Issuu on Google+

Editado y Publicado por CIELO MILENA DOMINGUEZ JUDIT BARRETO DIANA PATRICIA ZAPATA Ibagué 2016


Cada día, se hace necesario proporcionar conocimientos, desarrollar habilidades y actitudes que preparen a los alumnos para asumir de manera consciente las tareas de la participación social, facilitando la flexibilidad para adaptarse a un mundo en permanente transformación, que garantice la atención a las necesidades de diferentes grupos en diversos espacios y situaciones, que sean incluyentes, es decir, una educación que propicie la equidad, independientemente del medio en que se viva.

El objetivo final es transformar al alumno de pasivo acrítico, creativo de modo que, se haga consciente de su situación social, esto se puede lograr a través de la labor del docente durante la práctica pedagógica y con la participación del alumno .


El maestro es solamente un guía o auxiliar del estudiante y lo conduce a la información, a la auto disciplina o auto gobierno. Se basa en el proceso de aprendizaje significativo de análisis y comprensión para aprender a aprender; de los demás, por ensayo y error y por experiencia propia, en la escuela, familia y sociedad. La enseñanza debe ser un pro ceso activo, ya que el conocimiento se constituye desde adentro, donde haya un desarrollo pleno de la personal idad del estudiante; además debe establecerse la enseñanza de valores en el aula y una buena relación entre estudiante y maestro.

La pedagogía actual es toda orientación que dada en el momento oportuno, permite al alumno continuar progresando en su proceso de aprendizaje, y que utiliza todos los medios disponibles y nuevas estrategias que la t ecnología y la imaginación poseen para favorecer y orientar el proceso y hacernos partícipes de la evolución que la educación busca Tanto el docente como el alumno deberán auto educarse e investigar más, para estar siempre a la vanguardia en los nuevos conocimientos que día a día evolucionan.


El maestro debe descubrir las necesidades o el interés, una forma de desarrollar la imaginación, el espíritu de Iniciati va, la creatividad y los objetos que son capaces de satisfacer al estudiante, ya que el interés debe ser el punto de partida para la educación. Indistintamente, cual fuera la práctica pedagógica de cada docente, el verdadero conocimiento no es el maestro ni la computadora, sino el estudiante que debe encontrar un importante rol en el proceso para que desee aprender.


La pizarra era antiguamente el medio por el cual los profesores se comunicaban visualmente con su alumnado. Hoy, a 200 años de su creación y en medio del nacimiento permanente de nuevos dispositivos tecnológicos, vale preguntarse ¿cuál ser el nuevo invento que potenciará la interacción docente – alumno en la educación?

Hoy los dispositivos móviles han dejado de ser objetos inalcanzables y están al alcance de la mano de cualquier individuo. Esta realidad está dando lugar a una revolución que repercute en el ámbito de la educación. Y, en este contexto, ni los docentes ni los alumnos pueden Los expertos aseguran que vivimos en la era de la quedarse al margen de los cambios. educación digital. Ésta, según asegura Andrés Núñez Álvarez, Doctor en Educación de Florida State University que cuenta con numerosos masters en su haber, refiere a la educación presencial y a distancia que usa las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) para adquirir competencias para aprender a aprender.


Por su parte, Antonio Rodríguez de las Heras, catedrático de Humanidades y director del Instituto de Cultura y Tecnología de la Universidad Carlos III, asegura que hasta ahora la educación venía a remolque de la tecnología pero hoy estamos ante un modelo distinto en el que los modelos están por delante de los avances.

En 2011, Javier Nadal, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, Javier Rodríguez Zapatero, director general de Google para España y Portugal, y Carlos Grau, director de Sector Público y Educación de Microsoft Ibérica S.L.R, señalaron que las TIC necesitaban dotar a los estudiantes en el aula de habilidades que les permitiesen insertarse en el mercado laboral.

Rodríguez Zapatero, por su parte, precisó, respecto a la educación y de cara a los próximos años, que "los jóvenes tienen que estar abiertos al cambio y, desde luego, es complicado que lo logren si se pliegan al modelo de una escuela que no ha variado desde la revolución industrial…”, según se publicó en el diario Elpais.com

Por lo mencionado, surge la necesidad de analizar la situación actual de la educación, ver si el aula está dotando a los alumnos de las herramientas necesarias para desarrollarse y si los profesores están haciendo lo correcto.


La idea de que el aprendizaje tiene que ocurrir necesariamente en un aula, es errónea, el aprendizaje se da durante las 24 horas del día, en cualquier edad y en cualquier momento. Hay que acelerar el aprendizaje a pesar del caos y la saturación de la información, con el aprendizaje en proyectos y solución de problemas. El estudiante visual en su mundo tan evidente (facebook, twitter) es: • Carente de interés por el estudio • Sin reglas precisas, ni estrategias o principios. • Solo montar imágenes y restaurarlas, como roturarlas.


Ibagué 2016

Editado y Publicado por CIELO MILENA DOMINGUEZ JUDIT BARRETO DIANA PATRICIA ZAPATA


Presente y futuro pedagogía