Issuu on Google+

CENTRO DE DOCUMENTACION Y BIBLIOTECA ISCEEM: “RENE ROBERTO BECERRIL GARCIA”* Honorable presídium Profra. Lily Robles Navas y Denny Becerril Robles Compañeros del claustro académico ISCEEM Estudiantes de la Maestría y el Doctorado Hoy, con la imposición del nombre del maestro René Roberto Becerril García a la biblioteca del Instituto Superior de Ciencias de la Educación, la comunidad académica rinde un justo homenaje al profesor de escuela primaria, al maestro de escuelas secundarias, al docente de la UAEM y la Normal Superior, al investigador-docente del ISCEEM, al maestro de muchos de los ahora investigadores y autoridades del ISCEEM, al intelectual que pretendió estudiar al sistema educativo mexicano desde la categoría de modelo educativo. Y en efecto, René cumplió la función de intelectual, en el sentido de que fue fiel a quehaceres primordiales: enseñar, escribir e investigar. Como intelectual desempeñó en su circunstancia histórica que le tocó vivir una función crítica. Fue de la sociedad su conciencia, sus ojos, sus oídos y su lengua. Dijo lo que vio, lo que oyó y reflexionó; fue testigo y vocero de su tiempo. Nunca calló ante los abusos y excesos de los poderosos. Amó las ideas sobre todas las cosas y dedicó su vida a pensar. Su claridad conceptual e interpretativa estuvo iluminada por Hegel y Carl Marx. La contradicción o el conflicto estructural como esencial del cambio o el movimiento de todas las formas de expresión de la materia fue su herramienta básica de trabajo y reflexión. La visión compleja y el análisis global y de largo aliento fueron sus preocupaciones fundamentales.


René en la Normal Superior, en la UAEM y en el ISCEEM, de 1984 a 1999, momento de su jubilación, sembró en maestros y alumnos la semilla de la duda metódica como paso fundamental para recrear el conocimiento. Si algo distinguió a René en su trabajo académico fue el cuestionamiento permanente a las cosas, por qué y siempre por qué. Así mismo, muchos de los que aquí están escuchando fueron testigos de la generosidad de René para compartir ideas, saberes, experiencias, lecturas y libros. Como nadie, se interesó en llevar la cultura a los maestros, ya llevando novedades bibliográficas a sus compañeros de trabajo y alumnos, ya distribuyendo Cuadernos Políticos, Viento del Sur, Cero en Conducta, Nexos, La vasija y demás. Su visita compulsiva a las librerías le llevó adquirir una impresionante cantidad de libros, muchos títulos de difícil adquisición, pueden ser consultados porque forman parte del acervo de esta biblioteca. Fiel a sus convicciones científicas, no se conformó en admirar las cosas y en tener cierta comprensión de los problemas, así, invariablemente dio el paso siguiente consistente en comprometerse a transformar las cosas. En ese salto, nunca se propuso quedar bien con alguien o esperar la alabanza del poderoso. No estudio ni investigó para complacer, sino para cambiar las cosas y resolver los problemas. Empujó en aras de componer el mundo, aunque sabía que su esfuerzo equivalía a un grano de arena. Sus propuestas y la actividad que desplegó para conseguirlas le atrajo en más de las ocasiones la irritación del funcionario público, la inquina del líder sindical y la animadversión del dirigente partidista. Como especialista en Historia formó parte de la Comisión de Estudios Históricos cuya obra central fue la publicación en 1974 del libro 150 años de educación en el Estado de México, texto imprescindible para entender los años formativos del sistema educativo estatal. Participó en coautoría entre otros libros en: Movimientos Sociales en el Estado de México, Sistema Político y la Democracia en el Estado de México,


Experiencias Educativas, un recorrido Histórico y en la Historia General del Estado de México publicado por El Colegio Mexiquense. Su tesis de maestría: Los empeños educativos de una casta. Sobre el barroquismo educativo de Sor Juana Inés de la Cruz, presentada en el Departamento de Investigaciones Educativas del CINVESTAV-IPN, tuvo como punto de arranque una serie de interrogantes en torno al carácter barroco de la obra literaria de Sor Juana Inés de la Cruz, en especial sobre la forma que integró en ella elementos herméticos y escolásticos. Con ello se enfocó a la investigación del contenido educativo de los villancicos de Sor Juana Inés de la Cruz, mismo que adquirió sistematicidad dentro del Seminario de Historia de la Educación del ISCEEM. Como producto de su año sabático también escribió un texto sobre La teoría pedagógica de Clemente de Alejandría. Su publicación se debió a la solidaridad de sus compañeros del ISCEEM como homenaje ante la pérdida definitiva de René. El estudio histórico lo combinó con la escritura en diversos periódicos. En efecto fue colaborador en los periódicos El Sol de Toluca, Excelsior, La Jornada, El Financiero, Lector 24, Liberación, Exodo y El Manifiesto, ejerciendo una escritura crítica en sus abordajes. De igual forma participó en las revistas Cero en Conducta y en la Revista de la Universidad local. Uno de los artículos que más estimaba, fue uno que escribió en 1980, titulado “Grabiel, las enseñanzas de un niño”. Allí confesó, que aprendió en las escuelas otomíes, “lo que siempre se les ha ocultado a los estudiantes en las aulas normalistas: las realidad económica y social que hace que muchos Grabieles mueran como siempre han vivido, con las tripas repletas de hambre”. Grabiel le enseñó a participar y no descansar en la lucha que tienen los mexicanos por una vida digna. Su trabajo académico lo combinó con una decidida participación sindical. Fue integrante del Comité Permanente de Lucha Magisterial, 30-30; de la


Coordinadora Democrática del Magisterio Estatal y del Movimiento Democrático Magisterial. Fue Delegado sindical del Departamento de Planeación Educativa y su participación en los Congresos y Consejos invariablemente produjeron conmoción en la asamblea. Encabezó además, la Planilla Aumento Salarial, que compitió por la Secretaría General del SMSEM en el XII Congreso Magisterial en 1985. En la UAEM, fue fundador del Sindicato Único de Personal Académico de la UAEM. Una faceta más fue la política. Miembro del PCM, fundador del PSUM, del PMS y del PRD. Candidato a la presidencia municipal de Toluca por el PSUM en 1982, Candidato a diputado por el distrito II local de Toluca por el PRD en 1991. Asistente a la Convención Nacional Democrática realizada en “Aguascalientes”, Chiapas convocada por EZLN en agosto de 1994. El maestro René Roberto Becerril García nació en Toluca el 23 de septiembre de 1947. Sus estudios de profesor los realizó en la Escuela Normal del Estado. En la Normal Superior Núm. 1 del Estado de México estudió la Especialidad de Historia y en el Departamento de Investigaciones Educativas del Centro de Investigaciones Educativas y Estudios Avanzados del IPN, la maestría en Ciencias en la especialidad de Investigación Educativa, en la promoción 19771978. Fue profesor de educación primaria en las escuelas de La Cañada, Pathé y San José Las Lomas del municipio de Temoaya, durante los años de 1964-1970. Impartió clases en la escuela secundaria “Abel Salazar” de Lerma y en la secundaria ESTAGI entre los años de 1970-1973. Fue docente de la Escuela Normal Superior en los años de 1980-1985. También fue catedrático en la Facultad de Medicina (1973-1978) y profesor de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma del Estado de México, hasta la fecha de su muerte acaecida el 14 de abril de año 2000.


Así mismo, desde 1984 se desempeñó como docente investigador del Instituto Superior de Ciencias de la Educación hasta su jubilación en 1999, contribuyendo a la formación de decenas de maestrantes que laboran en instituciones de investigación educativa o se desempeñan como docentes. Laboró también en el Departamento de Planeación Educativa. Como pensador René Roberto Becerril García fue siempre creativo, crítico y reflexivo. Pero sobre todo fue hombre progresista comprometido con el magisterio, el sindicato, la educación, la sociedad y la política, siempre leal a sus principios. Toluca, Méx., 19 de noviembre de 2010. Norberto López Ponce *Palabras expresadas en la ceremonia de imposición del nombre de “René Roberto Becerril García” al Centro de Documentación y Biblioteca del ISCEEM.


Centro de Documentación y Biblioteca del ISCEEM