Page 1


Viña del Mar es una ciudad-balneario que cuenta, además, con atractivos lugares de gran riqueza cultural, patrimonial, deportiva y de esparcimiento. Ellos se encuentran diseminados en el corazón de la ciudad, en su borde costero, en torno a hermosas áreas verdes y a lo largo de importantes avenidas. Este folleto ofrece, a quienes desean conocer Viña del Mar, cinco rutas peatonales que hacen fácil y entretenida recorrerla, entregando datos interesantes de cada lugar a visitar. Las cinco rutas, denominadas según las aves de nuestro litoral, comienzan y terminan en la Oficina de Informaciones Turísticas de la Municipalidad de Viña del Mar, ubicada en un costado del Hotel O’Higgins, Arlegui 715. Le tomará entre 1:15 y 3:15 horas recorrerlas.


1

Oficina Informaciones Turísticas

2

Calle Valparaíso

Saliendo de la Oficina de Informaciones Turísticas, camina dos cuadras hacia el sur y se llega a la calle Valparaíso.

Debe su nombre al hecho de que por allí se iba a Valparaíso, puerto vecino a nuestra ciudad, hoy declarado por la Unesco "Patrimonio de la Humanidad (Julio 2003). Don Benjamín Vicuña Mackenna, refiriéndose a ella, escribió en 1877:"...medirá cuando concluida, más de 15 cuadras, será la arteria más considerable y más hermosa de la población futura, aún cuando hoy perfila sólo un


centenar de modestas habitaciones, de industria y comercio, llegará a ser la Calle del Comercio". Boutiques y cafés le dan un toque característico a la primera cuadra, siempre atestada de gente, sobre todo juventud, que encuentra en la veredas el lugar ideal para reunirse y conversar. Al llegar a la calle Villanelo se abre una explanada.

3

Plaza María Luisa Bombal

Esta plaza debe su nombre a la escritora chilena nacida el 8 de junio de 1910. Su obra maestra La Amortajada, hizo decir al famoso crítico literario, Alone: "María Luisa Bombal posee una condición rarísima, don gratuito, verdadero presente de los dioses, imposible de adquirir por ninguna clase de estudios; la mirada nueva y limpia, el modo natural y original de ver las cosas, la sensación directa del paisaje y de los seres". Continuando hasta calle Ecuador y doblando a la derecha por esta calle se llega, a dos cuadras, al estero Marga Marga, el cual está bordeando por la avenida Marina.

4

Avenida Marina

Bajando por ella hacia el mar, se cruza la calle Von Schroeders, comúnmente llamada Cerro ya que corre, en parte, por los faldeos del Cerro Castillo. El 19 de septiembre de 1928, se procedió en forma solemne a poner a esta calle el nombre del doctor Teodoro Von Schroeders, prusiano radicado en Chile desde 1875. Fue él quien donó a la Municipalidad de Viña del Mar los terrenos junto al Cerro Castillo para que se construyera una calle, que hoy lleva su nombre y la avenida Marina. Siguiendo por ésta última, se accede a una zona de altos y modernos edificios. Caminando bajo las palmeras y antes de la curva, se observa un interesante edificio: es el Cap Ducal, de peculiar aspecto. En él funciona un restaurant y hotel. Actualmente Viña del Mar es famosa, entre otras cosas, por sus playas. Antes de que todas ellas estuvieran habilitadas existían los balnearios, uno de los cuales era el de Miramar , el que comprendía la zona entre el Castillo Wulff y la construcción que se observa en la puntilla rocosa del otro extremo de esta pequeña ensenada, que corresponde al ex Hotel Miramar, hoy Hotel Sheraton Miramar.


5

Castillo Wulff

6

Castillo Ross

7

Caleta Abarca

8

Reloj de Flores

Es un castillo señorial que se alza en la palma de un colosal roquerío y que perteneció a don Gustavo Wulff: en 1906 mandó a construir el chalet y posteriormente, el 1920, le agregó el torreón y un ala de tipo inglés. En 1960, este edificio fue adquirido por la Municipalidad de Viña del Mar. Hoy allí funciona la Unidad de Patrimonio del municipio viñamarino. A 50 metros, por la avenida del frente, está el Castillo Ross.

El Club Unión Arabe o antiguo Castillo Ross, fue construído en 1912 por el arquitecto Cruz Montt, siguiendo el estilo Tudor y por orden de don Gustavo Ross Santa María, quien fuera Ministro de Hacienda en el gobierno de don Carlos Ibáñez del Campo. En 1967, el edificio fue adquirido por la Inmobiliaria Arabe. La madera ultilizada en la construcción de sus dependencias fue traída directamente de Francia.

Durante la temporada de verano de 1969, la Municipalidad entregó al uso público el nuevo balneario de Caleta Abarca, en los mismo terrenos donde a principios de siglo existía la maestranza Lever & Murphy. Hoy se ha convertido en uno de los Balnearios más populares de Viña del Mar, ofreciendo una completa infraestructura para el esparcimiento familiar. En el extremo norte se aprecia el Hotel Sheraton Miramar.

A los pies del cerro, frente a este balneario, está el Reloj de Flores, instalado en 1912. Desde esa fecha ha funcionado ininterrumpidamente, logrando ser uno de los símbolos de la ciudad. Si usted desea regresar a Viña del Mar debe tomarse una fotografía junto a él. Cruzando la avenida, hacia el sur que, en línea recta, le llevará hasta la Plaza Jose Francisco Vergara, a unas 10 cuadras de distancia. También puede hacer el recorrido a pie.


Duraci贸n: 2 horas


1

Oficina de Información Turística

Saliendo de la Oficina de Informaciones Turísticas, camina hacia la derecha encuentra el puente Libertad, que cruza el estero Marga Marga, bordeando por el otro lado, por la avenida Uno Norte. Los geólogos dicen que los cerros de esta zona tienen formación “digital”. En efecto, el territorio llega hasta el mar con largos espolones en forma de dedos que dejan entre sí quebradas por los que rios y esteros buscan desaguadero. Estos esteros arrastran sedimentos que se acumulan en su boca, formando barras arenosas que dan origen a las playas; las arenas, que impiden las salida de las aguas, crean lagunas interiores que son características de la costa. El estero Marga Marga pasa a la historia a mediados del siglo XVI, la época en que los soldados de Pedro de Valdivia descubrieron lavaderos de oro del Marga Marga, lo que fue un hecho fundamental para que éstos decidieran quedarse en la zona. Gran parte de la tierras planas de estos campos estaban acupados por playas y arenales miserables, inútiles para cualquier otra actividad. Por su centro corría entonces cristalino estero. Muchos proyectos se han hecho para conquistar el estero a través de los tiempos: lo primero fue rellenar estas tierras pantanosas y dejar terreno apto para la construcción, el cuál como se observa en la actualidad, ha sido recuperado y poblado. En cuanto al sector mismo del cauce, han querido cubrirlo con una avenida, otros, convertirlo en una autopista subterránea y la mayoría sueña con canalizarlo, haciendo entrar por su cauce las aguas del mar. En su lecho, en la época de verano, cuando disminuye el caudal, se instalan ferias, espectáculos, estacionamiento de vehículos, campos de deporte que aparecen y desparecen con la temporada y que el estero se encarga pacientemente, de borrar con sus crecidas.


Pero este estero sufre, aveces, metamorfosis. Hay algunos inviernos que traen días de diluvio. El cauce, entonces, multiplicado por correntadas de un centenar de quebradas, irrumpe incontenible como una marea mitológica: la barra desaparece cuando el nivel de las aguas la sobrepasa y la corriente se estrella contra el océano embravecido por el temporal. Si se camina tres cuadras por la avenida Uno Norte, bordeando el estero, se llega al Puente Quillota y media cuadra más allá a la Calle Quillota, la cual se caracteriza por su camino adoquinado.

2

Calle Quillota

3

Palacio Rioja

Esta calle podría considerarse como la vía más antigua de la ciudad ya que, en 1536, un grupo de soldados de Diego de Almagro, descubridor de Chile, bajó por el río Aconcagua y cruzó el valle de Peuco, que queria decir "aquí hay agua", sector que rodea ampliamente a esta calle. Por ese entonces, no era siquiera un sendero, sino que éste se formó más tarde al trazarse, por esta ruta, el camino a Quillota, ciudad del interior, a Valparaíso, puerto vecino a Viña del Mar. Hacia 1580, Alonso de Riberos plantó en este sector una viña de cierta importancia, la cual adquirió reputación y tanta fama, que en el curso de pocos decenios esas tierras perdieron su nombre tradicional de Peuco adquiriendo, en cambio, el de "la viña de Riberos" o "la viña de la mar" Esta última denominación prevaleció en definitiva, dando origen al nombre actual de la ciudad.

En la esquina de Calle Quillota con 3 Norte, a la altura del 214 está el Palacio Rioja. En 1907, don Fernando Rioja Medel, próspero comerciante, compra aquí una amplia propiedad y manda a construir su residencia. El edificio, que se conjugaba con el parque y sus versallescos jardines, se ubicaba en el vértice sur poniente del terreno, el cual, entre sus instalaciones, comprendía caballerizas, picadero, jardín de saltos, cancha de tenis, piscina, teatro y palmarium.


El Palacio Rioja fue abierto al público gracias a la recuperación, por parte de la Municipalidad de Viña del Mar, enriquecido en su interior por un mobiliario que constituye un bien cultural y que reconstruye la vida social y privada de una familia representativa de la sociedad viñamarina de comienzos de siglo. Al salir de este museo, se sigue or la calle Quillota una cuadra hasta 5 Norte y se dobla hacia la derecha. Por esta calle se cruza en diagonal el sector oriente de unos de los barrios residenciales de la ciudad para llegar, al final de ella, a un amplio portón en la calle Los Castaños: es el Valparaíso Sporting Club.

4

Valparaíso Sporting Club

El Valparaíso Spring Meeting era una institución inglesa que organizaba, desde 1864, carreras de caballos y pruebas deportivas. Las reuniones se hacían en primavera en los llanos de la vecina zona de Placilla. Buscando un lugar más cómodo y de mejor acceso, arredaron a don José Fco. Vergara, dueño de todos los terrenos, el potrero Las Rosas. Allí nace el Valparaíso Sporting Club. Caminando por este paraje se puede ver las instalaciones que se levantarion allí para acoger el quehacer hípico. Las tribunas de paddock se construyeron en 1900 y las galerías en 1908. En la sesión inaugural se propuso estudiar un proyecto de carrera al estilo del Derby en Inglaterra. El 22 de octubre de 1885, a las 12,45 horas, se levantó bandera para el primer Derby en el Sporting Club. Desde entonces ésta ha sido una fiesta típica de Viña del Mar, pero el Valparaíso Sporting Club no ha sido sólo un hipódromo. En él se desarrollan casi todos los deportes. Es así como en la cancha cedida al Valparaíso Football Club se desarrolló en 1920, el primer Campeonato Sudamericano de este deporte.


El Sporting fue también el primer aeropuerto de la zona y desde su elipse de césped despegaron los primeros aviadores. De allí partió, en 1912, el aviador Pailette quien captó las primeras fotografás aéreas que se tomaron en Chile. Tras recorrer este hermoso campo de deportes, se puede salir de él por el mismo acceso y seguir camino, a la derecha, por la avenida Los Castaños. Dos cuadras más arriba comienza el sector de Sausalito.

5

Sausalito

Al iniciar la subida, a mano izquierda, está el Vivero Municipal, donde se pueden apreciar, entre otras, especies autóctonas de la flora regional. Un camino curvo lleva hasta la laguna que ofrece una hermosa vista campestre, al estar rodeada de cerros cubiertos de abundante vegetación, donde sobresalen los eucaliptus aromos, pinos y sauces. Hacia la derecha está el estadio Sausalito con capacidad para 24 mil personas. Este fue una de las sedes del Mundial de Fútbol de 1962. Hacia la izquierda y a unos metros de distancia, se ubica el Gimnasio Polideportivo Regional, el cual acoge una muy nutrida actividad deportiva.


Si se encamina hacia la laguna, el camino conduce por un pequeño y rústico puente a su mismo borde. Si se sigue por su ribera van apareciendo diversas instalaciones que ofrecen al visitante actividades deportivas y de esparcimiento. Una vez recorrida la mitad del borde de la laguna, aparece un camino asfaltado que se separa hacia el norte y sube por el cerro entre altos eucaliptus: por allí se accede al Granadilla Country Club. Volviendo por el mismo camino recorrido, hasta el puente, se puede tomar locomoción colectiva que le llevará de regreso a la Plaza de Viña.


1

Oficina de Informaciones turísticas 2 Plaza J.F. Vergara 3 Teatro Municipal 4 Club de Viña del Mar 5 Estación de Viña del Mar 6 Parroquia 7 Quinta Vergara 8 Museo Artequin 9 Anfiteatro 10 Palacio Vergara

MUSEO ARTEQUIN

10 ANFITEATRO


1

Oficina de Información Turística

2

Plaza José Francisco Vergara

3

Teatro Municipal

Saliendo de la Oficina de Informaciones Turísticas, cruzando calle Arlegui, se encuentra la Plaza José Francisco Vergara, nombre del fundador de la ciudad .

Conocida también como Plaza de Viña, tiene como dato curioso unas palmas, ejemplares únicos de esta especie, que otrora poblaron abundantemente las laderas de los cerros vecinos. Estas palmas constituyeron el más importante rubro de exportación hasta que, agotadas a mediados de siglo pasado, terminaron por desaparecer de la región. Al recorrer la plaza se encuentra, entre su ordenada vegetación, el monumento realizado por el escultor Juan Guzmán Reynolds en el año 1996, a don José Francisco Vergara, fundador de la ciudad, además de dos esculturas, réplicas de las obras de afamados artistas nacionales; una es la "Quimera" de Nicanor Plaza (1844-1917), junto a la fuente de agua y la otra es "El Eco" de Rebecca Matte (1875-1930), la cual se encuentra ubicada frente al Teatro Municipal, por la acera oriente de la plaza.

Este fue inaugurado el 11 de Octubre de 1930, constituyéndose en los terrenos que para que tales efectos había donado en 1912 la señora Blanca Vergara de Errázuriz, hija del ya nombrado fundador. Este edificio acoge, en gran parte, la actividad cultural de la ciudad, desarrollándose una diversidad de temporadas y eventos, cuyos máximos exponentes son el Festival Internacional de Cine de Viña del Mar y el Concurso de Ejecución Musicall "Dr. Luis Sigall". Saliendo del Teatro, hacia la izquierda, se cruza la Calle Valparaíso y se avanza hasta la mitad de la cuadra: allí se encuentra el Club de Viña del Mar.


4

Club de Viña del Mar

5

Estación de Viña del Mar

6

Parroquia Nuestra Señora de los Dolores

La institución fue fundada el 19 de junio de 1901 y el edificio fue proyectado por el arquitecto Ettore Petri. Por sus proporciones y belleza arquitectónica tiene todas as caraterísticas de un verdadero palacio. Se inauguró solemnemente el año 1910. El edifico del club tiene dos pisos, en los que destacan, por su lujo y confort, las siguientes reparticiones: el Gran Salón de Recepciones, la Biblioteca, el Salón de lectura y el Gran Comedor. Durante los años 1924 y 1926 se realizaron obras de ampliación a cargo de los arquitectos, Alberto Cruz Montt y Carlos Cruz Eyzaguirre. Entre ellas estaba la Pérgola que funcionó muchos años como centro importante de la actividad social de la ciudad. El Club no sólo cuenta con un regio mobiliario sino que en todos sus salones, comedores y Hall pueden admirarse cuadros y esculturas que ostentan las firmas de artistas del mármol y el pincel.

El 17 de Septiembre de 1855 fue un día de estruendo ´jubilo en nuestra vecina ciudad de Valparaíso; se inauguraba el primer tramo del camino de hierro que uniría esa ciudad con la capital. El extremo inaugurado terminaba justamente en esta estación. A partir de esa fecha se comienzaba gestar la Ciudad jardín: Viña del Mar. En este punto se puede tomar un tren hacia Valparaíso o bien hacia ciudades del interior. Actualmente ya no existe la Estación de Ferrocarriles. En el año 2005 fueron finzalizados los trabajos de la IV Etapa y funciona en nivel subterráneo.

Cruzando la estación se encuentra la fachada de la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, comúnmente llamada Parroquia de Viña, la cual abrió sus puertas a la comunidad cristiana en el año 1907. En su interior se pueden observar hermosos vitreaux encargados, por las familias más representativas de la sociedad viñamarina de la época. En un costado se encuentra la plaza Parroquia, lugar en el cual está la estatua en homenaje al Padre Hurtado, sacerdote que dedicó su vida a ayudar a los pobres y necesitados.


Caminando una cuadra por el costado de la Parroquia, se llega a la plazuela "Dr. Luis Sigall".

7

Quinta Vergara

8

Museo Artequin

La plazuela Luis Sigall forma una antesala a la Quinta Vergara, lugar que lleva el nombre de la familia que vivió en estos terrenos, y que poseyó gran parte de la tierras, donde actualmente se levanta la ciudad. Al traspasar el umbral de sus rejas, se encuentra un paseo romántico y atrayente, lleno de encanto y sugestión para el visitante. A pocos pasos se ubica la escultura realizada por Nina Anguita en homenaje a la poetisa chilena Gabriela Mistral, premio Nobel de Literatura (1945). Por los tranquilos senderos de este parque se puede disfrutar del Paseo de los Poetas, en donde podrá encontrar poemas de connotados artistas nacionales y extranjeros, escritos en los troncos de los árboles que han sido derribados por los temporales. El trabajo fue realizado por alumnos de la Escuela de Bellas Artes.

Al interior del parque Potrerillos se encuentra el museo educativo Artequin Viña del Mar, el que dirigido a niños es un espacio dedicado a la enseñanza y difusión del arte occidental y nacional a través de una metodología educativa en la que la interacción entre el guía y los visitantes es fundamental. El museo fue creado el año 2008 y desde entonces desarrolla múltiples actividades como visitas guiadas para todos los niveles educacionales, talleres familiares los fines de semana, talleres de vacaciones, talleres de técnicas para niños, jóvenes y adultos, cursos para docentes sobre historia del arte, entre otras. Su colección de reproducciones de pinturas y esculturas permite enseñar a los niños sobre historia del arte. El museo exhibe 85 obras representativas de los pintores más importantes de la historia del arte universal, 12 reproducciones escultóricas de obras que abarcan desde el arte egipcio al siglo XX, y cuenta además de una colección de 33 reproducciones de pintura nacional que conforman las itinerancias.


9

Anfiteatro

10

Palacio Vergara

Existe en el interior de la Quinta Vergara, un anfiteatro al are libre donde, entre otros eventos, se desarrolla anualmente en el mes de febrero, el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. Su anfiteatro recibe 15 mil personas las cuales, noche a noche, estimulan la actuación de sus favoritos.

Doña Blanca Vergara de Errázuriz, hija de don José Francisco Vergara, mantuvo primorosamente la propiedad, esmerándose en el cuidado de su parque. Ella mandó a edificar, en el desplazamiento de las antiguas casas de la hacienda dañadas por el gran terremoto de 1906, el actual palacio de noble estilo veneciano, construido por el arquitecto italiano E. Petri, hoy ocupado por el Museo de Bellas Artes, el cual el 17 de septiembre de 1941, se inaugura estableciéndose definitivamente en sus salones la Pinacoteca Nacional y Europea, patrimonio de la familia Vergara. Saliendo de la Quinta Vergara, se puede regresar a la plaza José Francisco Vergara,


C CA ERR ST O ILL O

ESTE

RO M

AV. LIBERTAD

CENTRO CULTURAL

6 PONIENTE

5 PONIENTE

AV .

ARGA

MARG

A

7 NORTE

3 NORTE

AR

2 NORTE

INA

HOTEL O'HIGGINS

1 ORIENTE

1 PONIENTE

YA

PLA

LCO

APU

AC

AV. SAN

A EL

PLAY

AV. LIBERTAD

TIN

MAR

7

2 PONIENTE

3 PONIENTE

4 PONIENTE

TIN

AR

SA NM

MUELLE VERGARA

QUINTA

BERNSTEIN

U

AV .P ER

10

VILLANELO

.M

C MUNAICSINO IPAL

11

ECUADOR

AV

VON SCHROEDER

PALACIO PRESIDENCIAL

CA BR STIL UN LO ET

SOL

AV. JORGE MONTT

PLAYA BLANCA

16 NORTE

15 NORTE

14 NORTE

13 NORTE

12 NORTE

11 NORTE

10 NORTE

9 NORTE

8 NORTE

6 NORTE

5 NORTE

4 NORTE

CARMELITAS

MUSEO ARQUEOLOGICO


1

Oficina de Información Turística

2

Palacio Carrasco

3

Museo Fonck

Saliendo de este lugar, hacia el puente Libertad, cruzamos el estero Marga Marga. Desde este lugar se puede ver la avenida Libertad flanqueada por una inmensa arboleda de plátanos orientales. Esta avenida, uno de las más importantes de la ciudad, debe su nombre a don Salvador Vergara Alvarez quien, en 1892, al lotear sus terrenos para conformar la actual población Vergara, definió y llamó con ese nombre, Libertad, a la calle que recordaría la liberación de Chile al caer el gobierno de Balmaceda, contra el cual combatió. Avanzando dos cuadras por la avenida, hasta 3 Norte, se llega al Centro Cultural.

Este edificio se construyó en la primera década del siglo XX, como residencia privada del magnate del salitre, don Emilio Carrasco. En 1934, la Municipalidad de Viña del Mar instala sus servicios en él hasta que en 1971 un sismo lo deja inhabitable. Tras una ardua restauración, el Palacio Carrasco queda nuevamente funcionando, abriendo sus puertas al quehacer cultural en septiembre de 1977. Actualmente funcionan aquí en Centro Cultural de la ciudad, con la Biblioteca Municipal "Benjamín Vicuña Mackenna", salas de exposiciones, el Archivo Histórico de la ciudad y un salón de actos. En el antejardín se emplaza la escultura "La Defensa", de Ausgusto Rodin. Saliendo del Centro Cultural, hacia la derecha, en 4 Norte esquina 1 Oriente, está el Museo Arqueológico "Francisco Fonck".

Este museo pertenece a la Sociedad Arqueológica Francisco Fonck y su primera atracción la constituye un auténtico moai de Isla de Pascua ubicado en los jardines, el cual fue traído directamente desde Ahu One Maihi, en 1951. Este museo posee una gran colección de la Isla de Pascua, una de las más completas en su género y que permite al visitante un amplio


conocimiento de la cultura y civilización pascuense. Cuenta además, con la sección dedicada a la pre-historia de Chile, desde la llegada del hombre al continente americano. También exhibe la fauna del territorio nacional y muestras de fósiles y minerales. Volviendo a la avenida Libertad, hacia la derecha, a media cuadra, encontramos la parroquia de la Virgen del Carmen.

4

Iglesia Las Carmelitas

5

Plaza Bernardo O´Higgins

Comunmente llamada parroquia Las Carmelitas, este templo de estilo gótico fue diseñado y construído por el arquitecto de la orden, hermano Rudo de la Cruz. Las vidrieras traídas desde Barcelona, dan una atmósfera de luz y armonia en su interior. Fue inaugurado el 11 de diciembre de 1926. Tras visitar este lugar sacro, se sale nuevamente a la avenida Libertad y caminando bajo la sombra de sus añosos árboles, llegamos hasta 13 Norte, a la plaza Bernardo O´Higgins.

En el centro de ésta, encontramos el monumento al Libertador Bernardo O´Higgins prócer de la Patria. Aquí se congregan anualmente, en el mes de septiembre, delegaciones de colegios y diversas instituciones para rendirle honores a éste prócer de la Patria. Si se avanza por la avenida una cuadra, se encuentra un sector de altos y nuevos edificios que representan el auge urbano de la ciudad. En 1906 se traslada a este lugar el Regimiento Coraceros, el cual era el escuadrón escolta del Presidente de la República. Esta unidad militar funcionó allí hasta 1981. En el jardín de saltos que funcionaba en su interior, el 5 de febrero de 1949, el capitán Alberto Larraguibel batió el record mundial de salto alto en caballo al saltar, en su caballo “Huaso”, la valla de 2,47 metros. Doblando a la izquierda, se observa al fondo una rotonda vehícular donde convergen la avenida San Martín, que viene del sur y la avenida Jorge Montt, que sale hacía el norte. En este punto Ud. tiene la opción de anexar un nuevo circuito, la Ruta del Albatros, (1 hora y 15 minutos) hacia el balneario de Reñaca o bien continuar por ésta.


6

Parque San Martín

7

Muelle Vergara

8

Avenida San Martín

9

Avenida Perú

10

Casino Municipal

A partir del ex Sanatorio Marítimo comienza un hermoso parque que sigue el borde costero. aquí encontramos la playa El Sol, de gran concurrencia los meses de verano. También hay juegos que constituyen una atracción para los más pequeños. Caminando por sus senderos se llega al muelle Vergara, que se adentra en el mar.

Este muelle es una muestra que queda de lo que fue la gran zona industrial de Viña del Mar del siglo antepasado. Hasta aquí llegaban en buques la remolacha, materia prima para la elaboración del azúcar: se cargaba en un tren, cuya locomotora, la “Santiaguina”, cruzaba prácticamente toda la ciudad en su recorrido hacia la Compañía de Refinería de Azúcar, ubacada en las inmediaciones de la Estación de Ferrocarriles. En este sector costero, hoy recuperado, y hasta Caleta Abarca existió la zona de fábricas, muelles y maestranzas de la ciudad. Actualmente esta es una zona moderna, caracterizándose por su áreas verdes y altos edificios residenciales.

Esta Avenida ha cobrado gran auge los últimos tiempos, constituyéndose en el lugar de encuentro de la juventud y la familia. Encontrará en ella una gran variedad de restaurantes de todas las especialidades.

Al llegar a 5 Norte con San Martín, se abre hacia el mar la avenida Perú. El 19 de enero de 1946, con motivo de la celebración de la semana Peruana, llegó el vicepresidente del Perú, don José Gálvez y su comitiva, inaugurandose el 25 de enero, la avenida Perú cuya característica es su rompeaolas de oscuras rocas. Al llegar al final de la recta, se ve un hermoso edificio circular: el Hotel del Mar y el Casino Municipal.

El 7 de febrero de 1929 se dicta la ley de excepción n°283 mediante la cual se crea el casino "destinado a servir de pasatiempo y atracción a los turistas". El 31 de


diciembre de 1931, con una gran fiesta de Año Nuevo, se inauguró este hermoso lugar. El establecimiento cuenta con diversos juegos como ruleta, punto y banca, 21 Real, Crap, Black Jack, Baccarat, Bingo, Tragamonedas y otros. Ofrece, además, bares, comedores, discoteca y espacios para exposiciones. Bordeando el estero, por el costado del Casino, existe una pequeña avenida denominada "Los Héroes".

11

Avenida Los Héroes

En este lugar la ciudad ha querido rendirle homenaje a los que fueron nuestros héroes navales. Para ello se han alzado monolitos a tres grandes marinos chilenos. Arturo Prat (1848-1879) y Carlos Condell (1844-1887), quienes fueron los personajes principales del Combate Naval de Iquique, y Juan José Latorre (1846-1912), héroe naval de la Guerra del Pacífico. En el extremo de esta corta vía, se observa la convergencia de la avenida San Martín, el Puente Casino y la avenida Uno Norte. Allí entre Uno y Dos Norte, se forma una pequeña plazuela bautizada en 1940 como plaza México, la cual posee una hermosa fuente de agua luminosa. Bordeando el estero, subiendo por la avenida Uno Norte, se puede llegar al punto de partida, el Puente Libertad.


1 2 3 4 5 6

Reloj de Sol Museo de Cañones Parque Borde Costero Balneario Las Salinas Virgen Negra Playa Reñaca

Está ubicado en el paseo costero de la avenida Jorge Montt. Este singular reloj está sentado sobre una base radial de hormigón armado de 20 metros de diámetro. Este aparato de funcionamiento natural, fue confeccionado en los Astilleros de la Armada de Valparaíso. Se habilitó en febrero de 1985. Siguiendo hacia el norte se encontrará con el remodelado paseo peatonal en el borde, con áreas verdes, extensión de la ciclovía, miradores, fuentes de agua, zonas de juegos infantiles e instalaciones de gelatería y cafetería, que hacen del entorno un lugar ideal en cualquier estación del año.

Este lugar, muestra al visitante una colección de cañones y armamento naval el cual, dispuesto originalmente en el sitio, resguardaba el sector costero, el cual alberga gran cantidad de instalaciones navales, tales como la Escuela de Armamento, Escuela de Ingeniería Naval, Furte Miller, Población Naval y otras. En este lugar encontramos muestras de diversas piezas bélicas, incluso de material que estuvo alguna vez ubicado en naves de combate.


Disfrute su caminata hacia el roquerío que se observa al final de la recta. Allí se ubica un acogedor balneario.

3

Parque Borde Costero

4

Balneario Las Salinas

5

Virgen Negra

6

Playa de Reñaca

Este enorme y agradable paseo costero cubre una gran cantidad de lugares turísticos de la ciudad y al mismo tiempo incentiva a hacer deporte. Destaca la Playa del Deporte, especial para que visitantes y viñamarinos disfruten, entre otros, torneos de tenis, fútbol y vóleibol. En el verano esta playa se llena de vida al recibir a centenares de niños y jóvenes en variadas actividades deportivas, gratuitas. Primer balneario de la ciudad, data de 1930. Cuenta con toda la infraestructura y servicios para ser una playa de primera categoría. Preferida por familias con niños. Llamada también Stella Maris o Monserrat: la creencia popular la define como la protectora de los automovilistas. Este es el gran balneario de la Ciudad Jardín y uno de los más concurridos del Litoral Central. Durante el verano su playa, de 1.3 km. de largo, es el punto obligado de reunión de la juventud. Sus doradas arenas son visitada por miles de turistas en la temporada estival. En invierno, los paseos domingueros de la familia dan colorido y alegría al día, siendo el crepúsculo la hora ideal para quienes gustan de la tranquila pesca de orilla. Reñaca tiene los atractivos propios de un balneario a nivel internacional: cuenta con discotecas, bares, restaurantes, hoteles, centros comerciales y culturales, además de hermosas residencias y edificios habitacionales. Quizás lo más llamativo son sus curiosos edificios escalonados que se adosan a las laderas de los cerros, todos ellos con excelentes terrazas y estupenda vista al mar. Tras disfrutar de este paseo, puede tomar un bus para regresar al centro de Viña o bajarse en la rotonda San Martín para continuar la Ruta del Pingüino.

Conozca Viña del Mar Caminando  

Rutas turísticas peatonales para conocer la ciudad de Viña del Mar, Chile