Page 109

Cómo administrar un museo: Manual práctico Presentaciones, obras expuestas y exposiciones

Screven (1985), uno de los más eminentes especialistas en expografía, describe, sin embargo, un método de evaluación que debe aplicarse durante la organización de los trabajos, antes de la apertura de las salas al público, lo que permite corregir lo antes posible los errores y problemas. Esta descripción del estado de los locales es muy importante ya que ayuda a encontrar mejores soluciones y a perfeccionar los métodos de trabajo. Exposiciones, comunicación y educación por parte del museo Las presentaciones y exposiciones públicas son el principal medio de comunicación de los museos. Su potencial y su capacidad de comunicación son pues elementos prioritarios a tomar en consideración en la preparación y concepción de una exposición, cualquiera que sea el tema, modo o tipo. Las tecnologías de la información ofrecen hoy día una amplísima gama de recursos que pueden encontrar aplicaciones en los museos a un coste relativamente abordable. Un buen diseñador tratará de mejorar la comunicación mediante presentaciones atractivas que valorizan una temática, al inspirarse, por ejemplo, en técnicas de iluminación utilizadas en el teatro. El objetivo del ejercicio consiste ante todo en llamar la atención y la curiosidad del visitante. Los principios de la psicología de la educación son válidos también para la concepción de exposiciones, al igual que la didáctica y la semiótica, el grafismo y, por supuesto, el arte y la estética. Según el gran diseñador de museo Michael Belcher (1991), hoy desaparecido, una exposición es como una escultura, aunque en mi opinión, está más cerca de la arquitectura, ya que las formas, los sólidos, el vacío, el color, la textura, pero también los procesos e instrumentos técnicos, participan de la 100

exposición con el objetivo de compartir las ideas, los sentimientos, los hechos o el placer. En realidad, la concepción de exposiciones es confiada en muchos países a los arquitectos antes que a profesionales que han recibido una formación en arquitectura de interiores o en museo. La exposición es, en lo esencial, una forma de comunicación visual que se obtiene a través de los objetos y las obras de arte presentados en un museo, con la ayuda de soportes gráficos e informaciones difundidas mediante paneles, leyendas y carteles que describen cada una de esas piezas. El objetivo supremo debe ser trasmitir el mensaje de la presentación o de la exposición en un lenguaje escrito y visual claro y preciso, fácil de comprender, cualesquiera que sean los niveles de interpretación deseados, como se hace en cualquier buen periódico o revista.

Cómo administrar un museo icom  
Cómo administrar un museo icom  
Advertisement