10 minute read

Diabetes

Este artículo ha sido hecho en base a la información presentada por el departamento de salud pública de Illinois y por MedlinePlus.com. Por favor, consulte con su médico si cree que tiene diabetes ya que este artículo fue creado con el fin de informar y no de diagnosticar.

¿Qué es la Diabetes?

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consume. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Puede dañar los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y la necesidad de amputar un miembro. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, llamada diabetes gestacional.

Un análisis de sangre puede mostrar si tiene diabetes. Un tipo de prueba, la A1c, también puede comprobar cómo está manejando su diabetes. El ejercicio, el control de peso y respetar el plan de comidas puede ayudar a controlar la diabetes. También debe controlar el nivel de glucosa en sangre y, si tiene receta médica, tomar medicamentos.

¿Corren los Hispanos/Latinos más riesgo de padecer diabetes?

La diabetes es una de las causas principales de muerte e incapacidad en los Estados Unidos. Es la sexta causa principal de muerte entre los Hispanos/Latinos en los Estados Unidos y la cuarta causa principal de muerte entre las mujeres hispanas y los ancianos. Las personas con diabetes tienen un riesgo más alto de desarrollar condiciones de salud secundarias, incluyendo enfermedades cardíacas coronarias, ceguera , enfermedades renales , enfermedades vasculares y amputaciones. En comparación con la población en general, es más probable que los Hispanos/Latinos desarrollen diabetes. Se estima que 2.5 millones, o sea un 10.4 por ciento de los Hispanos/Latinos mayores de 20 años, tienen diabetes. Es aún más probable que los Hispanos tengan diabetes no diagnosticada comparado con las personas blancas y afroamericanas. Aproximadamente el 50 por ciento de los niños Hispanos/Latinos nacidos en el año 2000 tienen la probabilidad de desarrollar diabetes durante sus vidas. Los factores de riesgo incluyen: tener sobrepeso; tener un padre, una madre, un hermano o una hermana con diabetes; ser mayor de 45 años; haber desarrollado diabetes durante el embarazo; ser Hispano/Latino, nativo de Alaska, nativo/indígena americano, afro americano o americanos de ascendencia , asiática, o de las Islas del Pacífico.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

Una persona con diabetes podría no tener ningún síntoma, pero algunos de los síntomas más comunes incluyen:

• Tener mucha sed

• Tener mucha hambre

• Tener la piel seca y con comezón

• Orinar con frecuencia

• Perder peso inexplicablemente

• Sentirse muy cansado

• Perder la sensación o sentir hormigueo en los pies

• Tener lesiones que tardan en curar

• Tener la visión borrosa

¿Cómo se diagnostica la diabetes?

Un proveedor de salud puede diagnosticar la diabetes realizando una prueba para medir la cantidad de azúcar en la sangre. Las tres pruebas más comunes son la prueba en ayuno de glucosa en plasma, , la prueba oral de tolerancia de la glucosa, y la prueba al azar de glucosa en plasma.

¿Se puede curar o prevenir la diabetes?

La diabetes no se puede curar, pero se puede controlar a través del cuidado médico y haciendo cambios de estilo de vida así como llevando una dieta saludable y manteniéndose físicamente activo. El fumar aumenta el riesgo de tener problemas asociados con la diabetes tales como derrame cerebral y enfermedades del corazón. Por lo tanto, si usted fuma, busque ayuda para ¡DEJAR DE HA- CERLO! Ciertos tipos de diabetes se pueden prevenir. Los estudios han demostrado que el ejercicio en moderación y una dieta saludable pueden demorar y posiblemente prevenir la diabetes Tipo 2 (la cual no depende de insulina o comienza en la edad adulta). Si a pesar de estos esfuerzos una persona desarrolla diabetes, se pueden prevenir muchas complicaciones de la misma a través de un monitoreo cuidadoso y trabajando con un proveedor de salud.

ALGUNOS CONSEJOS PARA REDUCIR EL RIESGO DE DIABETES EN TÍ Y EN TUS HIJOS

1. Haga más actividad física

La investigación muestra que el ejercicio aeróbico y el entrenamiento de resistencia pueden ayudar a controlar la diabetes. El mayor beneficio proviene de un programa de acondicionamiento físico que incluye ambos.

2. Consuma mucha fibra

La fibra puede ayudarte con lo siguiente:

• Reducir el riesgo de padecer diabetes al mejorar el control de la glucemia

• Reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca

• Promover la pérdida de peso ayudándote a sentirte lleno

Los alimentos ricos en fibra incluyen frutas, vegetales, frijoles, cereales integrales y frutos secos.

3. Mejora tu alimentación y el de tu familia

Escoge frutas y verduras, panes integrales, carnes con poca grasa, leche y quesos sin grasa o bajos en grasa, arroz integral y frijoles.

• Es importante el desayuno, el almuerzo y la cena, así como ingerir una o dos meriendas —snacks—.

• Los alimentos más saludables son los que han sido preparados al horno, asados o a la parrilla.

• Usa cantidades pequeñas de aceite, así como de margarina, aderezos y mayonesa bajos en grasa.

• Evita la mantequilla, los alimentos fritos y las carnes con mucha grasa —como el tocino y las salchichas—.

• Elige bien las meriendas o snacks. Por ejemplo, fruta fresca o una rebanada de queso bajo en grasa con 5 ó 6 galletas saladas.

• Elige granos integrales, los granos integrales reducen el riesgo de padecer diabetes y ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre. Trata de que al menos la mitad de los granos que consumas sean granos integrales.

4. Adelgaza los kilos de más

Si tienes obesidad, la prevención de la diabetes podría depender del adelgazamiento. Por cada kilo que pierdes, te sorprenderá cuánto mejorará su salud. Los participantes de un estudio grande que adelgazaron una cantidad modesta de peso (alrededor del 7 por ciento del peso corporal inicial) y que hacían ejercicios regularmente redujeron el riesgo de padecer diabetes en casi un 60 por ciento.

5. Evite las dietas de moda y elija opciones más saludables

Las dietas bajas en carbohidratos, la dieta del índice glucémico u otras dietas de moda pueden ayudarte a perder peso al principio. Pero se desconoce su efectividad para prevenir la diabetes y sus efectos a largo plazo. Además, al excluir o limitar estrictamente un grupo de alimentos en particular, podrías estar renunciando a los nutrientes esenciales de dichos alimentos y es probable que, a menudo, sientas antojo por tales alimentos. En lugar de esto, incluye en tu plan de alimentación saludable alimentos variados y porciones de tamaño controlado.

MANERAS NATURALES DE AYUDAR A CONTROLAR LA DIABETES

Según el artículo publicado por ecoosfera.com los siguientes son maneras de ayudar a controlar la diabetes. Por favor, consulte con su médico antes de probar cualquiera de estas recomendaciones.

Jengibre

Esta raíz de Asia y África ayuda, entre otras cosas, a controlar el nivel de azúcares en la sangre, al convertir la glucosa en células musculares sin la ayuda de la insulina. Puedes prepararla en té, rayarla en bebidas o usarla como aderezo en guisos o ensaladas.

Nopal

Esta cactácea también reduce los niveles de azúcar en la sangre, gracias a algunas sustancias y a su cantidad de fibra, lo cual convierte al nopal en uno de los mejores remedios naturales contra la diabetes, y además es 100% mexicano. Puedes prepararlo de muchas maneras; por ejemplo, asado, o en jugos y batidos.

Canela

Esta especia ayuda a la producción de insulina y baja los niveles de azúcar. Úsala en todo lo que puedas: té, bebidas, o incluso consumiendo directamente una cucharadita durante 40 días.

Sol

Si el día está despejado, ¡aprovecha! El sol está ligado al correcto funcionamiento de la vitamina D en el organismo, lo que a su vez ayuda a producir más insulina. ¿Quién diría que el sol sería uno de los remedios naturales contra la diabetes?

Uvas

Algunos estudios han sugerido que la piel de las uvas contiene un extracto que ayuda a inhibir la actividad hiperglucémica. Además sirven para evitar la ansiedad de comer algo dulce, aunque por su contenido de fructosa no deben consumirse en exceso.

Té verde

Esta bebida milenaria contribuye a elevar la sensibilidad de la insulina y a evitar problemas cardiovasculares comunes. Si te aburren las bebidas calientes, también puedes prepararlo como smoothie.

Hojas de curry

Masticar estas hojas es una forma tradicional y confiable de reducir los síntomas de diabetes. Gracias a su efecto, que impide que los almidones se conviertan en azúcares simples como la glucosa, es que esta hoja puede ayudar a los pacientes con diabetes. También contribuye a reducir los niveles de colesterol y la obesidad, lo que la convierte en un potente preventivo, así como en un óptimo remedio natural contra la diabetes.

Aloe vera

Entre sus incontables beneficios, el aloe vera puede ayudar a combatir la diabetes por su contenido de fitoesteroles, que tienen propiedades anti glucémicas, algo especialmente beneficioso para quienes padecen diabetes tipo 2. La mejor forma de usar esta planta mágica es bebiéndose, preparándose como jugo o en infusión.

Recurso en Delaware para personas con Diabetes: Programa de prevención de diabetes de la YMCA

El Programa de Prevención de Diabetes de YMCA ayuda a las personas con alto riesgo a adoptar y mantener estilos de vida saludables al tiempo que reduce sus posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

Para calificar para el Programa de Prevención de Diabetes de YMCA, los participantes deben cumplir con los siguientes criterios:

• 18 años de edad o más

• No estar embarazada

• Sobrepeso

• No estar diagnosticado con diabetes tipo 1 o tipo 2 o ESRD (enfermedad renal en etapa terminal)

Debe de tener UNO de los siguientes:

• Diagnosticado en el último año con prediabetes a través de un análisis de sangre calificado *

• A1C 5.7 – 6.4%

• Glucosa en plasma de 2 horas 140-199 mg/dL

• Diagnóstico previo de diabetes gestacional

• Calificación de riesgo calificada según lo determinado por la evaluación de riesgosPuntuación de riesgo (debe ser 9 o mayor):

• Una mujer que ha tenido un bebé que pesa más de 9 libras (1)

• Tener un padre con diabetes (1)

• Tener un hermano o hermana con diabetes (1)

• Pesar tanto o más que el peso recomendado para su altura (5)

• Tener menos de 65 años y realizar poca o ninguna actividad física en un día típico (5)

• Estar entre las edades de 45-64 (5)

• Tener 65 años o más (9)

* Los participantes de Medicare deben tener un valor de análisis de sangre calificado para participar como beneficiarios de Medicare.

Sobre las clases:

En un salón de clases, un entrenador de estilo de vida capacitado ayudará a los participantes a cambiar su estilo de vida al fomentar una alimentación saludable, actividad física y otras modificaciones de comportamiento en el transcurso de 25 sesiones de una hora.

Los temas cubiertos incluyen nutrición, comenzar con actividad física, superar el estrés, mantenerse motivado y más. Después de las 16 sesiones principales iniciales, se reunirá durante 3 sesiones cada dos semanas, y luego mensualmente hasta por un año para obtener apoyo adicional para ayudarlos a mantener su progreso.

Los objetivos del programa incluyen reducir el peso corporal en un 7% y aumentar gradualmente la actividad física a al menos 150 minutos por semana.

Para más información sobre las sesiones y sus horarios llame a su YMCA más cercana o marque al (302) 572-9622