Issuu on Google+

un do zap o

no

de

lm

r(

pรก

g.

8)

ios ud Est

Betsy

s Pecanin

) 16 . g (pรก

9

teca (pรกg. 2)

o h e d ue q l Pu

Gaceta Trimestral de Casa Talavera JUNIO-AGOSTO 2006. Distribuciรณn gratuita


tres NUEVAS razones de ser Mambo Mambo La Merced inicia una nueva etapa; no sólo se trata de impulsar un anhelo postergado: la creación de una sección para los niños. Se trata de que los pequeños participen activamente en los contenidos de esta nueva

Códice mixteco: Venado “Garra de Tigre”

sección, que también estará ilustrada por ellos. Casa Talavera realiza siete talleres para los niños: Arte Urbano, De Pendón, Jugarte, Camaradas (fotografía digital), Apreciación Sonora, Periodismo Infantil, Mundo de

Entrevista a

Papel, y muchos eventos se llevan a cabo durante todo el año, dedicados sólo a ellos. Mambo tenía que saldar su deuda pendiente con los chamacos. Pero también, Mambo La Merced estrena colores, sin duda un nuevo elemento que enriquece visualmente a nuestro órgano informativo y le brinda nuevas posibilidades expresivas. El uso apropiado del color en una publicación le otorga una infinidad de elementos asociativos y creativos, según el tema que se trate. Anunciamos además un nuevo acontecimiento en la gaceta. En breve aparecerá el primer número de Los Cuadernos de Mambo. Se trata de cuatro números extraordinarios anuales, intercalados entre los ordinarios y dedicados, cada uno, a un tema específico: el Centro Histórico, expectativas y proyectos sobre la ciudad, sus comunidades, sus espacios culturales y su gente, irán desfilando por sus páginas, siempre abiertas a la cultura de los barrios y su creatividad. Va pues un saludo a todos los que han hecho posible estos progresos y sobre todo a ti, lector, que eres el motivo de nuestro esfuerzo, porque, como dijo alguna vez Octavio Paz: “el vedadero censor de una publicación no son las autoridades, sino sus lectores”. Mientras llegue a mayor número de éstos, tendrá entonces su razón de ser; razón que impulsa este modesto Mambo.

mundo zapoteca Macario Matus, estudioso de la cultura del pueblo zapoteca, resume en dos palabras su dedicación a este mundo: “Yo sospecho que antes de nacer ya traía la inquietud por conocer la cultura zapoteca, porque lo traigo en la sangre”. En esta charla, Macario sintetiza las aportaciones de ese pueblo en el ámbito científico, pero sobre todo de su pensamiento filosófico.


Ni Moctezuma ni Cortés pudieron doblegarnos Alejandro Semo

O

resumidas toda la cosmovi­sión y la culriginario de Juchitán Oaxaca, Macario es un hom­bre sencillo. Entura zapotecas. Se trata de un trabajo tiende la trascendencia de rescatar la cultura de los pueblos antiguos muy minucioso, pues la traducción que de Oaxaca. “La opresión —nos dice—, no se detuvo durante la hizo Fray Juan de Córdova quedó en una colonia española, ha continuado hasta nuestros dias, de ahí que combinación de latín con español antiguo. el pueblo zapoteca tiene una larga tradición de luchas por su “A la fecha llevo traducido sólo un volumen independencia y dignidad. Basta mencionar que en 1980, el —nos comenta el entrevistado— y para que se de Juchitán fue el primer municipio del país que derrumbó al den una idea, cada página tiene dos columnas PRI, a través de un movimiento local denominado la COCEI. en letra pequeña, cada columna tie­ne diez palaEsa misma rebelión data desde antes de la misma conquista bras traducidas y cada volumen comprende por lo española, pues Moctezuma nunca pudo doblegar a los zamenos 500 páginas. potecas para imponerles tributos y poder transitar hacia Centroamérica. Más tarde, en 1660, se presentó otra rebelión contra el gobierno virrey­nal de la Nueva EsSabios y tolerantes paña, que obligó a las autoridades locales a nombrar Hoy en día, uno de los artistas más representativos de la concejales indígenas en las localidades del Istmo de herencia de la cultura zapoteca es Francisco Toledo, en él se Tehuantepec”. puede observar la herencia del arte de la alfarería, la joyería Guiado bajo esa premisa, Macario se ha proy la pintura de este pueblo. Según Macario, el esplendor de puesto realizar una labor titánica. Se trata de traesta cultura se observa en Monte Albán, que es de la magnitud ducir cinco volúmenes, en donde han quedado de ciudades-estado como Chichen Itzá o Teotihuacán. Juego de pelota en Monte Albán. Foto: Corbis

 Observatorio en Monte Albán.Foto: Corbis


como seres que la naturaleza dividió, por decirlo de alguna manera, porque, mientras en su interior son mujeres, en su exterior son lo contrario y viceversa. Otro ejemplo muy claro es el respeto que se les tiene a las personas de la tercera edad. Son los primeros en todo y se les considera, mientras que en la cultura europea moderna son motivo de rechazo y no aceptación”, concluye el entrevistado.

Pintura mural, Tumba 105, Monte Albán (Dibujo de Carol Smith)

“En el plano científico podemos observar que en Montel Albán hay varias cámaras, en uno de los templos, en donde aparece el sol dos veces al año, exactamente durante el cenit. Se trata de un homenaje a Cochiyu que es el dios de la lluvia. Otro elemento importante a destacar es que cada una de las ocho construcciones que se encuentran en todo el complejo arquitectónico, están dedicadas a diferentes aspectos culturales. Así, por ejemplo, existe la pirámide dedicada a los guerreros, otra a los nobles, otra más a los sabios, y así sucesivamente. También existía un observatorio”. “En términos astronómicos —señala Macario— ellos observaban el cosmos a través del movimien­to de los diferentes cuerpos celestes, lo que les marcaba los ciclos agrícolas. Asimismo, tenían dos calendarios, uno civil y otro religioso. La base científica reside en los registros. Había escribanos que sólo se dedicaban a la obser­vación astrónomica y estaban obligados a reportar a los nobles sus observaciones. De ahí que llevaban una relación precisa de todo lo que veían en el firmamento. Estoy convencido que una de las mas grandes aportaciones de la cultura zapoteca se basa en el hecho de que, al poseer una religión panteista, es decir, que todos los elementos que los circundaban eran dioses, desde una piedra hasta el animal mas complejo, la cosmovisión de su mundo era de una gran riqueza. Así por ejemplo, había el Dios de la lujuria, el dios del sueño... lo que determina un pen­samiento filosófico mucho más complejo. Pongamos dos ejemplos con­cre­tos para que el lector me entienda bien. Leyendo detenidamente los textos de Fray Juan de Córdoba, encontré que, mientras que en la cultura europea, la homosexualidad es motivo de censura, de no aceptación y de desprecio, en la cultura zapoteca se considera a los homosexuales

Arriba: figura femenina Quechquetmitl Abajo: urna funeraria Fotos: Corbis


Procesión por la calle de Misioneros

El

Alfredo Roque Ramos

barrio de San Pablo, hoy incluído en La Merced, Centro Histórico, aún nos deja ver algunas tradiciones que tratan de perdurar al paso del tiempo. Hay una en particular, la de la representación de la pasión de la Semana Santa, que merece nuestra reseña por su tradición, preparación y esfuerzo de sus actores populares. Actuada por el Grupo Teatral Trinitario y La Parroquia de San Pablo Apóstol, el evento se organiza con mucha anticipación y toma las calles del barrio y la Plaza de La Aguilita o Juan José Baz, los días Domingo de Ramos, Jueves y Viernes Santo y la culminación con el Sábado de Gloria.


Durante casi veinte años este gru­po de actores no profesionales, han inte­ grado un compacto y dedicado núcleo que, a base de ganas y mucho trabajo han escenificado año tras año la representación de la pasión, que al principio fue una forma de evangelizar y unir al barrio, en una tradición que perdura hasta el día de hoy. El señor Mauro de los Santos, su esposa Maribel y sus familiares encabezan este singular grupo de actores. “Nosotros no pretendemos competir con otras representaciones de otros lados más grandes como la de Iztapalapa —señalan, sino ser reconocidos por los vecinos del rumbo. Que vean que con pocos recursos sacamos adelante este y otros eventos, como son; pastorelas en diciembre, festivales con motivo del día del niño y el día de las madres, así como funciones de lucha libre. ¡Que luego las autoridades se levantan el cuello como si ellas las organizaran!” señalan irónicamente, acostumbrados al poco apoyo oficial. “También vale aclarar, que por respeto al elenco de actores, el cual es muy numeroso así como los que organizan y trabajan para montar

Crucifixión en Plaza La Aguilita



desde los ensayos a la elaboración de la escenografía, lu­ces, sonido, mobiliario, logística, vigilancia, vestuario y la comida; no es posible mencionarlos a todos en este articulo, pero aquí entre nosotros, sabemos quienes somos ¿o no? De todos modos mis disculpas a los no nombrados”, indica Mauro. El anhelo de los integrantes de este elenco actoral formado por niños, jóvenes y adultos de ambos sexos, con un gran espíritu de participación y cooperación, es que cada año se realice este espectáculo y los vecinos les den el apoyo que se merecen y se contagien con el entusiasmo de sus componentes. Este año, en particular, la celebración de la semana santa por el Grupo Teatral Trinitario se escenificó de una forma por demás digna. Luego de largos y esforzados ensayos, por fin llegó la fecha de inicio de la representación. El Domingo de Ramos en punto de las diez horas, salió de Plaza La Aguilita la Procesión de las Palmas por las calles de Misioneros, Puente de Santo Tomás, Uruguay, Las Cruces, San Pablo, Jesús María, Fray Servando Teresa de Mier, Roldán y La Parroquia de

San Pablo Apóstol, donde se llevó a cabo la bendición de las Palmas luego de la misa solemne. El día jueves por la tarde noche, en la Plaza de la Aguilita, lugar que es usado como escenario para la representación en tres foros, representando los cuadros de la Última cena, la Traición de Judas, la Oración del huerto y la Aprensión de Jesús. Todo cobijado por un público, aguantador del clima un poco frío, que no bajó el entusiasmo de los actores y espectadores. Ya el viernes santo, en el mismo lugar se representó: el Juicio de Pilatos, la Flagelación y Pena de Muerte de Jesús. Al filo de las diez de la mañana, partió el Viacrucis Viviente, haciendo el mismo recorrido de la procesión del domingo anterior, cubriendo las quince estaciones que marca la Vía Dolorosa. Luego de recorrer las calles del barrio bajo los calcinantes rayos solares, se llegó a la Plaza de la Aguilita donde se representó en vivo la pasión y crucifixión del Señor, su muerte y el descendimiento de la cruz. Al cabo se dió por terminado el evento y se recibió el caluroso reconocimiento del público espectador y participante, con ese calor humano

Vía Crucis por San Pablo


que sólo el habitante de esta zona sabe dar de corazón. Luego de soportar la presión, los nervios y el calor primaveral, los acto­res dieron rienda suelta a su festejo, entre la algarabía y el bullicio de quien se siente satisfecho por su trabajo finalmente recompensado por la comunidad, vecinos y amigos. Compartimos la sal y el pan, o sea un taquito de arroz con romeritos, papas, nopalitos y su respectiva torta de camarón, por supuesto con su “molito” respectivo y una gran agua de jamaica para bajar el manjar de Semana Santa, en un ambiente de franca camadería y fraternidad. Por la noche, con la Procesión del Silencio, se realizó el mismo reco­ rrido pero a la inversa. El Sábado de Gloria, en la parroquia la solemne Vigilia Pascua tuvieron lugar La Bendición del Fuego Nuevo y la Fiesta de la Resurrección de Nuestro Señor. No queda sino reconocer la participación del Grupo Teatral Trinitario, a algunos miembros de la Parroquia de San Pablo Apóstol, al público formado por vecinos del barrio y sobre todo, al entusiasmo mostrado por to­dos, que se despidieron esperando la fiesta de San Pablo en el mes de junio.

Al hablar de la calle, la iglesia y el entorno de San Pablo, ahora incluí­dos en el barrio de La Merced, dentro del Centro Histórico, no podemos sustraer a la memoria el rico pasado que encierra en sus calles y en sus tradiciones, basta saber que, desde la fundación de la Gran Tenochtitlan, ha figurado como un bastión para la historia. Francisco Javier Clavijero, en la Historia Antigua de México, menciona sus antecedentes prehispánicos en la división de Tenochtitlan, de la siguiente manera: “Así pasaron los mexicanos los trece primeros años dando la forma que podían a la población y esforzándose por remediar la miseria con trabajo, hasta aquí se había mantenido la tribu a pesar del desafecto que reinaba en aquellos dos partidos que se hicieron en el tiempo de la peregrinación. La emulación que había pasado de padres a hijos, vino finalmente a reventar en el año 1338. Uno de los partidos, impaciente ya de sufrir al otro, resolvió para siempre, pero no pudiendo, por la situación en que se hallaban las cosas, alejarse tanto cuanto su odio lo sugería, se retiró a otro islote al norte y no muy distante de Tenochtitlan, al cual, por un montón de arena que en él hallaron llamaron Xautilolco, y después, por el terraplén que en él hicieron, le nombraron Tlaltelolco, que es el nombre que hasta hoy ha conservado. Los que ocuparon este pedazo tierra que después se unió a Tenochtitlan, se nombraron en adelante Tlaltelolcas, y los que quedaron en el primer sitio, Tenochcas, pero nosotros los nombra­remos mexicanos como los llaman simplemente los demás historiadores”. Antes o después de su división repartieron los mexicanos su ciudad en cuatro cuarteles señalando a cada uno su Dios protector. Esta división aún subsiste hasta hoy con los nombres de: Teopan ó Zoquiapan (en las aguas lodosas) se denominó después San Pablo, al sur oriente; Atzacoalco (donde queda la compuerta del agua) denominado en la colonia San Sebastián, al nor oriente, Mototlán (lugar de los moscos) fue llamado San Juan, al sur poniente y Cuecopan (donde las flores abren sus corolas) rebautizado Santa María, al nor poniente. Este esquema urbano de distribución alrededor de una plaza central donde estaban los templos principales se reproducía a su ves en las parcialidades , ya que cada una tenía su propio centro ceremonial ,de menores proporciones que el primero . El acta de cabildo de la Ciudad de México del 11 de mayo de 1526, dice lo siguiente : “Se iniciaron verdaderos fraccionamientos, barrios se decía entonces, para contener la creciente población, al asentarse la Ciudad, los indios quedaron ‘en torno a la traza’ en cuatro barrios principales; San Pablo Teopan, San Sebastián Atzacoalco, San Juan Moyotla y Santa María Tlaqueochiucan”. San Pablo, al sur oriente de la ciudad tiene pues, esas raíces de asentamientos desde el fin de la peregrinación Mexica y luego la fundación de la ciudad de México por los españoles, Es un lugar que por su historia merece ser conocido por todos los habitantes de esta, nuestra muy noble ciudad, antiguamente llamada de los palacios.


Foto:Sandino Jaramillo

Augusto Flores

El

proyecto Pulque en La Merced, del que surgió la exposición que se presentó en Casa Talavera en enero pasado, nació a partir de la inquietud de aprovechar el entorno del Cen­ tro Histórico. Se consideraron va­rias alternativas, y, al final, la que mas persistió, fue la de fotografiar las pulquerías que aún quedan por esta zona. Como profesor pretendí que este proyecto repre­sentara para el alumno, un reto en dife­ rentes sentidos, sobre todo en investigación territorial y social. Se tuvieron que evaluar los horarios de más concurren­cia, hubo que relacionarse personalmente con el entorno y física­ mente con los asistentes, para poder tener perspectivas de donde partir y decidir qué puntos tocar o reinterpretar.




Las fotografías presentadas, son un gran es­ fuerzo de los alumnos, ya que en su mayoría, fue su primer proyecto fotográfico de este tipo; digamos que inten­tamos realizar un foto-ensa­ yo, tirándole a docu­mental. La técnica de pre­ sentación fue, primero, conseguir un instante peculiar, después, intervenir artísticamente la fotografía, agregando algunos elementos o quitando otros. Como parte complementaria, viramos algunos trabajos al sepia para darle un poco de más sazón. El resultado está a la vista, la mirada de es­ tos jóvenes es muy fresca y para mí es buena, estamos concientes de que aún su forma de ob­ servar es tímida, pero nos encontramos en un proceso de crecimiento técnico y creativo. Foto: Blanca Camacho Ríos Foto: Evangelina Santos

Al principio teníamos la percepción de que sería muy difícil fotografiar este entor­no y que la gente sería muy re­ nuente a participar, afortunadamente, fue todo lo contrario. Los parroquianos se prestaron a posar para nosotros, nos platicaron sus anécdotas y hasta sugirie­ ron algunos lugares. Nos enteramos que en La Merced, las pulquerías más conocidas son dos: la de Manzanares y Colorado 60, también existen algunas otras muy pequeñas y, lamentablemente, hubo otras que fueron clausuradas. Más hacia el centro de la ciudad, por la calle de Me­sones, nos topa­ mos con La Risa, pulquería frecuentada en gran mayoría por jóvenes de todos los sabores y colores, de la cual salieron muy buenas fo­tos y también amistades. Más adelante, por esta misma calle y pa­ sando el Eje Central, se encuentra Las Duelitas, que es otra pulquería, más para señores, pero también para uno que otro chaval amante del curado de ostión, la especialidad del lugar.


Por Miguel Vega Silva (Alumno de Comunicación, San Lorenzo Tezonco, UACM) Foto: Augusto Flores

Foto: Sandino Jaramillo

En un día de otoño, de hace casi 30 años, por ahí del mes de noviembre, me dedicaba a la reparación de aparatos electrónicos; aún recuerdo que fui a la Villa con­seguir refacciones, acabadas de hacer las compras, mis intestinos rebumbaban como un par de leones pelando por una hembra y tuve la necesidad urgente de ir al sanitario. Mientras buscaba un lugar adecuado para realizar dicha actividad fisiológica, empecé a sentir los estragos de apretar las entrañas : los calofríos, el sudor frío, em­ pezaba a ponerme tenso, no tuve más opción que buscar un lugar más o menos de­ cente y adecuado. No muy lejos vi una “pulquería” , avancé hacia ella con la calma que el asunto merecía; en esa caminata vi con atención el nombre “La canica azul” (por cierto se me quedó grabado para toda la vida). Entrando, me dirigí al escusado y ¡Qué gran alivio!... antes de terminar de cagar (como vulgarmente se dice), leí con calma un anuncio clásico de los baños:

10

“Triste me siento a pensar, tan caro que sale el sustento y donde lo vengo a tirar”


Carlos Ortiz Guzmán Foto: Augusto Flores

Cuando terminé con la lectura de ese anuncio tan curioso, escuché una voz aguardentosa, que dijo con una melodía tepiteña: “nadie sale de aquí, hasta que nos acabemos una barrica.” Me impactó demasiado, por lo que saqué los ojos por encima de la puerta y entonces supe quién era, por los gritos eufóricos que vitoreaban en unísono ¡viva el “Púas”! Era el grande —aunque caído en desgracia— Púas Olivares y su orden se hizo efectiva. Dicho y hecho; corrió el pulque a diestra y siniestra. Aún en el baño, procuré tranquilizarme; me lavé muy bien las manos, mientras me preguntaba ¿ahora cómo le hago, si ni tomo? Foto: Augusto Flores

Como último recurso me acerqué a la barra donde estaba una botana hecha a base de chicharrón prensado, lechuga, jitomate, aguacate, cilantro y jugo de limón. Para despistar, decidí entrarle duro y macizo a la botana, inclusive se me olvidó el malestar estomacal que me agobiaba. Cuando me disponía a darle una mordida espectacular a mi taco, una persona palmeó mi espalda y tuve una sensación de desencanto y escalofríos. Volteé la cabeza lentamente par ver la cara maltratada de un boxeador golpeado por la vida, que de inmediato, me preguntó ¿qué pasó maestro. dónde está tu caldo de oso? Creo me ru­ boricé un poco, pero no se notó porque soy moreno. El trance era duro. No podía rechazar su convite, así que se me ocurrió inventar algo. Intuí, que como buen tepiteño, el Púas debía ser muy devoto de la virgen de Guadalupe, así que le dije que había jurado no tomar en la Villa y que sólo había en­ trado por un cuate. A mi fiero interlocutor no le quedó de otra más que decirme que él no se metía con la jefa y por supuesto me dio la autorización de salir, nada más le dije: Sale mi buen Púas, nos vemos, y con un buen apretón de manos terminó esta aventura.


Chamaco mambo

DERECHOS DE LOS NIÑOS POR

Hablan mucho de nuestros derechos... pero nadie nos preguntó qué queríamos los niños

Muchos niños y niñas hemos oído ha­

blar de los Derechos de los Niños, sin embargo ¿qué sabemos o comprendemos realmente acerca de nues­ tros derechos? y sobre todo ¿qué es lo que podemos vivir con o en contra de ellos? De vez en cuando, durante un perio­do de tres meses, en el taller De Pendón de Casa Tala­ vera, hemos hecho un ejercicio con eso. Los niños del taller partimos de lo que sabemos, de lo que creemos, pero tam­ bién de lo que nos gusta­ría o imagi­ namos que es justo. Los coordinadores del taller hicieron nada más un comen­tario: “Las co­ sas buenas deben ser derechos de todos” y, a partir de eso, todos los niños comenzamos a opinar lo que sigue. Algo que nos gustaría com­ partir con todos los niños que leen Mambo, para que, entre todos, poda­ mos decirles a los mayores cuáles son, realmente, nuestros derechos.

12

Coordinación: Francisco Hernández Zamora y Ricardo Juárez Miranda Realización: Niños del Taller EMMI de Casa Talavera y Grupo ConVocArte Documentación en Video: Edith Cariño Orozco Documentación fotográfica: Ricardo Juárez Miranda y Berenice Mondragón López

SOÑIN SOL ROP SOÑIN


Un niño de 7 años dijo: los derechos de los niños son: • Obedecer a los papás • Ayudar a las mamás • Respetar a los papás • Obedecer a los maestros • Portarse bien • Estudiar

s o ñ ni

p

derec

ho sd e

• Derecho

a inv ent • Derecho a a • la re r • A al m A tomar a i s pi n intar • gua rac mag •A p rta r o • e i in ó e p At gar • A que ar Al en n • te • A ju se r l o • a s ñ r e o m • D a b a r ayo un ere A nd abl ños • Resp i n s • o r l a a e r h st etar les u a e p cu gar A lul a lo e e p c ro sn o n iñ •N o ud

los niños • tar a a pear • A pega om n A gol rl e • a o a lo r o t l o s s o s z n a h r p e atos ita c sp u a q e •A ap er a l m a • A r • A a u D b e g a a ñ r d sp ás c arte i ar a v m ira c •A to o 00 A t 0 en r • 1 *• • A la educación s er a a t •A os u ña is c la m sa n l ie

s

iños n s o or l A r o b a r

s • A ver tele • A h ntile a c e infa r la a pegarles a ser recho t e l a o D s re he •A r• ten a e A r j r u g m ir uet b la opa • an • A re es er r ha o • A a ten A peinarse• s• A o eto • A cu Ac o ch o • i resp r d r er ar Al p • iños • Tene r er an • c A o on n mi j la es d te a qu po or r sp

lo

LOS NIÑOS

ás • Derecho a n n e r p ap o peg A te a o• • A ser libre • A es r l e sa recha crib der ir ea o de l •A a t d e i v n n e a r ot n ueve • A c os n ma ener un op re iñ t la v i c d o er rp oa s•A as A tener una familia s• • • • tad • a h ga A r A q ec lant ju ue libe te A t z es una n i a l e e b l c er e n s r idad ar Ser f D as p • A er o• l l • a H an or pi a ce ss m rb ee qu Después nos hicimos una pregunta: ¿Cuántos derechos de los niños y las niñas hay? Estas fueron algunas respuestas: • 10 derechos • 100 derechos • 3,000 derechos • 40 derechos

P.D. 1.- Al ejercicio en Plaza Aguilita asistieron las niñas y niños: Edson, Ray, Rebeca, Cocay, Soley, Balam, Jesús, Benjamín y Christofer. Estuvieron con nosotros 2 niños de la calle. Armaron tres piezas —llevaban su monita en la mano—. P.D. 2.-Al entregar la trascripción de la entrevista Delton comentó: ”Después de escuchar a los niños en la entrevista, voy a dejar de usar condón.”

SOL ED SOHCERED

13


14

En el taller de Arte Urbano de Casa Talavera, la maestra Paty Quijano puso como tema los derechos de los niños para que pintáramos lo que nos parecía. Creemos que los dibujos que hicimos hablan por sí solos. Envíanos también tus dibujos ycomentarios a: mambolamerced@ yahoo.com.mx


Polisemias urbanas MAVET

Las acciones llevadas a cabo en la vida cotidiana, en el barrio son parte de todo un ritual de supervivencia, que garantizan la satisfacción de las necesidades básicas como las que siguen:

Me llamo Sergio Jardines Rojo, pero me dicen Chiquilín. Vivo en el parque, en La Aguilita. Duermo en un colchón y cuando llueve mi mamá pone un hule. Siempre conocí a Casa Talavera porque queda cerquita de donde estoy. Allí, hace 6 años, entré al taller de Arte Urbano, con la maestra Paty. Me gusta porque te enseñan cosas; sobre todo, me gusta dibujar muñecos y sacar fotos. Ahora te voy a enseñar a construir este móvil, que es muy fácil y bonito. Sólo necesitas: • 3 hojas de plástico como las que se usan como pastas para engargolar (pueden ser transparentes o de colores). • Hilo delgado de coser. • Alambre delgado o varios “clips” para papeles • Pinturas de colores. • Brillantina de colores. Se hace así: • Se recortan las hojas de plástico con diferentes formas. • Se decoran a tu gusto, con motivos geométricos, animales, flores... • Se hacen pequeños hoyos en la parte superior. • •

Con los alambres se unen las hojas recortadas y pintadas. Al final pone un hilo y cuélgalo del techo de tu cuarto.

Boinas pa’ los calvos: Aplíquese para avisar la ida hacia algún lugar: “Ya vamonos Chito”. Respuesta: “boinas pá los calvos”. De a solapa: Indica la individualidad de algo o al­guien:”Cuando te fuiste, me quede de a solapa”. Achícalar: Cuando se golpea en bola a alguien y además, se obtuvo la victoria: “Ayer fuimos a achicalar al Beto porque se tiró a la carnala del Churro”. Echar los perros: Perseguir los favores de él o ella (según sea el caso): “Le estoy echando los perros a tu carnala”. Apuñalar al oso: Obtener los favores arriba mencionados: “Vamos a apuñalar al oso en tu casa, muñeca”. Pesar la cruz: Llámese así a la consecuencia de la borrachera de la noche anterior: “Ya no aguanto la cruz, el baile de ayer estuvo bien chido”. Aguantarse a las carnes: Sirve para calmar las ansias de una persona desesperada, o para esperar a lo que en lo futuro será mejor que lo de en ese momento: “Vamonos que ya es tarde y va a empezar la película. Respuesta: “Aguántate a las carnes”. Inflar: Por cuestiones de física, al a sacar el líquido de una botella entra el aire. Beber, generalmente cerveza: “Después de la cascarita, hay que inflar ¿no?”. Mover el bigote: Acción de ingerir alimentos: “Ya son las tres, ya es hora de mover el bigote.” Corretear la chuleta: Ocupación realizada para obtener el sustento diario: “¿Qué vas a hacer mañana en la mañana? Respuesta: “Voy a corretear la chuleta desde las ocho”. Gracias a todas las personas involucradas en darle significado a este parloteo. Sigan enviando sus comentarios, mentadas o ñeradas a: mavet_one@yahoo.com.mx


“M

Mariano Andrade

De padre estadounidense y madre catalana,

i e st i l o m s e

i vo z

Betsy nació en el mundo gabacho, “donde el blues es como los corridos en México”. Ya adolescente, en nuestro país, comenzó a escuchar a Bob Dylan, Johnny Mitchel, Joan Baez, los Beatles y los Stones, Janis Joplin, Jimmy Hendrix... Se hizo trovadora y rockera, aunque confiesa que todo siempre le salió siempre con sabor a blues. Ahora que, de forma retadora, declara “52 años, muy bien vividos” y que, musicalmente, ha transitado los más diversos caminos —desde Lucha Reyes hasta Agustín Lara, a quien aprendió a admirar casi a la fuerza— Betsy dice que “lleva el blues en el alma”, cosa nada fácil, si, como ella, se asocia su fuerza y su cadencia “a la insatisfacción”. Esta entrevista fue realizada unos días antes de su presentación en Casa Talavera. En ella tenemos pinceladas en todos los tonos, pero como en la voz de Betsy, todo parece levemente virado hacia el blues, que con su ácido humor, su apasionada soledad y su encallecida tristeza va tiñendo gestos, anécdotas, frases...

16


Entrevista

–Tardé cantando como 10 años, para por fin, entrar de lleno en el blues. Al principio, hacía como una fusión de raíces, con mi guitarra. En esos primeros ensayos, creo que podían oírse, mezcladas: la canción catalana, la trova cubana, canciones latinoamerica­ nas, influencias de Bob Dylan y Johnny Mitchel... Mi repertorio era una ensalada, porque me resultaba importante incluír todo lo que sentía que yo era. Así fue hasta que en el 83, cuando ya llevaba años cantando, estudiando y tenía más idea de qué onda conmigo, armé una banda de blues, donde invité a José Cruz, Severo Viñas, Alejandro Cardona y a Carlos Tovar. Después llegó Fernando Ábrego para la batería, Dwight Carroll también tocó un rato con noso­ tros. Más tarde entró Pepe Iglesias, también parte de Real de 14. Con ellos tocamos unos tres años... –Aunque era tu banda, trabajabas como solista... –Sí, como yo escogía el material y sabía cómo quería que lo hiciéramos, figuraba como solista. –Pero ya no hacías rolas tuyas... –En esa época de blues ya no, pero antes había he­ cho, por ejemplo la musicalización de poetas catalanes... Más tarde decidimos que nos íbamos a separar de Real de 14 porque ellos querían tener su identidad, José quería cantar sus canciones... y no fue fácil encontrar otro grupo. –¿La repercusión de ese repertorio blusero fue muy buena desde un principio? –Sí, fue un momento muy importante para mi. Estaban las condiciones dadas y nos fue muy bien.

a

grande del pastel... Por ejemplo, separarme de Real de 14 me obligó a buscar otros sonidos, otras canciones, otra banda. Algunos de esos encuentros fueron afortunados, otros no tanto... pero así es esto. También trabajé con poetas y para mi fue muy grato hacer ese trabajo, donde se hablaba de cosas muy bluseras sin estar en el blues. –También con Guillermo Briseño... –Con él hicimos blues con piano y voz, una época muy padre. Los momentos de crisis te ponen a inventarte otras cosas y eso es la vida. Después de eso me invitaron a hacer la voz de Lucha Reyes, la gran cantante mexicana, en una película... Yo les dije que estaban completamente locos, pero insistieron en probarme y acepté. Me sentí re-bien, pero fue todo un ejercicio para agarrar otro fee­ ling... canté: La Tequilera, Por un amor, Los Tarzanes...Eso fue como una puerta hacia la música mexicana a la que, sintiéndome mexicana, no sabía cómo abordar. Más adelante se hizo un disco que acompañó la película La Reina de la Noche y de allí dije, bueno, entonces voy a cantar canciones que quiero cantar del repertorio mexicano, con piano y cello. De allí salió “El efecto Tequila” que ha sido el disco que más ha vendido. –Una cosa te va llevando a otra... –Pues sí, no puedo encerrarme en un sólo género. Pero creo que mi estilo, más que un género, ha sido mi voz. –¿Y cómo caracterizas tu voz? –No sé (risas...) eso es difícil...Creo que la voz es de los instrumentos más difíciles. Y no estoy hablando de lo técnico, aunque lo técnico es muy importante y llevo muchos años entrenando y estudiando. Pero, aunque estudies toda la vida y tengas la voz más colocada y sepas todas las áreas de la ópera, eso no te hace un cantante. La voz es un instrumento en el que, el matiz, el sentimiento, la personalidad, el carácter, es difícil. Hay gente que tiene una voz bellísima y no te dice nada. Hay gente que tiene una voz rasposa y chiquitita y dicen todo con tres notas. En mi caso no sé, mi voz ha tenido muchos cambios, que también me han exigido esa parte inventiva... pero finalmente es una voz que está cercana al alma, que tiene su propio territorio, que tiene que ver con las raíces, con las influencias musicales, con la manera de jugar con el blues o con lo mexicano o con los juegos que tú vas encontrando, como tu propia enciclopedia.

Betsy Pecanins

El efecto Tequila –¿Qué significa generar tu identidad en una tradición musical tan fuerte como el blues, que, además, proviene de otro país? –Yo asumo que soy una cantante mexicana. No voy por el mundo como gringa. Realmente, mi trabajo lo he hecho aquí. –¿Y cómo sientes esto de insertarte en un género que no es de origen mexicano? –Es un poco la historia de mi vida. También estoy insertada en el movimiento cultural mexicano sin ser mexicana. Aunque yo, a esta altura de mi vida, me siento más de aquí que otra cosa, porque he vivido la mayor parte de mi vida aquí.También siento que no he sido sólo una blusera, aunque el blues conforme la parte más

17


Con el alma en el blues –El canto es también orgánico, tiene que ver con el cuerpo. Todo lo que afecta, afecta tu voz y por ese lado ¿no crees que también tiene que ver mucho con lo femenino? ¿Crees que pueda hacerse esa relación entre blues, voz y mujer? –El blues es muy mujer o muy hombre. Es de los cantos más sexistas que hay. Siempre está la sexualidad presente. Pero también están el dolor y el sentido del humor. Por esa parte sexual, obviamente, las mujeres lo sentimos de una manera y los hombres de otra. Las ganas son las ganas... pero el blues tiene mucho que ver con la insatisfacción. Blues que hablen del amor pleno, maravilloso, hay pocos. Porque el blues parte de la tristeza, y creo que en el terreno amoroso se puede hablar de muchas cosas. Se puede hablar de la carencia, del racismo, de la depresión o de la falta de dinero o de la represión... Hay muchas lecturas en el blues, pero el dolor siempre está presente... –Aunque hay veces que se coto­ rrea con el mismo dolor... como cuando dice baby, its cold outside (hace frío afuera). –Sí, let me inside, déjame entrar ¿no? (risas), claro, pero eso para mi tiene que ver con la dignidad humana. Puedes hablar de las peores cosas, pero si tienes la capacidad de reírte y

decirlas con sentido del humor, eso te dignifica. –¿Podría ser que eso es lo univer­ sal en lo que haces? ¿Por eso puedes andar en distintos rumbos y conven­ cer a sensibilidades muy diferentes? –Espero ¿no? Por ejemplo con Efecto Tequila y sus canciones mexicanas bluseadas, pudimos salir a Euro­pa y a Estados Unidos, con mucho éxito. No era una mera versión folclórica, sino un trabajo muy sofisticado. –¿Y te has encontrado con gente que te dice que desnaturalizas lo que cantas? –Ah claro. Mucha gente también te critica porque cantas así La Chancla, que te estás metiendo con la patria. También hay bluseros que son muy ortodoxos, puristas, y se ofenden. Eso lo he visto más fuera de Estados Unidos. Pero a mi me parece que puedes fusionar cumbia, salsa y blues... o tocar todo eso con cello. La verdad es que opiniones siempre va a haber. Pero tú sabes lo que haces. –¿En ese sentido tu proyectas o, como decía Picasso, más que buscar, encuentras? –Sí estoy de acuerdo con eso. De más joven tenía más metas, pero finalmente te vas dando cuenta de que lo interesante, más que la meta, es el camino que haces para llegar a ella. Y allí ocurren cosas interesantes, como

eso de que te inviten a hacer la voz de Lucha Reyes. Allí se te abren puertas. Por ejemplo, hace años recuerdo que no me gustaba Agustín Lara, se me hacía cursi, meloso y antirromántico. Por lo menos a mi, me cantan algo así y me apagan toditas mis ganas. Pero en el 2002 me invitaron a parti­cipar en el Festival Agus­tín Lara y entonces me dije: antes de decir que no, voy a ver. Me puse a escuchar y la verdad, descubrí que algunas canciones me encantaron. Entonces...”nunca digas nunca”. –¿Qué es lo último que has gra­ bado? –Un disco que se llama “El blues en el alma”. Es como recono­cer que el blues está en mi, siempre. No puedo cantar una canción que no tenga algo puesto allí. Imposible para mi alejarme del blues. Entonces, después de haber cantado de todo, regreso al blues tradicional. En algunas canciones me permito pequeños tramos en español. Eso no es nada fácil. Pensé especialmente en Rafa Mendoza, en su manera de decir las cosas... De decir, por ejemplo: Te dejé entrar en mi nido. Te maté el hambre y la sed. Fuiste muy bien atendido. Y Ya no me quieres ver...Me siento triste, lo que tengo se me va. Estoy en medio de la calle y el viento huele a tempestad. ¿Suena a blues no? Bueno, eso es lo que importa.

Presentación de Betsy en Talavera. Foto: Leonardo Hernández

18


d e c r e M a L n e y s Bet

Creo al blues. alavera? T to a u s ib a C tr ra omo un antar en difícil pa hagan c ido muy ación a c s it lo a v s e H in lo u . q o la e d did ito pareció compren r ejemplo muy bon in o e p e c , o re –¿Qué te ia ra d a c a a p n e lgo releg A difere levada, p antó. M género a a, más e su arte. n d –Me enc r a u a tel. c ll o ti o s id rr s fi a o ás s de un ho es ha e des y m lu d b b n a b l o ic e lo s d l e ú s e u e q r foro do una m de algo, e le tien ros tene s, pues s guración considera e u s lu a e b los bluse in z e z la d ja l s, . pero no , pues e festivale jazzistas de jazz.. lugares: o y p a h s, para ru g re iemp Entonce r a un a r. it ti v n in e s ” la cual s sido hé de .. Yo he da fácil cho “cac ásico... a .. u b s n s m ta s á a e e p m n o , s n Tie stico s van la e podido ar, pero o más rú car, se le il de toc s y me h to c to e fá x d y como alg n te u ó n d o s bluc en será m en otros to para lo que tien ri s é e ía El blues lu d m l b n e l e , ra r g ros o Real ue es un o maneja os bluse ro. Com q id m e o d n is d o é m n p g e s l e ti e lo en eh oco en yo tamp a, porqu z propia lico. Pero d o o b ia v ú m g p a o e n s c il á u v , s pri con m arrollado u trabajo ortodoxo lgo más, aber des cial de s No son h n . k ta n c s ié mover a u ro b s l m an terte ne rsistir y ta luseros h a una pa un pie e b n rm s e n lo fo e s s ti seros pe e o hace tod llos l blu ajo. No a fundó unque e er que e b a m c a s , o tr e 4 n d 1 o u e s c L e d n te que re e García propia e tivamen ero hay ene rela que Jorg una voz ti r je a a a ro lo soy, p ll tr e r o n e p F o n , c te da po dido en ifícil man lo el gru n mi ban d p e y m o u je ig m e y han po jo m a r a n o lt e un trab , toca co po. Resu suerte. P nto, exig a un gru n blusero nido esa ta ta ra c g lo fe r n a o u p so . Él es stante y, tocar y e 25 años bajo con ades de a id tr n e u n rt e o ti pocas op ogéneo. nte si no ido hom ad de ge n d o s ti n n a u c una r a tener rte llega muy fue

osición p s i d u t a e Ponemos mpleta d o c n ó i c c la cole eros de m ú n s o l todos ”

rcedr) e M a L o eade “Mamb crobat R ión pdf A

(En vers

a grati

Solicítal

2 7834.

ono 552 s al teléf

cd (Trae tu

)

grabable

lón:

...y de pi

n la

os tambié

m Te regala

2005 a r e v a l a e Casa T )

tivo ia d “Memor (Programa interac

19


M

ís

er

ce

d

s : a s o l bo rcad s e a L m de

ducto rar ese pro o b la e e d ños e treinta a compras, Con más d n nuestras e a ñ a p m o que nos ac s platica havero no C z e d n á Raúl Fern rcado, lsas de me o b s la e d el origen prima, la materia e d n ió c de elabora rísticas el proceso las caracte e rl a d ra a ,p confección su corte y ieren, ue se requ q s o ñ a m y los ta delos lgunos mo a n e s a s es impre no las imágen cto mexica u d ro p te s to que e y el impac jero. n el extran e o id n te ha

20

ar

a l P de a

Alejandro Semo


Todo comenzó en un pequeño zaguán en la calle de Roldán número 84, hace veintidós años, cuando Raúl decide poner su propio negocio. Una mercancía –nos dice Raúl– de una gran nobleza, pues es muy económico y muy resistente, lo que le otorga una gran ventaja sobre otros productos similares, como las telas de los costales de azúcar o harina que después se reutilizan como bolsas. Hace cincuenta años, fue un ingeniero llamado Wesstinger, el que concibió el concepto de la bolsa. En aquellos años los modelos eran rústicos y más sencillos, no incluían cuadros o rayas, como hoy en día los conocemos. Pero no fue sino hasta finales de los sesenta, cuando el señor Roberto Muñoz, un empresario con mucha visión, introduce innovaciones en los diseños e impulsa la producción en serie de la tela.

De lo industrial a lo artesanal El hilo plástico denominado mono filamento, se monta en una especie de canasta grande que se llama urdidor, ahí, lo cosen o urden, como se le suele denominar, y le dan los colores y los diseños. Se bajan a carretes muy grandes donde se montan y comienza el proceso de tejido. Estamos hablando de rodillos que soportan entre 80 a 120 kilos de tela. A nosotros nos llegan los rollos y comenzamos nuestra labor artesanal. Según los pedidos que tengamos, hacemos los cortes con la máquina, cosemos y remachamos. En el caso de las bolsas que llevan un elemento impreso, se trata de una máquina offset especial por el tipo de tela que es plástica. Con esa máquina se pueden llegar a imprimir hasta 5 mil bolsas en un lapso de ocho horas.

Un recuerdo de París El pequeño establecimiento de Raúl es visitado continuamente por holandeses, alemanes, franceses, españoles, americanos y centroa­ mericanos; los clientes llegan desde los más lejanos lugares del mundo para comprarle a él directamente la mercancía y llevársela para su venta. “Se trata —nos comenta Raúl— de un producto innovador en el extranjero, que es apreciado por su colorido, el cual siempre esta asociado a nuestra cultura. A la gente de afuera les llama más la atención las bolsas que vienen con imágenes impresas como la de Frida Kahlo, la Virgen de Guadalupe o el famoso cuadro de Diego Rivera “Los tulipanes”, de ahí que estamos buscando innovar con nuevas imágenes como los volcanes. Por otra parte, hace un tiempo iniciamos bolsas con bordados en lentejuela, un producto que lleva más trabajo artesanal, pero que es más apreciado por ellos. Tengo varias fotos en donde se ven colgadas las bolsas en un mercado externo y en segundo plano se ve la Torre Eiffel. “Para mi, esas imágenes reflejan años de trabajo y mucha constancia, aquí en La Merced y son tan emblemáticas de nuestra cultura, como lo son los rebozos, los sombreros o cualquier objeto arte­ sanal. Un producto que hasta la fecha todavía no es producido en ningún país oriental y ojalá así se mantenga”, concluye Raúl.

21


Casa Talavera septiembre.06

agosto.06

Cine-Club, todos los miércoles, 16:00 hrs.

Cine-Club, todos los miércoles, 16:00 hrs. Viernes 4, 19:00 hrs. Galería de Casa Talavera Inauguración de la exposición de Beatriz Zamora “El Negro” El amor de la Memoria Sábado 26, 13:00 hrs. Inauguración de la exposición de pintura de Bernardo González “Lo Sagrado y Lo Profano” Alvaro Zardoni y Josefina Jordan Viernes 25, 17:00 hrs. Presentación del grupo de teatro El Planetario, con la obra “El Champagne de las drogas” de Carlos Mendez Rosales

Fe de erratas: Por un descuido del editor, en el número 8 de esta publicación se omitió el nombre del doctor Jesús María Serna Moreno (UNAM – CECYDEL), autor del artículo titulado “Afroamérica y la negritud en México”

m b a ac ¡Vuelven los estimulantes

tiempos del trueque! Te invitamos a utilizar en forma totalmente gratuita esta sección de “cambalaches” para ofrecer y solicitar intercambios de bienes o servicios.

22

lache

Viernes 8, 18:00 hrs. Galería de Casa Talavera Exposición homenaje a José Hernández Delgadillo “Tres Momentos” 5 al 7 de septiembre, 16:00 hrs. Tercer Festival de Performance Conferencias, video performance, acciones 19 al 22 de septiembre, 17:00 hrs. Segundo encuentro por la Ciudad: “Utopías Urbanas” Conferencias, debate y proyecciones en torno a la ciudad, la urbanidad y su arquitectura. Cierre del evento con el grupo de Son Jarocho “La Molienda”, viernes 22, 18:30 hrs.

Responsables de la edición Mariano Andrade y Alejandro Semo Responsable de Casa Talavera Emma Messeguer Diseño Gráfico - Alejandra Galicia Viñetas - Paola Cabrera Logística y difusión Nadia García, Joaquín Aguilar Maricela Iñíguez

directorio

Consejo asesor Ing. José Luis Arteaga Daniel Manrique Javier Roca Jorge González Torres Antonio Ruíz José Bustamante Luis Damián Ruiz Fernando Monroy Paulín Jorge Sahagún Alberta Hernández Arrieta Dora Alicia Norma Moreno Lara Fernando Roa López

• Vendo o permuto cámara fotográfica Nikon fm manual V: 1 a V: 1/1000, con lente 50mm f:18. Buen estado. Tel: 5736 6547 ó 04455 2314 7772 • Cambio Leroy para hacer planos o dibujo técnico semi nuevo, acepto propuestas tel: 5034 6316 con Fernando Reyna • Cambio auto estereo sony xplood 2003 nuevo con casette, cd, mp3, entrada para pantalla de plasma, etc. por televisión de pantalla plana. 5863 7106 Envíanos tu oferta en un texto corto (no más de tres líneas) a: mambolamerced@yahoo.com.mx


9

Las bols

er m l e d s a

ca

d o (

p

ág .2

0)

Pr o ce ll s i o nes en las ca

a aver uina l a T Casa . 20 esq r, do úm era n e El Salva v a l a T d o, blica Repú ol. Centr 22 7834 C 5 3y5 6 9 9 : 542 ónico com.mx r t tel. 5 c e l o. oe corre ed@yaho merc

L

a

M

iñ os (

de es

pá g.

m

12)

ola amb

er ced (pá

g . 5)

e d os h c e r e D

arevalaT asaC ed lartsemirT atecaG atiutarg nóicubirtsiD .6002 ERBMEITPES-OILUJ

n s lo


Mambo la Merced Nr.9