Issuu on Google+

PERU GENTE QUE TRABAJA SOCIEDAD COMUNITARIA FUNDAMENTACION TEOLOGICA DE LA DOCTRINA SOCIAL CRISTIANA


Felices Fiestas Patrias a todos los peruanos dignos de serlo, a todos los enamorados de su país, a todos los amantes del suelo que nos vio nacer. Se los recuerda GENTE QUE TRABAJA POR EL PERÚ Y LA NUEVA DEMOCRACIA CRISTIANA


PERÚ GENTE QUE TRABAJA SOCIEDAD COMUNITARIA FUNDAMENTACION TEOLOGICA DE LA DOCTRINA SOCIAL CRISTIANA 1) La existencia cristiana es fundamentalmente una existencia de amor al prójimo. Toda actitud o institución religiosa en sentido estricto no se justifica sino en función de facilitar o no amor. 2) Lo primariamente religioso para el cristiano es lo que va a Dios a través del amor efectivo de los hombres entre sí, aún cuando no haya, detrás de ese amor, la conciencia del valor religioso que encierra. La gran revolución religiosa del Cristianismo ha sido la supresión de lo profano o propiamente tal, al revelar el valor religioso de lo que ordinariamente llamamos profano. 3) Toda la moral cristiana y las “doctrinas” de la iglesia en lo social, político, económico, educacional, no son más que las formulaciones de las exigencias del amor en diferentes ámbitos y situaciones. 4) El amor implica un darse al “tu”, un hacerse vulnerable en otro resultando de ésta apertura un “nosotros” que es comunión. La preocupación por el bien del “tu” ha de ser expresada en todos los niveles del ser y del haber personal, tendientes a la promoción del “tu”. 5) La promoción del “tu” no depende sólo de lo que el “yo” lo pueda comunicar; está condicionada en gran medida por las estructuras sociales. El cristiano debe por consiguiente, además de actuar con sus recursos individuales, actuar sobre las estructuras sociales en su empeño en favor del bien del prójimo. 6) Esta existencia cristiana a través de la acción estructural implica antes que nada la prestación individual de servicios y medios que hacen posible la existencia y funcionamiento de las estructuras sociales.


7) Además la existencia cristiana implica una contante acción de reforma y adaptación de las estructuras para que responsan cada vez mejor a las exigencias del desarrollo de la persona. 8) Una de las estructuras sociales que mas condicionan la situación de las personas es el estado de la economía nacional. En América Latina es deficiente. No puede por tanto el latinoamericano pretender ser cristiano si no promuevo en toda medida de sus capacidades el desarrollo económico del continente. 9) Siendo la política

la actividad

que tiene por fin la promoción del bien

común, y estando el bien de las personas altamente condicionado por el bien común de la sociedad, nadie

puede pretender ser cristiano si se

substrae a sus responsabilidades políticas.

PRINCIPIOS BASICOS DE LA DOCTRINA SOCIAL CRISTIANA 1. El hombre es por naturaleza un ser social. La persona humana

se

constituye como tal por su relación al “otro”. El desarrollo de la persona es por tanto idéntico con el desarrollo de los lazos de unión con los demás. 2. Este desarrollo es consciente y libre. Conciencia y libertad constituyen la dignidad inalienable del hombre y su dignidad fundamental. 3. El desarrollo personal implica

algunas condiciones

de carácter más

individual como el desarrollo de la vida corporal. Oportunidades de trabajo, uso de los signos materiales, y otras de carácter más social. Pero todos tienen la doble connotación de la persona: Individual y social. 4. Aquellas condiciones del desarrollo personal que son supraindividuales, que sólo pueden

ser obtenidas por una acción coordinada de los

individuos, constituyen

al fin común; que especifica la naturaleza de la

sociedad y constituye le principio de unión de la multiplicidad de los miembros. 5. La conciencia clara y la voluntad firme requeridas para la promoción del bien común son responsabilidad de todos los miembros de la comunidad,


pero su deficiencia

hace que sea naturalmente necesario un órgano

especializado de la sociedad, la autoridad. 6. En la sociedad política éste órgano se llama estado; su acción se llama gobierno, el conjunto de miembros se llama cuerpo político; la actividad en pro del bien común se llama política, y el contenido del bien común es universal y general. 7. Ni el estado, ni ninguna otra autoridad social tienen el monopolio de la concepción del contenido del bien común y de los medios necesarios para alcanzarlo ni el monopolio de la acción en pro del mismo, que pertenecen fundamentalmente a los miembros de la comunidad. 8. El error liberal individualista consiste

en suponer

que el bien común

resultará automáticamente de la búsqueda exclusiva del bien individual. 9. El error totalitario colectivista consiste

en suponer que el bien

de los

individuos resultará automáticamente de la búsqueda exclusiva del bien común.

PRINCIPIOS CRISTIANOS DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA 1. Por actividad económica se entiende el proceso de producción de bienes y servicios escasos. Los bienes y servicios escasos son apreciados por su utilidad para satisfacer las necesidades del hombre. 2. Su producción y utilización por el hombre implica en proporción creciente la asociación de individuos y la intervención de otras instancias sociales. 3. La disponibilidad personal de bienes y servicios depende cada vez menos de patrimonios personales y cada vez más del aporte personal al proceso productivo y sobre el proceso social de redistribución, exige de ellos que las necesidades de todos los miembros de la comunidad nacional sean satisfechas en la mayor medida posible. 4. El cristiano sólo considera desarrollo económico aquel crecimiento de la producción de bienes y servicios que es compatible con un desarrollo humano integral. No se considera desarrollo económico aquél crecimiento


de la producción logrado a costa se sacrificio de alguno de los aspectos de la persona humana. 5. No se considera desarrollo económico un crecimiento de la producción logrado por la explotación, directa o indirecta, de otros pueblos, ni un crecimiento sólo pasajero, basado en circunstancias no permanentes o al precio de un agotamiento acelerado de los recursos naturales o humanos del país. 6. No se considera desarrollo económico un crecimiento de la producción logrado a base de un deterioro de la distribución del ingreso en desmedro de las clases populares. 7. No se considera desarrollo económico un crecimiento de la producción logrado por una inversión forzada tan alta, que los niveles de consumo queden reducidos a lo intolerable. 8. No se considera desarrollo económico aquél aumento de la producción logrado sólo a base de un aumento de tiempo de trabajo, es decir, a costas de una disminución intolerable de la disponibilidad

del propio

tiempo. 9. No se considera desarrollo económico un crecimiento del producto que involucre un ritmo de cambios que llegue a ser socialmente intolerable; aunque ningún cambio sea en si un mal. Para que el ritmo de cambios sea más tolerable se requiere previsión y planificación de los cambios.

PRINCIPIOS CRISTIANOS DE LA ACCIÓN POLÍTICA 1. La democracia, entendida como el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, es la única verdadera expresión política del cristianismo. 2. En las comunidades en que existe pluralidad ideológica y/o religiosa, el pluralismo político es una exigencia de la visión cristiana de la vida política. 3. El máximo dinamismo de los cuerpos intermedios y la acción subsidiaria del estado son requeridos por la visión cristiana de la vida política. Son a la vez garantía del correcto ejercicio del poder.


4. El subdesarrollo político consiste en la hipertrofia de la función política, a la que se recurre directamente para la solución de los problemas internos de otras esferas sociales. 5. El desarrollo político implica que cada acción: a) Se desarrolla sanamente, en base sobre todo a sus propios recursos y b) se integre al bien común de la sociedad total. 6. Una forma de desarrollo consiste en dejar a cada sector a sus propias fuerzas. 7. El riesgo de este esquema descentralizado es doble: a) La muerte de sectores débiles, pero necesarios y b) el crecimiento parásito y desorbitado de sectores poderosos. 8. La otra forma es centralizadora, y supones: a) la intervención estatal en la vida interna de los sectores y b) la orientación forzada del sector hacia el bien común. 9. El riesgo de este esquema es doble: a) Posibilidad de falseamiento de las exigencias

del bien común y b) Desperdicios del dinamismo

de los

cuerpos intermedios.

SOMOS LIBRES SEAMOSLO SIEMPRE Así comenzamos “El Perú es, desde estos momentos, libre e independiente por la voluntad de los pueblos y la justicia de su causa que Dios defiende”. General José de San Martín (28 de Julio de 1821). Y GENTE QUE TRABAJA POR EL PERU, representa la continuidad histórica de las luchas de la independencia. Nosotros debemos completar la trunca tarea de quienes hace 192 años, lucharon contra la opresión extranjera. Ahora luchamos por la verdadera justicia social en el Perú y por la auténtica independencia económica que nunca tuvimos durante la República.


JUVENTUD DEMOCRATA CRISTIANA. ASÍ CONTINUAMOS………LA INDEPENDENCIA…….TAREA INCONCLUSA. El 28 de Julio del 1821, el Perú rompió sus lazos de dependencia política con España. Los triunfos

de Junín y Ayacucho

consolidaron esta independencia

política. Pero la obra de los Libertadores, inspirada justicia, quedó trunca

en ideales de libertad y

por que el Perú no alcanzó su plena soberanía. Los

imperialismos, en alianza con la oligarquía y los grupos de poder internos, al tomar para sí lo mejor de nuestra riqueza, no permitieron el ejercicio pleno de nuestra soberanía. La independencia política fue mediatizada por un proceso creciente de dependencia y dominación económica. Oprobios ejemplos de este proceso de explotación económica, la constituyen las entregas a centros d poder extranjeras de: -

Nuestro guano y nuestras yacimientos de salitre;

-

Nuestros recursos petroleros y mineros;

-

Nuestras mejores tierras de cultivo;

-

Nuestros ferrocarriles.

Así se frustró el ideal de nuestros próceres y de los libertadores, generando una situación de dependencia económica y de injusticia social intolerables. La libertad conseguida con nuestra primera independencia no pasó de ser un postulado. En realidad, pasamos de una dependencia a otra, más sutil y embozada, pero más opresiva. “Las fuerzas de dominación exterior tienen una virtual alianza con las que internamente defienden los mismos intereses y buscan perpetuar los grandes e injustos desequilibrios del sub – desarrollo latinoamericano. Comprendemos muy bien el inmenso poder de nuestros enemigos. Pero así como los libertadores de hace 192 años fueron capaces de vencer el poderío combinado de una alianza similar, así nosotros, los revolucionarios de hoy, seremos también capaces de hacer prevalecer la causa

de la justicia

latinoamericana en cada uno de nuestros propios pueblos .Ya lo estamos logrando


en el Perú. Yal hacerlo somos profundamente fieles al legado de los libertadores y al más vital sentido histórico de su gloriosa hazaña americana.

COMANDO FEMENINO DEMOCRATA CRISTIANO CAMPESINO EL PATRON YA NO COMERA MÁS TU POBREZA Las luchas

del pueblo peruano por su independencia fueron constantes y

heroicas. Túpac Amaru fue el caudillo libertario que mejor encarnó estas esperanzas populares.

LA JUSTICIA NUNCA LLEGÓ AL PUEBLO Nuestra primera independencia

concretó la libertad política

del País.

Infortunadamente, la situación de dependencia respecto de los centros de poder extranjero, mantuvo a nuestro pueblo bajo un estado de dominación impuesto por la complicidad de la oligarquía y los grupos de poder internos. Ello llevó a la injusticia y a la marginación de nuestro pueblo, lo que se tradujo en: -

Un campesinado explotado, debido

al injusto sistema

de propiedad y

tenencia de la tierra; -

Inaccesibilidad a la propiedad de los medios de producción, tales como industrias minería, pesquería, telecomunicaciones, etc. de los trabajadores.

-

Analfabetismo y difícil acceso de las grandes mayorías nacionales a la educación.

-

Creciente desempleo y sub desempleo.

-

Desnutrición.

-

No afirmación de nuestra identidad y de nuestros valores propios como Nación Peruana.

Toda esta situación originó una cada vez más intensa vulnerabilidad de nuestra IDENTIDAD NACIONAL.


El cambio peruano, plantea hoy el DEBATE DE UN PROYECTO NACIONAL. Anteriormente se limitaba fundamentalmente a la protección del territorio. Hoy significa además la garantía de un proceso revolucionario, la lucha contra toda forma de presión, incluyendo el neocolonialismo, representa la defensa de nuestros intereses económicos de la dignidad nacional y la oposición al terrorismo ajeno a nuestra realidad y constituye la facultad de actuar con independencia tanto en el campo interno como en el campo externo.

COMANDO UNIVERSITARIO DEMOCRATA CRISTIANO El cambio se hace para cancelar definitivamente la vergüenza de una época así, para abrir una camino de independencia y de justicia social, para resolver los grandes problemas del Perú, para hacer respetar su soberanía, para que no continúe el subdesarrollo, ni la explotación, ni la miseria; y también, para que los últimos no siguieran siendo los últimos. En suma, ella obedece a la necesidad de que

el Perú tenga su segunda y verdadera

emancipación. SOLIDARIDAD

SINDICAL PARA EL CAMBIO POR UN PAÍS DE GENTE QUE TRABAJA. Por eso estamos construyendo nuestra segunda independencia. Vivimos un proceso de cambio pero el impulso y la fuerza de la participación del pueblo promoverán la liberación comunitaria. CONTRA EL HAMBRE, LA DESOCUPACIÓN, LA MISERIA, POR TRABAJO ESTABLE, IZQUIERDA SOCIAL CRISTIANA. Como embajadores de la Administración Pública ¿Cuál es nuestra tarea y la del servicio civil? Somos responsables de asumir una actitud que implique: 1. Comprometernos

militarmente con la gran tarea nacional de la

construcción de una nueva sociedad en el Perú, por un nuevo hombre peruano.


2. Reafirmar el verdadero sentido de servicio a la causa de las mayorías que corresponde a la Administración Pública. 3. Cumplir consiente y eficientemente con las tareas que nos toca desde nuestros puestos de trabajo, en uso de las atribuciones que la sociedad nos ha dado. 4. Eliminar los vicios tradicionales de la Administración Pública. “Nuestra sociedad, en pleno proceso de transformación, exige

que los

trabajadores de la Administración Públicos sean auténticos servidores de la Revolución… Hoy los trabajadores de Administración Pública queremos y necesitamos

sentirnos orgullosos de compartir la causa del pueblo

peruano, del cual formamos parte, y de trabajar con toda entrega para su realización. TEMAS DE REFLEXION 1. ¿Qué obtuvimos con la Primera Independencia del 1821? 2. En qué medida

las transformaciones

revolucionarias las que

estamos realizando contribuyen a edificar

nuestra segunda

independencia? 3. Cómo estamos contribuyendo los trabajadores en la construcción y defensa de la Segunda independencia



Peru gente que trabaja