Page 1

ANTI-HAIKÚS

Cuando no tengas Qué hacer Haz haikús.

Si el haikú es japonés y el romance español, el monólogo, ¿qué es?

Pedí un galón de pereza Y bebí dos.

Voy a cantar un corrido… ¿Cómo?, ¿cómo se canta? ¿De corrido?

La mente tiene corriente Indirecta. Se cayó mi pastilla Y me alivié. Estridencias y estruendos: Irrelevancias. Dos y dos son cuatro Cuatro y dos son seis, Seis y dos son ocho Y ocho... ¡déjame ver! De extravagancia y manía La del medio es la peor. Aritmética y álgebra, Averno y maligno. La linda doncella Que la aprueba el espejo, A si se reprueba.

Los únicos que irán Conmigo Hasta la tumba, Serán los años. Voy a poner en subasta Mi última gota De esperanza. ¡Adiós, trenecito, Que te vaya bien! No te lleves a mi alma, No hay prisa, ¿por qué? Bien, Lo único que se llama bien, Sensible, avispado, En un coto pequeño, Muy coto. El reto mayor De uno mismo, Es uno mismo.


Saber, Lo que se llama saber, No es una forma de ser, Ni de ir, Ni de estar, Es deber. Solecito, solecito, La satisfacción me asegura Que si a mí me asoleas También a otros cuereas. Me encontré de salida Con la vida y le dije: Gracias por haberme dado Lo que pedí y no pedí. Las lágrimas son Cartas, Los timbres son portes De olvido. ¿Quieres algo mejor Que una duda: ¡Muérete! Dios fue vasto con él, le dio todo, ¡hasta la muerte! Suma penas, Resta dichas, Divide alas, Multiplícalas: ¿La vida?

¿Quieres verme rabiar? Ya lo hiciste. Dame un beso. La esperanza es verde, La pasión, roja El hastío, gris, ¿Y la alegría? Arco iris La perla… ¿La de mi vida? ¿La del mar? ¿La de mi sed ? Aún vive soltera. El primer fuego Que ardió Fue la brizna De dos. El rock, -Lo he escuchadoEs ensalada de gritos Y aderezo de ruidos. Me quiere, No me quiere, Me… ¿pétalo? Me… ¡tápalo! Verde subido, Paño de anhelos, De esperanzas idas Con las de hoy sepultadas.


En la tarde, Cuando el sol se acobija Un roncar de colores Aturde. El minotauro es Un engendro viviente Con garras y uñas… ¡No, no soy yo! La materia prima De los sueños Son los años. El país es la veta Del más dócil granito Donde se hace al humano, O se debe. Una piedra sin brío Y sin ansias que froten, Ni pasiones que lijen, No desbastan.

El recuerdo combate Con un gran adversario De venablo y adarga: El Mío Cid del olvido. De locuras las mías Y de camisas Mis fuerzas Me ato a mi cuerda Y siempre se rompe Hacia adentro. La mujer es Por atracción Del espejo, Indemorable. Bosque, Bosque dieta, En el verano bulimia, Y en el invierno anorexia.

En política Dos por dos, Es uno.

Corazón, corazoncito, ¿Me haces un campito? Tengo flaca mi alma, ¿Me la engordas

Es chequera la guerra De un patrón cuenta habiente De locura de ceros Y de mente vacía.

La amistad no es la A, Ni la M, Ni la S, ni la D, Es el alfabeto todo.


Me gustas, Me ganas, Me agostas, Amores con S.

La indiferencia Con un limón De vehemencia Se quita.

¿Me puedes decir Si me amas? Dime tú: ¿Con qué N empieza?

¿Con qué respira El ser, la existencia? Con el alma.

Estoy enfermo De andar Solitario, ¿Me das un báculo De amor? ¿Ya no me quieres? ¡Qué pena! Regresaré ayer. El amor Y el rencor Son árboles Que crecen. ¿De qué color viste El tedio? Viste de negro Chillante, subido. Te lo he dicho Mil veces. Perdón, ¿Cómo dices?

¿Cómo exprimir La soberbia? Presiona el humo de arriba Y la humildad Chorreará. No evites lo arduo Lo pétreo, lo cruento, El regalo embaraza, Y el ocio procrea. Prefiere subir que bajar Porque cuando subes vas Y cuando bajas vuelves. ¿Quieres ahorrar? Ahorra tus penas. La venganza Es llegar y llamar Al ganso. ¿Sabes quién es Más grande que tú? Tu ego.


Para el veneno De amor El antídoto es: Bw%zk&$#qñ. El odio es una Pelota Que se mete Donde no entra. Quien tiene Daltonismo, Ve sólo rosáceo El pasado. No dejes para después Lo que puedas ser Hoy. ¿Quieres cambiar? Te envío un ramo De problemas. No recomiendes Al sordo Ni a tu espacio lunar: Es lo mismo. El peor impuesto Es el no impuesto. La crisis No es oportunidad Con la edad.

Consejos al aire, Consejos al viento. ¿Es mortal tu nostalgia? Charla, viaja, regálate, Son placebos de marca. ¿60 años Y no has amado? Tienes mesa y mantel, ¿Y no has comido? Los años son transparencia De un glaciar impenetrable Por dondequiera. Un melómano es Un genial Casanova O un don Juan sin anillo De la música. Lo que tenga que hacer Lo hago ayer o anteayer, Porque no sé si mañana Lo hará la novia “se fue”. La esposa de uno Es un verbo con falda, Unipersonal. La matemática falla, patina: La mitad de uno es uno.


Falta un animal En el zoológico: El hombre. El mundo requiere Con gravedad urgente Una lavativa. La luz del espíritu No ciega, Asolea. El que nunca interroga Es el que ha afeitado La duda. La fe tiene asiento En el cojín de tu credo. La mujer es Botón Del más bello florero. Las copas de más O en demasía, Es el mejor sacristán Para arrepentirse. Hombre y mujer Son iguales Pero ante el espejo, No.

Si lo bello doliera En la mujer con mayúscula, Como médico esteta La consolaría. Tiene siesta mi alma, ¿Me la alborotas? Me perfora tu odio Me agujera. ¿Por qué odia la mujer? Porque tiene espada Damasquina. El pánico Es un invento De las pantallas sin grúa Ficción sin camisa De fuerza. Recuerdas cuando intenté Cavar tus hondos empeños? ¿Tienes sueño? –preguntéNo, dijiste, tengo sueños. El sol es uno, El dos es par, ¿Y el tres…? Es divorcio.


La necesidad Es un traje De urgencia Y plegaria. Cuando algo Extraordinario Me aborda, pienso: ¿Lo merezco? Tu sol es mirada, Que despelleja. El anhelo es Un ave que vuela Y no la alcanzas. Hacer las cosas bien Es engordar la utopía

La ciencia es Callejón Con salida. Ilusiones, ¡qué lejos, Que altas se encuentran!, No puedo subirlas. Un vicio tengo Fatal del que abuso: Vivir. Tres kilos de dudas, Tres litros de lágrimas, Tres metros de celos… Son muchos. Tengo el alma engrasada Y no camina.

El espejo es Un ego Antropófago.

¿Sabes cuando me iré? Cuando el ayer me despida.

Señor tulipán: Pincel de colores Y paleta que cae En un poliedro.

Soy ciencia Ficción Reprobada.

La nada del viejo Es un pozo De todo. Ser matemático Es freír un misterio E invitar a un enigma.

Tú saldrás de mi vida Cuando el cero cuente.

Este es Gali Matías… ¡Gusto tanto!


La pata que metes, Pata que preñas. ¿Hay otra vida después? Mejor no muero. Viviré en tu recuerdo. ¡Hay cada penitencia! Perdón, Señor, No puedo marcharme Todavía: Me faltan libros. La mejor prueba De que Dios existe, Es el durazno.

No son los años Son los sueños Que pasan La única forma De ser escritor Es rumiar. El niño aprende A leer Al jugar.

Nunca es palabra Con empieza con X.

Cuando tú vas Yo vengo, Y cuando yo voy Aprendo.

El objetivo Que adoras Es el que pules.

¿Quién viene? ¡Ya sé…! Y no aguarda.

Dame la mano, Dios, Que voy subiendo.

La sombra viene Y no se va.

Apenas trepo A penas.

La palabra imposible Está en mi diccionario Jubilada.

La mano se ofrece Al subir, No al bajar

Hay en la vida Una V Que extraña A la A.


Cuando no tengas qué hacer, Por favor, ¡No hagas haikús!.

Soy un maniático, ¿y qué?, Cierren la tapa.

Una ilusión Se hace jugo Al soñar.

Después de soñar No hay nada mejor Que las papas fritas.

Tengo que vivir Otra vida, Mal gasté esta.

El talón de la vida Es el de arriba.

Si peinamos los años Nos quedamos in pelo. Dame una gota de fe. Toma, ahógate. Tengo la sangre salada, Soy pastel del océano. Uno y dos son siete. ¡Maldita ortografía! La mitad de uno Es ella: La incógnita. ¿Cuánto vales?, ¿Cuánto ignoras?, De las dos la del medio. Es matemático: Siempre habrá quién Sepulte Al olvido.

El cuento breve Jamás escrito, Es FIN. El tiempo no pasa En balde, Ni el balde tampoco. Nunca he vendido Nada, Ni la N. Los errores son De uno, Los pretextos, No. Siento frío en los ojos En las uñas, en las cejas: Algo se anuncia.


Meter algo Cuesta mucho, Pero, meter las cuatro, Todo. Murió una quimera, ¿De quién era? 80 años, ¿son muchos? No, son pocos, Los que faltan.

¿Fuiste al café Literario? No, al nescafé Sin el –ario. ¿Hay algo mejor Que una tortilla De harina? Sí, dos.

Veo al viento que pasa: Es el único Que saluda.

Dos y dos Es el ducto De la infidelidad Conducible.

La historia Es la señorita Que velada Seduce.

Lo único que lamento Al llegar aquí, No es lo viejo, Sino lo pendejo.

Pasa el viento, El viejo viento, Y alborota. El mejor elogio Que se hace Es el que no se dice. Pasó el viento Con el saco De hielo En su brazo.

ANTI-HAIKUS  

Mini-poemas.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you