Issuu on Google+


EF

Examen a Fondo

Cuando se viaja por carretera en nuestro país, la hora de partida es la única certeza que se tiene, después cualquier cosa puede suceder en el camino y cuando las cosas se ponen realmente duras, la nueva Versys 1000 es una de esas motos en las que uno desearía estar montado.

2

E

ran casi las 4 de la tarde cuando un oficial de la Policía de Carreteras nos detuvo en el sitio conocido como el Alto del Trigo, punto ubicado entre Villeta y Guaduas, en ese momento llevábamos 8 horas y unos 300km recorridos desde Villa de Leyva, que se habían hecho eternos gracias a varias paradas obligadas por incontables trabajos en la vía, también por cuenta de algunos retenes donde nos detuvieron por la simple curiosidad de conocer nuestras novedosas monturas y como si eso no fuera suficiente la lluvia nos había acompañado gran parte del día, aderezada en algunos tramos por una densa neblina. En ese punto nos faltaba más de la mitad del camino y ya teníamos claro que no llegaríamos de día a casa, algo que me tenía sin cuidado porque a pesar de todo venía disfrutando bastante con

la última novedad de Kawasaki y rodar de noche sería excelente para poner a prueba sus luces. Pero cuando el oficial, en tono irónico, nos dijo “los felicito por ser los primeros en llegar al cierre de la vía”, y luego nos explicó que más adelante había un accidente grave, con personas atrapadas en un vehículo al que le había caído una volqueta encima, me di cuenta que el asunto era realmente serio y que probablemente no llegaríamos ese día. En otras condiciones no me hubiera importado pasar la noche en algún pueblo cercano y de paso aprovechar para conocer un poco y tomar algunas fotos, pero esta vez era necesario llegar porque tenía solo un día para escribir esta historia, sin demorar aún más el proceso de impresión que ya se había atrasado cinco días, ante la primicia que suponía ser los primeros en probar

www.demotos.com.co


la Versys 1000 en Colombia, moto con la que Kawasaki sorprendió a todos en el pasado Salón de Milán, por su arriesgada apuesta de tomar el motor de 4 cilindros de la Z 1000 y usarlo para hacer una viajera de largo aliento con aires de aventurera, pero claramente enfocada al asfalto, como lo demuestran sus ruedas. A falta de una Versys, tuvimos dos para esta prueba, la que Auteco nos entregó con cero kilómetros en su tablero y otra unidad para pruebas de clientes, propiedad del concesionario Kawasaki 10 en Medellín, que se unió a un viaje relámpago a Villa de Leyva, uno de los pueblos más hermosos de nuestro país en el corazón de Boyacá, ruta que nos sirvió para poner a prueba sus capacidades viajeras en todos los terrenos y también para darnos gusto haciendo fotografía en los bellos paisajes de esta exótica región,

dueña de una inmensa riqueza histórica y cultural. Antes de conocerla en vivo y en directo, teníamos nuestras reservas frente a su estética y dimensiones. Las fotos que habíamos visto de su presentación en Italia no nos convencieron del todo, pero al tenerla en frente nos pareció definitivamente mucho más interesante a la vista, además la moto se ve (y es) sustancialmente menos voluminosa de lo que aparenta en las imágenes y cuesta trabajo creer que entre el robusto chasis de aluminio se aloja un motor de 4 cilindros, sensación que se confirma cuando uno se sube en ella y abraza el tanque con las piernas, quedando en una postura tan o más confortable de la que ofrecen motos similares con otras configuraciones de motor que son muchísimo más angostos que un cuatro cilindros en línea. La sensación del peso fue otra sorpresa

agradable que nos llevamos, 239 kilos en orden de marcha es lo que declara Kawasaki, pero al subirse en ella lo que se percibe es muy diferente, el reparto de pesos está tan bien resuelto, con el motor y el escape ubicados lo más abajo posible, que la moto se percibe demasiado liviana, siendo esta una grata sorpresa, pero además, ayuda mucho un asiento que se encuentra a una altura muy razonable (845mm) y que le permite a personas de tallas muy variadas disfrutar de ella sin problemas. Y hablando del asiento, este es otro aspecto que impacta de inmediato y lo hace por sus generosas dimensiones que le dan a ambos ocupantes espacio de sobra para disfrutar del viaje, con la ventaja para el pasajero de tener mayor altura respecto al piloto, pudiendo disfrutar mejor del paisaje. Salimos temprano y muy bien acompañados

El pasado y el presente convergen en la plaza principal de Villa de Leyva, hasta donde llevamos las Versys 1000 para conocerlas a fondo.

www.demotos.com.co

3


EF

Examen a Fondo

Kawasaki Versys 1000 en ambas motos. De Medellín a Villa de Leyva, ida y regreso, teníamos por delante un poco más de 1.300km de carreteras de todo tipo y nos tomaríamos un día para hacer un poco de turismo en los alrededores y las respectivas tomas fotográficas. Para el equipaje utilizamos un par de maletas Shad, facilitadas por Inducascos, una de 48 litros y otra de 50, que se instalaron fácilmente en la parrilla y cuyo diseño, como verán en las imágenes, no desentonaba para nada con las motos. También usamos dos “tankbag” de imanes donde viajaron las cámaras y que se fijaron sin problemas al tanque de combustible. No pasar de 4.000rpm era la recomendación del manual del propietario para el rodaje inicial, algo que me parecía imposible de llevar a la práctica con 650km de viaje por delante, pero el motor de 1.043cc me mostró de inmediato que estaba muy equivocado. Su torque es tan descomunal que le permite arrancar como si nada, con tanque lleno, pasajero y equipaje, sin siquiera tener que poner la mano en el acelerador, así mismo se puede llevar en sexta a 4.000rpm rozando los 120km/h y el motor ni se inmuta, parece más el de un carro que el de una moto, pero con la diferencia de que la línea roja se encuentra a 10.000rpm, además tiene a su favor una caja de 6 marchas de relaciones bastante cortas que parecen haber sido diseñadas para nuestras carreteras y todo esto en sumatoria da como resultado una moto que es 100% aprovechable desde marcha mínima hasta donde seamos capaces de exprimirla y que en uso turístico va sobrada todo el tiempo, sin necesidad de estar cambiando constantemente para encontrar potencia, lo cual se traduce en un manejo muy descansado. El viaje de ida estuvo acompañado por un clima agradable, soleado la mayor parte del tiempo y con un calor abrasador al pasar por la Dorada y Honda a orillas del Magdalena, donde es habitual que el tráfico se atasque por cuenta de los obsoletos puentes que cargan el peso de unir a todo un país, así y todo no sufrimos en ningún momento nada de calor por cuenta de la moto, en ese tema supieron resolver muy bien el flujo de aire caliente, que pasa lejos de las piernas, pero al mismo tiempo encontraron la forma de proteger las piernas bastante bien del frío cuando es necesario y hasta del agua, como lo comprobamos al llegar con los pantalones secos al sitio de la Batalla de Boyacá, después de rodar mucho tiempo sobre suelo mojado y bajo una suave llovizna. Lástima no poder decir lo mismo de la parte superior del carenaje, cuyo visor, a pesar de que tiene un ingenioso sistema para ajustar la altura sin necesidad de herramientas, se queda corto para desviar el aire del casco, incluso en la posición más elevada y eso genera

4

un ruido que se torna bastante molesto, siendo el único aspecto que empaña la experiencia y que se resolverá instalando un visor más alto. La agilidad es una virtud de la que goza esta Versys, gracias a esto es muy fácil moverla a baja velocidad y si a eso le añadimos un motor que tiene la capacidad de rodar tranquilamente desde mil revoluciones, entonces obtenemos una moto que se defiende muy bien en el destapado (pero sin prisas), o incluso sobre pantano, como lo probaríamos al pasar un inmenso derrumbe que ya cumplió más de un año, haciendo de la ruta entre Honda y Guaduas un verdadero calvario para los transportadores, que deben hacer largas filas esperando que den paso dos horas en la mañana y lo mismo al final de la tarde. Por suerte para nosotros las motos pueden cruzar a cualquier hora, pero usando un camino angosto, que es poco más que una trocha y que nos tocó muy resbaloso. El ascenso desde La Vega hacía la Sabana de Bogotá, con sus curvas rápidas, buen asfalto y tramos de tres y cuatro carriles fue el pretexto perfecto para comenzar a exigir un poco más el mo-

Sin ser su terreno natural la Versys 1000 se defiende muy bien, pero sin prisas, en caminos sin asfaltar. www.demotos.com.co


El completo tablero incluye toda la información sobre consumos. La silla es generosa en dimensiones y comodidad. El mofle es muy funcional, aunque en diseño no convence del todo.

tor, que ya había superado los primeros 400km, ahí nos dimos cuenta que hasta 6.000rpm es su lado turístico, pero al pasar de ese punto no solo aumenta el sonido de la admisión y del escape, sino que además aparece la cara deportiva del 4 cilindros y lo que antes era un viaje relajado y placentero, se convierte en un frenético vuelo a ras de tierra, que ya exige experiencia y bastante concentración, porque motor hay de sobra, al igual que llantas y frenos, pero las suspensiones nos dejaron la sensación de que no están pen-

www.demotos.com.co

sadas para buscarle los límites a la mecánica o por lo menos si vamos con maleta y pasajero, que fue como rodamos todo el tiempo. La Versys 1000 está a la moda en lo que a “gadgets” electrónicos se refiere. Como mandan las últimas tendencias tiene dos modos de potencia, uno “full” que entrega toda la caballería (118hp a 9.000rpm) y otro “low” donde solo se disfruta de un 75% de la potencia y en ambos casos debo decir que la moto se siente sobrada en rendimiento, de hecho casi nunca

es necesario pasarla de 6.000rpm, rango que ofrece suficiente aceleración para cualquier adelantamiento y velocidades cercanas al doble de lo legal. También dispone de un control de tracción que se puede apagar o regular en tres niveles, pero es tal la suavidad del motor que será extraño ver prendida la luz del tablero que destella cuando se encuentra activo. Yo me cansé de intentar que funcionara, abriendo el acelerador de la manera más salvaje en las condiciones más absurdas, como en mitad

5


EF

Examen a Fondo

Kawasaki Versys 1000 La Versys 1000 es única en su clase gracias a su motor de 4 cilindros en línea. El comando izquierdo reúne todos los controles y es muy fácil de usar. La parrilla es bastante robusta.

de una curva con suelo mojado, y solo lo vi prender al arrancar a fondo en un arenero y al pasar rápido unos resaltos, ni siquiera en el mencionado derrumbe, sobre un pantano que era puro jabón lo vi trabajar, pero al igual que ocurre con los frenos ABS, sistema que también equipa la Versys, es innegable la tranquilidad que da el saber que están ahí y que en algún momento nos pueden ser de gran ayuda. El día de “turismo” se nos pasó volando, no faltó la visita obligada a Ráquira, donde a nuestros compañeros de viaje se les enredó una hamaca que amarramos sin problemas aprovechando

6

el amplio asiento y las generosas agarraderas; también pasamos por los viñedos de la zona y por supuesto no podíamos negarnos una copa de buen vino; y fuimos a conocer el Monasterio del Santo Ecce Homo, cuya construcción data del siglo XVII. En el camino se nos cruzaron varios kilómetros de destapado que a ritmo moderado no fueron problema alguno para la Versys. Al final terminamos el día recorriendo (a pie) las hermosas calles empedradas de Villa de Leyva donde pasado y presente se confunden en medio de irresistibles aromas que fluyen de sus incontables restaurantes.

Pero la historia no termina aquí, poco después de detenernos, el oficial del que les contaba al comienzo accedió a dejarnos continuar bajo nuestro riesgo. Cuando llegamos al sitio del accidente efectivamente encontramos los dos carriles completamente bloqueados por una inmensa volqueta que se había desparramado sobre un camión pequeño mientras descargaba arena para un arreglo en la vía. Pronto nos enteramos que los ocupantes del camión habían sido rescatados vivos y luego vimos una moto que pasaba y luego otra y otra, entonces nos acercamos y nos dimos cuenta que entre el cabezote de la volqueta y el

www.demotos.com.co


La nueva Versys es una moto demasiado agradable para rodar largas distancias a dúo. talud había un pequeño espacio por donde lograban colarse las motos pequeñas, entonces le pedimos permiso a los Policías que estaban a cargo de la situación y nos permitieron intentarlo, de inmediato quitamos las maletas y para nuestra fortuna el espacio era exacto y en pocos minutos estábamos de nuevo en la ruta, agradeciendo nuestra suerte y la versatilidad de nuestras motos, que de haber tenido el motor un poco más ancho no habrían logrado pasar. Al llegar a Guaduas resolvimos un percance con una llanta trasera a la que se le había clavado un tornillo y que siendo sellomatic se arregló en minutos, después vino otro aguacero que nos acompañó casi hasta Honda, pero antes de llegar a la Ciudad de los Puentes nos esperaba de nuevo el derrumbe, solo que esta vez estaba mucho más resbaloso por culpa del clima aunque gracias a la gentileza de la moto lo superamos sin novedad, después disfrutamos del atardecer en medio de las interminables rectas que llevan hasta Doradal y rematamos la jornada rodando hasta bien entrada la noche, acompañados por la luz de la luna y disfrutando hasta el último kilómetro de un viaje de esos que no se olvidan y de una moto que probó estar a la altura. Texto: JCP - Fotos: JCP - Dayanna Castillo

Comentarios

www.demotos.com.co

- Bajo el asiento hay espacio para acomodar dos chalecos o un impermeable bien doblado. - A las luces bajas les falta potencia y todo lo contrario sucede con las altas que tienen gran alcance, pero no iluminan bien el interior de las curvas. - La cadena se debe lubricar con mucha frecuencia, porque de lo contrario produce un sonido insoportable. - Una gran falencia es que no disponga de gato central ni de anclajes para el mismo. - El radiador se encuentra muy desprotegido. - El guardabarro trasero no logra tapar el barro que lanza la rueda y que termina ensuciando toda la cola de la moto y la espalda del pasajero. - La manigueta del clutch no es ajustable, detalle que si posee su hermana menor la Versys 650.

Motor Cilindrada Rel. compresión Torque Máx. Potencia Máx. Alimentación Encendido Transmisión Susp. Del.

Ficha Técnica

- En viaje largo es una moto muy descansada para ambos ocupantes y el puesto del pasajero es de los mejores que hemos probado. - El tanque de 5,5 galones brinda una excelente autonomía que en uso turístico supera los 350km. - El consumo promedio fue de 70km/g. - Es destacable la suavidad de todos los controles, incluida la caja de cambios. - Las llantas Pirelli Scorpion Trail nos parecieron excelentes tanto en seco como en mojado y el agarre en curvas y en frenada es impecable. - Está muy bien resuelto el comando izquierdo que controla todas las funciones electrónicas de manera efectiva y sencilla de usar. - Muy ingenioso el estuche rígido de la herramienta que va pegado bajo a la base del asiento.

Susp. Tra. Freno Del. Freno Tra. Peso Capacidad Tanque Precio Para saber más

4 cilindros, 4T, 16 válvulas, DOHC, refrigeración líquida 1.043 c.c. 10.3 : 1 10.4 kg/m a 7.700rpm 118hp a 9.000rpm Inyección electrónica Eléctrico 6 velocidades Telescópica invertida de 43mm regulable en dureza y rebote Monoamortiguador regulable en dureza y rebote Doble disco de 300mm Disco 250mm 239kg en orden de marcha 5.5 galones (21L) $36.500.000 www.kawasaki.com.co www.kawasaki.es

7


EF

8

Examen a Fondo

Kawasaki Versys 1000

www.demotos.com.co


Disfrutando la panorĂĄmica desde El Infiernito, en cercanĂ­as de Villa de Leyva.

www.demotos.com.co

9


EF

10

Examen a Fondo

Kawasaki Versys 1000

www.demotos.com.co


La Versys 1000 se disfruta bastante en curvas, como las que vemos en la foto, subiendo de Sachica a Cucaita, en Boyacรก.

www.demotos.com.co

11


EF

Examen a Fondo

Kawasaki Versys 1000

Rodando en medio de los bellos paisajes del Valle del Magdalena cerca de La Dorada, Caldas.

12

www.demotos.com.co


www.demotos.com.co

13


EF

Examen a Fondo

Kawasaki Versys 1000

Aquí nuestras compañeras posan para la cámara frente al antiguo Monasterio del Santo Ecce Homo.

14

www.demotos.com.co


www.demotos.com.co

15



Revista de Motos Especial Kawasaki Versys 1000