__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

NRO° 1 - BUENOS AIRES - JUNIO 2020


CONTENIDO El uso del lenguaje es político

¿Por qué un pañuelo verde?

Voces a favor del aborto legal

La memoria como herramienta de resistencia

10 preguntas y respuestas sobre la ley de I L E

¿Es traumático el aborto?

Cuerpo(s) en emergencia

¿Quiénes abortamos segures?

Lo que no se ve no existe

La deuda en movimiento

Predicción

Argumentos bizarros antiderechos

Manifiesto de las 343

S.O.S. Dónde podés recurrir

Deconstruyentes


POR EL ABORTO? Por Magalí Bergera En este, nuestro primer número, hemos decidido abordar un tema que viene siendo el epicentro de los debates actuales: la presentación del proyecto de ley para la interrupción legal del embarazo. Que si bien ha sido nuclear en las discusiones de este último tiempo, en nuestro país la legalización del aborto forma parte de los reclamos de las luchas feministas desde la década del ‘70. Algunas preguntas se nos abren paso, casi de manera ineludible, cuando reflexionamos sobre este tema: ¿En qué pensamos cuando hablamos de legalización del aborto? ¿Por qué es necesario que se legalice? Cuando decimos “aborto, legal, seguro y gratuito” ¿de qué hablamos, a qué nos referimos, a quiénes nos dirigimos? Para comprender la complejidad del asunto al que nos enfrentamos, es necesario hacer el ejercicio de apartarnos de concepciones dicotómicas y el fanatismo religioso que intentan capturar esta discusión haciéndola sucumbir en lógicas reduccionistas. Resulta imperioso fomentar debates que

generen argumentaciones provenientes de un análisis complejo de la situación, abriendo paso al entrecruzamiento de diversas temáticas y disciplinas que, en su conjunto, explican que hoy legalizar el aborto sea una necesidad que no puede seguir siendo postergada. Que la polémica sea sostenida desde un análisis con perspectiva de género, nos da la posibilidad de exponer de forma convincente, no sólo la criminalización que existe sobre los cuerpos con capacidad gestante, sino que además, nos permite manifestar su íntimo vínculo con lo que se concibe como “orden social establecido” y las dificultades para conmoverlo en pos de la adquisición de nuevos derechos. Orden social que sienta sus bases en la homologación de la sexualidad y la reproducción, la conformación familiar heteronormada, la organización del trabajo, entre otras, determinando relaciones diferenciales de poder, basadas en la opresión de unxs sobre otrxs.

3


ES POLÍTICO

4


El lenguaje, como bien sabemos, está íntimamente relacionado con el pensamiento y la vida social, por lo tanto, comporta sentidos que reflejan desigualdades entre los géneros, naturalizando la segregación, discriminación y/o exclusión. Como instrumento vivo de la cultura, el lenguaje se modifica y adecua según los usos y costumbres de las personas que lo utilizan.

La dominación histórica de las explicaciones androcétricas han invisibilizado en la lengua a cualquier persona que no pertenezca a la masculinidad hegemónica: mujeres, lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero, intersex, no binaries, a través del uso del plural neutro siempre masculino. Actualmente, es necesario modificar aspectos del lenguaje para que la presencia de estas identidades sea incorporada a los discursos sociales. Como producto de esta necesidad aparece el lenguaje inclusivo, entendido como un conjunto de propuestas de uso para el idioma

español, cuyo principal objetivo es otorgar relevancia a la presencia de todas las personas (y por ende todos los géneros e identidades sexuales), y evitar la transmisión de estereotipos sexistas que dañan la dignidad de les individues. En ese sentido, el lenguaje inclusivo es aquel que rompe con el uso del masculino como universal y neutro, y consiste en el reemplazo de la terminación de palabras que denominan género por la “e”, “x” o “@”. Durante la revisión de los textos surgieron debates respecto al uso del lenguaje, nuestra idea es romper con la invisibilización que produce el lenguaje machista pero también resaltar nuestras historias de luchas además de acompañar y reconocer la existencia y resistencia de las distintas identidades de género. En este sentido, dentro de la línea editorial la utilización del lenguaje inclusivo quedará a criterio de cada escritorx. Este equipo de trabajo se compromete fuertemente con la utilización del lenguaje como medio para un fin que consideramos superior: la liberación de nuestras corporalidades.

5


6

Imagen: @marlenelievendag


¿POR QUÉ

VERDE? El pañuelo verde surgió en el XVIII Encuentro Nacional de Mujeres llevado a cabo en la Ciudad de Rosario en el 2003, previo a la conformación de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, Seguro y Gratuito. El pañuelo se relaciona con las mujeres que reclamaban el derecho al voto allá por los años ´40, también con las Madres de Plaza de Mayo en el ´76. Es un claro símbolo de lucha. Y el verde, aparece ante la premisa de elegir un color que no esté vinculado a ninguna organización político partidaria y además, estaba asociado a la salud y también a la esperanza.

Fuentes: http://www.abortolegal.com.ar/about/ https://www.rosarioplus.com/enotrostemas/El-origen-del-panulo-verde-fue-hace-15-anos-y-en-Rosario-20180616-0023.html

7


VOCES A FAVOR

DEL ABORTO LEGAL, SEGURO Y GRATUITO Estos son los argumentos que más nos conmovieron, nos emocionaron y que elegimos resaltar que fueron pronunciados por les diputades verdes durante el debate parlamentario. En este caso el orden de los factores no altera el producto, todos nos parecen buenos solo elegimos enumerarlos y ya. Por Samanta Moll 1) La maternidad forzada es tortura: "Está claro que el aborto existe en Argentina y la despenalización reducirá la muerte materna. También, hay que reconocer que una maternidad forzada es una tortura para las mujeres, reconocido por los organismos de derechos humanos. Les pido a mis colegas que no desperdiciemos la oportunidad histórica para no decepcionar a miles de mujeres y niñas”. Silvia Martínez (UCR - Jujuy) 2) El aborto es la primera causa de muerte materna en 17 provincias: “Hay cientos de abortos clandestinos en Argentina, y es la primera causa de muerte materna en 17 provincias. Ya nada puede impedir que las mujeres decidamos sobre nuestro cuerpo y nuestras vidas. Y no retrocederemos hasta lograr el aborto seguro, legal y gratuito”. Nilda Garré (Frente para la Victoria- PJ- CABA) 3) No se trata de salvar las dos vidas, sino miles de vidas: “Nosotros tuvimos en las audiencias tres ministros de salud de dos gobiernos diferentes, 8

quienes coincidieron en que se debe aprobar la despenalización. Entonces, sin dudas, el voto afirmativo es el camino. Nadie legisla por la muerte, todos lo hacemos por la vida. No se trata de salvar dos vidas, sino miles de vidas. Nunca más a la muerte por un aborto clandestino”. Daniel Lipovetzky (PRO – Buenos Aires) 4) No hay abortos porque hay ley. Estamos buscando una ley porque hay abortos clandestinos: “Estamos frente a un problema de salud pública. Afecta a las mujeres y debe ser resuelto. Muchos hablan como si esto fuera un punto de partida. El hecho es anterior al derecho. Si no hubiera abortos clandestinos y si no sintiéramos el impacto y sus consecuencias, no hablaríamos de esto. No hay abortos porque hay ley. Estamos buscando una ley porque hay abortos clandestinos. El sistema tal como está fracasó. El aborto existió, existe y seguirá existiendo. Las mismas fuerzas que se oponían en su momento a la Ley de Educación Sexual Integral son las mismas que se están


Imagen: @adriana.rodriguez.587 (fb)

9


oponiendo hoy a la interrupción voluntaria del embarazo.” Pamela Verasay (UCR – Mendoza) 5) Pudimos significar el dolor profundo y silenciado del aborto, que se confunde con la culpa, desigualdad y criminalización, y que se ampara en la ausencia del Estado: “Pase lo que pase en la votación, no hay vuelta atrás. La sociedad ya no es la misma. Pudimos significar el dolor profundo y silenciado del aborto, que se confunde con la culpa, desigualdad y criminalización, y que se ampara en la ausencia del Estado. En la historia, la conquista de los derechos es sacarle un poder a alguien que lo ejerce y cambiarlo de manos. Salvar las dos vidas es una falacia, ya que no pudieron evitar que una mujer aborte. Desoír este pedido es ponerle un obstáculo y retrasarlo, no lo va a impedir” Silvia Lospennato (PRO – Buenos Aires) 6) Soberanía de nuestros cuerpos: “Nuestros cuerpos son territorios personales y son libres de decisiones, control o violencia. Mi voto es a favor de esta ley teniendo en cuenta las evidencias y cifras oficiales que muestran que el aborto existe. Mi voto es a favor de la soberanía de nuestros cuerpos”. Analuz Carol (Frente para la Victoria-PJ-Tierra del Fuego) 10

7) Es un proyecto que llegó al recinto por la fuerza del movimiento de las mujeres: “Es un proyecto que llegó al recinto por la fuerza del movimiento de las mujeres y por una decisión política valiente de ponerlo en discusión. Estamos debatiendo por aborto legal o clandestino, y si votan en contra, no están votando por las dos vidas, no mientan. Penalizan a la mujer por ejercer su libertad. Nosotros queremos una Argentina de iguales”. Victoria Donda Pérez (Libres del Sur- CABA) 8) Si las Madres de Plaza de Mayo nos acompañan, estamos en el lugar acertado: “Con esta ley nadie va a obligar a alguien a hacerse un aborto. El Estado tiene que estar presente y eso es lo que pedimos, que acompañe a la mujer. Si las Madres de Plaza de Mayo nos acompañan es porque estamos en el lugar acertado. No festejamos el aborto sino que acompañamos la decisión de la mujer”. Horacio Pietragalla Corti (Frente para la Victoria-Pj-Buenos Aires) 9) Acabemos con la hipocresía, las más pudientes pagan un aborto seguro, las menos pudientes están condenadas a la infección o la muerte: "Mientras nosotros discutimos sobre la validez una interpretación de la Constitución Nacional o distintas normas, hay miles de


mujeres que no tienen otra opción que el aborto clandestino porque ninguna ley represiva pudo a lo largo de la historia impedir los abortos. Acabemos con la hipocresía de una clase dirigente que sabiendo que las más pudientes podían acudir a los abortos seguros, las menos pudientes estaban condenadas a la infección o a la muerte. «¿Cómo es posible que acá exista una mayoría que cree que le puede imponer a la mitad o más de la mitad de las mujeres argentinas su mirada y su concepción del mundo?”. Pino Solanas (Proyecto Sur – CABA) 10) Quiero que saquemos la interrupción del embarazo del clóset: “Siempre la historia ha sido movida por los opresores y los oprimidos. Y el colectivo de las mujeres marca una lucha genuina en la Argentina, que nos interpela a la política para salir de nuestra zona de confort y realizar las modificaciones que la sociedad reclama. Quiero que saquemos la interrupción del embarazo del clóset como pasó con el matrimonio igualitario. Voy a votar una ley por mis hijas, pero también por las de mis colegas, quienes están en contra”. Agustín Rossi (FPV-PJ – Santa Fe)

De ninguna manera estos diez argumentos agotan todo lo que se dijo y discutió en el recinto, simplemente es una selección de algunos que nos parecieron buenos entre tantos otros que también lo fueron. Solo buscamos mostrar un pantallazo de lo que nos dejó el debate.

11


Imagen: @Luz.al.instante

LA MEMORIA COMO HERRAMIENTA DE

RESISTENCIA Un breve repaso sobre la histórica lucha por el derecho a la autodeterminación de nuestrxs cuerpxs, porque el ejercicio de la memoria es un recurso elemental en la batalla contra la violencia machista.

Por Giordana Larramendia Cuando pensamos en la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito inmediatamente, por cuestiones obvias, las primeras imágenes que se nos proyectan en el hemisferio derecho de nuestro cerebro son las de la ya emblemática “marea verde”. Seguramente recordemos las vigilias en las inmediaciones del Congreso de la Nación, con una Avenida de Mayo desbordada de pañuelos y glitter verde. Los cantos de alegría, de lucha y reclamo. Los abrazos sororos y gritos guerreros. También resurgirán los rezos de quienes nos prefieren muertxs antes 12

que ciudadanxs de nuestras corporalidades y no temen decirlo. Es que el día 14 de junio del 2018 pasó a la historia por ser el día que se consiguió la media sanción al proyecto de despenalización del aborto en la Cámara de Diputadxs, fruto de la presión social de las organizaciones feministas y transfeministas en la calle. Si bien el proyecto no prosperó ese momento histórico nos dejó grandes enseñanzas. Principalmente se desenmascararon públicamente las verdaderas intenciones de quienes dicen tener


argumentos sólidos en contra de la despenalización del aborto. Luego de escuchar los fundamentos a favor y en contra logramos reconocer a quienes buscan sostener el statu quo a costa de la vida de las mujeres, lesbianas, no binaries y trans. Pudimos escuchar el temor y odio que les brota cuando piensan en la autodeterminación y en el derecho a decidir sobre nuestras vidas, sobre nuestro deseo. En otras palabras, vimos en sus caras y expresiones el temor profundo a la libertad. Por otra parte, para las generaciones más jóvenes se reveló una realidad que resulta inherente a las luchas sociales, a las luchas contra la opresión de género y clase. Hay que luchar, fracasar, volver a luchar, fracasar de nuevo, volver otra vez a luchar y así hasta la victoria (como decía un viejo revolucionario). Y así es la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito. Los reclamos para que se reconozca el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo y la autonomía sobre nuestrxs cuerpxs, son realmente históricos. Desde las prácticas abortivas que se realizaban en las tribus para el control de la natalidad hasta el uso del misoprostol en nuestros días, han pasado siglos. Desde que Olympe de Gouges fue decapitada por exigir que se reconozcan a las mujeres como ciudada-

nas con derechos igualitarios, también han pasado siglos. Fueron las mujeres socialistas y anarquistas pioneras en la lucha por los derechos de las mujeres en nuestro país a comienzos del siglo XIX. Es una demanda en nuestro país -y me atrevo a decir en el continentecon más fracasos que victorias. Desde el ámbito legal ya en el año 1886 con la sanción del primer Código Penal de la Nación se penalizaban todos los casos de aborto, sin dar lugar a las excepciones. Luego de distintos requerimientos, en el año 1921 se reformó por segunda vez la normativa penal, de esta manera se incorporaron distintas situaciones en las que no corresponde la penalización del aborto. De manera taxativa sólo se permite con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la mujer, en casos de un embarazo fruto de una violación o de un atentado contra el pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. Entre las décadas del `30 y `40 comenzaron a estructurarse en América Latina los movimientos de mujeres, que entre sus reclamos se encontraba el derecho a interrumpir la gestación. Dichas excepciones siguieron vigentes hasta el año 1968 cuando por decreto entró en vigencia la ley 17.567 a manos del gobierno de facto de Juan C. Onganía, la cual instituía la 13


no penalización si el peligro para la vida o la salud de la mujer fuera grave, o en caso de violación siempre que estuviera judicializada, requiriendo el consentimiento de un representante legal si la mujer era menor, idiota o demente. En el año 1973 dicho decreto se dejó sin efecto por un breve lapso de respiro democrático que radicalmente se cortó en marzo de 1976 con la llegada de la dictadura más cruenta que ha vivido nuestro país, cuando las exigencias del decreto ley de Onganía volvieron a instaurarse, junto a otras medidas que buscaron desarticular las luchas sociales. En una época donde la democracia argentina estaba a merced de los intereses del nuevo sistema económico imperante y donde cualquier foco de lucha o resistencia era cercenado, la pelea por los derechos de las mujeres pasó a la clandestinidad con los riesgos que ello implicaba. Como relata Mabel Belluci en su libro “Historia de una desobediencia” en los años `70 surgieron organizaciones feministas como la Unión Feminista Argentina, el Movimiento de Liberación Femenina y el Grupo de Política Sexual, organizaciones que comenzaron a luchar por los derechos sexuales, reproductivos y no reproductivos. Las mismas adhirieron a los preceptos teóricos instalados por los feminismos anglosa14

jones con una marcada ideología de izquierda. Cabe destacar que las organizaciones sociales de izquierda y las peronistas en su mayoría mantenían estructuras patriarcales y machistas, lo que motivó a las mujeres a reclamar el reconocimiento de sus derechos en las periferias de estas organizacionnes políticas.

Con el fin de la dictadura en 1984 volvieron a regir las excepciones planteadas en el código penal de 1921, aún vigentes en la actualidad. El regreso de un sistema democrático junto con el fin de las persecuciones políticas e ideológicas, las desapariciones y muertes, dieron lugar a nuevas luchas, reclamos y actores sociales. La valentía demostrada por


un grupo de mujeres que reclamaban por la aparición con vida de sus hijes, puso de manifiesto el rol social que siempre han cumplido las mujeres en la política y en la sociedad, tan bien oculto por la ideología patriarcal. La Codeab tuvo un rol activo y significante en esta materia, se encargó durante años de la presentación

Imágenes: @camfotenlacalle de proyectos de ley y publicaciones en medios gráficos, también del dictado de talleres sobre aborto en los ENM. En el año 1986 tuvo lugar el primer Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), estos encuentros comenzaron a celebrarse anualmente y a convocar cada vez más grupos de mujeres, feministas y lesbianas que

luchaban por el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres. En 1988 se crea la Comisión por el Derecho al Aborto (Codeab) encabezada por la referente histórica en la lucha por el aborto legal Dora Coledesky, abogada y militante trotskista. Varias de las representantes de esta comisión -precursora en el tema- en el año 2008 se nuclearon en la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, Seguro y Gratuito (tiene sus origenes en los ENM de Rosario en el 2003 y en el 2004 de Mendoza). Previamente en el año 1993 se creó en América Latina la organización Católicas por el Derecho a Decidir con representación en los ENM, también se sumaron al reclamo por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito siendo su referente Marta Alanis. Dora Coledesky, Marta Alanis y Nina Brugo, indiscutibles exponentes en la materia, han expresado en distintos medios que la década del `90 -a pesar de ser un momento histórico marcado por el neoliberalismo- fue una época favorable en la pugna por la legalización del aborto. Por ejemplo, durante esos años se propuso el 28 de septiembre como “Día de la Lucha, por la Despenalización y Legalización del Aborto en América Latina”, y en al año 1994 gracias a la lucha organizada se logró frenar la cláusula “Barra” que 15


pretendía incluir en la reforma constitucional la defensa de la protección de la vida desde la concepción, proclamada por Rodolfo Barra Ministro de Justicia perteneciente al menemismo. Los reclamos continuaron no sin reveses y persecuciones a las “asesinas”, así eran nombradas aquellas mujeres que batallaban incansablemente por el derecho a decidir sobre nuestrxs cuerpxs. En el año 2007 la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentó su primer proyecto de ley. El cual se ha presentado en los años sucesivos, con algunas modificaciones. Tiempo después en el año 2012, la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso “F.A.L” concluyó que en cualquier caso de violación las mujeres pueden interrumpir un embarazo sin autorización judicial previa. Según el fallo sólo es necesaria una declaración jurada que constate el delito del que fue víctima la persona que quiera interrumpir el embarazo. En el 2015 se crea el Protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo (Protocolo ILE), utilizando definiciones del caso “F.A.L” e incorporando un concepto ampliado de la salud, aludiendo a los aspectos físicos, psíquicos y sociales de la misma. Recién en el año 2018 por primera vez se discutió parlamentariamente

16

el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, que hasta el día de hoy nos es negado. Pero es así: “luchar, fracasar, volver a luchar, fracasar de nuevo, volver otra vez a luchar y así hasta la victoria”.

Conmemorar y evocar todos estas décadas de lucha resulta necesario para señalarle a la sociedad argentina que el derecho al aborto, legal seguro y gratuito es una deuda histórica con las mujeres cis, las lesbianas, trans y no binaries. Una lucha que no pertenece y no puede ser adjudicada a ningún partido político ni gobierno alguno, pues será obra de la lucha y la consciencia colectiva. Hoy se suman a este reclamo las nuevas generaciones –juventud divino tesoro- las nuevas organizaciones feministas y transfeministas, la “marea verde”. Hoy tenemos la seguridad que será ley.


Imagen @negra.mirada

17


10 PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE EL PROYECTO DE LEY DE INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARA¿Cansaste a tus amigues con preguntas sobre el proyecto? ¿no tuviste tiempo para leerlo pero tu voto es positivo? ¿Agotade de que tu conocide “provida” te quiera chicanear con algo que sabes que es mentira? Entonces lee y compartí este artículo que hace un recorrido sobre los puntos centrales, versión “para todes”. Por Julieta Lopez Argerich Aquí se analiza el proyecto de ley presentado por “Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito” el día 20 de marzo de 2019, ya que a la fecha por la pandemia del COVID-19 que estamos atravesando, el proyecto anunciado por el presidente Alberto Fernández no ha sido presentado todavía. 1) ¿Por qué “legalizar” y no “despenalizar”? Despenalizar significa que debe eliminarse el artículo 86 y sus incisos del Código Procesal Penal (CPP) de la Nación que datan del año 1921. Allí se establece al aborto como un delito, y lo que se conoce como “aborto no punible”, es decir, cuáles son las excepciones contempladas por la ley en las que es legal la interrupción del embarazo. Un hecho importante a destacar es que en el año 2012 la Corte Suprema de Justicia de la Nación produce la Sentencial FAL donde esclareció los casos de aborto no punible: ya sea por una violación (independientemente de la condición de “demente o con discapacidad”, como figura en el CPP), o de 18

peligro para la salud o vida de la persona gestante. No es necesario que un caso se judicialice para acceder al aborto, con la declaración jurada de la persona es suficiente. Aunque lamentablemente, hay varias provincias que no cuentan con protocolo propio y no adhirieron al protocolo nacional (Santiago del Estero, Tucumán, Corrientes, Formosa y San Juan); y otras deben todavía adecuar su normativa: Catamarca, Chaco, Córdoba, Mendoza, Misiones, Neuquén, Salta, Santa Cruz y C.A.B.A. ¿Cuánto tiempo más van a seguir sosteniendo el aborto clandestino?

Si bien despenalizar es necesario, la opción que trae verdaderos cambios es la legalización, dado que implica que el Estado debe garantizar las estructuras para que ese acto lícito pueda llevarse a cabo.


2) ¿Cuáles son las propuestas de modificaciones al Código Penal? El proyecto propone prisión de 3 a 10 años a quien causare un aborto sin consentimiento de la mujer o persona gestante. Si el hecho causara la muerte de la persona, la pena se elevaría a 15 años. La persona responsable del aborto y quienes cooperen serán inhabilitades al ejercicio de su profesión por el doble de tiempo que dure la condena (Art. 85). Una modificación sustancial, es el agregado de un Art. 85 bis, donde se establece prisión de 3 meses a 1 año e inhabilitación por el doble de tiempo de la condena a la autoridad de un establecimiento de salud, profesional o personal de salud que obstaculizara, dilatara o se negara a practicar un aborto en los casos legalmente autorizados. Esta pena se elevaría entre 1 a 3 años si la persona gestante sufriera perjuicio en su salud, y a 5 años en caso de que falleciera como consecuencia de esa conducta. No existe en el marco de este proyecto la posibilidad de objeción de conciencia. Lo lamento muchaches, estudien otra cosa.

El Art. 86, modificado, quedaría de la siguiente manera: " Art. 86: No es delito el aborto realizado con consentimiento de la mujer o persona gestante hasta la

semana catorce (14), inclusive, del proceso gestacional. Fuera del plazo establecido en el párrafo anterior, no será punible el aborto practicado con el consentimiento de la mujer o persona gestante : a) Si el embarazo fuera producto de una violación. Se debe garantizar la práctica con el solo requerimiento y la declaración jurada de la mujer o persona gestante ante el/la profesional o personal de salud interviniente; b) Si estuviera en riesgo la vida o la salud integraL de la mujer o persona gestante." 3) ¿Por qué es una problemática de salud pública? Quienes se ven más afectadas por los abortos clandestinos son las personas gestantes en condiciones de pobreza, y les más jóvenes, ya que las personas que cuentan con mayores recursos económicos pueden asegurarse un aborto en mejores condiciones sanitarias. Siendo gratuito y por ende garantizado por el sistema de salud pública cualquier persona puede acceder a esta práctica. Es importante señalar que en esta ley se toma la definición procurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por tanto se entiende por salud integral a un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones y enfermedades. 19


4) ¿Quiénes son lxs sujetxs de esta ley? En el proyecto se menciona a “mujeres e identidades gestantes o personas con capacidad de gestar” en pleno acceso a sus derechos humanos. ¿Y qué tal hablar directamente de “personas con capacidad de gestar” o “personas gestantes”?

ABORTO LEGAL PARA MUJERES

ABORTO LEGAL PARA PERSONAS GESTANTES

5) ¿ Pueden les niñes y adolescentes acceder a un aborto? El proyecto de ley contempla las siguientes situaciones: menores de 13 años, con consentimiento informado con asistencia de une de sus progenitores o representante legal. Entre los 13 y 16 años, se les considera con aptitud para tomar la decisión. En caso de que corra un riesgo grave su salud o su vida, prestará su consentimiento con asistencia de une de sus progenitores o representante legal. A partir de los 16 años, las personas gestantes poseen plena capacidad para ejercer los derechos contemplados en la ley. 20

6- ¿Qué es un consentimiento informado? Previo a la realización del aborto, la persona gestante deberá firmar un consentimiento informado, donde quede expresada su voluntad de realizar la interrupción voluntaria del embarazo, y que comprende los métodos, riesgos y resultados del procedimiento. 7) ¿Qué ocurre con las personas con discapacidad o personas con capacidad restringida? Cada persona gestante debe dar su consentimiento de manera personal. Si se trata de una persona con capacidad restringida judicialmente existe un sistema de apoyos al que puede solicitar asistencia para su consentimiento informado. Si se trata de una persona declarada incapaz judicialmente, deberá dar su consentimiento con la asistencia de une representante legal. 8) ¿Cómo será la primera consulta? ¿Está contemplada la posibilidad de asesorías? Durante la primera consulta le profesional de la salud debe brindar información pertinente, laica, científica, actualizada, clara y precisa sobre los métodos de aborto, alcances, consecuencias y riesgos de su postergación. Los establecimientos de salud deberán garantizar a aquellas mujeres o personas gestantes, que lo solicitaran, información sobre el procedimiento y posteriores cuidados,


atención a su salud integral, brindando un espacio de escucha y contención, acompañamiento e información sobre métodos anticonceptivos, como así también la provisión de los mismos. 9) ¿ Cuáles son los plazos contemplados en el proyecto de ley? La persona gestante puede acceder a la interrupción de su embarazo hasta la semana 14 inclusive, del proceso gestacional. Desde la solicitud de aborto, el servicio de salud tiene un plazo de hasta cinco días corridos para que la persona tenga acceso al aborto. La práctica debe ser segura y se debe recibir una atención que respete la privacidad de la persona durante todo el proceso. 10) ¿Qué obligaciones conlleva para el sistema de salud y para las instituciones educativas? La cobertura integral y gratuita de la interrupción voluntaria del embarazo deberá ser incorporada en el sector público de la salud, obras sociales, medicina prepaga, y todes les agentes, y organizaciones médico-asistenciales que posean beneficiaries/afiliades. Estas prestaciones quedarán incorporadas en el Programa Médico Obligatorio, como así también las prestaciones de diagnóstico, medicamentos y terapias de apoyo con cobertura total. El Estado tiene la responsabilidad de implementar la ley de ESI: Educación Sexual Integral (Ley 26.150),

atendiendo a la promoción y fortalecimiento de la salud sexual y reproductiva de toda la población. La ley de ESI es del año 2006. ¡Sí, es increíble que no se aplique como debería todavía en 2020! ¿Cómo pueden continuar negándose al pedido de les estudiantes, que son quienes exigen su correcta implementación? Se establece en el marco de este proyecto que el contenido curricular sobre el aborto deberá ser enseñado como derecho de mujeres y personas gestantes, incluyendo estos contenidos en todos los niveles educativos, a partir del primer ciclo lectivo posterior a la entrada en vigencia de esta ley. Esto deberá ser acatado por instituciones de gestión pública estatal, privada o social. Además, les funcionaries públicos, les trabajadores de la salud y docentes deberán ser capacitades en servicio sobre perspectiva de género y diversidad sexual.

FUENTES: http://www.unidiversidad.com.ar/cual-es-la-diferencia-entre-legalizar-y-despenalizar-el-aborto?utm_campaign=No vedad&utm_term=68 http://www.abortolegal.com.ar/proyecto-de-ley-presentado-por-la-campana/ https://www.sssalud.gob.ar/index.php?page=pmoprincipal http://www.cels.org.ar/especiales/abortolegal/#la-penalizacion-del-aborto-tiene-un-impacto-diferenciado-en-las-muje res-pobres-y-jovenes http://elgritodelsur.com.ar/2018/06/los-mejores-memes-que-dejo-el-abortolegal.html

21


¿Es traumático el aborto? Por Natalia Popowski Muchas veces se habla de los efectos traumáticos que puede ocasionar el atravesamiento de una situación de aborto. Sabemos que no resulta una experiencia sencilla, tener que exponer el cuerpo, en sus dimensiones material y simbólica. Es probable que ninguna persona quisiera pasar por esa situación. Pero, que resulte per se traumático, merece, al menos, un signo de interrogación. ¿Puede el hecho en sí generar un trauma en la subjetividad, una marca que no podrá elaborarse y que retornará en el psiquismo, sin velo, desbordándolo?. ¿Qué sería lo traumático, para una persona, cuya certeza de no maternar, -por no desearlo, por no contar las condiciones económicas, por no ser el momento, por los motivos que sean, que todavía parece que hubiera que darlos- la lleva a tomar esa decisión? He visto, en el trabajo clínico, la imposibilidad de poner en palabras, de significar, una experiencia de interrupción de un embarazo no deseado. El no poder hablar de aquello que se presenta socialmente como prohibido, censurado; no poder compartir con otrxs; no contar con el soporte afectivo, ni con la trasmisión 22

de la experiencia; el tener que soportar la mirada juzgadora de la familia, o su ocultamiento en el marco de la convivencia; la sensación de soledad e indefensión por atravesar esa situación de manera clandestina, incluso, cuando las condiciones materiales son las adecuadas para la salud. Esas circunstancias son las que pueden volver traumática una decisión personal, despojandola de herramientas simbólicas para su tramitación. Asimismo, resulta fundamental tener en cuenta la dimensión social. ¿Qué significación social ha tenido el aborto?. ¿Qué impacto tiene dicha representación en la subjetividad?. Su penalización sintetiza el modo en que recae todo el poder del patriarcado, apropiándose de los cuerpos gestantes, sobre los cuales no se tiene derecho a decidir. Si el patriarcado impone a esas subjetividades, el deber de ser mujeres sólo destinadas a ser madres; entonces, el aborto implicaría atentar contra el sentido de su existencia, de su razón de ser. ¿Qué devela el deseo de abortar? Que la sexualidad se desprende del fin reproductivo, que puede


Imagen: @francoalonsofotografia 23


no enlazarse a la maternidad, y que otros deseos son posibles. Entonces, es el hecho de la clandestinidad, lo que puede volver traumática una decisión, atribuyéndole un sentido negativo y prohibido. Se instala como un acto indecible, rechazado social y jurídicamente, que es nombrado sólo para ser penalizado. Obliga a una subjetividad a negar, ocultar, rechazar, silenciar dicho acontecimiento, y a cargar con un sentimiento de culpa, por el sentido pecaminoso que se le atribuye a la sexualidad. No es la acción de abortar per se, lo que podría, o no, devenir en traumático. Son las condiciones en que dicho acontecimiento se llevará adelante, condiciones materiales, sociales, culturales, legales y subjetivas, que impactan en el psiquismo y obturan la posibilidad de ser elaborado simbólicamente. No es posible soslayar que, allí donde todas estas cuestiones se juegan, las personas pobres y subalternas son revictimizadas en contextos de mayor riesgo para su salud. Sabemos que no es igual para todxs, la desigualdad social estructural hace la diferencia. Las condiciones de insalubridad con 24

riesgo de vida, al que son expuestas las mujeres, lesbianas, no binaries y trans, de menores recursos socio-económicos -quienes muchas veces terminan con hemorragias en guardias hospitalarias, maltratadxs por el discurso medico hegemónico, penalizadxs o muertxs- reduplican los nocivos efectos de la clandestinidad. Por lo tanto, es posible afirmar que no es traumático el aborto, sino que, lo que deviene traumático, es principalmente, su ilegalidad. Las condiciones legales, socioculturales, y subjetivas serán los factores determinantes para que esa decisión se transforme en una situación traumática, o se atraviese como un acontecimiento de la vida, sobre el cual se ha podido decidir. Son estas condiciones las que hay que modificar, para dejar de traumatizar y revictimizar, tanto a mujeres, como a otras personas con capacidad de gestar. Y esto sólo será posible, cuando el aborto tenga una legalidad irrestricta, y cuando sea el Estado quien garantice y haga efectivo su cumplimiento.


Imagen: @marlenelievendag

25


CUERPO(S) EN

EMERGENCIA Por Magalí Bergera

El debate por el aborto es también el debate por el cuerpo y por el lugar que ocupa. Desde el campo del psicoanálisis, cuando hablamos de cuerpo no hacemos referencia a la conformación orgánica, nosotrxs trabajamos con otro cuerpo, que no es el de la medicina, ni el de las ciencias jurídicas, es el cuerpo simbólico, al que le suceden cosas que escapan al abordaje médico. Cuando un ser humano nace, en principio, es un organismo viviente y la estructuración del cuerpo se dará como consecuencia de la relación con un otrx. La entrada en el lenguaje y la cultura se produce, es vehiculizada, por alguien que, en el mismo acto de nombrar (acariciar, cuidar, besar, mimar), comienza a delimitar un cuerpo y un psiquismo en ese cachorro humano recién nacido. El cuerpo biológico, deviene de esta manera, cuerpo erógeno, pulsional. Un cuerpo que se entreteje en el decir, que es organizado y al mismo tiempo alterado por el lenguaje. 26

La relación a establecerse con el cuerpo, marcado no sólo por su propio recorrido libidinal, sino también por la cultura en la que se desarrolla y los espacios que se le habilitan para circular, es una experiencia que cada quien atravesará de manera singular. Pensarlo como ahistórico, ajeno al tiempo y al espacio en el que se desenvuelve, es de una simplificación excesiva, funcional a producciones teóricas reduccionistas, enraizadas en conceptos vacíos y generalmente, patologizadores.

Ciertos diagnósticos y argumentos médicos, las controversiales versiones de los extensos manuales de psiquiatría, utilizados estos como sagradas escrituras, podrían ser un claro ejemplo de lo recién mencionado. Que favorecidos por la legitimación de gran parte de la sociedad, homogenizan a lxs sujetxs y sus malestares.


Collage @vivalaweb_

Poder pensarnos en nuestra singularidad, pero acompañadxs de los colectivos que alientan las diversas discusiones que se dan en torno al cuerpo, desde lo político, lo social, lo cultural, la salud, nos da la posibilidad de apartarnos de los discursos que tienden a ubicar al mismo como una superficie pasiva, sin posibilidades de transformación. Entonces, la discusión por la legalización del aborto, no es sólo una cuestión de salud pública, es también la oportunidad de disputarle el poder a los discursos que le muestran su eficacia a

un sistema de relaciones sociales que históricamente ha obstaculizado el abordaje de temáticas tan importantes como la sexuaImagen las @francoalonsofotografia lidad, el placer, maternidades, en un intento de universalizar como cada una de ellas nos toca el cuerpo. El debate por el aborto es terreno fértil para continuar apostando a la aparición de nuevas tramas discursivas, apuntando a no cerrar sentidos para habilitar la emergencia de lo subjetivo en un contexto de pensamientos colectivos.

27


28


Imagen @francoalonsofotografia

29


Ellas, las mujeres, ahí van con sus pañuelos verdes. Ahí van, riendo y cantando, son manada. Ahí van ellas, las mujeres; sin miedo, con miedo. Ahí van ellas las mujeres, llorando se abrazan, el viento es fuerte. Ahí van ellas, las mujeres que piden por las otras mujeres, las que se dan la mano. Ahí van ellas, las mujeres muertas, chorreando sangre de sus corazones. Ahí van ellas, las mujeres con sus armas pequeñas. Ahí van ellas, las abundantes y frescas mujeres, van riendo, van cantando.

Andrea Urman @detrasdelabiblioteca 30


YO ABORTO, TÚ ABORTAS ¿QUIÉNES ABORTAMOS SEGURES? Por Belén Yanacón La generación de una política pública supone la toma de ciertas decisiones y acciones que tiene como fin la resolución, de forma puntual, de un problema que se define como colectivo. Pensar la elaboración de políticas públicas desde una mirada interseccional permite contemplar el abordaje de las distintas interacciones con las que se relacionan las personas y que afectan el efectivo ejercicio de sus derechos. En este sentido, entendemos la interseccionalidad como las distintas discriminaciones y desventajas que suceden como consecuencia de las distintas identidades que surgen de las relaciones sociales, la historia y las estructuras de poder (principalmente etnia, nivel de ingresos y géneros), reconociendo las experiencias individuales que resultan de la interacción de esas identidades. La importancia de pensar la interseccionalidad al momento de abordar temas como la planificación familiar, el deseo de gestar y el deseo y la decisión de no gestar, radica en la posibilidad de salir de la idea de que las personas gestantes son un grupo homogéneo, que se posicionan de igual manera en las estructuras de poder.

Desde esta mirada es que se plantea la inexorable necesidad de que el aborto sea legalizado, y por ende seguro y gratuito, para que de esta forma el estado garantice su acceso a todas las personas con posibilidad de gestar, considerando que muchas de ellas no tienen la posibilidad de pensar su vida en términos de planificación familiar, o que a pesar de su gratuidad no tienen acceso a métodos de anticoncepción, ya sea por falta de acceso a una adecuada información, por ineficacia de la asignación de recursos públicos o, incluso, por estar inmersas en una relación violenta que les impide acceder a ellos. La clandestinidad del aborto afecta considerablemente en mayor medida a las personas gestantes excluidas del sistema educativo y el laboral. Que los pocos datos estadísticos que hay surjan de la salud pública, deja entrever que quienes sufren mayores complicaciones y mayor mortandad por esta causa sean quienes no tienen acceso a los recursos necesarios para realizarse un aborto en un ambiente salubre, cuidado y que asegure un acompañamiento acorde a la práctica efectuada. Por último, entiendo importante 31


32 Imagen: @juana.solaripaats


señalar que la generización de las políticas públicas implica que las concepciones, términos y destinataries de las mismas están atravesadas por la valorización simbólica que las sociedades y sus culturas le asignan a determinadas características asociadas a un género. En este sentido, es indispensable que ese aspecto se piense desde una perspectiva que reconozca todos los géneros y no se base en el binomio femenino-masculino. En estos términos, y tal vez como crítica al proyecto de interrupción legal del embarazo actualmente presentado para su tratamiento, resultaría más adecuado hablar sólo de personas gestantes, independientemente del género que las identifique, sin diferenciar una identidad de género (mujeres) sobre otras (otras personas gestantes).

33


Lo que no se ve, no existe Por Samanta Moll Vivimos actualmente en un mundo hiperconectado. Consumimos series, twiteamos y retwiteamos noticias, subimos videos y hasta la justicia parece hacerse visible desde el mundo en streaming. Muchas de las denuncias por violación o femicidio prosperaron gracias a los escraches que se realizaron en las redes sociales. En los últimos dos años, los canales de aire, en consonancia con los cambios sociales, empezaron a incluir en sus series personajes no heterosexuales y transexuales y temáticas como bullying o gestación por subrogación de vientre. Podremos discutirle un montón de otras cosas a estas series, como que siguen reproduciendo patrones de belleza hegemónica o que continúan mostrando solo estereotipos de género; sin embargo, visibilizaron en el prime time de la televisión costumbrista argentina cuestiones que siempre existieron pero nunca antes habían sido mostradas. En el año 2018, una marea verde inundó las calles de Congreso para exigir que se aprobara la ley por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. A pesar de esto, la problemática del aborto clandestino es algo que se ve bastante poco en 34

algo que se ve bastante poco en series, películas y libros. En el año 2019, se estrenó el documental del director Juan Solanas “Que sea ley” que refleja la lucha y el camino que llevó a la marea verde hasta el Congreso, pero además aborda testimonios de personas que sufrieron casos de violencia en los hospitales cuando tuvieron que asistir por encontrarse con infecciones causadas por abortos realizados en condiciones de poca salubridad y testimonios de familiares de muertxs por abortos clandestinos. La industria audiovisual ha sido un terreno en donde históricamente el aborto ha sido vilipendiado, incluso se ha trabajado a través del medio para disuadir a las personas con capacidad de gestar a decidir sobre su cuerpo y su capacidad reproductiva; en años recientes, no obstante, el tema se ha abierto y ha encontrado algunas representaciones importantes: Grandma (2015), Obvious Child (2014), Jane the Virgin (2014), House of Cards (2013) y The Tribe (2014). En la literatura, encontramos algunas escritoras, que abiertamente militan el feminismo, que han incluido en sus textos personajes


Imagen@calaveradesign incluido en sus textos personajes que atraviesan situaciones de abortos clandestinos. Entre ellas podemos nombrar a Claudia Piñeiro con su novela Elena sabe (2007) y con su última novela Catedrales (2020). Mariana Komiseroff escribió Una nena muy blanca (2019) y tanto Mariana Enriquez como Samanta Schweblin escribieron cuentos donde lo tematizan.

Todavía queda mucho camino por recorrer para que el tema se visibilice lo suficiente, pero es necesario destacar que hay un germen que empezó a rondar en la industria de la cultura.

35


36

Imagen: @marlenelievendag


Aunque no estoy muerta, he sucumbido al destino de lo clandestino; a este Orden de hombres

Elvira se abre de piernas en un cuarto sin ventanas, hay olor a agua podrida. Elvira sabe que su cuerpo no le pertenece, es de noche y hay perfume a luna llena.

El hombre se acerca. Dios debe trabajar de esta forma piensa Elvira, en pedo y con las manos temblorosas."

Andrea Urman @detrasdelabiblioteca 37


LA DEUDA EN MOVIMIENTO: QUIENES MIGRAN TAMBIÉN ABORTAN Por Zulay Melendez Perez Todos los Estados tienen una deuda pendiente con los Derechos Humanos y en cuanto a Derechos Sexuales y Reproductivos son muchas las barreras impuestas para su pleno goce, y si vemos estas barreras desde la perspectiva de las personas migrantes, el panorama es aún más complejo. El aborto, como parte de los derechos sexuales y reproductivos, debe ser legalizado y garantizado por el sistema de salud pública, es decir, debe ser legal, seguro y gratuito. Esta es la única forma de garantizar que las personas gestantes migrantes puedan gozar de este derecho. El debate sobre el aborto no es en cuanto al aborto en sí, sino a las condiciones en las cuales se llevará, y lamentablemente hoy tiene acceso al aborto “seguro”, o al menos en condiciones mínimas de seguridad, una minoría de la población en el país, aquella que puede pagar un aborto clandestino en una clínica privada. Las personas migrantes no están en ese grupo. La migración como factor de vulnerabilidad se manifiesta de muchas maneras, entre esas, la falta de datos sobre este grupo 38

diverso. Entre la información disponible encontramos que para esta población la informalidad laboral es una de las grandes vulnerabilidades. Gran parte de las personas migrantes que trabajan lo hacen dentro del sector informal, por lo que no gozan de la cobertura del sistema de seguridad social, lo que incluye cobertura médica. Es decir, dependen en mayor medida de la cobertura de salud pública. Adicionalmente, trabajan dentro de los sectores peor pagados y/o los más criminalizados, por lo que los ingresos no les permiten acceder a abortos más “seguros” que se puedan realizar en consultorios o clínicas privadas de forma clandestina. Es por ello que la legalización del aborto como tema de salud pública también nos mueve a quienes somos migrantes y personas gestantes. Porque mientras se viven interseccionalmente distintas vulnerabilidades en una sociedad patriarcal, se amplía el riesgo de muerte por la práctica de abortos inseguros. Por lo tanto, el aborto se vuelve un factor más por el cual las condiciones de vida, e incluso la vida misma, de quienes llegaron a Argentina buscando mejorar su situación, se ven en riesgo.


Por esa razón, la deuda seguirá allí hasta que el aborto sea legal, seguro y gratuito, porque el compromiso de cada Estado, y en este caso de Argentina, es seguir adelante en el reconocimiento de los Derechos Sexuales y Reproductivos de forma progresiva y en constante reinterpretación, para así dar respuesta a esa sociedad – y personas- en movimiento.

Imagen: @ikaroghandiny

39


PREDICCIÓN Aborto y estrategias de cuidado en el marco de la pandemia Por Daniela Maza En un tránsito epocal donde el COVID-19 obligó a los actores políticos a asumir estrategias de cuidado de la salud pública, Argentina tomo medidas preventivas diferenciándose de aquellas de libre circulación adoptadas por algunos Estados (EEUU y Reino Unido) que etarizaban la supervivencia humana. Tomando los datos de otras experiencias estatales, en nuestro país se decretó el aislamiento social obligatorio, mientras algunas voces señalaban que la pandemia es un mecanismo de control ambiental en el que los actores más vulnerables a los efectos de virus son los que presentan mayor riesgo. Tales posicionamientos políticos nos alerta y obliga a reflexionar, que el cuidado de las personas como estrategia de protección de la vida en el marco de la emergencia epidemiológica no debe ser el único escenario en el que se adopten medidas excepcionales para garantizar la seguridad humana, imponiéndose la intervención del Estado en el desarrollo de un modelo público salutogénico. La indiferencia como estrategia, si bien es una opción política, hoy sus principales sostenedores la han abandonado, quedó demostrado que es necesario amplificar la accesibilidad al sistema de salud y que tal 40

comportamiento es una obligación legal que no admite objeciones ni supra o infra-valoraciones, más aún cuando nos encontramos con actores que históricamente han sido vulnerabilizados. Desde esta perspectiva, la atención y cuidado de la salud de las personas gestantes que deciden llevar a cabo la interrupción del embarazo no puede quedar en la clandestinidad y bajo escrutinio social e institucional, debiendo el servicio de salud actuar, asistir y trabajar sobre estas realidades que muchas veces termina en la muerte. Estamos transitando una instancia temporal en el que la finitud de la vida ante un virus desconocido tornó visible la fragilidad humana, esto nos habilita desde la perspectiva del cuidado a reorganizar nuestras prioridades como sociedad, revisar nuestras prácticas de cuidado y autocuidado, rediseñar las políticas públicas y delinear las acciones del Estado, por ello, aún en medio de la crisis epidemiológica que hoy envuelve al mundo, tenemos que activar estos mecanismos para garantizar que el plan de vida y las decisiones sobre el propio cuerpx sean acompañadas por una acción pública y social que garantice el cuidado de quienes eligen interrumpir el embarazo.


Imagen: @dantemaza

41


TOP TEN DE ARGUMENTOS bizarros de los antiderechos Estos son los argumentos más bizarros, violentos, insólitos que pronunciaron los antiderechos durante el debate parlamentario Por Samanta Moll Analogía con las perritas: “Seguro que muchos de ustedes tienen mascotas ¿Qué pasa cuando una perrita queda embarazada? No la llevamos al veterinario a que aborte. Enseguida salimos a buscar a quién regalarle los perritos. Fíjense como son los animales, hasta las peores fieras quieren a sus crías. ¿Qué nos pasa a los seres humanos que tenemos esta maldita razón que nos tapa el corazón? Si fuéramos un poquito más animales, no mataríamos a nuestras crías, las criaríamos como fuera” Estela Regidor (UCR-Corrientes)

42

Cementerio de fetos (Olmedo nos dio mucha tela para cortar): "Si sale la ley, estoy pidiendo un cementerio para la víctimas del aborto. Voy a ser muy duro y espero que lo tomen con la responsabilidad que lo estoy diciendo. Tendrán que cremar a los chicos para que no hagan negocios con un chico muerto o un chico por nacer. En la Argentina de las libertades no podemos vivir en libertinaje"

¿Alguien puede pensar en los onvres?: “Si en el aborto la solución es matar al niño por nacer, hemos vuelto a fracasar. Ha fracasado la historia de la Argentina por eso curiosamente buscan que un niño no tenga vida. ¿Qué fracasaron? Los valores, el respeto, la ética. Los valores de la mujer, la responsabilidad del hombre, porque donde hay un embarazo hay un hombre, no lo dejen de lado al hombre. Hay un hombre, hay una mujer y hay vida… curiosamente todos los que estamos acá planteando este tema tenemos vida. No enterremos el futuro de la Argentina matando los niños por nacer.”

Alfredo Olmedo (Salta somos Todos- Salta)

Alfredo Olmedo (Salta somos Todos- Salta)


€3DUD TXª TXLHUHQ ORV IHWRV" 6HJXUR TXH SDUD FRPHUFLDU VXV SDUWHV2WURSXQWRDOTXHPHYR\ DUHIHULUHVORTXHKDSDVDGRHQ(V WDGRV 8QLGRV ,QJODWHUUD $XVWULD \)UDQFLDVREUHODJUDQFDPSD²D GH OD LQGXVWULD PLOORQDULD GHO DERUWR-XVWDPHQWHFRQVLGHURTXH VLVHGDHVWHSUR\HFWRSRGU®DQUHD OL]DUVH WHUFHUL]DFLRQHV GH SUHVWD FLRQHVGHORVPLVPRV\HVWROOHYD U®DDQRWHQHUXQFRQWUROªWLFR(V DV® HO FDVR GH XQD PXOWLQDFLRQDO PX\FRQRFLGDHQ((883ODQQHG 3DUHQWKRRG TXH WLHQH VHUYLFLRV UHSURGXFWLYRVHQ(VWDGRV8QLGRV TXH HO (VWDGR OH RWRUJD ILQDQFLD PLHQWR SRU 86'  PLOORQHV VXEVLGLR TXH VH OH KD VDFDGR SRU ODVGHQXQFLDV([LVWHQORVYLGHRV XQD GRFWRUD GLFH VRPRV PX\ EXHQRVHQFRQVHJXLUHOFRUD]´QHO SXOP´Q\HOK®JDGRSRUTXHLQWHQ WDPRV QR DSDUWDU HVD SDUWH VLQR DSODVWDU \ SUHVLRQDU SRU DUULED \

\SRUGHEDMRSDUDVDFDUODVSDUWHV ®QWHJUDV  (VWR HV SRUTXH VH SXHGHSDJDUKDVWD86'SRU FDGD SDUWH GH IHWR (VWR PLVPR RFXUUHHQHO5HLQR8QLGRRFXUUH HOWU¢ILFRGHFHUHEURVHQ)UDQFLD HVW¢ GHQXQFLDGR HQ (VSD²D HQ $XVWUDOLD (QWRQFHV PH SUHJXQ WR FX¢O VHU¢ HO GHVWLQR TXH VH OH YDDGDUDHVWDVPXHUWHVYDQDLU DXQDEROVDYDQDVHUFRPHUFLDOL ]DGRV YDQ D VHU SDUD LQYHVWLJD FL´QGHEHPRVVHUUHVSRQVDEOHVD ODKRUDGHOHJLVODUGRQGHHOSUR FHVRVHGHEHDQWHSRQHUDODGHFL VL´Q ,YDQD%LDQFKL -XVWLFLDOLVPR6DQ/XLV  ,1$',,,,,, +H YLVWR D FKLFRV TXH QR VH DFHSWDQ HQ DGRSFL´Q QR HV SRUTXH OD -XVWLFLD ORV GHPRUH cHV SRUTXH QR ORV TXLH UHQDORVFKLFRVVLVRQQHJULWRV %HDWUL]0LUNLQ )UHQWHGH7RGRV7XFXP£Q

43


1RSHUGHUGHYLVWDODVWUDGLFLR QHV FRPR UHJDODU SODQWDV 0H DFXHUGR \ VH VLJXH OD WUDGLFL´Q HQ PXFKRV GH ORV FDVRV TXH FXDQGRVHHQWHUDTXHXQDPXMHU HVW¢ HPEDUD]DGD VH YD FRQ DOH JU®DDIHOLFLWDUODVHOHUHJDODXQD SODQWDSDUDTXHHVDSODQWDYD\D FUHFLHQGR\YHDODLPDJHQGHVX KLMR (VDV VRQ ODV FRVDV TXH QR SRGHPRV SHUGHU QRVRWURV SRU HVR\RYR\DYRWDUHQFRQWUD

3UHJXQWDV H[LVWHQFLDOHV UHV SXHVWDV FRQ SRFRV DUJXPHQWRV €4Xª HV OD YLGD" (V OR TXH QRV KDFH HVWDU KR\ DF¢ 6LQ YLGD HO UHVWRQRH[LVWH6DEHPRVTXHKD\ PXMHUHVTXHWRPDQODWU¢JLFDGH FLVL´QGHDERUWDU3HURVLQPDWHU QLGDG QR WHQHPRV IXWXUR (O DERUWR HV XQ IUDFDVR VRFLDO /D PDWHUQLGDG QR GHEHU®D VHU XQ SUREOHPD (VWHEDQ%XOOULFK 352%XHQRV$LUHV

“7HQGU¢Q TXH FUHPDU D ORV FKLFRV SDUD TXH QRKDJDQQHJRFLRVFRQ XQFKLFRPXHUWRRXQ FKLFRSRUQDFHU

44

Collage @vivalaweb_

$OIUHGR'H$QJHOL 352(QWUH5LRV


“+D\DOJXQRVFDVRVHQ ORVTXHODYLRODFL´QQR WLHQH XQ FRPSRQHQWH GH YLROHQFLD VREUH OD PXMHU3RUHMHPSORHQ ORV FDVRV GH DEXVR LQ WUDIDPLOLDU� 5RGROIR 8UWXEH\ 3- 6DOWD

2OPHGR Olmedo OR lo KL]R hizo RWUD otra YH]Ĺ&#x2013; vezâ&#x20AC;Ś HVWD esta YH] vez VH se PHWL´ metiĂł FRQ con OHV les SREUHV pobres: Ĺ­3ODQWHDQ â&#x20AC;&#x153;Plantean OD la VDOLGD salida GHO del DERUWR aborto FRQXQDERUWRVHJXURVHJXURTXH con un aborto seguro, seguro que VHPXHUHXQFKLFRQRWHQJDGXGD se muere un chico, no tenga \ SRVLEOHPHQWH OD laSRQJD duda y posiblemente ponga HQ en ULHVJRDODPDGUH*UDWXLWRJUD riesgo a la madre. Gratuito, graWXLWR tuito QR no KD\ hay QDGD nada VH²RU seĂąor SUHVL PresiGHQWH dente, OR lo SDJDPRV pagamos HQWUH entre WRGRV todos FRQ con ORV los LPSXHVWRV impuestos. $KRUD Ahora TXÂŞ quĂŠ YDPRV vamos D a SHGLU pedir OD la SODWD plata DO al IRQGR fondo SDUDSDJDUORVDERUWRV<RQRYR\ para pagar los abortos. Yo no voy DSHUPLWLUHVR3RUXQODGRWHQH a permitir eso. Por un lado, tenePRVODDVLJQDFL´QXQLYHUVDOSRU mos la asignaciĂłn universal por KLMR hijo D a IDYRU favor GH de OD la YLGD vida. 0XFKDV Muchas YHFHV veces DOJÂťQ algĂşn GLULJHQWH dirigente SROÂŽWLFR polĂ­tico GLMRTXHJUDFLDVDHVDDVLJQDFL´Q dijo que gracias a esa asignaciĂłn WHQÂŽDQPXFKRVKLMRV3RUVXSXHV tenĂ­an muchos hijos. ÂĄPor suWR 3RUTXH OD laJHQWH puesto! Porque gente KXPLOGH humilde WLHQHYDORUHV\QRDERUWD1ROH tiene valores y no aborta. No le KDFH hace IDOWD falta OD la FODQGHVWLQLGDG clandestinidad SRUTXH porque OH le GD da YDORU valor D a VX su KLMR hijo, SRUTXHVXKLMRHVXQDHVSHUDQ]D porque su hijo es una esperanza GHYLGDSDUDVDOLUGHODSREUH]DĹŽ de vida para salir de la pobreza.â&#x20AC;? $OIUHGR2OPHGR 6DOWDVRPRV7RGRV6DOWD

Alfredo Olmedo (Salta somos Todos- Salta)

7HQŽDPXFKDVFRVDVSDUDKDFHU 1RWXYHWLHPSRGHOHHUORSHURPL YRWR HV QHJDWLYR (Q DOXVL´Q DO SUR\HFWRGHOH\VREUHOD,QWHUUXS FL´Q 9ROXQWDULD GHO (PEDUD]R TXHWHQŽDXQDH[WHQVL´QGHS¢ JLQDV &ULVWLQD GHO &DUPHQ /¾SH] 9DOYHUGH )UHQWHGH7RGRV6DQ-XDQ

(VWHVHSDV´GHODUD\D\GHVGHHO PRPHQWR HQ TXH HPSH]´ D KDEODUORUHSXGLDPRV\GHEHUŽD VHU UHPRYLGR GH VX FDUJR ŭ/D YLRODFL´QHVW¢FODUDHQVXIRUPX ODFL´Q DXQTXH KDEUŽD TXH YHU DOJXQRV FDVRV SRUTXH KD\ DOJX QRVFDVRVHQORVTXHODYLRODFL´Q QRWLHQHXQFRPSRQHQWH GHYLR OHQFLD VREUH OD PXMHU 3RU HMHP SORHQORVFDVRVGHDEXVRLQWUDID PLOLDU GRQGH QR KD\ YLROHQFLD SHUR QR VH SXHGH KDEODU GH FRQ VHQWLPLHQWR 1R HV OD YLRODFL´Q FO¢VLFDŎ 5RGROIR8UWXEH\ 3-6DOWD

45


46

Collage: @vivalaweb_


MANIFIESTO DE LAS 343 Por María Marta Serra «Un millón de mujeres abortan cada año en Francia. Ellas lo hacen en condiciones peligrosas, debido a la clandestinidad a la que son condenadas cuando esta operación, practicada bajo control médico, es una de las más simples. Se sume en el silencio a estos millones de mujeres. Yo declaro que soy una de ellas. Declaro haber abortado. Al igual que reclamamos el libre acceso a los medios anticonceptivos, reclamamos el aborto libre.» Simone de Beauvoir escribió El segundo sexo en 1949, un texto fundamental en la teoría feminista. Sin embargo, ella no se consideraba feminista en esa época. En el libro se sostiene que “las mujeres carecen de los medios concretos para congregarse en una unidad, que se afirmaría al oponerse”. A diferencia de los proletarios y otros grupos sociales, las mujeres carecen de una historia común, que les permita establecer lazos de solidaridad, que prioricen el vínculo entre ellas. “Burguesas, son solidarias de los burgueses y no de las mujeres proletarias; blancas, lo son de los hombres blancos y no de las mujeres negras” A partir de 1970, Simone de Beauvoir se acerca al Movimiento de Liberación Femenina y se suma a la lucha por el derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). En 1971, redacta el “Manifiesto de las 343”, donde en un acto de desobediencia civil, 343 mujeres declaraban haber aborta

do. Se conoció también como “Manifiesto de las 343 Zorras”. La ley a favor de la IVE fue aprobada en 1975. Se llamó Ley Veil por Simone Veil, Ministra de Salud, quien siendo la única mujer en el gabinete y con solo 6 meses en el cargo, presentó y defendió el proyecto de ley, logrando su aprobación; en un contexto de políticas públicas pro-natalicias. Actualmente, en nuestro país, la lucha a favor de la legalización de la IVE reúne a personas de distintas identidades sexuales, distintas clases sociales, diferentes generaciones y distintos partidos políticos. Participan no solo personas con capacidad de gestar, sino quienes entienden que la batalla es por la autonomía no de una, sino de todes. Podemos decir ahora que el movimiento feminista tiene su historia y que Simone de Beauvoir también es parte de ella, así como todas aquellas personas que lucharon y luchan por nuestros derechos. 47


S.O.S. DE LA TEORÍA A LA PRÁCTICA,

DÓNDE PODÉS RECURRIR. Dejamos, para nuestrxs lectorxs, un poco de info de las Socorristas en Red y de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir que surge de sus respectivas webs, por si necesitan recurrir a ellxs, y algunas preguntas que les hicimos. www.socorristasenred.org

Socorristas en Red (Feministas que abortamos) articula distintas colectivas de Argentina que, dan información y acompañamiento a mujeres y personas con capacidad de gestar, frente a la decisión de interrumpir embarazos, siguiendo los protocolos de la Organización Mundial de la Salud, de manera segura y cuidada. ¿Qué tipo de acompañamiento realizan y cómo es la dinámica? El dispositivo de socorro tiene cuatro momentos: la atención telefónica, donde tratamos de trasmitir tranquilidad, dar la información elemental para acceder a un aborto seguro y calcular semanas. Ahí pautamos encuentros grupales, una reunión colectiva de 4, 5 o 6 socorridas. Que sean grupales fue una decisión política ya que pudimos ver la potencia que tenía lo colectivo, 48

donde circulan saberes, miedos, ansiedades, incertidumbres, desiciones, donde se genera un ambiente de confianza pese a que no se conocen, donde la palabra está permitida y no nos juzgamos. Explicamos con un folleto cómo usar la medicación, con todas las indicaciones, síntomas, horarios. Después vamos acompañando el proceso de aborto, con la toma de medicación, mediante guardias telefónicas activas. Después de eso, les proponemos hacerse los controles médicos post aborto, mediante la articulación con la red de salud del sistema público y privado. Y también acompañamos la ILE, explicamos el sistema del aborto legal por causales, en base al concepto de salud integral, porque muchas piensan que su situación no está contemplada. Con la cuarentena las líneas siguen funcionando. -¿Por qué eligen acompañar y qué les implica ese acompañamiento en lo personal? A cada una la impacta desde un lugar diferente, que tiene que ver con cómo fue que decidimos integrarnos, algunas


hemos pasado por abortos inseguros, y es una manera de reparar esa experiencia, algunas han sido acompañadas por socorristas y deciden hacerlo, otras vienen del sistema de salud, algunas con experiencia en maternar y otras no. Y se canaliza a través de la escritura de relatos, que es una manera de humanizar, más allá de la sistematización que realizamos, conocer esa historia, poder comunicarnos y producir materiales diversos y atractivos para llegar a distintos lugares y dar la discusión. www.redsaluddecidir.org

En el año 2014 se crea la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, como modo de poner en común y sistematizar las prácticas que se realizaban en soledad, respecto de las interrupciones legales de embarazos en el país, en el marco de la promoción de la salud sexual y reproductiva. Actualmente están conformadxs por miles de trabajadorxs de la salud y más de cuatrocientos efectores en todo el país.

Entrevista a red de profesionales de la salud por el derecho a decidir: -¿Qué tipo de acompañamiento realizan y cómo es la dinámica? -Acompañamos a las personas gestantes que solicitan acceder a una interrupción legal del embarazo, según las causales contempladas en nuestra normativa vigente. Somos profesionales y trabajadores de la salud de distintas disciplinas: mediques, psicologues, trabajadores/as sociales, enfermeros/as, agentes sanitarios, administratives, etc., a lo largo y a lo ancho del país. Acompañar, no significa indicar, sino estar presente desde la escucha activa, brindando información clara, pertinente y objetiva, y promoviendo la toma de decisión autónoma por parte de la persona que consulta, sea cual fuere la decisión que tome. -¿Por qué eligen acompañar y qué les implica ese acompañamiento en lo personal? -La elección de acompañar a las mujeres y personas gestantes en el ejercicio del derecho a la salud sexual y la salud reproductiva y no reproductiva, parte de la miltancia feminista y la perspectiva de género que atraviesa la práctica profesional y laboral de cada une. Consideramos la salud desde una perspectiva integral y como un proceso dinámico en el que lxs usuaries son sujetxs activxs en la co-construcción de prácticas y saberes. 49


-¿Hay algo en particular que quisieran transmitir? -Garantizar el acceso a abortos seguros es una gran deuda del Estado argentino para con las mujeres y personas gestantes. La violencia institucional invisibilizada arrasa con la salud y la vida de las personas gestantes. Hoy, si bien hay grandes avances en relación a la despenalización social del aborto, todavía existen grandes arbitrariedades y dificultades en el acceso a las interrupciones legales del embarazo, en función a las distintas provincias y jurisdicciones, sobre todo cuando se trata de las poblaciones más alejadas de los grandes centros urbanos. Somos el recurso humano que acompaña y que respeta los derechos de las personas gestantes, estamos preparades para acompañar las interrupciones voluntarias del embarazo, porque más temprano que tarde, el aborto en Argentina, será legal, seguro y gratuito. Contas con nosotrxs. Entrevista a: Evelin Vallejo. Militante Feminista. Lic. En Psicología. Regional La Rioja

50


Imagen: @kenyamaetta

51


DECONSTRUYENTES Somos un grupo de mujeres, cis, feministas y transfeministas, universitarias, activistas, que venimos de distintos campos del saber y que compartimos la formación en Estudios de Género. Acompañamos nuestros decires desde un enfoque interseccional, interdisciplinario y transdisciplinario, apuntando a la desarticulación del discurso machista, la heteronormatividad y el binarismo de género; todos ellos funcionales a la perpetuación del sistema patriarcal. Defendemos con ímpetu la lucha por la liberación de toda forma de opresión, haciendo una puesta en valor de nuestro propio proceso de deconstrucción, cuyo dinamismo se traduce en una invitación permanente a formular nuevas preguntas, atendiendo al deseo de seguir (re)pensándonos, individual y colectivamente. “Deconstruyentes” surge como resultado de la potencia de nuestros encuentros, de las ganas de decir algo sobre lo que nos pasa, sobre nuestras interpretaciones de lo que escuchamos y vemos; reparando siempre en nuestros privilegios, para no olvidar desde dónde habla52

mos, pero sin permitir que ello se convierta en un limitante para poder expresar nuestras reflexiones. Tenemos como principal objetivo fomentar el pensamiento crítico, con la pretensión de llegar a la mayor cantidad de personas que se sientan convocadas a formar parte de esta transformación social, en la que hoy, quienes hemos sido históricamente segregadxs, apartadxs y marginadxs, asumimos un papel central. Por ello, creemos que hay que ejercer con máxima responsabilidad nuestra tarea como profesionales y comunicadoras, habilitando la reflexión y el intercambio de opiniones, en pos de la construcción de nuevos vínculos y entrecruzamientos discursivos, que fortalezcan el cambio social desde una mirada con perspectiva de género, impulsando la conquista de mayores condiciones de igualdad entre todxs, para todxs.

¡Agradecemos el apoyo y acompañamiento de nuestras familias y amigues!


Julieta López Argerich. Psicóloga. Catamarqueña viviendo en la ciudad de la furia. Amante de les gatites. Siempre quise participar en una banda musical.

Natalia Popowski. Psicoanalista y feminista, llena de contradicciones, pero yo me entiendo….casi siempre.

Magalí Bergera. Estudio y ejerzo el psicoanálisis. Me gusta andar siempre cerquita de los libros creo que es lo único que puedo afirmar con convicción, el resto varía según la intensidad de los fantasmas. Samanta Moll. Profe de lengua y literatura. Gorda. Bisexual. Nerd. Amante de los libros. Mis amigues dicen que tengo un giratiempo porque no puedo hacer todo lo que hago. Belén Yanacón. Abogada. Maternando por elección con Isabella. Soltera pero con un gran compañero de crianza con el que aprendimos a ser amigues. Nací en el Oeste de la Prov. de Buenos Aires y claro, me gusta el agite. Daniela Maza. Abogada. Soñé que había un mundo para mí, salí a buscarlo y me encontré. Me gustan los desafíos, descubrir cosas nuevas, disfrutar de la vida con mis amigues y la familia. Giordana Larramendia. Abogada y docente por convicción política. Anticapitalista. Cuestionadora. Lectora. Me emociona toda expresión artística. Tengo un don para elegir compañía y amistades. Zulay Melendez Perez. Lic en Relaciones Internacionales. Feminista y defensora de DDHH. Venezolana entendiendo su nueva identidad como migrante. De alguna forma encuentro paz en medio de las tormentas. María Serra. Psicóloga. Me gusta la filosofía y la literatura, dos modos de derribar prejuicios. Últimamente ando por los caminos del feminismo, un modo de estar en el mundo.

53


WWW.DECONSTRUYENTES.COM

Profile for deconstruyentes.revista

JUN 2020  

JUN 2020  

Advertisement