Page 1

DIA

SEMANA 8 |

Hijos, la oración es poderosa

50

MAYO 20

¿Quién es culpable? Mateo 7:1-5.

Un hombre de Carolina del Norte acusó a su enajenada (loca) esposa de estar casada con dos hombres. Cuando la mujer fue arrestada, no negó el cargo de bigamia. No sólo admitió la culpa, sino que también dijo a las autoridades que debe haber estado loca (te lo dije) al casarse dos veces sin haber pasado por un divorcio o por la viudez. Esa es sólo la mitad de la historia. Lo que la sorprendió, dijo ella, fue que su esposo la entregase a las autoridades, porque él era culpable del mismo delito. Cuando se investigaron los cargos en su contra, el esposo admitió que él también estaba casado ilegalmente con dos mujeres. Este esposo es un ejemplo de lo que Jesús describió en Mateo 7:1-5. Mientras tenía una “viga” en su propio ojo, el hombre señaló de manera crítica una “paja” en el ojo de su esposa. Ambos habían quebrantado la ley al casarse con dos personas al mismo tiempo. Sin embargo, su pecado era mayor por su arrogancia al pensar que podía juzgar a otra persona por le mismo pecado que él estaba cometiendo. El mensaje es claro. Cristo nos muestra misericordia cuando admitimos nuestro pecado, pero juzga nuestra hipocresía y orgullo cuando rehusamos ser humildes de su presencia. Algo muy similar ocurre en relación a nuestros padres, nos inclinamos a ver los errores de ellos, como por ejemplo: sus actitudes, decisiones injustas (según nuestro criterio), reacciones, etc., pero lo último que hacemos es vernos a nosotros mismos. El Señor nos puede revelar cuál es esa viga que está en nuestro ojo, sólo hay que pedirle en oración y estar atento, sí, hay que estar atentos, porque es muy posible que Él nos muestre esa viga a través de personas cuando nos dicen que está mal, o circunstancias adversas. Oremos y estemos atentos. Lidiemos con nuestro propio pecado y no nos hagamos expertos en señalar los pecados de los demás.

“La mayoría de nosotros vemos los pecados de los demás, pero no vemos los nuestros” Peticiones de oración • Que el Señor nos de la humildad y una mente abierta para ver nuestros errores. • Que el Señor refrene nuestra lengua al ser tentados a criticar los errores de los demás. • Que el Señor nos ayude a ser tolerantes con los defectos de los demás, así como somos tolerantes con los nuestros.

impactando a la familia 100 días de ORACIÓN

#100DiasDeOracion

100 Días de Oración  

SEMANA 8 Hijos, la oración es poderosa. ¿Quién es culpable? Mateo 7:1-5.