Page 15

tre los esclavos africanos (a través de los palenques cimarrones que conservaron algunas expresiones linguísticas en su máxima pureza; también rituales y mitos), y luego entre sus descendientes, constituyendo uno de los pueblos más singulares que se hayan gestado en Occidente. No obstante, inserta Cuba en el Caribe, zona de influencia de lo occidental, la escritora cubana reconoce que en medio de ese proceso sin término, pesa ahora más lo africano que lo eminentemente europeo; el pasado de servidumbre africana, relegado, no integrado a la nacionalidad, debido a la discriminación y explotación de los amos hacia las comunidades negras transplantadas como mano de obra esclava, se ha venido revirtiendo, siendo el Caribe y Cuba, más africanos que europeos y al mismo tiempo, aduciendo que la "África transculturada" se reconoce como un rasgo típico de las Antillas, incluida la Antilla mayor de Cuba. (180). Por último, en la ensayística de Nancy Morejón, es posible encontrar otro factor determinante que ayuda a confeccionar la identidad nacional cubana. Se trata de un mito literario que explicó en buena medida la naturaleza transcultural de la isla, forjado gracias al genio creativo de Cirilo Valverde con su obra cumbre "Cecilia Valdés". La protagonista Cecilia, es la típica mulata cubana, producto de la mezcla entre dos culturas: la africana y la europea. Esta mujer como personaje, es un símbolo elocuente de dicha amalgama entre ambas culturas. Es así mismo, un mito de la identidad cubana que persiste aún hoy en el presente histórico (Morejón, Ensayos, 4). No es descabellado, en aras de analizar el fenómeno de la mulatez, que la autora haga la siguiente reflexión entorno a esta obra decimonónica de las letras cubanas: "más allá de los propósitos inmediatos y los aciertos de Cirilo Villaverde, la protagonista de la novela sobrevive y palpita en el tiempo" (Morejón, Ensayos, 4). Es ella misma como personaje, una metáfora o

alegoría de un proyecto de nación cubana, fallido, inconcluso debido a que Cuba en ese entonces no se había liberado de España y la esclavitud de negros y asiáticos impedía dicho proceso emancipador. Su muerte trágica da cuenta de ello. "Cecilia Valdés" como obra novelística es también un icono de los traumatismos perennes de la transculturación. En ella es posible encontrar un estudio detallado de las relaciones verticales entre amos y esclavos, sumado a una condición que torna a Cecilia aún mucho más vulnerable en la pirámide social de ese entonces: el hecho de ser mujer y por ende mulata, "blanqueada", no blanca del todo, impura para los sectores más recatados de la isla, ya que aun contiene rasgos negros. Cecilia Valdés como ser transcultural, es un híbrido de lo hispánico y africano; es un elemento nuevo que ya no es ni lo primero, ni lo segundo. Es un nuevo producto cultural -mulato, mestizo, contradictorio-, cargado de oxímorones, de culturas que se insertan en la isla, gracias a elementos antepuestos que llegaron separados en el tiempo y en el espacio a la isla. En suma, es el Caribe, es Cuba para Nancy Morejón, los corazones mismos de Afroamérica, condición particular que también puede contribuir al esclarecimiento de mitos creados a partir de la diáspora afrocaribeña y que han forjado la nacionalidad cubana con el elemento negro, como factor determinante de la transculturación (Morejón, Ensayos, 102). Así mismo, tal como argumenta Nancy Morejón en "Para una poética de los altares", los mitos africanos no solo se conservan por la vía de la tradición oral, también se mantienen vigentes a través de los altares construidos para honrar y alabar a las diferentes deidades africanas. De ahí nace lo que se conoce como la santería cubana. En su obra ensayística, dichos espacios se caracterizan por la sacralizad mágica, hecho que también permea la identidad de la isla caribeña. Dichos espacios sacromágicos, no son producto de una sola cultura. En delatripa: narrativa y algo más

15

Revista delatripa no 10  

Ya puedes leer el número 10 de la revista delatripa.

Revista delatripa no 10  

Ya puedes leer el número 10 de la revista delatripa.