Issuu on Google+

ii o t en

em vista l p u e S e la r d

r Palab

ijes

Investigación Norohella Huerta, Guión Maya López e Ilustraciones Adriana Armenta A.

!Xóchitl¡, !Xóchitl¡ Uf, qué bueno que te encontré aquí. Tengo algo que compartiros... ¿Qué pasó Ponchito Décimo? Te ves nervioso.

¡Pues sí! Mira, he ido al museo y he visto un cuadro de la España medieval… y nada tía, que me he podido meter en esa realidad y volver aquí.

Estoy hecho un nudo, aquí hace más de mil años que nací, ahí ni siquiera he nacido, es de lo más desquiciante.

Órale, o sea que lo que tenemos que hacer es buscar un cuadro de tu corte, para que vuelvas a tu tiempo. Pa l a b r i j e s 01 primavera 2008

Suplemento

I


Ay Ponchito, gracias, pero me vas a hacer sonrojar en lugar de pensar, y tenemos que pensar.

Quizá, pero no me entiendes; yo estoy ahí, pero nadie me ve. Aquí al menos tengo existencia real y puedo hablar con todos, especialmente con vuestra fermosura.

Sí, sí, dejemos la cortesía para otro momento. Quiero que me acompañes al cuadro y que vengas conmigo a ese pasado. ¿Qué? ¿Que yo vaya a la España Medieval? Hombre, me encantaría ir a España pero a la actual.¿Qué tal que a mí me pasa lo que a ti?, ¿qué tal que me quedo ahí para siempre?, ¿cuándo crees que voy a terminar mi carrera? No, no y no. Estás completamente loco. No lo haré bajo ninguna circunstancia. ¿Me escuchas?

¿Con quién?

Con vuestra fermosura, criatura, contigo que eres una hermosa.

Uno, dos, tres, ¡vamos!

Bueno, vamos pues, antes de que me arrepienta. Como me dejes ahí te mato. Debo estar loca. Ni siquiera le avisé a mi mamá.

Entonces no me sueltes nunca la mano y seguro volveremos juntos.

Cuando yo entré, aquí sólo pasaron unos segundos.

II

Suplemento

Pa l a b r i j e s 01 primavera 2008


Oye, ¿qué onda?, ¿seguro que llegamos a España? No entiendo nada de lo que dicen.

Lo que sucede es que estamos en el siglo X y lo que tú conoces como español todavía no existía porque verás, nuestra lengua cumplió hace poco su primer milenio de vida. Es una lengua joven. Hay otras más antiguas como el griego, el sánscrito, el vasco. Pero ya para esta época recreada en el cuadro , el latín estaba reservado a la escritura de textos cultos y oficiales, principalmente documentos jurídicos y eclesiásticos. El habla del pueblo era ya una lengua nueva.

¿O sea que la gente escribía en esa lengua nueva?

Pues… más bien la gente no escribía… eso sólo pasaba en los monasterios. Ven, vamos a uno, ahí encontraremos las primeras pistas de lo que ahora es tu idioma. Este es el monasterio de Santo Domingo de Silos, y estamos al sureste de Burgos.

Oye, pero están rayando los libros de la biblioteca, eso está prohibido. Pa l a b r i j e s 01 primavera 2008

Suplemento

III


Entonces no lo estaba y era un hábito muy frecuente. Esas anotaciones hechas por algunos monjes en el margen de los textos latinos son el testimonio escrito más antiguo que se conoce de la variante romance que daría origen al español.

Y entonces… no está tan mal que yo anote en mis libros.

No, claro que no, mientras sean los tuyos y no los de la biblioteca…, puedes hacer las glosas que quieras.

Y no me preguntes qué son glosas, que son estas anotaciones hechas al margen y que, aunque tú no lo creas constituyen el acta de nacimiento de nuestra lengua.

Entonces, cuando nosotros hacemos anotaciones al margen de un libro somos glosadores modernos, y al hacerlo estamos dejando testimonio del estado de evolución en que se encuentra nuestra lengua. Así que parece que podemos continuar felizmente practicando esta costumbre de leer con pluma o lápiz en mano (claro, siempre y cuando no sea un libro de la biblioteca). ¡Qué chido! IV

Suplemento

Pa l a b r i j e s 01 primavera 2008


Revista Palabrijes Suplemento 2