Page 1

LECTURAS. REFUERZO DE LENGUA. 2ยบ E.S.O.


Érase una vez un cuervo que estaba sequito de sed, miraba a los ríos, a los arroyos, a los embalses... pero no había agua por ningún sitio. A lo lejos vio una jarra en la ventana de una casa y vio que tenía un poco de agua en el fondo. Intentaba beberla pero no llegaba. Se le ocurrió echar piedras para que subiera el nivel del agua y así poder beberla.


Eran dos animales, un gato y un ratón, que eran muy amigos. Una vez el ratón decidió salir de la isla en la que estaban y construir un barco. Cuando estaban en alta mar al ratón le entró mucha hambre y no hizo otra cosa que comerse la madera del barco. El barco se hundió y tuvieron que ir nadando hasta la isla. El gato le dijo que iba a comérselo por haber hecho tal cosa, entonces el ratón se fue nadando deprisa hasta la isla, se fue a un montículo de arena e hizo un agujero. El gato le dijo que no tenía prisa, que allí lo esperaría hasta que saliera. El ratón escarbó y escarbó hasta que salió por el lado contrario y así pudo escapar del gato.


Un perro que tenía mucha hambre se encontró con un caballo en la puerta de un establo, éste le dijo que entrara que allí había comida. El perro muy contento entró en el establo y empezó a buscar por todas partes, pero allí no encontraba nada que llevarse a la boca. El perro le dijo al caballo que allí no había comida para él, que sólo había alfalfa, hierba y paja. Muy enfadado se fue al pesebre y se echó a dormir. Cuando pasó un rato fue el caballo a comer pero el perro no lo dejó, le ladraba y gruñía y no lo dejó comer hasta que no le diera comida para perros.


Un niño de nueve años quería trabajar de pastor. Un ganadero de Galicia le dio trabajo, antes le preguntó que si había trabajado de pastor alguna vez y él respondió que sí. Le preguntó también que si le daba miedo de los lobos y el niño respondió que no porque había matado a muchos. El hombre le dio el trabajo y le dijo que se llevase el rebaño. Una vez en el monte, el pequeño pastor empezó a tocar la flauta, como estaba aburrido pensó en gastarle una broma a los labradores de por allí cerca. ¡Qué viene el lobo, qué viene el lobo! Los labradores cogieron palos y escopetas pero cuando llegaron a lo alto del monte no

había ningún lobo y el pastor estaba

riéndose. Los labradores continuaron con su trabajo, a los dos días repitió la misma historia. Pero un día cuando llegó a lo alto de la montaña había un lobo enorme. Raúl lloraba y pegaba voces pero nadie le echó cuenta ni lo creyó. El lobo se comió parte del rebaño y el dueño lo echó del trabajo por mentiroso.


Era un médico que naufragó. Llegó a una isla después de nadar durante mucho tiempo. Como estaba cansado se quedó dormido y cuando se despertó estaba atado con cuerdas y sentía un cosquilleo en la barriga. Eran seres diminutos que se hicieron muy amigos de él. Éste le ayudó a construir casas y puentes y a hacerse amigos de los habitantes de otra isla con la que estaban en guerra. Después de haber conseguido todo esto llegó un día una barca y volvió a su país.


En una ciudad llamada Zúrich había un gobernador que ordenó poner un palo con un sombrero en medio de la plaza principal de la ciudad. Todo el que pasara delante de él debería saludar, pero un día un cazador llamado Guillermo Tell no saludó. Lo detuvieron y tuvo que dispararle a su hijo con una ballesta. Tenía que acertar con la manzana que tenía en la cabeza. Guillermo aceptó pero el gobernador no cumplió su promesa de liberarlo a él y a su

hijo. Así que le disparó

otra flecha que se había guardado al gobernador y el pueblo le ayudó a escapar.


Alicia se encontró un día a Zanco Panco, le vio la corbata y le

gustó mucho. Le

preguntó que dónde se la había

comprado, éste le dijo que se la había regalado el Rey de Carta Blanca para su no-cumpleaños. Zanco Panco le explicó que durante un año sólo hay un día de cumpleaños mientras que los otros 364 días no cumplimos años. Entonces para recibir regalos todos los días ella prefería celebrar los no-cumpleaños antes que los cumpleaños. Así que ella hacía todos los días una fiesta para que le regalaran. Alicia se quedó sorprendida y le pareció muy bien.


REALIZADO POR: ●

EMILIO ALONSO

FCO. JAVIER CARRUCHENO

ADRIÁN LEPE

YOLANDA AMÉZAGA

ESTEFANÍA DOMÍNGUEZ

Lecturas  

Lecturas refuerzo de lengua 2º ESO