Page 1


Reseña Histórica Bibliográfica de Vicente Gerbasi Poeta venezolano, principal  representante del grupo Viernes y uno  de los líricos  contemporáneos más  importantes de su país. Nació en  Canoabo, un pueblo de agricultores  situado en uno de los paisajes más  propicios al encantamiento y el  misterio, en medio de las selvas  nubladas de la región septentrional  del estado Carabobo. Sus padres, Juan Bautista Gerbasi  Vita y Ana María Federico Pifano,  eran inmigrantes llegados hacía pocos años a Venezuela, oriundos ambos de Vibonati,  una aldea vinatera en el piedemonte de los Apeninos, con vistas al golfo de Policastro y el  mar Tirreno. Al cumplir diez años, Vicente Gerbasi se embarcó en Puerto Cabello rumbo  a este otro paisaje ancestral. Pasó el primer año en Cámpora, donde fue al colegio, y  después continuó sus estudios de Media Escuela y Liceo en Florencia. La muerte  repentina del padre, en 1928, le obligó a regresar a Canoabo. Para Gerbasi, que se trasladó a Valencia, comenzó entonces un largo periplo por toda  suerte de ocupaciones: oficinista en una agencia bancaria, traductor de cables de agencias  noticiosas, secretario del sindicato de tranviarios, redactor del diario Ahora. En sus ratos  libres viajaba a Caracas, donde comenzó a frecuentar la tertulia de los sábados en la casa  del poeta Jacinto Fombona Pachano, a la que asistían también, entre otros, Fernando  Paz Castillo, Enrique Planchart y Rodolfo Moleiro, y a las reuniones literarias en la casa  de José Antonio Calcaño, en las que hacían acto de presencia músicos como Moisés  Moleiro y pintores como Manuel Cabré. 


En 1938 la tertulia se convirtió en el grupo  Viernes, que supuso para él la gran   zambullida en  el mar de la poesía. "El grupo Viernes era,  prácticamente, un seminario de poesía", apuntaría  Gerbasi muchos años después. Hacía cinco años que  Gerbasi vivía en Caracas. Había publicado su  primer libro, Vigilia del náufrago (1937), y vivido  durante seis meses en México, donde conoció a  Nicolás Guillén y a Waldo Frank , se había  iniciado en la política, con la fundación, junto a  Rómulo Betancourt, del Partido Democrático  Nacional. 

Y había conocido a su esposa, Consuelo Orta  Bercht, inseparable compañera desde 1931 hasta  su muerte en 1990.

Desde ese año, la carrera de Gerbasi fue la de un ejemplar funcionario de la cultura y la  diplomacia venezolanas. Secretario (1939­1946) y director (1971­1992) de la Revista  Nacional de Cultura, fundada por Mariano Picón Salas; fundador de la revista Bitácora,  con Mario Briceño Iragorry (1944); agregado cultural de la embajada de Venezuela en  Bogotá (1946), donde frecuentó a Germán Arciniegas, Eduardo Carranza, Carlos Gaitán  Durán, Fernando Charry Lara; cónsul en La Habana (1947); cónsul en Ginebra (1948),  donde participó en la fundación del grupo Jeune Poésie Genevoise y conoció, en un viaje a  París, a Octavio Paz; consejero cultural de la embajada de Venezuela en Chile (1958),  donde conoció a Pablo Neruda; embajador en Haití (1959); embajador en Israel (1960­ 1964); embajador en Dinamarca y Noruega (1964­1968); y embajador en Polonia (1969) 


Contexto Literario

A partir de 1918 después de la Primera Guerra Mundial, se produjo en Europa un  movimiento poético que va a tomar una actitud de rompimiento total con la poesía Dentro del contexto de la obra de Vicente Gerbasi el poema “Mi Padre, el Inmigrante”  representa el momento  representa el momento de su madurez como poeta y ala vez la  síntesis de los temas planteados en sus obras anteriores. Referido a la la poesía  vanguardia o vanguardismo poético que se manifestó a través de varios “ismo” entre los  cuales destacaron: el dadaísmo, el ultraísmo, el creacionismo y el surrealismo En Venezuela, inspirado por las nuevas corrientes, especialmente por el surrealismo, se va  a producir un poeta de transcendencia universal: Vicente Gerbasi, quien con su poema  “Mi Padre, el Inmigrante” se convierte en la figura central del “Grupo Viernes” ,  movimiento que impulso la poesía vanguardista en nuestro país. Antes de la creación de a partir de 1918 después de la Primera Guerra Mundial, se  produjo en Europa un movimiento poético que va a tomar una actitud de rompimiento  total con la poesía “Grupo Viernes”, en la década que va de 1920 a 1930, hubo algunos  poetas y ciertas circunstancias que hicieron posible la aparición de las corrientes de  vanguardiamediante un enfrentamiento con la literatura anterior. Entre los abanderados  de la poesía de vanguardia en Venezuela destacaron: Enrique Planchart, quien con su  libro  “Primeros Poemas” aparece como un punto de enlace entre el modernismo y las  nuevas corrientes y Antonio Arráiz quien en 1924 


con su libro de poemas  “Áspero”, introduce el versolibrismo y comienza a cantar con su  lenguaje de nuevo, fuerte y primitivo. En 1925 aparece en Caracas la revista Eliteen donde empezó a incubarse la vanguardia  venezolana. En 926 el poeta Ángel Miguel publica su primer libro de versos: “Santo y  Seña”, donde esta presentes las ideas de la corriente ultraista.

Obras de Vicente Gerbasi • Vigilia del náufrago, 1937  • Bosque doliente, 1940  • Liras, 1943 • Poemas de la noche y de la tierra, 1943  • Mi padre, el inmigrante, 1945 • Tres nocturnos, 1947  • Poemas, 1947  • Los espacios cálidos, 1952 • Círculos del trueno, 1953 • La rama del relámpago, 1953  • Tirano de sombra y fuego, 1955 • Por arte del sol, 1958 • Olivos de eternidad, 1961 • Retumba como un sótano del cielo, 1977 • Edades perdidas, 1981 • Los colores ocultos, 1985 • Un día muy distante, 1987 • El solitario viento de las hojas, 1990 • Iniciación a la intemperie, 1990


Obra Vicente Gerbasi:  “Mi Padre el Inmigrante”

Venimos de la noche y hacia la noche vamos.  Atrás queda la tierra envuelta en sus vapores,  donde vive el almendro, el niño y el leopardo.  Atrás quedan los días, con lagos, nieves, renos,  con volcanes adustos, con selvas hechizadas  donde moran las sombras azules del espanto.  Atrás quedan las tumbas al pie de los cipreses, solos en la tristeza de lejanas estrellas.  Atrás quedan las glorias como antorchas que apagan  ráfagas seculares.  Atrás quedan las puertas quejándose en el viento. Atrás queda la angustia con espejos celestes.  Atrás el tiempo queda como drama en el hombre: engendrador de vida, engendrador de muerte.  El tiempo que levanta y desgasta columnas,  y murmura en las olas milenarias del mar.  Atrás queda la luz bañando las montañas, los parques de los niños y los blancos altares.  Pero también la noche con ciudades dolientes, la noche cotidiana, la que no es noche aún,  sino descanso breve que tiembla en las luciérnagas  o pasa por las almas con golpes de agonía.  La noche que desciende de nuevo hacia la luz,


despertando las flores en valles taciturnos,  refrescando el regazo del agua en las montañas, lanzando los caballos hacia azules riberas,  mientras la eternidad, entre luces de oro, avanza silenciosa por prados siderales.  A veces caigo en mí, como viniendo de ti, y me recojo en una tristeza inmóvil;  como una bandera que ha olvidado el viento.  Por mis sentidos pasan ángeles del crepúsculo  y lentos me aprisionan los círculos nocturnos.  Venimos de la noche y hacia la noche vamos.  Escucha. Yo te llamo desde un reloj de piedra,  donde caen las sombras, donde el silencio cae.  Dejaste en mi existencia la nostalgia del mundo. Adoro las ventanas que tiñen los crepúsculos,  contemplo las estampas de algún campo del norte,  elevo las aldeas a nevadas del cielo  y un reno silencioso se yergue en mi silencio.  Muero contra los pinos por ráfagas heladas,  a mis manos se acercan pájaros del invierno, y un aire de mendigos difunde coros tristes.  No sé si alguna hora de copos solitarios,  esos que a veces caen en grises cementerios,  sobre harapientas sombras, en plazas vespertinas, me espera en algún sitio lejano de la tierra.  Por ti, que caminabas con tus ropas pesadas, entre los esqueletos vegetales del frío,  yo vago por la orilla de un lago taciturno, oyendo una campana de antiguos molineros. 


Elementos de la obra Dentro del contexto de la obra de Vicente Gerbasi el Poema “Mi Padre, el Inmigrante”  representa el momento de su madurez como poeta y ala vez la síntesis de los temas  planteados en sus obras anteriores  La palabra noche aparece cargada de sentido si se le mira desde el contexto pleno del  poema. Venir de la noche hacia la noche implica una exteriorización de los sentidos  humanos. La noche es símbolo de oscuridad y, por extensión, de lo desconocido. Venir de  lo desconocido anuncia la realidad de todos los hombres y parece que el poeta no solo se  conforma con saber que venimos de donde no sabemos sino que, además, se encarga de  recordar el destino fugaz de la humanidad, cuando llega la muerte repentinamente. El  hombre y la tierra yacen envueltos en vapores, en recuerdos, en imágenes olvidadas,  aunque sigan presentes. El poeta escribe lo siguiente: Atrás quedan las puertas  quejándose en el viento/ atrás queda la angustia con espejos celestes/ atrás el tiempo  queda como drama en el hombre/ engendrador de vida, engendrador de muerte. La puerta  es símbolo de la entrada de los hombres a su territorio desconocido.


Características de la poesía de Vanguardia El hombre va a dar una respuesta distinta a través de las diferentes manifestaciones  artísticas que estaban a su alcance. A este movimiento en general se conoce con el nombre  de vanguardismo o corrientes artistas de vanguardia. En pintura surge el arte abstracto, en música la llamada “música atonal”, en Filosofía el  Existencialismo y en la literatura las diferentes corrientes vanguardista ya sea en la  lírica, el teatro o la narrativa Diferentes movimientos poéticos de vanguardia que están presentes en la poseía de  Vicente Gerbasi, especialmente en el poema: “Mi Padre el Inmigrante” 1.  Predominio del Versilibrismo  La métrica libre va a ser la la característica de esta nueva poesía que permita una  mayor expresividad para poder responder a los estímulos del mundo  contemporáneo, caracterizado por la velocidad, el maquinismo y la soledad e  incomunicación en el plano espiritual.  El ritmo  de los versos no se va a lograr mediante el uso de la rima o la acertada  distribución de los acentos; pero se van a introducir con frecuencia recursos fónicos  como la anáfora, la asíndeton, la aliteración, las enumeraciones y el estribillo 2.   La expresión Hermética A veces se busca dar una visión fragmentaria del mensaje lírico utilizando el  llamado “estilo elíptico” por medio del cual se omiten verbos, nombres, o el primer  termino de una comparación lo que da mas oscuridad al pensamiento poético 3.  La Temática Vanguardista  En la temática de la lírica contemporánea se va reflejar la filosofía existencial en  todos sus aspectos: la angustia, la soledad del hombre actual, el problema de la  alineación, son temas que se incorporan a la poesía al igual que en la narrativa


“ Venimos de la noche y hacia la noche vamos”

"Vicente Gerbasi"  

Reseña histórica bibliográfica de Vicente Gerbasi, obras y características de la poesía vanguardista