Page 107

Cómo administrar un museo: Manual práctico Presentaciones, obras expuestas y exposiciones

los curadores) o un “storyboard” (para los diseñadores este término abarca los dibujos e indicaciones visuales, así como el texto). Cualquiera que sea el nombre que se le dé, el documento escrito está destinado a establecer el guión técnico de los diferentes aspectos de la exposición: en él se hace un listado de los temas y subtemas, que son colocados en orden jerárquico, y se consignan los detalles sobre los objetos o artefactos que se exponen, el material gráfico, así como todos los soportes (dioramas, maquetas, réplicas y pantallas táctiles). El storyboard asigna a cada elemento un código que servirá para identificarlo a lo largo de los procesos de fabricación y de instalación. Existen versiones de storyboards más complejas que añaden la descripción de los objetivos en materia de educación y comunicación. Sistemas de exposición Muchos de los grandes museos que cuentan con una abundante financiación disponen de sistemas de exposición adaptables, patentados, con frecuencia modulares: vitrinas de presentación, tabiques amovibles, paneles y pantallas de visualización de múltiples usos. Para la concepción y la organización de sus exposiciones temporales y de larga duración (“permanentes”) esos museos suelen recurrir a ese sistema, utilizando los elementos de presentación y las vitrinas modulares. Por otra parte, en ocasiones o en casos particulares, es necesario o deseable a veces contar con sistemas y muebles de exposición concebidos y montados a la medida. Pueden ser fabricados in situ o encargados a un fabricante externo. Para los pequeños museos es más fácil mandar a fabricar sus vitrinas principales en sus talleres o confiar esa tarea a un empresario local con el fin de reutilizarlas más tarde. Si han sido bien concebidas nada impide utilizarlas varias veces. El otro interés permanente es encontrar el equilibrio exacto entre el objeto y su entorno, el cual no debe ser jamás más prominente que el objeto en sí. 98

Es de suma importancia tener en cuenta tres elementos esenciales en el proceso conceptual. El primero es la importancia de la conservación preventiva. La presencia permanente de un conservador, que trabaje en estrecha colaboración con los diseñadores y los jefes de proyecto, resulta condición indispensable para el éxito de la exposición. En segundo lugar, nunca se podrán sobreestimar las medidas de seguridad y de conservación a tomar para presentar o desplazar los objetos, ya sea unos metros, del almacén del museo a la vitrina de exposición, o a miles de kilómetros en el caso de obras importantes prestadas para una exposición temporal. El tercer elemento es tener en cuenta el mantenimiento de la futura sala de exposición, cuyos pasillos, espacios de descanso así como vitrinas, habrá que limpiar. La correcta ejecución de esas tareas diarias debe ser determinante para el diseñador, ya que se sabe que la limpieza de la superficie de exposición es una regla fundamental para la calidad de la conservación y el respeto de las normas de seguridad. El proceso conceptual El diseñador se basará en el storyboard para: 1

evaluar y destinar el espacio necesario en función del tema de la exposición y de las necesidades visuales y de comunicación. 2 calcular el espacio reservado a la circulación de bienes y personas, el acceso del público impedido y las normas de seguridad (ej. escalera de emergencia). 3 examinar y distribuir los objetos por unidad, sección o subsección, según los temas y subtemas identificados en el guión y en el storyboard. 4 consultar al conservador o al curador en todo lo tocante a las colecciones. 5 consultar a los educadores en lo que se refiere al nivel de información y a la estructura educativa de la trama. 6 diseñar el mobiliario: paneles, cajones exposición, pantallas, estantes, vitrinas-mostradores, vitrinas-mesas, carteles y otros elementos murales. 7 diseñar el grafismo y la impresión; escoger la combinación, la distribución y la disposición de los colores. 8 diseñar la iluminación con el especialista y el conservador. 9 diseñar el sistema de audio con el ingeniero de sonido y el educador. 10 diseñar otros equipos especiales (si fuera necesario). Consultar al especialista y al conservador.

Cómo administrar un museo icom  
Cómo administrar un museo icom  
Advertisement