Page 210

Cómo administrar un museo: Manual práctico Tráfico ilícito

infructuosa iniciada por Nueva Zelanda contra el Reino Unido para la restitución de paneles maoríes en madera tallada, cuya exportación estaba prohibida, costó, según estimados, cerca de 200 000 libras en 1983. La India, por su parte, logró recuperar recientemente, de nuevo en Londres, una estatua de bronce de Siva Nataraja –exhumada de manera clandestina en 1988–, luego de desembolsar por lo menos 100 000 libras, aunque la suma fue finalmente reembolsada por el comprador, de ahí la necesidad de un mayor apoyo a la Convención. Los poderes públicos deben tener asimismo en cuenta el tiempo que dedican expertos y administrativos a preparar los expedientes y a viajar a los diferentes países en busca de pruebas. Estas dificultades se acentúan debido a las diferencias del aparato judicial (legislación inspirada en el “derecho romano” o en el derecho consuetudinario según el país), a las cuales se suman a veces la incomprensión del lenguaje jurídico y el contexto social. Cada legislación tiene sus reglas, de manera que es siempre preferible pedir ayuda a asesores jurídicos del país en cuestión. El Comité Intergubernamental de la UNESCO Si las negociaciones bilaterales fracasan, el caso pasa a ser competencia del Comité Intergubernamental de la UNESCO para la Promoción del Retorno de Bienes Culturales hacia sus países de origen o su restitución en caso de apropiación ilícita, creado en 1978. Este comité sólo puede apoyar a los Estados Miembros de la UNESCO (Singapur es el único Estado que no lo es). Los estatutos y la misión del Comité pueden consultarse en su sitio: http://www.unesco.org/culture/laws/committee/html_eng/ statutese.pdf Existe un formulario de solicitud de restitución acompañado de una nota explicativa que ayuda a llenarlo correctamente. Para mayores informaciones sobre el tema, favor contactar:

204

Sección de normas internacionales División de Patrimonio Cultural UNESCO 7 place Fontenoy Paris 75032 (e-mail: ins@culture.unesco.org) Los formularios deben remitirse al menos seis meses antes de la próxima reunión ordinaria del Comité, deben indicar las circunstancias de la desaparición del bien, su estado de conservación, su descripción completa y su historia. El Estado afectado crea un expediente con las informaciones sobre el objeto, su estado de conservación y la historia de la adquisición. La solicitud es examinada posteriormente por el Comité, que formula recomendaciones para solucionar el litigio. El Comité no tiene ningún poder de decisión pero actúa como mediador. Se reúne cada dos años en el hemisferio norte (aproximadamente seis meses antes de la Conferencia General). Conclusión El tráfico ilícito es un problema extremadamente complejo que hay que abordar en todas sus aristas. El personal del museo tiene un papel clave como guardián del patrimonio nacional. Puede educar e informar a la población local, a los representantes aduaneros, policiales y de los servicios administrativos a fin de que reconozcan el valor del patrimonio, enseñarles a identificar objetos y a luchar contra el tráfico ilícito. Cada museo debe tener un plan de seguridad, un inventario exhaustivo en lugar seguro y trabajar en estrecha colaboración con los demás servicios, que lo ayudarán a prevenir y desenmascarar el tráfico de bienes culturales y a restituir los objetos. Estas tareas deben ejecutarse de forma permanente, y las acciones de información y formación deben formar parte de las actividades anuales del museo.

Cómo administrar un museo icom  
Cómo administrar un museo icom  
Advertisement