Page 1

Crisis de Ausencia Alejandra Moreno Chac贸n Prof. Julio Carlos Delgado Hern谩ndez TICs en Ciencias de la Salud 25-ene-12


Crisis de Ausencia La crisis de ausencia es un tipo de epilepsia que se caracteriza por perder la conciencia durante unos segundos sin ninguna implicación motora, es decir, que no presenta convulsiones. Su aparición se relaciona mucho con la infancia y poco en la adolescencia, si no se trata puede llegar a la edad adulta. La crisis de ausencia tiene una larga historia que se origina en Babilonia donde se usó por primera vez el termino de “epilepsia”, ya que fue plasmado en unas lapidas que contenían todas las enfermedades hasta entonces conocidas. Más adelante, los griegos la llamaban la “enfermedad divina” porque decían que solo los dioses podían arrojar a una persona al suelo, privarla de sus sentidos, provocar convulsiones y luego devolverlo a la vida. Sin embargo, Hipócrates fue el primero en decir que tenía causas muy naturales. En el año 100 a.C. se creía que la sangre circulaba por la venas y el aire por la arterias, decían que la epilepsia era el resultado de la acumulación de flema en las extremidades y su único remedio era amputando los miembros. En la era cristiana fue conocida como la “enfermedad de

la luna” porque creían que se relacionaba la posesión de espíritus diabólicos durante la Luna llena. Años después se creyó que era una enfermedad infecciosa y que las convulsiones eran el mecanismo normal del cuerpo para liberarse de las toxinas. Como se observa, la epilepsia es una enfermedad ancestral que ha acompañado al hombre por siglos y siglos, pero no es sino hasta 1960 que se habla por primera vez de “crisis de ausencia” por la International League Against Epilepsy [ILAE]. Está institución es la encargada de describir cada subtipo de epilepsia.


y final brusco, en general el paciente se queda inexpresivo con la mirada vaga. En las atípicas se presentan los mismos síntomas que en las típicas pero se acompañan también de otros síntomas como contracción muscular brusca y breve (ausencia mioclónica), disminución del tono muscular (ausencia atónica), también pueden presentar una ausencia disminuida, es decir, que siguen teniendo algunas actividades pero hacen ruidos y salivan (ausencia automática) y existen casos donde pueden ser mixtas. La prevalencia de esta enfermedad es en niño y adolescentes, es importante que tanto el enfermo como los padres y los directivos estén perfectamente informados sobre cómo controlar la situación en un momento de crisis.

La manifestación clínica de la crisis de ausencia, son de difícil detección debido a que pueden ser confundidas con otras alteraciones como una crisis conversiva, depresión, alteración psiquiátrica, entre otras. Sin embargo, se reporta como lo mas común la hiperactividad paroxística de neuronas cerebrales, el paciente presenta alteración de sus respuestas al entorno, es decir, hay una suspensión de la conciencia, tiende a repetirse crónicamente y tiene una breve duración aproximada de 2 a 15 segundos. La ILAE también hace una subdivisión de las crisis de ausencia, y las divide en típicas y atípicas. En las típicas hay una alteración de la conciencia de breve duración, con un principio

Socialmente hablando, el desconocimiento de las crisis de ausencia puede tener efectos negativos sobre la autoestima del paciente, Se hizo un estudio, el cual su objetivo principal era las experiencias de niños y adolescentes que padecen de crisis de ausencias con la finalidad de conocer desde su perspectiva cómo viven dicho padecimiento, con el fin de que las instituciones de salud, educativas, el núcleo familiar y la población en general mejoren su atención sobre estos casos. En este estudio se puso a los niños a hacer un dibujo, estos expresaban lo que llegan a sentir cuando tienen una crisis; estos dibujos expresan confusión, angustia y rechazo porque en general los niños, antes de ser diagnosticados, se sentían incomprendidos por sus familiares, amigos y maestros, sin embargo, una vez que supieron cual era su


enfermedad y que para evitarlas debían tomar medicamento, si respuesta fue totalmente opuesta, se sentían parte de la sociedad que los rodeaba, y en cuanto a los sentimientos anteriormente mencionados solo les quedaba el recuerdo. Es de suma importancia que en México se pueda informar mas sobre esta enfermedad para que el paciente no pueda estar más dañado no solo con los medicamentos que a lo

mejor erróneamente se les está suministrando sino por todas las repercusiones psicológicas que esto conlleva ya que no se sabe lo que le pasa y esto es frustrante no solo para el niño sino para los padres que se siente incapaces de poder ayudar a su hijo. En las escuelas es donde se tiene que estar más enterados sobre este tema ya que ellos o la mayoría de veces son los primeros en notar dichos comportamientos y dan un diagnostico erróneo para el niño que tiene este tipo de epilepsia.


Referencias 1. Wallace R, Marini C, Petrou S, Harkin L. Mutant GABAA receptor γ2-subunit in childhood absence epilepsy and febrile seizures. 2001; 28: 49-52. 2. Gram L, Dam M. Epilepsia.1995; Panamericana. 1° ed. pps: 21-24. 3. Macoyo A E. Manual de epilepsia para el pediatra y el medico general. 2006; Panamericana. pps: 104-107. 4. Figueroa S, Araujo O. Crisis de Ausencias en niños. 2010; 23: 22-29.


Crisis de Ausencia  

Trabajo sobre un tipo de epilepsia poco conocida

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you