Page 1

DEMÓCRATAS SIEMPRE

¿Un Pacto de Nación para qué? La segunda vuelta electoral apunta hacia la victoria del FMLN con claridad suficiente para asumirla como escenario de análisis. La proyectan así –con pequeñas variaciones-- el conjunto de agencias encuestadoras que acertaron en la primera vuelta.

Para nosotros, Demócratas Siempre, un Pacto de Nación es necesario precisamente para superar ese estado de cosas, dentro de los cauces de la democracia y la Constitución y sin ignorar las perspectivas e intereses de los diferentes actores.

El triunfo del FMLN cerrará un círculo en la historia de nuestro país y por ello es mucho más que un mero triunfo electoral. Significará –o debería significar-- el final de la hegemonía política, económica y social de un régimen que, con diferencias de estilo y salvo breves periodos, gobernó el país entre 1932 y 2009. Se trata de una hegemonía que, como apuntamos en comunicado anterior 1 , basándose en la violencia, el fraude electoral y la corrupción, y utilizando a discreción la institucionalidad del Estado, creó una economía de privilegios y privilegiados “llena de monopolios, llena de proteccionismo, llena de controles de precios”.2

En consecuencia, sus contenidos no pueden limitarse a “exigir” o a “comprometerse” al cumplimiento de obligaciones naturales como son el respeto a la Constitución, las leyes y las instituciones, los derechos civiles y políticos de los ciudadanos, la independencia de poderes o a la alternancia en la Presidencia. La exigencia y el compromiso deben ser inequívocamente rescatar y profundizar la institucionalidad general del Estado.

El resultado global de ello –pese a los logros alcanzados--, es el país materialmente empobrecido que conocemos; empobrecido igualmente en términos técnicos e intelectuales, en términos de prensa escrita, en extrema pobreza en cuanto a algunas dirigencias y representaciones políticas, empobrecido en democracia, tolerancia, pluralismo, visión de Estado y, sobre todo, en términos de valores humanos y sociales. Y como no podía ser de otra manera, tanta pobreza y violencia, debían producir --y produjeron-- una sociedad dividida, polarizada, enfrentada hasta el punto de la guerra, que todavía, 22 años después de firmar la paz, no ha querido ni podido reconocerse a sí misma, admitir sus errores, sus deformidades, sus desequilibrios, y menos aún reconciliarse. He aquí el reto de fondo que nos interpela hoy como salvadoreños, y en particular a ganadores y perdedores electorales. Después del 2 de febrero las opiniones se decantan, en términos generales, en dos vertientes: la de quienes pretenden no ver, o detener, un resultado electoral más que previsible, y la de quienes, con realismo, comprenden que un entendimiento político social es necesario, o al menos un mal menor. La posición de los primeros, por insostenible, no amerita comentarios. La de los segundos requiere analizarse. ¿Un entendimiento político social, un Pacto de Nación es necesario para qué? ¿Para conservar el actual estado de cosas? No, definitivamente no.

Un Pacto de Nación para superar el actual estado de cosas dentro de los cauces de la democracia y Constitución nos lleva directamente a revisar, buscando una visión común de país, esa economía “llena de monopolios, llena de proteccionismo, llena de controles de precios”, que ha impedido el desarrollo social, para limpiarla de esos males y ponerla al servicio de la sociedad. He aquí una obligación del Estado y del sector empresarial. Nos lleva a ocuparnos de las heridas no atendidas de la guerra. He aquí un derecho de la población civil que la padeció, y una obligación especial de quienes intervinieron en ella: el Estado, la Fuerza Armada y el FMLN. Nos lleva a ocuparnos de la salud y la educación de la población, tan largamente ignoradas, responsabilidad ésta especial del Estado. Nos lleva a ocuparnos de la seguridad pública, necesidad que nos involucra a todos bajo la coordinación del Estado y, por supuesto, que le corresponde a él principalmente. Nos lleva a realizar la impostergable reforma política. Nos lleva, en fin…la lista es abundante. Una vez consumado el previsible resultado electoral, el FMLN hará bien en recodar la grandeza humana de Nelson Mandela, Madiba, quien cargando la humillación, el sufrimiento y opresión de la mayoría negra sudafricana, cargando sus veintisiete años de prisión, fue capaz de tender la mano a los opresores, reconciliar las razas y plantar las semillas –ahora pisoteadas— de la democracia real, es decir, política, económica y social. Y quienes se sienten representados en, o protegidos por, ARENA y sus estructuras paralelas, harán bien en emular la inteligencia de Frederik de Klerk y del Nuevo Partido Nacional, para comprender que en El Salvador la historia habrá pasado una página. Y asumiendo tales actitudes, los salvadoreños debemos reunirnos e iniciar el imprescindible diálogo para construir el necesario y urgente Pacto de Nación.

San Salvador, 27 de febrero de 2014. Héctor Dada Hirezi DUI 00779901-6, Francisco Díaz Rodríguez DUI 02377745-6, José Antonio Hernández DUI  01256957-3, Mario Cerna DUI 00985321-4, José Francisco Marroquin DUI 01949073-3, David Mena DUI 02076182-0, Carlos   Alberto Figueroa Alvarez, Antonio Ponce Cañas, Iván Orlando Escobar, Ana Beatriz Barraza, Alirio Salvador Martínez Vega, César Ramírez, Ximena Díaz-Portillo, Araceli C. Zamora R. Mario Rivas Zamora, Antonio Ponce Cañas, Beatriz De Paúl, Beatriz de Paul, Carolina Castillo, Gerardo Godoy, Isa María Gutiérrez, Francisco Altschul, Iván Orlando Escobar Meléndez, Mauricio Silva, José Ignacio Paniagua, Mario Rivas Zamora, Roxana Córdova, Edgardo González Polío, Carlos Escobar, Ricardo Cardona Alvarenga, Jorge Alberto Villacorta Muñoz… siguen las firmas. * 1. Ver http://democratassiempre.blogspot.com/ * 2. Alvaro Trigueros, Director de Estudios Económicos y Sociales de Fusades. EDH, Expansión, 18 febrero 2014.

DEMÓCRATAS

SIEMPRE

democratassiempre@gmail.com

@democrata100pre

#democrata100pre


¿Un Pacto de Nación para qué?  

Lea y descargue nuestro comunicado oficial publicado hoy en la prensa grñafica

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you