas cosas, como atar mis zado yo estaba en Concepción y “En ese juego la presión del patos. Pero una cábala se ha conTony estaba en Temuco era uno público estaba sobre nosotros, vertido en un hábito, que son mis de los mejores jugadores, uno de deseaban que nosotros ganáramos calcetas, tienen que estar perfeclos top en la liga”. y eso está bien porque esa era tas cuando juego”. “Te repito, él era “Después de tanla pieza que nos esta presión en las fi• Aparte del básquetbol, Reginald Poole gusta taba faltando y cuannales, y en todos los del béisbol y del fútbol americano, do llegó ayudó muplay off, creo que mi aunque este último no lo juega, cho al equipo, realcábala lentamente se sólo le gusta lanzar el balón. mente nos motivó, ha ido con el viento, • En el futuro le agradaría emprender su propio negocio con su novia, algo así como una ayudó a sacar el y la motivación y peluquería. ¿El lugar? Aún no lo tiene decidido. estrés que teníamos, concentración han tanto al entrenador pasado a sustituirla”. como a todo el equipo. Él era el nuestra misión, pero no jugamos “Pero, como te digo, lo prinjugador que necesitábamos para bien y el público nos hizo saber cipal eran mis calcetas, cuando alconstruir un equipo que optara al como se sentían, eso es sólo la guien me bajaba mis calcetas patítulo”. pasión de este deporte”. raba todo, me las arreglaba y se–¿Les afectó mucho el pro–¿Fue una motivación para guía jugando”. blema del segundo refuerzo que ti haber jugado contra la Uni–¿Y algún hobby? parecía no llegar? versidad de Concepción el pri“Me gusta dibujar y también “Sí, fue muy duro, muy difí- mer play off? me gusta escribir algunas veces. cil. No creo que ellos llegaran pre“Sí, fue como poner una ba- No es poesía, es más una especie parados para jugar en la liga, así rrera de obstáculos y derribarlos de escritura libre, como dejar en que fue complicado. Tuvimos por completos, quiero decir que el papel lo que piensas en un momomentos muy difíciles antes de cada jugador del equipo tenía una mento determinado. También me que ellos –en alusión a motivación especial con las es- gusta ver televisión, la CNN, esJovanovich y Bailey– llegaran y cuadras que jugamos como Con- cuchar música. También me guscuando arribaron a Valdivia no cepción, Osorno y Llanquihue. ta el canal diecisiete, las fueron la ayuda que necesitába- Cada jugador quería jugar lo me- “notichias” –noticias–.” mos, no hicieron lo que estába- jor de sí mismo y ganar, por ejem–¿Cómo estaba el puro mos tratando de lograr”. plo Concepción era mi motiva- aquel domingo en el Coliseo –¿Crees que una de las prin- ción personal, como Osorno era después de la final? cipales razones del campeona- la de Tony”. “Ohh, estaba dulce, muy dulto fue la llegada de Bishop? ce”. “Creo que cuando Tony MIS CALCETAS –Eso es como una tradición Bishop llegó nos proveyó de pun- ESTÁN PRIMERO en Estados Unidos, luego de tos, motivación y una actitud y atcada campeonato... mósfera positiva al equipo”. –¿Te gusta jugar con la pre“Espero que se transformé en “Si tú miras las estadísticas de sión en tu contra? la temporada en que Tony jugó “Sí..., eso básipor la UDE, él anotó muchos pun- camente me motiva, tos y mucha gente no reconoce pero yo juego igual ese aspecto, pero yo en lo perso- sin importar en cuál nal sí”. sea el gimnasio don–¿Conocías a Tony cuando de me encuentre. La jugó en Temuco? gente me reconoce y “Lo conocí antes, en la Uni- sabe que soy un versidad en Estados Unidos, don- buen jugador, pero de jugamos en contra. Allá tam- también tienes tus bién es reconocido como un buen momentos malos y jugador”. ahí te empiezan a –¿Qué ocurrió en el tercer gritar y a pifiar juego de la serie disputado en como buhhhh!! o Valdivia? conch...” “Esa noche entramos a bus–¿Tienes cábacar la victoria, pero el equipo no las antes de los parhizo un buen partido de conjun- tidos? to, algunos teníamos molestias “Antes de los físicas, otros tenían problemas de juegos tengo mu-

una tradición acá, porque planeamos ganar más campeonatos”. –¿Qué clase de música te gusta? “Me gusta la música internacional, como Mariah Carey, Whitney Houston, también el hip hop. Acá tengo también cosas de Gondwana, Tiro de Gracia, me gusta mucho esa música”. “También me gusta Shakira, es decir, la música de ella está bien, pero a mí me gusta Shakira –risas–. De todas formas sólo canto en la ducha”. –¿Extrañas mucho los Estados Unidos? “Sí, extraño mucho a mi país. Lo que más hecho de menos es mi familia, mi novia, mi hija, mi mamá, hermanos y amigos. Pero en estos momentos soy profesional, y he aprendido a vivir como tal. Ahora es tiempo de ser profesional, así que hago todo como profesional –risas– ¡de que estoy hablando!”. –¿Alguna comida en especial? “Me gusta el pescado, pero acá no lo como. Se que hay mucho aquí en Valdivia, pero cuando me dicen que coma eso, no sé qué demonios es”. “Para mí aquí es muy fácil comer pollo, papas, puré y hamburguesas. Voy al Mc Donald’s todos los días, por eso es que me mantengo tan saludable.”


CON 1.88 METROS Y 88 KILOS DE PESO, EL AYUDA CONDUCTOR DE VALDIVIA SE TRANSFORMÓ EN PIEZA CLAVE EN LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO

DIMAYOR 2001-02 PARA LA ESCUADRA VALDIVIANA. AHORA SU PERMANENCIA EN EL CLUB NO PASA POR ÉL, SINO POR LOS DIRIGENTES, QUE COMO ÉL MISMO SEÑALA ESPERA QUE SE LA JUEGUEN POR ENTERO PARA QUE SU REGRESO A

VALDIVIA SEA PERMANENTE.

Paulo Henríquez:

UN CAMPEONATO SOÑADO DE NIÑO D

esde Temuco llegó con todas las ganas de poder demostrar que era un real aporte al Deportivo Valdivia, que singularmente lo había dejado irse a la novena región, más específicamente a la Unión Deportiva Española, UDE. Fue así como Paulo Henríquez volvió a recaer en la tierra que lo vio nacer en el básquetbol. De a poco se fue ganando un puesto la pasada temporada, y contra Osorno por semifinales demostró todas sus aptitudes, hecho que lo situó de inmediato en la titularidad durante los siete reñidos partidos finales. Henríquez manifiesta que el título recientemente obtenido fue un sueño que venía cruzando en su cabeza desde niño y que incluso estuvo a punto de vivir desde las gradas, cuando Valdivia llegó

a la final en 1989. A pesar de estudiar en Temuco, se las arregló como pudo para estar constantemente en los entrenamientos y por supuesto en los partidos del CDV campeón. Sin embargo su pase aún pertenece a la UDE, situación que Henríquez quiere finiquitar y así poder volver a vestir los colores albirrojos, esta vez en calidad de campeón defensor. –¿Cómo viviste dentro de la cancha los siete partidos finales? “Intensos, de buen nivel. Creo que se jugó un buen básquetbol, con buenas defensas, buenos ataque; ambos equipos no querían regalar nada y fue muy peleado, por eso nos fuimos a un séptimo partido.” –Y en lo personal, ¿cómo te sentiste en el último partido? “Creo que tranquilo, siempre

estuve muy confiado en cuanto al nivel en el que estábamos jugando. Nunca estuve mayormente preocupado, confié siempre en el equipo, sabíamos todos que podíamos ser campeones”. “En todo caso nunca nos sentimos campeones, pero sí estaba la confianza de que ganábamos, pero era difícil. Siempre nos respaldamos todos, gracias a Dios el séptimo partido salieron jugadores como Ramiro (Vera), que no había tenido la posibilidad de jugar muchos minutos en la final y demostró que sí puede estar dentro de los titulares. Creo que quedo claro que Valdivia tiene una buena banca y que nadie se puede sentir seguro de ser titular.” –¿Por dónde crees que pasó el triunfo valdiviano en el séptimo encuentro? “Pienso que nosotros supimos manejar mejor el balón en los mo-

mentos decisivos, aunque estuvimos complicados los primeros minutos, pero de a poco empezamos a trabajar; no nos desesperamos, lo que fue muy bueno. Empezamos a remontar y de un rato a otro ya estábamos arriba, teníamos doce puntos de ventaja en el primer tiempo. Posteriormente nos fuimos tranquilizando, supimos ocupar de buena forma esa ventaja que teníamos y manejamos muy bien el partido en el segundo tiempo.” –Junto con Nelson Méndez estuvieron en un constante ir y venir de palabras con Pedro Kairath. ¿Qué se decían? “Creo que son calenturas del partido, ahí te olvidas que es amigo o conocido. Esto es una final, así que son cosas que te salen en el encuentro no más, como enojos, nos molestábamos, nos decíamos cosas que nos conocemos. Después del partido abrazos y seguimos siendo amigos.” “Al final, él estaba contento por nosotros y yo triste por él, me habría gustado que estuviera con nosotros, habría sido bonito, pero no se pudo.” –Tiempo atrás señalaste que en el tercer partido de las finales la presión del público los afectó en cierta medida. ¿Se conversó esta situación dentro del plantel? “No, creo que nunca se tocó el tema, pero eso nos ayudó cuando quedamos tres a tres. Creo que ahí ya no había problemas con el público, era el sexto partido y uno ya estaba ambientado mucho más a lo que es el factor público”. –¿Qué te pareció el nivel del arbitraje a lo largo de los play off finales? “Los cuatro primeros partidos creo que fueron malos para los dos equipos, pero hubo un quinto partido allá en Llanquihue que nos arbitró la misma pareja que en el séptimo match, y creo que ahí influyó mucho el arbitraje, fue muy malo, al igual que en Puerto Montt”. “Creo que ellos entraron dispuestos a descontrolar a Valdivia, porque en ningún momento dejaron jugar, ni siquiera defender


porque nos cobraban foul a cada de la mañana? bus, y cuando íbamos por la Esso rato y eso te va descontrolando un “Pienso que era lo que la gen- de Picarte todavía se veían los poco, por ahí también pasó la ven- te estaba esperando y nosotros se autos que venían en el puente, era taja de los primeros minutos de lo entregamos, así que muy con- una fila tremenda, durante el viaellos”. tento y feliz por eso, yo agradez- je en la carretera igual habían au–¿Les preocupó las distintas co mucho a la gente de Valdivia, tos cada dos o tres kilómetros”. situaciones que se dieron pre- en especial a mi familia que me –Mucho se ha dicho que el vio al último partido? ha apoyado, mis papas, mi her- campeonato de ustedes puede “Creo que a nadie, fue algo mana, mis tíos, amigos. Toda la ser el despegue del básquetbol anecdótico, pero no, para nada. gente que me conoce desde chico valdiviano. Nosotros nos preocupamos 100% y me han visto surgir en el “Yo creo que hay que aprodel básquetbol y no de amenazas básquetbol, ellos siempre me han vechar lo que se está viviendo en o de palabras. Siempre esValdivia, hay mucha gentuvimos bien metidos en te, muchos niños que es• Entre sus gustos personales se lo que era el partido, que tán yendo a los gimnasios, encuentra la música. Sus preferidos: teníamos que ganar, así nos van a ver a los entreU2, música andina y Silvio. que estábamos namientos, así que hay • El pastel del choclo y los ñoquis están mentalizados que lo nuesque aprovechar todo eso. entre sus manjares predilectos. tro era dentro de la canTambién hay que tratar de • Con uno de los jugadores que más cha, lo que ocurriera afuehacer escuelas de conversa dentro de la cancha es con Reginald Poole, claro que para ra pasó al olvido”. básquetbol, hay que tratar entenderse usualmente ocupa gestos –En el momento que de sembrar para después o, como el mismo Henríquez señala, suena el claxon y ustedes cosechar... y este es el moun inglés bastante “trucho”. son campeones, ¿qué mento”. pasó por tu cabeza? –¿Cómo ha sido “Una alegría y felicidad tre- estado apoyando”. el apoyo de tu familia? menda, un sueño cumplido. “Importantísimo, creo que lo “A mí me llamaban desde Cuando Valdivia perdió con Valdivia, que había carnaval, que he logrado ha sido gracias a Ancud el ’89 yo estaba de públi- muchos autos tocando bocinas, ellos por el constante apoyo que co, así que había vivido la otra nunca pensé que iba a ser tanto. he tenido. Estuve cuatro años cara de la moneda, y sabía lo frus- Yo me asomaba por la ventana del afuera y siempre estuvieron contrante que podría haber sido para la gente si perdíamos el partido. Darle esta alegría a Valdivia es lo más bonito que me ha tocado vivir, creo que voy a tener mucho tiempo de felicidad de solo acordarme de la palabra campeón.” –Tu pase es de la UDE, es un hecho que van a querer contar contigo para la próxima Dimayor. ¿Qué va a pasar contigo? “Yo ahora quiero disfrutar los días felices que estoy viviendo. Después no sé que pasará, creo que si los dirigentes que manejan el tema están interesados en que yo me quede en Valdivia tendrían que jugársela, así que eso se los dejo a ellos. Yo tengo claro que no quiero estar en la Unión – UDE– y que quiero estar en Valdivia nuevamente esta temporada.” UN TÍTULO PARA VALDIVIA –¿Qué te pareció toda esa gente esperándolos a las cuatro

migo cuando tuve el problema del doping, nunca me dieron la espalda y siempre me apoyaron. Todo mi grupo familiar me apoyo en un 100%, mis amigos también. Tengo una familia muy bonita, muy unida, siempre van al básquetbol, están ahí conmigo, me esperan después de los juegos.” –Y en lo personal, ¿algún plan a futuro? “¡Uff!, no todavía nada, creo que voy viviendo el día a día, hay que aprovechar de vivir y aún no hay nada. Me gustaría volver a Valdivia a jugar la próxima temporada con el equipo para lograr otro título.” –¿Te gusta practicar otros deportes? “Fútbol cuando puedo, igual me manejo un poco. Especialmente en los veranos cuando no juego básquetbol. Pero en general me gustan todos los deportes, si me invitan a jugar tenis, algo también haré.” –¿Qué es lo que más te motiva? “Vivir, es de todas manera lo que más me motiva.”


H

ace diez años, proveniente de Antofagasta, llegó un joven que venía a cumplir el desafío de probarse en la liga de básquetbol más importante de Chile, Dimayor. Al momento en que arribó a Valdivia, con sólo 23 años de edad, la nostalgia lo inundó por completo, el crudo invierno del sur lo hizo tambalear en su decisión más de una vez..., pero la pasión que sentía por el baloncesto era más fuerte. Fue así como Sandor Bravo Rojas comenzaría a trazar su propio camino por el básquetbol local, donde temporada tras temporada veía de cerca pasar su sueño de consagrarse campeón oficial de la Dimayor, mas no podía atesorarlo. Lo único que lo consolaba eran los tres torneos de apertura, títulos logrados con Deportivo Valdivia, Osorno y la UDE de Temuco; sin embargo el premio mayor se veía aún distante. Todo parecía indicar que el base y escolta albirrojo se iba del profesionalismo con una gran deuda pendiente, más aún tenien-

do en cuenta que a comienzos del año pasado señalaba que ésta sería su última temporada y el sexto lugar de la fase regular no presagiaba un buen futuro. Sin embargo, la historia diría algo diferente, nunca antes visto en los play off de la Dimayor: el sexto clasificado vencía al tercero y el sueño de Bravo y de los valdivianos se empezaba a cimentar a paso firme. Fue así como a los 32 años de edad, aquel antofagastino que hoy por hoy no duda en sentirse valdiviano, pudo agregar a su cuenta personal el título más importante de su carrera y de paso convertirse en uno de los mejores jugadores del séptimo partido, volviendo a demostrar que la penetración en bandeja que lo destacó durante años aún está presente. En la actualidad, Bravo aún no determina cuáles serán sus siguientes pasos, su retiro es algo que está barajando y que sólo se disipará con el correr del tiempo. –Mucho se ha especulado sobre tu retiro, ¿qué has pensado después de haber ganado

VARIAS VECES HABÍA TENIDO LA POSIBILIDAD DE GRITAR CAMPEÓN, PERO SÓLO DEL TORNEO DE APERTURA DE LA

DIMAYOR. AHORA SANDOR BRAVO PUEDE ESTAR TRANQUILO, EL ANHELO QUE SE LE VENÍA NEGANDO DURANTE VARIAS TEMPORADAS YA ES UNA REALIDAD.

el campeonato? “Bueno, no he pensado mucho en eso. Lo que pasa es que hubo bastantes factores por los cuales la decisión que tomé fue de retirarme y opté que el año 2001 fuera mi último campeonato de Dimayor.” “Ahora, los dirigentes y la gente que quiere el básquetbol me han pedido que me quede un año más. De todas maneras, de retirarme, yo no voy a estar alejado del básquetbol, sino que la Dimayor la veré de forma diferente”. –¿Por qué razón Dimayor ya no te interesa? “Yo pienso que uno va cumpliendo etapas, ya llevo diez años en el básquetbol Dimayor y uno pasa por muchas cosas. Una de ellas es que cuando tú vez que la persona principal en esto no está de acuerdo contigo es complicado. Yo ya estaba pensando desde antes en retirarme y esto fue lo que faltaba, como un detonante, lo otro es que ya no estoy en las mejores condiciones físicas, pero eso se puede mejorar.” “Además van saliendo jugadores nuevos que a uno obviamente lo sobrepasan en lo que a mí me afecta, que es la parte física, y con más cualidades y muchas más ganas de jugar. Por ejemplo, cuando yo tenía veintitantos años podía jugar dos o tres partidos seguidos sin problema y tenía ganas de entrenar. Esto siempre va a ser mi pasión, pero en este momento creo que el básquetbol pasó para mí a un segundo plano. Te repito, en la parte deportiva siempre va a ser mi pasión, pero para mí ahora la parte familiar es más importante.” “Estar bajo un contrato en el cual debes entrenar todos los días, tienes que viajar, como que ya le perdí el gusto a eso. Llevar ese

Sandor Bravo:

EL TÍTULO QUE FALTABA

training para mí es difícil, además estando yo ahí sé que le voy a estar quitando el puesto a un joven y hay que darle la oportunidad”. “Para mí el 2001 fue un año muy especial, porque pasaron muchas cosas. Primero, que no era querido en el equipo; segundo, que ya pensaba en mi retiro, y a las instancias que llegamos, es como para borrar todo lo que ha pasado. En todo caso pienso que a lo largo del torneo aporté con lo mío y eso es lo importante, además llegamos a un partido final, donde me sentí más protagonista que en todos los encuentros anteriores”. –¿Crees que la final fue tu mejor partido de toda la temporada? “Debido a lo que se estaba jugando y lo que nos estábamos jugando, pienso que sí. Para mí era el partido más importante en mi vida deportiva, porque si ganábamos ese partido iba a ser algo histórico.” “Yo había salido campeón de Dimayor tres veces en apertura, pero no es lo mismo que salir campeón oficial. Lo vivido acá no tiene comparación, todas las expectativas que habían, con un coliseo repleto, no lo había vivido nunca, y se batieron todos los récord que se podían haber batido, o sea, un equipo que salió sexto, que en esa condición eliminó a Concepción, y posteriormente le ganamos a Osorno que era el bicampeón.” “Después llegamos a una final que no se llegaba hace mucho tiempo, creo que fue una seguidilla de cosas que va a ser difícil que se logren nuevamente. Quizás se vuelva a salir campeón, pero de la forma como lo hicimos creo que va a ser complicado que se dé algo similar en el futuro.” –¿Pensabas que ya no se te iba a dar la posibilidad de ganar un campeonato Dimayor? “Cuando se inició el año y terminó la segunda rueda, yo lo veía bastante lejano. Nunca perdí la ilusión de ganarlo, pero era más que difícil”. –¿Cómo viviste las siete finales?


“Bueno, nosotros de alguna forma cuando se jugó el sexto partido ya sabíamos que teníamos más equipo que ellos, pero igual son cinco contra cinco en la cancha. En el último encuentro, sabíamos que íbamos a enfrentar a Llanquihue de visita y que teníamos todo en contra, por todos los factores externos, como las entradas o los árbitros.” “Obviamente, no en todo momento pensamos que iba a ser un arbitraje en contra, éramos realistas no más, las cosas ya se habían dado así y para la final sabíamos que iba a ser peor. Y fue así, como lo pensábamos, pero estábamos concentrados en lo que era nuestra juego; además de toda la paciencia que tuvimos, mucha paciencia y aguantar, cosa que no hizo Llanquihue”. –¿Y cómo se logra esa paciencia? “Tú ves cuando entró Bishop, cuánto duro jugando, lo mismo que Claus. Yo en ese momento estaba en la banca y con los dirigentes ahí conversábamos que estábamos a punto de retirar el equipo, hasta esa situación llegamos. Ya después se logró hacer un gol, después otro y nos calmamos un poco, posteriormente me tocó entrar de nuevo y tuve la suerte de hacer unas bandejas más, entonces pudimos alargar un poco la diferencia. Después, con la salida del extranjero de ellos, nos relajamos un poco más y sabíamos que teníamos el triunfo ahí... a la mano.” “Yo creo que lo principal fue la paciencia y el aguante que tuvimos hasta el final, porque luchamos contra todo: la Dimayor, la gente de Llanquihue, el arbitraje, y así fue más meritorio el triunfo de nosotros.” –¿Te imaginabas un recibimiento tan masivo? “No, no. Yo pensaba que nos iba a estar esperando la gente en la plaza, pero nunca pensé que nos

aporte importante al terminar el año”. –En este aspecto, ¿crees que hace falta el apoyo de una empresa grande para el básquetbol valdiviano? “Exactamente. Por ejemplo, Masisa es identificativo de Valdivia y no aporta al básquetbol; el grueso de esto se lo lleva Saesa, que no es una empresa valdiviana. Entonces, obviamente que falta una institución de la ciudad o varias que apoyen al básquetbol, y más ahora tratar de aprovechar esta instancia que estamos viviendo.” –Tú llegaste hace diez años a Valdivia, ¿te sientes valdiviano? “Claro, ahora ya es difícil que me vuelva a la segunda región. Yo me siento un valdiviano más, independiente que haya jugado también en Temuco u Osorno”. –¿Te costó mucho ambientarte en un comienzo? “Al principio sí. Cuando llegué estuve cuatro días encerrado porque llovía y llovía, lo único que quería era irme. Estaba un tanto deprimido, pero al final aguanté y ya me acostumbré.” –Llegaste a jugar y a estudiar en Valdivia...

tenía universidad, me dijeron que me convalidaban todos los ramos, pero al final me convalidaron la mitad.” “Finalmente tuve que dejar la carrera de lado, porque por el asunto de los prerrequisitos y todo eso me daban un ramo por semestre y así no iba a terminar nunca, pero no me arrepiento de haberme venido, de no haber terminado la carrera, porque si tú tienes pasión por algo y lo realizas de buena forma llegando a lo máximo que aspirabas, hay que darse por satisfecho.” –¿Algo en especial que te guste hacer aparte del básquetbol? “No, no mucho. Soy lo más fome que hay, no soy fanático de nada, sólo para ver los canales de deporte, el boxeo me gusta, me encanta el boxeo de buen nivel. También me gusta el fútbol, cuando era niño practicaba fútbol, pero a los doce años me dijeron que acompañara a mi tío a jugar básquetbol, y yo no sabía lo que era el básquetbol. Entonces él me llevó porque era entrenador de un equipo, me mostró el equipo que iban a estar esperando en caravadirigía y después me integró y na desde Paillaco, fue algo nunca más jugué fútbol. Desde los emocionate, difícil de describir. doce años comenzó mi pasión por Algo que no se va a olvidar nunel básquetbol.” ca, fue inesperado.” –¿Cuál es tu opinión sobre –¿Te gustaría seguir ligado el básquetbol que se practica en al básquetbol en el futuro? el norte? “Hace un par de años, cuan“Mira, en el norte hay jugado salimos últimos en Dimayor, dores muy habilidosos, pero la decidí, con mi socio y competencia no es del amigo Jaime Contreras, todo buena en cuanto a la • Aparte de defender los colores tratar de hacer algo por el organización, los entrenaalbirrojos, Sandor Bravo también pudo básquetbol valdiviano, dores son solamente amimostrar su talento en Unión Deportiva aparte de lo netamente degos que se dedican a enEspañola de Temuco y Provincial portivo. Poder, de alguna trenar los equipos y no Osorno. forma, reencantar a la hay ninguna enseñanza o • El pescado del norte es una de las gente, y formamos una planificación. Por lo tancomidas que más extraña de su tierra: Antofagasta, especialmente el que sociedad –Basquetvald– to hay más espacio para el prepara su “viejo”. donde sacamos muchas jugador en sí, se juega • A pesar de no tener hobbies, el canal ideas de la NBA e invenmucho con el dribling, por de deportes ESPN está entre sus tamos otras, hicimos una eso hay tanto jugador bajo entretenciones favoritas. campaña de socios y trahabilidoso, pero gente alta tamos de que la gente se prácticamente no hay.” sienta identificada con el club.” “Sí, ahí tuve un problemita, “Ahora, el problema de las “También tuvimos una cam- porque yo estaba en la Universi- distancias es el que influye para paña de publicidad, de alguna for- dad del Norte en Antofagasta, y que los equipos del norte no se ma ayudar al club en cuanto a cuando me vine fue por lo del puedan integrar a la Dimayor, hagenerar ingresos de empresas básquetbol, para mí era un sueño bría que viajar en avión y los cosvaldivianas, las que hacen un jugar en Dimayor. Como Valdivia tos son demasiado altos.”


ORIGINARIO DE LA CIUDAD DE BALTIMORE, TONY BISHOP LLEGÓ A VALDIVIA LUEGO DE LOS FALLIDOS INTENTOS

BRUNO JOVANOVICH Y DEXTER BAILEY, QUE SÓLO ALCANZARON

DE

A JUGAR DOS ENCUENTROS CADA UNO POR EL

DE A

CDV.

POCO SE FUE GANANDO

EL CARIÑO Y LA ADMIRACIÓN DE LA AFICIÓN VALDIVIANA, ASPECTO QUE SUPO RETRIBUIR EN LA CANCHA Y TAMBIÉN FUERA DE ELLA.

Anthony Bishop:

LA TERCERA FUE LA VENCIDA C

uando el 29 de septiembre de 2001 la Dimayor comenzaba una nueva temporada, mucha expectación había en la ciudad por saber quiénes eran los dos refuerzos extranjeros que harían vibrar al coliseo. En un principio los hinchas locales tuvieron que conformarse con ver en acción las espectaculares volcadas de Reggie Poole, mientras la dirigencia valdiviana hacía todo lo posible –y lo imposible– para

contactar al segundo extranjero. El tiempo fue transcurriendo y la situación parecía empeorar, hasta que desde Argentina llegó Bruno Jovanovich. Sin embargo, el trasandino no fue del gusto de la dirigencia albirroja y fue cesado casi de inmediato. Nuevamente el segundo refuerzo se transformaba en un problema. Comenzada la segunda rueda se supo que arribaba al plantel Dexter Bailey, un pívot que ha-

bía jugado junto a Víctor Zamora en Español de Talca, pero el estadounidense siguió la misma suerte de su antecesor y se marchó con más pena que gloria. De este modo las cosas parecían ir cada vez más de mal en peor, hasta que de Temuco surgió una luz de esperanza: Anthony Bishop. El ala-pívot había defendido a la Unién Deportiva Española en la temporada 2000 y se encontraba en calidad de agente libre; sin esperar más los dirigen-

VIDRIOS Y ALUMINIOS

TEC - ALUM

tes valdivianos lo contactaron y fue así como Bishop arribó a la ciudad del Calle Calle una tibia tarde de noviembre. Casi de inmediato surgió una relación de afecto y cariño del público hacia su persona. A pesar de no haber tenido un buen debut, Bishop se las arregló para subir paulatinamente su juego, hasta convertirse en una pieza clave en el andamiaje albirrojo, especialmente en la media distancia, donde sus triples fueron fundamentales en la obtención del título valdiviano. Hoy por hoy el moreno basquetbolista está feliz, la obtención del título es algo que siempre había soñado y su buen humor y gran carisma terminó por conquistar definitivamente a toda la exigente afición del Calle Calle, que espera volver a verlo con los colores rojo y blanco para la próxima temporada. –¿Es verdad que Paulo Henríquez fue el nexo para tu llegada a Valdivia? “Sí, fue todo muy rápido. Yo estaba en Temuco con mi polola y Paulo me vio un día practicando y me preguntó que si estaba libre. Mi idea era irme a jugar a Argentina, pero el problema era que Andino La Rioja, club por el que había jugado allá, no tenía intenciones de darme la cantidad de dinero que yo quería, así que preferí Valdivia”. –¿Cuáles eran tus metas cuando llegaste a Valdivia? “Bueno, primero quería ponerme en buena forma y tratar de aportar lo que más pudiera al equipo, como rebotes y puntos.

Fábrica de Puertas y Ventanas Vitrinas - Shower Door - Tabiques Vidrios - Cristales - Espejos Instalaciones - Reparaciones

FONO 236681 • FAX 228160 • PHILLIPPI 1152 • VALDIVIA E-mail: tecalum@surnet.cl


En el fondo, tratar de entregarme cancha los últimos play offs? trenamientos? por entero, ya que cuando llegué “Por lo que he escuchado de “¡Ah! sí –risas–, lo que pasa Valdivia no estaba haciendo un los play offs, hace tiempo que no es que él es tan pequeño, lo llabuen campeonato, creo que había iban a siete juegos, así que fue mo el pequeño Danny de Vito. En perdido cinco partidos al hilo”. algo muy especial, ganar el cam- cierta forma es parecido a mí, es –¿Imaginabas ganar el cam- peonato fue genial. Pero el últi- una persona muy apasionada por peonato? mo juego, el árbitro para todos fue el baloncesto, entonces algunas “Sí, después que llegué le co- terrible, una verdadera locura. Si veces empiezo a imitarlo y a hamenté a Reggie que me dieran tú ves las finales de la NBA tie- cer sus gestos, pero todo es de una tiempo para ponerme en forma, nes a Barkley, Pippen y Jordan, buena manera.” acostumbrarme más al –¿Y es verdad que equipo y lograr la químiconoces a Michael • Su película favorita es “El profesional”. ca necesaria. De todas forJordan? • También le gustan los video juegos, mas creo que siempre tu“Jugué con Michael especialmente el famoso Play Station. vimos un buen conjunto, Jordan antes de llegar acá. • Aunque no conoce mucho la comida estaba Reggie, Paulo, Yo estaba practicando con chilena, entre sus favoritos están las Víctor, Pancho (Zepeda) y los Washington Wizards empanadas y el pastel de choclo que le prepara su polola. Méndez, que tiene una como por dos o tres semamuy buena defensa. En nas, fue una experiencia resumen, una muy buena combi- esa gente no va a salir del juego increíble. Aunque mi jugador fanación de gente.” porque la afición quiere verlos en vorito es Charles Barkley, pero –¿Cuándo se dieron cuenta acción”. Jordan y él están en un mismo lurealmente que podían ganar el “Yo apenas alcancé a jugar gar. Siempre quise conocerlo, torneo? diecisiete minutos, y de mis fouls pero jugar contra él fue un sueño “Creo que fue después de de- te puedo decir que dos fueron le- hecho realidad, imagínate de rrotar a la Universidad de Con- gítimos. Me dolió haber salido, pronto estás marcando a alguien cepción en el primer play off. Hi- porque era mi último juego y no y te das cuenta que es Michael cimos un muy buen primer parti- es la gracia sentarme en la banca, Jordan”. do allá y después pudimos defi- fue muy terrible. Incluso cuando –¿Te gustan otros deportes? nir la serie jugando en casa. Ahí lo vimos entrar al gimnasio, nos “Cuando estaba en high fue cuando nos dimos cuenta de lamentamos inmediatamente por- school jugaba de todo, que podíamos ser campeones, y que sabíamos que iba a joder el beisbol, fútbol americaeso que nadie se imaginaba que juego, quería llamar la atención”. no e incluso fútbol podíamos llegar a serlo”. “No creo que para los aficio- cuando era muy chico. “Después, contra Osorno fue nados haya sido un muy lindo es- Además me encanta como una bola de nieve, tú la em- pectáculo, tienes el caso de el golf, siempre lo pujas y sigue creciendo, yo que- Martínez, uno de los mejores ju- practico en casa, pero ría realmente ganarles a ellos y gadores, salió en el tercer cuarto aquí en Valdivia hay además de eso los barrimos, fue y ellos no tenían a nadie más, así que ser miembro de un una suerte de revancha en lo per- que de ahí en adelante ya todo club, por lo que me han sonal. Fue muy bueno haberles estaba definido, nada de suspen- contado, así que estoy ganado por 3-0”. so”. buscando a uno”. –¿Cuál es tu opinión de to–¿Alguna cosa en dos los problemas que pasaron CON LA SONRISA especial que te guste haen las finales, especialmente en A FLOR DE PIEL cer? el sexto partido? “Me encanta escuchar “Lo que pasa es que la gente –La gente te recuerda como música, especialmente el rap. dice muchas cosas, es una verda- una persona muy simpática, También me gusta ver películas dera locura. La gente de pronto ¿eres siempre así? y televisión. No soy mucho de la no entiende las cosas y te dicen “Es una de las cosas que más onda de salir o ir a tomar algunos groserías y cosas por el estilo. Es- me gusta en mí, pocas veces me tragos, eso ya lo hice mucho toy seguro que nadie quiere que vas a ver bajoneado, estoy casi cuando estaba en la univerte saquen la madre o te insulten siempre contento. Además creo sidad”. gratuitamente. Por suerte me pue- que eso es bueno para el equipo. –¿Tienes cádo controlar un poco, que no es Por ejemplo, en algunas ocasio- balas antes el mismo caso de Víctor nes cuando no tenemos muchas de los (Zamora), cuando se enoja se va ganas de entrenar empiezo a broa otro mundo, es como si no fue- mear y les levanto el ánimo a mis ra él, se transforma en el demo- compañeros.” nio –risas– u otra cosa.” –¿Es cierto que te gusta imi–¿Cómo viviste dentro de la tar a Marcos Guzmán en los en-

partidos? “Sí, siempre. Antes de los juegos voy a comprar una lata de Coca Cola en un local cercano y me la tomo con dos pastillas anti inflamatorias que uso para mis rodillas, las tomo una hora antes de cada partido. También antes de los partidos, unos cuarenta y cinco minutos antes, siempre me voy a la mitad de la cancha y rezo, y cuando estamos practicando a pocos minutos de que comience el match siempre hago la última canasta.” –También llama la atención que siempre te limpias las manos con la suela de tus zapatillas... “¡Ah! sí, la gente me pregunta eso, pero eso no es cábala, sólo lo hago para secar mis zapatos, que de pronto se resbalan.” –¿Qué es lo que más extrañas de USA? “Mis hijos en casa, las fiestas nacionales y ciertas comodidades de América, por ejemplo acá se me hace muy difícil encontrar zapatillas y ese tipo de implementos”.


Ramiro Vera:

PALPITANDO EL BÁSQUET U

n constante peregrinar por distintas ciudades del sur de Chile podría resumir la vida de Ramiro Vera hasta la fecha. Este estudiante de medicina en la UACh nació en Valdivia el 4 de diciembre de 1980, pero al poco tiempo se cambió de casa y Puerto Montt sería el lugar escogido. Residió hasta los nueve años en la capital regional, para nuevamente hacer las maletas y regresar a su tierra de origen. Sin embargo tuvo que volver a encaminarse hacia el sur un año después, esta vez a Osorno. Pero su travesía estaba lejos de terminar,

porque nuevamente Puerto Montt y posteriormente Concepción fueron sus lugares de parada. Cuando todo parecía indicar que se quedaba en tierras penquistas defendiendo a Petrox, una súbita noticia remeció el básquetbol nacional: el club petrolero decía adiós a la Dimayor. Así fue como Ramiro llegó el 2000 a defender los colores de Valdivia, donde una lesión lo dejó fuera de competencia por casi toda la temporada. Sin embargo, esto no mermó los afanes de Vera por hacerse de un puesto de titular en su segundo año con el CDV; luego de mucho trabajo pudo mostrar to-

das sus condiciones y cumplir un sueño: ganar la Dimayor. A pesar de no ser titular los seis primeros partidos de las finales, Ramiro tuvo su oportunidad en el séptimo juego. En aquella ocasión el alero fue pieza fundamental en la victoria albirroja y fue nada menos que el gran culpable que los sueños llanquihuanos se desvanecieran en los últimos minutos del tercer cuarto, cuando un accionar suyo le costó la quinta falta a Jack Martínez. –¿Cómo viste desde la banca los seis primeros partidos de las finales? “No es grato verlos desde la banca, sobre todo los partidos que se pierden. A veces cuando tú no juegas y tu equipo gana el partido estás contento, pero cuando se pierde y tú no entraste a jugar o jugaste muy poco es molesto, sabiendo que podrías haber entregado un poco más al equipo”. –Sin embargo tu oportunidad llegó en el último partido y vaya que la aprovechaste... “Sí, en realidad fue una bonita experiencia. Antes del partido no estuve nervioso, estaba confiado y sabía que íbamos a ganar; con las dos bajas que ellos tenían, la única posibilidad era ganar.” –¿Qué sentiste cuando sacaste a Martínez por personales? “¡Ah! fue muy bueno, estaba muy contento. Fue una jugada en que él me hace el foul de ataque, yo solamente me tiré al suelo y me quedé tendido pensando que cobraba foul mío, porque Martínez tenía cuatro personales. De repente veo que cobraron foul de ataque a favor nuestro y ahí me paré a celebrar con mi viejo, haciéndole señas desde la cancha”. –¿Fue en ese momento cuando el equipo se sintió ganador? “Yo creo que sí, aunque Martínez no estaba jugando tan bien. Pero claro, cuando lo sacamos ya estaba mucho más fácil la tarea, aunque Hilton comenzó a jugar bien, claro que con ayuda del árbitro. Yo vi el video y hubo hartos cobros que nunca, pero nunca fueron fouls y Olave los cobraba

igual no más, total y absolutamente descarado”. –¿Tú conoces a Olave desde Concepción? “Sí, a Olave lo conozco de Concepción y no es que le alegue ni nada, pero él trata de meter en problemas a los jugadores. Yo jugué en Petrox con Daniel Viafora y se llevaba súper mal con él. Después jugué por la universidad y él mismo me buscaba los fouls, me tiraba la «choreá», así prepotente. En el partido con Llanquihue ni lo miraba. Cuando le saqué ese foul a Martínez, yo dije me van a cobrar foul y cobraron a favor nuestro; en todo caso no lo cobró Olave, sino que Gallardo”. –Durante la temporada regular viste hartos minutos en cancha, que no se corroboraron en los play off. ¿Sufriste algún bajón en esa fase? “No, lo que pasa es que tuve hartos minutos durante la temporada regular y rendía bien. Recuerdo que cuando empezaron los play off con la Universidad de Concepción yo comenzaba de titular y jugaba harto tiempo.” “En las semifinales contra Osorno pienso que por una decisión técnica se necesitaba un jugador que tuviera más dominio de balón; si me presionan mucho a mí hay más posibilidades de que me roben el balón, no así a Paulo que entró en esos momentos. Además, él rindió súper bien, contra Osorno jugó de gran manera, ahí se destapó y luego en Valdivia jugó muy bien”. “Contra Llanquihue pensé que volvía, ya que era un equipo que tenía jugadores más altos, pero el profe prefirió a Paulo y él igual dio buenos resultados; por lo tanto no creo que haya habido una baja de parte mía.” ENTRE LA “U” Y EL BASQUET –¿Es muy difícil combinar medicina y jugar baloncesto? “La verdad es que distribuyo mi tiempo esencialmente entre la universidad y el básquetbol, nada más, absolutamente nada más. No


tengo ni tiempo para ir al centro Valdivia, eso nos va a mantener en mi segunda temporada se tera dar una vuelta u otra cosa. Me un tanto ligados a la ciudad, aun- minó todo de un día para otro. Ahí levantó en la mañana, me voy a que podríamos derivar a jugar a aprendí que no hay que dar nada clases y vuelvo de ahí a la casa. una ciudad cercana, como por seguro, siempre pueden haIncluso algunas veces desde la Temuco o Llanquihue, pero sería ber cambios en la vida.” universidad me voy a entrenar y más sacrificado para nosotros”. –¿Te imaginaste la plaza lledirecto a la casa.” –¿Qué pasaría si Temuco o na cuando llegaron el domingo “Estudio preferentea las 4:00 AM con el tímente en las noches, estulo de Dimayor? • A pesar de gustarle la música, no tiene pecialmente los fines de “La verdad que no, ningún grupo o banda en especial. semana, porque durante la fue una cosa que nunca • Bioquímica y Orgánica fueron sus semana el tiempo es poco, me había pasado en mi ramos más difíciles, pero a la vez los uno llega del entrenavida como deportista, fue que encontró más entretenidos. miento cansado. Pero hay una experiencia que nun• Entre sus películas favoritas está veces que si tienes prue“Milagros Inesperados”, además es ca más se me va a olvidar. aficionado al teatro. ba al otro día o en un par Yo venía con mi polola en • Desde niño le interesó el área de días más hay que poel bus y estábamos los dos biológica y más adelante le gustaría nerse a estudiar de inmesorprendidos, desde Piespecializarse en medicina deportiva. diato, sino prefiero descarte la gente afuera en la cansar y dormir, y no ancalle, tocando bocinas, dar muerto de sueño al otro día”. Llanquihue te ofrecieran más con pijamas desde las casas sa–¿Estudias con beca depor- dinero? lían a mirar. Fue muy bonito, en tiva? “Es que no es por cosa de plala plaza tiramos champaña y com“En la universidad tengo una ta, yo creo que es por una cosa de partimos con ellos”. beca deportiva que consiste en el como te sientes en el club, o sea, pago del 50% del arancel de la de repente si tienes algún proble- EL COLORADO VERA carrera, a cambio de eso yo tengo ma con los dirigentes o si el club que jugar por la UACh.” llega a desaparecer y uno necesi–¿Admiras a algún juga–¿Crees que a la universi- ta seguir jugando para costearse dor? dad le falta potenciar más este los estudios, a lo mejor va a ser “Larry Bird de la NBA es mi aspecto? necesario irse. Yo no digo que voy jugador favorito, lástima que ya “Sí, yo creo que a la «U» le falta apoyar más a los deportistas. No me refiero tanto a que los profes nos den facilidades, si no que la Austral tenga mayor participación en campeonatos, que hayan más deportistas becados y becas con mayores porcentajes.” “Considero que somos buenos deportistas, destacados a nivel nacional, como Johnny Gómez, Nelson Méndez, Claus Prutzmann. Además, en comparación con otras universidades como la de Concepción o la Católica, ellas becan en un 100% a sus estudiantes, es decir, no pagan nada en el arancel de sus estudios. También tienen becas de hospedaje, alimenticia, pero acá sólo tenemos esta beca de pago de matrícula, incluso los mismos a estar siempre acá en Valdivia, no juegue. A nivel nacional hay profes nos dicen que es poco para pueden pasar cosas.” varios jugadores que no los tentodos los deportistas que hay.” “Petrox era una institución go como ídolos, pero siempre los –En este equipo hay varios 100% metida en el básquetbol veo y trato de sacarles la parte basquetbolistas jóvenes, ¿tiene profesional, veinticinco años en buena que tienen. Sin ir más leValdivia jugadores para rato? el básquetbol, cuatro títulos, la jos, en el club he aprendido mu“Como tú dices somos varios parte económica sin mayores cho de Nelson Méndez en la parjugadores jóvenes y la mayoría problemas y yo tenía contrato por te defensiva, él defiende muy bien estamos estudiando acá en cuatro años, pero cuando estaba y me he dado cuenta que algunas

veces saco algunos movimientos que él hace en la parte defensiva. Lo mismo de Paulo Henríquez y Sandor Bravo, sobre todo. Sandor ya tiene varias mañas como jugador más «veterano» y he podido aprender harto de él”. –¿Recuerdas alguna anécdota? “Por mi pelo algunas veces me molestan, porque fuimos a jugar el nacional universitario y, como era mi primer nacional por la UACh, los jugadores me hicieron la bienvenida y me tiñeron el pelo de amarillo, pero no me agarró todo, sólo una parte. Así que al otro día fui a una peluquería y me lo teñí de mi color, después cuando volvimos acá el pelo se empezó a poner un poco rojo y todavía lo tengo medio rojo, de ahí me dicen el colorín por talla.” –¿Algún deporte que jamás practicarías? “Yo creo que practicaría todos, pero el que menos me llama la atención es la parte del atletismo cuando los corredores empiezan a correr por correr, no sé, todo el rato lo mismo.” –¿Y el boxeo? “También, también boxearía.” –¿Y te ha tocado boxear dentro de la cancha? “No, pelear no. He tenido ganas, pero no, gracias a Dios me han controlado, sobre todo en un Sudamericano que fuimos a jugar a Argentina cuando casi me agarro con el peruano Monges, el menor de ellos. Él me marcaba, yo estaba haciendo un buen partido, de pronto lanza un compañero y voy al rebote, entonces él me va a bloquear y me tira un codazo que casi me vuela la cabeza. Ahí empuñe la mano, lo miré y estuve a punto de mandarle el combo, pero después recapacité. Esa fue la única vez que he tenido realmente ganas de pegarle a alguien en la cancha.” –¿Atenderías como doctor al árbitro Sergio Olave? “No lo atendería –risas–, no. Lo llevaría donde otro doctor no más y chao, yo creo que no lo atendería y no creo que él vaya a atenderse conmigo.”


Johnny Gómez:

SALIENDO DE LAS SOMBRAS A PESAR DE NO TENER MUCHOS MINUTOS EN CANCHA Y DE NO DAR UN RENDIMIENTO CONSTANTE, SU APORTE Y ANOTACIONES DURANTE ALGUNOS PARTIDOS CLAVES DEL CAMPEONATO FUERON IMPORTANTES Y DE MUCHO APRECIO PARA EL PÚBLICO.

FAMOSOS FUERON SUS TRIPLES ANTE PROVINCIAL LLANQUIHUE EN LA FINAL DEL CAMPEONATO DIMAYOR 2001. CUANDO ERA NIÑO NO LE INTERESABA EL BÁSQUETBOL, AUNQUE SU MAMÁ SIEMPRE LO LLEVÓ A VERLO; ELLA JUGABA CUANDO JOVEN, PERO PARA ÉL ERA UNA LATA. SÓLO TUVO CONTACTO DIRECTO CON ÉSTE DEPORTE CUANDO EMPEZÓ A PRACTICARLO, CERCA DE LOS TRECE AÑOS... Y NO SÓLO LE GUSTÓ, SINO QUE SE VOLVIÓ INMEDIATAMENTE FANÁTICO.

AUDIOTEC & RIOVISION

Me crié en Punta Arenas, donde a los 13 años comencé a jugar por un hecho anecdótico. En mi colegio, el D-25 “Portugal”, nos obligaban a tomar un electivo y, para no tomar matemáticas, castellano o algo así, me dediqué al básquetbol y resultó que los entrenamientos eran en un gimnasio que sólo un año después vine a descubrir que no tenía nada que ver con el colegio.” Así relata Johnny Gómez sus inicios en el deporte de los cestos, en una carrera ascendente que le permitió este año tener una mayor figuración en el Deportivo Valdivia y ser un aporte gravitante en la disputa del título de campeón de Dimayor. “Desde un principio me gustó muchísimo el básquetbol, aunque era requete malo y entraba a la cancha a puro hacer el ridículo, me tomó más de un año hacer mi primer doble. Después empecé a entrenar harto, me pasaba el día en el gimnasio, hasta que comencé a participar de las selecciones del liceo y de Punta Arenas, hasta que llegué acá en 1999, a estudiar Ingeniería Forestal.” –¿Cómo se dio este paso a Dimayor con Valdivia? “Alguien le hizo saber a don Marcos Guzmán que yo tenía interés en venir a estudiar al norte. Todo comenzó el año pasado cuando yo había venido a jugar por la Universidad de Magallanes contra ellos para eliminarlos y había andado más o menos bien. Por ello, Marcos Guzmán se acordaba de mí. Finalmente concretamos todo y me vine a jugar

En Valdivia el básquetbol no está solo

Sistemas de Sonido y Producción de Televisión Desde 1979 con servicio personalizado para todo tipo de eventos. Proyección de imagen en pantalla gigante y producción de videos institucionales. Amplia experiencia en Sonorizaciones para recintos abiertos y cerrados, Asesoría Acústica en la construcción, Control de Ruidos y Vibraciones. Perú 521 - FonoFax (56)-063-218972 - Valdivia - Chile

DEPORTE ES SALUD - VALDIVIA ES BASQUETBOL Banmédica auspiciador oficial Dimayor 2001 en el Coliseo Municipal “Antonio Azurmendy”


Dimayor.” medio en la cancha y jugué ho–¿Es difícil estudiar y ju–¿Cómo viviste la final de la rrible. Pero me di cuenta de que gar? temporada 2001 y en especial el fue porque estaba muy nervioso. “Igual es complicado, más que último partido de la serie? Comprendí que no tenía que pen- nada por el tiempo, porque al me“Fue un partido en el que es- sar en cosas que me preocuparan, nos un fin de semana por medio tuve todo el rato nervioso se tiene que viajar y a vey en el cual yo no pensaces cuando se trata de lu• Su única cábala es rezar antes de los ba jugar, debido a todo lo gares lejanos se parte los partidos, sin embargo no se considera que ocurrió durante el viernes en la noche y se una persona muy religiosa y se define campeonato; gracias a regresa los lunes en la maa si mismo como un católico a su manera. Dios se dio esto de las inñana. Cuando uno está es• Gusta del rock latino, especialmente fracciones y pude entrar a tudiando es complicado, “Los Prisioneros”, junto al reggae jugar. Fue algo bonito porque se tiene que llegar nacional de Gondwana y del clásico porque ya el salir cama la clase o se tiene que Bob Marley. peón, y además el haber hacer un trabajo o hay terminado jugando, fue un prueba; cuesta bastante.” regalo aún más grande.” porque sino como jugador no fun–¿Y cómo lo haces con los –Desde el momento que en- ciono bien, fue por eso que en el trabajos de investigación o tatraste a la cancha demostraste último partido decidí no pensar en reas? notables aportes, como el triple nada y tratar de hacer lo que me“Tengo muchos compañeros con el que comenzasjor sabía hacer.” que han sido una gran ayuda, porte. ¿Cómo fue –¿A qué atribuyes la conque de repente yo no puedo estar eso? fianza que fuiste adqui- y me permiten ayudar en lo que “En el pririendo durante el desa- esté a mi alcance, por lo general mer partido rrollo del campeonato? llevándome trabajo para realizar de la serie ju“Este año fue bastante durante el viaje o juntándonos el gué mas o irregular para mí, tuve día que yo pueda, y cosas así.” menos bien partidos bastante buenos y –¿Has recibido apoyo de tus y en el partambién malos, eso merprofesores? tido siguienmaba la confianza de mi “Sí, igual hay muchas persote estuve sólo entrenador. Pero gracias a nas que les gusta el básquetbol y un minuDios ahora último me pude que me han ayudado harto; pero to y mejorar luego de estar dos igual están aquellos que no les meses sin jugar.” gusta y te dicen que más adelante –¿Cómo es seguir tendrás que decidir entre el los partidos en la básquetbol y los estudios.” banca? “En una ocasión un profesor “Es súper distin- no quiso correrme una prueba, ni to, porque se sufre siquiera adelantarla y ello me immucho más que denpidió ir a jugar a Concepción, esas tro de la cancha y son la clase de cosas que a uno lo también da rabia y afectan. Por eso es que dicen que pena terminar un la universidad es la muerte del departido sin haberlo portista en Chile, hay muchos cojugado, aunque se legas que terminan retirándose o haya ganado o entrenando muy poco y bajando perdido. Pero lo su nivel al llegar a la educación bonito es parti- superior.” cipar y ser par–¿Pero aun así tu idea es sete del equi- guir estudiando y jugando? po.” “Sí, hasta donde pueda, porque de hecho yo estudio gracias al básquetbol. Mis padres no podrían mantenerme aquí en Valdivia.” –¿Has tenido alguna desilusión en el básquetbol?

“La verdad es que en los años que llevo acá en Valdivia no he sentido ser un jugador de buen nivel. Hay partidos en los que mi rendimiento ha sido muy malo y eso a uno lo bajonea, pero igual hay alegrías como este campeonato, que son las que te ayudan a seguir adelante.” –¿Con quien compartes estas situaciones? “Con mi polola y la gente de mi casa en Punta Arenas, por teléfono. Ellos me han dado un apoyo y una confianza muy grandes, siempre me dicen que yo sé lo que hago y me dan carta blanca. A veces cuando me falta plata siempre me mandan, son comprensivos con lo poco que nos podemos ver, eso para mí es un apoyo muy grande.” –¿Cómo son las relaciones al interior del plantel? “Nunca había tenido un equipo tan unido. Generalmente a este nivel, donde corre plata, se suelen ver personas mal intencionadas, me hace recordar cuando uno era chico y jugaba por amor a la camiseta y por compartir con los amigos, es uno de los mejores equipos que he tenido.” –¿Y no hay alguien medio mal genio? “De repente Nelson llega con los monos, pero es muy de repente aunque a todos a veces nos toca llegar de malas. En todo caso nunca nos enojamos ni llegamos a pelear.” –¿Crees a los más jóvenes del plantel les afectó no haber jugado Libsur el año pasado? “Yo creo que nos afectó bastante, porque todos los otros equipos ya llevaban harto tiempo jugando juntos. Además, en un principio costó mucho armar el equipo cuando llegaba un norteamericano en la semana y teníamos el partido el sábado.” –En ese sentido, ¿cómo ves la llegada de Tony Bishop? “Fundamental, porque fue un jugador que se adaptó fácilmente al equipo, aportó mucho, además de ser una muy buena persona y simpática.”


Claus Prutzmann:

UN PREMIO AL ESFUERZO

H

ombre feliz en lo sentimental, aunque no se entusiasma con el matrimonio; por lo pronto desea terminar la carrera de Ingeniería Comercial que sigue en la UACh y luego trabajar un tiempo para estabilizarse en lo económico. Por sus actividades tiene poco tiempo para sí y quizás por eso considera que se ha sacado un siete con su polola y que el amor de pareja, familia y amigos es fundamental en su vida. Claus define como la principal característica de su personalidad el ser constante y sacrificado. Él no es una persona que deje cosas a medias y desaparezca sin dejar rastro, como buen alemán no es desordenado y, al pedirle que resuma sus virtudes en una palabra, responde sin pensar demasiado con la frase: “Soy tenaz”. –¿Cómo evaluas tu desempeño con el equipo durante la Dimayor 2001? “Mucho no puedo decir, porque no tuve muchos minutos en cancha; pero en lo poco que jugué traté de dar lo máximo. Quizá la llegada de los extranjeros me

fue desfavorable, pero son cosas del básquetbol y uno tiene que saber que cuando hay un equipo equilibrado hay que tener paciencia en la banca y dar lo mejor cuando se presenta la oportunidad.” –¿No te sientes frustrado por esto? “Por supuesto que sí, pero como decía son cosas del básquetbol y uno tiene que aprender de estas cosas y ponerle duro el hombro a los entrenamientos, para así mejorar día a día y ganarse un lugar.” –¿Cómo te sentiste en la final, sobre todo con los problemas en el arbitraje? “Para todos la final fue algo especial, ya que teníamos de por medio una temporada que no había sido muy favorable. Pero a la vez lograr un título y remontar un sexto lugar en la tabla de posiciones es algo que nunca se había hecho en Chile. Muchas personas no nos tenían fe y no nos veían más allá de la primera ronda con la Universidad de Concepción. Supimos demostrar que somos un equipo balanceado, equilibrado, con grandes jugadores y personas.” –¿Cuál es la mayor virtud del equipo? “Tú lo acabas de decir, el ser un equipo, quizá como plantel no somos superiores a la U. de Concep-

ción o a Osorno, pero como equipo fuimos más y eso se notó en los últimos partidos donde los árbitros no nos fueron favorables. Sacaron a cinco jugadores de nuestro equipo, por acumulación de faltas, pero ello se pudo soportar con una banca equilibrada y extensa. Eso nos dio el título.” –¿Cómo sentiste aquella situación de congelar tu carrera por una selección que finalmente no te convocó? “Esos son tropiezos momentáneos, los cuales te sirven para evaluar las cosas que has hecho. Congelé por el básquetbol, sí, porque se trataba de una posibilidad importante en mi vida deportiva, la cual fue efectivamente así. No me arrepiento de congelar ese semestre, ya que la experiencia que obtuve a nivel nacional e internacional es única, ya que te permite evaluar tu nivel de juego. Pero igual fue un momento difícil, ya que de por medio hubo mucho sacrificio, puesto que sólo una semana antes del sudameri-

cano fui separado del plantel.” –¿Es muy difícil estudiar y jugar? “La complementación del estudio con el deporte siempre ha sido difícil, uno tiene que entrenar todos los días y ello consume al menos cuatro horas, dos de entrenamiento, una de preparación, y una después. Además los trabajos de la universidad, junto al estudio y todo lo que ello implica, hacen necesario mucho sacrificio, esfuerzo y tenacidad para cumplir los objetivos, que son estudiar y jugar al mismo tiempo.” –¿Y si tuvieras que escoger entre jugar o estudiar? “Aquí en Chile no hay por donde perderse. En nuestro país, con excepción del fútbol, no hay posibilidades de ser un profesional del deporte, así que los estudios para mí están por sobre todo y, además, no hay que olvidarse que el básquetbol lo tendré sólo hasta los 38 años y de ahí son los estudios los que me darán la solvencia económica, salvo que me dedique a ser entrenador o monitor de menores. Le faltan muchos años a Chile para tener un básquetbol profesional, como el que tienen en Argentina.” –¿Y cómo llega alguien como tú a jugar básquetbol? “No mucha gente comprende que a tan alta edad yo haya comenzado a jugar, tenía 17 años cuando en el colegio empecé, y eso es raro al nivel en que actualmente me desenvuelvo. El noventa y cinco por ciento de los jugadores comenzaron antes de los 12 años y desde ese punto de vista tengo una enorme desventaja frente a mis compañeros.” –¿A qué atribuyes entonces tu maduración deportiva? “He madurado deportivamente a través del sacrificio, los tropiezos, las victorias y las dulzuras del deporte, uno debe siempre obtener lo bueno de la mezcla de las cosas y buscar el equilibrio, que es la vida en sí misma.”


D

iego se inició en el básquetbol en el Instituto Salesiano de Valdivia, cuando en quinto básico en la clase del profesor Diego Escalona lo sacaron de las clásicas pichangas de fútbol para ofrecerle el básquetbol debido a su estatura. Posteriormente jugó un año por el Deportivo Ecuador, pero al querer abandonar la institución le fue retenido el pase, quedando así un año y medio sin jugar. Una vez solucionado el problema se integró a Deportivo Valdivia, defendiendo la casaquilla albirroja desde la serie cadetes hasta hoy. –¿Cómo calificas tu temporada 2001 en el Deportivo Valdivia? “En lo personal igual creo que ha sido buena, porque creo haber mejorado en bastantes aspectos, pero lamentablemente no me han dado los minutos que necesito para demostrarlo. Sin embargo me siento tranquilo, porque los dirigentes hablan conmigo y me dicen que tenga paciencia, pero igual la paciencia se va agotando y los minutos siguen faltando.” –¿Cuándo comenzaste a jugar? “Yo partí de chico entrenando ya con los más adultos, pero entrenando, nada más. Eso fue bueno, porque adquirí roce. Con el club empecé a entrenar desde los 15 ó 16 años, no lo recuerdo muy bien. A los 17 años vestí por primera vez la camiseta del club y al año siguiente me marginé porque el equipo no era muy ami-

gable, existía demasiada rivalidad y competencia, que no era lo mejor para la gente joven.” –Y el plantel actual campeón de Dimayor, ¿cómo es? “La única palabra que puedo decir es excelente, aunque hay roces, como en todo equipo, pero no más allá del entrenamiento; somos un excelente grupo, donde hay mucha amistad.” –¿Cómo es la relación entre los jóvenes y los veteranos? “Igual uno aprende, porque hay mañas que cuando ellos la hacen uno puede mirar y aprender. Es muy útil cuando jugadores como Pancho Zepeda, Sandor o el mismo Zamora nos dicen que corrijamos una y otra cosa, la posición de las piernas, has esto al lanzar, al marcar, etcétera.” –¿Te imaginabas ser campeón tan joven con Valdivia? “Yo creo que nadie en la ciudad se lo imaginó, es más, creo que en los equipos nacionales que participaron tampoco nadie creyó que Valdivia sería campeón. Recordemos que • Quería ser uniformado cuando niño, como algunos de sus la temporada regular fue parientes, pero nunca decidió más o menos para nosotros si deseaba ser marino, aviador o y que en los play off nos militar. Luego descubrió que no era tocó con los dos equipos bueno recibiendo órdenes, más difíciles del campeonapor su carácter fuerte. to, pero igual teníamos algo • Le gusta cocinar, sobre todo de esperanzas. Sin embargo panqueques, y una vez terminada su carrera piensa instalar un local no sentimos verdaderas pode comida sana para deportistas. sibilidades hasta cuando ga• En su tiempo libre juega de todo namos el primer partido a la un poco: pool, ping pong, vóleibol Universidad de Concepy juegos de cartas. ción.” • En el fútbol, es hincha a morir de –¿Las sesiones de enla Universidad Católica. trenamiento fueron muy

Diego Luci:

ARDIENTE PACIENCIA

duras durante la temporada? “Si, hubo más preparación física que táctica, pero fue igual que en años anteriores.” –¿Cómo viviste las finales? “Todo fue fuerte, como cuando perdimos el tercer partido acá y cuando quedamos tres a dos en contra y si ganaba Llanquihue, ellos eran campeones en nuestra ciudad.” –¿Cuándo crees que alcanzarás la madurez necesaria para la titularidad? “Yo me encuentro preparado desde el año pasado. Ahora ten-

go más dominio de mí mismo, no me pongo nervioso ni tenso cuando entro a jugar, aunque si no te ponen nunca, obviamente sentirás la presión cuando te toque entrar a la cancha.” –¿Qué te pareció el apoyo de la gente en las finales? “Espectacular, pero creo que también deberían ir a vernos cuando nos va más o menos o mal. Yo entiendo a la gente, a nadie le gusta perder, y en general los chilenos somos exitistas.” –¿Afecta el básquetbol la relación con tu familia? “El apoyo de mi familia ha sido fundamental, mal que mal mis padres jugaron en su momento y desde chico que me inculcaron el deporte. A mí, por ejemplo, nunca me dijeron ‘no juegas más básquetbol porque te fue mal en el colegio’. En todo caso mi mamá, mi hermana y mi polola son fundamentales.”


Felipe Henríquez:

EL “ROOKIE” VALDIVIANO EN SU PRIMERA TEMPORADA DIMAYOR, FELIPE HENRÍQUEZ YA CONOCE LO QUE SIGNIFICA LA PALABRA GLORIA EN EL BÁSQUETBOL CHILENO, SU PRIMER TÍTULO EN LA DIVISIÓN MAYOR ASÍ LO RATIFICA.

T

iene sólo diecisiete años y ya sabe muy de cerca lo que significa jugar con la presión en contra, con gimnasios atestados de gente, y lo más importante: ya es campeón. Es que Felipe Henríquez, como él mismo señala, jamás se imaginó que a tan corta edad iba a tocar el cielo con las manos, compartiendo camerinos con los que eran sus ídolos de infancia. Nacido en Valdivia el 26 de julio de 1984, gran parte de su niñez la pasó en Corral, sin embargo hoy por hoy está totalmente radicado en la ciudad del Calle Calle y estudia en el Liceo Armando Robles Rivera. Es elocuente a la hora de señalar que el título obtenido es un sueño enorme que le gustaría corroborar a futuro, pero en la cancha. Para esto tiene pensado seguir trabajando y entrenando de manera constante, y de aquí a un par de años poder integrar en condición de titular un futuro elenco

albirrojo. –¿Qué se siente a los diecisiete años ser campeón de la Dimayor? “Bueno, una alegría inmensa, porque éste es mi primer año en Dimayor y salir campeón al tiro es muy gratificante. Aparte que tuve la oportunidad de jugar un partido, y haber formado parte del equipo es una alegría inmensa”. –Además tuviste el privilegio de cortar las mallas en Puerto Montt... “Sí, estábamos todos muy contentos, fue un gran partido. El público de Valdivia se dio cuenta: se le ganó a la hinchada, a Llanquihue y al arbitraje, entonces todo fue increíble”. –¿Cómo viviste el partido final en la banca? “No sé, yo creo que se ve

igual que la hinchada o incluso más nervioso, porque uno siente mucho cariño por el Deportivo Valdivia, aparte que el arbitraje nos complicó mucho. Además en una primera instancia Llanquihue nos sacó diez puntos de ventaja, y en esos momentos pensaba que iba a ser muy difícil ganar, estaba bastante nervioso. Incluso con dolor de estómago y todo eso”. –¿Qué jugador es el que más te aconseja? “Todos me aconsejan, como Pancho, Sandor, el mismo Johnny de repente me dice los errores, nos hacemos críticas constructivas; en el fondo todos me ayudan”. –¿De que manera te iniciaste en el básquetbol? “Yo empecé jugando en Corral por mi papás, pero después comencé a jugar fútbol por que me aburrí del basquet. Incluso

cuando tenía diez años estuve en la Universidad Austral jugando fútbol, pero me también me aburrí y cuando tenía once años retomé el básquetbol.” –¿Cómo llegaste al Deportivo Valdivia? “Hablé con el profesor Marcos Guzmán, incluso yo había estado el año antepasado con Deportivo Valdivia jugando Libsur, tuve la oportunidad de jugar dos partidos. Entonces con él ya llevo entrenando alrededor de cuatro años, y como vio que tenía interés se dio todo esto”. “Prefiero entrenar en ves de estudiar –risas–, pero me dicen que también estudie, no voy a estar toda la vida en el básquetbol”. –¿Qué deporte nunca practicarías? “Natación –risas–, no se nadar, siempre me dicen lo mismo: eres de Corral y no sabes nadar”. BAUTIZOS ALBIRROJOS –¿Con que jugadores del plantel compartes más? “¡Ehhh! Johnny (Gómez), Diego (Luci), pero en el fondo comparto con todos, el grupo es súper bueno. Lo que pasa es que Johnny vive cerca de mi casa, entonces nos vamos a entrenar juntos y todo eso”. –¿Alguna anécdota en el equipo? “Me han bautizado dos veces. Me habían bautizado ya jugando Libsur y esta temporada nuevamente me quisieron bautizar. Ahí me echan Calorub, la pela-dilla, me cortan el pelo –risas– , los que más la gozan ahí son Pancho (Zepeda) y Sandor (Bravo).”

• A diferencia de muchos no tiene ídolos de la NBA: “Si tuviera que quedarme con algún jugador, serían todos los de mi equipo que son grandes personas y muy buenos jugadores.” • Se define como regodeón, aunque entre sus principales platos están las papas fritas y las legumbres. • Las posiciones que más le acomodan dentro de la cancha son la de uno y dos.


Crónica de un título esperado:

28 ACTOS PARA

UNA OBRA MAESTRA VALDIVIA SE CORONÓ CAMPEÓN DE LA TEMPORADA 2001 - 02 DE LA DIMAYOR, ANTE TODOS LOS PRONÓSTICOS. DESPUÉS DE HABER FINALIZADO EN UN MAGRO SEXTO LUGAR EN LA FASE REGULAR, LOS ALBIRROJOS EMPRENDIERON UNA SEGUIDILLA DE TRIUNFOS QUE LOS LLEVÓ A DEFINIR

PROVINCIAL LLANQUIHUE. CDV PUDO SACARSE UNA ESPINA CLAVADA QUE VENÍA ARRASTRANDO DESDE 1989, CON

EN

SIETE FINALES DE MIEDO, EL

Y DE ESTA FORMA PODER GRITAR QUE LA COPA DE AHORA EN ADELANTE SE BAÑA EN EL

CALLE CALLE.

C

uando se iniciaba la temporada 2001 de la Dimayor para el Deportivo Valdivia, las voces allegadas a la institución proclamaban sólo una consigna: “al menos repetir la campaña anterior –tercer lugar– y de ahí en adelante cualquier otro resultado bienvenido sea”. De a poco se empezó a forjar un equipo que por nombres se


PARTIDO 1

PARTIDO 3

U. de Concepción 90 - Dep. Valdivia 77

Deportivo Valdivia 93 - U.D.E. Temuco 78

Fecha: Sábado 29 de septiembre de 2001. Universidad de Concepción (90): M. Ruiz 3, J. Zimmerman 9, R. Zúñiga 27, R. Fritsch 20 y P. Briones 19 (cinco inicial); J.L. Campos 5, R. Rosas 0, J. Valencia 7, S. Santander 0. DT: Cipriano Núñez. Deportivo Valdivia (77): F. Zepeda 6, R. Vera 13, N. Méndez 5, V. Zamora 23 y R. Poole 19 (cinco inicial); P. Henríquez 5, C. Prutzmann 5, J. Gómez 1. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 26-25; 51-40 y 66-54. Jueces: Miguel A. Bravo - Carlos Ramírez.

Fecha: Miércoles 30 de octubre de 2001. D. Valdivia (93): P. Henríquez 6, R. Vera 18, N. Méndez 12, V. Zamora 25 y R. Poole 18 (cinco inicial); F. Zepeda 5, C. Prutzmann 2, S. Bravo 7. DT: Marcos Guzmán. Unión Deportiva Española de Temuco (78): L. Monsalve 11, A. Acuña 14, C. Cárcamo 15, W. D'Alessandro 8 y W. Ladson 20 (cinco inicial); M. Galleguillos 0, G. Siegmund 4, R. Silva 6. DT: Carlos Iglesias. Parciales: 25-22; 47-45 y 71-61. Jueces: Ignacio Alvarado - Juan Mendoza.

sabía que iba dar una dura lucha a los sempiternos favoritos de Provincial Osorno y Universidad de Concepción, además de Provincial Llanquihue que había desembolsado altas cifras de dinero para conformar un equipo imparable. A la llegada de Reginald Poole, se sumaba la de Paulo Henríquez y aún faltaba por confirmar quien sería el segundo refuerzo extranjero. Guzmán pedía a Hank Moss, que tuvo un gran paso por la ciudad del Calle Calle a mediados de la década de los noventa, pero los dirigentes se inclinaban por el conocido, pero problemático, Víctor Alexander. A pesar de los incesantes rumores que corrían de que el pívot no entrenaba con el equipo, ya estaba todo acordado para su vuelta al CDV. Pero nuevamente el “gordo” Alexander se salía con la suya y, a pocos días de que se iniciara la competencia, un llamado telefónico hacía mellas en la dirigencia albirroja. ¿La razón? Alexander había sentenciado que por problemas familiares no venía a Valdivia, echando todo por borda PARTIDO 2

Español de Talca 101 - Dep. Valdivia 90 Fecha: Domingo 30 de septiembre de 2001. Español (101): F. Véliz 13, R. Espinoza 33, M. Liberty 23, A. Hillman 9 y O. Hermosilla 9 (cinco inicial); J. Sanhueza 4, L. Sáez 10. DT: Claudio Quezada. Deportivo Valdivia (90): F. Zepeda 6, R. Vera 27, N. Méndez 8, V. Zamora 19 y R. Poole 25 (cinco inicial); P. Henríquez 3, C. Prutzmann 2. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 34-29; 51-44 y 78-67. Jueces: José Carrasco - Carlos Ramírez.

para el cuadro fluvial. De esta manera, empezó en una fría tarde del 29 de septiembre el peregrinar albirrojo por la Dimayor ante la Universidad de Concepción, en tierras penquistas. En aquella ocasión los hombres de Marcos Guzmán sucumbieron por 90 - 77 ante los del campanil, que entre sus filas contaban con jugadores de la talla de Marcelo “Popeye” Ruiz, Patricio

Briones y Roland Fritsh, entre otros. Por otra parte, Provincial Llanquihue comenzaba a demostrar por qué era candidato número uno al título, apabullando en Santiago a la Universidad Católica por 88 – 65. Un día después, el CDV se trasladaba hasta la séptima región, a Talca. Allí tendrían que medirse ante el local Español y tratar de revertir el primer traspié. Pero al igual que el día anterior, las cosas no anduvieron bien para los valdivianos. Esta vez se cayó 101 - 90, la ausencia del segundo extranjero en las filas valdivianas se hacía notar, y no había indicio de que el problema pudiera solucionarse a corto plazo. A la semana siguiente, el miércoles 3 de octubre, los dirigidos de Guzmán debutaban en condición de local, cuando por el duelo interparejas se enfrentaron ante la UDE de Temuco. Poca resistencia pudieron ofrecer los del Ñielol ante un Valdivia que salió a ganar el partido desde el primer minuto. Un categórico 93 - 78 hacía augurar que el elenco del Calle Calle de a poco tomaba el ritmo en la competencia. La tercera y cuarta fecha se presentaba aún más auspiciosa para el CDV. Los rivales de turno eran la Universidad Católica y Liceo Mixto, y en las mentes de los gladiadores rojos la premisa que rondaba era la de ganar o ganar. Así fue como en un dramático overtime, los locales vencieron por 100 - 96 a los caballeros cruzados y por un rotundo 105 82 a Liceo Mixto, una de las escuadras más débiles de la com-


PARTIDO 4

PARTIDO 5

Dep. Valdivia 100 (85) - U. Católica 96 (85)

Deportivo Valdivia 105 - Liceo Mixto 82

Fecha: Sábado 6 de octubre de 2001. Deportivo Valdivia (100): S. Bravo 9, R. Vera 14, N. Méndez 2, V. Zamora 19 y R. Poole 40 (cinco inicial); F. Zepeda 3, C. Prutzmann 4, J. Gomez 7, P. Henríquez 2. DT: Marcos Guzmán. Universidad Católica (96): Majluf 1, P. Werth 31, E. Onetto 0, F. Méndez 19 y L. Lampley 28 (cinco inicial); F. Contreras 12, Díaz 5. DT: Alejandro Coloma. Parciales: 19-25; 46-39 y 60-58, 85-85. Jueces: Sergio Olave - Carlos Vega.

Fecha: Domingo 7 de octubre de 2001. D. Valdivia (105): P. Henríquez 8, S. Bravo 10, N. Méndez 12, V. Zamora 17 y R. Poole 10 (cinco inicial); R. Vera 11, F. Zepeda 12, C. Prutzmann 2, J. Gómez 21, D. Luci 2. DT: Marcos Guzmán. Liceo Mixto de Los Andes (82): F. Aranda 10, R. Lagos 16, F. Ziegele 17, S. Houston 12 y J. Madrid 14 (cinco inicial); G. Lagunas 9, C. Gallardo 2, M. López 2, M. Cornez 0. DT: Juan Arancibia. Parciales: 29-25; 53-45 y 89-55. Jueces: Hernán Barrera - Cristian Guggiana.

petencia. De a poco subía el ánimo en las huestes albirrojas, Reginald Poole se alzaba como un valuarte del cuadro fluvial y Zamora, Zepeda, Henríquez, Méndez, Gómez, Vera y Bravo no desteñían. Al mismo tiempo, Valdivia lograba encumbrarse entre los cuatro primeros y ya se sentía en el aire el ambiente que se estaba creando para los dos próximos encuentros que cerrarían la primera rueda de la fase regular: Provincial Llanquihue y Osorno venían a disputar el liderato al Coliseo Antonio Azurmendy Rivera. Pero eso no era todo, el caso del segundo extranjero llegaba a un final feliz –o por lo menos se pensaba eso–, cuando se supo que el pívot argentino Bruno Jovanovich llegaba el viernes a Valdivia y su debut era inminente. De esa manera albirrojos y llanquihuanos medían fuerzas en lo que sería su primer compromiso oficial de la competencia. La noche del 13 de octubre fluviales y lacustres jugaron un duelo que hizo vibrar al Coliseo. A pocos minutos de iniciado el

cotejo, una batahola encendió en llamas el campo de juego, Zepeda y Wallace se trenzaban a golpes y ambos eran expulsados del partido en el primer cuarto. Valdivia sin su conductor natural aguantaba como podía el aluvión y se iba en ventaja los tres primeros cuartos. Pero no todo estaba dicho y en la última fracción los hombres de Guzmán volvieron a caer en los mismos errores de temporadas pasadas. El descontrol se hizo patente, nunca se buscó al hombre mejor ubicado para lanzar y terminaron cayendo en la desesperación total. El marcador final fue de 68 79, se perdió el invicto en casa y el monstruo del lago seguía creciendo de manera abismante. Hasta esa fecha era la única escuadra invicta en el certamen basquetero. Las cosas no mejoraron el día siguiente, y aquel 14 de octubre Provincial Osorno volvía a dar cuenta de los albirrojos por 92 78, sentenciando de manera anticipada la ida de Jovanovich, que sólo alcanzó a jugar dos encuentros. Nuevamente el problema del segundo extranjero salía a flote,

PARTIDO 6

PARTIDO 7

Deportivo Valdivia 68 - Prov. Llanquihue 79

Deportivo Valdivia 78 - Prov. Osorno 92

Fecha: Sábado 13 de octubre de 2001. D. Valdivia (68): F. Zepeda 0, R. Vera 10, N. Méndez 8, R. Poole 30 y B. Jovanovich 9 (cinco inicial); V. Zamora 7, S. Bravo 4, C. Prutzmann 0. DT: Marcos Guzmán. Provincial Llanquihue (79): P. Robles 6, C. Wallace 4, C. Pérez 13, M. Hilton 16 y J. Martínez 23 (cinco inicial); D. Viafora 17, M. Hernández 0. DT: Iván Gallardo. Parciales: 19-20; 37-31 y 58-58. Jueces: Germán Ramírez - Juan Carlos Vergara.

Fecha: Domingo 14 de octubre de 2001. Dep. Valdivia (78): P. Henríquez 3, N. Méndez 10, V. Zamora 11, R. Poole 24 y B. Jovanovich 20 (cinco inicial); R. Vera 7, J. Gómez 2, S. Bravo 1. DT: Marcos Guzmán. Provincial Osorno (92): G. Lara 17, P. Sáez 25, P. Arroyo 8, J. Soto 16 y E. Brown 18 (cinco inicial); L. Méndez 6, J. Oyarzún 2. DT: Carlos Schwarzenberg. Parciales: 23-22; 44-42 y 58-63. Jueces: Germán Ramírez - Juan Carlos Vergara.


PARTIDO 9

Liceo Mixto 98 (78) - Dep. Valdivia 88 (78) Fecha: Domingo 21 de octubre de 2001. Liceo Mixto de Los Andes (98): G. Lagunas 11, F. Ziegele 18, R. Lagos 20, S. Houston 23 y K. Dorsey 2 (cinco inicial); J. Madrid 12, D. Gonzalez 4, M. López 8, P. Ares 0. DT: Aldo Aros. Deportivo Valdivia (88): P. Henríquez 4, F. Zepeda 9, S. Bravo 3, D. Bailey 4 y R. Poole 29 (cinco inicial); V. Zamora 17, R. Vera 11, N. Méndez 9, Prutzmann 2. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 17-23; 42-40 y 64-53. Jueces: Sergio Olave - Ignacio Alvarado

triunfo no se las imaginaba nadie, por eso no fue sorpresa que el cuadro de Guzmán terminara cayendo por un apretado 88 - 84. Con el ánimo de revertir las cosas, Valdivia se trasladó hasta Los Andes para enfrentar a los locales, un equipo débil que era perfectamente abordable. Pero nuevamente los errores volvieron a hacer presencia en los jugadores albirrojos. Aquella noche del 21 de octubre los del Calle Calle tuvieron la victoria en sus manos, pero la dejaron escapar los últimos minutos. Por segunda vez en la temporada, Valdivia iba a tiema esas alturas parecía cuento de nunca acabar. MÁS VALE TARDE QUE NUNCA Iniciada la segunda rueda, Valdivia de a poco había dejado lo bueno que se había hecho en los tres primeros encuentros en condición de local. Se buscaba desesperadamente un segundo refuerzo y éste sería Dexter Bailey, un pívot de 1,98 metros

que había llegado centellantemente luego de la abrupta salida de Bruno Jovanovich. Por otra parte, Víctor Zamora, dejaba inexorablemente su puesto al joven Ramiro Vera, que se había transformado en la revelación del cuadro del Calle Calle hasta esa fecha. De esta forma, el 20 de octubre los albirrojos emprendieron camino hasta Santa Rosa de Las Condes para jugar ante la UC. Ciertamente las esperanzas de un

PARTIDO 8

Univ. Católica 88 - Deportivo Valdivia 84 Fecha: Sábado 20 de octubre de 2001. Universidad Católica (88): P. Werth 18, F. Contreras 10, Díaz 2, F. Méndez 15 y L. Lampley 29 (cinco inicial); J. Majluf 4, P. Avila 10. DT: Alejandro Coloma. Deportivo Valdivia (84): S. Bravo 7, R. Vera 6, V. Zamora 23, D. Bailey 11 y R. Poole 31 (cinco inicial); N. Méndez 6. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 27-24; 48-49 y 70-64. Jueces: Sergio Olave - Carlos Ramírez.

po suplementario. Un overtime que sólo sirvió para ratificar que los fluviales habían perdido el rumbo, un categórico 98 - 88 a favor de los locales dejaba al CDV sumido en los lugares secundarios de la tabla de posiciones; mientras Provincial Llanquihue, Provincial Osorno y la Universidad de Concepción se encaminaban en tierra derecha al campeonato . En ese instante el título sólo se veía como una posibilidad muy remota. Al igual que Jovanovivh, Bailey dejaba la tienda albirroja por problemas físicos, según sen-

PARTIDO 10

Dep. Valdivia 82 - U. de Concepción 95 Fecha: Sábado 27 de octubre de 2001. Deportivo Valdivia (82): F. Zepeda 8, N. Méndez 5, V. Zamora 4, T. Bishop 12 y R. Poole 23 (cinco inicial); R. Vera 21, S. Bravo 9. DT: Marcos Guzmán. Universidad de Concepción (95): M. Ruiz 18, J. Zimmerman 27, R. Zúñiga 21, R. Fritsch 7 y P. Briones 8 (cinco inicial); R. Rosas 4, S. Santander 1, J. Valencia 9. DT: Cipriano Núñez. Parciales: 10-24; 30-56 y 62-73. Jueces: Miguel A. Bravo - Fernando Castillo.

PARTIDO 11

Deportivo Valdivia 87 - Español de Talca 76 Fecha: Domingo 28 de octubre de 2001. Deportivo Valdivia (87): S. Bravo 7, R. Vera 16, N. Méndez 12, T. Bishop 18 y R. Poole 21 (cinco inicial); P. Henríquez 2, F. Zepeda 8, V. Zamora 3. DT: Marcos Guzmán. Español de Talca (76): R. Espinoza 16, L. Sáez 19, P. Kiganya 13 , A. Hillman 17 y O. Hermosilla 2 (cinco inicial); S. Figueroa 4, S. Bravo 2, L. Reyes 3. DT: Claudio Quezada. Parciales: 18-14; 37-31 y 67-52. Jueces: Juan Inostroza - José Carrasco.


PARTIDO 12

PARTIDO 13

U.D.E. Temuco 81 - Deportivo Valdivia 94

Prov. Llanquihue 101 - Dep. Valdivia 93

Fecha: Miércoles 31 de octubre de 2001. Unión Deportiva Española de Temuco (81): J. C. Acuña 0, A. Acuña 14, C. Cárcamo 18, W. D'Alessandro 15 y W. Ladson 27 (cinco inicial); M. Salinas 1, R. Silva 6. DT: Mauricio Creps Deportivo Valdivia (94): S. Bravo 8, F. Zepeda 9, R. Vera 15, V. Zamora 24 y R. Poole 17 (cinco inicial); N. Méndez 6, T. Bishop 15. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 18-34; 37-56 y 57-82. Jueces: Ignacio Alvarado - Juan Mendoza.

Fecha: Sábado 10 de noviembre de 2001. Provincial Llanquihue (101): O. Vantroy 25, C. Pérez 21, D. Viafora 13, M. Hilton 12 y J.M. Martínez 26 (cinco inicial); M. Hernández 0, P. Robles 4. DT: Iván Gallardo. D. Valdivia (93): F. Zepeda 4, N. Méndez 6, V. Zamora 18, T. Bishop 35 y R. Poole 13 (cinco inicial); S. Bravo 3, R. Vera 12, P. Herníquez 4. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 24-19; 47-47 y 72-67. Jueces: Jaime Inostroza - Sergio Olave.

PARTIDO 14

tenciaba el mismo jugador, y nuevamente asomaba el problema de la búsqueda del tan ansiado y definitivo refuerzo extranjero. A la vez, Valdivia debía enfrentarse a la Universidad de Concepción el 27 de octubre por la tercera fecha, y los augurios de un triunfo eran escasos. Fue así como se llegó al encuentro, que además deparaba una sorpresa que a la postre sería una de las más gratas de la temporada, un tal Tony Bishop, que había defendido los colores de la UDE la temporada pasada, hacía su arribo a la tienda del Calle Calle. Su llegada había sido concretada por intermedio de Paulo Henríquez, quien en Temuco había tenido la primera aproximación con el ala pívot. Lamentablemente el match no fue auspicioso para Valdivia y

menos para Bishop. Se cayó de manera inapelable ante los del Campanil por 95 - 82 en un encuentro que se definió a pocos minutos del primer cuarto. Sin embargo se volvería a retomar la senda del triunfo un día después, cuando en una soleada tarde primaveral el CDV dio cuenta de Español de Talca por 87 - 76, lo que inyectó un golpe anímico a los jugadores de Guzmán que tres días más tarde derrotaron en condición de visitante a la UDE, por 94 - 81. Sólo faltaban dos fechas para el cierre de la temporada regular, y de a poco se comenzaba a encontrar el rumbo. A pesar de perder los dos últimos partidos de visita ante Llanquihue y Osorno por 101 - 93 y 91 - 88, respectivamente, el andamiaje valdiviano se estaba en-

Prov. Osorno 91 - Deportivo Valdivia 88 Fecha: Domingo 11 de noviembre de 2001. Provincial Osorno (91): E. Carrasco 0, P. Sáez 30, P. Arroyo 16, J. Soto 16 y P. Coro 9 (cinco inicial); G. Lara 5, F. Campos 0, J. Oyarzún 3, E. París 12. DT: Carlos Schwarzenberg. D. Valdivia (88): S. Bravo 5, R. Vera 16, V. Zamora 31, T. Bishop 11 y R. Poole 12 (cinco inicial); F. Zepeda 0, N. Méndez 6, P. Henríquez 7. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 25-16; 53-44 y 72-73. Jueces: Eduardo Becerra - Jaime Inostroza.

granando de manera lenta pero segura. Lo que vendría de ahí en adelante, ni el más asiduo de los hinchas albirrojos se lo esperaba, es que el león valdiviano estaba comenzando a despertar de un sueño que no podía ser sempiterno. DE ATRÁS PICA EL ALBIRROJO Finalizada la fase regular, el CDV se ubicó en un postrero sexto lugar –de ocho equipos– de la tabla de posiciones de la Dimayor 2001, competencia que ya entraba en tierra derecha. Se iniciaban así los play off y el rival a vencer en la primera fase era la Universidad de Concepción, que había finalizado en el tercer lugar. Los encuentros a disputarse eran al mejor de cinco y los penquistas tenían ventaja de campo, debido a la mejor posición en la tabla de colocaciones. De tal forma comenzaba una serie con sabor a revancha –la Universidad había eliminado en semifinales a Valdivia por 3-2 la temporada 2000–, que de antemano se sabía iba a ser difícil, para muchos imposible, menos para

los corazones del plantel valdiviano. Fue así como el 17 de noviembre Valdivia emprendió rumbo hasta Concepción para empezar a dilucidar su suerte. En un cotejo increíble, el CDV doblegó a los del campanil por la friolera de 86 - 69, sentando firmes bases de que el equipo comenzaba a despegar hacia su mayor gloria. Al día siguiente, los de Guzmán no pudieron reeditar su primera gran actuación y cayeron por 98 - 75, en un resultado que a esas alturas no importó mucho. Así, la primera tarea hacia el título estaba consolidada. Se había logrado conseguir un valioso triunfo como visitante, que tendría que ser ratificado siete días más tarde en la propia casa, ante una Universidad que venía a darlo todo. Fue de esta manera que el 24 de noviembre el Coliseo Municipal, por primera vez en toda la temporada, presentaba un recinto medianamente lleno, es que muchos ya sabían que el paso a semifinales era cuestión de días. En un partido memorable, los locales arroyaron a los penquistas por 93 - 78, donde las figuras de


PARTIDO 15

PARTIDO 16

U. de Concepción 69 - Dep. Valdivia 86

U. de Concepción 98 - Dep. Valdivia 75

Fecha: Sábado 17 de noviembre de 2001. Universidad de Concepción (69): M. Ruiz 10, J. Zimmerman 27, R. Zúñiga 6, R. Fritsch 5 y P. Briones 11 (cinco inicial); J.L. Campos 4, F. Avello 0, J. Valencia 2, F. Coro 4. DT: Cipriano Núñez. Deportivo Valdivia (86): F. Zepeda 8, R. Vera 5, V. Zamora 8, T. Bishop 16 y R. Poole 37 (cinco inicial); S. Bravo 6, N. Méndez 0, P. Henríquez 2, C. Prutzmann 4. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 12-26; 29-48 y 46-61. Jueces: Miguel A. Bravo - Ignacio Alvarado. Serie: Deportivo Valdivia 1 - U. de Concepción 0

Fecha: Domingo 18 de noviembre de 2001. Universidad de Concepción (98): J. L. Campos 11, J. Zimmerman 28, R. Zúñiga 16, R. Fritsch 12 y P. Briones 17 (cinco inicial); E. Arteaga 0, F. Avello 14, F. Coro 0, D. Leal 0. DT: Cipriano Núñez. Deportivo Valdivia (75): F. Zepeda 0, S. Bravo 5, V. Zamora 15, T. Bishop 12 y R. Poole 23 (cinco inicial); R. Vera 8, N. Méndez 6, P. Henríquez 6, C. Prutzmann 0. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 20-22; 39-38 y 62-57. Jueces: Patricio Menares - Ivar Guzmán Serie: Deportivo Valdivia 1 - U. de Concepción 1

Reginal Poole, Francisco Zepeda y Nelson Méndez se elevaron a la categoría de héroes aquella noche. Valdivia tomaba ventaja en la serie de 2 - 1 y sólo restaba una victoria más para avanzar a semifinales del torneo. La noche del 25 de noviembre, aproximadamente dos mil almas se volvieron a dar cita para ver a Valdivia nuevamente en acción. Al igual que en el tercer partido de la serie, los albirrojos se fueron rápidamente arriba en el marcador, mostrando un juego de conjunto y una defensa que no se había visto hasta la fecha. Hasta el tercer cuarto la ventaja local era cómoda, pero de pronto la Universidad de Concepción empezó a mandar. Por primera vez en todo el match los hinchas albirrojos comenzaron a dudar del triunfo, pero los de Guzmán no estaban para alargar más la serie. El 88 - 81 final corroboraba que Valdivia estaba para grandes cosas, no sólo se había eliminado al conjunto que muchos señala-

ban como el más peligroso, sino que de paso la deuda quedaba saldada, por aquello de las semifinales de la temporada 2000. CON ESCOBA EN MANO Y llegaron las semifinales. Al

PARTIDO 17

igual que en la temporada 2000, el CDV volvía a alcanzar dicha instancia, pero ahora el rival era otro: los bicampeones Provincial Osorno, un cuadro que había sentado paternidad sobre Valdivia. Los dos primeros encuentros eran en calidad de visita, y el plan-

tel estaba confiado que podía al menos arrebatarle un partido a los del Rahue, tal cual se había hecho anteriormente con la Universidad de Concepción. Sin embargo, Valdivia tenía claro que dos victorias eran mejor que una, y fue así como el 1 de diciembre los fuegos se encendieron en el gimnasio María Gallardo. El partido comenzaría favorable a los locales, sin embargo los catorce puntos de luz que llegaron a tener se fueron esfumando paulatinamente. Ya al cierre del primer tiempo, el tanteador indicaba un apretado 52 - 46. Ante esto, Valdivia salió a matar en el tercer cuarto, donde logró siete triples y se llevó el parcial por 31 - 12. De ahí en adelante, todo fue para la escuadra fluvial. Reginald Poole –28 puntos– y Víctor Zamora –26 anotaciones– se alzaban como los goleadores del visitante, que terminaría apabullando a los toros por 91 - 77. La primera estocada estaba dada. La revancha hacía presagiar

PARTIDO 18

Dep. Valdivia 93 - U. de Concepción 78

Dep. Valdivia 88 - U. de Concepción 81

Fecha: Sábado 24 de noviembre de 2001. Deportivo Valdivia (93): S. Bravo 4, R. Vera 15, N. Méndez 5, T. Bishop 16 y R. Poole 26 (cinco inicial); F. Zepeda 5, V. Zamora 21, P. Henríquez 1. DT: M. Guzmán. Universidad de Concepción (78): J. Zimmerman 11, M. Ruiz 15, R. Zúñiga 10, R. Fritsch 12 y P. Briones 17 (cinco inicial); J. L. Campos 6, F. Avello 3, S. Santander 4. DT: Cipriano Núñez. Parciales: 24-22; 50-43 y 68-62. Jueces: Hernán Barrera - Miguel A. Bravo. Serie: Deportivo Valdivia 2 - U. de Concepción 1

Fecha: Domingo 25 de noviembre de 2001. Deportivo Valdivia (88): S. Bravo 0, F. Zepeda 12, R. Vera 9, N. Méndez 13 y T. Bishop 21 (cinco inicial); R. Poole 20, V. Zamora 13. DT: Marcos Guzmán. Universidad de Concepción (81): M. Ruiz 11, J. Zimmerman 10, R. Zúñiga 8, R. Fritsch 23 y P. Briones 15 (cinco inicial); J. L. Campos 9, F. Avello 3, S. Santander 2. DT: Cipriano Núñez. Parciales: 20-21; 48-51 y 73-66. Jueces: Ivar Guzmán - Ignacio Alvarado. Serie: Deportivo Valdivia 2 - U. de Concepción 1


PARTIDO 19

PARTIDO 20

Prov. Osorno 77 - Deportivo Valdivia 91

Prov. Osorno 86 - Deportivo Valdivia 97

Fecha: Sábado 1 de diciembre de 2001. Provincial Osorno (77): P. Sáez 15, E. Carrasco 10, P. Arroyo 16, J. Soto 2 y E. Brown 16 (cinco inicial); P. Coro 11, E. París 6, F. Campos 1. DT: Carlos Schwarzenberg. Deportivo Valdivia (91): P. Henríquez 3, F. Zepeda 13, N. Méndez 6, T. Bishop 12 y R. Poole 28 (cinco inicial); V. Zamora 26, R. Vera 3, S. Bravo 0. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 26-22, 52-46 y 64-76. Jueces: Eduardo Becerra - José Carrasco. Serie: Deportivo Valdivia 1 - Provincial Osorno 0

Fecha: Domingo 2 de diciembre de 2001. Provincial Osorno (86): P. Sáez 27, P. Arroyo 0, J. Soto 12, E. París 8 y E. Brown 17 (cinco inicial); P. Coro 2, E. Carrasco 6, F. Campos 14. DT: Carlos Schwarzenberg. Deportivo Valdivia (97): P. Henríquez 24, F. Zepeda 6, N. Méndez 7, T. Bishop 27 y R. Poole 15 (cinco inicial); V. Zamora 13, R. Vera 4. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 20-32, 47-46 y 58-72. Jueces: Hernán Barrera - Bernardo Carrasco. Serie: Deportivo Valdivia 2 - Provincial Osorno 0

que los locales entrarían con todo a empatar la serie; es que una desventaja de 2 - 0 era catastrófica, más teniendo en cuenta la efervescencia que ya se empezaba a vivir en Valdivia. Fue así como, un día después, ambos equipos volvieron a medirse en el mismo recinto. A diferencia del primer partido, el CDV sacó ventaja inmediatamente de 32 - 20, pero Provincial Osorno logró recuperar terreno y se fue en ventaja de 47 - 46 al cierre del primer tiempo. Pero la historia se repetiría y, al igual que en el primer cotejo, los fluviales echaron toda la carne a la parrilla en el tercer cuarto que terminarían ganando por 27 - 14. Así, el último período fue sólo un mero trámite para los albirrojos, que nuevamente terminarían goleando por 97 - 86. Aquella noche la figura de Paulo Henríquez resurgió como el ave Fénix y sus 24 puntos, junto a los 28 de Tony Bishop, fueron fundamentales para la victoria albirroja. La segunda estocada había rozado el corazón de los toros. El sábado 8 de diciembre llegaría la tan esperada revancha, ante un Coliseo que por primera vez en toda la temporada presentaba un lleno total, más de tres mil personas vibraron intensamente ante un elenco local que jugó un básquetbol perfecto. Desde un comienzo la superioridad albirroja se hizo sentir, tanto Zepeda –cinco triples–, como Henríquez –dos triples– y Bishop –tres triples– hacían estallar en fuego el aro visitante, que

PARTIDO 21

Deportivo Valdivia 106 - Prov. Osorno 86 Fecha: Sábado 8 de diciembre de 2001. Deportivo Valdivia (106): P. Henríquez 21, F. Zepeda 22, N. Méndez 6, T. Bishop 16 y R. Poole 28 (cinco inicial); V. Zamora 6, R. Vera 5, S. Bravo 2. DT: Marcos Guzmán. Provincial Osorno (86): E. Carrasco 0, P. Sáez 24, P. Arroyo 5, J. Soto 12 y E. Brown 17 (cinco inicial); P. Coro 13, E. París 4, F. Campos 11. DT: Carlos Schwarzenberg. Parciales: 29-22, 53-35 y 69-64. Jueces: Germán Ramírez - Carlos Ramírez. Serie: Deportivo Valdivia 3 - Provincial Osorno 0


veía como se les escapaban sus posibilidades inexorablemente. El primer tiempo finalizaría con un contundente 53 - 35 y, aunque los del Rahue intentaron una levantada en el tercer período, no pudieron ante un Valdivia que los terminó masacrando por 106 - 86, con un punto final de Poole que fue para el recuerdo: el triple conseguido desde su propia zona cuando el claxon ya exclamaba el final del encuentro, mientras Tony Bishop con escoba en mano señalaba que la barrida ya estaba consumada. El toro yacía de muerte en la ciudad de los ríos. Valdivia después de trece años volvía a una final, ahora el rival a vencer era el denominado monstruo del lago: el quinteto de Provincial Llanquihue.

PARTIDO 22

Prov. Llanquihue 104 - Dep. Valdivia 109 Fecha: Sábado 22 de diciembre de 2001. Provincial Llanquihue (104): O. Ramírez 15, C. Pérez 40, M. Hilton 8, D. Viafora 6 y J.M. Martínez 35 (cinco inicial); R. Soldan 0, P. Robles 0. DT: Iván Gallardo. Dep. Valdivia (109): P. Henríquez 7, F. Zepeda 10, N. Méndez 4, T. Bishop 23 y R. Poole 26 (cinco inicial); V. Zamora 28, R. Vera 0, S. Bravo 9, C. Prutzmann 2. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 31-39; 63-58 y 81-82. Jueces: Miguel A. Bravo - Ignacio Alvarado. Serie: Deportivo Valdivia 1 - Provincial Llanquihue 0

INFARTO TRAS INFARTO Y llegaron las finales. Valdivia había apabullado a Provincial Osorno y Llanquihue, por su lado, había tenido más dificultades con Español de Talca, al que había logrado vencer por un parcial de 3 - 2. Al igual que en los otros dos cotejos de play off, el CDV debía comenzar jugando en calidad de visita, claro que esta vez era al mejor de siete encuentros. El sábado 22 de diciembre, los hombres de Guzmán se trasladaron hasta el gimnasio Fiscal de Llanquihue, la tan temida “cajita de fósforos”, donde el local permanecía invencible, al menos hasta ese momento. Iniciado el encuentro, los hinchas llanquihuanos no podían creer lo que sus ojos veían, el monstruo del Calle Calle tomaba una arrolladora ventaja de 21 - 4, pero paulatinamente se fue perdiendo el rumbo. El primer cuarto terminaría a favor de la visita por 39 - 31, sin embargo al cierre del primer tiempo Llanquihue estaba en ventaja de a 63 - 58. En el tercer período, Valdivia volvió a dominar las acciones. Víctor Zamora –cinco triples– se alzaba en todo su esplendor, pero el marcador aún era incierto, situación que se prolongó hasta los

últimos minutos. Fue precisamente en las postrimerías del encuentro, y cuando el tanteador indicaba empate en 104, que Bishop tuvo que ir dos veces a la línea de tiros libres, con clase y frialdad estiró cifras definitivas de 109 104 para los del Calle Calle. Al igual que en Concepción y Osorno, la primera tarea ya estaba cumplida, Llanquihue en su propia “cajita de fósforos” quiso jugar con fuego, pero terminó quemándose. Y llegó el segundo encuentro, los locales no podían darse el lujo de volver a caer y Valdivia había ido de menos a más, a esa altura el elenco de Marcos Guzmán sentenciaba que el campeonato había comenzado desde la etapa de los play off en adelante. Los trescientos cincuenta hin-

chas que viajaron a ver a Valdivia pensaban que se podía repetir lo de la primera noche, pero no fue así. A pesar de la equiparidad en los dos primeros cuartos, el CDV sufrió un bajón en el tercer período, sumado a que Iván Gallardo

hizo rotar su banca como nunca antes lo había realizado. Ni las buenas manos de Poole –28 puntos y tres triples–, Tony Bishop –24 puntos y cuatro triples–, Paulo Henríquez y Víctor Zamora –con 15 unidades cada uno– fueron suficientes para impedir que los locales terminaran imponiendo sus términos por 108 - 98. La serie quedaba igualada. Sin embargo Valdivia había logrado lo que ningún equipo había sido capaz: terminar con el invicto de Llanquihue y retomar la ventaja de campo, que tendría que ratificar a la semana siguiente en el Coliseo Municipal. El 29 de diciembre fue la revancha, las entradas para la justa se habían agotado por completo, más de 4.500 personas estaban atentas para ver a Valdivia tomar ventaja en la serie..., pero no todo iba a ser color de rosas. En un encuentro paupérrimo, los albirrojos, no pudieron hacer nada ante un Llanquihue que lo terminó masacrando por 91 - 76. Es que ni los sendos triples de Johnny Gómez fueron suficientes. El equipo nunca se encontró como tal y la presión del público afectó a los locales, que presenciaban como la oportunidad de coronarse campeón en casa se alejaba. Mas, no todo estaba dicho, el panorama se tornaba complicado, pero no imposible. El tercer partido de la serie ya era historia y lo único que merodeaba en las mentes de los jugadores era ganar o ganar. Para el cuarto encuentro de las

PARTIDO 23

Prov. Llanquihue 108 - Dep. Valdivia 98 Fecha: Domingo 23 de diciembre de 2001. Provincial Llanquihue (108): O. Ramírez 14, C. Pérez 22, M. Hilton 8, D. Viafora 23 y J. M. Martínez 23 (cinco inicial); P. Robles 0, P. Kairath 7, C. Campos 11. DT: Iván Gallardo. D. Valdivia (98): P. Henríquez 15, F. Zepeda 2, N. Méndez 9, T. Bishop 24 y R. Poole 27(cinco inicial); V. Zamora 15, R. Vera 4, S. Bravo 2, C. Prutzmann 0. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 26-26; 58-52 y 84-69. Jueces: Eduardo Becerra - Hernán Barrera. Serie: Deportivo Valdivia 1 - Provincial Llanquihue 1


PARTIDO 24

Dep. Valdivia 76 - Prov. Llanquihue 91 Fecha: Sábado 29 de diciembre de 2001. Deportivo Valdivia (76): P. Henríquez 20, F. Zepeda 7, N. Méndez 3, T. Bishop 5 y R. Poole 14 (cinco inicial); V. Zamora 6, R. Vera 2, J. Gómez 8, S. Bravo 11. DT: Marcos Guzmán. Prov. Llanquihue (91): O. Ramírez 8, C. Pérez 17, M. Hilton 17, D. Viafora 14 y J.M. Martínez 27 (cinco inicial); R. Soldan 0, P. Robles 2, P. Kairath 6, C. Campos 0, E. Francke 0. DT: Iván Gallardo. Parciales: 23-27; 33-50 y 52-69. Jueces: Bernardo Carrasco - Ivar Guzmán. Serie: Deportivo Valdivia 1 - Provincial Llanquihue 2

finales, nuevamente el Coliseo presentaba un lleno masivo y la gente tenía confianza de que Valdivia revertía la situación. Y así fue, en un encuentro que se decidió en los últimos minutos y donde el CDV tampoco pudo mostrar todo su buen básquetbol. De hecho, el primer cuarto finalizaría con ventaja visitante de 23 - 16, pero los albirrojos se fueron acercando de a poco y al término del primer tiempo el tanteador indicaba victoria local de 45 - 41. El tercer cuarto no varió mucho, Zamora –15 puntos– aportaba lo suyo y por el otro lado Martínez, Hilton y Kairath llevaban el peso ofensivo de su escuadra. Con un marcador estrecho de 60 - 56 se comenzaría a jugar el último período, el partido estaba para cualquiera. Mientras Llanquihue perdía por faltas a Martínez y Viafora, Valdivia hacía lo mismo con Poole y Zamora. A 1’ 37’’ del final el tanteador indicaba 75 - 72, pero esta vez los locales no se

desesperaron, supieron ampliar su ventaja a través de tiros libres y terminaron ganando el encuentro por 79 - 75. La serie quedaba emparejada a dos, aunque Llanquihue recuperaba la ventaja de campo. A esa altura las finales se transformaban en no aptas para cardíacos, restaban tan sólo tres encuentros para dirimir al campeón y los fluviales tenían que viajar nuevamente a Llanquihue para jugarse todas sus opciones. Así se llegó al 5 de enero, nuevamente la hinchada valdiviana hacía maletas y partía a alentar a su escuadra, claro que ahora sólo 150 personas. ¿La razón? La dirigencia de Llanquihue no había mandado a Valdivia las 350 entradas que establece la Dimayor, la “guerra” se había declarado. En la cancha, ambas escuadras entraron con todo a sentar supremacía, el CDV comenzaba mejor y Zamora –33 puntos y 5 triples– estaba imparable. Claro que los locales también tenían su

gran arma, el dominicano Jack Martínez –45 puntos– respondía a la altura de las circunstancias. El primer tiempo fue favorable al dueño de casa por un estrecho 64 - 63, sin embargo los del Calle Calle percibían con incertidumbre como Poole se iba al descanso con cuatro personales. El tercer período comenzó de igual manera que los anteriores. Ambos equipos no se daban ventaja, y aunque Llanquihue logra-

ba una mejoría que se traducía en 81 - 74, también veía como Cristián Pérez debía abandonar el campo de juego por lesión. Los visitantes supieron aprovechar la baja del alero nacional y remontaron para quedar a sólo dos puntos: 85 - 83, con lo que se cerraba el tercer tiempo. El último cuarto tuvo de todo, los de Guzmán tomaban repentinamente ventaja de 104 - 98 a 3’ 50’’ y todo hacía presagiar que la

PARTIDO 25

PARTIDO 26

Dep. Valdivia 79 - Prov. Llanquihue 75

Llanquihue 112 (105) - D. Valdivia 109 (105)

Fecha: Domingo 30 de diciembre de 2001. Deportivo Valdivia (79): P. Henríquez 4, S. Bravo 8, V. Zamora 19, T. Bishop 15 y R. Poole 15 (cinco inicial); R. Vera 2, F. Zepeda 10, N. Méndez 6. DT: M. Guzmán. Prov. Llanquihue (75): O. Ramírez 13, C. Pérez 13, M. Hilton 12, D. Viafora 6 y J. M. Martínez 24 (cinco inicial); P. Robles 0, P. Kairath 5, C. Campos 2. DT: Iván Gallardo. Parciales: 16-23; 45-41 y 60-56. Jueces: Carlos Ramírez - Jaime Inostroza. Serie: Deportivo Valdivia 2 - Provincial Llanquihue 2

Fecha: Sábado 5 de enero de 2002. Provincial Llanquihue (112): O. Ramírez 9, C. Pérez 19, M. Hilton 6, D. Viafora 17 y J. M. Martínez 45 (cinco inicial); P. Robles 2, P. Kairath 11, C. Campos 3. DT: Iván Gallardo. Dep. Valdivia (109): P. Henríquez 12, F. Zepeda 9, V. Zamora 33, T. Bishop 18 y R. Poole 24 (cinco inicial); S. Bravo 4, N. Méndez 9. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 36-32; 64-63; 85-83 y 105-105. Jueces: Sergio Olave - Luis M. Gallardo. Serie: Deportivo Valdivia 2 - Provincial Llanquihue 3


PARTIDO 27

Dep. Valdivia 104 - Prov. Llanquihue 96 Fecha: Sábado 12 de enero de 2002. Dep. Valdivia (104): P. Henríquez 16, F. Zepeda 6, V. Zamora 17, T. Bishop 20 y R. Poole 32 (cinco inicial); S. Bravo 5, N. Méndez 8. DT: Marcos Guzmán. Prov. Llanquihue (96): O. Ramírez 25, P. Robles 2, M. Hilton 4, C. Campos 5 y J. M. Martínez 47 (cinco inicial); P. Kairath 13, E. Francke 0. DT: Iván Gallardo. Parciales: 37-28; 70-47 y 91-72. Jueces: Eduardo Becerra - José Carrasco. Serie: Deportivo Valdivia 3 - Provincial Llanquihue 3

copa se bañaba en el Calle Calle para el sexto encuentro. Sin embargo aquella ventaja se fue perdiendo gradualmente y, cuando restaban 22’’ Pedro Kairath emparejaba las cosas a 105 con un triple. Apenas quedaba tiempo para armar un ataque y el overtime era cuestión de segundos. Así se llegó a los cinco minutos suplementarios de partido, donde inmediatamente Zamora tuvo que abandonar la cancha por personales. Sin su mejor hombre, era poco lo que podía hacer el CDV, y de esta manera terminó cayendo por 112 - 109, en un encuentro que lo tuvo en la palma de la mano.

Siete día más tarde, fluviales y lacustres volvieron a enfrentarse por el sexto partido. A la ausencia de Pérez se sumaba la de Viafora, que había dado positivo por doping. Ante tal situación era muy poca la resistencia que podía ofrecer el elenco de Gallardo, que sólo fue rival en los primeros minutos de partido. Aquel primer cuarto terminó con ventaja valdiviana de 37 - 28, donde Reginald Poole lograba 16 puntos. La segunda fracción fue sencillamente memorable. Los albirrojos salieron a matar de inmediato, Paulo Henríquez, se transformaba en un agente defensivo gravitante con cuatro robos de balón y sendas bandejas que hacían deleitar al público. Al mismo tiempo Zamora, Méndez, Poole y Zepeda estaban al rojo vivo en la mediana y larga distancia. Esa noche, los albirrojos se fueron al descanso en ventaja de 70 - 47, con lo que el partido ya estaba prácticamente definido. Los dos últimos cuartos estuvieron simplemente demás, Valdivia aflojó la marca y Guzmán le dio descanso a sus jugadores. El mentiroso marcador

ESTADISTICAS INDIVIDUALES DEPORTIVO VALDIVIA EN DIMAYOR 2001

4 6 7 8

Luci P. Henríquez Zamora F. Henríquez

9 10 11 12 13 15 23 32 14 22

Zepeda Vera Prutzmann Méndez Gómez Bishop Poole Bravo Bailey Jovanovich

6 542 747 4

LANZAMIENTOS 3 PUNTOS L C %

CANCHA L C %

1 0 0 --0 0 --78 27 12 44% 30 13 43% 92 177 63 36% 148 71 48% 3 --- --- 0% --- --- 0%

625 63 545 57 117 32 724 103 103 12 626 65 1014 90 437 99 60 8 68 7

31 19 1 25 10 99 65 61 0 1

10 7 0 4 4 38 23 15 0 0

32% 18 3 17% 37% 103 41 40% 0 18 6 33% 16% 8 2 25% 40% 10 4 40% 38% 87 30 34% 35% 121 41 34% 25% 17 8 47% 0% 1 0 0% 0% 16 6 38%

BANDEJAS L C %

B. CESTO L C %

0 0 --43 29 67% 4 3 75% --- --- 0%

2 1 50% 18 10 55% 86 40 47% 1 0 0%

41 14 0 48 2 3 21 45 0 0

29 9 0 32 2 0 16 30 0 0

71% 39 64 87 --- 17 67% 71 100% 16 0% 70 76% 262 67% 16 --- 19 --- 11

19 58 5 42 9 32 155 4 7 5

T. LIBRES L C %

TOTALES L C %

0 0 ---2 1 50% 60 41 68% 180 103 57% 81 61 75% 473 227 48% 0 0 --1 0 0%

49% 61 67% 59 29% 9 59% 60 56% 9 46% 92 59% 290 25% 18 37% 10 45% 10

41 37 1 31 4 73 194 7 1 7

67% 63% 11% 52% 44% 79% 67% 39% 10% 70%

189 282 45 210 47 351 673 148 30 38

108 151 12 109 23 174 393 63 8 18

57% 54% 27% 52% 49% 50% 58% 43% 27% 56%

PUNTOS ANOTADOS

FOULS

Nº JUGADOR

TIEMPO JUGADO

Fuente: Elaboración en base datos proporcionados por informe estadístico de Deportivo Valdivia realizado por Claudio Arriagada.

2 181 484 0 182 274 23 187 46 313 655 130 15 29


final de 104 - 96 no refleja para nada la inmensa superioridad local de aquella noche. Pero eso no era todo, porque inmediatamente finalizado el match se produjo una gresca campal. Martínez las emprendía golpeando a una menor, al igual que su compañero Hilton. Mientras tanto, Zamora se desquitaba a medias con su cancerbero de las gradas y le “aforraba un charchazo”, como comentaría posteriormente el ala pívot. La batalla seguía su curso.

PARTIDO 28

Prov. Llanquihue 85 - Dep. Valdivia 99 Fecha: Sábado 19 de enero de 2002. Provincial Llanquihue (85): O. Ramírez 6, E. Francke 7, C. Campos 11, M. Hilton 24 y J. M. Martínez 21 (cinco inicial); P. Robles 5, P. Kairath 9, R. Soldan 0, M. Hernández 2. DT: Iván Gallardo. D. Valdivia (99): P. Henríquez 4, S. Bravo 14, V. Zamora 22, T. Bishop 0 y R. Poole 23 (cinco inicial); F. Zepeda 2, N. Méndez 5, C. Prutzmann 2, J. Gómez 9, R. Vera 18. DT: Marcos Guzmán. Parciales: 22-24; 42-54 y 61-74. Jueces: Sergio Olave - Luis M. Gallardo. Serie: Deportivo Valdivia 4 - Provincial Llanquihue 3

LA COPA SE BAÑA EN EL CALLE CALLE

comienzo a la batalla final. Los primeros minutos fueron sorpresivos para los de Guzmán, Llanquihue tomaba ventaja y hombres como Francke, que no habían aparecido en toda la serie, comenzaban a hacer estragos en la defensa valdiviana. Pero los visitantes no se durmieron y de a poco fueron ganado terreno, hasta llegar a un parcial de 24 - 22, donde el trabajo de Víctor Zamora se volvía fundamental. El segundo cuarto comenzó de manera pareja, el juez del encuentro Sergio Olave cobraba fal-

RECUPERACIONES

TAPONES

ASISTENCIAS

PERDIDAS

LANZ. FALLADOS CANCHA

LANZ. FALLADOS LIBRE

TOTAL LANZ. FALLADOS

1 74 31 0 81 29 10 77 9 31 70 46 1 2

0 5 5 0 0 2 0 7 0 3 53 0 0 1

1 81 15 0 98 22 3 83 2 30 42 54 1 0

0 54 58 0 36 40 20 69 6 51 65 47 3 11

1 56 235 1 69 107 25 72 19 158 213 77 13 17

0 18 21 0 21 24 8 28 5 19 49 12 9 3

1 74 256 1 90 131 33 100 24 177 262 89 22 20

REBOTES DEFENSIVOS

Luci 0 0 0 P. Henríquez 17 45 62 Zamora 30 73 103 F. Henríquez 0 0 0 Zepeda 31 47 78 Vera 30 52 82 Prutzman 6 20 26 Méndez 46 105 151 Gómez 8 14 22 Bishop 56 113 169 Poole 149 205 354 Bravo 5 23 28 Bayler 11 13 24 Jovanovich 5 15 20

REBOTES OFENSIVOS

TOTAL REBOTES

Y de esta forma llegaba el gran día: 19 de enero de 2002 la Dimayor conocería quién se alzaría como el mejor de los mejores, luego de seis reñidos juegos. Por medidas de seguridad, el partido se traslaba a Puerto Montt y, aunque existía satisfacción en Valdivia por haber sacado a Llanquihue de su gimnasio, sabido era que el conjunto azul de todas formas las oficiaría de local. Fue así como, ante aproximadamente 2.000 personas, se dio

JUGADOR

cuentro por faltas personales. El panorama comenzaba a complicarse, Llanquihue acortaba las cifras cada vez más hasta llegar ponerse a cuatro puntos –59 - 63– pero no contaban con la astucia de un hombre que estuvo encendido todo el partido: Ramiro Vera. Primero Martínez le cometió foul al tratar de capturar un balón y acto seguido Vera se las ingenió como pudo para que Carrasco cobrará foul de ataque en contra del dominicano, que salía del rectángulo echando chispas e incre-

tas al más mínimo roce y tanto Zamora como Bishop debían ir a la banca. Sin embargo, a mediados del cuarto aparecieron las figuras enormes de Ramiro Vera, Sandor Bravo y Reginald Poole, que en tan sólo cuatro minutos propinaron un parcial de 22 - 4, lo que llevó a Valdivia a tomar ventaja de 54 - 42 al cierre del primer tiempo. La copa estaba cada vez más cerca, los hinchas de Valdivia estaban enfervorizados, mientras los locales se resignaban ante la superioridad albirroja. Iniciado el tercer cuarto, Llanquihue comenzó a mandar en las acciones, los hombres de Guzmán no podían controlar bien los ataques y Martínez empezaba a hacer de las suyas. A falta de 1’ 10’’ el marcador era estrecho y Bishop y Henríquez ya habían dicho adiós al en-

pando duramente a los jueces. Ante esto el encuentro ya estaba definido, Gallardo veía su banca y no encontraba respuestas. Mientras tanto, el CDV seguía manejando las acciones y se iba en ventaja de 74 - 61. La copa ya estaba entrando a las aguas del Calle Calle. En el último período Llanquihue apostó a su veterano Mack Hilton, que con más garra que técnica lograba ponerse el equipo al hombro. Pero Valdivia no estaba para derrotas, aunque tenían que abandonar la cancha Vera, Bravo, y Prutzmann por personales, la suerte de Llanquihue ya estaba sentenciada. Guzmán supo rotar su banco ante tanto cobro dudoso y nadie le falló. Incluso Johny Gómez tuvo su oportunidad y se matriculó con 9 puntos. Al final, el triunfo valdiviano


quedó sellado con un 99 - 85 y, bajo el sonido de la chicharra, Club Deportivo Valdivia pudo gritar por primera vez ¡campeón!, mientras un vertiginoso Nelson Méndez se llevaba el balón como recuerdo, al igual como se hiciera posteriormente con las mallas. Es que el sueño valdiviano, ya era una realidad. Por primera vez la ciudad entera pudo gritar con toda autoridad que la copa se ba-

CUENTA REGRESIVA FINAL Las principales incidencias del séptimo partido. • PRIMER CUARTO: Ingresan en Llanquihue: Francke, Campos, Hilton, Martínez, Ramírez. Ingresan en Valdivia P. Henríquez, Zamora, Bishop, Poole y Bravo. PUNTAJE: PLL - DV A los 12’’ anotó Campos para Llanquihue. 02 - 00 A los 48’’ anotó Zamora para Valdivia. 02 - 02 4’ 33’’ Minuto pedido por Valdivia. 15 - 06 5’ 49’’ Cambios en Valdivia: Zepeda x Bravo y Méndez x Henríquez. Cambio en Llanquihue: Soldan x Campos. 18 - 06 7’ 36’’ Minuto pedido por Llanquihue. 18 - 12 8’ 32’’ Cambio en Llanquihue: Kairath x Ramírez. 20 - 17 9’ 09’’ Cambio en Valdivia: Vera x Bishop. 22 - 19 Fin del primer cuarto. 22 - 24 • SEGUNDO CUARTO: Ingresan en Llanquihue: Francke, Campos, Hilton, Kairath y Martínez. Ingresan en Valdivia: Zamora, Zepeda, Vera, Méndez y Poole. 0’ 37’’ Cambio en Valdivia: P. Henríquez x Zepeda. 25 - 26 3’ 15’’ Cambio en Llanquihue: Ramírez x Kairath. 33 - 30 3’ 18’’ Cambio en Valdivia: Prutzmann x Zamora. 33 - 30 4’ 52’’ Cambio en Valdivia: Bravo x Méndez. 38 - 32 7’ 06’’ Cambio en Valdivia: Méndez x Prutzmann. 38 - 41 7’ 43’’ Minuto pedido por Llanquihue. 38 - 47 8’ 13’’ Cambio en Llanquihue: Kairath x Ramírez. 39 - 47 Fin del segundo cuarto. 42 - 54 • TERCER CUARTO: Ingresan en Llanquihue: Campos, Hilton, Robles, Kairath y Martínez. Ingresan en Valdivia: P. Henríquez, Vera, Méndez, Poole y Bravo. 2’ 54’’ Cambios en Valdivia: Bishop x Méndez y Zepeda x Henríquez. 47 - 56 3’ 59’’ Cambios en Valdivia: P. Henríquez x Bravo y Méndez x Bishop (5 fouls). 51 - 57 5’ 30’’ Minuto pedido por Llanquihue. 53 - 59 7’ 06’’ Minuto pedido por Valdivia. 57 - 63 7’ 37’’ Cambio en Valdivia: Bravo x Zepeda. 59 - 63 8’ 48’’ Cambio en Valdivia: Zamora x Henríquez (5 fouls). 59 - 66 9’ 12’’ Cambio en Llanquihue: Francke x Martínez (5 fouls). 61 - 68 9’ 26’’ Expulsión de Martínez. 61 - 71 9’ 55’ Cambio en Llanquihue: Ramírez x Robles. 61 - 73 Fin del tercer cuarto. 61 - 74 • CUARTO CUARTO: Ingresan en Llanquihue: Francke, Campos, Hilton, Kairath y Ramírez. Ingresan en Valdivia: Zamora, Vera, Méndez, Poole y Bravo. 0’ 20’’ Cambio en Valdivia: Zepeda x Méndez. 63 - 74 1’ 48’’ Cambio en Valdivia: Prutzmann x Vera (5 fouls). 64 - 78 2’ 43’’ Cambio en Valdivia: Méndez x Prutzmann (5 fouls). 66 - 80 4’ 15’’ Minuto pedido por Valdivia. 70 - 80 Cambio en Valdivia: Goméz x Bravo (5 fouls). 7’ 59’’ Minuto pedido por Llanquihue. 79 - 89 Cambio en Llanquihue: Hernández x Campos (5 fouls). Fin del cuarto cuarto y del partido. 85 - 99

ñaba en las aguas del Calle Calle. Y el regreso a casa de los cerca de quinientos valdivianos que acompañaron en Puerto Montt a nuestros cesteros se iniciaba en un ambiente de alegría y legítimo orgullo, mientras la comunicación con la ciudad indicaba que el carnaval en Valdivia ya había comenzado a la espera de los jugadores: los campeones del torneo Dimayor 2001.


CON CECINAS LLANQUIHUE, DESCUBRA EL AUTร‰NTICO SABOR DEL SUR

Mรถdinger Hnos. S.A. www.cecinas-llanquihue.cl e-mail: hmodinger@cecinas-llanquihue.cl

Deportemas19 Campeon Dimayor 2001  

Edicion especial con el titulo logrado por Deportivo Valdivia en el campeonato Dimayor 2001

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you