Page 108

Cómo administrar un museo: Manual práctico Presentaciones, obras expuestas y exposiciones

Trabajos de ejecución y materiales Son los procesos de fabricación o ejecución de los diversos elementos que componen una exposición. Se dividen en trabajos estructurales y trabajos especializados. Los primeros incluyen la albañilería, el enyesado, la electricidad, la instalación audiovisual, el cableado y la fabricación del mobiliario básico, mientras que los segundos se refieren al grafismo, las reconstituciones, la realización de maquetas, el trabajo artístico, etc. Principales elementos del trabajo de ejecución Trabajos estructurales 1 2 3 4 5

Espacios. Paredes, tabiques o techos, si el storyboard lo exige, dentro de los límites de la superficie disponible Preparación del espacio de exposición: yesos, pintura, electricidad. Consejos de conservación recomendados Carpintería y plásticos Mobiliario y soportes Elementos de vitrina en cristal y acrílico

Trabajos especializados 6 7 8 9 10 11 12

Grafismo: diagramas, tarjetas, dibujos, etiquetas, títulos Reproducciones y copias Maquetas y dioramas Dispositivos y reconstituciones Salas de época Maniquíes Soportes de objetos

El presupuesto, el tiempo y la competencia son factores determinantes. Los pequeños museos pueden montar exposiciones muy logradas en simples paneles de madera o contrachapado, fáciles de colocar y poco costosos, mientras que los museos cuyo presupuesto es mayor emplean materiales más sofisticados. De todas formas, no debemos olvidar que el curador de la exposición, el conservador y el responsable de la seguridad deben

intervenir en la toma de decisiones y que la estructura de la exposición debe ser fácil de instalar y de desmontar, y accesible para la limpieza diaria. Trabajos de acabado Una vez terminados los trabajos estructurales, así como los trabajos de electricidad y decoración, la colocación de los tabiques, paneles y estrados, y el montaje de las vitrinas, se colocan todos los expositores, muebles y otros elementos murales. Después hay que limpiar a fondo la superficie de trabajo, colocar los cristales y barnizar las partes en madera, y por último comprobar la iluminación. La empresa o el equipo de montaje cuelga los paneles y los demás soportes gráficos y textuales, las ilustraciones y las fotos, después de lo cual los curadores de la exposición o los conservadores comienzan a instalar las obras originales. Luego, los vestuaristas visten a los maniquíes y los luminotécnicos ajustan la luz para obtener una buena luminosidad a la vez que respetan las normas de seguridad correspondientes a las necesidades definidas en materia de conservación. Finalmente, el curador, el conservador, el educador, el diseñador y otros especialistas hacen el balance de los trabajos ejecutados en presencia del director del museo y dan su aprobación. Se cierran las vitrinas y se vuelve a hacer una limpieza completa de la superficie de exposición antes de la apertura. Balance de los trabajos acabados Es de extrema importancia evaluar según las reglas cada nueva presentación o gran exposición temporal. Ese balance debe hacerse, de ser posible, a partir de los primeros días que siguen a la apertura: ello permite detectar rápidamente los errores o las dificultades que plantea, por ejemplo, la fluidez del circuito, lo que permitirá hacer las rectificaciones necesarias. Chandler 99

Cómo administrar un museo icom  
Cómo administrar un museo icom  
Advertisement